Issuu on Google+

qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfgh jklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvb nmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwer Psicopatología Infantil tyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzx cvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuio pasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghj klzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc Trabajo final 23/11/2013

Lidia Hernández


UNIVERSIDAD DEL VALLE DE GUATEMALA FACULTAD DE EDUCACIÓN CURSO: Introducción a la Psicopatología Infantil SEGUNDO CICLO 2013

Lidia Hernández Carné: 11549 Fecha: 23 de noviembre de 2013

2


Evolución histórica de la psicopatología__________________________________5 Lo normal y lo patológico _____________________________________________7 bases neuroanatomicas y neurofisiologicas del comportamiento______________9 Trastornos de la esfera oro-alimenticia __________________________________12 Trastornos de ansiedad______________________________________________16 Psicopatología de los procesos cognitivos _______________________________20 Psicopatología del lenguaje___________________________________________22 Psicopatología del sueño_____________________________________________25 Psicopatología esfinteriana____________________________________________28 Psicopatología de la conducta_________________________________________30 Epilogo___________________________________________________________33 Bibliografía _______________________________________________________33

3


La psicopatología es la disciplina que analiza las motivaciones y las particularidades de las enfermedades de carácter mental. Este estudio puede llevarse a cabo con varios enfoques o modelos, entre los cuales se encuentran el biomédico, al psicodinámico, al socio-biológico y al conductual. Las psicopatologías o trastornos psicopatológicos que se desarrollan durante la infancia, niñez o adolescencia de una persona se puede establecer que existen varias tipologías entre las que se encuentra el retraso mental, los trastornos de la comunicación (fonológicos, tartamudeo…), los trastornos generalizados del desarrollo, trastornos del aprendizaje, trastornos por tics o trastornos de la ingestión y de la conducta alimentaria. En el caso de los trastornos del desarrollo se puede destacar que dentro de dicha definición se incluyen aquellos que suponen que el individuo en cuestión sufra de una incapacitación a distintos niveles. Dentro de esta categoría destaca, por ejemplo, el trastorno autista que comienza en la infancia y que se traduce en una serie de incapacidades en lo que es el área psicológica y también en el conductual.

4


A lo largo de la historia de la psicopatología, el concepto mismo de enfermedad mental ha ido evolucionando en función del momento histórico y de las circunstancias culturales de cada sociedad. Tanto la conducta anormal como el modo en que debía ser tratada se han entendido de muy distintas formas desde la antigüedad hasta nuestros días. El mundo occidental antiguo Los filósofos de la antigua Grecia fueron los primeros en escribir sobre los enfoques psicológicos y orgánicos de las desviaciones. Los griegos se concentraron en el análisis racional del mundo natural. La conducta desequilibrada y psicótica se interpretaba como una forma de castigo para quienes ofendían a los dioses, la terapia se llevaba a cabo en un conjunto de templos dedicados a Esculapio el dios de la salud. Cada templo era con una estructura en forma de laberinto, la cual debía recorrer la persona con problemas mentales hasta llegar a su centro. Se decía que durante el proceso Esculapio se hacía cargo de sus sueños y los curaba. Hipócrates escribió sobre los ataques epilépticos y llego a la conclusión que eran provocados por un cerebro enfermo, también sobre la depresión, los estados de delirio, los temores irracionales y la histeria. Las técnicas terapéuticas eran: descanso, baño y dieta. La edad media San Agustín empleo la introspección o análisis de sus propios pensamientos, sentimientos y motivaciones para estudiar los procesos mentales como el conflicto entre el placer y la disciplina. La demonología y la superstición adquirieron una importancia renovada en la explicación de la psicopatología. A finales de la edad media se incrementó el anti intelectualismo y la 5


creencia en la magia y la brujería. Muchas personas creían fuertemente en el exorcismo, expulsión del diablo del cuerpo de una persona afectada de los malos espíritus. El renacimiento Johann Weyer hizo hincapié en el conflicto psicológico y las relaciones interpersonales desequilibradas como causas de los retrasos mentales. Insistió en que las brujas eran personas mentalmente perturbadas y no criaturas de satanás. Salvo a muchos morir en la hoguera. Fue el también quien describió lo que ahora se conoce como paranoia, epilepsia, psicosis, depresión y pesadillas recurrentes. Estableció que el tratamiento clínico debería orientarse a las necesidades de las personas perturbadas y no para seguir las reglas de instituciones religiosas. La edad de la razón y la ilustración En los siglos XVII y XVII los que analizaban la experiencia subjetiva y quienes trataban de identificar los defectos físicos, rechazaron la idea de que los demonio y las causas sobrenaturales provocaran la conducta anormal. En 1774 en Gran Bretaña se aprobó la primera ley que autorizaba los manicomios y regulo su admisión. William Cullen creía que la conducta neurótica era provocada por los defectos físicos del sistema nervioso. Trataba a sus pacientes con baños fríos, sangrías, inducción de vómito, dietas especiales, programas de ejercicio y fisioterapia. Empleaba severas restricciones y camisas de fuerza para controlar a los individuos violentos. El movimiento de la reforma Philippe Pinel fue un líder en la reforma de los hospitales mentales franceses, expreso gran simpatía por la condición de los dementes. Creía con firmeza que lo que necesitaban era cuidado humano y tratamiento. Estaba en contra de que las instituciones eran necesarias para proteger a la sociedad que para ayudar a los enfermos. Se realizó una investigación en los manicomios de Inglaterra y descubrieron que el tratamiento era brutal, los pacientes eran azotados, apaleados y encadenados además de los tratamientos de sangrado y vomito. A mediados del siglo XIX se iniciaron movimientos enérgicos para establecer asilos protectores y benignos para los enfermos mentales. Se trataba de rehabilitar mediante un horario fijo que apoyara sus hábitos regulares; un trato bondadoso, visita diaria del superintendente, algunos medicamentos, actividades físicas y mentales, ambiente tranquilo y agradable. Instalaciones para separar a los pacientes con distintos grados de trastornos. Conclusiones:  Se tuvieron tantas creencia sobre lo que sucedía con las personas que presentaban algún trastorno psicopatológico que por ignorancia eran maltratados e incluso hubieron varias muertes  Se debe estudiar y conocer con certeza el padecimiento de la persona para no diagnosticarla mal y cometer un error con ella que hasta pueda ser lamentable

