Page 40

EN BUSCA DEL CIUDADANO

LAS MALAS SEÑALES POR ENRIQUE LÓPEZ RIVERA

R

eacciones diversas ha generado el reciente nombramiento de Mauricio Corona Rodríguez como asesor de la Junta de Gobierno en el Congreso Local. Voces que se expresan en contra del funcionario aluden que Corona formaba parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) hasta hace muy poco tiempo; y que su nombramiento en la actual legislatura (mayoritariamente dominada por Morena) resulta una imprudencia. Incluso, en un principio, se hablaba que tendría un cargo como Coordinador de Asesores de la Presidencia, lo que eventualmente fue desmentido pero que no ayudó a disminuir el impacto de la noticia. El señalamiento sobre su filiación partidista se puede corroborar fácilmente en sus propias redes sociales, donde Corona presume haber sido director general de Programación y Evaluación de la Secretaria de Desarrollo Agropecuario en gobierno del Estado, Secretario de Gestión del CDE del PRI en la entidad, Integrante del Frente Juvenil Revolucionario Hidalgo, funcionario en el CEN del PRI, funcionario en CEN de la CNOP, funcionario en el CDE del PRI en Hidalgo, entre otros. Tanta trayectoria y orgullo priísta, le generó a Corona una fuerte resistencia en su nuevo encargo. Porque ahora tendrá la encomienda de asesorar a una Junta de Gobierno dominada por la oposición en donde el PRI representa una pírrica minoría. 38

No sólo eso, Corona también tendrá que lidiar con los rencores de sus anteriores compañeros de partido, quienes seguramente verán con malos ojos la deslealtad de quien hace no mucho fue Diputado Local por el PRI. Pero el nombramiento en sí mismo lleva otro mensaje –igual o peor que la deleznable persona referida–; resulta que Corona no llega a ese encargo por méritos propios. Al contrario, este personaje es conocido en el ámbito político por sus ocurrencias y excentricidades. Corona está ahí porque la fortuna jugó a su favor cuando conoció a Canek Vázquez Góngora; otro distinguido priísta que ahora se encuentra cercano a Morena. Canek Vázquez, fue secretario particular de uno de esos personajes más obscuros de la política mexicana, Manlio Fabio Beltrones, quien con una larga trayectoria se convirtió en uno de los hombres más poderosos del país. Con ese padrinazgo, Corona llega al Congreso Local. Lo cual también abre la posibilidad

de que Canek Vázquez tiene un amplio margen de maniobra en la cúpula de Morena Hidalgo. No sería extraño, por lo tanto, que dentro de unos meses Vázquez Góngora –hechura política de Beltrones– sea nombrado nuevo dirigente estatal de Morena. Si ese escenario se concreta que la denominada Cuarta Transformación se desvanece en el ámbito local. Porque estos personajes –advenedizos y oportunistas– no tienen nada que aportar en la visión republicana que está construyendo el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. Vaya señales –equivocadas y escandalosas– que está mandando Morena en el estado de Hidalgo. Cuando sus votantes entregaron su confianza a este instituto político, seguramente no imaginaron que muchos de los “artífices del cambio político” serían políticos reciclados y de pésima reputación.

"Corona también tendrá que lidiar con los rencores de sus anteriores compañeros de partido, quienes seguramente verán con malos ojos la deslealtad de quien hace no mucho fue Diputado Local por el PRI."

Profile for lideres-politicos

Líderes Políticos / Abril 2019 / Ed. 9  

Líderes Políticos / Abril 2019 / Ed. 9  

Advertisement