Issuu on Google+


“Crear es tan difícil como ser libre”. Elsa Triolet

Segundo Aniversario

La Libélula Revista Independiente de carácter crítico y cultural Número 14


A MANERA DE PRESENTACIÓN Hace dos años y un mes, cuando había rendido frutos la convocatoria lanzada semanas antes, invitando a que todo tipo de artistas se sumaran a este, en ese entonces proyecto –hace tiempo escribimos las razones por las cuáles La Libélula ya no es un proyecto-, en una noche de diciembre, me encontraba en una situación similar a la que sucede en este momento: la incertidumbre del no lograr concretar una frase inicial para comenzar con este viaje. Hoy, tras catorce números, recuerdo que la primera línea de ese primer número parafraseaba una conocida composición que dictaba “Qué ha de ser de la vida si el que canta no levanta su voz en las tribunas por el que sufre”. Y pienso en que quizá no fue casualidad, o si lo fue, fue una muy grata, que en esa hora fría, en esa circunstancia de la necesidad del presentar a ustedes La Libélula sonara esa canción. Y es que precisamente la revista ha sido el medio para que muchos, al transcurrir de estos dos años, alcemos la voz, a veces para cuestionar la cotidianeidad de la sociedad, a veces para criticar férreamente el estado actual de cosas, otras para compartir una visión personal del arte en sus diversas expresiones, como la música, o el cine, o la fotografía, o la danza, o el arte callejero. Y no sólo ello, también ha sido el catalizador de una voz que se ha alzado para expresar, por medio de la literatura, la subjetividad de quienes nos dan a conocer sus miedos, sus nostalgias, sus dolores, sus alegrías, sus amores de temporada o perpetuos. Y es que, como en reiteradas ocasiones lo ha hecho público nuestro compañero Ángel Sáenz, La Libélula es un proyecto político por naturaleza, que desafía las leyes del mercado y subvierte los fines de los medios tradicionales que hacen llamarse “de comunicación”. Somos ese cantor que no pretende callar. No hace falta la formalidad de enlistar protocolariamente a todo aquel que ha contribuido con su talentoso trabajo a nuestro vuelo, de cada vez más alcance día con día, tampoco hacer distinciones jerarquizadas acerca de sus aportaciones, porque el trabajo realizado por cada uno ha sido invaluable e imprescindible, por tal razón agradezco infinitamente a todos los colaboradores que nos han dado la confianza de canalizar sus pensamientos y sentimientos, en especial al Consejo Editorial que se ha entregado incondicionalmente a la tarea de hacer crecer esta libélula. Y en nombre de todos ellos, les extiendo el más sincero de mis agradecimientos a todos ustedes, lectores, por darnos la dicha de subsistir en su gusto por más de dos años. Gracias.

Revis ta Libelula

MARTÍN.


La espontaneidad y las libélulas Gerardo Flores Nunca me ha gustado la figura que representa al escribiente sentado, frente a su hoja de papel, interpelado por la nada. Una hoja en blanco, la pluma lista o tal vez el lápiz recién afilado. Quizás, dependiendo de sus manías, juega con sus manos o hace temblar su pierna con insistencia. Mira alternadamente ora la hoja, ora el techo, ora el reloj, dándose cuenta que han pasado varias decenas de minutos, quizás hasta una hora o dos, desde que mira inquieto el papel que permanece pulcro. También, dependiendo de sus costumbres, será a la luz del día, o bajo el resguardo de algún lúmino eléctrico en la noche como se enfrente a la hoja impoluta. Dentro de su cuarto, sí tiene uno propio, quizás cómodamente sentado en su estudio, en algún escritorio de sala frente a una ventana por la que se filtran la luz o las estrellas, en un patio amplio, o en una mesa apartada de algún café frecuentado o elegido al azar. Puede que también haya hablado con alguien antes de empezar a escribir; o el mesero le ha interrumpido mientras se enfrentaba al papel en cuestión; o han llamado a la puerta, sonó el teléfono; quizás hasta riñó con un conocido; o ha dejado plantado a alguien porque se hacía impostergable su enfrentamiento con la nada. Seguramente dejó de asistir a varios eventos y reuniones para que él y su angustia pudieran jugarse una partida con la pluma. Ahondo en todos estos detalles y llevo ya casi una cuartilla rayoneada y garabateada con especulaciones sobre esta imagen que no comparto, del escribiente frente a su hoja. Pero debo a ustedes que me leen un poco de claridad en el asunto. Es decir que el acto del escribiente frente a la temible hoja en blanco me parece más un recurso literario que una experiencia compartida. Y no me malentiendan, no niego esa angustiosa incertidumbre, esa inquietante espera de la mirada frente al papel y las deliciosas o tormentosas condiciones en las que se da dicho encuentro. Sólo me parece más un efecto de estilo o de ambientación que una situación real. Por ejemplo: estoy yo aquí, sentado –en mala posición por cierto- en una banca de cantera en la plaza de las Rosas. Frente a mí los cafés con sus mesitas al aire libre están atiborrados de gente y del café que queda justo hacia donde estoy mirando alcanzo a captar el articulado murmullo de las conversaciones, risas espontáneas o el choque de cristales y tazas. La luz me llega de varios faros vecinos que hacen que las sombras polimorfas de mis manos se extiendan sobre la hoja de mi libreta. Los transeúntes pasan en pareja o en grupos pequeños, algunos con la ropa de invierno, a pesar de que esta es la última noche del otoño y aún el frío no es tal para estarse uno abrigando de tal modo.


