Issuu on Google+

F

2012.

No. 1 .

T A M A N D U A


CONVOCATORIA

Índice

Convocatoria………………………………..........................……………………………………….2 Editorial…………………………..........................…………………………………………………..3 Cuento: Backfocus: Laura Rodríguez someramente…………......................…………………………4 Alicia y los Universos Alternativos: Juan de Urraza……....................……………………...5 América: Lorenza Cuadros………………………………………........................……………….8 Todas las cristianas son putas (primera parte): Juan Felipe Cristancho….................…9 Ensayo: Concepción de Dios en el elogio a la locura: Juan Felipe Rivera P…….................…..12 Fotografía: Andrea Alvarez……………………………………………………………….........................….…16 Poesía: Clave de vos: Darío Prada………………………………………………………,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,..18 De ambos lados: Luz de María Maldonado…………………………...........,.......………..…20 Conversaciones en altamar: Jonathan Rodríguez……………………………,.,,,,,,,,,,,,,,,,,...23

En su segunda edición quiere invitar a todas las personas que lo deseen a participar con producciones originales e inéditas en las siguientes categorías siendo la temática libre:

TAMANDUA

· Reseñas (libros, cine, música, etc.) entre 2.000 y 6.000 palabras.

DIRECCIÓN Andrés Montenegro

· Cuentos, entre 2.500 y 3.000 palabras · Poesía: Trabajos máximo de 1.500 palabras. · Fotografía: Máximo 6 fotografías (formato JPG resolución mínima de 300dpi ). · Reportajes, diarios, crónicas: Máximo 2.500 palabras.

Reseña: La mujer que vuela (las ciudades de Lucia): Margarita Iguina Bravo……...............…..24

· Ensayo: entre 2.000 y 6.000 palabras. · Ilustraciones: Máximo 6 ilustraciones (formato JPG resolución mínima de 300dpi ).

Colaboradores……………………………………………………………………..........................29

COMITÉ EDITORIAL Sebastian Sánchez Natalia Gómez Fernando Pereira DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN Haide Leiton M.

Letra Arial tamaño 12. Espacio: 1.5. márgenes estándar. Todo texto enviado debe anexar una pequeña biografía del autor (nombre, nacionalidad, estudios, dirección de correo, o los que considere pertinente el autor)

Fecha límite de entrega: 15 mayo 2012 11: 59p.m. Las personas que deseen participar pueden ponerse en contacto a través de los siguientes correos electrónicos: librajes@gmail. com o librajeslibros@yahoo.com

Las personas seleccionadas serán publicadas en el blog de Librajes el día 20 de mayo La revista no devolverá originales ni mantendrá correspondencia sobre los mismos Los textos que no sean seleccionados serán borrados el mismo día de la publicación de los seleccionados. 2

Carta abierta: Cualquier tipo de sugerencia, de dudas o comentarios son bienvenidos a los siguientes correo s librajes@gmail.com librajeslibros@yahoo.com Hable con nosotros.


editorial

Existen en el mundo ciertos mapas, mundos que pertenecen solamente a las voces, y que nacen alrededor, se dejan percibir por el cuerpo. Queremos vivir difuminando las fronteras que por otros intereses se han mantenido dentro de nuestra vida cotidiana. Queremos que el arte sea el ruido que manche todas y cada una de las realidades de nuestra especie. Latinoamérica. Mapa que se escurre entre los días, que se pierde en los discursos que diariamente nos toca vivir. Sin saber que todos podemos elegir, elegir qué decir, qué hacer, qué cambiar, qué expresar, qué escuchar y dejar atrás. Donde dejar el último aliento. Elegir por ejemplo, que la expresión, la nuestra, nos ayude a sujetarnos a la vida. Tamandua, esa especie residente de estas tierras, que se dispersa por todo el continente, hace parte de la identidad que tenemos, como extraños, nos choca, con la viscosidad de sus palabras y acciones. No hay justificación para mantener esos mapas de convenciones imper-ceptibles, de barreras teñidas de distintos colores, pero sí la razón de construir mapas imaginarios, que se escuchen y que sean formados por la vida de ese animal latinoamericano que se expresa con sus movimientos y sus labios diminutos. Aquellas cosas que queremos escuchar, cosas de las cuales vamos a ser parte y traspasarán a cada uno de los lectores. Lectores del mundo, permeados con expresiones alternativas y con mensajes de acá (y de allá) de todas partes.

BackFocus La ansiedad por ver una película podía llegarme en cualquier momento del día. Al principio pensé que sería peligroso si en medio de una reunión de trabajo, inmersa en un mar de palabras importantes, y comprometida con las miradas de superiores me entraba la humedad en la boca. El deseo se convertía en saliva en las mejillas y sobre la lengua, no me quedaba más que pasar litros y litros de líquido salival y respirar lentamente, descansar un poco el cerebro imaginando alguna variante de la situación real (de preferencia cómica) y dejar aparecer una sonrisa que se acomodará en ese mundo posible creado en un segundo. A menudo la sonrisa era bien aceptada por los presentes, quienes contagiándose de la prudencia de mi gesto, creaban en el segundo posterior, una situación paralela a manera de distensión creativa. La creatividad funciona como un bocadito dulce que se deshace en el paladar acostumbrado a las insipiencias oficinescas. También podría ser peligroso dejarme llevar por las ansias cinematográficas si estando en la presentación de mi tesis doctoral, frente a respetados artistas e intelectuales compañeros, me descubro citando con la incoherencia acostumbrada, situaciones fílmicas con el único propósito de promover la perspectiva que defiendo y que habitualmente es menos entendible de lo que mi enciclopedia de obviedades supone. Llego casi al llanto cuando imagino que al volver a mi casa mi Mamá me recibe con las clásicas malas noticias nacionales y como tradicionalmente funciona en mi familia, todos los comensales me ruegan por los méritos de mi lucidez un pronóstico de la situación de la patria. Y yo, con mi nervio óptico dirigido a ellos y toda mi concentración abocada a la febril tarea de recordar el diálogo amoroso de cualquier película romántica, tenga que ocultarme bajo el manto de la relativización y universalidad oracional.

.

TAMANDUA

Tengo tanto miedo de que el deseo fílmico me alcance en un momento inoportuno, por ejemplo cuando al estar sometida a una insoportable abstinencia cinematográfica me entregue a la tarea de escribir un relato sobre aquella mañana en la que desperté con tantas ganas de ver una película que dejé todos mis deberes como escritora y simplemente abrí la boca a un pequeñísimo y dulce bocadito de la irrealidad que nunca me pertenecerá.

3

Imagen tomada de: http://www.freepik.es/foto-gratis/las-proyeccionesanteriores_349722.htm

