Issuu on Google+

C贸mo hablar en p煤blico


Introducción • 1º Tener algo que decir. • 2º Decirlo.

• 3º Guardar silencio.


Richard Nixon.

Líderes

• Los aspectos cotidianos y técnicos se aprenden mejor con la experiencia, tanto si son políticos como si se refieren a la labor de gobierno. En cambio, la costumbre de leer, la técnica del análisis riguroso, la estructuración de los valores, los cimientos filosóficos son elementos que el futuro líder debe aprender desde el principio de su formación, y debe seguir absorbiéndolos a la largo de toda su vida.


• Winston Churchill: • Pero hablar en público no le resultaba fácil. En los comienzos de su carrera escribió y aprendió de memoria cada discurso, ensayando los ademanes delante de un espejo y hasta probando diferentes maneras de aprovechar su balbuceo para lograr un efecto más eficaz.


• Charles De Gaulle: • Cuando algo le importaba hondamente, acompañaba sus palabras con gestos enérgicos pero elegantes. Pensaba con claridad prístina y sus palabras en público o en privado así lo reflejaban. Podía no llegar a las conclusiones correctas, pero poseía la rara capacidad de desarrollar por completo una idea en su mente y de expresar luego su punto de vista con una lógica contundente, muy persuasiva.


• Douglas McArthur : • Lo que más me impresionó fue su capacidad de exponer lo que quería en un inglés ordenado y perfecto, por compleja que fuese la cuestión discutida. Como en el caso de De Gaulle, no había pausas, pensamientos incompletos, frases sin terminar y reiteraciones. Diríase que había escrito de antemano sus respuestas y que se las aprendió de memoria. Pronto iba a descubrir personalmente que hablaba del mismo modo en privado.


Una característica común • Una característica común a prácticamente todos los líderes importantes que he conocido es su afición a la lectura. La lectura no solamente amplía la mente y le plantea desafíos, sino que hace participar al cerebro y lo ejercita. El joven que hoy en día se pasa horas hipnotizado por la televisión no podrá llegar a ser un líder del futuro.


Primeras conclusiones • 1. Saber leer bien. Cuidado con leer demasiado

• 2. Crear el hábito de la buena lectura. • 3. Ejercitarse continuamente.


Valor y confianza en sí mismo • Los más famosos oradores han experimentado esta falta de confianza en sí mismos y se han quedado paralizados por el temor al auditorio. • Y siempre al comenzar, por mucho que hablemos, estaremos propensos a que se nos turbe el ánimo.


Cuatro cosas necesarias 1. Comenzar con un deseo vivo y tenaz: Pensar en lo que va a significar nuestra capacidad de hablar y convencer. 2. Saber cabalmente de qué tema vamos a tratar (¿qué voy a decir?). No hables hasta que estés seguro de que tienes algo que decir, y sepas qué es, entonces dilo y luego guarda silencio.


3. Proceder con confianza. * Procedamos como si fuéramos valientes y lo más probable será que un arrebato de entusiasmo reemplace el estado de temor. * Interesémonos por el mensaje, aprendámoslo hasta conocerlo muy bien, creamos en él de todo corazón. Con esto tendremos diez posibilidades contra una de que seamos dueños de las circunstancias y señores de nosotros mismos.


4. ¡Practicar, Practicar, Practicar! Al principio podemos caer presos de una excitación nerviosa que muchas veces no tiene nada que ver con la timidez. Se puede coger esta fiebre la primera vez que se habla en público. Lo que se requiere en este caso no es valor, sino dominio del sistema nervioso, serenidad. Esto sólo se puede lograr mediante la práctica. • Practiquemos el discurso a solas y pronunciémoslo si es necesario delante del espejo o con la mascota de la familia o con nuestros compañeros de clase.


C贸mo preparar un discurso


Preparar conscientemente el discurso • El secreto del éxito está en la preparación. A mayor preparación mayor confianza en sí mismo, menos nerviosismo, más valentía y convicción en el momento del discurso, de la intervención en una reunión, etc. • El buen discurso es la suma de la experiencia más la reflexión.


Pasos para la preparaci贸n de un discurso 1. Tener un mensaje. 2. Delimitar el tema: * El objetivo no es hablar mucho. * Sino convencer del tema que yo les propongo. 3. Dar tiempo a la preparaci贸n para pensar en el tema (Una semana). Pensar en el tema mientras caminamos por la calle, apuntar ideas y ocurrencias.


