Page 19

I

ntegrantes de la agrupación Comunidades Unidas de Zimapán (CUZ) aseguraron que por negligencia tanto de la Procuraduría Federal de Protección del Ambiente (Profepa) así como de la Semarnat se han registrado fracturas en los jales de mina de la empresa Minera Sago SA localizadas en la comunidad de San Miguel a causa de las constantes lluvias que se han registrado en la región, lo que puede provocar un desastre ecológico como el ocurrido en 2014 en el Río Sonora.

El activista advirtió que “poco a poco el entorno de San Miguel se está contaminando lo que puede desencadenar en decesos y afectaciones graves a la salud”.

Durante un recorrido por la zona de jales realizado por integrantes del CUZ y activistas de otras agrupaciones, señalaron que en gran parte de los jales hay fracturas provocadas por las lluvias, lo que ha derivado en derrames de sustancias químicas entre ellos arsénico y cianuro, lo que puede provocar la contaminación de tierras fértiles y del agua que hay cerca de las montañas de desechos mineros.

“Ya el agua del arroyo de la cañada de este municipio, que atraviesa varias comunidades indígenas, presenta concentraciones de arsénico muy superiores al límite estipulado en la norma oficial mexicana NOM-001 Semar-

En el recorrido se pudo percatar que en algunos de los jales que se ubican a un costado de la carretera que une al poblado con la cabecera municipal los escurrimientos de color naranja y olor similar al líquido de las baterías de luz van a dar tanto a la carretera como a una barranca.

nat-1996 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales” dijo Encarnación, con base a los resultados de un estudio realizado por la empresa Bufete Químico a petición de la agrupación Comunidades Unidas de Zimapán (CUZ). Por ello el activista externó que la colocación de jales en comunidades indígenas “lejos de traer el desarrollo y progreso del pueblo lo único que hace es ocasionar enfermedades, marginación y muerte”.

En gran parte de los jales hay fracturas provocadas por las lluvias, lo que ha derivado en derrames de sustancias químicas entre ellos arsénico y cianuro

“Los jales de mina están conformados tanto por desechos extraídos del subsuelo como por las sustancias químicas usadas en la separación de los metales. Los jales están compactados, pero cuando llueve mucho el agua causa reacciones tales que provocan resquebrajamientos, los cuales originan derramamientos de esas sustancias que van a dar a los campos de cultivo y cuerpos de agua” explicó Hilario Encarnación líder de la agrupación CUZ. Tras señalar que por complacencia de los funcionarios de Profepa y Semarnat “los dueños de las empresas no han hecho nada por evitar que sus jales se resquebrajen ni los escurrimientos contaminen la tierra y el agua”. Noviembre 2019

19

Profile for lideres-politicos

Líderes Políticos / Noviembre 2019 / Ed. 16  

Líderes Políticos / Noviembre 2019 / Ed. 16  

Advertisement