Buenos Aires, julio de 2010. Laura Rodriguez 4


5

ALICIA Y LOS UNIVERSOS ALTERNATIVOS Alicia, una vez más, como otras tantas veces, se hallaba en un mundo desconocido y completamente diferente al que solía habitar. Como en previas ocasiones, el contacto con algún objeto o portal, en un momento casi mágico, o tal vez místico, la transportó por los pasillos entre planos y universos hasta un lugar usualmente inalcanzable desde su propio mundo. Pero en este caso, a diferencia de los anteriores, no se encontró con fantásticas criaturas ni con persecuciones o juegos de lógica que pusieran su vida en riesgo. Y como por tantos años vivió de esa forma, saltando de un mundo a otro, siempre en viajes de ida y vuelta, ya nada la sorprendía ni le parecía sobrenatural, todo lo contrario, estas experiencias eran comunes y ordinarias para ella, aunque nadie jamás le creyese lo que le sucedía. Finalmente dejó de relatar a sus allegados dichas vivencias, puesto que sólo servían para poner en duda su cordura, ya que no existían pruebas de que lo que dijera fuera verdad. Pero no dejó de viajar. En los primeros casos regresaba a su mundo despertando de un sueño, pero con el tiempo se dio cuenta de que ésa era una estrategia de los universos para devolverla a donde pertenecía, y no significaba que realmente hubiera dormido y soñado los eventos fantásticos que vivía en el “otro lado”, sino que era la salida de su estado de trance, o la reinserción de su propio cuerpo físico en el mundo que usualmente habitaba... Además, sus viajes fueron volviéndose cada vez más largos, y a veces regresaba al mismo punto y momento de partida, pero en otros casos transcurría un tiempo considerable en su propio mundo, o peor aún, regresaba a un tiempo muy posterior al de la partida, y aparecía en ubicaciones muy diferentes y alejadas del lugar donde el recorrido se había iniciado. Pero en este caso, Alicia, como se mencionó, no llegó a otro de esos mundos extraños, de seres increíbles, o de futuros y presentes alternativos. Simplemente apareció en un gran salón esférico, blanco, gigantesco, de cientos de metros de diámetro, carente de objetos, y donde la luz parecía proceder de lo más alto, pero al mismo tiempo de todas las direcciones. La jovencita caminó por varios minutos en descenso hacia el centro inferior de la esfera, donde inicialmente se veía un punto, pero acercándose empezó a vislumbrar a una figura humana, que finalmente terminó convirtiéndose en una hermosa mujer, muy sensual, que flotaba a un metro sobre el suelo. Sus insinuantes ropajes flotaban a la par de ella, armoniosa y delicadamente. La mujer parecía estar dormida, o inconsciente, puesto que se mantenía inmóvil, con los brazos levemente extendidos y los ojos cerrados. Cuando Alicia estuvo a unos metros de ella, ésta los abrió repentinamente y la observó con una expresión difícil de descifrar, puesto que no era de enojo ni dureza, pero tampoco amable ni cariñosa. Simplemente la escudriñó en profundidad, como traspasando su carne y buscando algo en su interior. - Eres tú. - le dijo con voz dulce - Has llegado, me has encontrado... Siéntate. - la invitó, al tiempo que el suelo dejaba de ser curvo, y surgían del mismo unas salientes que terminaron conformando un sillón. La luz disminuyó su intensidad y dejó de verse el blanco infinito, para formarse un horizonte de sombras cada vez más cercano. La mujer descendió y se sentó frente a ella en otro sillón similar. - Alicia, - continuó hablando, una vez sentada - te he visto, y me he cruzado contigo en diversos universos. Posees un don especial o al menos una gran suerte, para lograr encontrar los puntos de enlace entre los diferentes universos existentes.

- Yo soy la reina de los planos, guardiana de los múltiples universos, la que hace y deshace los entuertos y las uniones entre los mundos. Soy la tejedora de destinos, y la artesana del caos. Soy el bien, el mal y la neutralidad, todo junto, según me plazca, soy la totalidad, o Dios, para muchos... Hace eones que llevo esta responsabilidad, convertida en la guardiana de los planos de la existencia. Pero en realidad no soy más que un ser humano como tú, atrapada entre los universos, rodando por ellos gracias a este lugar fruto de mi pensamiento, controlando lo que sucede en cada uno, y siendo la custodia que impide que la entropía crezca y los domine. Siempre creí que otro guardián tomaría mi lugar, y así podría llevar adelante una vida corta, intensa y carnal, donde un hombre me poseyera completamente y donde pudiera regalar mi amor, mi vida, a él y a mis retoños. Pero estoy encarcelada dentro de esta perpetuidad infinita, dentro de esta omnipotencia divina, que he recibido y aceptado. Soy la aduana, el puesto de control que decide quién pasa y quién no entre los universos, quien vigila todos los enlaces de un lugar y tiempo a otros lugares y tiempos... - No lo comprendo. - alcanzó a decir Alicia. - No me decepciones. Tú y yo tenemos mucho en común, tenemos la capacidad de ver más allá de la ilusión de los mundos, y encontrar las conexiones entre ellos. Tú eres el único ser que puede comprenderme. Yo tengo la esperanza de que lo hagas. Necesito que lo hagas. - Yo ya no sé qué creer o pensar - insistió la joven - A veces me parece que estoy loca y alucino. Otras veces siento que tengo algo especial que me permite recorrer lugares vetados a la humanidad... - Eso no importa. Yo puedo darte las respuestas que siempre has buscado. Y asegurarte que no estás loca. Sólo debes prestarme atención y escuchar lo que tengo para decir. Por experiencia propia ya lo sabes, de manera intuitiva, yo sólo voy a formalizar el conocimiento que posees. La verdad es que en realidad no existe un único universo, sino un cosmos de universos. Cada universo se rige por sus propias reglas, y tiene desde una hasta infinitas dimensiones. Usualmente, en la investigación científica y en el pensamiento filosófico, a esta situación se la conoce como “universos paralelos”, pero ésa es una acepción errónea, pues el paralelismo sólo tiene sentido entre dos rectas en un mismo plano, o entre dos planos para un cierto eje de coordenadas, ya sean espaciales o temporales. Pero la verdad es que los universos, en muchos casos, se superponen unos con otros, o son paralelos en alguna dimensión pero no en otras. A veces tienen las coordenadas espaciales similares, pero las coordenadas temporales no, tal vez opuestas inclusive, entonces mientras un universo avanza, el otro retrocede. O hay universos que avanzan mucho más rápido que otros, o que tienen más o menos dimensiones... - Creo entender lo que me explicas, - indicó Alicia - pero no por eso deja de ser confuso. - ¡Pero claro que lo es! - rió la reina, echando su larga y renegrida cabellera hacia atrás, dejando entrever las pronunciadas curvas bajo su túnica semitransparente - Hasta para mí. No puedo pedir que entiendas todo tan rápido, pero por lo menos necesito que comprendas lo que sucede. Llamaremos a partir de ahora, a lo que conoces como universos o mundos paralelos, simplemente “universos alternativos”, o multiversos. Estos universos son independientes unos de otros, pero para evitar el caos que causaría el hecho que estén todos a la deriva, sobre todo los que son similares entre sí, o realmente paralelos, desde el punto de vista de ser reflejos unos de otros, es necesario amarrarlos de alguna manera a algún lugar, y mantenerlos juntos, en un sistema de referencia absoluto. Estas anclas son puntos en común entre dos o más universos, es como pinchar varias hojas con un alfiler y fijarlas por el mismo lugar. El alfiler, en ese caso, sería el ancla, y quien fuera capaz de encontrarla, podría utilizarla como medio para moverse de un universo a otro... Obviamente, existen numerosas anclas en cada universo, fijándolo a su vez a otros universos, y entre todos formando el cosmos infinito, estable, gracias a esas uniones, siendo el centro inamovible de todas ellas este lugar. Tú has encontrado en más de una ocasión esos puntos de anclaje. A veces es un túnel, que es similar en los dos universos, y al cruzarlo puede llevarte del uno al otro. Otras veces es un espejo, o una llave, o una puerta... El punto de conexión puede ser cualquier cosa. Normalmente dicho conector tiene un umbral reconocible, pero en algunos casos no.

- ¿Quién eres tú? - preguntó Alicia a la mujer - ¿Cómo sabes mi nombre? inagen tomada de: http://joseluisavilaherrera.blogspot.com/2010/05/fotos-increibles-en-blanco-y-negro-34.html

