Page 9

Apravechando uiz entreacto, fui a su camarin y, tomo no le hallava, le de$ una tarjeta con e m s mews palabras: V i 2 amigo de Herbert de Castro”. Desde mi aiento pude observar, luego, cdmo se le almfigaban 20s O ~ O S , el cuello, el torso, buscando en la sala a1 desconondo cofrade de su cofrade. Pero la vida no quiso que coiiversa‘ramos aquella vez. Una tarde, pasado algdn tiempo, entraba en mi oficina zm hombre alto, erguido, cuya renquesn no lesionaba su aire juuenil. Traia un grueso paquete de ongizales bajo el braxo. Queria que le edithramos una traduccidn su ya de “Hot jazz” por Panassie‘. Recordamos el incidente de Viea. -No sabe cdmo anduve pveguntando a todo el mundo #or la persona que me dejd aquella tarjeta. De golpe revivi uno de 10s periodos mds intensos de mi exzstencia. M e hizo usted pasar una noche desvelado -dijome Gmido. Esa vez pzrdimos conversar, y , desde entonces, muchas m h . Una de ellas, en las puertas del Teatro Caupalicdn de Santiago, dainde, ofikando de pvopugundasta y boietero en una fiesta pyo mdsicos chilenos, Pablo Garrido dejaaba o h , con QieriCia de profesional, un sonsonete tipico de “camelot”: -Caballeros, caballeros.. . Ayudad a /os trabajaHove5 de la mtisica. .PabEo Garrido es pesidente y hombre deczsivo de la Federacidn de Mdskos de su pais. x

Biografía de la cueca  
Biografía de la cueca  

Biografía de la cueca. Pablo Garrido. 1976.

Advertisement