Page 1


Ser internacionalista es estar racionalmente convencido de que la división en naciones -que no tiene nada de natural- no hace sino impedir la emancipación humana y que el mito patriótico-nacional sirve siempre para legitimar en el poder a la oligarquía más abyecta y rapaz. Fernando Savater

La Libélula Revista Independiente de carácter crítico y cultural Número 12 1


A MANERA DE PRESENTACIÓN Parece extraño, tal vez menos de lo que creo, pero encontramos la fórmula para asirnos de sus pupilas, para desvanecernos en sus ideas, nos infiltramos en sus cerebros, mediante letras, aludiendo a imágenes y sonidos. Nos hemos postrado en un lugar privilegiado, ese lugar al que nos han permitido acceder, nosotros, La Libélula, sólo podemos ofrecerles lo que sale de muchas mentes, todas influenciadas por su entorno específico, adornadas por su lenguaje. En esta ocasión no nombraré a nuestros colaboradores, innecesario cuando hablan con sus aportes, es ahí cuando los conocemos, en ese momento en que hacemos nuestras sus frases, esas complejas estructuras que antes fueron ideas. Y qué decir del placentero estímulo que es llegar a las ideas de quienes nos leen, transformando de a poco la percepción construida, moldeando, y siendo moldeados, a la distancia. Para este número los bombardearemos con ideas, en estos momentos todo es un bombardeo, incluso el sutil aleteo de una libélula. Iniciamos con una portada cargada de simbolismos, que representan, en principio, lo hermoso que es transgredir lo sagrado y hundirlo en lo profano, en este caso nuestra revista, en un mundo en perpetuo cambio, construida por ustedes. Nos internaremos en un mar de poesía, multicolor, abarrotado de texturas. Acompañaremos los devenires de la industria del cine mexicano y el blockbuster. Dialogaremos entre la capitalización del arte, lo artístico hecho capital y la mexicanidad. Nos daremos una idea de una de las realidades en la búsqueda de empleo en nuestra ciudad, no sin antes hacernos acompañar de las poco ortodoxas predicciones de nuestro horóscopo, posiblemente el único de la historia de esta publicación. Todo sonorizado por el estruendo de la periferia. Desde su penumbra, esta libélula espera poder cumplir con sus expectativas, que nos agracien con la preferencia hacia nuestro trabajo. Sinceramente buscamos causarles una adicción, si nos han seguido por un tiempo es seguro que la padecen, si es su primera vez sobre nuestras alas, la tendrán. Una adicción reflejada en la necesidad de leernos, de escribirnos, de reconstruirnos, una necesidad por este espacio.

Revis ta Libelula

EDMUNDO. 2


Mexicanidad, mercadotecnia y control social Ángel Adán Sáenz

“Tenemos Derecho a ser iguales cuando la diferencia nos inferioriza, tenemos derecho a ser diferentes cuando la igualdad nos despolitiza” Fabián Villegas En estas épocas patrias es bueno hacer un análisis, ya sino histórico como tal, sí uno sociológico, quizá no de la falsa independencia, más bien quisiera ahondar en el tema de mexicanidad, porque, al fin y al cabo es lo que celebramos, por eso los globos, el confeti, las serpentinas, los trajes tradicionales, y la inconfundible comida típica mexicana, celebramos tener una identidad, así nos distinguimos de el otro, nos alienamos a una idea de mexicano inamovible, porque supuestamente es lo que somos, es nuestra cultura, es nuestra herencia, nuestra única pertenencia. Pero, ¿cómo se construyó nuestra identidad? ¿cómo es posible que una palabra tan ambigua como mexicano pueda englobar un todo? Lo que pretendo demostrar es que la mexicanidad es una forma de control y mercadotecnia. La idea del mexicano y su identidad tiene su origen después de La Independencia, cuando se planteó el tema del Nuevo Mexicano se necesitaba una nueva identidad que legitimara el movimiento criollo, la añoranza –que ya sabemos que no sirve como medio de recuperación históricainducida sería fundamental para creer que el español ya no gobernaba , así que se optó por recurrir al antes, proponer un regreso que tenía como objetivo los mejores años del Imperio Azteca, así surgió la nueva identidad, con nuestro nuevo nombre: México. Sí, aquel grito Azteca que animaba a la guerra, aquel que gritaron Moctezuma, Tlacaelel y Citlalmina, aquel grito mítico que despierta nuestro supuesto afán libertario. 3


El segundo paso importante en la construcción de nuestra identidad fue a mediados del siglo XIX. Después de la invasión estadounidense era necesario reafirmar nuestra identidad, así que Santa Anna fue nuestro padre, mandó a hacer el inconfundible y alabado Himno Nacional, ese himno que nos ha acompañado en momentos importantes de la historia, ese canto que nos invita a la guerra, a la defensa de la tierra, a la defensa de la bandera que supuestamente nos representa. El tercer punto, históricamente se sitúa en la época de la Revolución, acá hay dos padres de la mexicanidad, el primero sirve como imagen estética del mexicano, se trata de Porfirio Díaz, aunque algunos no lo quieran aceptar él es la viva imagen de la mexicanidad, políticamente fue el punto de acuerdo entre el vil liberalismo y el vulgar conservadurismo, él es el Pedro Páramo de la mexicanidad. El segundo padre –también es liberal- es José Vasconcelos, fue él el primero en proponer de manera oficial la idea de un nuevo mexicano, de una nueva raza, una casi utópica, donde se proponía la unión de las diferencias para terminar en la igualdad (aquí entra un problema bien serio sobre la alteridad) donde el indígena y el negro tendrían que ser higienizados y normalizados, es decir, combatimos lo diferente haciendo todo homogéneo, claro, si bien la distribución económica del país se basa en lo racial, no podemos, o más bien no debemos proponer un todo, más bien un respeto hacía el otro, una vez más, encontramos una solución moral a un problema político, La Raza Cósmica, esa teoría casi teológica que plantea el “todos somos iguales” y lo lleva a sus últimas consecuencias. El contenido estético de la identidad mexicana es más post revolución, era importante adscribirle una nueva imagen al México Revolucionario, es por eso que la nueva imagen del mexicano se basó en “héroes” de la revolución -Zapata, el más emblemático-. En este caso, la invención de la TV jugó un papel de gran importancia en la creación de modelos estéticos de identidad, podemos ver por ejemplo a Pedro Infante, es la viva imagen del hombre de hoy, machista, mujeriego, alcohólico etc., o el ejemplo de Cantinflas, un mexicano –el personaje- de clase baja, analfabeta, que lucha como puede contra las injusticias de los ricos y el poder. Hoy se ha perdido casi por completo la alineación normativa a la estética del “típico mexicano” aunque cada mes patrio lo recordamos y celebramos. Así se construyó la imagen del mexicano como atractivo turístico, como producto de mercado. Podemos dividir los aspectos históricos en dos, los que se basan en la esperanza y los que se basan en la añoranza, basamos la identidad en la añoranza porque es necesario legitimar los movimientos -criollos- independistas y -liberales- revolucionarios, para que sean incuestionables, para incluso alabarlos; el otro punto, la esperanza ¿esperanza en qué? Esperanza en que el color ya no acompleje (La Raza Cósmica) se ofrece la esperanza de la unión, donde el mestizo será nuestro único salvador, nuestro único ser reconocido socialmente. Lo que propongo es el desarraigo nacional, el desarraigo a la identidad, un completo desconocimiento de lo que dicen que somos, desconocernos para conocernos mejor. 4


