Page 1

ENCUENTROS EN LA ESQUINA DE LA PLAYA

Pedro Javier Mart铆n Pedr贸s


Encuentros en la esquina de la playa Pedro Javier Martín Pedrós 2013

Fotografía de la portada: Imagen de dominio público Edición, diseño y maquetación de la publicación: Nat Gaete Todos los derechos reservados


ENCUENTROS EN LA ESQUINA DE LA PLAYA

1


2


EN LA BUSQUEDA Desesperadamente y a veces, de forma inútil, me echo a nadar en cualquier mar, que me lleve a vuestras islas. No busco tesoros, ni sirenas encantadas, tampoco, vegetación exuberante, ni pájaros azules. Sabed, que mis búsqueda está en encontrar el cauce de la palabra, de la comunicación.

3


RESPETO HACIA EL OTRO Cada dĂ­a descubro a un hombre nuevo, que anochece con el silencio del amor. Intento compartir en mis sentimientos su equipaje, su olor y su perfume me hacen sentirme navegante en su marejada, e infinitamente respetuoso con su forma de andar.

4


MANIFIESTO Desde este trozo de playa acompaĂąado tan solo por mis amigas las gaviotas, os hago un llamamiento a todos los seres del mundo: a los tristes y a los alegres a los pacientes y a los impacientes, a los que me aman y a los que les soy indiferente. A todos, os pido que no faltĂŠis a la cita de este manifiesto. Me lluevo por dentro de paz, de transparencia y de dulzura. Os canto, os proclamo, que amo al UNIVERSO ENTERO.

5


RENACER Corazones abiertos en busca de sol, pájaros pidiéndome sonrisas que no llego a entender, seres anónimos queriendo abrazar mi pecho desnudo. Cansado de tanto fingir siento alegría al decirte que fui testigo del parto que anunciaste, y volaron las fuerzas de la tribulaciones, se fueron las frases hechas, y… me visitó el verbo ser.

6


A LOS QUE NO HABLAN Me gustaría ser almohada para estar cerca de vuestros sueños, ser árbol para daros mi sombra, luz para compartir mi alegría. Posiblemente, no necesitéis de mí ni una cosa ni otra. Sin embargo, yo os pido acogida, posada, vuestra sintonía, formáis parte de mi caminar, de mi entorno, de mi vida.

7


Es una noche muy especial y me pregunto por la luna, no la encuentro. En mi infantilismo, salgo y busco el sol, no lo encuentro. Me sumerjo en mi interior, y‌ hay marejada. Desde mi camarote observo que: Todos saltan, todos sonríen. Nadie comprende mis sueùos. No encuentro mi sol, mi luna, mi universo.

8


EL PUEBLO Pensar… pensar en el campo, dormir en la tierra. ¡ Pueblo ¡ Pueblo engañado, pueblo dormido, pueblo bueno, permíteme que te cante, que hable, que grite, que rece mi credo, y tú… Ahora que me tienes cerca, ahora que sabes como escribo, ahora que sabes como parto mi pensamiento, ahora que miras con mirada celeste, podemos escribir en el idioma nacional. Recuerdo una canción recuerdo un abrazo recuerdo un día. Todo esto se quedó atrás. Era grande, impensable. Mañana tu suspiro, será mi suspiro. Ahora la luz sigue esperando: en la canción, en el abrazo y en el recuerdo de cada día.

9


ACEPTACION Todo permanece en su ser, las semanas tienes siete aguas, y el tiempo existe con plena normalidad. En cierta ocasión desperté de un sueño, posiblemente algo profundo. Me levanté, como de costumbre, sin percibir nada viejo, mientras todo permanecía en su ser. Al abrir la mañana, un nuevo serpollo me abrazó. Sentí que todo era apto en la vida e insuficiente para producir lluvia.

10


MI OFRECIMIENTO Decirte que estoy aquí. No me interesa tu grupo sanguíneo, ni los colores de tu libro, ni la bandera de tu barca, no me interesa nada. Decirte que estoy aquí. Las aguas sudorosas de los mares humanos se mantienen unidas y no se conocen, ¿ por qué pan sin azul? a ti que eres tiempo, decirte que estoy aquí

11


A veces, el ser en la vida, me invita al desencanto, y me embriago de la realidad. Siento vómitos de mis sentimientos, de mis pájaros voladores y de todas mis estúpidas historias. Soy infinitamente frágil, y estáis ciegos. Necesito masajes de amor, canciones celestes y rosas y me quedo en la espera. Pido ventanas abiertas, que mi silencio se funda con el vuestro en un acontecimiento histórico. Sin embargo, mis anhelos, mis gritos, se difuminan como bocanada de humo, callejera. Necesito que me quieran.

12


UNA TARDE DE PASEO Si la existencia fuera poesía. No habría hombres pudriéndose en guerras, donde mueren hasta las estrellas.

