Page 30

L

a imagen ahora es la portadora de la realidad –"creo en lo que veo"– y, por lo tanto, eso que veo es la verdad, tal y como Giovanni Sartori, lo estableció en su obra “Homo Videns. La sociedad teledirigida”, como aportación al estudio de Ciencias de la Comunicación y que por eso ahora la imagen pública del político es de extrema importancia para construir su carrera.

Por ejemplo, hace algunos años el que un político se retratase echándose unas copas en plena corrida de toros, no habría significado problema alguno, pero de unos años a la fecha el movimiento ambientalista ha tomado relevancia y las protestas contra el maltrato animal han adquirido relevancia significativa entre la opinión pública.

Sea cual sea su agenda, sus intereses particulares, de grupo o ideales, la comunicación política e imagen pública no pueden ser echados en saco roto sí pretende influir en un auditorio, quiere obtener votos en una campaña y una vez llegado al puesto de elección popular obtener la tan anhelada aceptación pública.

Eso hasta Disney lo sabe, pues el final de la película de dibujos animados Dumbo, estrenada el 29 de marzo de este año cambio el final de su versión original estrenada en 1941, en que Dumbo encontraba a su madre muerta y en esta nueva película las y los niños pueden ver un final feliz en donde el elefantito con su mamá llega a la sabana africana, de donde nunca debieron haber salido luego de huir de un circo.

El buen manejo de imagen pública acaba con los líderes de opinión intermedios y da paso a una “multiplicidad de autoridades cognitivas que establecen de forma diferente para cada uno de nosotros en quién debemos creer, quién es digno de crédito y quién no lo es”.

Recientemente, no hace mucho el 7 de julio de 2015 entró en vigor la Ley General de Vida Silvestre, la cual prohíbe utilizar animales salvajes en los circos de Estados Unidos. Por lo tanto, Disney fue políticamente correcto.

La imagen personal se logra tan sólo con el contacto entre varias personas, de ahí que la primera impresión sea la más importante, mientras que la imagen pública entraña el uso de medios de comunicación, los cuales de manera repetida “presentan” a la persona, resaltando ciertos aspectos de su mensaje e imagen.

Esto mismo aplica para pelea de gallos y la charrería que, aunque algunos lo justifiquen como tradición y cultura no deja de existir maltrato animal.

Pero... ¿qué es tener una buena imagen y qué es tener una pésima imagen? Pues eso depende de lo que como sociedad hemos establecido, que es lo políticamente correcto, o lo que no lo es.

30

Noviembre 2019

¿Qué pasa si hoy en día a través de las redes sociales, una persona que ocupe un cargo político se tome unas selfies tomándose unas cervezas, unas cubas o jaiboles y fumando con sus colegas, amigos o familiares?

Profile for lideres-politicos

Líderes Políticos / Noviembre 2019 / Ed. 16  

Líderes Políticos / Noviembre 2019 / Ed. 16  

Advertisement