Page 1

La Libélula Revista Independiente de carácter crítico y cultural

Año 1 – Número 6


El sueño americano es precisamente un intento de borrar el sueño de existencia. El sueño ocurre espontáneamente y, por tanto, es peligroso para un sistema de control creado por la falta de soñadores. William Burroughs

2


A MANERA DE PRESENTACIÓN Alguna vez escuché que las palabras se usan más para ocultar la realidad, que para expresarla. Supongo que esa frase aplica al lenguaje de todos los días, en donde no se va por ahí expresando nuestras “verdaderas” opiniones, revelando nuestros intereses sin detenernos a pensar en quién nos escucha y cómo. Yo quisiera pensar que al escribir lo que se hace es elaborar la realidad, intentar descifrarla cada quien a su manera, aunque al final se esté mintiendo sobre ella. Este número también se trata de eso, de lo que está pasando y lo que eso nos hace escribir, de cosas que vienen de fuera y cosas que nacen de la experiencia personal o la imaginación. Retomando la presentación del número anterior, lo hacemos sin reunirnos –y aprovechando el espacio virtual-, a veces sin siquiera conocernos, siendo La Libélula el punto en que nos encontramos y el punto que da pie a la escritura. En las páginas de La Libélula se queda la realidad –o sus alteraciones- de los que escribimos, nuestra experiencia, lo que no fue, lo que quisiéramos que siguiera siendo o fuera alguna vez y sobre todo, las cosas sobre las que nos preguntamos algo. En la sexta Libélula se lee algo de lo que pasó y se escribió en estos meses; cine, música, artes plásticas, controversias sobre el matrimonio del mismo sexo, vida urbana, expresiones literarias de pasiones, amor y muerte. Como siempre, esperamos que la disfruten tanto como nosotros, e invitamos a que la sigan comentando y haciendo de ella un espacio que se alimenta de las ideas y ganas de participar. EMILIA

3


¿Y lo laico? Ixe Citlali Rojas-Serrano

Lo laico, según los diccionarios, es algo ajeno a la influencia religiosa; México es por definición un Estado laico. Hace unos días los magistrados aprobaron la ley de adopción por parejas homosexuales, estableciendo los mismos parámetros que se utilizan para las personas heterosexuales, a lo cual la Iglesia contestó con una difamación hacia los magistrados y al jefe de gobierno Marcelo Ebrard. Y el problema no es la postura de la Iglesia -porque como ya se esperaba rechazó la adopción por parejas homosexuales, además de la oposición al casamiento de las mismas-, el Foto: Jesús Hernández / La Jornada conflicto que se desencadenó fue por la difamación hacia los once magistrados y el jefe de gobierno, ya que consideró la Iglesia que los magistrados habían sido sobornados por Ebrard, a lo que él contesto con una demanda por difamación al Cardenal Íñiguez y el vocero Valdemar, con lo que la Iglesia incitó a los fieles de forma sutil por medio de su revista a no votar por el PRD, lo cual no era novedad tampoco. Era obvia la reacción de la Iglesia respecto a ese tema, sin embargo cabe preguntarse ¿y el padre Maciel?, era sacerdote y aun así abuso sexualmente de muchos niños mientras estuvo al frente de la

4


congregación católica Los Legionarios de Cristo, eso no está condenado por la Iglesia, pero que dos personas adultas con plena consciencia de su persona, que deciden pasar su vida juntos eso sí está condenado, y que dos personas decidan adoptar a un niño para darle una familia, aunque sean del mismo sexo también lo reprueban. ¿Cómo pueden creer que la familia se está rompiendo sólo por que dos personas del mismo sexo se aman, deciden pasar su vida juntos y formar una familia?, porque si desde niños se les explica que hay quienes tienen dos papas, o dos mamas o papá y mamá, para el niño no habrá Estandarte protector / Hernández mayor conflicto, pero ¿cómo le explicas a un niño que su papá le pega a su mamá porque “se portó mal”?, un acto de amor es más sencillo de explicar que un acto de violencia. Es respetable la postura que tiene la Iglesia respecto a las parejas homosexuales, sin embargo no pueden decir que alguien es fascista cuando su intolerancia los coloca en el mismo lugar del que dicen alejarse, así pues la Iglesia podrá hacer su berrinche. Lo que es un hecho es que por fin las parejas que decidan tener familia tendrán el derecho de hacerlo, así que para todos ustedes: ¡FELICIDADES! Es una batalla más ganada.