Martín Del Carmen

En diversas redes sociales en los últimos días y sobre todo tras la masacre perpetrada en un casino de Monterrey, se ha comenzado a convocar a una serie de “movilizaciones” para mostrar la indignación social generada ante eventos como este. Uno de los más sonados es el llamado a dejar solo al representante del gobierno federal la noche del 15 de septiembre en la plancha del Zócalo mientras emita el tradicional grito de independencia. Causa curiosidad que 52 víctimas en un casino de Monterrey sea un catalizador más efectivo que 72 migrantes en San Fernando, que además habla del terrible etnocentrismo del mexicano –léase el artículo de Ángel Sáenz-, 49 niños en Hermosillo, que las periodistas Marcela Yarce y Rocío González Trápaga hayan sido encontradas muertas en un parque de Iztapalapa, o que más de 900 mujeres hayan sido asesinadas durante el sexenio de Peña Nieto en el Edo. de México. Puede que no sea así y que hablemos de la gota que derrama el vaso, y nada más. Una muerte causada por la incapacidad de un gobierno petardista -en todos sus niveles- debería indignar lo suficiente para no esperar a las 50 mil. La reflexión breve –ya que sólo dispongo de 400 palabras- que presento, surge tras una pregunta compartida por un amigo: ¿dónde están los indignados en México? Y es que la realidad es que mientras llegan del otro lado del Atlántico noticias sobre “la primavera árabe” o el movimiento de los indignados en España y Grecia -ya no se diga el inicio de una revolución social en Chile-, en el país la indignación se constriñe a anunciar ser parte de la tibia protesta ante el grito de Calderón que se pregona en las redes sociales. Por otro lado se pide “congruencia con las muertes” y para ello evitar los festejos en plazas públicas. Pero surge la interrogante: ¿Quién, como ciudadano indignado por la crisis política, económica y social que sufre el país –desde hace décadas pero que se ha agudizado en el último lustro-, se atreve a asistir a festejar? Cada vez más voces están de acuerdo en que ni ahora ni el año del bicentenario ni nunca ha habido razón para festejar, es un absurdo el festejo, y es un absurdo épico asistir a las plazas públicas a hacer compañía a un representante del gobierno –sea local o federala quien lo último que le importa es la masa que inconscientemente le rinde pleitesía mediante su presencia. Difícil comprender por qué se hace un llamado a evitar el festejo de una independencia que de entrada es una falacia. 5


-Diseño & PublicidadSoluciones gráficas y creativas 5530868315 @nimuynitanmx /nimuymuynitantan


La capitalización del arte Rockgelio Lis

“Una juez otorgó la libertad este jueves al cantante mexicano Kalimba. El artista saldrá de la cárcel de Chetumal, en el estado de la península del Yucatán, donde permanecía recluido por la presunta violación a una menor de edad.” Sin duda todos llegamos a escuchar (aunque sea sólo una vez) la mencionada nota que encabeza este artículo, que curiosamente, fue tomada de una sección de noticias de la página de la afamada BBC, organismo que presume tener la mayor audiencia de todas las emisoras internacionales, y no es el fin de este artículo criticar a la misma, o a cualquier otra fuente informativa, ni mucho menos retomar el asunto legal del individuo implicado, sino reflexionar sobre uno de los términos utilizados, y con este me refiero al de “artista”. El caso presentado no es para nada aislado, pues a diario en cualquier medio masivo podemos escuchar cómo a cualquier empleado del mismo que se dedique a cantar o actuar, venga de algún reality o de una larga trayectoria, lo denominan con este término, pero ¿en verdad lo es? o sólo es una manera de ofrecer sus productos y hacernos sentir cultos ante la idea de que el arte es cool y para gente sofisticada. Comenzar por definir arte es un tanto trillado, podría escribir un libro entero y posiblemente no llegar a una conclusión del todo objetiva debido a que éste no es un hecho meramente científico sino social y filosófico, sin embargo podemos continuar con el siguiente precepto: El arte -para que sea arte debe cumplir con determinados juicios de valor, estos a su vez están determinados principalmente por la época pues cualquier creación artística es hija de su tiempo, como dijo Kandinsky. 7


