Page 11

.

naj, en busca de tales vastros, Le dan derecho para considernrse como uno de 10s Adelantados en tal jaez de ocupaciones. Y aunque no ha psoducido todavia u n uolumen metddico y copioso como 10s de Carlos A . Vega, Francisco Curt Lange, Raoul d’Harcourt, Leandro Albiisa y otros paladines de la mdsica autdctona, el Ivczbajo qae sobre “La Cueca” preparu serk, sin duda, de 10s Tnks serios y concienxudos que se conocen a1 respecto, prueba de lo cual es el breue compendzo que, bgjo el titulo “Biografia de la cueca”, publica ahora.

Produjo un uerdadero reuuelo el musichlogo argetxtino Carlos A. Vega cuando afirmd, et! un libro memorable, que el origen de todos 10s bailes v cancione1 populares sudamericanos era limego: Durante el coloniaje d o hubo dos grandes centsos culturales en Szrdamkrica: Mkxico, en Nueva Espaga, y Lima, en Alueua Castilla o el Perd. Sin duda es una prueba de ello, el lzecho de que, en ninguna paste, se produjo tan m b ~perfecta simbiosis de elementos vernhculos como C D amhas ciudades. Indios, espagoles y neqros c012cum e r o n a fmmar un conglometdado raciat pintoresco, a m p < no hornzogknleo -m& africanixdo e12 Lima que en Mkxico, pcw cierto. E72t~elas manifestmiones coreogrhficas de uquella mi.rtara, nparece, en no despreciable rango, la “zaniacfheca”. DP ella derivm distintos builes, como, por ejemp b , la rnnrincra peruana, la zamlta argentina y la m e -

13

Biografía de la cueca  

Biografía de la cueca. Pablo Garrido. 1976.

Advertisement