Page 34

Entre los consentidos organizadores de espectáculos así como prestadores de servicios de juegos mecánicos, pero también nombres como el de Gabriela Mondragón Brugarolas, que ostenta un historial negro en ferias realizadas en Morelos y el Estado de México, recibiendo también en Hidalgo facilidades para seguir con sus negocios. También figuran Quimera de Alejandro Rapp y Azprotec de Victor Manuel Azpeitia Peña así como Autica, empresas que también han sido proveedores para eventos masivos de la actual administración y del propio PRI en la entidad o la misma O’port, propiedad de Sergio Baños quien fuera candidato a diputado local también por parte del PRI.

EL MODUS OPERANDI DE “LA TRANSA” SUBESTIMAN INGRESOS La primera forma de desvío es mediante la subestimación de ingreso en las taquillas, que como observamos en las tablas anteriores, obedece a ocultar una mayor captación de recursos que la Feria obtiene. La fórmula es sencilla: aumentan las tarifas, aumenta la afluencia también -según las mismas autoridades- pero las taquillas no ostentan mayores variaciones; de hecho si tenemos como principal indicador los boletos vendidos en los puntos de venta, resulta que la afluencia lleva un comportamiento a la baja. 34 32

LA FERIA OSTENTA MENOS AFLUENCIA CADA AÑO AUNQUE LO QUIERAN ESCONDER Miguel Ángel Osorio Chong fue el primero en afirmar que los asistentes pasaron de 500 mil al principio de su mandato hasta los 900 mil, pero desde que Francisco Olvera Ruíz, el exgobernador que a “pellizcos” habría desviado al menos 2.7 mil millones de pesos de las arcas hidalguenses según uno de sus colaboradores, su entonces Secretaria de Turismo Oralia Vega afirmaba cifras alegres en las que cada año se crecía de 10 a 15% el número. Pero las cifras que daban estaban muy lejanas de la realidad y así se reprodujeron en diversos medios sin ser cuestionadas, muchos con los cuales, se tenía convenio de publicidad con la misma Feria.

Como complemento de lo anterior, otros ingresos se subestiman, como los obtenidos por el Palenque, que inexplicablemente, en lugar de subir el monto para el subcontratado, fue a la baja en 2017 en más del 25%. Para los stand, baños y estacionamiento -que en 2016 duplicó su capacidad- también se tienen contemplados menos ingresos, un comportamiento atípico para una Feria que cada vez es más costosa y en la que supuestamente llegan más visitantes año con año. SOBREESTIMACIÓN DE GASTOS La segunda forma de desviar recursos es mediante la sobreestimación de gastos, condi-

Porque de haber sido cierto el crecimiento del 10% anual, sostenido, la Feria en 2015 ya habría registrado una afluencia de 1 millón 450 mil visitantes cuando las taquillas muestras que tan sólo se habrían alcanzado 540 mil. De hecho, si tenemos en cuenta que una tercera parte de los que ingresan a la Feria Hidalgo Pachuca son niños y el resto pagan su boleto como adultos, 2013 -con Francisco Olvera- y 2017 -con Omar Fayad- fueron los años en que más se mintió, pues se sobreestimó la afluencia casi al doble. Las taquillas sin embargo, demuestran que de hecho el número de asistentes ha ido a la baja o bien, que sus cifras son correctas pero “alguien” ha estado desviando gran parte de dicho monto a sus bolsillos pues no se ve reflejado en los ingresos.

ción que se realiza, en su mayoría, con las empresas “consentidas” que revelamos en una sección anterior de la investigación. El principal indicador es que no importa cómo se modifique el esquema de ingresos de una Feria respecto a otra, pues si las tarifas se mantienen más o menos iguales, hay variantes relevantes en patrocinios así como en otras atracciones; bajo una condición normal, representaría un ingreso extraordinario que se vería reflejado en el saldo final, sin embargo, este recurso se dispersa hacia diversos contratistas, notándose que con un comportamiento más transparente, hace años que incluso podría efectuarse sin que el Ejecutivo “tire recursos” y lo destine a otras actividades más prioritarias.

Profile for lideres-politicos

Líderes Políticos / Abril 2019 / Ed. 9  

Líderes Políticos / Abril 2019 / Ed. 9  

Advertisement