El gran problema de nuestro tiempo es que hay pérdida de significado en el arte (lo que también refleja un vacío social) y el sistema capitalista ha sabido aprovechar muy bien este sentimiento, al implantar como arte sólo aquel que entra en las categorías clásicas, es decir el de las bellas artes, sin embargo como sabe que hay consumidores de diferente índole nos ha ofrecido otra categoría: lo alternativo, que está determinada por valores que éste mismo confiere y por lo regular es cualquier disciplina que se derive del arte clásico, que aspire a tener un toque actual y esté en disposición de ser utilizada como materia prima, es decir música, pintura, escultura, etc. pero también es un poco más flexible, pues nos oferta bajo el mismo nombre grandes cuadros plásticos, que al igual que sus anteriores productos puede que no contengan ningún carácter estético, mucho menos artístico. Estos tienen éxito bajo argumentos como “La música es arte, por lo tanto todo músico es artista”, que sirven como eslogan para “los residuos industriales” que cuelgan en sus repisas, mas es bien sabido que no todo el que canta es músico, no todo el que es músico es artista, así como no todo el que actúa, retrata, danza, etc. Sin embargo esto es comprado a diario, ignorando de una forma colectiva que hay verdaderas disciplinas artísticas que van más allá de lo clásico y lo bello. Al encerrar todas estas en un sólo subconjunto, limitamos por completo de una forma irracional la grandes manifestaciones que han surgido en los últimos años, esto es un error fatal pues pretender revivir principios artísticos del pasado puede dar como resultado, en el mejor caso, obras de arte que sean como un niño muerto antes de nacer. No hay que ser un genio para ver lo deformada que está la concepción del arte, basta con una simple observación, sólo escuche la opinión de cualquier individuo que observa por primera vez un performance o cualquier producto del arte contemporáneo, sin duda expresara dichos como estos: “¿Eso qué? Mi hermanito puede hacer mejores cosas” y esto –como ya se mencionó- se debe al mal concepto que se tiene en forma colectiva, que gustosamente se devora desde hace tiempo, día a día. Por ejemplo, si ponemos a una persona del grado promedio de escolaridad frente a La Gioconda de Da Vinci y a un cuadro que carece de color de un pintor anónimo, preguntándole ¿Cuál es más artístico? Sin duda responderá que La Gioconda no sólo por ser famosa pues a lo largo de los años se nos ha dicho que es una obra de arte, sino porque al ser visualmente más atractiva que la del pintor anónimo le ha gustado más, sin ser sometida a juicio artístico alguno, lo cual no sólo demuestra la pre ponderación del gusto personal (algo que está fuera de una apreciación) sino a una falta de sensibilidad por ambas obras.

8


Existen otros conceptos, de los cuales también se han aprovechado los comerciantes de hoy en día, dado que la obra de arte convertida en mercancía participa ahora de todas las propiedades o características del comercio: se oferta y demanda, y para abaratar la alternativa se ha aventurado en una desvalorización al arte en general, rebajándola a la miserable definición de “raro” o “extraño”, así que todo el que dice ser artista, o amenos lo pretende, tiende a comportarse de esta manera para conseguir cualquier objetivo que se limita a lo meramente mundano, llámese dinero, fama, etc. y no solo es triste sino patético cómo hoy en día se echan mano de todo esto para vender sus imágenes bien creadas como algo que no es, y no es que se satanice el hecho de que alguien salga con vestidos de carne a determinado evento, que haya estado en un millón de superproducciones, que tenga más de treinta mil discos vendidos o estadios repletos, sino de la estafa que los mismos compradores son objeto bajo otro de tantos artificios publicitarios y aún los vendedores tengan el cinismo de decirnos: “tienes el valor o te vale”, pues se encargan de que el valor sólo descanse en nuestra cantidad de consumo. Si bien el arte ha sido desvalorizada de múltiples formas en nuestro medio o bien ha sido inadecuadamente revalorizado, depende de nosotros cambiar ese escenario, pues la sociedad cada vez sufre más cambios que no la benefician. El arte, la ciencia, la tecnología, si no tienen una función a favor de esta son como simples palabras al aire que son balbuceadas por un bebé. En forma particular el arte sin fin social ¿qué puede ofrecernos?, aún peor si le arrancamos lo que la vuelve en sí misma arrebatándole toda su fuerza espiritual y comunicativa ¿qué nos quedara? ¿Salas repletas de filmes con efectos especiales hechos por una gran suma de dólares? ¿Cantantes que mueven los labios para imitar las ondas que son emitidas desde un ordenador? Si así es, sólo nos quedará lo que hoy abunda: simples paquetes de satisfacción personal totalmente vacíos, subastados al mejor postor, que podrán cubrir nuestra ociosidad, pero jamás alimentar nuestro espíritu, que podrán reunir maravillosas cantidades de capital, pero jamás llenar necesidades humanas, seguirán cubriéndonos con psicología barata para preocuparnos más por “artistas acusados injustamente” que por apoyar los espacios que ARTISTAS comienzan a crear, pues si “la emisora con más audiencia internacional” es parte de esta desfiguración, qué podemos esperar de todas las demás. Así que comencemos a exigir mejores cosas, a ver al arte más allá de nuestro gusto y prejuicios, más allá de un fetiche que nos causa placer, ya no sólo por nuestro dinero, sino por nuestro espíritu y el bienestar social, pues para esto nació el arte: para ofrecernos todo aquello que no puede ser ofrecido por algo más. 9


