Page 1

Relación entre Adulto Mayor y Actividad Física. Carrera: Pedagogía en Educación Física Estudiantes: Elsa Dimier Quezada Hugo Inostroza Ortega Lorena Jeldres Bascuñan Texia López Maureira Katerin Pérez Vargas Yaritza Sepúlveda González

Resumen: Sin duda nuestro mundo ya no es el mismo que hace años atrás, y lo mismo ocurre con nuestro País. Cada día nos apresuramos a vivir una vida llena de comodidades, responsabilidades y lujos que nos llevan a despreocuparnos de lo verdaderamente importante y lo que sin duda, es lo único que nos permite mantenernos en pie, nuestra salud. Nuestro entorno está preocupado de un consumismo arrebatado y de vivir una vida desechable e inmediata. Es así que como individuos vamos pasando inadvertidos y nos convertimos en seres prescindibles, un ejemplo de esto son nuestros adultos mayores, que pasado su etapa productiva, muchos tienen el paradigma de que ya no son necesarios o pasan a ser reliquias. Es aquí donde queremos poner las cartas sobre la mesa y demostrar la importancia e incidencia que tiene la actividad física y el educar a través del deporte en la tercera edad.

Palabras Claves: Adulto Mayor, Actividad Física, Salud.

Mirar la actividad física desde nuestro punto de vista suele ser muy fácil para los ojos de cualquier ser humano, pero si nos diéramos el tiempo de observar a nuestro alrededor, nos daríamos cuenta que

hay

una diversidad de

personalidades y condiciones humanas que nos rodean, nos olvidamos que nuestros veinte años y más pasarán y nos acercaremos a una vejez que socialmente por mucho tiempo, está mal cuidada.


Como educadores de la actividad física ha sido un desafío el poder cambiar nuestra cultura sedentaria a una saludable y es por esto la importancia que tiene la progresión del trabajo que realicemos y los objetivos que deseamos lograr. Estamos inmersos en una sociedad en donde día a día la actividad física va adquiriendo mayor importancia en mejora de la calidad de vida de la tercera edad, lo que conlleva a adquirir una forma de vida sana y autónoma, también favorece el aumento del equilibrio personal y proporciona habilidades que podrían tener estancadas o mermadas. Como menciona Pont Geis, Pilar.(2008). Tercera Edad Actividad Física y Salud (7 ed.). España: Paidrobo.pág. 15. “Una de las cosas más bellas de este mundo es ver a personas mayores, de 80 o 90 años, envejecer sanamente, que son totalmente autónomas, capaces de valerse por sí misma, de vivir independientes, que llevan una vida activa y para lo que el envejecimiento no representa una barrera para seguir su ritmo natural de vida, de estar en el mundo”. Para disfrutar de una vejez sana, es necesario interiorizar todas las etapas del ser humano, desde la infancia hasta el último ciclo de nuestra vida y aprovechar todas las posibilidades que nos brinda llevar una adultez equilibrada. Sabemos que al pasar de los años, nuestro cuerpo sufre cambios importantes que al llegar a una edad avanzada, lo debilita, cansa y desgasta, mientras que, sin darnos cuenta de pronto nos vemos inhabilitados para realizar actividades

que

en

un

tiempo

pasado

eran

cotidianas.

“Las personas mayores pierden entre el 20% y el 40% de su tejido muscular mientras envejece. Los ejercicios de fortalecimiento pueden parcialmente restaurar los músculos y la fuerza”. León Salgado, Mario. (2007). Venciendo las Barreras con los Adultos Mayores. Ciencia de la Actividad Física UCM, 7, 53-55. Se han conocido muchos casos de supuestos profesionales que realizan actividades con adultos mayores pero, sin embargo, han desaprovechado