6


- Creo entender. Aunque me parece asombroso que yo, por mí misma, haya encontrado tantas anclas en mi universo, y que las personas que me rodean no hayan encontrado ninguna. - O tal vez las encontraron, pero simplemente no se dieron cuenta. Hay universos tan similares entre sí que uno no notaría la diferencia entre uno y otro... Hasta poseen exactamente el mismo desarrollo, los mismos habitantes, las mismas ciudades, las mismas reglas físicas... Mucha gente migró de uno a otro sin haberlo notado, y su alter ego fue intercambiado al mismo tiempo al universo donde él pertenecía, por lo que finalmente ambos creyeron que seguían en su propio mundo, cuando ésto ya no era así. - Entiendo... - murmuró Alicia, aunque no estaba del todo convencida - ¿Y tú qué haces aquí? ¿Qué tienes que ver con todo eso ¿Cómo sabes tanto? ¿Eres realmente Dios, disfrazado de una hermosa mujer? - Gracias por lo de hermosa. - le respondió la reina de los planos, sonriente - Esta esfera donde estamos actualmente es mi universo, mi razón de ser, y al mismo tiempo mi prisión. Es el eje de todo, y gira lentamente, manteniendo en movimiento todos los otros universos, teniendo además al menos un punto de conexión con cada uno de los existentes, ya que se halla en el centro absoluto del cosmos, y puede crecer o reducirse de tamaño infinitamente, a mi voluntad. Así, lo que hago es recorrer todos los mundos posibles e imposibles, todos los tiempos, todas las realidades, todos los sueños, y buscar situaciones o entidades que estén causando algún tipo de desequilibrio entre ellos, para destruirlas, o corregirlas. - ¿Y yo estoy aquí por eso? - inquirió Alicia, preocupada - ¿Para ser destruida por ser una causa de todo tipo de perturbaciones entre los universos alternativos? La reina sonrió y la miró con amabilidad. - Querida, si deseara destruirte hace tiempo lo hubiera hecho, sin darte explicaciones. Pero ésa no es la situación, yo deseo mucho más de ti. Alicia se mostraba visiblemente confundida, y continuaba sin poder descubrir lo que la reina pretendía de ella. - ¿Y qué quieres de mí, entonces? - preguntó nuevamente - No creo que nadie llegue hasta aquí por curiosidad, ni gracias a las anclas de los demás universos, sino porque es tu propio deseo... - Así es, Alicia - asintió la reina - Estás aquí porque yo lo deseo y te he abierto un camino hasta este lugar... Yo te he observado recorrer numerosas realidades, siempre encontrando pasajes de ida y vuelta a tu mundo. Al principio pensé que eran casualidades, pero últimamente, debido a la gran frecuencia con que eso sucede, aunado al hecho que no existen realmente más puntos de conexión en tu área que en cualquier otra área de cualquier universo, llegué a la conclusión de que tú no eres una viajera, como otros descubridores de anclas, ¡Sino que eres tú misma un ancla! ¡Eres un ancla capaz de conectar a los universos a su antojo, traspasarlos y unirlos con simplemente desearlo, sólo que no sabes aún utilizar completamente dicho poder! Y en todos los universos posibles, he encontrado solamente otra entidad con esas mismas cualidades... - ¿Sí? ¿Quién es? - preguntó intrigada Alicia. - Yo, mi princesa, yo misma, y sé que gracias a mis súplicas finalmente has venido a sustituirme como guardiana de los planos, y a permitirme morir en una vida humana como merezco, luego de tantas eras al servicio de los universos... (28/07/2007) Juan de Urraza

AMERICA Y aquí estoy, en Zoonosis. Si, en Zoonosis. Me agarraron en el Parque Nacional. Hacía mucho calor. Esa tarde había pasado junto a unos obreros y me echaron pintura amarilla en el pelo. La gente creyó que era sarna. Por eso vino ese carro negro. De fondo sonaban tiros y había muchos curiosos. Había muchos “patos” y “extras”. A nosotros no nos dejaban pasar, pero igual nos colamos en una de las tomas y salimos en la película, “Tetas y títeres” - nada que ver con “Todos los perros van al cielo”, mi cinta favorita. Los actores gritaban: “no me maten, no me maten”, como en todas las películas colombianas. En esas estábamos –es un decir- cuando un estudiante me empezó a dar galletas integrales (con sabor a icopor), pero bueno, algo si me movió las tripas. Yo lo miraba y después miraba el carro de perros calientes y me hubiera gustado ser una especia de ventrílocuo. Ese siempre ha sido mi sueño: convertirme en un muñeco inanimado que nunca sufra y que nunca muera. Se lo he pedido de rodillas a Bil y Bolin, esos seres imaginarios en forma de tira cómica. Los vendedores gritaban: “¡Perros calientes!, lleven sus perros calientes...”. ¿Alguien me puede explicar vía Twitter qué entienden los humanos por eso? ¿Perros calientes? Por ahí he escuchado que hay perros raza salchicha, ¿será lo mismo? Yo no los he visto nunca. A mí sólo me dicen “Perro” o “Gozque” a secas y no sé cuál será mi raza. Soy de piel blanca y negra. Hacía años no dormía de día. Aproveché el cariño del estudiante para hacer una siesta a sus pies. Él me miraba pero no me acariciaba (todo por culpa de la pintura), mientras hablaba por teléfono en voz muy alta. Ninguna de sus palabras me era familiar.

La mitad de sus expresiones eran en otro idioma. En un momento pensé que me iba a llevar para su casa (¡Ah...si no hubiera sido por esa pintura!). La tarde era ardiente y vinieron los del traje gris a rociar los prados. Yo aproveché para refrescarme. En esas estábamos cuando llegaron los de verde y me cogieron con una red filosa y sucia. Me gritaron insultos humanos y me echaron agua fría. Los perros con cadena miraban de reojo y me lanzaban aullidos que yo asumí como un grito de solidaridad de especie. El estudiante trató de ayudarme pero lo empujaron lejos. Su rostro sangraba. Eso fue lo que más me dolió. No lo vi más. Me hubiera gustado que supiera que me llaman “América”.

Desde el camión vi la ciudad por última vez. Las calles que he aprendido de memoria se me fueron borrando una a una y un olor a gato muerto fue invadiendo mi cuerpo. Es extraño observar la ciudad desde un carro. Uno se pierde todo. El viaje fue largo. Después se me nubla todo. Mucho, mucho ruido, demasiado ruido. Frío, mucho frío. La noche se me vino encima, sin avisar.

inagen tomada de: http://joseluisavilaherrera.blogspot.com/2010/05/fotos-increibles-en-blanco-y-negro-34.html

7

8


9

Todas las cristianas son putas (parte I)

y camina tranquilamente hacia nosotros imitando La Rosa En La Tormenta. Quiere que mi amigo pierda la paciencia. Jamás lo conseguirá. -Chico Sin Parpados-dice con énfasis y autosatisfacción-¿No aprendiste tu lección? -Los parpados los perdí cuando mi Mamá intentó parirme por el culo para no perder la virginidad. -Ah, el viejo truco.

Había pensado en morir. Latas vacías y rollos de papel higiénico. Un pequeño cuarto en una pensión cubierta de papel aluminio, los ojos de plásticos que descansan en el fondo de un vaso de whiskey; veinte años, entre bastidores y aplausos. ¿Por dónde estarán mis padres ahora? Un minuto de silencio por las víctimas de los inodoros mal instalados, por los temblores de tierra que se renuevan como la piel de una serpiente. La silla, la cama y el ropero, todo hundido en la luz roja que vine del horizonte, del vórtice del cono donde las máquinas trabajan día y noche ¡Oh Dios mío, dame la luz!

Al Chico no le causa gracia. Toma un palillo de una caja que hay sobre la mesa y se lo mete a la boca. -¿Cuántos machetes puedes guardarte en el baúl? -Sin filo se pueden acomodar unos veinte. Por un pequeño recargo al sacarlos puedo dejarlos como una espada samurái. Treinta pitos por cada uno.

Suena la puerta. Con pasos cortados como la risa antes de morir llego hasta ella. Recuesto mi frente sobre la enorme placa de metal y renuncio a cualquier expectativa mientras pienso en el estúpido vacio que hay al otro lado. Ni siquiera el cobrador, ni siquiera una puta, ni siquiera un amigo, amante o vendedor. Tengo la vida de gratis, una vez pagué una factura y mi consignación fue la número cero cero cero cero cero catorce. Bienvenidos al show de mi vida. Comienza con un eructo de mañana y termina con un egoísmo noche perturbada. Vamos a ver a quién me encuentro.

-¿Hecho?- Me pregunta El Chico -Seguro- Ni siquiera me atrevo a pensar en decirle que no a esa hermosa mirada afilada. No te miran son seguridad hasta que te miran sin parpados. El Chico le dice al cocinero que vamos a traer los machetes y que al regresar esperamos ver sobre la mesa dos tazas de Yagé con chaman incluido. Salimos de La Deliciosa y caminamos las dos manzanas. Al llegar a la pensión El Chico no dice nada sobre el papel aluminio que cubre todos los costados del edificio, tampoco se expresa sobre el ascensorista. Entra a la habitación y se tumba sobre la cama con un dedo en la boca, me pide que le dé un banano mientras busco las herramientas en el techo falso que hay sobre el mesón de la cocina.

En las escaleras los huesos van rodando, yo que aún tengo alma prefiero esperar el ascensor. -Buen día amo. El rostro de polímero dérmico me mira desde su lejana soledad comprimida en una burbuja. El ascensorista formas parte del ascensor. Si alguna vez intentara salir, poco a poco se empezaría a derretir hasta convertirse en un charco rosado. Voy hasta el fondo y me recuesto contra la pared. Saco mi pipa y prendo un fosforo sobre la espalda del ascensorista. El humo verde del Hyper llena por completo mis pulmones, por hoy no habrá más suspiros.