Se solicitan científicos de cualquier tipo,

sin experiencia

Emilia Perujo Lavín

Después de trabajar tres días en una tienda de ropa, ir a probar en una academia de clases de inglés para que me dijeran que era muy dócil, y considerar el modelaje de pies, si hubiera visto un letrero que dijera: Se solicitan vendedores de perfumes, hubiera llamado. Pero el anuncio al que llamé decía área de ciencias sociales, sin experiencia, y ofrecía un sueldo que no creí real y me hubiera conformado con mucho menos que la mitad. Me comuniqué con la licenciada Florencia y me citó al día siguiente. Sentada junto a mí, una persona respondió a otro anuncio que solicitaba gente de ciencias básicas. Nos citaron con diez minutos de diferencia en la misma dirección, con excelente presentación. Contando con todo el tiempo libre del desempleo y teniendo más curiosidad que desconfianza, conseguimos el atuendo y asistimos a la cita. El onceavo piso del número 122 de Reforma es difícil de describir si no se ha estado ahí. Al bajar del elevador, hay una recepción desorganizada con varias personas atendiendo. Te anotas y te sientas en una sala de espera que en realidad ocupa todo el espacio del piso. Lo que hay alrededor es un salón, dos oficinas pequeñas, y una serie de escritorios que dan la cara a la pared en donde la gente, con cara de preocupación y concentración, da la impresión que se está aprendiendo de memoria unos textos. Al oír tu nombre, caminas por la alfombra sucia y oscura a la oficina, pero la persona que te llama y te anotó es la misma que se sienta en el escritorio, sólo que ahora se presenta formalmente. Te hace una lista de preguntas que incluyen tu medida, peso y talla – tus aptitudes no son tan interesantes- y te recorre el cuerpo entero con los ojos. Por alguna razón es importante que no tengas relación con los que siguen en la sala de espera. Tras las preguntas, que terminan con la firma de una hoja y que el licenciado ponga un sello donde le correspondería firmar, te piden volver en media hora porque pasaste la primer etapa. Las dos personas que fingíamos no conocernos, nos citamos a la vuelta del edificio para esperar. Dudamos en volver, no sabíamos por dónde empezar a compartir comentarios, porque acabábamos de salir de un lugar tan misterioso que hasta el tono de piel del licenciado y sus lentes parecían formar parte del escenario armado para provocar sensaciones raras. Alimentados por la extrañeza del primer encuentro, volvimos en plan de simplemente observar de qué se trataba eso hasta ese punto incomprensible. Los que esperaban antes, eran de nuevo nuestros acompañantes, todos parecimos agradar a la mirada intimidante. 10


En el salón nos sentaron a mujeres y hombres separados, y los que antes eran entrevistadores, ahora se sentaban atrás del grupo a tomar notas mientras un hombre nos daba una plática. El tono de voz y la forma de expresarse me hicieron pensar que seguramente se trataba en realidad de algo religioso que usaba una estrategia muy eficaz. No hubiera dudado que alguien pensara que una entrevista laboral terminaría en algo siniestro. Después de una plática en donde el expositor aseguraba que la clase media estaba desapareciendo y por eso había que trabajar ahí, para no quedarnos fuera de la punta de la pirámide, y asegurar que eso lo había aprendido en una universidad a la que él se refería como americana y por lo cual solamente una señora abandonó el salón, nos entregaron unos cuestionarios. Los llenamos, algunos sinceramente emocionados. Otra vez en la sala de espera, me llaman a la oficina del licenciado. Pero era porque había sido una de las dos personas –la otra mi acompañante secreto- que a la pregunta: ¿Ser parte de esta empresa es lo más importante en su vida? había respondido que no. El licenciado, seguro de que con el tiempo iba a pensar lo contrario, me regresa a donde están todos. Yo sigo pensando que quieren que entre a una secta. Las personas que horas antes memorizaban textos, ahora son muchas y muy preocupadas y a todos nosotros nos invitan de nuevo al salón. Nos explican que el siguiente paso es tomar una capacitación de una semana en donde al final va a haber una prueba donde se decide quién queda. Jamás se menciona alguna de las profesiones por las que llamamos, ni a qué se dedica la empresa, nada. “La capacitación comienza el lunes próximo y dura todo el día, si faltan no hacen la prueba final.” Así fue como me encontré con Desarrollo Integral de Negocios Empresariales en el 2008. Decidida a no volver por ningún motivo, tecleé su nombre al regresar de esa mañana esperando encontrar noticias espeluznantes. Me sorprendió que según los testimonios de indignación la prueba final de la capacitación fuera comprar una caja de perfumes con la obligación de venderlos. Cómo era posible que algo tan elaborado y tétrico culminara en la compra-venta de inofensivos aromas. Las denuncias siguieron agregándose hasta finales del 2010. Páginas en todas las secciones de empleos de por lo menos dos periódicos del Distrito Federal les pertenecían. Los periódicos estaban enterados de esto pero decían no poder hacer nada ni negar el espacio a un anunciante. Supuestamente 300 personas tomaban la capacitación por semana –así que conocíamos el domicilio, habíamos visto sus caras por lo menos una vez-; durante una semana se dedicaban a lavar el cerebro de los asistentes con la promesa de un salario de once mil pesos. Es increíble que hayan podido sostener esta farsa por lo menos durante dos años. Yo me quedé con las manos vacías, no descubrí el misterio de una secta y no me contrataron para vender perfumes. 11


La industria mexicana del cine Fernando S. Fernández

A cien años del natalicio de Cantinflas, hablar del histrión en estos días está de moda, pero en esta ocasión lo usaré como una excusa para comparar y dar un vistazo al cine mexicano. Desde la época del mimo de México no hemos visto un cine completamente definido y con identidad, esta época fue una exquisitez, en su mayoría cada obra tenía todo para convertirse en las cintas de culto que hoy son, todo ese universo creado por los cineastas mexicanos entrega personajes y tramas entrañables, (en ocasiones la fotografía era impecable), quién puede olvidar a La Tucita o a Fernando Soler montando a caballo frenéticamente en La oveja negra, inclusive Cantinflas (de quien por cierto no soy fan) tiene su momento en la actuación que le dio el globo de oro: La vuelta al mundo en 80 días. Después de esto la cinematografía en México decayó de una forma alarmante entregándonos más de 150 películas por año, hasta que se le dio el tiro de gracia a la industria, tiro de gracia que comenzó con los Hermanos Almada (quienes sentaron las bases para lo que hoy se conoce como nuevo cine mexicano), pasando por el cine de ficheras, y por lo que realmente le dio en toda su madre al cine en México: la censura. Las ultimas dos décadas no han ofrecido muchas obras de gran calibre, porque las que hay fueron escondidas, prohibidas o negadas por el gobierno (mas recientemente la morbosa Presunto Culpable). Obras maestras como El violín o Rojo amanecer permanecieron vetadas por años de los cines mexicanos mientras nos tiraban bodrios como las películas de Resortes, las ya mencionadas ficheras y comedias de pena ajena, Sobresalen obras serias, pero sobrevaloradas, como Amores Perros o Todo el poder, aunque en ellas comienza a lo que me gusta llamar la “era del cine cimentado en las majaderías” al parecer los directores y escritores decidieron que en sus películas habría un mínimo de groserías forzadas que opacan la obra. Los años 2000 han sido buenos para México con todo y que nuestros genios se nos van a otros lares, entregan obras que no le piden nada al cine estadounidense, sin duda alguna en esta década se ha revivido la industria gracias a directores como Guillermo del Toro o Luis Estrada, demuestran que se define cada vez más un estilo e identidad propio del país y reviven ese México cinematográfico, por eso es de suma importancia como público apoyar las obras sobresalientes, depurar, darle a la Cineteca el lugar que se merece, exigirles a las grandes cadenas que exhiban más cine mexicano para así recuperar y mejorar ese encanto que todos hemos visto en las películas viejas de la era de Cantinflas. 12