5


Fuego: el amor quema Alejandra Lomelí Un film no sólo es importante por lo que dice, sino también por lo que deja de decir -Thomas Guback

Por todos es sabido que la temporada veraniega es una de las más importantes para la comercialización, en el cine este aspecto no es ignorado, sobre todo si tomamos en cuenta que las películas son catalogadas como productos de consumo masivo1, por ello, las casas distribuidoras reservan sus blockbusters2 para estrenarlos durante esas fechas, creando un conflicto de intereses con aquellas que buscan un espacio para ser exhibidas –por lo general óperas primas o de bajo presupuesto-. El último par de meses -aunque con la primacía de las películas hollywoodenses- la cartelera estuvo variada y aunque escasos, pude encontrar filmes con historias propositivas que exigen al espectador su parte crítica y reflexiva para cuestionar lo que observan en ese lugar de “difuso erotismo” como define Roland Barthes (1995) a las salas cinematográficas. De esta forma y tras dos años de rezago, llegó a las pantallas mexicanas la ópera prima como director de uno de los guionistas mexicanos más apegados a la cotidianeidad de la Ciudad de México, me refiero a Guillermo Arriaga y su película Fuego (The Burning Plain). El guión es inspiración del propio Arriaga y como es costumbre, hace una exploración del alma humana, los sinsabores amorosos y 1

Hago referencia al consumo masivo no es su acepción despectiva que define a la audiencia como una masa receptora de mensajes sin criterio, aquí me refiero a que las películas se comercializan a gran escala para que las vean miles de espectadores heterogéneos. 2 Blockbuster es el término en lengua inglesa para designar a las películas “más taquilleras”.

6


la muerte como eterna compañera de viaje. Sin embargo, el tema dominante en el filme es el amor y el amor en todas sus dimensiones: carnal, filial, pasional, etc. La trama recae en Sylvia (Charlize Theron) quien disfraza su verdadera identidad bajo ese nombre y es dueña de un selecto restaurant en Oregon. A través de pasajes a su pasado, el espectador puede darse cuenta que sus impulsos adolescentes la llevaron a cometer una serie de eventos con fatales consecuencias, afectando el destino de sus seres amados. A partir de entonces Sylvia vivirá atormentada por sus recuerdos y se volverá una mujer exitosa pero sombría y sola. Aquí es cuando Arriaga da en el clavo: interpreta el individualismo que tanto caracteriza a las personas del nuevo siglo donde el éxito profesional –muchos- lo colocan en la cima de sus aspiraciones, olvidándose de su vida personal. El individualismo asociado al desarraigo afectivo, en donde hacer “nuestra voluntad” es olvidar que todo acto tiene sus consecuencias y que guiarse por las pasiones hace padecer a las personas que nos rodean. Es este aspecto el que la película deja abierto a la opinión pública ¿qué se necesita para no perder la brújula? ¿Será cierto que aun en estos tiempos de inmediatez el amor sea el único sentimiento por el que apostar la vida valga la pena? Yo estoy de acuerdo y creo que el cine siempre va a reflejar e interpretar el carácter de la sociedad contemporánea, elaborando una especie de archivo cultural registrado de forma audiovisual en el que siempre encontraremos contenida, la complejidad de la naturaleza humana.