6


Uno de los dilemas más grandes en psicología son rangos normales, ya que lo que puede ser normal para una cultura en específico puede ser anormal para otra. Quizás lo normal sea solamente un aspecto estadístico que hace diferente a cada cultura. Se califica de normal todo aquello que se encuentra en su medio natural. Lo que se toma como norma o regla, aquello que es regular y ordinario. Normal también es un término estadístico, que hace referencia al promedio aceptado. Salud (del latín "salus, -ūtis") es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de infecciones o enfermedades. La patología del griego, estudio (λογία, logía) del sufrimiento o daño (πάθος, mani;o pathos)— es la parte de la medicina encargada del estudio de las enfermedades en su más amplio sentido, es decir, como procesos o estados anormales de causas conocidas o desconocidas. No todo lo que es normal es sano y no todo lo que es anormal es patológico. Ejemplo: En un ámbito educativo en el que existe un niño superdotado, es claro, que este niño sea anormal, ya que entre 30 o 40 niños el es el único con un CI anormal. Sin embargo, para el niño es sano y puede ser más productivo que si los demás, pero si no se le brindará el aprendizaje adecuado es seguro que no rendirá de la manera adecuada de que toda la inteligencia y la energía que este niño posee debe ser canalizada mediante el aprendizaje, siendo caso no se llega a canalizar esta inteligencia y energía en el aprendizaje, el niño lo canalizará por medio de sus actitudes y su comportamiento en el ámbito educativo, por lo que este niño superdotado puede convertirse en el foco de atención de todos sus amigos, llamando la atención del educador y de todas las personas que lo rodean, aunque esto en realidad se vuelve patológico.

7


Conclusiones:  Lo normal va a ser normal dependiendo de cada cultura y contexto en donde se esté evaluando y llevando a cabo  Lo patológico son las anormalidades o procesos diferentes a los que usualmente estamos acostumbrados por causas conocidas o desconocidas.

8


La neuropsicología es una especialización de la Psicología. Estudia todas las funciones mentales superiores y los trastornos que se producen por el daño cerebral. ((También se puede definir como ciencia que estudia los trastornos de la actividad cerebral superior “apraxias, afasias memoria, atención” provocado por un gran daño cerebral adquirido sea de etiología vascular, traumática, tumoral, degenerativa o infecciosa)). ((Estudia la forma en que las estructuras y los procesos particulares del cerebro median el comportamiento, abarcando aspectos como los deseos y emociones y componentes cognitivos de la vida mental)). Atención-Negligencia Hace de ENTRADA en el SNC. Negligencia⋄ es cuando el sujeto no puede captar ningún estímulo (atención). Sensopercepcion-Agnosias Hace de ENTRADA en el SNC. Agnosia⋄ es cuando el sujeto falla en el reconocimiento del objeto. PROSOPAGNOSIA⋄ no reconoce los rostros familiares… Memoria-Amnesias Hace de ARCHIVO en el SNC. Amnesia⋄ es un fallo que se llama OLVIDO patológico de información importante. Hay dos tipos de amnesias: PSICOGENAS: son las producidas por daños psíquicos, y las ORGANICAS: son las producidas por golpes en el cerebro. Dentro de esta patología están las DEMENCIAS, donde podemos encontrar demencias CORTICALES, ALHZEIMER y SUBCORTICALES (donde se lesionan los núcleos grises)

9


También podemos encontrar la ANOMIA que es una patología donde el sujeto tiene la palabra en la punta de la lengua pero no puede decirla y se la olvida. El sistema nervioso está constituido por un órgano maestro: el cerebro y el conjunto de estructuras que le permiten llevar información y ejecutar acciones que son los nervios. El cerebro es un órgano que se ubica dentro de la cavidad craneal y está protegido por tres membranas: duramadre (que es fibrosa y se adhiere al cráneo) aracnoides (que lo cubre sin tensionarlo) y piamadre (membrana interior rica en vasos sanguíneos y linfáticos). Tiene un peso que oscila entre 1,250 kg y 1,300 kg siendo de mayor peso el cerebro masculino. Macroscópicamente se describe como una masa de tejido grisrosáceo. Su unidad anatómica y funcional es la neurona, de las que se estima existen 100 000 millones en el ser humano. También existen las llamadas células de soporte o células de la glía. El cerebro está irrigado por abundantes vasos sanguíneos y contiene órganos secretores. Funcionalmente, es el órgano maestro, controla todas las actividades para la supervivencia, las emociones y recibe e interpreta las señales del medio interno y externo. Anatómica y exteriormente el encéfalo aparece dividido en tres partes: cerebro, cerebelo y tronco cerebral. El cerebro embriológicamente se origina del prosencéfalo, del cual derivan a su vez al telencéfalo y al diencéfalo. El telencéfalo está formado por los hemisferios cerebrales que incluyen la corteza cerebral y los ganglios basales. Se considera que el peso del telencéfalo, corresponde al 85% del peso total de cerebro y gracias a su desarrollo y complejidad se expresa la evolución del humano. La conducta humana, a nivel del sistema nervioso central se traduce en la sinapsis. Siendo la sinapsis la relación funcional de contacto entre las terminaciones nerviosas. El ser humano percibe múltiples influencias del medio, mismas que son captadas como estímulos, y es el ambiente, la fuente importante de los mismos. Los estímulos, pueden dividirse en tres grupos básicos: visuales, auditivos y somatosensoriales. Los visuales se refieren a todas las impresiones captadas por el sentido de la vista. Los auditivos, a los estímulos sonóros. Y los estímulos somatosensoriales, son los que se perciben a través del sentido del tacto, o bien mediante las terminaciones nerviosas distribuidas en el organismo. La actuación de los neurotransmisores, se integra en circuitos neuronales. Así, los comportamientos son la manifestación de funciones cerebrales concretas. De las interrelaciones entre los neurotransmisores, resultan los distintos comportamientos humanos. Es decir, no existen acciones aisladas a nivel cerebral. Una conducta o una manifestación como el hecho de que alguien sonría, es el resultado de un conjunto de interrelaciones neurobioquímicas y neuroendocrino musculares matizadas por la experiencia y la socialización.