El complejo Alejandra

En cine hay dos términos que generan mucha polémica: cine de arte y cine comercial. Estos conceptos producen discusiones acaloradas en la crítica especializada pero también, se han convertido en temas predilectos de los pseudointelectuales que se jactan de saberse de todas todas en la cinematografía y prácticamente ejercen un desprecio brutal, no sólo a las películas que consideran como cine comercial, sino también hacia aquellos que consumen este “tipo” de cine. En los últimos días, este tema ha sido muy recurrente en mis conversaciones con mi hermano y con algunos amigos facebookeros que al igual que yo, compartimos una cinefilia desbordante. Principalmente este tema removió mi consciencia después que mi hermano y yo salimos de la proyección de la película Súper 8, dirigida por J. J. Abrams y producida por Steven Spielberg, quien en la industria del cine es conocido como el “Rey Midas”, sobrenombre que tiene bien merecido porque todas sus películas han sido éxito de taquilla. Ojo, en todo tipo de arte nunca se debe glorificar un aspecto ni satanizar otro por el simple hecho de percepción, toda expresión artística siempre será bienvenida y tendrá sus seguidores. Ni todo el cine de arte es bueno, ni todo el cine comercial es basura. Aquellos que dicen abstenerse de ver cine comercial porque sólo ven cine de arte ya que es el “único” cine que vale la pena, están cerrando sus posibilidades de auto-enseñanza, es decir, si se consideran cinéfilos, deben saber valorar los materiales en sus dos dimensiones: en forma y contenido. Hoy en día, existen muchos directores “comerciales” que hacen películas con historias complejas e inteligentes, sin dejar de lado el entretenimiento, por otro lado, el cine de arte llega a ser en muchas ocasiones un verdadero dolor de cabeza por las historias tan complejas y por el tratamiento visual tan denso en que son presentadas. Con estas líneas lo que pretendo manifestarles, queridos lectores, es que se guíen por sus gustos e inquietudes, no es lo mismo ver a Pasolini por curiosidad y entender de forma amplia el neorrealismo italiano a verlo como una tener que, aunque no le entienda… ¡ah! pero eso sí, me hace sentir el mero mero. Sin duda la finalidad que toda película busca es que sean vistas y si ellas aportan un valor adicional al mero entretenimiento, trascenderán generaciones no sólo por su valor estético sino porque son capaces de transformar algo en el espectador.

13


del Blockbuster Lomelí

Por ejemplo, Inception -El origen- (2009) de Christopher Nolan, es una película que supo combinar a la perfección una estrategia comercial y un cine personal, mostrándonos uno de los temas que más le ha apasionado a Nolan: los laberintos de la mente humana y su infinidad de posibilidades. Visualmente la película es limpia y hace gala de buenos efectos visuales. Un director que siempre se moverá muy bien en el cine de alto presupuesto y el independiente es Terry Gilliam, filmes como Brazil (1985), Las aventuras del Barón de Munchausen (1989), Doce monos (1995) y El imaginario del Doctor Parnassus (2009), son muestra del equilibro de un realizador que conjuga crítica social y política, sus temas obsesivos, adelantos técnicos, buen manejo de cámara y entretenimiento. Otros realizadores que entran en esta lista son: el maestro del suspenso, Alfred Hitchcock con la genial Psicosis (1960); Alan Parker con la mundialmente célebre Pink Floyd, The Wall (1982) que se convirtió en todo un hito para generaciones, traspasando de la escena fílmica a la musical. Sin duda Quentin Tarantino y su compinche Robert Rodríguez no podrían pasar desapercibidos en este texto. Ambos realizadores se han convertido en predilectos de la crítica y sus películas de bajo presupuesto (llamadas de serie B) son las predilectas en los ciclos de cine de muchas instituciones especializadas en la enseñanza del séptimo arte. Pulp Fiction (1994) ha sido de las obras cumbres de Tarantino, por su parte Robert Rodríguez con su Mariachi (1992) entró con el pie derecho a la industria. No puedo finalizar el texto si no vuelvo a Steven Spielberg. La década de los 80 y los 90 llevó el sello del cineasta estadounidense, sus películas sentaron las bases de muchos de los éxitos comerciales que vinieron después. Algo que tiene a su favor Steven es que se mueve bien en todos los géneros que ha realizado, nos puede mostrar dramas como La lista de Schindler (1993) o El color púrpura (1985); aventuras como Jurasic Park (1993) e incluso ciencia ficción en E. T, el extraterrestre (1982). Lector, ahora me dirijo a ti, si te gusta el cine te recomiendo que tengas amplitud de mirada y que tu apreciación sobrepase la división de comercial y artística, un buen cinéfilo se nutre de todo material audiovisual por el que siente una afinidad y como último comentario, gran parte de las imágenes que integran nuestra memoria cinematográfica está integrada por las escenas más famosas de la cinematografía hollywoodense.