4. Cuestionemos el tema: ¿conviene, por qué, cómo, cuando, está adaptado al auditorio,…? 5. Ordenar las ideas y redactar: a. Escribir las ideas. b. Ordenarlas de mayor a menor importancia o al revés. c. Redactar el discurso.


Ejercicio de oratoria 1 Qué preguntas sencillas hacerse ante un discurso 1. ¿Cuál es la introducción? 2. ¿Cuáles son los puntos? 3. ¿Cómo explica cada punto? 4. ¿Cuál es la conclusión?


Partes esenciales de un discurso


Partes del discurso • 1. Introducción • 2. Cuerpo o desarrollo • 3. Conclusión


• 1. Introducción. – Su fin es captar la benevolencia y el interés del público. Que quieran escucharme. – Frase célebre, golpe de humor, anécdota, plantear un problema o el tema…


• 2. Desarrollo. – Qué voy a decir para conseguir el objetivo del discurso. – Puede tener una o más ideas principales. – Puede tener tres posibilidades: informar (qué, cómo, por qué…) explicar (Definición, causas, consecuencias), convencer (ordenar las ideas de mayor a menor o al revés)


- Cada idea debo hacer que la gente la sienta, la toque, la imagine. Por ello concretar las ideas por medio de: * Visualizar, dramatizar, comparar, anÊcdotas, historias‌ que hagan participar al auditorio con la mayor cantidad de sentidos posibles.


3. Conclusión: (Diversas formas) a. Recordar las ideas principales que he expuesto. b. Exhortar al objetivo que me había propuesto.

c. Una anécdota, historia, frase impactante que refleje el tema del discurso.


Otros aspectos Ăştiles para hablar en pĂşblico


I. PORTE Y PERSONALIDAD • La personalidad es, con excepción de la preparación, EL FACTOR MÁS IMPORTANTE del arte de hablar en público. • El orador es como si estuviese rodeado de un vidrio de aumento. Todas las miradas convergen en él. La más mínima desarmonía se ve aumentada a tamaño gigantesco. Por eso es tan importante el porte. El porte y la personalidad aumenta: Nuestra seguridad personal. La confianza del auditorio. Eleva la confianza y el concepto de las personas.


Algunas sugerencias para la presentación en público • 1.- Presentémonos bien vestidos: el aspecto juega un papel importantísimo en la impresión que queremos causar en el auditorio. • 2. Presentémonos con vitalidad. La energía es magnética. Y la atención no puede ser sorda al que habla con vida.


• 4. Presentémonos con una sonrisa simpática, cálida, amable, con talante que parezca decir: "Me encanta estar aquí“.


• 3. Que nuestros oyentes no estén dispersos. Pidámosles que se sienten cerca de nosotros, y apiñados (razón: es difícil influir en un público desparramado. El individuo que forma parte del auditorio apiñado participa activamente, reirá, aplaudirá cosas que el aislado no lograría). • Si el auditorio es pequeño, elijamos una sala pequeña. No utilicemos la tarima.


• 4. Serenidad en el porte: Estémonos quietos. Respiremos profundamente. Saquemos el pecho. Olvidemos las manos (deben moverse solas y naturalmente). La mejor postura es si la cabeza está ocupada en lo que va a decir y el corazón movido por el entusiasmo, estos pormenores son secundarios. • Despreciemos nuestra propia individualidad en los movimientos. El mejor maestro es el corazón, el interés que pongamos en el tema.


II. Elementos indispensables para hablar con éxito • 1. Perseverancia. • La constancia es el comprobante (que el genio es la paciencia) de la firmeza de una resolución. Tengamos paciencia hasta llegar a la nota. No nos desalentemos si vemos que no progresamos como nosotros queremos.


• 2. Dedicación. • No sentir ansiedad alguna en cuanto al resultado final de la educación. Si uno se mantiene activo hora tras hora, día tras día, puede despreocuparse sin riesgo del resultado final, será un hombre competente de su generación en la carrera que haya elegido. El individuo medio con confianza y unidad de propósito, siempre siendo de los últimos puede llegar a ser de los primeros.


• 3. Superación. • No desanimarse. El reto es el trabajo continuo. • 4. Pensemos en el éxito. • Creamos firmemente que triunfaremos, y luego ya iremos haciendo lo necesario para lograr el éxito. Lo más valioso que adquieren los alumnos de un curso de oratoria, es la confianza en sí mismos. La mayor confianza en sus propósitos.


Ejercicio de oratoria • 1. Por equipos preparar una dramatización en donde participen todos los miembros del equipo. • 2. Tema: Una familia con un hijo drogadicto. • 3. 15 minutos de preparación.


Como hablar en público