10


La recepción de señales por parte del cerebro da lugar al procesamiento cerebral de la información recibida, lo que origina una respuesta mental que se expresa mediante la manifestación de un comportamiento. Conclusiones:  Nuestros comportamientos actúan a través de conexiones neuronales y reacciones eléctricas  Muchas veces cuando nuestro sistema nervioso se encuentra afectado es cuando padecemos de alguna enfermedad o trastorno

11


Alrededor de la alimentación se estructura el eje de interacción más precoz entre madre e hijo, eje que constituirá el núcleo de referencia de diversos estadios posteriores del desarrollo. La importancia de los intercambios entre el niño y su entorno, en lo concerniente a la alimentación, no necesita ser demostrada; no obstante, la multiplicidad de factores que aquí intervienen dificulta el estudio de esta interacción. El recién nacido posee una dotación neurofisiológica especialmente bien desarrollada, desde el nacimiento, en el plano de la conducta de succión: el reflejo de orientación acompañado de la rotación de la cabeza, el reflejo de búsqueda y los reflejos de succión y de deglución (acompañados de las tentativas de prensión de los dedos) representan una unidad motriz inmediatamente funcional. No obstante, de ello no debe concluirse que todos los bebés tengan idéntico comportamiento frente a la alimentación. Las enfermeras de maternidad saben distinguir rápidamente, desde las primeras comidas, los «poco comedores» de «los glotones» La actitud de la madre es función, a la vez, de la conducta del recién nacido y de sus propios sentimientos frente a la oralidad, y también de su capacidad de aprendizaje o adaptación frente a situaciones nuevas ANOREXIA DEL SEGUNDO TRIMESTRE Sobreviene con frecuencia entre los 5 y los 8 meses. A veces, aparece progresivamente, otras súbitamente. En ocasiones, frente a un cambio de régimen alimenticio: destete (de ahí el término «anorexia del destete»), introducción de alimentos sólidos, etc. Clásicamente, se trata de un bebé vivaz, tónico, despierto, con manifiesta curiosidad ante su entorno y con un desarrollo avanzado. Muy pronto, el rechazo de alimento más o menos total produce una reacción de ansiedad en la madre. Surge entonces todo un conjunto de manipulaciones cuyo objetivo final es conseguir que el niño coma. Se intenta distraerlo, jugar, seducirlo, se espera que esté somnoliento o, por el contrario, se le sujeta, se le inmovilizan las manos, se intenta abrirle la boca por la fuerza, etc. Invariablemente, el niño sale victorioso del combate y la madre vencida y exhausta. Familiares y amigos administran sus consejos, la divergencia de los cuales no hace sino acrecentar la angustia materna. La anorexia es un factor aislado, el bebé sigue creciendo e incluso engordando. Es raro que dicha anorexia sea tan profunda que comporte la detención de la curva de peso y de estatura. Puede ir acompañada de estreñimiento. La viva apetencia por los líquidos compensa frecuentemente la anorexia hacia los sólidos. Finalmente, no es raro que dicha anorexia esté centrada en la relación con la madre y que el niño coma perfectamente con 12


cualquier otra persona (nodriza, puericultora de la guardería, abuela, etc.). La madre, entonces, experimenta esta conducta como un factor de rechazo centrado directamente sobre ella. Angustiada, contrariada ante la inminencia de las comidas, carece de la disponibilidad necesaria. En estas condiciones, la comida deja de significar para el niño la ingestión del alimento, sino más bien la absorción de la angustia materna (Dolto). Según la evolución, se distinguen dos formas: Anorexia simple: aparece como trastorno esencialmente reactivo (al destete, a una enfermedad intercurrente, a un cambio del ritmo de vida, etc.) pasajero, una conducta de rechazo unida habitualmente a una actitud de acoso por parte de la madre. El problema se resuelve rápidamente mediante un cambio en la conducta de ésta, una vez ha sido tranquilizada, o tras algunos acondicionamientos prácticos (el padre u otra persona darán la comida, ayuda temporal de una puericultora, etc.). Anorexia mental grave: al principio, no se diferencia en nada de la anterior. Pero, sea porque la reacción anoréxica del niño esté profundamente inscrita en su cuerpo, sea porque el comportamiento de la madre no es susceptible de cambio, la conducta anoréxica persiste. Pueden aparecer otros trastornos: perturbaciones del sueño, cóleras intensas, espasmos de sollozo, etc. Frente a la comida, el niño muestra un desinterés total o un vivo rechazo. En este último caso, las horas de las comidas se convierten en un auténtico asalto entre la madre que intenta utilizar todo tipo de recursos para introducir un poco de comida en la boca de su hijo (seducción, chantaje, amenaza, coacción, etc.) y el niño que se debate, grita, escupe en todas direcciones, vuelca el plato, etc. El comportamiento anoréxico puede estar jalonado por períodos durante los cuales el niño come mejor y muestra únicamente su capricho por los alimentos dulces, o los lácteos, o las legumbres. Los vómitos son frecuentes y señalan las escasas comidas que se ha dignado tomar. En estas condiciones, es posible un retroceso somático. El niño está más pálido y su aspecto es endeble, sin desarrollar enfermedad específica alguna. Durante mucho tiempo, los padres buscan el origen orgánico del trastorno, por otra parte raro (cardiopatía, malabsorción digestiva, infección, encefalopatía o tumor cerebral), y que no suele ir acompañado del mismo contexto psicológico. Crisis de bulimia Pueden observarse en adolescentes anoréxicos o en niños obesos, pero también en niños que presentan diversos tipos de estructura mental. Constituyen un impulso irresistible a alimentarse, que sobreviene brutalmente, acompañado o no de sensación de hambre, afectando en tiempo normal a alimentos preferidos o no por el sujeto, frecuentemente sin discriminación. Se las describe como una necesidad imperiosa de llenarse la boca, masticando poco o mucho, auténtica hambre devoradora que puede durar desde algunos minutos hasta varias horas. Cesan bruscamente, acompañadas a menudo por una impresión de repugnancia, a la vista del refrigerador devastado, los botes de confitura vacíos y la amarga constatación de que, mientras ha durado el fenómeno, se ha carecido de todo sentido crítico y de toda higiene alimenticia. Acaban en un acceso de torpor, de somnolencia, con sensación de saciedad, que puede experimentarse con placer o con disgusto. Señalemos que ciertas crisis graves de bulimia están integradas a veces en el marco de un comportamiento psicótico, en el que la alimentación es el soporte de una catexis delirante. Manierismo y desagrado electivos. 13