14


El exilio de la periferia Edmundo Arana

Hace ya cerca de dos años, para ser exactos el 24 de octubre del 2009, un sábado lluvioso, me encaminaba al ya mítico Multiforo Alicia debido a que asistiría -gracias a la invitación de un viejo amigo- al evento denominado Indie Knockout, dentro de este evento se presentarían cinco bandas de la escena local. Nos llamamos, Mami Yasbeck, Deanplastique, The Exils y Los Drama Queers, no había tenido contacto con el trabajo de estos grupos, a excepción de The Exils, fue gracias a un golpe de suerte, que conocí a esta banda, pues fue por medio de Internet que tuve la oportunidad de escucharlos, debido a que obsequiaban su EP Vol. 1 y fue así como obtuve una muestra de lo que esa noche ofrecerían. Estoy seguro de que el local de la colonia Roma Norte ha tenido mejores entradas, posiblemente la lluvia y el carácter underground de las bandas del cartel influyeron, esa noche no rebasábamos las 100 personas. Una a una se fueron presentando las bandas, entre los gritos de apoyo de sus seguidores y las miradas inquisidoras y curiosas de los que las desconocíamos. Por fin llegaba el turno de los originarios de Iztapalapa, y fue en ese momento que logré constatar lo que ya antes había escuchado, la calidad de su música era para augurarles un gran futuro.

15


Y es que, con las notas que ejecutaron esa noche, seguramente, más de uno quedó enganchado con su propuesta, la cual es sencilla y muy asimilable para quien la escucha por primera vez, al mismo tiempo logra seducir con los detalles que se redescubren cada vez que uno escucha sus canciones, no miento al decir que entre el público pude escuchar comentarios favorables, alguno emitidos por miembros de las bandas que compartieron el escenario esa noche, el evento contó con la particularidad de que los miembros de las bandas funcionaron a la vez como público, y no desde el backstage, sino desde enfrente del escenario. ¿Y a qué debemos la retrospectiva? Justo cuando preparábamos el número 11 de nuestra revista The exils lanzan su EP Vol. 2, como es costumbre, la cual apreciaríamos perdurará a lo largo de su carrera, distribuyeron su trabajo de forma gratuita vía correo electrónico. Este material nos catapulta a atmósferas muy espesas, acompañadas de un bombardeo de sonidos, característica que relaciono con el origen citadino de la banda, sin sonar pretencioso creo que el contexto de la Ciudad de México, y en especial de Iztapalapa, con su bombardeo sonoro y visual, imprimen un sello característico a la agrupación. Hay que destacar que la banda conformada por Dave Noise (guitarra), Chalo (batería), Picke (bajo) y Cinthia V. (vocales) nos ofrecen música que se puede catalogar como una fusión del noise pop, el shoegaze y el post punk, con influencias tales como Sonic Youth, Blonde Redhead y My Bloody Valentine, así nos encontraremos con un sonido de guitarras distorsionadas que parecen alzarse como muros dentro de nuestros oídos aderezadas con letras digeribles interpretadas por una voz bastante melódica, en conjunto un sonido muy peculiar digno de ser degustado. Estén atentos de The Exils y las noticias que puedan generar, pero particularmente enfóquense a disfrutar su música. 16


JUEGO Estamos ahí… juntos Nos abrazamos, nos tocamos, Entrelazamos nuestras manos Y la emoción nos invade. El silencio siempre el silencio, ¡Eterno compañero! Nos besamos con la imaginación, Dormimos juntos… ¡claro! en nuestros sueños.   Estamos cerca pero tan lejos.   Juntos…   Esperando que alguno tome la iniciativa, ¿Serás tú? ¿Seré yo?   Y sigue el juego…   Estamos cerca…muy cerca, El corazón palpita Nuestras manos juegan, Los dedos tiemblan, La voz se entrecorta, La oscuridad mental nos acompaña. Nuestros cuerpos están hambrientos uno del otro. Algo nos falta…

17

La imaginación explota, Nos traspasamos con la mirada, Queremos saber qué pensamos uno del otro, Esos malos pensamientos nos devoran. ¡Esto es una revolución! La sangre corre por nuestras venas Se agolpa en nuestra cara, Adivinamos lo que queremos, Nos necesitamos, Pero algo nos detiene ¿La culpa?, ¿el remordimiento? ¿Nuestra educación mal entendida? Me pregunto: ¿Qué siento por ti? ¿Qué sientes por mí? ¡Gran pregunta! Sabemos la respuesta Pero no queremos decirla. No nos gustan los finales tristes…

Alejandra Méndez


LA SERRANA ÁRABE Gente, escuche atenta, Os contaré una historia, Todo por unas monedas, Yo bien sé que os gustará Pues no existen dos como ésta. De lo que me aconteció Cuando viajé a la sierra. Única, amada, sin par, Hembra para volver loco. Bello sol de primavera, Llevé horas caminando Hasta que vi tal belleza; Cantaba junto a un árbol, Bailaba con las caderas, Me le acerqué muy despacio Y me miró la morena. Lucero del año nuevo Que hasta marzo se mostró. «Perdido estoy en la sierra, Perdido en vuestra mirada» «Amigo, no pierdas tierra, Vuestra bizarría gusta, Mas prefiero vuestras letras» Y yo sólo la apreciaba Mientras me hablaba ella. Gracia y piel resplandecen Tanto como esos ojos. Reaccioné, no soy poeta, Pero por aquella moza

Yo dejaría la guerra. «Tú dime aquellos cantos Y yo os abriré mi mesa, Después haremos lo nuestro, Mas quiero oír tus letras». Labios de dulce hablar Besaré antes que todos. Raro hablé para ella, Pensé decir «Es latín», Nadie sabe extraña lengua. «Espera, cántame en árabe» Me pidió con su belleza. Un serrano vi cantando, Pensé «Es latín esa lengua». Cuello y pecho luminoso, La morena ve a otro. Seguro le abrió la mesa Y fueron a hacer lo suyo, Yo retorné a la guerra Cuando su fin había sido. Ahora soy hombre de letras, Y quizá de una sea amigo. No importa si no hay monedas, Con la mesa abierta basta, Y una copa de buen vino.

