Page 1

Letras Enlazadas

NÚM. 14 — JUNIO 2014 — AÑO II LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

1


Colaboradores

2

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Alojamiento Duna de Doñana 856 109 894 — 687 248 886 Carril de los Angeles núm. 10 11540 Sanlúcar de Barrameda

http://alojamientoduna.blogspot.com.es/ LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014 https://www.youtube.com/watch?v=b2hpTU2c5Cc

3


MIM.ARTE UÑAS Y MAQUILLAJE Yanira Cervantes C/ Cefiro, 4 Sevilla yaniracervantes@hotmail.es Tel: 638 74 92 24 41018

4

Horario: lun — vie: 10:00 — 19:00 sáb: 10:00 — 13:30

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014 http://mimarteunasymaquil.wix.com/mimarte


Carta de la directora Otro mes que seguimos aquí gracias a vosotr@s, gracias a que seguís leyéndonos apoyándonos y luchando a nuestro lado. Sois l@s mejores, este mes empieza el verano ¿qué vais ha hacer estas vacaciones? ¿Qué libros vais a leer? ¿Qué nos recomendáis? También quiero avisaros que a partir de Julio la revista sera bimestral debido a los problemas de salud de mi hijo. Por lo tanto la revista saldrá, Julio de 2014, Septiembre de 2014, Noviembre de 2014, Enero 2015, Marzo 2015, Mayo 2015, Julio 2015, Septiembre 2015, Noviembre 2015. Y así sucesivamente siento las molestias, pero como muchos sabéis mi hijo mediano esta muy malito y ahora mismo debemos encontrar un tratamiento. Preferimos alargar el periodo y tener buena calidad que seguir así y tener que ir dejando las cosas mal. Espero que lo entendáis. Feliz Verano.

Samy S.Lynn

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

5


Sumario RELATOS

Foto portada:

Momentos Sva-ters

Sólo quería conocerte . . . . 11 Sin rumbo . . . . . . 15 Inmerecido castigo . . . . 19 Toda una vida volando. Capítulo 2 , 41 La hermandad de la llama negra. Capítulo 4 60 MICRORELATO

Se cayó el ascensor y se rompió la escalera 65 ANTOLOGÍA “MI PRIMERA VEZ”

“ESCUELA DEL DELIRIO”

Relato 7 . . . . . . 69 POESÍA

Tiempo eterno . . . . . 83

NÚM. 14 JUNIO 2014 AÑO II

6

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


NOVELAS

Panteras . . . . . . 86 Prohibida . . . . . . 88 CONCURSOS Directora, escritora y reseñadora:

Samy S.Lynn Escritores:

Vanessa Gonzalez Villar Victor León Gimeno

1.er Concurso Literario de serie Z . 92 I Certamen Nacional de Relatos Santiago Rusinyol . . . . 94 Ganadores 1.er Concurso Literario de Temática Erótica . . . . 96 PUBLICACIONES

DE

NUES-

TROS COLABORADORES

99

Peregrina Flor O. A. Hanksler R. Soto Pilar Descalza Valerie Bore José Ramón Peces Reseñadora:

Sally Night Mare Correctora y escritora:

Asia Lafant Diseño y maquetación:

Francisco Miguel López Gallardo LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

7


8

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


RELATOS LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

9


10

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Sólo quería conocerte 16:05h. Odio los hospitales; huelen raro... a tristeza. Por suerte mañana le dan el alta a mi abuelo y no tendré que volver, esperemos que en una larga temporada. Le he comprado el periódico, aunque no sabe leer, pero le gusta ver las fotos y las noticias que más le interesan se las leo yo. ¡¡Uf!! Estos ascensores van muy lentos y encima paran en todas las plantas.

16:07h. Sube un chico. Ojos azules, pelo negro; muy guapo. Lleva unos vaqueros y una camiseta blanca. Me saluda y me pregunta qué tal estoy. Me giro aunque de sobras sé que se está dirigiendo a mí porque vamos los dos solos en el ascensor.

16:08h. El ascensor se ha parado. ¡No! Creo que acabo de descubrir que soy claustrofóbica.

—No te pongas nerviosa; se pondrá en marcha enseguida. —No estoy nerviosa.

Sin embargo aprieto el botón de alarma y grito: “Por favor, sacarnos de aquí”.

16:10h. Nos han oído. ¡Bien! Dicen que en 10 minutos nos sacarán. ¡No tan bien! Me

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

11


siento en el ascensor; si hay que esperar prefiero hacerlo sentada. El chico hace lo mismo.

—¿Cómo te llamas? —Blanca. —Yo soy Carlos. Encantado de conocerte. —En otras circunstancias diría lo mismo. —Y cuéntame, ¿vienes a visitar a algún amigo, pariente...? —A mi abuelo; le operaron de la vesícula, pero mañana le dan el alta. —¿Y tú? —También de visita.