Son comportamientos muy frecuentes en la pequeña infancia, en ocasiones alternados con períodos de anorexia. Conciernen a ciertas especies de alimentos, ya sea como preferencia o como desagrado. Citaremos, por ejemplo, el deseo electivo de alimentos lácteos de color blanco, de golosinas, de chocolate. Inversamente, podemos hablar del rechazo de carnes, de alimentos fibrosos como judías verdes, espárragos, puerros. Algunos alimentos suscitan vivas reacciones en el niño, sea por su color, por su consistencia o por su carácter altamente simbólico: por ejemplo, «la capa que se forma sobre la leche» raramente deja indiferente al niño, que reacciona a menudo rechazándola y a veces deseándola. La explicación estribaría en el deseo regresivo del seno, convertido en su contrario en forma de desagrado. Si estos gustos y disgustos electivos son testigos evidentes de la catexis fantasmática particular de ciertos alimentos y de su absorción (p. ej., la tentativa de controlar o de negar la agresividad oral y los fantasmas caníbales en el rechazo de la carne), también son un medio de presión y de manipulación del ambiente por parte del niño. El pequeño anoréxico logra que sus padres realicen proezas a fin de conseguir «el producto» deseado, lo que confirma su omnipotencia sobre ellos. A una edad más avanzada, si dichas conductas persisten, pueden ser índice de organizaciones más claramente patológicas o vehículo de ideas delirantes de tipo hipocondríaco. Potomanía Se trata de la necesidad imperiosa de beber grandes cantidades de agua o, en su defecto, de cualquier otro líquido. Cuando se intenta limitar dicha conducta, algunos autores han descrito a niños capaces de beberse su propia orina . El diagnóstico diferencial debe ser muy cuidadoso y eliminar cualquier causa orgánica (diabetes glucosúrica, diabetes insípida, síndrome poliuria-polidipsia, etc.) antes de diagnosticar la potomanía. En el plano psicopatológico, si bien algunos de estos niños presentan trastornos de personalidad inscritos en el cuadro de la psicosis, en otros la pato manía aparece como una perturbación de la noción de sed, cuyo significado se hallaría en un comportamiento neurótico regresivo (recordemos que la primera alimentación del bebé es líquida y que la absorción de los primeros «trozos» plantea numerosos problemas, tanto a las madres angustiadas por el miedo a que el niño se ahogue, como al niño mismo que no está habituado a masticar) o en una conducta de oposición al medio, con frecuencia a la madre, que es quien intenta limitar la cantidad de líquido ingerido. No son raros los episodios de potomanía espontáneamente regresivos. En ocasiones preceden a la conducta bulímica o a la anoréxica, o bien la siguen. Pica Proviene del nombre latino de la urraca, el pájaro de voracidad omnívora. Se describe con el término «pica» la ingestión de sustancias no comestibles, más allá del período normal (entre los 4 y los 910 meses) en el que el bebé se lleva todo a la boca como primer medio de aprehensión del ambiente. En la pica, el niño absorbe las sustancias más diversas: clavos, monedas, botones, juguetitos, lápices, ceniza de cigarrillo, papel, yeso, hierba, tierra, arena, etc. Algunas veces, come siempre el mismo objeto, pero lo más frecuente es que coma cualquier cosa. Parece ser un comportamiento observado en niños con carencia afectiva profunda o en situación de abandono. También en niños psicóticos, asociado a otras perturbaciones,

14


especialmente trastornos de la función alimenticia y digestiva (anorexia, diarrea/estreñimiento, incontinencia, etc.). Algunos autores, ante la constatación frecuente en estos niños de una anemia hipocroma, han interpretado dicha conducta como una búsqueda de hierro. La terapia marcial ha logrado algunas mejoras en el comportamiento de pica, pero los resultados no han sido constantes. Coprofagia No es frecuente en la infancia, aunque no es raro que el niño entre 2 y 4 años, al realizar el aprendizaje de la limpieza, por lo menos una vez extienda sus heces sobre el lecho, sobre sus ropas o sobre la pared se trata, no obstante, de una conducta aislada y que muy pronto suscita desagrado. Por el contrario, la afición por las materias fecales es rara y es signo de profunda perturbación, tanto de la catexis corporal como de la relación con el otro, específicamente con la madre. La conducta de coprofagia se observa sobre todo cuando el niño está solo, en su cama, y quizá guarde cierto paralelismo con el mericismo. Las madres de los niños coprofágicos son con frecuencia frías, poco afectuosas y hasta hostiles, llegando incluso a maltratar al niño (Spitz). La coprofagia se inscribe habitualmente en un cuadro que evoca la psicosis. Conclusiones:  Todos los problemas oroalimentarios son producidos a problemas psicológicos e influencias de la sociedad  Todos los trastornos oroalimentarios son tratables si se detectan a tiempo

15


Trastorno de ansiedad es un término general que abarca varias formas diferentes de un tipo de enfermedad mental, caracterizada por miedo y ansiedad anormal y patológica. El término ansiedad abarca cuatro aspectos que un individuo puede experimentar: aprehensión mental, tensión física, síntomas físicos y ansiedad disociativa. Los trastornos de ansiedad en el DSM-IVse dividen principalmente en: Trastorno de ansiedad generalizada El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es una enfermedad crónica común caracterizado por ansiedad de larga duración y que no se centra en algún objeto o situación particular, al contrario que en las fobias. Las personas que padecen de ansiedad generalizada experimentan miedos y preocupaciones persistentes no específicos, muy focalizados en asuntos cotidianos. El trastorno de ansiedad generalizada es el trastorno de ansiedad que afecta a adultos mayores más común. La ansiedad puede ser un síntoma secundario al abuso de medicamentos o sustancias, y los profesionales médicos deben ser conscientes de ello. El diagnóstico de trastorno de ansiedad generalizada se produce cuando una persona ha estado excesivamente preocupada por uno o más problemas todos los días durante seis meses o más. La persona puede tener problemas para tomar decisiones diarias y recordar compromisos como consecuencia de la falta de concentración que le supone la "preocupación por la preocupación". Antes de diagnosticar un trastorno de ansiedad generalizada los médicos deben descartar causas de ansiedad inducido por fármacos. Trastorno de pánico En el trastorno de pánico, una persona sufre ataques breves de intenso miedo y terror, a menudo acompañado de síntomas como temblores, agitación, confusión, mareos, desvanecimiento, náuseas y dificultad para respirar. Estos ataques de pánico, que se define por la APA como el miedo o malestar que se presenta repentinamente, y con picos en menos de diez minutos, puede durar varias horas y puede ser desencadenada por el estrés, el miedo, o incluso el ejercicio. La causa específica no siempre es evidente. Además de los recurrentes ataques de pánico inesperados, un diagnóstico de trastorno de pánico requiere que dichos ataques de angustia tengan consecuencias crónicas: o bien preocupación por las consecuencias de los episodios de angustia, el miedo persistente de posibles ataques futuros, o el miedo a sufrir cambios significativos en el comportamiento relacionados con los ataques. En consecuencia, aquellos que sufren de síntomas de pánico sufren de trastorno de pánico, incluso fuera de los episodios específicos. A 16