Víctor Alan Ávila Garnica

18


PREMATURO En líquido celestial preconcebido… Heme aquí: Índigo… Guerrero raso reencarnado… El que devora dioses del planeta nuevo dentro del universo antiguo… Siendo quimera… Siendo azul claro…

Juan José Enríquez Rivera finisterrax@hotmail.com

19


ESCUCHA ESTO Escuchen esto: hablaré de la frustración... De la frustración del hueso y la carne y de Jesús hundido en mi cerveza... de las almas perdidas, sin hambre de los huesos hechos carroña para los buitres sin razón... hablaré de la noche vagabunda de la falsa luz de la luna de la cobardía de los rayos solares al atardecer...

no somos guerreros algo peor costales desvencijados y teñidos de sudor. jodemos nuestros rostros nuestra rabia cargando la desolación... “queremos al mundo y lo queremos ahora”

Oscar Yahir Aguilar Villalba

hablaré de las hojas agrietadas de la guerra sin espíritu y de las tierras arrasadas. ¡dejemos correr la sangre! ¡dejemos desatada la ira! ¿en qué ruta de no escape andaremos?

20


PUTAS ¡Vamos por unas putas! Su delicadeza y su fuerza han impactado mis ganas, han desechado la idea de quedarme solo. Nadie me conoce mejor que ellas ¡Oh, qué putas! ¡Qué deleite, qué tersura! No es el roce de sus manos ni su desnuda figura ¡Oh, qué putas! Ojalá que así me oyeran ¡Vámonos por unas putas! Hace falta la emoción para contar mis aventuras, esta carencia de inspiración la han robado los amores, necesito adrenalina ¡Necesito más putas!

Gabriela Miranda Torres

21


PLAYA

Es ahora entre murmullos de la luna que prevalece en los relámpagos el espejo de nuestro mar. Te recuerdo como aquella brisa que humedece mi cuerpo cuando reposo cerca Tú como las olas impactas mi cuerpo de esa agua salada de vital fuerza erosionando mi piel. La piel tuya cual arena resplandecía como diamante al sol esa arena que jugueteaba con nosotros mientras hacíamos el amor entre granos esos granos lienzos de nuestros pasos convocaban la huida del amanecer hacia la eternidad de la noche. Tus manos frescas como el viento exploraban mi cabello alborotando mis ideas Eres mi palmera, tu torso mi techo te alborotas, te agitas, me proteges Te recuerdo, como recuerdo las palabras de la espuma de la playa te recuerdo en la muerte del ocaso tu y yo y esta playa eras parecido a aquella gaviota devorando el pez, mis entrañas Cuando la marea baja nuestra temperatura sube impregnamos de estrellas blancas aquel adormilado infinito Sonoros descensos de agitados suspiros emergiendo la culminación de mis recuerdos Te recuerdo… No, no te recuerdo… Recuerdo mi Playa. Maritza Estefanía García

22


Las estrellas leen, de vez en vez, lo que el hombre ha escrito, es entonces cuando el reflejo de aquellas letras llega a nosotros como inspiración celeste, como ejemplo a seguir. A mí llegó ese reflejo y jugando a ser espejo, les comparto lo siguiente.

23

Diseño Editorial: Sofia Ponce - @S_0F

Tauro. Eres el gallo de oro, sueles tomarte tu tiempo y por lo mismo lo que haces te sale de maravilla, a veces te sentirás huérfano, maestro abandonado a tu pesar en un país sin esperanza. Las cosas mejorarán, te darán la tierra que buscabas, te recomendarán retornar a Comala.

Vladimir Villalobos López

(El único)

HORÓSCOPO

Aries. Recuerda que el amor es un eterno buscar, no te pierdas en banalidades dignas sólo para las agencias de viajes. Tú eres el hacedor de caminos, de las palabras primeras, bellas por sencillas, que duelen, que alivian. Sigue haciendo camino. No desprecies el silencio.

Géminis. No abandones la esperanza, descenderás a lo más profundo sólo para alzarte al cielo más divino, parece que viajas en círculos, a través de ciclos de pesar interminable, mas llegarás a tu destino y tu actuar será el renacimiento del siglo. Cáncer. La noche inmensa se cierne sobre ti cuando te falta el ser querido, su boina tu corazón descansa, el máximo galardón te aguarda, sigue, conócelo todo, tu canto general se alzará y verás que no todo fue en vano, a veces ella también te quiso. Leo. Apártate de los vicios o terminarás sólo, triste, robado por una cualquiera. Cuídate de la dictadura del olvido, resiste. Recuerda que los muertos no necesitan aspirinas, alégrate por lo perdido, por lo que vendrá, no descuides tu crítica a la ebria realidad.


Virgo. Como un cíclope miras, aléjate, toma perspectiva. No busques tregua que la vida sólo otorga incendios, fuego. Pero llueve todo el tiempo, no busques fama que no lo valga. Por lo demás, sonríe, la lenta maquina del desamor se ha marchado. Libra. Resultas ejemplar a quien te rodea, mantienes las formas, aunque si te provocan, pierdes la cabeza. Olvídate de los enemigos que tú mismo te creas, sigue andando aunque el mundo ladre, evita provocaciones, la senda virtuosa es estrecha pero tus molinos ya están cerca. Escorpión. Mentir con gracia suele ser alabado, mas no olvides que hay gente que se cree con derecho a castigar de propia mano. Recuerda que todo crimen trae consigo un castigo, tus seres cercanos podrían sufrir por tu culpa pero siempre te acompañarán, al frío más terrible, si es menester. Sagitario. A veces pareciera que pasa tanto y no pasa nada, de torturas en Pekín a una enfermera no hay distancia imposible. Camina en la playa, descansa, sueña que sueñas que eso siempre deja en qué pensar, o imagínate escribiendo, escribiendo que escribes. Persevera. Capricornio. Últimamente sientes que el corazón te delata, las miradas te molestan. No olvides que la voluntad es capaz de hacer renacer el amor, mas no te fíes de las campanas en cuestiones vitales. No dejes de considerar el ser hombre de negocios, un honesto deseo de futuro. Acuario. Crees que siempre es tarde, corres sin saber a dónde. Es cierto que llegaste a donde estás sin habértelo buscado pero no te dejes apocar. Siempre hay un sombrero acorde a la situación. Hoy no es tu cumpleaños, incluso eso es buen motivo para que festejes. Piscis. Vives de memorias, tristes, pero los gitanos volverán pronto, recordarás días mejores, el hielo. Los años de soledad terminaran pronto, entonces podrás volver a gobernar a tu antojo, gozar el blanco de las casas, la familia se reencontrará. Disfruta el momento, se aproxima un diluvio…