16:24h. Seguimos encerrados. Ahí fuera parece que no hubiera nadie o simplemente nos están ignorando. Me pongo en pie para cambiar de postura.

—Ya han pasado 10 minutos y seguimos sin movernos. —¿Tú no sabes que en este país todo se soluciona en diez minutos? Tranquilízate, no nos van a dejar aquí encerrados de por vida. Y siéntate. ¿Tu película favorita? —Un paseo para recordar. —Demasiado triste. La mía es Dos tontos muy tontos. —Demasiado absurda. —¿Libro favorito? —Post data: te amo. —¿Sólo te gustan las historias tristes? —No, pero suelo ser bastante realista. ¿Y el tuyo? —Harry Potter. —¡Va! No me estás hablando en serio...

16:31h. Este chico me encanta. A quién le diga que lo he conocido en el ascensor del hospital, no se lo va a creer. Tengo que conseguir que me pida el número de teléfono antes de que nos saquen de aquí.

12

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


—Ahora me toca preguntar a mí. Un sueño. —Pues... Una vez soñé que me quedaba encerrado en un ascensor con una rubia guapísima y que acabábamos desnudándonos...

Le lanzo un zapato para que se calle. Él se ríe y yo me sonrojo. Por favor, que no nos saquen nunca de aquí.

—Estaba hablando en serio... —¿Un sueño...? Tener más tiempo. —¿Más tiempo?

El ascensor se mueve bruscamente y caigo encima de él. Nos miramos fijamente a los ojos. Todo el cuerpo me tiembla. El ascensor está subiendo. Nos besamos.

16:33h. El ascensor se para. Hemos llegado a la sexta planta.

—Ha sido un placer conocerte —me dice.

Se abren las puertas. Nos están esperando.

16:35h. Entro en la habitación. Estoy eufórica. Le cuento a mi abuelo todo lo que me ha pasado y que tengo que salir a buscar a ese chico porque no le he dado mi número de teléfono.

—Está en esta planta; voy a buscarlo.

Abro la puerta y me encuentro a un montón de gente en el pasillo, todos llorando. Le pregunto a mi abuelo qué ha pasado.

—Ha fallecido el chico de la 605, hará una media hora. Una pena. Era joven y muy

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

13


simpático. El otro día estuve hablando con él, de ti, precisamente. Me dijo que le gustaría conocerte. Pero ahora ya no podrá ser. A ti te hubiera caído muy bien Carlos.

¡No puede ser!

—¿Cómo has dicho que se llamaba? —Carlos. —¿Cómo era? —Moreno con los ojos muy azules. Muy guapo el chico. La vida en ocasiones es muy injusta. ¡Pobre!

Me tengo que sentar en la cama porque estoy a punto de desmayarme. Las palabras de mi abuelo se repiten una y otra vez en mi mente: “Ha fallecido... Hará media hora... Se llamaba Carlos... Moreno con los ojos muy azules... Me dijo que le gustaría conocerte...”. ¡No puede ser verdad! Estoy llorando.

—A mí también me hubiera gustado conocerlo.

Vanessa González Villar

14

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Sin rumbo A veces sufrimos un duro golpe que destroza nuestra orientación, perdemos el este y el oeste, el norte y el sur y entonces avanzamos asustados, con miedo a equivocarnos, andamos y desandamos con la misma facilidad, dejamos de avanzar. Entonces empezamos a plantearnos la vida de otra manera, dejamos de ser el centro, ¿porque, dónde está el centro? Es entonces cuando decidimos evitar que la gente se pierda, hacemos lo posible porque el resto sonría y avance con la seguridad que nos falta a nosotros, ¿mas hacia dónde avanzan? ¿Norte, sur? ¿Cómo podemos evitar que se pierdan si nosotros ni siquiera estamos seguros de dónde nos encontramos? Todo se ve igual en cualquier dirección, negro. El paisaje es el mismo, pero la gente avanza, sonríe y parece que lo pasa bien... ¿seremos nosotros los raros, por qué no somos capaces de encontrar el camino, cuanto llevamos perdidos? Nos sentimos confundidos, con miedo, nos apartamos, dejamos que el resto avance sin molestar. Van muy rápidos, no se fijan en nosotros, estamos en el centro de nada, ¿o estamos al sur de todo? No tengo ni idea. Ayudamos a la gente nos decimos, pero no nos dejamos ayudar, cuando nos preguntan fingimos una seguridad inhumana y afirmamos que estamos exactamente donde queremos. Como antes, las personas sonríen y se alejan con paso ligero y firme, volvemos a estar solos en algún lugar, pero estamos impacientes y ansiosos, estamos perdidos, y no nos preocupa donde, nuestra vida sigue, a veces nos acercamos al centro de la nada ¿o eso es la derecha quizás? Es muy frustrante no saber exactamente dónde estamos cuando hace un tiempo nosotros éramos los que andábamos con paso firme hacia todos los lugares, reíamos y jugábamos con la gente. ¡La gente! No, pero la hemos apartado de noso-

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

15


tros, a veces, cuando estan tristes las animamos un poco y también a veces y solo a veces nos lo agradecen, pero nos hace sentir bien ver que otros avanzan. Veamos... ¡Sigamos a ese hombre! Uy... Se acaba de cruzar con una mujer, ¿a quien sigo ? Y es entonces cuando algo pasa, una niña se acerca y nos pregunta.