menudo, el afectado, ante cambios normales de los latidos cardíacos, los percibe como amenazantes, lo que lleva a pensar que algo anda mal con su corazón o que están a punto de tener otro ataque de pánico. Normalmente va asociado un temor anticipatorio a volver a sufrir otro ataque de pánico (ansiedad anticipatoria o "miedo al miedo"). En algunos casos, se produce una mayor conciencia de las funciones fisiológicas del organismo (hipervigilancia) durante el ataque de pánico, en donde cualquier cambio percibido fisiológicamente se interpreta como una posible enfermedad potencialmente mortal (es decir, extrema hipocondría). Puede diagnosticarse de trastorno de pánico con o sin agorafobia. Trastorno de pánico con agorafobia El trastorno de pánico con agorafobia es una variante que suele ir asociado con el trastorno de pánico. Una persona experimenta un ataque de pánico inesperado, y a continuación, tiene temor a la posibilidad de volver a tener otro ataque. La persona teme y evita cualquier situación que podría inducir a un ataque de pánico. La persona nunca o rara vez podrá salir de casa con tal de evitar un posible ataque de pánico que creen que es un terror extremo ineludible.

Trastorno fóbico Las fobias o trastornos fóbicos corresponden a la mayor y más amplia categoría de los trastornos de ansiedad; incluye todos los casos en que se desencadena miedo y ansiedad por algún estímulo o situación específica. Entre el 5% y el 12% de la población mundial sufre de trastornos fóbicos. Las víctimas suelen anticipar las consecuencias terribles del encuentro con el objeto de su miedo, que puede ser cualquier cosa, desde un animal, objeto, persona, situación particular, o un fluido corporal. Los afectados entienden que su miedo es irracional, no proporcional al peligro potencial real, pero se ven abrumados por el miedo que se escapa a su control. Trastorno de ansiedad social El trastorno de ansiedad social (TAS), también conocido como fobia social, se caracteriza por un intenso, crónico y persistente temor, acompañado de conductas de evitación, a ser juzgado, avergonzado, humillado o hacer el ridículo en situaciones de interacción social. Este temor puede ser específico para situaciones sociales especiales (como hablar en público) o, generalmente, experimentarse en la mayoría (o todas) de interacciones sociales. La ansiedad social específica a menudo manifiesta síntomas físicos tales como rubor, sudoración, temblor, taquicardias y dificultad para hablar. Al igual que el resto de trastornos fóbicos, los que sufren de ansiedad social a menudo tratan de evitar la fuente de su ansiedad; y en el caso de la ansiedad social se torna particularmente problemático, y en casos graves puede llevar a la exclusión social. Trastorno obsesivo-compulsivo El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un tipo de trastorno de ansiedad caracterizado sobre todo por la presencia de obsesiones (imágenes o pensamientos angustiosos, persistentes e intrusivos) y compulsiones (insta a realizar determinados actos o rituales). 17


Afecta a aproximadamente el 3% de la población mundial. A menudo el proceso es totalmente ilógico e irracional, al igual que las compulsiones, donde simplemente se tiene la necesidad de completar un ritual con el fin de acabar con la ansiedad provocada por la obsesión. En una minoría pequeña de los casos, los enfermos de TOC pueden llegar a experimentar obsesiones sin compulsiones (obsesivos puros). Trastorno de estrés post-traumático El trastorno de estrés post-traumático (TEPT) es un trastorno de ansiedad que se traduce a partir de una experiencia traumática. El estrés postraumático puede ser el resultado de experimentar situaciones extremas, como una guerra, desastres naturales, violaciones, secuestros, abuso infantil, acoso o incluso un accidente grave. También puede resultar por una exposición prolongada en el tiempo a un estrés crónico, como por ejemplo los soldados que soportan batallas individuales, pero no pueden hacer frente al combate continuo. Los síntomas comunes incluyen hipervigilancia, escenas retrospectivas rememorando el acontecimiento traumático (flashbacks), conductas de evitación, ansiedad, ira y depresión. Hay una serie de tratamientos que constituyen la base del plan de atención para las personas que sufren trastorno de estrés postraumático. Estos tratamientos incluyen varias formas de psicoterapia, como la terapia cognitivo-conductual (TCC), terapias grupales y el apoyo de familiares y amigos. También pueden beneficiarse de la farmacoterapia, como los ISRS. Trastorno de ansiedad por separación Quien padece de un trastorno de ansiedad por separación presenta niveles intensos e inapropiados de ansiedad al separarse de una persona o lugar. La ansiedad de separación es algo normal en el desarrollo natural de bebés o niños, y sólo puede ser considerada como enfermedad o trastorno cuando este sentimiento es excesivo o inapropiado. El trastorno de ansiedad por separación afecta a aproximadamente el 7% de los adultos y el 4% de los niños, pero los casos infantiles tienden a ser más severos; en algunos casos, incluso una breve separación temporal puede desencadenar sentimientos de pánico. Trastornos de ansiedad en la infancia Los niños al igual que los adultos experimentan ansiedad, preocupación y miedo, especialmente cuando se enfrentan a nuevas experiencias. Sin embargo si la ansiedad se prologan en el tiempo e interfiere en el la actividad diaria normal del niño, entonces se consideraría ansiedad patológica. Cuando los niños padecen de ansiedad severa se ve interferido su pensamiento, toma de decisiones, percepciones, aprendizaje, atención y concentración. Además del miedo, el nerviosismo y la timidez, pueden empezar a adoptar conductas de evitación, tanto de lugares como situaciones. La ansiedad causa una amplia variedad de síntomas como aumento de la tensión sanguínea, taquicardias, náuseas, vómitos, dolor de estómago, úlceras, diarrea, hormigueo, debilidad, y sensación de falta de aire, Otros síntomas cognitivos, afectivos y fisiológicos incluyen inseguridad, autocrítica, irritabilidad, trastornos del sueño, e ideación suicida. 18


Si no se detecta o se trata a tiempo, se incrementa el riesgo de fracaso escolar, evitación de actividades sociales y el inicio del consumo de drogas. Pueden desarrollar posteriormente otras patologías como depresión, trastornos de la conducta alimentaria, trastorno de déficit de atención, y trastorno obsesivo-compulsivo. Alrededor del 13% de los niños y adolescentes entre 8 y 17 años experimentan algún tipo de ansiedad. El temperamento puede ser un factor clave en el desarrollo de trastornos de ansiedad. Si los infantes experimentan excesiva ansiedad durante esta etapa, ello sería un indicador de riesgo de desarrollo de un trastorno de ansiedad en la vida adulta. De acuerdo a las investigaciones, las factores determinantes serían tanto biológicos como psicológicos. Se ha sugerido así mismo que aquellos niños con padres que padecen o han padecido algún tipo de trastorno de ansiedad, tienen más riesgo que padecerlo. El estrés puede ser un factor determinante, pues se sabe que los niños y adolescentes son más vulnerables al mismo. Esta reacción ante situaciones de amenaza es más intensa en niños de cortas edades. Conclusiones:  La mayoría de trastornos de ansiedad tienen un curso crónico, con períodos de exacerbación ante situaciones de estrés vital o enfermedad.  La terapia psicológica y farmacológica es eficaz a corto plazo para el alivio de los síntomas.