7


Natura Rosario Mata El pasado 6 de agosto se inauguró la primera exposición individual de Nydia Mora en la Casa de Cultura Juan Rulfo, en Mixcoac. La Galería Sor Juana Inés de la Cruz enteramente dedicada al trabajo gráfico de Nydia. La exposición estuvo abierta hasta el 31 de agosto de este año, pero seguro escucharán de próximos eventos de esta joven artista. Al entrar a la Galería sentí que entraba al mundo de Nydia, un espacio habitado gráficamente por sus sueños, su imaginación, sus sentires. El tiempo no importaba y casi oía de fondo algunos acordes de alguna música suave y tranquila, como de un cuento de hadas. Pocos colores, “¿por qué la gente le tiene miedo a la monocromía?”, me preguntaba Nydia, supuse que en general se asocia múltiples colores a festividad, felicidad, alegría, solamente estaba suponiendo. Como la invitación lo anunciaba, la obra expuesta no era colorida y no, no hicieron falta, entre fondos crudos, blancos, trazos e impresiones negras, la artista logra evocar un universo entero, uno muy femenino, que no feminista, delicado pero fuerte al mismo tiempo. Así como es ella. La naturaleza no es sólo un tema en la obra de Nydia, es también un elemento de diálogo, el soporte mismo y las piezas finales. Contrario a lo que podría imaginarse por el título, no vemos pastos verdes, animales salvajes, al menos eso me evocó en primer lugar. En Natura, la naturaleza se mezcla con frases, -algunas escritas al revés, algún secreto guardarán- con sensaciones espaciales que nos permiten mirar, como he dicho, al universo particular de la artista, pero que también empujan al propio.

8


Melancolía musical Edmundo Arana

Posiblemente el mejor título para esta reseña debería hacer referencia a un matrimonio entre el noise pop y el shoegazing, un matrimonio distanciado y unido por algunas aventuras post punk. Sería extremadamente largo para una banda que se podría definir como la melancolía hecha música, The Prids. Melancolía perfecta para acompañar las tardes lluviosas de agosto. Cuarteto originario de Portland, Oregon, conformado hace casi una década, en la actualidad cuanta en su alineacion con Mistina La Fave, en el bajo y la voz, David Frederickson, guitarra y voz, Maile Arruda, teclados, y Lee Zeman en la batería. Si bien ThePrids cuentan con su propia disquera, This-a-Way records, para su último material, Chronosynclastic del 2010, participan con Velvet blue Music. Estos músicos se encargan de gestionar sus presentaciones, lo que los ha mantenido con un perfil bajo para la escena dominante, algo que resulta un tanto injusto con la calidad con la que se desenvuelven. Con una década sobre sus hombros ostentan una amplia discografía, que incluyen cuatro sencillos de 7 pulgadas, tres EPs, Duracraft (2000), Glide, Screamer (2002) y Something Difficult (2007) Además de sus tres materiales de larga duración, Love Zero (2003) editado por el sello de casa This-A-Way Records/Luminal Records, Until the World Is Beautiful (2006) con Five03 Records y

9


Chronosynclastic (2010) en la ya mencionada casa discográfica Velvet Blue Music. Con una notable influencia de Sonic Youth, The Smiths, My Bloody Valentine entre otras bandas, The Prids nos ofrecen una música saturada de atmósferas, creadas en su totalidad por guitarras reverberantes y llenas de ecos, voces que parecieran susurrarnos al oído cada estrofa, todo acompañado por líneas de bajo que nos remiten a los primeros años del post punk. Seguramente en ocasiones los transportarán por mundos sonoros en lo que todo es caótico pero melodioso, otras en las que los invadirá la calma y unas más en las que creerán ser algún juvenil setentero bailando al ritmo de Joy Division. Todo combinado logra construir paisajes a partir de esos recuerdos más añorados, perfecta compañía para un día lluvioso en casa, ya sea solo o acompañado.