13


UN ATARDECER ESPECIAL Alegre como grupo de estrellas desterradas del universo, hambriento, como cualquier ser del mundo, simple, como la inexistencia de un dios. Miro el atardecer y quedo ciego.

14


Voy de paso por las calles que me fueron haciendo y no encuentro la luz del pasado. Quiero recoger las notas musicales de la venta ambulante y no traigo bolsillo ni alforja. Mi ciudad no la encuentro y mis vecinos no me saludan. Los adoquines murieron y los taberneros arrancaron las vi単as.

15


La puerta de la vida se me presenta con cantos agridulces. Mi patrimonio es un manojo de sueños. Cada estación pasa deshojando la arboleda de mi palabra. Soy romero, vela abierta, silencio pactado, opresión compartida, fecundación in vitro, sacerdote de mis sombras, hoja de otoño, poeta de nada, mosto de la tierra, repartidor de caricias, volador de corazones bebedor de amaneceres. Siento miedo cuando nos proclamamos reyes de las estrellas. Las estrellas no tienen dueño, no tienen títulos, ni escrituras. Ellas, son poesía, UNIVERSO.

16


Soy gota de agua que busca una simple excusa para nacer en tu mejilla. Voy viajando con tus alegrías y angustias, con regusto. Este rato, esta noche me siento mano abierta, trozo de pan, copa de vino. Estoy aquí, compartiendo todo, absolutamente todo lo que estas sintiendo en este instante. Es nuestro instante. Sensación mágica, duerme, estoy aquí, ahí, en el infinito. Duerme, dormimos ¿sabes? ¡te quiero!

17


Cuando necesites so単ar y no me tengas cerca, destapa el bote de mis perfumes.

18


Aquella mirada que me regalaste en primavera, se paseo por el valle de mi melancolĂ­a. En un semĂĄforo de cualquier ciudad.

19


A MIGUEL ANGEL Tomo la palabra para llorarte. Recibí en mi rostro una brisa siniestra. Sin previo aviso, todos mis sentimientos se convirtieron en una ola llena de cólera. Mis lágrimas brotaron incontroladas, desobedientes, a darte mi último homenaje. Amigo marinero que fuiste, te recordaré como océano, noche de mar en calma. Te llevaré siempre en mi camarote.

20


¿Para qué quiero una pluma todo terreno con dieciséis válvulas, si tengo el depósito vacío…? Son cosas de la vida…

21


Cuando sea viejecito, me iré a un lugar con mar, donde las mareas sean mis amigas, y tus recuerdos los balcones de la luna. Pintaré tus versos en la cometa de mi infancia, mi sonrisa se hará grande, de múltiples colores. Atracaré mi barca sin vías de agua en la bocana de tus pechos, allí romperé las torpezas, y acariciaré las distancias. Cuando sea viejecito, me iré a un lugar con mar, y olvidaré las tristezas, abriré mis manos y jugaré con olas , brisas, espátulas y gaviotas. Beberé en los silencios y me haré luz en tus noches repitiendo abrazos escondidos, colgaré mi voz cascada de sombras y encuentros en la esquina de la playa. Cuando sea viejecito, me iré a un lugar con mar, y te regalaré todo el azul que quepa en tus adentros…

22


A veces los รกngeles no entienden de idiomas, y las azafatas de vuelo tienen las rutas saturadas de palomas mensajeras.

23


Lloro con el rasgueo de una guitarra sin fronteras, ante la marcha infinita de un adiós lleno de lluvia, con los huérfanos de lo cotidiano, y con manos arrugadas de sufrimiento. Lloro cuando la puerta está siempre cerrada para los mismos, y los mismos nunca tienen voz. Lloro cuando roban un abrazo en cualquier hospital, cárcel o burdel. Lloro ante un pincel roto, una palabra herida de rencor o cualquier amenaza a la alegría. Lloro ante los pasos de un soldado con destino a “guerras solidarias” y su familia esperando eternamente en la ventana. Lloro pelando una cebolla, pariendo un poema, y la comunicación imposible. Lloro tras las cortinillas de un vagón iniciando la marcha …/// 24


…/// en cualquier estación del año. Lloro ante tu pañuelo, oliendo fragancias que ya se fueron anunciando recuerdos de ida y vuelta. Lloro con la música que une puentes, cuando amo acurrucado a tus entrañas, y no encuentro luz en mis sueños. Lloro en la orilla de cualquier playa sintiendo las caricias que me envías con las olas. Lloro si no siento los silencios que me dicen que estás cerca.

25


Hueles a hierba recién cortada, a esperanza preñada de lluvia, a final de guerra con la música dulce de los chicos del coro. Hueles a conversación abierta, a donación de órganos, a mirada embarazada, a silencio de capilla. Hueles a promesa hecha realidad, a pechos dando de mamar, a reencuentros olvidados, a primera comunión. Hueles a tiempo, a mayoría de edad ,a hipotecas, a calculadora. Hueles a ilusiones alcanzadas, a tostada en una tarde fría de invierno, a la casa de mi infancia, a besos en el parque. Hueles a primeros versos, a enamorados quinceañeros, a largos paseos en bicicleta, a fieles confidencias. Hueles a lápiz amarillo y goma milán. a puchero contenido, …/// 26


‌/// y colonia fresca. Hueles a barca, a brisa, a mar.