-La relojería abre en una hora

Volvemos al restaurante y nos sentamos en la misma mesa, al instante vuelve el cocinero, deja un plato con dos tazas llenas hasta la mitad de un líquido café y se lleva el maletín con los machetes. Tomamos las tazas y las vaciamos en un solo trago amargo que nos deja con ganas de vomitar… ¡Ah, el viejo Hachas!, cuando me dio mi primera dosis salí corriendo con la navaja de mi papá en el bolsillo. Mi madre iba en un carro intentando atraparme, pero yo me trepé a los balcones, a las terrazas, dando saltos enormes, balanceándome en las vigas; perdido en mi barrio a medio construir, buscando un sonido de tambores y flautas que salían de alguna ventana que no podía encontrar. De pronto apareció el viejo Hachas parado sobre el filo de un edificio, flotando ligeramente sobre el suelo. Puse con todas mis fuerzas ambos pies sobre el piso pero iba demasiado rápido para frenar; seguí derecho, atravesé al viejo y caí del edificio, para siempre… el viejo Hachas, si no fuera por él quien sabe qué clase de degenerado sería hoy en día.

-Bien, tengo las herramientas en la pensión, a dos manzanas de acá.

-¿Piensas votar esta semana?-Me pregunta mi amigo tumbado sobre el asiento.

-¡Qué haría sin ti, Petardo a Punto de Estallar! Oye, ¿ese es tu verdadero nombre?

-No creo, cada vez confío menos en la democracia- Al chico no le gustan que lo contradigan, en especial en asuntos de política. Preferiría que dijera que voy a votar por él, o por sus ideas… si, así lo preferiría: “Cuéntame Chico, ¿cuáles van a ser tus propuestas para esta ronda?” Ni hablar, que se lo aguante la con la que está durmiendo.

Voy a desayunar a la Deliciosa. Allí me atiende una mujer de avanzada edad con un vestido rosado que le cubre del ombligo a los pezones. Usa medias y un ligero café. Levanta su pierna derecha sin doblarla y la pone sobre la mesa, me ofrece el menú. Pido un té mientras espero mi cita. Después de media hora, que cuento gracias a los expresos Mundo Feliz que pasan cada cinco minutos, llega El Chico Sin Parpados:

-Tan verdadero como las pieles arrugada de la mesera. El Chico la mira con prepotencia.

-Pero es tu deber con la sociedad, no puedes aislarte sólo porque las cosas no funcionen inmediatamente.

-Sí, que belleza.

-No funcionan ni inmediatamente ni nunca. Si estudiaras historia lo sabrías.

-¡Moza!, venga a tomarle el pedido a mi amigo que viene con ganas de cocteles. La anciana corre entre las mesas, pero antes de llegar el cocinero lanza desde la cocina un machete del tamaño de mi brazo que da por lo menos mil vueltas antes clavarse en la mitad de los ojos de ella. El hombre sale con dificultad a través de la ventanilla por la que pasan las órdenes de los clientes, tumba varios platos y sartenes; cuando se pone en pie se acomoda la enorme barriga 10


El Chico guarda silencio y mira hacia otro lado, estoy seguro que se está apretando un testículo. Es hora de ir a la relojería, así que se levanta de la silla, sospechosamente tiene una mano en el bolsillo. El cocinero nos mira a través de la ventanilla por la cual pasan las órdenes de los clientes, el Chico abre completamente la mano que tiene libre y repite el gesto tres veces. El cocinero tendrá que apurarse con esos machetes.

Concepción de Dios en el Elogio de la locura

-Si quieres puedo escuchar los motivos por los cuales te ha decepcionado el sistema político- Me dice con condescendencia mientras vamos saliendo de La Deliciosa. Lo miro con escepticismo pero aun así empiezo a hablar a sabiendas de que está jugando conmigo.

Juan Felipe Rivera P. piperp100@hotmail.com

-Pues yo pienso que las votaciones semanales son un consuelo para tontos- ese testículo debe estar a punto de estallar, aun así sonríe- Piénsalo bien, ¿qué hay de las decisiones instantáneas, las milésimas de segundo en que tu vida puede cobrar sentido? una semana es mucho tiempo. Alguna vez pensé que la solución era implementar un sistema de votación que siempre nos acompañara, en todo el día, incluso en la noche, cuando uno sueña. Después, que se reunieran las ideas y se escogieran las más comunes. Pero ahora pienso que eso tampoco funcionaría, terminaríamos convirtiendo el sexo con las celebridades en un derecho público. ¿Sabes algo?… en realidad creo que la solución está en la cultura. Si queremos hacer verdadera democracia debemos pensar en una forma de traducir la cultura en políticas, nada más puede funcionar.

Introducción El Elogio de la locura es un texto en el que lo propositivo o expositivo se disfraza a través de la alegoría, creando así una especie de ensayo híbrido. De modo que las ideas que se quieren exponer asumen primero la forma del discurso o encomio y luego la de la alegoría: la locura en persona está pronunciando un discurso en su honor. Estas características hacen que no se encuentren de primera mano en el texto los conceptos o ideas del autor, sino que predomine bien sea el encomio o la diatriba. Aun así, en medio de sus exposiciones se traslucen algunos conceptos básicos de la visión de mundo del autor. Así pues, dado el carácter fuertemente religioso de la obra, cabría preguntarse cuál es la concepción de Dios que maneja aquí Rotterdam, pues esto podría esclarecer el sentido de sus críticas. De hecho, me atrevería a afirmar que toda la propuesta moral está profundamente relacionada con la idea de Dios que aparece allí.

El Chico Sin Parpados me mira sonriendo, empieza a tomar aire para darme una larga respuesta. Tengo muy claro que no se puede discutir con él sobre estas cosas, así que me adelanto a su respuesta y señalo la calle de enfrente: “Llegamos”. Nos detenemos pero no cruzamos la avenida, las puertas de la relojería están cerradas y las rejas están abajo: Al relojero se le hizo tarde.

Antes que nada, quisiera exponer los presupuestos mediante los cuales nos acercaremos al texto. Dado que es un texto de carácter discursivo, expositivo, además de su forma de loa y discurso, nos encontramos con un narrador en primera persona: “En seguida vais a comprender el porqué de mi presencia entre vosotros con este ropaje con que me veis, si no os molesta escucharme con atención” (ROTTERDAM c. 2, p.38) Así que se presentará un estilo mucho más directo. Además de esto, nos encontramos con una alegoría, pues es la idea de Locura, Estulticia, Estupidez, personificada quien pronunciará el discurso. Dado el carácter fuertemente ideológico de la alegoría entenderemos que en esta obra el sentido estético está supeditado a la exposición de ciertas ideas y posiciones frente a varios temas. Dios y los dioses El Elogio de la locura podría ser dividido en dos partes; se pasa de un discurso mucho más, digamos, propositivo en un principio, a algo más crítico, en donde se denuncia a la vez que se propone una nueva visión. En los primeros capítulos, entonces, la Locura se presentará, y justificará sus motivos para hacerse ella misma un elogio, exponiendo cuanto le deben los mortales y los dioses. Luego de demostrar cómo todo está supeditado a su imperio, la crítica se hace mucho más fuerte, y el ser estulto adquiere un sentido un tanto peyorativo; ya no es un mal que se exalta y al que se exhorta, sino que se denuncia y se hace ver despreciable. Entonces, en un primer momento, tratando de hacer simplemente un discurso encomiástico, la Locura personificada trata de presentarse a sí misma, empezando por exponer su descendencia: Señores, ya conocéis mi nombre. ¿Qué título puedo daros sino el de estultísimos? ¿O es que la diosa Estulticia puede dirigir un epíteto más honroso a sus devotos? Permitidme que, con la ayuda de las musas, os dé a conocer mi genealogía, ya que no son muchos los que la conocen. (ROTTERDAM c. 7, p42) Es particular aquí el hecho de que, primero la locura se considere como una divinidad, esto implica cierta concepción de la mitología, pues como ya veremos, la aparición de la Locura como diosa no interviene en ningún momento en el problema del cristianismo. Así, la primera idea de dios que se nos presenta, es un dios mitológico. Al parecer, aquí no entra ninguna idea cristiana, no hay contraposición entre el planteamiento de un panteón mitológico y la fe cristiana.