—Señor, ¿está perdido? —No. —respondo yo y me alejo un poco, pero la niña me sigue. —¿Qué le pasa?, lo veo ir de arriba a abajo dando vueltas en círculo y volver al mismo sitio. —Quizás esté un poco perdido, quizás esté loco, quizás la gente no me comprende, quizás tú no existas.

La niña parece ofendida, sin embargo me coge de la mano

—Señor, actua raro mas no creo que esté loco, afirma que la gente no lo comprende pero, ¿les ha expuesto su problema? ¿no sabe si está perdido? Yo a veces, cuando me siento perdida pregunto y así puedo avanzar, bueno, me tengo que ir, ah, y señor, si que existo.

La niña avanza sonriendo e igual de rápido que el resto de las personas. Veo que viene alguien y lo detengo con la mano.

—¿Sabría decirme dónde estoy?

El hombre amablemente me contesta y me guía hacia mi destino, y, no se cuan tarde llego, pero se que llegaré, cueste lo que cueste, y ahora se dónde está el norte, el sur, el este y el oeste, la luna, el sol y mi meta. Y todo se lo debo a una niña que se fijó en mi y se atrevió a preguntar sin miedo si estaba perdido. Sí, lo estaba, pero ya nunca más, ahora andaré con paso ligero y firme hasta mi destino, sea cual sea...

Victor León Gimeno 16

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

17


18

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Inmerecido castigo Dejar la vida andar a su ritmo lento, fenomenal, permitir el desprecio de aquel ser que nada significó para mí, que me criticó y denunció por mis acciones. Desear seguir teniendo amistades para presumir de ellas, no para que tengan mi eterna e incondicional confianza, mejor así, dejar la vida andar y contemplar los paisajes que te ofrece gratis. Dejarla y ya está, irse poco a poco creyendo que la sociedad mejorará, y tú en ella, agotándote en medio de tanta ignorancia y pudiendo escribir como la dama de la pluma, contar las cosas que me han sucedido convirtiéndome en una loca, en el fondo incomunicada, de nuestros tiempos y pidiendo a los que se crean un poco tontos, con perdón, que no las lean sólo una vez, no las comprenderían. Tantas y tantas diferencias sociales, salariales, de costumbres y razonamientos de los días del “hoy por hoy” no se lo permitiría.

…Fantasmas de arena entraron en mi cama llenándome de pesadillas sin fin que hoy, no hiere recordar, tenían armas blancas, y yo presa de miedo corrí escaleras abajo y me puse a llorar como una niñita. Volaban, se burlaban, y la arena que me arrojaban me impedía ver bien lo que pasaba, esposaron mis manos y me amarraron a una mesa, el teléfono, lejos. Era noche de luna llena, estaba sola… Nadie me visitaría aquella horrible noche.

Sus caras deformes, sus manos cuadradas, sus cuerpos esqueléticos del hambre pasada, fue largo su encierro en el viejo baúl del sótano de casa… Era tanta su rabia, ganas de

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

19


venganza.

Mi temblor de piernas, mi angustia, enfrentarme al momento que no deseaba: mi final, sin ley, sin ayuda, sin Dios, sin fe.

Alargan el momento del golpe final y disfrutan contándose cuentos que no escuché jamás, de arañas rosadas, cucarachas, moscas, serpientes hambrientas que entraban por la boca de maltratados seres humanos. Decidían mi muerte levantando una espada. Larga mi agonía que aumentaba su dicha. No hay despertador, no fue pesadilla, pronto moriré devorada por ellos y lo peor, sin poder verlo, ni soñar… contarlo.

Nadie lamentará la muerte de un ángel que ya no podrá recordar más su pasado lleno de milagros, pasión, ira y gloria:

...Lo que me daba mi viejo, siempre pendiente de mí, llevándome a todas partes, solucionando mis problemas y dándome buenos consejos, lo que me ofrecía tan barato. De noche la fiesta era otra, sus largos besos y tiernos abrazos, por eso es mi gran amor, jamás nadie me ha querido como él, era especial y me llenaba por completo, ahora que se ha muerto ando buscando otro viejo que sea amable y generoso, buen amante y quiera amarme.

Año 2006, estoy de vacaciones armada de valor, jamás con pistola, viendo las flores crecer y nuestro pasado remover. Estoy de vacaciones limpias, no llorosas, que se acaban pero lo pasé bien, paseé, anduve en bici, salí con amigos y algo más que no contaré, que me llevaré a la tumba.

