Page 5

PROLOG0

Hay paises que tienen una reserva! iconogrifica hist6rica y cultural que va desde la expresidn grifica de las culturas aut6ctonas alas mds modernas imigenes digitalizadas de hoy, Son culturas en donde la imagen es parte del lenguaje cotidiano. Buena parte de su historia la podemos conocer por medio de imigenes que quedaron en ia piedra, el papiro o el amate. Hay otras donde el texto, oral o escrito, tiene primacia sobre la imagen. La nuestra parece pertenecer a estas 61timas.

Las vistas que tenemos de nuestro pasado fueron hechas en su mayoria, por viajeros circunstanciales y no por sus lugarefios. La historia nos ha sido referida por la palabra escrita, mis proclive, siempre, a la epopeya, a la gesta heroica, que a la narracidn de hechos cotidianos protagonizados por gente comdn y silvestre. Eso es lo que hace necesaria la lectura del volumen que nos entregael acucioso Jorge Montealegre,la posibilidad de ver el Santiago del 1900 con 10s ojos de uno de sus mis dotados cronistas: Pedro Subercaseaux (Lustig) a travCs de las aventuras de Von Pilsener.

Von Pilsener, parece ser el product0 de un recreo, de una diablura, que se dio el veinteaiiero pintor, miembro de una familia con una situaci6n privilegiada en el organigrama del poder, en su trinsito a la disciplina acadtmica. Pasatiempo, que le permitid liberat y dar salida a1 material remanente en sus libretas de apuntes o en 10s croquis mentales que se hace un dibujante a cada rato.

'

Von Pilsener  

Von Pilsener. Pedro Subercaseaux. 1993.

Von Pilsener  

Von Pilsener. Pedro Subercaseaux. 1993.

Advertisement