y


dañado la salud de estas personas. Un trabajo realizado inadecuadamente, puede ser fatal para la vida de uno de ellos, debido a que sus huesos, articulaciones y músculos, no se encuentran en un estado óptimo, debido al deterioro que produce el pasar de los años. Es por esto que cabe destacar la importancia de los monitores y especialistas en el área de la actividad física, ya que es fundamental que el personal que trabaje con ellos maneje conceptos y metodologías acordes a sus requerimientos, más aún tratándose de talleres en donde las personas mayores van a trabajar su mente y cuerpo en forma integral, estos profesionales de la Educación Física requerirán de una formación permanente y un conocimiento profundo sobre las necesidades y el tipo de actividades más adecuadas para la tercera edad, con especialidades para potenciar diferentes aspectos, tales como, mantenimiento, prevención, recreación y rehabilitación. Miramos nuestro alrededor y nos damos cuenta que estamos insertados en una sociedad individualista y por lo mismo, despreocupada de lo que pueda suceder a nuestro alrededor, y aún más con quienes nos rodean. Muchas veces nuestro adultos son mirados como los estorbos de la sociedad y de los cuales solo esperamos una muerte temprana. importante en la actitud

La actividad física

ha logrado un cambio

y autoestima de nuestros adultos mayores, logrando

cambiar ese estigma y permitir que se sientan autovalentes y revitalizados; cabe recalcar que el realizar ejercicio físico repercute en forma positiva en aspectos psicológicos, estas actividades incrementan las sensaciones de logros personales, auto-eficacia, mejora del estado de ánimo, disminuye la depresión y ansiedad, lo más importante, aumenta la sensación de control y bienestar durante la realización de estos. Hemos tenido la oportunidad de ser parte de las evoluciones que la actividad física ha logrado en beneficio de los adultos mayores. Sabemos que permite un desarrollo en el aspecto fisiológico, sicológico, físico, pero por sobre todo, cambios


emocionales y anímicos, que permiten sacar lo mejor de cada uno de ellos y que como profesionales de la actividad física, nos satisface de gran manera y realza aún más nuestra vocación, además, es importante recalcar que en la medida que el adulto mayor mantenga su auto-valencia y un apropiado rol social repercutirá en la mantención de una buena salud mental, además se convierte cada vez en un ser útil y de gran valor para sus cercanos.


Referencias Bibliografías. León Salgado, Mario. (2007). Venciendo las Barreras con los Adultos Mayores. Ciencia de la Actividad Física UCM, 7, 53-55. Moreno González, A. (2006). Incidencia de la Actividad Física en el adulto mayor. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, 5 (20) ,222-237. Pont, P. (2008). Tercera Edad Actividad Física y Salud (7 ed.). España: Paidotribo. Ramírez Campillo, Rodrigo; Garrido Guzmán, Mª Encarnación; Elzel Castro, Luisa Magali y Castillo Cerda, Mª Angélica. (2009). Fundamentos Fisiológicos y Consideraciones De La Actividad Física En El Adulto Mayor. Ciencia de la Actividad Física UCM, 10, 21-30. Rodríguez, Mª Eugenia; Buguñá Moya, Fernando; Haddad B, Karin; Flores, Marcelo; García de Cortázar, Rodrigo; Peña Araya, Camilo y Soto Valenzuela, Fernando. (2009). Evaluación Técnica de Resultados de la Intervención Chile Deportes con Adultos Mayores. Revista de las Ciencias de la Actividad Física del Instituto Nacional de Deportes, 4, 7-24. Villalobos, Delia; Mora, Mónica; Araya Gerardo y Ozols, Antonieta. (2007). Perspectiva Subjetiva de la Calidad de Vida del Adulto Mayor, Diferencias Ligadas al Género y a la Práctica de la Actividad Físico Recreativa. Revista MHSalud ®,1 (1) ,1-12.


E-mail: Elsa Dimier Quezada: dimier_1291@hotmail.com Hugo Inostroza Ortega: huginos04@gmail.com Lorena Jeldres Bascuñan: lorenita25_2@hotmail.com Texia López Maureira: sole.lopez.m@hotmail.com Katerin Pérez Vargas: katperez@alumnos.ubiobio.cl Yaritza Sepúlveda González: yary.sepulv@gmail.com

Adulto Mayor  

Salud y actividad fisica en el adulto mayor