Fotografías: The Prids - by Kristin Neuschwander ©2006 y the brilliant Circle23 Photography©2010

10


Zombies en las calles Emilia Perujo Lavín

Algunas grandes ciudades son escenario de caminatas zombies desde el 2001. Uno se entera de boca en boca, por avisos en blogs y páginas que anuncian epidemias y después surgimientos zombies, convocatorias a salir a la calle a comer cerebros usando los disfraces más apropiados. En las caminatas zombies los personajes más apegados a la idea original no usan palabras sino ruidos y se apropian de un espacio público, a veces hasta llegar a un cementerio, otras simplemente recorren un centro urbano. Para el 2010, las caminatas zombies han surgido, cambiado, y sido adoptadas por lugares distintos. La mayoría para festejar el gusto por las películas, o los disfraces y las historias, no se convocan por algún motivo en especial, se da un aviso, la gente se reúne, camina en su personaje, escucha la música apropiada para el evento. En Inglaterra, en ciudades distinguidas por su cantidad de lugares nocturnos, se organizan caminatas de bar en bar -y así los bares se hacen propaganda. En Estados Unidos, se han convertido, algunas, en eventos para recaudar fondos de caridad –haciéndose propaganda las organizaciones caritativas, las

11


caminatas, y consiguiendo así más zombies para caminar en más ciudades. Aunque su surgimiento haya sido probablemente para hacer publicidad a un festival de películas de terror (The Trash Film Orgy) y en algunos sitios se usen como plataforma publicitaria, algunas siguieron su curso como reuniones voluntarias sin ningún fin. Esas reuniones públicas que sólo comparten el fin de caminar y festejar el gusto por lo zombie son las que han permanecido con más convocatoria, las que más curiosidad provocan. En México hay, desde el 2008, en Querétaro, Monterrey y el Distrito Federal, han sido de las mejor organizadas del mundo –sin violencia y aparentemente sin otros fines- y se convocan con recomendaciones personales y algunos carteles en internet que uno puede encontrar navegando por las páginas de culto zombie (zombiegdlfest.blogspot.com, zombiewalkmx.hi5.com, www.facebook.com/zombiewalkmx). También tienen sus recomendaciones musicales, que aunque muy obvias, sirven para ambientar los encuentros y organizar las caminatas, donde se escuchan canciones como Billy´s Dead de Deadbolt y I Walked With a Zombie de R.E.M.

12


SUICIDIO Otra vez, como es costumbre, mi mente se ha encerrado en su melancolía azotándose por el borde de la depresión siempre mirando su constante huída hacía un mundo de porquería se engaña, se ensucia, no vacila en dejar heridas es repugnante cómo juega conmigo. Otra vez, como es costumbre mis manos han herido el cuerpo que las soporta se han quitado la piel para no sentirse sucias han lamido la sangre para no dejar basura saben lo que hacen sin mostrar misericordia han torturado al deseo con el cuerpo compañero son astutas, pues aquel no despierta de su sueño. Otra vez, como es costumbre mis ojos se niegan a ver lo que hice ya conmigo ... ¡oh qué hermoso! se han abierto a lo sublime de mirarme ya sin sueños, ya sin rostro un cuerpo etéreo embarrado por el suelo sin vida, sin suerte. Gabriela Miranda Torres

13


ENSAYO Hipótesis no. 1: Faltó tiempo Hipótesis no. 2: Sobró tiempo Lo cierto es que hubo un tiempo y ese tiempo, me atrevo a decir que estuvimos completamente enamorados. Ahora me pregunto ¿habrá valido la pena? el caso es que apostamos y los dos perdimos. Ganar o perder ¿serás capaz de jugarte el resto? ¿Qué acaso no queda una mísera cuota de dignidad? Palabras... frases... silencio. Podría pedirte perdón de mil maneras, arrastrarme sobre las rocas hasta que mi sangre y mi piel fueran la misma cosa... ¿cambiaría algo? ¿Lo haría? Estamos tan atados a las palabras y sus significados que terminaríamos siendo un pésimo diccionario. ¿En qué viaje estás? Puedes abrirle las piernas a cualquier desesperado… se acabó lo que se daba... la cuestión está empezando, apuesta a todo o nada y pierde otra vez. Lo único que puedo decirte es que está ocurriendo, así que no te atrevas. Batallas, derrotas y tenemos al mismísimo héroe despidiéndose de esta puta vida, cobarde, queriendo irse como si en la otra se le ofreciera un pase eterno a la felicidad. Quiero jugarme todas las fichas, esta vez quiero ganar. Hoy estás, no sé en donde estás, soy la sombra de lo que quisiste siempre ser. Yo también conozco el amor, y sé que un nombre tuvo y tendrá, sé dónde estoy y con quien quiero estar, definitivamente sé muy bien lo que significa volver. ¿Quién fue el que dijo que todo está perdido?