27


A más de ocho mil metros de altura registro como cada expresión y sentimiento son distintos. Percibo de cerca la parte más bella y noble de las miradas. El azul, no está en las nubes que me rodean, ni en los recuerdos de mi infancia, ni en los rezos de cuatro esquinitas tiene mi cama, tampoco en los deseos de un buen aterrizaje. Aquí, dentro de esta máquina confesionario, gris, voladora, juego tamizando el contraluz de mis sueños y debilidades. Y… me expreso el apego que siento por la vida. Venecia.

28


Es necesario encalar nuestras miradas para que nuestra aportación de añil produzcan amaneceres de interminables azules. Es necesario visitar nuestras puestas de soles, aunque nos sintamos un poco más viejos. Es necesario que nos abracemos y manifestemos nuestras lluvias de interior, para que la hierba crezca junta. Es necesario decir siempre hasta luego para que la despedida no sea tan dolorosa. Es necesario abrir nuestros paraguas para refugio de la dulzura. Es necesario acariciar nuestras manos para hacer el trabajo más llevadero. Es necesario llorar para que la agricultura florezca. Es necesario ejercitar el verbo amar para no oxidarnos en los muelles de las dudas eternas. Es necesario compartir paleta y pincel para pintar los excrementos y horrores de las guerras. Es necesario seguir viajando en el colectivo porque se huele a humanidad. Es necesario repostar de amor para creer en nuestra existencia.

29


Los poemas En la búsqueda Respeto hacia el otro Manifiesto Renacer A los que no hablan Es una noche muy especial y me pregunto .../// El pueblo Aceptación Mi ofrecimiento A veces .../// Una tarde de paseo Un atardecer muy especial Voy de paso por las calles .../// La puerta de la vida .../// Soy gota de agua que busca una simple .../// Cuando necesites soñar .../// Aquella mirada .../// A Miguel Ángel ¿Para qué quiero .../// Cuando sea viejecito, me iré a un lugar .../// A veces los ángeles .../// Lloro con el rasgueo de una guitarra .../// Hueles a hierba recién cortada .../// A más de ocho mil metros de altura ...///

30


ACERCA DEL AUTOR

31


32


Pedro Javier Martín Pedrós

Huelva 1952. Poemas suyos se encuentran recogidos en las Antologías ≪Antología de poetas onubenses≫ (1.976),≫ Las noches del 1.900≫ (1.994), ≪Poetas por la Paz≫ Ediciones 1.900 (1.995), Padres y Madres (México 2.011, antología internacional del Escritor Dante Medina). I Antología de Poetas Andaluces de ahora ( 2.012 ) Y las revistas españolas como Volandas, Cuadernos del Sornabique, Océano y Traslapuente, participando en el año 2006 en el proyecto METAMORFOSIS (Caja de sueños) y en LABERINTO DEL VIENTO de la colección Punto. Tiene publicados los siguientes libros: Trozos de Vida (1992),Huellas de Agua (1994), Travesía Interminable (2005), En la bajamar (2009). Inicia en el año 2007, junto a Lupe García Araya, el proyecto ≪Poesía en la distancia≫ (primer libro de la colección), publicando en el 2008 ≪Viaje Inesperado≫ (segundo libro). En el año 2009 ≪Abrazos de naufrago≫ (tercer libro). En el 2010 el cuarto libro de dicha colección ≪Sin dejar Señales≫. En 2011 ≪Silencios encontrados>> el quinto libro. Y en 2.012 el sexto de la colección << A tu encuentro >>. Ha participado en los proyectos ≪Haz rodar una poesía≫ denominado GIRAPOEMA. y Poesía de Barra (un bar de poemas) de la editorial A Fortiori. Actualmente, es coordinador del Azuldemar, colaborador habitual en diversas revistas virtuales. Es miembro de las siguientes asociaciones: Asociación de Escritores y Artistas Españoles, Poetas del Mundo y REMES. Red Mundial de Escritores en Español.

Correo electrónico: jmartinpedros@hotmail.com Blog Azuldemar: http://huelvasurlibre.blogspot.com/

33


Un libro en conmemoraci贸n del quinto aniversario de LetrasKiltras 2008 - 2013

Ars longa, vita brevis

34


Encuentros en la orilla de la playa Pedro Javier Mart铆n Pedr贸s 2013


Gesti贸n Cultural LetrasKiltras

2013

Encuentros en la esquina de la playa  

Pedro Javier Martín Pedrós, destacado poeta y ediitor español nos regala un poemario para celebrar los 5 años de LetrasKiltras. En sus poema...

Advertisement