Issuu on Google+


M

En tiempos de Maricastaña vivían dos gemelos. La chica se llamaba Alicia y el chico Pedro. Pedro y Alicia iban todos los días al jardín a coger flores. Alicia cogía rosas y Pedro margaritas. Un día se alejaron mucho de su casa y empezaron a gritar. -¡Mamaaaaaá! ¡Mamaaaá!- gritó Alicia y Pedro le dijo que se calmara. Alicia se calmó y siguieron andando. Alicia estaba asustada y encontraron una casa, Pedro dijo: -Entremos a la casa, a ver si hay teléfono para llamar a mamá. -Pedro, estamos en el bosque y no hay cables ¡cómo va a haber teléfono! — respondió Alicia. Pedro contestó: -Alicia, también hay teléfonos que no tienen cables . -Está bien – respondió Alicia. Salieron de la casa, caminaron un buen rato y encontraron toda clase de dulces incluso dinero y ollas de chocolate. Comieron muchas chucherías. Se durmieron y salió una bruja que les quería meter en una olla de verdad. Cuando la bruja fue a coger las cerillas para encender el fuego Pedro y Alicia se escaparon. Caminaron de prisa y encontraron su casa. Al llegar a su casa abrazaron a sus padres. MAIDER Y NAGORE.


LA CASA ENCANTADA