Gabriela Montoya Cortés

14


SIMPLE PASO Me inclino y escapa, entre sogas, vendas y sudor ajeno, un suspiro, tiemblo. ...no hay París de noche ni consuelo? Entregarme y sentirme vivo reflejarme deseada entre las miradas como lo deseaba pero tú, amada mía. ¿Cuál era tu alternativa? Ahora, sólo por ahora son mentales, no puedo pedir más pues no estoy preparado para ello; trabajaré para ganármelo. Desde pequeño mis padres me lo dijeron bíblicamente, "con el sudor de tu frente", y de todo mi cuerpo si es necesario; lo obtendré porque lo quiero, porque puedo y ese es el destino que elegí: caminaré con gracia, apretaré los dientes como aquella primera vez y pensare en ti mientras gimen. Yo por mi parte dejaré escapar algún grito con la más tersa de mis notas, sonreiré al estirar la mano y contar los billetes cerrando el trato. Me bajaré cuantas veces sea necesario para subir esta escalera que me acerca a la meta. Cagaré sangre cuantas veces sea necesario. No debo olvidar la sonrisa. Les fascina. Ya logro dormir sin aquellos sobresaltos, las pesadillas se ausentan del sueño, se reservan para el día a día, todas las noches. No tengo apetito y siento nauseas, el dentífrico no ayuda, doce horas de nada, ni protección anticaries ni aliento fresco, el sabor de anoche no cambia, aunque, supongo no es tan malo; metal, hoy todo sabe a metal pero la plata lo amerita. Aún no he sentido estrellas en mis caderas, las canciones mienten, sólo es sudor, caliente y salado, que cae sobre mí, minutos que a veces

15


parecen la vida, alegría y agonía, no es tan grave, me repito sin convencerme, sin sentirlo realmente. ¿Dices que soy hipócrita? No, los hipócritas son ellos, los que se engañan y me buscan, yo sólo quiero entenderte, sentirme morir, un par de veces al mes. Al diablo sus delicadezas, que me digan "princesa" o me traten de besar por detrás de las orejas, no lo tolero, no estoy para ofrecer eso, no pienso dárselos, no a ellos... Juntado lo suficiente puedo sentirme como tú, ahora sí, no sólo en teoría. Que se atrevan a amarme, a procurarme, que miren mi cara, mis labios carmín, que me miren de frente, ya tengo que ofrecer mas allá de lo que dura mi espalda. Ahora puedo gemir, llorar, gritar, encelarme y deprimirme sin descuidar el rimel. Ya no te necesito ni tengo que envidiarte, ahora te comprendo mejor que tú misma, ya me enamoro y sufro, un par de veces al mes. Ahora, justo ahora puedo sentir mis cólicos y no son mentales, ahora, para siempre y por fin, puedo sentirme morir Te llevo ventaja, se lo que buscan y porqué lo piensan y desean, Lo pensé, lo deseé también yo, alguna vez. Cólicos que entiendo abro la puerta y entra profundo, perfora mi mente escupo veneno ajeno, añejo. Vladimir Villalobos