La calle que pasa a mis espaldas frente al antiguo edificio del Conservatorio de las Rosas es atravesada por automóviles que lanzan disímiles pero constantes aullidos mecánicos. El sonido de la campana de misa de 7 en la Merced marca un lúgubre –y ya con esta palabra la escena pierde el turístico y pintoresco matiz que en verdad tiene- compás a los coches y otros vehículos que rugen en desorden. Y como ustedes se habrán dado cuenta, ya he superado esa angustia inicial de la hoja en blanco puesto que ahora está manchada de tinta. Dije con altanería que esa imagen, que superé como se esquiva un charco mugriento, me parece exagerada. Porque hace hincapié precisamente en una serie de eventos que poco o nada tienen que ver con lo que está escrito. Cuando la revista que cumple ya dos años de lanzar sus tirajes a la desnudez de la opinión, invitó a sus colaboradores a escribir sobre qué significaba para cada uno de nosotros la revista, yo empecé investigando sobre libélulas. Fui a la biblioteca de la Facultad de Biología una tarde nublada a enfrentarme con los voluminosos libros de entomología. Posteriormente visité varias páginas de Internet desde National Geographic hasta Wikipedia, en busca de un dato suficientemente curioso sobre estos insectos que empiezan como larvas llamadas ninfas, y terminan sus días en un gracioso espectáculo de vuelos en reversa y a grandes velocidades, manchando los paisajes pantanosos, ríos o lacustres de sus matices y contornos de colores tan alocados que inspiran cierta fascinación a los investigadores. Ante el reto de cómo debe empezar un texto, de cómo empezar a escribirles a ustedes sobre los curiosos hábitos reproductivos de ciertas especies de libélulas, que en pleno vuelo hacen su coito y la hembra decapita al macho terminada la fecundación y el cuerpo del macho cae inerte al agua turbia. Pensé que siempre se trata de empezar un texto. Que el texto no empieza en esta figura de la hoja en blanco y la angustia que causa su pulcritud que nos reta a cada instante a llenar la hoja de signos articulados. Pensé que quería hacer un texto consciente de su propio comienzo, que como la libélula de los manglares, se comiera su propia cola para morir. Porque escribir en la Revista Libélula, para mí al menos, es el reto siempre de saber cómo comenzar para ser entendido, cómo poder a todo ese lodo de agua revuelta extraer unas pepitas suficientemente brillantes para que mis palabras pudieran quedarse en ustedes como algo preciado. Creo que toda esta vuelta por esas figuras que rechazo y mi leve insinuación de mis investigaciones sobre las libélulas, que compartiré más ampliamente en números posteriores, sólo quieren decir que al fin y al cabo, se trata de siempre saber cómo comenzar.


Ángel Adán Sáenz

Neocropolítica y narco-guerra

“En la economía del biopoder, la función del racismo consiste en regular la distribución de la muerte y en hacer posibles las funciones mortíferas del Estado. Es, según afirma -Foucault- «la condición de aceptabilidad de la matanza»” Achille Mbembe

Como todos sabemos, en el México actual se libra una guerra interna, a la que algunos han bautizado como “Narco-Guerra” o “Guerra vs El Narco”. Esta narcoguerra se ha abanderado con ideales de la soberanía, conservación del Estado y en general el bienestar y la paz social, al menos así lo asevera el responsable del Ejecutivo. Y, según él mismo, no es una guerra contra las drogas sino contra los crímenes del narco. Partiendo de este hecho, podríamos formular varias hipótesis, la que yo pretendo adoptar, es que la narco-guerra es un discurso de la Necropolítica, para legitimar un genocidio de clase. La Necropolítica, es –en términos foucaultianos- un biopoder, es un más allá de la biopolítica, es el biopoder, que regula la muerte y a los sujetos que -literalmente- el Estado mata. Recientemente hemos visto –o por lo menos analizando y comparando situaciones- cómo opera la Necropolítica en México, podemos ver en los medios y en las reacciones sociales que no es lo mismo que dos jóvenes de una comunidad marginada de Guerrero sean asesinados en una manifestación, que el que maten a el hijo de un activista o empresario. Pero ¿cómo se mide el valor de un ser humano? ¿Puede haber comparación de una vida con otra? Evidentemente la Necropolítica no opera sola, necesita de estructuras dentro del cuerpo social –en este caso, estructuras coloniales- que legitimen su acción, para la Necropolítica valen más dos vidas de la clase hegemónica que dos vidas de jóvenes marginados en una manifestación.