11

IMAGEN TOMADA DE : http://www.freepik.es/foto-gratis/por-la-orilladel-mar-3_21128.htm

12


13

Se podría decir que la mitología obedece, primero, a una creación que se reconoce como fantasiosa, literaria; entendamos pues el sentido de mito: historia, cuento, mentira. Segundo, la forma del discurso al presentar estas referencias clásicas adquiere un tono de erudición, que refuerza la seriedad y formalidad de una loa común; pero que a la vez creara el efecto cómico por aquello que dice.

Pero a la vez, esta crítica deja entrever cierta idea del cristianismo, y por tanto cierta idea de dios. El cristianismo se debe a la locura en tanto que también actúa fuera de lo normal partiendo del principio de caridad, único precepto cristiano (p. 112), pues justamente esta conducta es inusual “no hay locos más rematados que aquellos que están poseídos por el ardor de la piedad” (p.145).

Pero esta primera acepción mitológica de dios le sirve a Erasmo para construir su propuesta ética. Pues está dando, en principio una reforma a la moral en general y no sólo a las prácticas cristianas. Entonces, al subvertir todo el orden moral como supeditado a la locura, podrá denunciar aquello que no sigue este orden, que no se asocia a lo demandado por la Locura. Primero hace falta que construya alrededor de la Locura todo el orden del mundo, pues justamente ella es lo verdaderamente importante en el contexto humano, por oposición al gran valor de la sabiduría .

Podríamos decir que la idea de dios que aparece en el texto obedece a una concepción neoplatónica-cristiana de dios, pues vemos que se aceptan todos los dogmas de la iglesia, se concibe a dios como trinidad; y a Cristo como hijo de Dios y figura a seguir. Pero lo que se discute aquí es justamente el alejamiento de estos principios fundamentales del cristianismo. Y no obedece únicamente a lo religioso, pues justamente se condena la idolatría de santos, las peregrinaciones devotas, o no tan devotas como las cruzadas (c. 59). Entonces, lo que reside en el fondo del Elogio de la locura más allá que una crítica a la sociedad en general, más allá de la sátira y de la denuncia, incluso más allá, o mejor, en la raíz del humanismo, es un requerimiento por volver a los principios del cristianismo antiguo, a sus orígenes como forma de vida.

Para ello se crea un discurso a partir de la concepción de la Estulticia como diosa regidora, y se comienza a dar razones de por qué se le atribuye tal estatus: “Escuchad ahora con atención, no crea alguien que usurpo el título de Diosa, y veréis los grandes favores que otorgo a dioses y a hombres, y a los muchos que reconocen mi divinidad”(ROTTERDAMc.10 p. 44). Así que el plantear la Locura como diosa es algo nuevo, al darle un estatus de divinidad a la personificación de algo tan mal visto como la locura se está transgrediendo por completo el orden de valores, pero a la vez tiene la función de darle características que se le suelen dar a un dios, pero a un dios mitológico, no al dios único del cristianismo.

“As it had done for Gianfrancesco Pico, so ancient Scepticism also offered seventeenth-century anti-Aristotelians, such as Gassendi, an effective means of subverting Peripatetic philosophy by showing that its supposedly irrefutable doctrines were in reality open to doubt” (KRAYE, 1996:155) Erasmo está fuertemente emparentado con el platonismo, sobre todo con su forma Académica, escéptica. Esto es diametralmente opuesto al pensamiento escolástico dominante de la época, pues la escolástica, de corte más aristotélico, vía Santo Tomás, representa, primero una confianza absoluta en la razón humana y en la posibilidad del proceder sistemático con respecto al conocimiento en general, haciendo posible justamente la sistematización del saber. Y es justamente del exceso de clasificaciones y sistematizaciones lo que se denuncia aquí. No sobra decir que los estudios éticos aristotélicos fueron dejados de lado en gran medida debido a la preeminencia de otros saberes más desarrollados como la lógica o incluso la misma ‘filosofía natural’ (KUHN).

De modo que se busca presentar, en esta parte del texto, las características de la locura que le permiten atribuirse su divinidad: Pues si ser dios consiste en ayudar a los mortales, como agudamente escribiera alguien, y si con todo mérito fueron contados entre los dioses los que proporcionaron a los mortales pan y vino o algún otro alivio, ¿por qué yo no podría ser llamada el Alfa de todos los dioses? ¿Por qué no habría de ser tenida como tal siendo la única que excedo a todos en cualquier clase de bienes? (c.10 p.44) Pues bien, a la vez que se establece el carácter de benefactor que sería lo propio de un dios, se desvirtúa el valor teológico de esos otros dioses mitológicos, pues se está colocando a la cabeza de todo el panteón una diosa que, como ya vimos, es un mero producto literario. Entonces, como alegoría, como personificación de un, anti-valor, la Estulticia se convierte en lo dominante, en el nuevo valor, y por tanto todo queda supeditado a ésta conformando un nuevo orden. Incluso, se mostrará que los mismos dioses son víctimas de la locura.

Por otro lado, el platonismo representa una posibilidad de respuesta a esto, pues primero resiste a la sistematización, nada más el hecho de que la forma de los escritos (diálogos, cartas, discursos) se resiste a la sistematización (SWEENEY), si bien posteriormente las doctrinas platónicas serán sistematizadas por la misma confianza irrefutable en la razón. Además de esto, el pensamiento platónico considera de manera mucho más fuerte lo ético, pues siempre habrá un sentido ético del conocimiento en tanto que éste implica cierta forma de vida, como ya veíamos arriba. “En primer lugar, hay una coincidencia entre cristianos y platónicos en que el alma está inmersa y atada por los lazos del cuerpo, que por su misma pesadez le impide remontarse a la contemplación y al gozo de la verdad. En segundo lugar, Platón define la filosofía como la preparación para la muerte porque aparta el alma de las cosas visibles y corporales, y eso es lo que hace la muerte” (p.146)

El Dios neoplatónico Por lo pronto, sólo se ha presentado la Estulticia como una diosa a la que se le deben favores inevitablemente, pero también entran otro sentido de dios, diferente al mitológico, esta vez más cerca al teológico: “en un punto este hombre [Sócrates] fue lo suficientemente sensato como para rechazar el calificativo de sabio, atribuyéndoselo a Dios” (ROTTERDAM c. 24 p. 62) . Aquí claramente no se refiere a ningún dios mitológico, sino al Dios por antonomasia, y vuelve a jugar con la oposición locura-sabiduría, ubicando la verdadera sabiduría fuera del contexto humano.

La visión platónica entonces estaría oponiéndose en cierto modo con el planteamiento inicial que aprueba el placer y el disfrute en la vida, pues aquí se opta por un rechazo a las cosas materiales, a los bienes, a los deseos, y al placer por los sentidos. Esto implica, como vemos, una consideración ética mucho más fuerte que cualquier discusión teológica, puesto que se está volviendo la mirada a lo humano, sin necesidad de dejar a un lado lo divino, lo divino es aquello a que tienden los hombres, o al menos, lo que deberían buscar, puesto que es el mayor bien.

Pero este otro sentido de dios no se empieza a presentar de manera más insistente sino hasta la segunda parte del texto, en donde comienza a tener un tono más fuerte, de acusación, y los devotos de la Estulticia ya no son admirables sino vergonzosos, despreciables. Principalmente nos encontraremos con una crítica a ciertos personajes e instituciones, cristianos por supuesto, pero que no siguen debidamente los principios reales del cristianismo, por eso son estultos. Nos encontramos con monjes soberbios (p. 46), soberanos irresponsable y egoístas (p.123), pontífices llenos de lujos (p.125).