Año 2006, quiero conocer Italia, año 2006 que Dios me lo permita, allí a vivir iría. Año 2006 vacaciones agradables, ceremoniosas, dignas de un recordatorio.

Vivir amando, recordando lo que no fue ni será ya, viéndole los cachos a la vida, a los que me insultan... como mariposa herida voy ya, con poquísima vida por delante.

20

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Vivir amando, luchando y recordando los colores de las flores que intenté no pisar, escribiendo versos que no acaban y viendo tus ojos tan negros, morenazo, talentoso, hombre bueno, que me llamas por teléfono y me das tardes agradables que curan mi pequeña depresión.

Comprar un piso más grande en La Coruña para mis años de vieja, lo haré. Llenaré mis días de felicidad, cuatro habitaciones llenas de felicidad, estará muy cerca del mar, bonitas serán las vistas que se ocuparán de mi inquietante soledad, que cubrirán mis años finales, venderé todas mis cosas y me mudaré, mis planes son esos y los realizaré. Amén.

Olvidar el lamento y poder vivir tranquila, nada se arreglaría con la muerte de cualquier ser humano, con la desaparición mía, menos. Soy normal como cada cual, soy uno más.

Dios desea que viva, olvidar el lamento y amar escuchar los latidos de mi corazón rojo sangre de nuevo, no morir a manos de deshonestos, hombres malos, boxeadores de Satanás. Es lo único que pido a los angelitos buenos.

¿Qué es esto triste que me envuelve?, ya con 36 años, veo atrás, veo adelante y mejor... no ver.

Cerrar los ojos y aprender a rezar porque Dios es el único que aún me escucha aunque no responda, ¿qué será esto a lo que no me acostumbro y me hace toser de día y de noche pues mi sistema inmunológico se debilita con los pasos de los segundos?, ¿cuál será la salida?, ¿cuál?, vuelve Señor tus ojos a mí un ratito chiquitito.

Olvidar lo que siento, ¿para qué pensar más?, es un loco invento sentir en mis carnes la venganza y la bondad, ¿qué fui yo?, olvidar el sustento del alma en el rostro del viejo que me amaba, olvidar lo que he sido pero no con pena ni reviviendo una especie de oscura tragedia, amarlo, quererlo, yo valgo para estar así, pero debo olvidarlo ya mismo pues ha decidido emprender el último viaje por su voluntad u obligado, no me lo ha contado. Que Dios sepa de mis intentos, camino sin saber… ¿y él?, ¿me defenderá?.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

21


Creo que... bueno... eso, creo, bueno, es mejor su hijito, él sí que es comprensivo, olvidar lo que pienso sin preocuparme luego, callarse y seguir simplemente viviendo con un plato de comida y buen techo… ¿para qué más?...

No merezco morir, saberlo, pero olvidarlo, irlo dejando poco a poco, mi corta vida de mujer de difíciles sentimientos que ahora nada entiende y que nadando va por la vida sin un buen salvavidas que le impida ahogarse, con la mirada triste y contando las piedras del camino que recorre tan sola.

Andar pensando siempre en lo mucho que no son, no tengo porque irme a negro ni a gris ni al color mostaza, no les serviría de nada.

Desaliento, andar así, sin triunfos, sin hombre, sin norte y queriendo viajar al Sur, porque yo lo valgo, y Dios que está tan arriba, “en casa de Dios”, olvidándose de mí porque él no sentiría como yo he sentido, andar pensando, en lo mucho que son, pero en lo poco que valen.

Valdrá la pena, ¿seré yo?, dales un castigo, ya vale, concho, rechoncho, conchita, Concha (mi madre), Conchaza... No podría cambiarme por nada, ni por religión, ni por oro, ni por fama. Tampoco por la buena salud ni por la tranquilidad del alma.

¿Valdrá la pena enamorarse de nuevo?.

Bueno ya está bien, mira aquí bobo, cara de bobo el que lee. Muy mal ¡eh!, muy pero que muy mal..

Peregrina Flor

22

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Toda una vida volando Capítulo 2

De repente y sin previo aviso, el avión comenzó a caer en picado y sin control.

La gente dejó en el acto de chillar. Puede que para coger aire. Puede que para retenerlo. Lo que estaba claro es que todos esperaban que aquello terminase de un momento a otro, y no de la mejor manera.

Sonó un pitido agudo a modo de alarma encima de cada asiento y de golpe se desprendió sobre cada uno de los pasajeros una mascarilla amarilla, unida a una bolsa transparente de plástico e idénticas a las que había mostrado la azafata como muestra en las explicaciones de seguridad tras el despegue.