La naturalización del derecho soberano a matar, va a obedecer a dos factores, en primera es la conservación y protección del Estado y en segunda la protección de la cultura hegemónica. Siguiendo estos puntos, es un poco menos complejo entender los motivos de la llamada narco-guerra, no es tanto una guerra contra el crimen, o contra los crímenes que cometen los narcotraficantes, de ser así, la mayoría de los más de 60 mil asesinados, tendrían órdenes judiciales, por lo menos un proceso de investigación; tampoco se trata de un problema de salud –aunque sí lo hay, la guerra no responde a éste- donde el Estado responde con acciones específicas –llámese legalización, educación, campañas para prevenir adicciones, etc- que ayuden a erradicarlo. Los motivos, son sin duda, la legitimación de un régimen por demás ilegítimo y la gobernabilidad basada en el miedo y en el control social. Hoy, ya vivimos completamente en una cultura del narco, donde la narco-estética ha penetrado en los rincones más profundos de la sociedad, se ha situado en la música, en la TV, películas, formas de vestir, hablar y relacionarse, no importa si no se es parte del narcotráfico, la narco-estética está ya insertada como parte de la identidad nacional y como ideal. Cualquiera estamos expuestos a ser asesinados en medio de una balacera o en algún retén militar, incluso no siendo parte del narcotráfico, pero también estamos expuestos, a participar activamente en el narcotráfico, el desempleo y las pocas oportunidades de desarrollo han obligado a un gran sector de la población –sobretodo personas de clases bajas- a ser partícipe de tal situación no importando el riesgo que esto conlleve; el narcotráfico como opción al desempleo, el sueño y la imagen del narcotraficante como medio para salir de la miseria. He ahí donde opera el genocidio de clase, donde opera el racismo y la marginalidad, donde la pobreza se criminaliza, donde la Necropolítica se sirve de la estratificación social y las estructuras coloniales para funcionar como instrumento de muerte. Hoy, después de la beligerancia y del terrorismo de Estado, el saldo es completamente negativo: Los precios de las drogas se elevan, el consumo –de drogas y de armas- aumenta, la completa militarización del país parece inminente, la cantidad de personas involucradas en el narco parece inverosímil –hasta el 2008, más de 500,000. Todo esto se encubre bajo el marco del circo político, en medio del trajín del poder, de los discursos liberales y la precampañas electorales, ya todos han olvidado lo que se libra allá afuera; la guerra y las muertes, los militares cometiendo crímenes, los narcotraficantes peleando por territorio, la sociedad con miedo, el país al borde del colapso, y conforme la violencia se naturaliza, el Estado sigue asesinando. Al parecer el discurso de la Necropolítica es negarse a sí misma para poder operar.


Ser activista en los Leyla Andrea Carrasco Cazarín

El Estado como institución defensora de la constitución y todos sus derechos, como la libertad de expresión, el derecho a manifestarse, a ejercer soberanía, entre otros, se hace de un discurso en el que aparentemente se defienden y enarbolan todos estos aspectos, pero –desafortunadamentesólo en el discurso, ya que las realidades suelen ser muy distintas. La situación actual para todos aquellos que intentan ejercer algunos de sus derechos como ciudadanos, al dedicarse activamente a distintas causas sociales, se ha recrudecido en los últimos meses, las constantes desapariciones y amenazas, incluso a través de manera oficial. Como ejemplo, la ocasión en la que veintitrés mil ciudadanos enviaron ante la Corte Penal Internacional una demanda contra Felipe Calderón por crímenes de lesa humanidad en el marco de la llamada “guerra contra el narcotráfico” y sus consecuentes “daños colaterales”. La demanda, en forma de lista, y encabezada por políticos, intelectuales y activistas fue reprobada por el gobierno mexicano, lanzando incluso la amenaza en contra quienes estaban “calumniando” de tomaracciones legales hasta llegar a sus últimas consecuencias, así es como respondió el gobierno federal, con un comunicado oficial ante la expresión de veintitrés mil ciudadanos, los cuales adoptaron una postura no favorecedora para la imagen del presidente, que reaccionó de forma intolerante. Ahora bien, si de forma abierta responde de esta manera en su discurso, en la práctica la respuesta es mucho más cruda, un ejemplo claro es el asesinato de Nepomuceno Moreno, quien formaba parte del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y durante las charlas de sus integrantes con el presidente Felipe Calderón le entregó a éste el expediente con la información acerca de la desaparición de su hijo. Don Nepomuceno ya había pedido protección al gobierno para poder seguir realizando sus actividades dentro de la organización ya que había recibido amenazas de muerte. Otro ejemplo claro es el ataque que recibió en fechas recientes la Sra. Norma Andrade, activista del movimiento en Ciudad Juárez Chihuahua “Nuestras Hijas de Regreso a Casa”, cuya hija está amenazada de muerte y estaba fuera de la ciudad por esta situación, el ataque que se realizó en contra de la Sra. Norma Andrade la envió al hospital por las heridas de bala ocasionadas, en


tiempos del cólera leyand@gmail.com / @Miel_de_abeja

este caso también se pidió protección para ella y su hija, quienes al momento no han recibido respuesta, por lo que se encuentran fuera de Chihuahua. Otro caso que se puede agregar a la larga lista de agredidos por formar parte de grupos activistas es el de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero: Jorge Alexis Herrera, Gabriel Echeverría de Jesús y Edgar David Espíritu Río, asesinados arteramente por “enfrentarse” con la policía federal y estatal, y formar parte del grupo que estaba defendiendo su derecho a la educación. Después del asesinato de estudiantes se realizaron varias manifestaciones en el país por parte de distintas organizaciones, entre ellas el movimiento 15 O Puebla, al cual asistí. Durante esta manifestación un profesor de primaria de cuarto grado nos dio su testimonio como maestro y ex normalista y nos hizo notar a los participantes de dicha manifestación que nos encontrábamos amenazados de muerte por el simple hecho de estar presentes y expresar nuestra indignación ante estos hechos, por formar parte de un movimiento y por ser activistas. En un principio estas afirmaciones parecieran ser exageradas, pero al revisar los hechos, ahora quien pretenda ejercer su derecho a manifestarse, expresarse, movilizarse, asociarse e involucrarse en acciones que pretendan defender sus derechos como ciudadano puede ser amenazado, desaparecido y asesinado. Así pues, desde el discurso oficial -desde un comunicado hasta el hecho de ser asesinado-, el Gobierno pretende eliminar toda clase de personas que se involucren en movimientos políticos, negándoles sus derechos y legitimando sus acciones con la llamada “Ley Antiterrorista” que pretende criminalizar a quienes forman parte de estas movilizaciones. El Gobierno declara así la guerra no sólo contra el narcotráfico sino también en contra de quienes defienden sus derechos y pretenden ejercer la facultad que el “Estado de Derecho” les da como ciudadanos.