24


PERSECUCIÓN Leyla Andrea Carrasco Cazarín

Era indudable que lo había visto todo, su mirada estaba fija en el interior del auto, pero sin saber a ciencia cierta desde cuando te observaba, tal vez cuando te estacionaste frente al corporativo, o cuando entraste a ese restaurante, tal vez cuando tu compañía estaba coqueteando contigo o cuando ibas camino a su rincón clandestino. Pero su mirada fija en ti revelaba que sabía ya tu más grande secreto y aunque por fuera aparentaba serenidad, por dentro la llama de la ira maquilaba ya tu destino. Su primera reacción te causó mucha sorpresa, ya que esperabas un reproche inmediato e intempestivo, pero se alejo lo más rápido que pudo en su auto en medio de la oscuridad, lo primero que pasó por tu cabeza fue que se iría de casa con los niños, luego la difamación laboral y el desempleo, tienes un importante puesto, pero en la empresa de su padre, después vendrían los reclamos, el chantaje emocional, la soledad... Te perdonaría, siempre lo había hecho y esta ocasión no tendría por qué cambiar, ya había sospechado e invariablemente pudiste convencerle de lo contrario, de que sus dudas era infundadas pero en esta ocasión te había observado muy de cerca y convencerle de lo contrario sería casi imposible. Mientras manejabas de manera frenética puesto que el ansia de detenerle te llenaba y de momento bajaste la velocidad de forma inesperada -cuando recordabas que estabas yendo a toda velocidad a un encuentro catastrófico-, tus pensamientos te mataban...

25

- ¿Cómo murió? - Chocó el auto mientras venía siguiéndome, me descubrió saliendo del hotel con mi amante; cuando se encontraron nuestras miradas yo iba por mis hijos a casa, quería llegar antes de que pudiera detenerme...


CORAZÓN FUGAZ Dulce A. Cruz Tinoco

Estoy en la balanza que pesa lo que es y lo que podría ser; la certeza de lo que soy y lo que eres con la incertidumbre de lo que seremos. Aún siento tus besos rozando mis labios, aún siento entre mis cabellos tus dedos ensortijándolos. Aún veo tu mirada cristalina en el espacio, en el tiempo que me recubre en mi alcoba a media luz. Mi corazón palpita al ritmo de la respiración que traen hasta mí mis recuerdos; mis manos aún danzan sobre tu fantasmal cuerpo, sobre la imagen que guardo de ti en un cofre que abro cuando la noche es muy fría o cuando me siento muy sola. Aún tengo entre los dedos el perfume de tu piel. Tal vez sólo sea otro recuerdo. De nuevo maldigo a mi memoria, porque tiende a desarmarme por completo cuando vienes a mí, desnuda de mente, semivestido tu cuerpo, cuando tu recuerdo se hace tan palpable, tan besable, tan audible, tan entrañable. De nuevo, sonrío y entre sonrisas lloro, porque te recuerdo mía, pero te sé lejana, aunque no ajena. Escucho esa conversación que alguna vez tuvimos, aquella donde tu respuesta fue un largo beso y una mirada enternecida y un “eso no sucederá”. Recuerdo haberte dicho “temo que un día, en ese juego inocente donde dices te amo y yo te contesto yo te amo más, termines por darme la razón...”. Hoy sólo puedo confiar en esa promesa que bailó en tus labios y se filtró en los míos, esa promesa que me dictaron tus ojos, la promesa que decía tu alma en esa voz que aún me despierta en las noches, susurrando mi nombre de la misma forma en la que el viento lo hace con el tuyo.

26


Mes Pa tr io. No 12. Revis ta Libelula

ÍNDICE. Mexicanidad, mercadotecnia y control social Ángel Adán Sáenz 3 El gran festejo de la ignominia Martín Del Carmen 5 La capitalización del arte Rockgelio Lis 7 Se solicitan científicos de cualquier tipo, sin experiencia Emilia Perujo Lavín 10 La industria mexicana del cine Fernando S. Fernández 12 El complejo del Blockbuster Alejandra Lomelí 13 El exilio de la periferia Edmundo Arana Estrada 15 Juego Alejandra Méndez 17

La serrana árabe Víctor Alan Ávila Garnica 18 Prematuro Juan José Enríquez Rivera 19 Escucha esto Oscar Yahir Aguilar Villalba 20 Putas Gabriela Miranda Torres 21 Playa Maritza Estefanía García 22 Horóscopo Vladimir Villalobos López 23 Persecución Leyla Andrea Carrasco 25 Corazón Fugaz Dulce A. Cruz Tinoco 26


CONSEJO EDITORIAL Emilia Perujo Lavín Edmundo Arana Estrada Martín Alejandro Del Carmen DISEÑO GRÁFICO (VERSIÓN WEB) Steph Gio, Gvz. PORTADA Andrés Netosm Y. COLABORAN Alejandra Lomelí Gabriela Miranda Torres Alejandra Méndez Maritza Estefanía García Leyla Andrea Carrasco Dulce A. Cruz Tinoco Ángel Adán Sáenz Rockgelio Lis Fernando S. Fernández Víctor Alan Ávila Garnica Vladimir Villalobos Juan José Enríquez Rivera Oscar Yahir Aguilar Villalba DIRECCIÓN, EDICIÓN Y CORRECCIÓN DE ESTILO Martín Alejandro Del Carmen Contacto, comentarios y colaboraciones a: libelularevista@ .com @revistalibelula /RevistaLaLibelula Cooperación voluntaria. Gracias a tu aporte podremos seguir difundiendo y apoyando el arte y los medios independientes.

Revista La Libélula No. 12  

Numero 12 de Revista La Libélula...