Aquello era lo más parecido a una montaña rusa de lo que había experimentado Juan en su vida. El estómago era el órgano que más notaba las subidas y bajadas de altura que el avión iba realizando. Cuando daba la sensación de que conseguía coger altura de repen-

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

23


te descendía muchísimo, cayendo como un peso muerto. Y vuelta a empezar.

Unos ancianos de la cola comenzaron a devolver, lo que provocó por empatía un sinfín de vómitos, uno tras otro, que no sólo salpicaban por todos lados sino que cubrió de un desagradable olor agrio cada rincón del avión.

Sara no mediaba palabra. Se limitaba a mirar a sus pies. No quería ser consciente del caos que se estaba creando a su alrededor. Intentaba mantenerse centrada.

Las extrañas nubes se hicieron más intensas. Los colores verde y rojo dieron paso a un inusual naranja y amarillo que sin saber porqué seguían parpadeando. Cada vez con más intensidad. Era como si las mismas nubes tuviesen luz interior propia. Como si en su interior miles de bombillas de colores se apagasen y encendiesen continuamente, de forma constante e intermitente, dejando el mismo espacio de tiempo entre la luz y la oscuridad. Juan no reparó mucho en ellas. Pocos lo hicieron.

Todo terminó igual que comenzó.

El vuelo se estabilizó, las extrañas luces desaparecieron y la vibración fue en descenso hasta cesar por completo.

Muchos comenzaron a llorar. Se desquitaban así de la tensión acumulada en esos pocos minutos, que por otro lado habían parecido horas.

Sara temblaba. Ya no era tan dura ni tan segura de sí misma. Ya no intentaba ser interesante. En el trascurso de un segundo se había convertido en una niña vulnerable que tenía miedo a lo desconocido. Álex se desabrochó sin pensarlo el cinturón de seguridad para poder abrazarla y ella se dejó rodear por sus brazos, acurrucándose todo lo que pudo en él.

24

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Esta vez la locución no vino acompañada de ningún timbre.

—Señores pasajeros. Como habrán notado acabamos de cruzar unas turbulencias horribles y ahora nos disponemos a efectuar la aproximación al aeropuerto de Londres. Por favor mantengan la calma.

Al parecer el que hablaba era el piloto.

—Vamos a solicitar prioridad para un aterrizaje de emergencia. Por favor no se levanten de sus asientos sea cual sea la situación en la que se encuentren y obedezcan las indicaciones de los asistentes de vuelo.

Pero los asistentes de vuelo, los dos que quedaban en pie, no escuchaban las órdenes del comandante. Atendían a la azafata malherida. Desde su posición en el pasillo ninguno de los dos era capaz de ver lo que allí ocurría. Desconocían que las maniobras de reanimación no estaban siendo efectivas. Lo que era algo seguro es que la mujer no reaccionaba, ya que lo acababa de susurrar un pasajero.

Una nueva vibración se hizo vigente. Era mucho menor que la de hacía un rato, pero aunque ésta era normal y nada tenía que ver con la sufrida hacía unos minutos, fue suficiente para que algunos comenzaran de nuevo a gritar.

—Indicarles que estamos descendiendo —añadió por megafonía.

La voz del piloto sonaba ahora extrañada y seria, algo que no tranquilizaba a nadie.

Trascurridos unos segundos se pudo intuir como el avión bajaba de altura, en ésta ocasión despacio. Se escuchó un sonido. Algo se movió en las alas. Eran los flaps del avión, que lo frenaban.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

25


Sara levantó tímidamente la mirada hasta toparse con los ojos de su acompañante y ahora protector, que aún no había dejado de abrazarla.

—Hola niña ¿Estás mejor? Ya ha pasado todo.

Lo observó con los ojos muy abiertos, y separándose un escaso centímetro lo miró de arriba abajo sin pestañear lo más mínimo.

—Te has desabrochado el cinturón.

Él al percatarse quedó casi más sorprendido que ella.

—Vaya, sí que es verdad. Si no lo hacía no podía abrazarte, así que...

No fue para nada planeado. Ninguno de los dos pensó en ello. Sucedió sin más y en medio de todo aquel desastre, sus labios se unieron para fundirse en un apasionado beso. Fue tan natural como respirar. Ambos abrieron las bocas para dar rienda suelta a sus lenguas, que se acariciaron con tozudez, tratando de crear un nudo que no los separase nunca más. Ella a su vez acariciaba sus manos, que la agarraban por detrás de la cabeza con toda la delicadeza y ternura que Juan podía mostrar, hasta que nerviosa cayó en la cuenta de lo que estaban haciendo y se apartó súbitamente.

—Lo siento. No era mi intención. Estás casado y vas a ser pa…

Él posó con cuidado su dedo índice sobre sus labios para que callara, sin dejarla terminar la frase.