un año nuevo para

cuba

A cinco años de que Raúl Castro asumiera el cargo de Presidente de Consejo del Estado las transformaciones en Cuba han tomado un camino vertiginoso. Entre los cambios más significativos se encuentran la ampliación de licencias para cuentapropistas, la entrega de tierras ociosas en usufructo, la apertura del mercado automotriz e inmobiliario y por último la posibilidad de productores agrícolas para comercializar directamente con empresas turísticas eliminando la necesidad de recurrir a la empresa de acopio estatal. El VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) celebrado en abril de 2010 asentó buena parte de las reformas antes mencionadas. Las opiniones no se han hecho esperar, y mientras algunos permanecen escépticos, otros consideran que los cambios son apenas el comienzo de una serie de reestructuraciones necesarias para estimular la economía del país caribeño. La Conferencia Nacional del PCC se llevará a cabo el 28 de enero de 2012. Un punto central serán las medidas tomadas para dinamizar la producción de alimentos. El campo cubano se hundió en una crisis en los años noventas de la cual no se ha recuperado completamente. Numerosas revisiones y análisis han sido impulsadas por el gobierno cubano, sin embargo, la dependencia alimentaria que se vive en el país representa una pérdida importante, la cantidad utilizada para comprar alimentos en el extranjero merma considerablemente las divisas generadas por el turismo.


María Anaís Reyes

Sólo en este año Cuba se vio en la necesidad de importar productos básicos por un monto de 1,500 millones de dólares. El bloqueo impuesto por Estados Unidos recrudece las condiciones financieras de la Isla. Entre las necesidades urgentes del gobierno se encuentra la de priorizar e invertir en la producción interna: insumos agrícolas, capacitación y maquinaria de manera que las empresas estatales y las cooperativas de mayor escala alcancen el rendimiento que tienen las parcelas y propiedades de productores pequeños, los cuales a pesar de disponer de un 24% de la tierra cultivable producen casi la mitad de alimentos que se consumen en el país. Alcanzar la soberanía alimentaría es un objetivo primordial que permitiría elevar la calidad de vida de los ciudadanos cubanos. Asimismo el Estado debe revisar el funcionamiento de las licencias para cuentapropistas. Actualmente 358,000 cubanos trabajan en el sector privado emergente. Dicha medida ha sido implementada después de que se tomara la decisión de cancelar 1, 500 000 plazas laborales dependientes del Estado. Sin embargo no se asegura que la medida será suficiente para combatir las condiciones incipientes de desempleo en la Isla. Raúl Castro junto a los diferentes Ministerios se encuentran ante el reto de reactivar la economía y las reformas apuntan cada vez más hacia una economía de mercado. Es menester que las transformaciones no impliquen un detrimento a los logros alcanzados por el socialismo. Mantener condiciones básicas de salud, educación, cultura y deporte no deberán desatenderse en ningún lugar de la Isla. Las miradas internacionales estarán atentas a la Conferencia Nacional del PCC. Entre las reformas más esperadas se encuentran las crediticias y migratorias. Lo que es seguro es que se deberá formar un camino alternativo a la restructuración capitalista y al modelo de monopolio burocrático que actualmente prevalece en la vida política de Cuba.


Las ceremonias de premiación anuales así como los festivales de cine siempre han sido un medio propicio para externar opiniones y posturas ideológicas de sus invitados. Si bien es cierto que la libertad de expresión es un derecho inherente a la condición humana, cuando es ejercida por una personalidad reconocida mundialmente parecería que tiene mayor resonancia, pero si hablamos de una figura tan controvertida como sus películas mismas, todo el mundo tiembla. Lars Von Trier es sinónimo de transgresión y provocación, adjetivos que bien podrían aplicarse a la mayoría de su cinematografía. Polémico desde sus inicios y precursor del movimiento Dogma 95, Von Trier aprovecha todos los micrófonos que se cruzan en su camino para externar opiniones y ha convertido el Festival de Cannes en su escenario predilecto. En la 64 edición de dicho festival, Lars hizo unas declaraciones un tanto desafortunadas que hirieron susceptibilidades, mencionó que entendía muchas cosas de Hitler e incluso, que le llegaba a simpatizar un poquito. Tal vez las palabras se descontextualizaron pero esta “broma pesada” como la llamaría después en un comunicado de prensa, le trajo consecuencias que se ven reflejadas en su más reciente trabajo, Melancholia y que en Cannes se encontraba compitiendo por la prestigiada Palma de Oro. El filme en cuestión pasó desapercibido para los miembros de los Golden Globes al no incluirla en sus nominaciones y así como se veía venir desde la clausura del Festival de Cannes, este será el “castigo” que Von Trier pagará por su lengua larga. En lo personal, siempre he pensado que a los artistas se les debe reconocer su expresión artística cuando ésta llega a sublimar las consciencias ajenas y demuestran el porqué de su genialidad pero desgraciadamente, cuando se habla visceralmente –algunas veces con razón y otras no-, todo el trabajo se ve eclipsado. Los premios Oscar también han sido tribuna para una toma de posición, aquí no sólo el ganador que tiene un micrófono enfrente puede expresar su malestar en relación a un tema, también los mismos invitados desde sus asientos demuestran su alegría o apatía; el caso que más ejemplifica esto es el momento de la entrega del Oscar Honorífico a la trayectoria del cineasta y fundador del Actors Studio, Elia Kazan en 1999. Elia Kazan fue de esos directores que logró plasmar en sus películas una mirada crítica a la sociedad, en particular a la norteamericana, combinando esta aguda visión con la espectacularidad de la imagen en movimiento. Kazan realizó muchas de las joyas del cine mundial: Al este del paraíso (1955), ¡Viva Zapata! (1952), Esplendor en la hierba (1961), La ley del silencio (1954) –filme en cual realizó un ejercicio depurado del método Stanislavski que perfeccionó Kazan en su Actors Studio- y Un tranvía llamado deseo (1951), por mencionar unos ejemplos.