19


Aunque, a menudo, se define de forma imprecisa, el término Trastornos Cognitivos se refiere a aquellos trastornos mentales en que confluyen disfunciones neurobiológicas y funcionales de mecanismos cognitivos básicos, en particular, del procesamiento perceptivo, de los procesos de categorización o de conceptualización de entidades, eventos o propósitos, del procesamiento de memoria, de los procesos de inferencia, de solución de problemas y de toma de decisiones, y de los procesos de representación y comunicación como se expresan en la habilidad específicamente humana del lenguaje. Los Trastornos Cognitivos resultan de alteraciones funcionales de los procesos que sirven a la conducta. Pérdida de memoria Olvidar la información recientemente adquirida es uno de los primeros signos de deterioro cognitivo más común. Una pe rsona comienza a olvidar con más frecuencia y es incapaz de recordar la información más tarde. • Dificultad para realizar tareas cotidianas A las personas con deterioro cognitivo les resulta difícil planificar o realizar tareas cotidianas. Las personas pueden perder la pista de los pasos necesarios para preparar una comida, hacer una llamada de teléfono o jugar un juego. • Problemas con el idioma Las personas suelen olvidar palabras simples o tienden a sustituirlas por palabras inusuales. Por ejemplo: al no encontrar un cepillo de dientes y no recordar el término del mismo preguntan por "esa cosa para mi boca". • Desorientación en tiempo y lugar Las personas puede perderse en sus propios vecindarios, olvidar dónde están y cómo llegaron allí, o no saber cómo volver a casa. • Juicio pobre o disminuido Las personas pueden vestirse inapropiadamente, usando varias capas en un día cálido o muy poca ropa en el frío. Pueden mostrar falta de criterio sobre el dinero. Por ejemplo: regalando grandes sumas innecesariamente. • Problemas con el pensamiento abstracto Alguien puede tener dificultades inusuales para realizar tareas mentales. Por ejemplo: olvidar lo que los números son y cómo deben utilizarse. • Pérdida de objetos

20


Una persona puede poner cosas en lugares insól itos: un hierro podría ir en el freezer o un reloj de pulsera en la azucarera. • Cambios de humor o comportamiento Personas pueden mostrar cambios de humor rápido, de la calma, lágrimas, ira, por ninguna razón aparente. • Cambios en la personalidad La personalidad de personas puede cambiar drásticamente. Pueden convertirse en personas confusas, recelosas, temerosas o dependientes de un miembro de la familia. • Pérdida de iniciativa Una persona puede volverse muy pasiva, sentarse frente al televisor durante horas, dormir más de lo habitual o no querer hacer las actividades habituales.

Conclusiones:  Debemos estar atentos a las alertas que nos está demostrando este tipo de trastornos para no confundirlo y dejarlo a un lado o verlo como algo normal  Recordemos que la mente y el cerebro son quienes mueven a la persona y si ella no se encuentra bien en este aspecto no podrá conducirse correctamente

21


Etapas de desarrollo Pre-lenguaje: (0 días a los 12-13 meses)  Llanto o gritos como principal forma de comunicación que, en función de la respuesta del adulto, expresan toda una gama de sensaciones (hambre, dolor, etc.) Pequeño Lenguaje o Lenguaje Infantil: 12 meses a 2.5 o 3 años.  Primeras palabras aparecen como ecolalia.  Al año puede tener de 5 a 10 palabras.  A los dos años su vocabulario puede llegar a 200 palabras.  Se da el período de la “palabra frase”, que depende del contexto gestual o situacional, significado que depende en gran parte del que el adulto le de.  A los 18 meses pueden aparecer las primeras frases.  El papel de la familia es altamente considerable.  Si hay ausencia de estimulación verbal, el empobrecimiento o retraso verbal será constante. El lenguaje: a partir de los tres años.  Existe un enriquecimiento cuantitativo, puede dominar hasta 1,500 palabras sin captar totalmente su significado.  El enriquecimiento cualitativo, abandona el lenguaje infantil y adopta construcciones del lenguaje parecidas a las del adulto. Los enriquecimientos se realizan gracias a: 22


 Actividad verbal libre: Utiliza una gramática autónoma establecida a partir del pequeño lenguaje.  Actividad verbal mimética: Repite el modelo del adulto, adquiere nuevas palabras y nuevas construcciones. Lenguaje Expresivo Esta es la habilidad del ser humano para transmitir las ideas mediante pautas lógicas con fuerza de pronunciación, con melodías, timbre, ritmo y cadencias apropiadas, o aquel que utiliza todo el cuerpo, incluso la vista para lo que queremos transmitir como mensaje. Sus propósitos son:  Proporcionar a la persona la capacidad de expresión en un ambiente de socialización en lugares de encuentro, con el arte, lúdica, el juego, la palabra, la imagen, la imaginación y la actividad creadora para enfrentar el futuro.  Aporta medio tecnológico y materiales para la experimentación sensitiva y corporal.  Facilita la ejecución de actividades de diferentes temas que tengan que ver con el desarrollo integral del ser. Trastorno Fonológico  Existencia de deformaciones fonéticas que afectan mayormente consonantes (s, r) Retraso de la palabra  Deficiente integración de los diversos fonemas que constituyen una palabra: su número, calidad y sucesión alterados: omisión de finales, simplificación de fonemas complejos, desplazar fonemas. Afasias  Pueden estar ocasionadas por lesiones orgánicas o funcionales de la audición y el lenguaje.  Pueden encontrarse entre estas las agnosias auditivas que afecta primero la comprensión verbal, mientras que la discriminación de sonidos es normal, y luego afecta la expresión.  Pueden darse por manifestaciones epilépticas.  Y las afasias postraumáticas, caracterizada por el empobrecimiento del lenguaje. Retraso simple del lenguaje Existen perturbaciones del lenguaje, sin que haya discapacidad intelectual, sordera profunda u otros desordenes.    