—Es más complicado que eso. Lo nuestro se ha acabado. Nos estamos separando. Si no te importa conocer a un padre primerizo estoy dispuesto a…

26

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


No hubo más explicaciones. Sara al menos no quería oírlas, solo sentirlo de nuevo. Ya habría tiempo después. Un nuevo beso tomó forma acabando con sus palabras, éste más apasionado si cabe que el anterior. Disfrutaban así del sabor anaranjado que ambos mantenían en sus bocas. Juan nunca se había alegrado tanto de haberse tomado un zumo sin ganas.

El brusco golpe que hicieron los neumáticos de las ruedas al tocar tierra los sacó de su momento íntimo. Ella se asustó un segundo sobresaltada y quiso asomarse por la minúscula ventanilla. Dio un suspiro largo y profundo al ver de nuevo el asfalto de la pista de aterrizaje.

Se volvió y no pudo evitar volver a besarlo. Así siguieron hasta que el avión estuvo inmóvil en medio de una gran explanada y las sirenas de los servicios sanitarios y de emergencia resonaron por todos lados, rodeándolos.

Una de las azafatas, con los ojos irritados de tanto llorar se aproximó a toda prisa hacia una de las puertas y la accionó con la palanca. La otra hizo lo mismo con la que quedaba un poco más atrás. La tercera permanecía inmóvil, esta vez tapada con un par de chaquetas.

Ambas puertas, más pesadas de lo que parecían, salieron despedidas hacia fuera con un fuerte sonido hidráulico, desplegándose a continuación por cada hueco un hinchable de color amarillo intenso a modo de rampa.

Las dos asistentes pedían calma a los pasajeros e iban diciendo el momento exacto en el que debían ir abandonando el avión. Unos seguían llorando. Otros, por fortuna muy pocos y llevados por el pánico, no quisieron respetar la cola y comenzaron a empujar a los demás para ser los primeros en tirarse, pero en definitiva y en general existía cierta calma y respeto.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

27


Primero se deslizó Sara por la rampa trasera. Tras ella Juan.

Al pisar tierra firme la joven promesa a historiadora sonreía, al menos hasta que le vio la cara de preocupación a su peculiar compañero de viaje. Ambos estaban agarrados por la cintura, muy juntos el uno del otro.

—¿Qué te pasa? ¿Por qué pones ésa cara?

Él no dejaba de observar a su alrededor, extrañado.

—Es raro. No hay ni una sola ambulancia. Todos son coches de policía.

Sara se fijó también.

—Es verdad. Sí que es raro.

Lo que sucedió minutos después ocurrió demasiado deprisa como para que pudiesen reaccionar lo más mínimo.

Primero aparecieron dos autobuses de los que se suelen usar para transportar pasajeros por la pista, y aparcaron a pocos metros de cada una de las bases de las rampas de emergencia. Sus puertas corredizas se abrieron. Nada más hacerlo unos policías los hicieron subir rápidamente a medida que los afectados iban bajando, sin importar estados de ansiedad y sin realizar demasiadas preguntas.

Los agentes estaban tensos. Nerviosos.

Cuando el primer autobús tuvo una treintena de pasajeros a bordo, entre ellos la nueva pareja, cerraron las puertas sin avisar y arrancaron, alejándolos del embrollo y escoltados a su vez por varios coches patrulla.

28

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


En viaje duró muy poco. Al parar, los agentes que iban sobre cada uno de los coches se bajaron y formaron un pasillo humano hasta una gran puerta de un edificio cercano.

Los hicieron bajar del autocar. Juan pudo observar con cierta molestia que se trataba de una terminal en desuso. Estaba descolocado.

—¿Se puede saber qué están haciendo? —¿Dónde se creen que nos llevan? —¿Qué ocurre? —Expliquen qué está pasando. —Me encuentro muy mal. —Digan qué sucede. —Mi padre aún sigue en el avión. —Pienso demandarles. —¿Por qué no tengo cobertura en el móvil?

Las personas del pasaje estaban cada vez más alteradas y no dejaban de formular preguntas una y otra vez. Preguntas que no obtenían respuesta en ningún idioma.

—¿Juan qué ocurre?

Cuando todos se hubieron apeado del bus éste arrancó de nuevo y volvió a la zona donde el avión permanecía detenido. Iba a cierta velocidad. Por alguna razón había prisa.

Desde aquella posición privilegiada y a lo lejos se podía ver con todo lujo de detalles el aparato, parado y con las dos rampas de emergencia infladas con los últimos pasajeros deslizándose por ellas. Quizás lo que más impresionaba era ver cómo una veintena de vehículos policiales rodeaban el avión. Ahora sí que parecía haber varias ambulancias entre ellos. Llamaba la atención como a unos cien metros, en medio de la pista, dos camiones de bomberos con las luces rotantes encendidas pero sin aproximarse permanecían allí,

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

29


parados.

De repente un ruido familiar. Unos helicópteros, cinco en total, dos sobre el avión y tres por las inmediaciones, sobrevolaban la zona del aterrizaje. Aquello había tomado importancia, no cabía duda.