Lenguas muy largas pero colas muy cortas Alejandra Lomelí Amante del oficio de la interpretación, Elia Kazan incluyó en sus películas actores que se convirtieron en mitos de Hollywood: Warren Beatty, James Dean y el mismísimo, Marlon Brando para quien Kazan, era el único actor que merecía el apelativo de genio. Las aportaciones de Elia Kazan al séptimo arte persisten hasta hoy por lo que su Oscar Honorífico no tendría nada de controvertido si no fuera porque en la década de los 50, durante el Macarthismo y con la llamada “caza de brujas”, Kazan declaró voluntariamente delatando a algunos de sus compañeros de profesión. Este suceso lo llevaría arrastrando durante toda su vida, viéndose reflejado en la mítica ceremonia número 62 del Oscar cuando recibió su premio de manos de Martin Scorsese y Robert De Niro. Muchos le dieron la ovación de pie, entre ellos Warren Beatty pero hubo otros que no se inmutaron en lo más mínimo: Ed Harris, Jim Carrey y Nick Nolte fueron los que demostraron su disgusto por dicha distinción al no aplaudir la trayectoria del cineasta. El hecho no es que un grupo de actores no aplaudan a uno de sus compañeros, al fin de cuentas esa es otra forma de libre expresión y muy válida, eso no está a discusión, lo que sí es cuestionable es la hipocresía en la que caen las ceremonias que dicen premiar “lo mejor del arte cinematográfico” porque si en algo se han caracterizado es en ser manipulables y guiadas por estrategias de mercado: ¿Cuántas veces no le negó el Oscar la Academia a Kazan porque sus películas llegaron a ser tan provocativas para sus miembros y la sociedad norteamericana? ¿Cuántas veces el festival de Cannes no ha acogido a Lars Von Trier como el hijo pródigo de la fábula bíblica? Bien dice el refrán que es mejor tener la lengua muy larga pero la cola muy corta, estos dos cineastas lo han demostrado con su trabajo y al no dejarse sojuzgar por el entramado del show business. No nos sorprenda que en unos años estemos presenciando la entrega del Oscar Honorífico o mejor aún, la Palma de Oro a Lars Von Trier por su genialidad fílmica; si nos ponemos a juzgar bajo el filtro de lo que cada persona dice o hace en su vida privada, muchos ya estarían quemándose en leña verde.


Esa luz que no se apagará Edmundo Arana

El año pasado nos despidió con una gran sorpresa, en el último mes del 2011 American Laundromat Records lanzo Please, Please, Please: a tribute to The Smiths, un disco recopilatorio en el que diversas bandas reinterpretaron las composiciones del grupo originario de Manchester. En este material podemos encontrar el trabajo de bandas como Kitten, Chikita Violenta, The Wedding Present, Trespassers William entre otras. Y esta disquera especializada en tributos no ha decepcionado con la selección musical, en esta ocasión encontramos reinterpretaciones completas que aumentan la oscuridad o le imprimen un ritmo distinto a las creaciones de The Smiths. Escuchar ese disco me arrastró a querer compartirles uno de mis idilios más importantes, ese gusto por escuchar a una banda ochentera que se había separado para cuando comenzaba a tener consciencia de la buena música. Y es que las creaciones de The Smiths son simplemente sublimes. La historia del cuarteto inglés comenzó en 1982 cuando John Martin Maher (Johnny Marr) y Esteven Patrick Morrissey, quien antes había sido vocalista de la banda punk The Nosebleeds, deciden formar The Smiths. En un principio se les unió Mike Joyce, futuro miembro de Buzzcocks, en la batería y Dale Hibbert en el bajo, pero sería remplazado por Andrew Michael Rourke (Andy Rourke). El viaje de esta legendaria banda inicia con el disco The Smiths (Rough Trade Records, 1984), un trabajo lleno de referencias literarias, la más sobresaliente es el título de la canción Prety Girls Make Graves, titulo inspirado en una frase del escritor Jack Kerouac, esta canción le da nombre a la banda homónima. Este material trajo mucha controversia por una mala interpretación de las líricas de las canciones incluidas en él, se llegó a acusar a los de Manchester de fomentar la pedofilia. En la parte musical es el disco menos energético de la banda, sin embargo cuenta con grandes ritmos que lograron que fuera considerado dentro de los 100 mejores discos de la década de los 80 por la revista Rolling Stone. Para 1985 la banda lanza Meat Is Murder (Rough Trade) disco en el que la banda inyecta sus líricas de una carga política, en el disco se encuentran canciones en las que se critica el castigo corporal, tanto en las escuelas como en los hogares, se incluye una postura moderada en pro de la republica, una critica directa a la monarquía inglesa. Con Meat Is Murder la banda y en especial Morrissey realizan una plena campaña a favor del vegetarianismo, misma que continúa en la actualidad con la proyección de videos de matanzas de cerdos, pollos y reses durante la interpretación de dicha canción, un dato curioso es que durante la promoción del disco Morrissey prohibió que el resto de la banda fuera fotografiada mientras comían carne. El disco incluye un lado aventurado de los músicos de The Smiths, sobresalen un solo de funk ejecutado por Andy Rourke en la canción Barbarism Begins at Home y un riff de rockabilly obra de Johnny Marr en el track Rusholme Ruffians.