Así mismo, la religiosidad, la idolatría, la adoración, deja de ser un rito gratuito y casi mágico que busca conquistar el favor del dios, y se convierte en algo arraigado la vida de cada uno, en su existencia terrena, por supuesto con vista hacia lo ultra terreno; así, por ejemplo, “[los hombres piadosos] dan poca importancia a la abstención de carnes y cena, hecho considerado por el vulgo como ayuno absoluto. Éste debe ir dirigido al dominio de las pasiones, de modo que la ira y la soberbia campen menos por sus respetos” (p. 148)

14


15

FOTOGRAFIA

Cabría recordar un contemporáneo de Erasmo, Pico della Mirandola, y su discurso sobre la dignidad humana, en donde se ve al hombre como un ser imperfecto, inacabado, que está a medio camino entre los animales, atados inevitablemente al deseo; y los ángeles, o entidades divinas, que son almas puras que contemplan a Dios. Así pues, como Dios dio al hombre este carácter de incompleto, de indeterminación, es tarea del hombre formarse, completarse a sí mismo. Y será responsabilidad suya elegir si debe seguir su parte baja, terrenal, y ser igual a los animales, persiguiendo sus instintos y deseos más bajos; o si mejor se dedicará a contemplar las entidades puras, que son buenas, bellas y eternas, y que en cierto modo, hacen que el hombre también vaya adquiriendo estas mismas características, por estar más apegado a lo más alto y mejor. Entonces, el ser humano es más apreciable, más divino, en tanto que tiene esta posibilidad de decidir y elegir su camino; en tanto que es libre (COPENHAVER). Conclusión Entonces, hay una concepción platónica en tanto que se ve a Dios como uno, perfecto, bueno y bello, se le considera como bien supremo en tanto que le participa a todas las demás cosas su carácter de bondad; además hay una especie de peregrinación ontológica en la que el alma vuelve a sus orígenes y “será absorbida por el Espíritu Supremo, como más fuerte que sus infinitas partes” (p.150). Pero esto se mezcla con la concepción cristiana de la vida después de la muerte en su forma particular (hay un paraíso y una especie de existencia concreta) que se ve como una segunda vida que sólo será real “cuando las almas, recuperando su primitivo cuerpo, alcancen la inmortalidad”(p.150). También hay campo para el éxtasis místico según parece en el último párrafo del discurso. Que es una locura temporal en la cual se presenta una “pequeña degustación de la dicha futura” que tendrá el alma en su vida ultra terrena. De modo que, al enfrentarnos al texto, nos encontramos con una fuerte crítica entre muchas otras cosas, a las instituciones religiosas. Pero aun así, el autor sigue manteniendo los mismos preceptos religiosos. No es una crítica desde fuera de otra religión que podría menospreciar sus creencias o ideas, ni es una protesta atea contra las tiranías de dios; sino que sigue estando enmarado en el cristianismo. Así pues, presenta una idea de dios totalmente cristiana, pero esta implica una visión de mundo diferente, que se tomará a partir del neoplatonismo. Entonces, se desplaza lo divino del orden de la mera reflexión teórica, metafísica, y se pone en una relación directa con lo humano. De esta forma, el cristianismo deja de ser un conjunto de ritos, santos, y conceptos anquilosados e inmateriales que no tienen relación alguna con la vida misma; el cristianismo se convierte, o mejor, vuelve a ser una forma de vida, la reflexión gira hacia lo práctico.

Bibliografía COPENHAVER, BRIAN, (2008) “Giovanni Pico della Mirandola”, en The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Winter 2008 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <http://plato.stanford.edu/archives/win2008/entries/pico-della-mirandola/>. KRAYE, J. ed. (1996) The Cambridge companion to Renaissance humanism, Nueva York, Cambridge University Press. KUHN, HEINRICH, (2009) “Aristotelianism in the Renaissance”, en The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Spring 2009 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <http://plato.stanford.edu/archives/spr2009/entries/aristotelianism-renaissance/>. NAUERT, CHARLES, (2009) “Desiderius Erasmus”, en The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Winter 2009 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <http://plato.stanford.edu/archives/win2009/entries/erasmus/>. ROTTERDAM, E. (2001) Elogio de la locura, Pedro Rodríguez Santidrián, tr. Madrid, Alianza Editorial. SWEENEY, EILEEN, (2008) “Literary Forms of Medieval Philosophy”, en The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Fall 2008 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <http://plato.stanford.edu/archives/fall2008/entries/medieval-literary/>.

Pag. 17

18


16

IMAGEN TOMADA DE http://www.freepik.es/ foto-gratis/resumen-nota_21461.htm

Clave de vos Morir... ¿De qué se trata la vida en el morir ? una voz que pesa en el circulo de sordos disparo que se retuerce ---se inmola--Precisa e indiferente angustia. y el encanto se detiene en la ternura de los adioses pretende ser asesino pero no encuentra la historia al guion le faltan las palabras las acciones las vidas muertas que nunca nacieron --- el objeto final es un comienzo--aún el cigarrillo no se ha prendido aún vos no has nacido Perdidos en el espacio escarbamos la incertidumbre ---sin carne--devorados de circunstancia el olvido es una amenaza una salida, el fin...

Darío Prada.


Palabras de Beso – Beso de Palabras

DE AMBOS LADOS

Un beso al margen de la realidad descalzo sin corbata

Mi niño

descortés Sin ánimo de historia sin libreta militar

Mi niño que lleva consigo

desempleado

Una pena grande

Un beso, sueño de Quijote

Por no tener a su lado

voluntarioso que no busca

Aquel hombre

solo se da

Que hubiese corrido

beso ambicioso de beso(s)

Ante cualquier grito

accidente de caricia

De duda o auxilio

invidente ladrón sin experiencia

De Él solo tiene

de beso para beso

Imágenes que se le escapan

beso sin pretexto de beso

Cada vez que cree tenerlo

“puedo escribir los besos más osados esta noche

Sin saber que su deseo

escribir por ejemplo su beso es locura,

Está más lejos que el mismo cielo

en su cuerpo sin cordura”

Cinco años apenas tenía, cuando su padre

(beso trozo de Neruda)

Alzó su voz como muchos en aquellos días

táctica Benedetti

Cuando librar la patria

canción de Sabina

Era = que perder la vida

escrito de Sabines Beso nacimiento de beso alucinógeno perfecto de beso. 19

Darío Prada. 20


21

Ciudad mía Cuando me encuentro lejos

Relevo

Busco la forma de estar cerca

Necesito un relevo

Cuando estoy aquí

Para salir por unos instantes

Busco la forma

Y volver sin nada de lo que adentro llevo

De salir por alguna puerta

Con un trasplante de recuerdos En donde solo quede Lo que nunca Estuvo

Dama de negro

Como el día en que me pedías Que me quedara

Dama de negro huye con su hijo en brazos,

Para no tener

De las olas que se hacen fuertes al chocar con las rocas,

Que verme en cada cosa En cada madrugada

Que persiguen violentarla, Ella que camina sobre el mar con pasos elegantes Cual si se tratara de una pasarela de modelaje

Agua Frente al agua veo la forma en que se refleja la imagen Que no se ve por el acecho, Reflejando a varias personas al mismo tiempo

LUZ MARÍA MALDONADO

Espero, espero, y veo, como en cuestión de segundos el sol se ve Transparente, sin semejantes o diversos 22


ESPIRITUS INDOMABLES

Las ciudades de Lucía Beatriz Navia

Ser cruel y no darse cuenta… palabras que no sabes decir, miradas sombrías. El espacio entre tú y yo se mide en silencios, si los pensamientos se oyeran estaríamos sordos, asfixiados como el ave bajo el agua; seriamos rugido, angustia, guerra, y nuevamente silencio…. CUANDO TE EXTRAÑO. Si fuésemos sinceros; incoloros, llenos de nada… Te extravías a veces, si fuésemos más que solo realidad… cuando te extraño y no apareces entre los cuerpos… te ocultas, Seriamos de nuevo tú y yo.

Reseña novela Editorial Isla Negra, 2011

y tratas de parecer aire, luna, o nube… pero se que estas ahí, sumergida en alguna sombra como las estrellas en el cielo.

CONVERSACIONES EN ALTAMAR De ti no me queda más que un fantasma que me molesta entre sueños, o delirios… t us dedos ha n dejado apenas un poco de ti helándome la piel, como un mandato eterno, como una marca recordando tus largos paseos sobre mi piel. La luna ya no brilla como antes, mujer, cuando me amabas bajo cualquier cielo. Ahora que ya no extraño ni tu voz ni tu clamor rebelde… ahora que te quedas callada con un gesto idiota entre las manos mirándome, a la espera de cualquier decisión... dime... ¿qué respuesta esperas de este barco en altamar?

