Page 41

¿Para qué sirve realmente un sociólogo? POR ERNESTO ORTÍZ DIEGO

Z

ygmunt Bauman, el fallecimiento reciente del sociólogo polaco-británico, el 9 de enero de 2017, nos da la oportunidad de reseñar el libro póstumo del creador de la modernidad líquida y especialista en la sociedad posmoderna globalizada ¿Para qué sirve realmente..? un sociólogo (Paidós, 2019). En mi modesta opinión la interrogante y el título del libro debió haber sido ¿Para qué sirve la Sociología? El libro está elaborado a partir de encuentros personales, correspondencia y fragmentos de textos que se organizan en cuatro capítulos, cada uno de ellos desarrollado como respuesta a una interrogante específica. Bauman dialogó con dos sociólogos de prestigio internacional, Michael Hviid Jacobsen y Keith Tester, el segundo fallecido en este 2019. El tema no es nuevo en el campo de las ciencias sociales, otros sociólogos: Pierre Bourdieu, Jean-Claude Chamboredon y Jean-Claude Passeron en el libro “El oficio de sociólogo” (un texto que analicé en la Universidad Iberoamericana en mi época de estudiante de Sociología) han planteado qué es y cómo se construye la sociología, señalando a la vez el aporte del sociólogo dentro del proceso del conocimiento humano y dejando entrever en este proceso el posicionamiento epistemológico adoptado por cada uno de ellos a partir de su experiencia haciendo investigación. El presente libro de Bauman, nacido el 19 de noviembre de 1925, de origen judío, en Poznan, Polonia; a causa de la política antisemita del gobierno de Polonia, terminaría refugiándo-

se en Gran Bretaña, donde sería nombrado profesor emérito de Sociología, en la Universidad de Leeds; en 2010 le fue concedido, junto con Alain Touraine, el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades; el texto, viene a sumarse como una contribución capital para estimular y expandir la reflexión sociológica sobre el tópico en cuestión. Reflexividad que aporta nuevas perspectivas y nuevos argumentos para la discusión y reorganización del conocimiento sociológico. En lo que corresponde a la exposición del libro, cabe precisar que los capítulos tratan de responder a lo que su encabezado propone bajo la lógica de una interrogante que no se presenta con una estructura argumentativa inmóvil e impermeable. Así, muchos de los argumentos expuestos en los cuatro capítulos se interrelacionan y profundizan recíprocamente, generando y enriqueciendo el debate sobre la problemática en cuestión (Felipe Santelice, FCPyS-UNAM). ¿Para qué sirve realmente un sociólogo? comienza por una introducción elaborada por Michael Hviid Jacobsen y Keith Tester, ambos sociólogos, quienes abren la discusión señalando la sobrecarga que la sociología ha tenido que soportar como ciencia que observa y analiza la sociedad. La sociología es la rama tradicional y humanística, y la menos empresarial, incluso antiempresarial (..) En un momento de escepticismo generalizado sobre el valor de la sociología y de las ciencias sociales en general, este libro breve, de 157 páginas, escrito por uno de los pensadores más reconocidos en el mundo,

ofrece una interesante y apasionada declaración sobre la necesidad de la Sociología. En términos generales, ¿Para qué sirve realmente un sociólogo? es un libro que permite entrever los engranajes que articulan el pensamiento de Bauman, y así comprender mejor sus reflexiones teórico-metodológicas; es también un libro que explicita los fundamentos de la sociología y sus implicaciones para el debate sobre la intervención en la sociedad y la construcción de la misma. En el texto se puede apreciar también trasversalmente el cuestionamiento del autor a los investigadores que apelan a una supuesta neutralidad de la sociología en el análisis de lo social, invocando el axioma epistemológico de la neutralidad axiológica. El libro es un testimonio de la creencia de Bauman en la relevancia persistente y duradera de la Sociología. Y es también una exhortación a que empecemos a cuestionar “El mundo en que vivimos” -como se llamaba el programa de TV del doctor Juan María Alponte-, a que dejemos de vernos como víctimas de las circunstancias y para convertirnos en los creadores de nuestra propia historia. Eso es, al fin y al cabo, para que sirve la Sociología. Bauman hace una ferviente defensa de la Sociología como un diálogo constante con la experiencia humana, y al hacerlo realiza un llamado para que empecemos a cuestionarnos el sentido de nuestra vida cotidiana. Al mismo tiempo, ofrece una clara argumentación de los principios que rigen su propio trabajo como investigador social, que se refleja en su larga vida de 92 años, en su obra y en el papel que desempeña la Sociología en nuestro moderno mundo líquido.

Mexicano de nacimiento, estudió la licenciatura en Sociología en la Universidad Iberoamericana (UIA Santa Fe), Maestría en Administración Pública en el Centro de Estudios Avanzados en Administración (CEAA-DF) y Doctorado en Ciencia Política en el Instituto Internacional Estudios Políticos Avanzados (IIEPA). Actualmente estudia el Doctorado en Literatura en el Centro de Investigación y Docencia en Humanidades del Estado de Morelos (CIDHEM), es Diplomado en Análisis Político (UIA-Santa Fe) y Diplomado en Prospectiva Política y Planeación Estratégica (UIA-Santa Fe). Ha publicado desde 1984 artículos de análisis de coyuntura política en los periódicos Diario de Ciudad Juárez, El Universal y Novedades Acapulco.

39

Profile for lideres-politicos

Líderes Políticos / Junio 2019 / Ed. 11  

Líderes Políticos / Junio 2019 / Ed. 11  

Advertisement