—No lo sé. Puede que piensen que ha habido un intento de secuestro o algo parecido. Quizás al solicitar aterrizaje de emergencia han activado algún tipo de protocolo o algo parecido.

—Acabo de darme cuenta de que me he dejado mi bolsa en el cajón de arriba del asiento. No tengo ni cartera ni nada.

Juan seguía dándole vueltas a lo que ocurría, aún así la intentó tranquilizar.

—No te preocupes. Nos devolverán las pertenencias cuando hagan lo que tengan que hacer, sea lo que sea.

El segundo autobús acababa de llegar a su altura, escoltado también por otros dos coches patrulla. El primero allá a lo lejos volvía de nuevo a cargar personas. Tres más se aproximaban por la izquierda a gran velocidad. Junto al avión una multitud de gente.

Los policías comenzaron a increpar con gestos a los que aún estaban fuera, pretendiendo hacerlos entrar en el edificio acristalado.

Mientras el segundo grupo bajaba, al primero lo dirigieron a una sala de embarque antigua y bastante sucia. Medio destartalada. Al parecer no usaban aquellas instalaciones desde hacía tiempo. Al entrar un grupo de policías los mantenían formando un círculo. Algunos se sentaron en el suelo para tratar de tranquilizarse. Muchos, aún conmocionados, se encontraban sin saberlo en estado de shock y su mirada era como la de un zombie. Si

30

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


para alguien centrado ya era complicado entender algo, para aquellas pobres personas era una empresa imposible.

Juan y Sara terminaron por sentarse también en el suelo. Los mantenían a todos en un gran círculo de control, y ellos estaban en un extremo.

Tras más de media hora de espera, cuando al fin todos y cada uno de los pasajeros del hasta entonces desastroso vuelo AirDreams 754 estaban en aquel lugar, la incógnita se les hizo aún más poderosa.

A un lado del espacio de reunión que habían habilitado, apartados del resto, se encontraban el piloto y el copiloto del avión, hablando con lo que parecían ser autoridades policiales y del propio aeropuerto. Sus gestos eran de todo menos pausados. El piloto se echaba las manos a la cabeza y arqueaba su espalda hacia atrás con aspavientos mientras los agentes le daban explicaciones, inaudibles para el gran grupo que esperaba entre un silencio espectral a pocos metros.

Nadie se atrevía a hablar salvo por los sollozos de algunos.

—Aquí hay gente que necesita atención médica. No pueden hacer esto —dijo Sara.

Sabía que ella tenía razón.

—No, no pueden. No entiendo nada de lo que está sucediendo.

Juan no quería preocuparla pero en el fondo intuía que algo a su alrededor no iba del todo bien. Sentía que había piezas que no encajaban en el puzle que estaban viviendo, pero de alguna forma era incapaz de separarlas individualmente para saber qué era lo que notaba diferente.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

31


Al poco tiempo y con todos como testigos los agentes se llevaron a los pilotos a través del largo pasillo que quedaba en un extremo. Iban escoltados. Uno de ellos, daba la sensación que el comandante de la aeronave, se le notaba confuso. No separaba las manos de su cabeza, como si tampoco llegase a entender lo que sucedía.

Por otro lado no había ni rastro de las azafatas.

Unos médicos, escoltados por aún más policías, llegaron al lugar. Uno de ellos portaba en la mano una carpeta con un taco de hojas enganchadas con una pinza. El que parecía el encargado del asunto comenzó a dar una serie de instrucciones. Primero en inglés y después en español.

Juan debido a su pobre nivel de entendimiento en el idioma solo comprendió la traducción, que aunque con acento agudo era más que entendible.

—Lamentamos las molestias que podamos estar causándoles, pero queremos que entiendan que estamos aquí para ayudarles en todo lo que haga falta. Han sido víctimas de un hecho sin precedentes en la historia conocida, así que les rogamos que por favor colaboren con nosotros en un proceso que en principio va a ser complicado. Tengan paciencia. Contestaremos en cuanto podamos a todas sus preguntas.

La explicación dejó a los oyentes de piedra, que como era lógico comenzaron a murmurar por lo bajo, asustados. Al principio entre susurros y en poco tiempo, aumentando el tono poco a poco, hasta casi gritar.

—¿Un hecho sin precedentes? ¿A qué se referirá Juan? —No lo sé. —¿Nos habrán secuestrado y no lo sabemos? —No lo creo.

32

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


El supuesto médico continuó hablando. Como antes primero usó el idioma local.

—A continuación iremos llamándoles uno a uno. El resto permanezcan tranquilos hasta que llegue su turno. Si necesitan atención médica inmediata o tienen algún tipo de necesidad levanten las manos y un equipo médico entrará para atenderles enseguida.

Hizo una pausa, consultando el listado que mantenía sujeto con ambas manos.