Puede aparecer después de los tres años Se caracteriza por el “habla de bebé”. Alteración en la ordenación de las palabras de una frase. Deficiente uso del pronombre personal 23


 Presenta omisiones de palabras, falsas uniones entre las palabras (cao te fe= Carol se fue) Tartamudeo  Perturbación integrable en el dominio de las interacciones orales, es un trastorno de fluidez verbal y no del lenguaje en mismo.  Es más frecuente en niños que en niñas.  No tiene explicación neurofisiológica, es más probable de origen emocional.  Factores asociados: herencia, dislateralidad, retraso en el lenguaje. Mutismo  Ausencia del lenguaje en un niño que anteriormente hablaba y cuyos trastornos no forman parte de un cuadro de afasia.  Puede ser de origen emocional-afectivo al que se llama mutismo total adquirido.  Y el mutismo electivo duradero que se manifiesta en diferentes entornos: la casa o el colegio. Conclusiones  Debemos ser muy observadores en el desarrollo del lenguaje del niño y no dejar pasar alguna señal o posible indicador que presente el niño a cada uno de los trastornos del lenguaje  Los trastornos del lenguaje pueden ser originados por problemas emocionales, discapacidad intelectual, sordera, otras dificultades.

24


Algunas generalidades:   

Su presencia indica, con frecuencia, perturbación en los primeros indicios de la organización de la personalidad. Sus características evolucionan a partir de los primeros meses de vida. Gracias a los registros electroencéfalo-gráficos se tienen estudios renovados.

FASES DEL SUEÑO Fase de sueño paradójico (SP): es parecido al estado de vigilia, el umbral del despertar es elevado, se llama también fase de movimiento ocular (REM) y también fase de sueño rápido. Durante esta fase se encuentra:  Actividad eléctrica rápida, se diferencia poco de cuando se está en estado de vigilia.  Evidencia de movimientos oculares rápidos.  Relajación del tono muscular en el adulto y en el niño a partir de los 2 años. Fase del sueño tranquilo o lento Que se divide en cuatro momentos, sueño ligero (I) a profundo (IV) En el transcurso del sueño se observa que las fases se van alternando.  

El sueño lento va acompañado de reparación energética o de síntesis proteica (la hormona de crecimiento presenta un incremento secretor). En el sueño rápido o Paradójico corresponde a la experiencia de soñar.

VALOR CUANTITATIVO DEL SUEÑO    

Recién nacidos duermen hasta 17 horas A los 4 años desaparece el sueño diurno (duerme hasta 12 horas diarias) De 6 a 12 años duerme 9:30 horas diarias De 13 a 15 años 8:30 horas

FUNCIONES DEL SUEÑO Las funciones que cumple el sueño en la persona son:   

Función de maduración, el sueño paradójico creciente desde el nacimiento y decreciente mas tarde. Función de liberación y descarga de tensiones instintivas Función de programación, especialmente en las huellas amnésicas dejadas durante el día, importante para el aprendizaje.

El sueño puede significar Psicoafectivamente:

25


    

Fusión con la madre (buena o mala) Aniquilación, la desaparición o la muerte Separación, pérdida o abandono Renuncia a la autonomía o al dominio Amenaza de que emergen pulsiones y el conflicto edípico.

La dificultad para conciliar el sueño    

Se hace evidente desde los 2 hasta los 5-6 años. Acepta con dificultad la regresión que el dormir implica. La aparición de sueños angustiantes convierte el dormir en un estado inquietante. Instaura rituales diversos (luz, almohada, pulgar…)

Algunas manifestaciones:  Oposición a acostarse  Rituales al acostarse  Fobia a acostarse INSOMNIO AUTENTICO  

Se observa más en niños mayores y adolescentes. Los registros eléctricos muestran que la mayoría que lo padecen tienen un sueño normal en cantidad y calidad pero con desfase de inicio y finalización.

Patología en el transcurso del sueño Terror Nocturno: Es una conducta alucinatoria nocturna, el niño grita, su expresión es de terror en los ojos y rostro, no reconoce su entorno ni a sus padres, no parece escuchar, esta pálido, transpira y presenta taquicardia. Esta crisis dura unos minutos luego se duerme y al día siguiente no recuerda nada.   

Este terror nocturno aparece en la fase IV del sueño. Aparece entre los 3 a 6 años Coincide con la aparición del conflicto edípico.

Sueño de angustia: El niño grita, llora y solicita ayuda, en ocasiones despierta, pero es al día siguiente que explica su “mal sueño”. Este tipo de sueño es más frecuente al inicio de la noche, y los agradables son al finalizar. Sonambulismo: Predomina en los varones aparece entre los 7 y 12 años de niños con posibles antecedentes familiares de sonambulismo.   

Ocurre en la primera mitad de la noche Se levanta y deambula Después de unos minutos (10 a 30) se vuelve a acostar o se deja llevar a la cama. 26


 

No recuerda nada al día siguiente. Puede presentarse de forma simple o con riesgo.

Automatismos Motores: Son movimientos del cuerpo que regularmente varían, su duración puede ser entre 15 a 30 minutos. Cabe en esta clasificación el Bruxismo y la Somniloquia. Patología particular La Hipersomnia: En esta se debe descartar primero cualquier afección neurológica, traumatismo craneal o causas metabólicas. Se debe considerar la demanda o necesidad de sueño del niño. Regularmente aparece a los 10 años Se puede presentar de tres formas:  Hipo vigilia: se da durante el día en los estadios I y II pero sin SP  Hipersomnia: la cantidad de sueño está aumentada, especialmente el SP  Narcolepsia en sueño paradójico (enfermedad de Gélineau) accesos invencibles de sueño durante el día, crisis catalépticas, parálisis del sueño. Conclusiones:  Los trastornos del sueño en niños y jóvenes pueden afectar significativamente en sus estudios (rendimiento académico, notas bajas) y también en sus relaciones interpersonales.  Estos trastornos también pueden afectar su sistema nervioso, formación y desarrollo de su cerebro, cuerpo y habilidades o destrezas para realizar las actividades diarias.