La novela Last Exit to Brooklyn de Hubert Selby, Jr le da nombre al tercer álbum de The Smiths, The Queen Is Dead (Rough Trade, 1986) es homónimo de un capítulo de la obra literaria. En esta entrega encontramos una mayor participación de Marr en la composición de las letras, muestra de ellos es el clásico There Is a Light That Never Goes Out, en el que en mancuerna con Morrissey nos regalan una de las canciones más emblemáticas de la década de los 80s. Es curioso que los integrantes de la banda renegaran de la crítica de la prensa que pone a The Queen is Dead como el mejor disco de la historia de la banda. Por otro lado la banda fue altamente criticada por incluir indiscriminadamente líneas de escritores famosos en sus grabaciones, sobresaliendo Oscar Wilde, Shelagh Delaney, y Elizabeth Smart. Con Strangeways, Here We Come (Rough Trade, 1987) The Smiths se despiden de la escena musical. Este material se caracteriza por ser el único en el que Morrissey ejecuta un instrumento musical, específicamente el piano en Death of a Disco Dancer, en el material también se puede encontrar un amplio uso de sintetizadores, algo que no se hizo en los materiales que antecedieron al cuarto disco de The Smiths. El disco obtiene su nombre de la ciudad que vio nacer a la banda, Manchester cuenta con una prisión llamada Strangeways y la frase que complementa el titulo del álbum es extraída de la película Billy Liar (1963) en ella se incluye la línea “Borstal, here we come”. Lamentablemente entre la grabación del álbum, en marzo, y el lanzamiento del mismo, septiembre, para ser precisos en julio de 1987, Johnny Marr anunció que había abandonado la banda, en este momento The Smiths habían muerto, detrás sólo quedaron múltiples demandas y la imposibilidad de una reunión. Para 2008 se lanzó el documental Inside The Smiths, en el que Andy Rourke y Mike Joyce describen la experiencia de haber sido parte de uno de los grupos más influyentes de la historia de la música, en este documental se pueden disfrutar imágenes inéditas de la banda, incluyendo la mítica fotografía en la que se puede observar a Morrissey ataviado al puro estilo punk. A los ex The Smiths se suman Ricky Wilson y Nick Hodgson de Kaiser Chiefs, Pete Shelley de Buzzcocks y Mark E Smith de The Fall. Un excelente film para conocer a fondo la historia de uno de los precursores de la música independiente de la actualidad. “This night has opened my eyes And I will never sleep again” The Smiths en This Night Has Opened My Eyes (Hatful of Hollow, Rough Trade 1984)


FRAGMENTOS DE MIS DÍAS SIN TI Carlos Ceballos @refresco_ Y vas de cuerpo en cuerpo agotando la juventud que te queda, exprimiéndote entre placeres efímeros, superfluos, banales; buscando la realización, el éxito y la plenitud donde sólo abundan estereotipos y dogmas de la clase dominante. Navegas por el mundo reproduciendo tu ideología burguesa, torpe, egoísta. No te puedo amar, no te debo amar, no eres de los míos, no veo tu puño izquierdo tocando el cielo. ¿Cómo amarte si ignoras la rabia de la carencia?, ¿si demeritas la sublevación subalterna, si desprecias la convicción revolucionaria? ―¿Cómo?― Amar sin ir a contracorriente no tiene sentido para mí. Soñé que nos reencontraríamos a futuro, soñé que amaneceríamos frente a frente, soñé en la emancipación de los pueblos oprimidos y soñé que no te conocí. [06/06/11] Después me arrepentí, me sentí tan hipócrita, tan desnudo, tan fantasioso y artificial; sin el desapego a mi eterno hedonismo del mal. Y sin embargo, te veo, me embebo, me muero. Con el sol resplandeciente en mi rostro, con una bocanada de humo tóxico estimulando mis sentidos. Bailando, siempre bailando, con la frente en alto y un libro bajo el brazo. Des-aprendiendo el mundo, arrastrándome en las coladeras de la institución, torciendo sus geografías. ―¡Escribiendo nuevas y esplendorosas cartografías!― Reinventando los placeres, deconstruyendo nuestro amor. [07/06/11]


Lamento índigo N. Indeterminado Parte A Makeda. ¡Ay! Azul creciente, azul eterno, suspendido entre los dientes, que aprisionan mi índigo lamento. ¡Ay!, ayer, mares brutales se remontaron, tan dentro de mi cuerpo que vomité peces, sal y años, sumergidos en mis huesos. Ahí, tú y yo azules, en un cementerio sin cruces, >>>>>>>>>sin llantos, sin muertos. ¡Ay!, azul frío de la noche, que gime tu nombre llamándome. ¡Ay!, azul ausencia que cargan mis ojos, de no mirarte sigiloso en mi puerta, de no sentir tu peso en mis hombros, de no hacer bandera tu tristeza. ¡Ay! azul, azul, como la sangre de mi verso, que tiene rabia de un beso/maldito beso que no llega. ¡Ay!, del porvenir roto, desgarrado, que vaga solitario, de aquí, de allá, de un azul vagabundo, de un azul agotado, donde no hay casa, techo, ni esperanza. ¡Ay!, de la muerte de las noches, en que vuelves a mí, con tu voz de canto, azul canto, canto azul, que sangra mis oídos /que arrebata mi gemido. ¡Ay de mis dedos!, pervertidos que buscan sendero, entre tu piel desteñida, desgastada de pretextos, ¡Ay de mi boca!, que no para de buscar, el mapa de tu vientre, tan añil como el pacífico/