16


MÁS DE LAS DOCE Es como carne de salón Por todos lados ¿Qué? y era tarde para pensar No sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no senos no sé senos Cuántas mentiras puedes decir y no sentirte asqueado. Como si se tratara de un objetivo vocacional No sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no Estoy frente a mí. Es decir me miro al espejo que se encuentra junto a la terraza; mis personalidades se burlan de mí y todo nunca va bien. Hay una revuelta callejera parece que es una orgía, quiero participar, pero mi pena me sujeta con cadenas, y disimulo no estar. Dos pornstars seduciendo al cantinero pareciera una película de acción… El cantinero les atiende sirviendo un coctel a cada una de ellas, una se queda en la barra y la otra camina en dirección a la terraza sensualmente. Abre su bolsillo y saca un cigarrillo de una de esas cajas estrafalarias, ¿Qué tal, tienes un cerillo? me pregunta, casi mudo le contesto claro, prendo uno, enciende el cigarro, da una bocanada, sale el humo de sus labios y me parece sexy. Su vestido verde ajustado sus zapatillas color plata, su cabello negro y sus… Sentí que no era real. Tomé un sorbo a mi cerveza, amarga me sabe. Miro alrededor y no hay nadie ni nada que mereciera la pena ver. Acto seguido entra un grupo de chicas atractivas a mi gusto y parecer. Observo a una de ellas. No con la malicia y perversión que suele ocurrir cuando se inicia el festín de carnes.

17


La chica que observaba se aproxima hacia donde estoy yo, al caminar saca de su bolso una caja de esas modernas; bueno ni tan modernas, toma un cigarro de su caja y la guarda y camina de frente. Me pongo nervioso ¿Me lo estaba imaginando, no era para más? ¿De por sí ya era extraña la situación? ¡Un momento ni siquiera fumo! ¿Cómo le iba yo aprender su cigarrillo? La chica se siguió de frente salió a la terraza, esperé unos segundos para alcanzarla y no verme tan obvio. Con toda mi confianza llegué donde ella, no había nadie más; en los 5 segundos de trayecto pensé ¿No? Cuando llegué a la terraza simplemente me aparté a la otra esquina opuesta a la chica. Me quedé mirando el paisaje “tráfico” estoy viendo la nada. En eso ella me dice, oye amigo no tienes un cerillo. Me digo a mí mismo ¡maldito cerillo! Le contesto qué crees no fumo. Dirige su mirada a mis ojos y me pregunta ¿no te conozco de alguna parte? Contesto seriamente que no creo. No sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no sé no Días después recostado en la cama seguía pensando quién era la chica, me lo preguntaba todas las noches al grado de ser esclavo de esas noches, un día de esas noches lo recordé ¡claro que sí la conozco! Ella es… No sé no sé no sé senos no sé no sé Estúpidas personalidades. Lucio Molina Zamora

18


ÍNDICE ¿Y lo laico? Ixe Citlali Rojas-Serrano. 4 Fuego: el amor quema Alejandra Lomelí 6 Natura Rosario Mata 8 Melancolía musical Edmundo Arana 9 Zombies en las calles Emilia Perujo Lavín 11 Suicidio Gabriela Miranda Torres 13 Ensayo Gabriela Montoya Cortés 14 Simple Paso Vladimir Villalobos 15 Más de las doce Lucio Molina

19


CONSEJO EDITORIAL Emilia Perujo Lavín Edmundo Arana Estrada Martín Alejandro Del Carmen

PORTADA Jorge Jiménez Rivera

ESCRIBEN Alejandra Lomelí Gabriela Montoya Cortés Gabriela Miranda Torres Ixe Citlali Rojas-Serrano Rosario Mata Vladimir Villalobos Lucio Molina Zamora

DIRECCIÓN, EDICIÓN Y CORRECCIÓN DE ESTILO Martín Alejandro Del Carmen

Contacto, comentarios y colaboraciones a: libelularevista@gmail.com

Cooperación voluntaria. Gracias a tu aporte podremos seguir difundiendo y apoyando el arte y los medios independientes.

20

Revista La Libélula No. 6  

Año 1 – Número 6 Revista Independiente de carácter crítico y cultural El sueño americano es precisamente un intento de borrar el sueño de ex...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you