27


En la adquisición de la limpieza y del control urinario y anal intervienen tres factores:  NEUROFISIOLÓGICO Es el paso de un comportamiento reflejo automático a una conducta voluntaria y controlada. En este control intervienen varios componentes: maduración, capacidad precoz de condicionamiento entre otras. Aunque es difícil determinar la aportación de cada una. El control vesical suele ser primero, y luego viene el anal.  CONTEXTO CULTURAL Según cada cultura este aprendizaje se desenvuelve en un contexto más o menos rígido. Lo anterior implica someter al niño a presiones severas, moderadas o leves. Es posible que esto influya en la frecuencia de las perturbaciones implicadas en esta función.  FACTOR DE RELACION La relación madre-hijo cuenta con un lugar privilegiado en la sociedad, la adquisición de limpieza es, en el transcurso de los tres primeros años de vida, uno de los elementos de transacción en el dúo madre-hijo. Las materias fecales y, en menor grado la orina, se convierten en un vehículo afectivo, negativo o positivo, ligado al contenido del cuerpo.

La adquisición del control esfinteriano se realiza después del placer experimentado con la expulsión, luego con la retención y luego con el dualismo expulsión-retención. El nuevo dominio sobre el cuerpo proporciona en el niño un gran placer reforzado por la satisfacción materna. Si la madre muestra satisfacción al ver como crece su niño y adquiere autonomía en estas conductas, cuando recibe sus heces y orina con placer. Es así como opera el dualismo retención-expulsión: ofrenda-rechazo, o regalo valioso-ofrenda desagradable. ENURESIS Es la emisión activa, completa y no controlada de orina transcurrida ya la edad de madurez fisiológica (3-4años) Tipos de Enuresis  Enuresis secundaria, se caracteriza por la existencia de un período anterior de control transitorio.  Enuresis primaria suceda al período de no control fisiológico.  Enuresis primaria nocturna es la más frecuente. ENCOPRESIS

28


Es la defecación en la ropa, en niños que han sobrepasado la edad habitual en la adquisición del control esfinteriano (2-3 años) Tipos de Encopresis  Primaria: sin fase anterior de control  Secundaria: se presenta después de una fase más o menos larga de control, frecuentemente se presenta durante el día. Este tipo es el que tiene mayor incidencia. Características de la encopresis:  Es más frecuente en niños  Suele aparecer entre los 7-8 años  Regularmente se presenta asociado con enuresis. Conclusiones:  No debemos presionar al niño a que adquiera un control de sus esfínteres a temprana edad, ya que el lo realizara sin problemas cuando ya se encuentre los suficientemente maduro para dejar el pañal.  La falta de control de esfínteres en edades en donde ya no se debería presentar es una alarma o un índice de alerta debido a algún problema que presenta el niño y debemos acudir rápidamente a la ayuda de un profesional.

29


NO EXISTE UNA DEFINICIÓN ÚNICA PARA ESTE TRASTORNO • • • • •

La mala conducta es una valoración social. No existe consenso sobre lo que es salud mental. Las teorías sobre trastornos emocionales aplican conceptos diferentes. La influencia cultural, las expectativas y normas de conducta, varían mucho entre los grupos sociales y étnicos. En épocas y con alguna frecuencia las niñas y niños suelen “portarse mal”. Características • Dificultad para iniciar y mantener relaciones interpersonales satisfactorias. • Conductas o sentimientos inapropiados en circunstancias normales. • Respuestas conductuales o emocionales contradictorias, según su edad, étnia o cultura • Bajo control emocional. ETIOLOGÍA DE LA CONDUCTA INAPROPIADA

FACTORES BIOLÓGICOS (fisiológicos) Se considera que se nace con algunas disposiciones de carácter biológicamente determinado, y este se va trasformando a través de las relaciones que el individuo tenga con el ambiente, aunque no provoca los trastornos puede predisponer al individuo a sufrirlos. No se puede afirmar que un trastorno biológico (sistema límbico) pueda influir o sólo esta asociada con la conducta inapropiada.

30


FACTORES AMBIENTALES • • •

Un primer entorno educativo del hogar y la comunidad negativo. Un patrón agresivo de conducta durante la escolarización. Rechazo social por parte de la sociedad educativa.

CRITERIOS • • • • •

Que esta conducta se presente en dos ambientes diferentes. Puede coexistir con otros cuadros. Que sea crónica (6 meses o más). El problema repercute en la adaptación social y las relaciones interpersonales. El problema afecta el rendimiento escolar.

TRATAMIENTO SUGERIDO TEORIA COGNITIVA Esta intervención se centra en discusiones terapéuticas, pueden ser presentadas a través de entrevistas, que conduzcan a la persona al flujo de pensamientos distorsionados. TEORIA CONDUCTUAL Se refiere a emplear técnicas de análisis conductual para ayudar a aprender respuestas nuevas y adecuadas y eliminar las inadaptadas. En este tratamiento es importante la intervención del educador en conjunto con los padres de familia. A NIVEL EMOCIONAL • Potenciar la autoestima y auto concepto • Estimular el conocimiento y control de emociones

SUGERENCIAS DE EVALUACIÓN • • • • •

La observación sistemática que pueden aplicar educadores. Elaborar listas de cotejo o de apreciación con conductas esperadas, de acuerdo a la edad y contexto. La escala de Conners puede proporcionar algunos indicadores. Aplicar cuestionarios de inteligencia emocional. Pruebas proyectivas: Test de Rorschach, TAT, Test de la Figura Humana, Bender Hutt y otros.

31


Conclusiones:  

No debemos centrarnos en el comportamiento o conducta que presenta el niño sino en el por qué y en cómo se va a solucionar el problema Se deben tomar en cuenta todos los factores de desarrollo de la persona y estudiarlos detenidamente para poder encontrar el fondo o el por qué del problema

32


El curso de psicopatología del niño considero es un curso muy importante y básico para nosotros ya que nos ayuda a detectar otra serie de trastornos que pueda tener los niños con los que vamos a trabajar. Es un curso muy completo, lleno mis expectativas y me fue de gran ayuda para poder ayudar mejor a algunos de mis alumnos que presentan algunos de los problemas de los cuales se trataron acá. Considero aprendí mucho y me será de gran ayuda para mi futuro como docente. Mis recomendaciones para enriquecer el curso son:  Continuar dando una información tan amplia como la que se dio en este curso  Continuar con la metodología que se utilizó ya que es da gran ayuda la presentación de diversos casos para practicar  Dar un poco más de soluciones a los diferentes trastornos que se presentan ya que en algunos no se dieron tantas opciones.

     

Documentos vistos en clase Wikipedia Fem.es Libro de neurociencia Promensana.es Ub.edu

33


libro de psicopatologia