tan azul como el atlántico, /mi lengua que es submarino, abierta de labios encalla/en tu sexo varado. ¡Ay! azul, azul amarillento como mi nombre, que se llama como tú, ¡Ay!, azul silencio que reina tu boca a veces, silencio encendido, que gotea en la distancia, ¡Ay! azul tu silencio que me mata. Tú eres cómplice de mi culpa de desearte, de morderte en verbos, de devorarte a labios, tú azul cómplice de mis versos, que engendras en mi piel semillas, semillas de soles azules, azules soles de mi piel dorada, de mi negra piel azulada. ¡Ay!, azul como tus ganas, índigo lamento que me marca, la espalda de tu sombra, el vientre de tus armas, azul, azul mi sexo adormecido, azul, azul erecto, azul suspendido en el océano de un verso. ¡Ay! azules son los hilos, azules como un sueño, que se teje en mi ombligo, mientras te espera, azul principio.


Tal es la dicha de nunca estar solo. Amar es de fe y paciencia gobierno, es del infierno estar en otro polo, es sospecha y verdad de lo más tierno, es el soneto que dice algo solo. Es amar, de verdad, lo único eterno.

17

SONETO 16

Amar: vela que arde sin apagarse, como tierna arena vuelta tras irse, cual cielo que busca siempre lucirse. Es el alma que no puede fugarse.

Víctor Alan Ávila Garnica

Porque amar es ir, y ahí quedarse. Así, entonces, amar es partirse. Así, amar es nunca desasirse, porque el amado logra no ausentarse.


Está claro si podemos… ¡Háblame de lealtad fantasía siniestra!... Libérame de tu implacable armadura… Píntame de escoltas fantasma cuando el corazón titubea sin devorar sangre, horripilante sufrimiento y llanto al final del arcoíris donde la fuerza de mi cuerpo se desvanece con el universo… El destino toma su lugar…

Y el momento anhelado… Al fin llega…

Juan José Enríquez Rivera finisterrax@hotmail.com

MÁS ALLÁ DEL SUEÑO

Es cierto…


PROVÓCAME Gabriela Miranda Torres.

A la menor provocación voy a besar tus labios probarás de mí, quedarás impresionado con lo que puedo hacer por ti. A la menor provocación voy a quitarte la ropa no te dejaré ir, sentirás mi cuerpo ardiendo en deseo enloquecerás con la simple idea de saberte mío.


DOS VECES TE PERDÍ

Maritza Estefanía García

Me encontré tras la cortina de su espejo un infortunio escuchar cómo su cabello delicioso caía en dispar delineando las curvas de su espalda. Una belleza montaraz la de su gracia malévola arrancando trozos de sangre de su amor Así me quedé contemplando los cantos que jamás pude provocarle y atestando mis pies de aserrín. Noté como sus manos me perturbaron cuando apretó las blancas caderas, entrando más fuerte en la profundidad del alma, de la mujer que amo. Sólo queda postrarme ante la brisa del aroma de su humedad mezclada con mi sudor y …pensar que pudo ser mía


CENOFOBIA Vladimir Villalobos López

¡Anda putilla del rubor helado, anda, vámonos al diablo! -José Gorostiza-

Ahora cierro los ojos, paralizado tu noche se cierne sobre mi día, comienzan los recuerdos olvidados, el rictus se presenta en pasado que ardía. Las escamas de tu piel son la sabana de sanatorio, tras de mí tus aguijones, se adhieren en morado invierno ya sin besos. Tierno rechazo el monumento tu breve cuerpo porcelanizado, se yergue en mitos y pecados tu gobierno de salado invento. El futuro sombras violentas en-redadas de tus piernas, parado al borde del abismo, basta entre sollozos, ¿decimos? Y qué, cuando pase el temblor uno ya nunca es el mismo, tantas noches en tu cama llagas llamas, zumbido y olvido. Pero no llamas y el alba cala, sopor del día y olas despedidas, la cortina ya no es humo ya no es rala, la luz penetra pupilas vacías, marchitas sin decir nada. Abro los ojos, aún inmóvil contemplo aguas quietas, etéreos pensamientos,


LOS AMANTES Oscar Yahir Aguilar Villalba

Mientras el esposo sueña la carne y sólo tiene los huesos de otra mujer Yo... Sueño y no tengo los huesos pero pierdo el tiempo en la carne de su mujer.


Roxana Cortés Molina

acicalada mi osamenta entre serpientes, masa de hielo soy esfera en la palabra.

OLAS

En el chillido ártico de las olas miro mi nombre de mujer metálica el ojo cae en su tersura de válvula insostenible ardiendo ante la incertidumbre de órgano quemado qué atrocidad de voz sin marea cuánta luz lechosidad precipicio es herrumbre lo que fue recuerdo plástico enramado en plazas donde miro mi nombre y permanezco sola

EN EL CHILLIDO ÁRTICO DE LAS

Como un golpe de viento que deshace la sombra, caí en lo negro, en el mundo insaciable. Luis Cernuda


HOY YA NO ESTÁS Mujer Mariposa

Al abrir los ojos noté que no te siento, ya no te pienso, lo que tontamente creí una ilusión hoy ya se esfumó,  cómo esperar palpitar un sentimiento más grande que ese, es incluso un insulto siquiera el pensarlo, sólo hay vacíos del sentir, ausencias del vivir, ausencias del charlar, ausencias de esperar, ausencias de querer, simples ausencias tan complejas y tan diversas que hoy se materializan tan ciertas como la vida misma. Es algo que mi alma gritó hoy por la mañana y envuelta en la calma de mi cama percibí su eco brotando de mi pecho, palpitaciones tan sutiles y tan dolorosas llenas de realidades que intenté vencer sin argumentos, y hoy sin vencedores ni vencidos se cierra el telón a esta historia sin emociones.