23

La Mujer Que Vuela

LA GUERRA, LA PATRIA Y OTRAS IDIOTECES Trataba de esconderme del frio, escabulléndome entre los edificios me fui deshaciendo del tiempo, como si me estorbara. Encontré su silueta oculta en el pálido colorido de los trapos carcomidos de sol y viento... me miró antes que yo a él con su cara roja y los ojos de mil colores... el hijo legitimo de esta tierra convertido en paria, la sabiduría y el miedo mezcladas al ritmo de la supervivencia... la desesperación mirándome aplacada por el hambre y la civilización. Nuestros indígenas mueren entre perros y ratas... nuestros hijos viven sobre tierras robadas... ¿como podría pertenecerte el agua, o las aves...o un puñado de tierra, o las nubes, o el viento, o la luz... o mi vida?

“No soy de aquí, ni soy de allá” Facundo Cabral

Margarita Iguina Bravo

24 imagen tomada de : http://angelicafuriosa.blogspot.com/2011/04/ciudades.html


Viaja tras los rastros de su abuela, Lucia Estela, la de ojos con alas y pies livianos quien -le contaron- de tanto pensar en libélulas y curiosear los cielos de Julio Verne se habría antojado en manejar un aeroplano. (pág. 11) Desde el primer segmento de la novela Las ciudades de Lucía, Beatriz Navia Antezana lanza una red como buena pescadora de palabras tiene la habilidad de atrapar al lector. Después de comenzar a leer no puede desprenderse de las páginas del libro. Dos características principales se detectan al proseguir la lectura. Notamos de inmediato el delineamiento de los personajes principales: nieta y abuela. A la misma vez es notorio el ensamblaje de la estructura. Como si fuera un trabajo arquitectónico Navia arma un diseño donde se incorporan los saltos temporales junto a las idas y venidas entre San Juan, Puerto Rico y La Paz, Bolivia.

destaca no es solo la variedad de formas de Sin embargo, lo más importante que se presentar la acción sino que en todos los casos, sin importar la época, se habla en tiempo presente. El conflicto de la obra comienza en San Juan. La protagonista, fotógrafa y profesora, ha estado acostumbrada a una vida adulta en un exilio involuntario en los comienzos, voluntario con el paso de los años. Sin nostalgias ni sobresaltos continúa su rutina hasta que un día, en el momento menos esperado aparece una foto en un mensaje de su computadora. Se da cuenta que esa persona olvidada o escondida en su memoria hace tiempo que no existe. Un momento. ¿Cómo era ella? ¿Voló? Sé quién es pero no sé casi nada de ella.( (pág.19)

Estos cambios constantes están tan bien delineados que no hay forma de perderse entre ambos países y las diferentes épocas en las que se narra la historia. Los datos se presentan como si fueran hilos para tejer un tapiz o fotografías para completar un cuadro. Aunque la acción de toda la novela transcurre en un tiempo real de alrededor de tres meses en el año 1999, los saltos temporales llegan hasta el año 1927 en la ciudad de La Paz. Es notable la utilización de los recursos usuales de un fotógrafo o un cineasta en la presentación y resolución de los problemas con los que se enfrentan los personajes de la obra: planos, ángulos, objetivo, formato, foco, cambios de luces, cambios de escenarios, perspectiva.

Esta fotografía antigua sirve de detonante para iniciar una búsqueda. En este caso no es el sabor de una Madeleine y una taza de té lo que dispara la acción como sucedió con el escritor francés Marcel Proust en la monumental obra En busca del tiempo perdido . Una modalidad del tema literario, el ubi sunt, es reconocible en el texto. Ubi sunt, ¿dónde está? ¿Dónde está aquello que fue? Se inicia entonces una búsqueda en el pasado, en este caso, una indagación de datos sobre la historia de la abuela. La protagonista se paraliza y sale al encuentro de una verdad. Cierta insatisfacción de la existencia es lo que lleva a la fotógrafa a esos comienzos como si diera un viaje hacia la semilla. Comienza entonces la vuelta a los orígenes en busca de contestaciones a las preguntas que luego del enfrentamiento llueven a raudales y cambia su vida. En la búsqueda reconstruye la historia de una abuela con características muy adelantadas a la época en una sociedad machista durante el primer cuarto del siglo XX. Asimismo se entera de una tragedia que impactó a la mujer cuando apenas comenzaba su vida de casada. Además de la historia de la abuela recuenta su vida (la nieta) y la de la familia inmediata, una madre, padre y siete hermanos en momentos críticos de incertidumbre social y política en la Bolivia de los años 70.

Sin haber visitado Bolivia, se puede contemplar por la capacidad que tiene la autora al describir en detalle los paisajes del Altiplano:El Illimani, El Alto, el Lago Titicaca, Charazani,La Paz,Sopocachi,Cochabamba. Utiliza además una variedad de modismos al narrar que le añaden verosimilitud al texto: español urbano, coloquial, familiar, y acentos quechua y aymara. El lenguaje que domina esta narración es erudito, lírico, con símiles y metáforas de mucho ingenio. Los recursos de los que se vale Navia para agilizar la lectura son múltiples. La novela no está dividida en capítulos, pero cuando la acción cambia de ciudad o de tiempo, cada segmento de pocas páginas está encabezado con una explicación del lugar, año, mes y estado del tiempo igual que si fuera una crónica. Ya que uno de los escenarios en los que se desarrolla la obra queda al sur del planeta se invierten las estaciones y para un lector acostumbrado a las estaciones en el hemisferio norte el dato es relevante. No hay sorpresas al leer el texto y encontrar en pleno julio temperaturas bajas. Esta mañana de julio invernal sale temprano a caminar por las avenidas y calles de la ciudad para que las manos frías del viento vuelvan a acariciarle la cara, enfriarle la nariz, removerle la melena ondulada. (pág.137)

25

Presenta además una variedad de formas indirectas al narrar en las que usa una tercera voz omnisciente, acompañada por diálogos en su apartamento en San Juan; conversaciones con la familia en la computadora por medio de chats; mensajes por internet, fragmentos de un diario donde se narra con una primera voz; diálogos al pasear la abuela por las calles de La Paz y el aeropuerto El Alto; diálogos durante paseos por la Plaza de Avaroa.

En esta etapa de reconstrucción de la historia aparece un elemento que le presta el carácter simbólico de las grandes obras. La presencia en varias escenas de las libélulas sirve de metáfora para las aspiraciones de volar de Lucía Estela, la abuela. Poder alzar vuelo en un espacio sin fronteras es el símbolo por excelencia de la libertad. A la misma vez la metamorfosis por la que devienen estos insectos simboliza la fortaleza y los cambios en la actitud ante la vida que experimenta la protagonista. Nos enteramos también que el alzar el vuelo y transitar por diferentes latitudes aunque no sea como piloto dentro de una cabina contagia a todos los descendientes de la abuela. Y es esa separación del suelo patrio la que perturba a nuestra protagonista. Entre los temas y recursos de la literatura con los que Beatriz trabaja y, que se repiten a través del tiempo en los escritos que hoy conocemos como clásicos, se encuentran el viaje, la búsqueda, el aprendizaje, el exilio, mitos, Eros, Tanatos, personajes atípicos, míticos.

26


El viaje es uno de los temas más trabajados en la literatura tanto en prosa como en verso. La Odisea de Homero es uno de los prototipos por excelencia donde se trabaja el tema del viaje .La palabra odisea es utilizada al nombrar un viaje extenso lleno de aventuras que se conoce al regreso del viajero. Cada viaje se comienza por un propósito: buscar nuevos horizontes, búsqueda de la libertad, vacaciones, fuentes de empleo, visitar familiares. Inclusive, en la época del Egipto faraónico la preparación de las momias tenía el propósito de preparar el cadáver para un viaje para la otra vida. Lo hemos leído también en escritos sobre el tratamiento de los muertos en las culturas precolombinas.

