Issuu on Google+


La impresión 3D nace por un proyecto de investigación que el Massachusetts Institute of Technology (MIT) desarrolló hace un par de décadas. El proyecto consistía en materializar en forma rápida y flexible partes, prototipos, modelos y piezas que hubieran sido digitalizadas en tres dimensiones en un software de modelado como AutoCAD en formato .STL (monocromo) o .VRML (color), para que la impresora creara poco a poco cada capa de la pieza utilizando arena (o una especie de polvo) que se sometería a altas temperaturas, para que posteriormente se solidificara y se obtuviera una textura más dura que el plástico, tan resistente como el metal.


El resultado se logró y es lo que hoy conocemos como las impresoras 3D, que son capaces de crear cualquier forma, prácticamente de cualquier material en donde se incluyen cerámica, metal y polímeros, teniendo control absoluto de la composición del material, su microestructura y la textura de la superficie.


desde el Año 2012 se han perfilado en todo el mundo como un enemigo potencial de los fabricantes de toda clase de herramientas y dispositivos, se han terminado de desarrollar y difundir, tomándose campos como el de la moda, el diseño, la arquitectura, la tecnología y hasta el de la comida, y lo mejor cada vez se puede acceder a ellas con precios más bajos.


Un arquitecto holandĂŠs ha revelado sus planes de construir en 2014 los primeros edificios impresos en 3D del mundo, con formas inspiradas en paisajes terrestres. El arquitecto, Janjaap Ruisjssenaars, espera crear estos edificios en todo el mundo, dijo que este serĂ­a uno de los primeros que podrĂ­a convertirse en un museo de arte nativo en Brasil.


Modern Meadow, un start-up en Estados Unidos, cree que puede hacer exactamente eso: crear carne cruda usando una bioimpresora 3D. Estos cortes de carne evitarían el sacrificio de animales.

Esta técnica está cambiando los parámetros de la moda y el diseño. Firmas de zapatos como United Nude, la tienda de gafas Protos, la empresa StereoPrint, y la copistería MarketBot Store, son pioneros en el uso de estos sistemas de impresión, sin embargo han tenido una gran acogida y éxito.

Un equipo de médicos de Holanda asegura haber sido el primero en trasplantar un hueso hecho en una impresora en tres dimensiones. Se trata de la mandíbula en una mujer de 83 años. El trasplante fue llevado a cabo en Junio del año pasado, aunque sólo lo han hecho público hasta ahora.


CONOZCA ESTA HERRAMIENTA QUE YA SE ESTÁ TOMANDO EL MUNDO DE LA MODA, EL DISEÑO, LA ARQUITECTURA, LA TECNOLOGÍA Y HASTA EL DE LA COMIDA.

POR ANGÉLICA PARRADO SÁNCHEZ.



Presentación novedades tecnologicas