NOCHE DE SOLEDAD Mujer Mariposa

Parpados pesados, alma silenciosa, pecho abierto y sonrisa ancha, he dejado de sorprenderme ante las noches en vela, el silencio entretejiendo los vacíos dentro de mí, noches de fuego que debilitan mi mirar y su andar, hunden mi cuerpo en el más sepulcro sueño., donde los silencios no dañan, los silencios son fiestas paganas de amores olvidados, son orgías de mí queriendo ser yo misma, jubilosos pesares explotando en este cuarto vacío. Esta noche de párpados pesados y silencios mortuorios me permito el más libre de mis sueños, viaje sideral en las entrañas de mi alma, orgasmo de emociones egoístas en busca de caminos inciertos, la libertad cansada y mis párpados pesados sólo me remiten a la nada. Esta noche de soledades que continuarán mañana.


Si te digo que te quiero y sonrío de la manera pícara como lo hago entre las sábanas, entre tus brazos y tus besos; te digo que estoy mintiendo.

Dulce A. Cruz Tinoco

ESTOY MINTIENDO

Si te acaricio la cara y te beso los labios y te tomo la mano en la calle a obscuras y te vuelvo a besar, diciendo en un susurro te quiero... Créeme. Estoy mintiendo. Si al enojarme contigo te miro con desprecio, se revela una lágrima, te pido perdón y te digo que te quiero; debes tener por bien sabido que estoy mintiendo. Si te regalo una mirada, una sonrisa, un beso, una caricia, un portazo o un balde de agua fría y después, una noche de besos de fuego y con voz entrecortada te digo que te quiero; de antemano sabes ya que estoy mintiendo... Pero no miento porque quiera, sino porque mentirte hoy es la forma más sana de vivir; si te digo que te quiero es para que no huyas y pienses que muero por ti (aunque así sea). Si te digo te quiero es porque aún no tengo la licencia ni la cordura para decir esa otra frase que asusta a todos, excepto a los verdaderos amantes. Te miento porque es la única forma en como he encontrado un poco de paz en mi interior, aunque te esté ocultando el fuego que quema mi alma, que brilla en mis ojos, que susurra en mi oído, que perfuma mis cabellos... Te miento porque decir otra cosa, sería un pecado; te miento porque el no hacerlo, sería romper con un contrato tácito que tengo yo contigo y tú por mí; un contrato en el que aún creemos... Te miento porque decir te amo aún me paraliza, a pesar de saber que estoy más cerca de esa premisa que de la anterior. Sé que mi ser se ilumina al recordarte mirando mis ojos, mirando mi alma desnuda ante tus lindos ojos negros y es por eso, cariño (aunque no lo creas), que miento ante ti.


Enero No 14. Revis ta Libelula. Segu ndo Aniversario.

ÍNDICE. La espontaneidad y las libélulas Gerardo Flores

Más allá del sueño Juan José Enríquez Rivera

Necropolítica y narco-guerra Ángel Adán Sáenz

Provócame Gabriela Miranda Torres

Ser activista en los tiempos del cólera Leyla Andrea Carrasco Cazarín

Dos veces te perdí Maritza Estefanía García

Un año nuevo para Cuba María Anaís Reyes

Cenofobia Vladimir Villalobos López

Lenguas muy largas, colas muy cortas Alejandra Lomelí

Los amantes Oscar Yahir Aguilar Villalba

Esa luz que no se apagará Edmundo Arana

En el chillido ártico de las olas Roxana Cortés Molina

Fragmentos de mis días sin ti Carlos Ceballos

Hoy ya no estás / Noche de Soledad Mujer Mariposa

Lamento índigo N. Indeterminado Parte A Makeda

Estoy mintiendo Dulce A. Cruz Tinoco

Soneto 16 Víctor Alan Ávila Garnica


CONSEJO EDITORIAL Emilia Perujo Lavín Edmundo Arana Estrada Martín Alejandro Del Carmen DISEÑO GRÁFICO (VERSIÓN WEB) Steph Gio [Gvz.] PORTADA SCULPLY (Karly / Next) http://facebook.com/sculply COLABORAN Makeda María Anaís Reyes Alejandra Lomelí Mujer Mariposa Roxana Cortés Molina Maritza Estefanía García Leyla Andrea Carrasco Dulce A. Cruz Tinoco Gabriela Miranda Torres Gerardo Flores Carlos Ceballos Víctor Alan Ávila Garnica Vladimir Villalobos Juan José Enríquez Rivera Oscar Yahir Aguilar Villalba DIRECCIÓN, EDICIÓN Y CORRECCIÓN DE ESTILO Martín Alejandro Del Carmen Contacto, comentarios y colaboraciones a: libelularevista@ .com @revistalibelula /RevistaLaLibelula Cooperación voluntaria. Gracias a tu aporte podremos seguir difundiendo y apoyando el arte y los medios independientes.


Revista La Libélula No. 14