En los momentos culminantes de la novela, un encuentro que podríamos llamar místico con personajes que se formaron junto con cada célula del Altiplano y a los que ella apenas recordaba, la enfrenta a una filosofía que le ayuda a cambiar su perspectiva de vida. El conflicto se resuelve con un ritual efectuado por una especie de chamán, un kallawaya, creyente de una divinidad protectora de los pueblos andinos, Pachamama, donde le transmite a la protagonista una enseñanza que hace de la novela una pieza admirable. Yéndote te quedas, quedándote te vas. (pág. 288 )Su esencia va a ser la misma aunque viva en diferentes lugares. Solo tiene que estar en paz con ella y con su entorno y disfrutar lo que le tocó vivir. ¡Suéltala! Acurrucada con tu abuelo duerme y vive; y la acompañan sus chhixwiriri- libélulas.( pág. 288)

Las aventuras vividas desde que comienza el alejarse del suelo patrio te llenan de conocimientos y en el regreso llegas aunque cambiado satisfecho por el viaje hecho. Ese es el tema trabajado por el poeta griego Konstantin Kavafis en su poema Ỉtaca.

En el exilio voluntario u obligado se han desarrollado múltiples escritores. Inclusive se ha llegado a concluir que la vida de un escritor por lo solitario de su situación es similar a los que por alguna razón experimentan aquellos que han estado sometidos al exilio. Tanto Roberto Bolaños como Irene Nemirovsky, por nombrar a dos de ellos, han dado a conocer sus escritos en el exilio: Bolaños desde varios países de Europa, Nevirovsky desde su estadía en Francia en la década antes de ser detenida y conducida por los alemanes a un campo de concentración. En este caso su obra la escribió en francés, otro idioma diferente al de su patria. Así dio a conocer a los escritores de su país de origen: Rusia a los lectores franceses. En el caso que nos ocupa, Beatriz Navia no tuvo que abandonar su lengua para poder manifestarse y expresar en esta su primera novela todo el sentimiento, la nostalgia que puede albergar una persona al estar separada de la tierra que la vio nacer aunque su alejamiento del Altiplano haya sido voluntario. Colofón Quiero añadir que esta novela es una obra que te lleva también a reflexionar sobre la existencia. Además de la belleza de la palabra utilizada y todos los recursos para desarrollar la misma, presenta una filosofía para enfrentar la vida que puede aplicarse tanto en el aspecto personal y familiar como en la relación con los pueblos. Aunque esto no haya sido el propósito al escribirla.

En la obra reseñada de Navia los viajes simbolizan el ir en busca de fronteras que garanticen la libertad. Además para la protagonista es volver al lugar del cual tuvo que salir a regañadientes de adolescente, dejando amores, querencias, lugares amados, familia…Ni ella imagina cuántas veces tendrá que subir y bajar a los aeropuertos. Que los seres que la antecedieron se le escurrirán poco a poco, entre los dedos, como el agua.(pág.198) La búsqueda es otro de los temas recurrentes en la literatura. Uno de los más conocidos es el salir en busca de un padre igual que hizo Telémaco, hijo de Ulises luego de que su padre estuviera ausente durante veinte años como nos presenta Homero en su Odisea. En el caso de la novela Las ciudades de Lucía, no es un padre lo que motiva a Lucía Rocío regresar a su patria, sino su abuela. El tema de la muerte y el amor se trabajan en múltiples textos. Xavier Villaurrutia escritor mexicano, utiliza este tema en la mayoría de sus escritos como si fuera una constante, una compañera de la que no puede desprenderse. En la novela Las ciudades de Lucía, vemos este tema de amor y de muerte fundidos. La abuela tan pronto se enamora y se casa apenas puede disfrutar de ese amor por la situación política en la que se encuentra su país. Además la protagonista se encuentra en la disyuntiva de que a pesar de estar casada y con una hija en la mayoría de edad, se reencuentra al regresar a Bolivia en época reciente con el amor que quedó en suspenso al tener que dejar su patria en la década de los setenta. Recupera la boca que perdió hace décadas, le muerde los labios y captura el esencial instrumento del habla. Las lenguas juegan entre sí, la retira; el otro la rescata.(pág.186)

Luego de conocer la historia del país se debe tratar de hacer lo mejor posible con los elementos que se tienen a la mano para adelantar como pueblo y como personas sin estar continuamente lamentándose y rebelándose por lo que pudo haber sido.

El tema sobre los mitos es uno usado por infinidad de trabajos en la literatura. Un mito se refiere a un relato que tiene una simbología para una cultura en el cual se presenta una explicación divina del origen y desarrollo de una civilización. Es un tipo de creencia establecida, a través de varias generaciones, con relación a ciertos hechos improbables y sorprendentes que han sucedido en la realidad aunque no es posible verificarlos de manera objetiva. Pero incluso los hechos históricos pueden servir como mitos si son importantes para una cultura determinada. La Ilíada de Homero borda su historia con una infinidad de mitos griegos. Igual hicieron Sófocles con su Antígona, Esquilo con su Orestiada, Virgilio con la Eneida, Shakespeare con su Hamlet, entre tantos. A pesar de que la protagonista, de Las ciudades de Lucía, la nieta, es la que propicia la acción y la que sufre un cambio en la novela, es el personaje de la abuela el que tiene el carácter épico, trágico y mítico de las grandes obras: Antígona, Electra, Fedra, Orestes, Ofelia… Lucía Estela -La mujer que vuela. 27

28

imagen tomada de http://lugaresimaginarios.wordpress. com/2011/08/05/las-ciudades-de-lucia-comentarios/las_ciudades_de_lucia/


COLABORADORES Juan Felipe Cristancho Físico Universidad nacional de Colombia. Colombia Juan de Urraza Es ingeniero en informática, locutor, escritor, profesor universitario y fotógrafo amateur. Tiene realizados postgrados en Didáctica Universitaria y en Formación Ético Teológica, así como cursos de especialización en Tokio (Japón), Rosario (Argentina) y Cusco (Perú). Actualmente se halla realizando una Maestría en Ingeniería de Software en la universidad de la Plata, Argentina. Ha obtenido menciones de honor y ocupado distintos puestos en diferentes concursos literarios. Reside en Paraguay Laura Rodríguez La autora de los cuentos tiene como única presunción el hecho de llamarse Laura Rodríguez, nombre común que se complementa con su origen bogotano. Estudió Artes Plásticas. Colombia.

Margarita Iguina Bravo Nació en Arecibo, PR. Tiene un Bachillerato en Ciencias con concentración en Química de la Universidad de PR. En el 2007 obtuvo una Maestría en Creación Literaria con concentración en Narrativa de la Universidad del Sagrado Corazón de PR. Presidió el comité para otorgar premios a los mejores libros de cuentos editados en el 2007 convocado por el PEN Club de Puerto Rico. Ha publicado tres libros de cuentos: su tesis de la Maestría: Hijas de Hércules, 2008, Anarquía, conflagración… transgresiones, 2009 y Ecos…de una quimera, 2010.En noviembre de este año presenta su primera novela juvenil: Las aventuras de Kirilo -En busca de una estrella. Puerto Rico

Luz de María Maldonado: Nació en San Cristóbal Cucho, San Marcos, Guatemala en 1976. En el 2006 se gradúa como Psicóloga General, en la Universidad de La Habana, al estar de regreso en Guatemala inicia sus estudios de Cine y Televisión en Casa Comal Arte y Cultura, en donde obtuvo sus mayores calificaciones en documental y a dirección, graduándose como Técnico en Cine y TV en noviembre del 2010. Con dos documentales, uno en etapa de preproducción y el otro en postproducción. Ha recibido talleres relacionados a la Creación Escénica Contemporánea, Creación e Investigación Escénica, Improvisación escénica, y un intensivo de guion cinematográfico, todos ellos en el año 2011. Guatemala.

Jonathan Rodríguez Estudiante de psicología Fundación Universitaria Konrad Lorenz. Vive en Colombia. Andrea Alvarez Estudiante, reside en Bogotá. Colombia José Darío Prada Puerto Estudiante de licenciatura en Artes Universidad del Tolima. Colombia Juan Felipe Rivera Pardo Estudiante Filosofía Universidad Javeriana de Bogotá, Vive en Guasca Cundinamarca Colombia Lorenza cuadros: Seudónimo de Alberto bejarano. Vive actualmente en Bogotá Colombia.

29

TAMANDUA LIBRAJES LIBROS librajes@gmail.com http://www.librajes.blogspot.com/


Tamandua No.1