Page 21

rostro?; otra: "LLa escena representada recibe en realidad, o tan s610 aparentemente, la luz solar desde el Sudeste?"; aunque parezca increible, el sub-director del Observatorio Astronbmico, Ismael Gajardo, tambikn fue codsultado: "LEn qu6 direccih y a qui hora aproximada del dia 8 de Junio de 1536 deben'a haber mirado un bbservador del valle de Aconcagua para recibir la luz solar desde una altura de 45 grados?"; por su parte, el doctor Federico Johow, sabio alemin especialista en botinica, debid informar sobre la presencia de una determinada planta en la tela; y el historiador don Jos6 Toribio Medina sobrelaexactitudlvistdricadelaescena. Entre las respuestas, hay fragmentos tan graciosos como las preguntas:"Las lineas son armoniosas -escribe Alvarez de Sotomavor- sin Igulla pa icularidad (except0 ser tuerto _ .. . 'ree le 'ga

El de!;cubrimientode Chile I,a simpatia que le dispensaban en La Moneda la encontr6, s610 parcialmente, cuando debi6 tratar con el Parlaniento. En 1913,lospresidentes de ambas clmaras le encarg aron pintar el "Descubrimiento de Chile", para decorar la testeradel Saldn de Honor del antiguo Congreso Naciotial. En condiciones de gran incomodidad y juntando tro,zos de tela, el artista cumpli6 con el honorifico je inmenso! encargo. No contd, sin embargo, con que su m8s politico pinturi debedaenfrentarun absurdo ttjuiciotl, los que estaque estCtico,promovido ban decididos a oponerse a toda iniciativa que viniera de 10s pr esidentes del Congreso. La situacibn, en la di stanc:ia, no deja de ser dramitica y divertida; se siente, a1 recordarla, cierto bochorno en el A orgulli3 nacional. Los politicos se enredaron en acaloradas discusiones sobre la pintuI.a que, supuestamente, atentaba contra el buen gusto, la vel.dad histdrica y hasta geogriifica. Para salir de dudas, elI honorable Congreso le pid 16 socorro a la Sociedad C:hilena de Historia y GeogIafia, la cual encarg6 I "una critica hist6rica del cuadrc3" a una comisi6n que estuv o integrada por Aurel iano O y a r z h , Max Uhle]iTomhsThayer Ojeda. A su vez, esta comisi6n pidi6 la opini6n a diversos especial istas.(*, 1

Asi, por ejemplo, el Direcrtor de la Escuela de Bellari Artes, don Fernando Alvar ez de Sotomayor, debi6 responder preguntas como las siguientes: " ~ C O rresp onde el retrato de Alma gro a1 de un individuo de cut?rpopequeiio y feo de 23

I

Von Pilsener  

Von Pilsener. Pedro Subercaseaux. 1993.

Von Pilsener  

Von Pilsener. Pedro Subercaseaux. 1993.

Advertisement