—Si necesitan ir al baño entiendan que son un grupo muy numeroso. Por su seguridad y la de todos un agente les acompañará al aseo en la medida que esto sea posible. Muchas gracias.

Al terminar entregó parte de las hojas que tenía en la carpeta a uno de los policías, dio media vuelta y se dirigió andando rápidamente por el mismo pasillo que habían recorrido los pilotos poco antes que él.

Algunos médicos se acercaron al grupo y preguntaron quiénes necesitaban atención médica. Unas cuantas señoras con claros ataques de ansiedad fueron atendidas. Trasladaron a una docena de personas a las ambulancias, que ahora permanecían aparcadas en la puerta.

Al poco desplazaron a todos los demás a unos cuantos metros para que pudiesen estar más cómodos. La terminal en desuso era enorme y en aquel tramo al menos había cientos de asientos. Todos con una nada ligera capa de polvo. Estaban en mal estado, algunos ni siquiera estaban anclados, pero al menos no tendrían que estar de pie o sentados en el suelo. No obstante seguían en compañía de todos aquellos policías, vigilándolos. En general aparentaban ser agradables, y aunque continuaban con su peculiar cara de tensión, la mayoría esbozaban sonrisas y no dudaban en atenderlos. Aún así ninguno contestó a las preguntas que los pasajeros seguían formulando.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

33


Pasaron cuatro interminables horas. La gente desesperada comenzaba a inquietarse y los viajes al baño eran constantes. Cada vez que alguien quería ir dos policías armados, en actitud pacífica y amable, los acompañaban. Siempre individualmente salvo en el caso de una mujer y su hija pequeña.

El silencio se rompió con el primer nombre de la ansiada lista.

—Víctor Expósito Sanchís

Un chico de unos veinte años, extremadamente delgado y con aspecto de no ser muy espabilado, se levantó del suelo nada más escuchar su nombre. Llevaba colgada al cuello una cámara de fotos con un gran objetivo.

—Soy yo —dijo.

El hombre que le había leído indicó con el brazo que continuase andando, y un compañero suyo se acercó y lo escoltó, de nuevo pasillo arriba.

El proceso era desesperadamente lento y se repitió durante algo más de tres horas hasta que por fin nombraron a Juan.

—Juan Soler Vilaplana.

Sara se quedó pálida. Habían estado todo el tiempo juntos, cogidos de la mano, y aunque habían permanecido casi todo el tiempo sin hablar, cada uno sumido en sus propios pensamientos, la compañía y el contacto humano en aquellos momentos se les hacía casi imprescindible.

—No por favor. No quiero quedarme sola. —Tranquila. No tardarán en llamarte. Luego volveremos a estar juntos.

34

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


—¿Lo prometes?

Sonrió.

—Te lo juro.

Le dio un beso en los labios. La pasión había dejado paso al cariño y la necesidad.

—No te preocupes. Confía en mí —añadió.

Se levantó del suelo y comenzó a andar con paso decidido por el mismo camino que habían recorrido los llamados antes que él.

Al llegar al umbral del pasillo, en su mayor parte acristalado que bordeaba la terminal y desde el que se podía ver la pista, se dio la vuelta. Sara seguía sentada sin apartarle la mirada, con aquellos preciosos ojos medio encharcados. No lloraba. Se aguantaba las lágrimas para que no la viese tan afectada por separarse de él.

Se giró de nuevo y acompañado por un agente anduvo lo que a él le pareció una verdadera eternidad. Como mínimo fueron más de diez minutos caminando sin mediar palabra y en continua línea recta. Parecía no acabarse nunca. Aquel funcionario tan solo hablaba inglés, por lo que poco podría haberse entendido con él. Aún así a Juan le dio la sensación de que tenía orden de no soltar prenda de lo sucedido.

El camino le dio para pensar. Recordó que a esas horas ya debía de ser padre, y que su mujer Laura tendría los papeles del divorcio muy cerca y a mano. Se le pasó también por la cabeza la nueva ilusión que le esperaba sentada en la terminal y que acaba de dejar atrás. No pudo evitar recordar el sabor de sus labios.

A pesar de sus bonitos pensamientos algo a su alrededor seguía sin encajar. Deta-

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

35


lles.

Al fondo pudo ver dos personas con las espaldas pegadas a la pared. Esta vez militares del ejército de tierra. Vestían de uniforme pixelado en tonos marrones y verdes, con botas negras abrochadas por encima de los pantalones. Llevaban cruzado al pecho un fusil y permanecían de pie en posición de firmes. Cada uno estaba a un lado de una puerta, en la que se detuvieron.

Al llegar a su altura Juan no pudo evitar sentirse intimidado. Nunca le habían gustado los militares y menos tras una espera de tantas horas, sin explicación alguna sobre el porqué de su retención.

Le abrieron para que pasara y se asomó a su interior antes de dar paso alguno. Dentro pudo ver una especie de consulta médica. Se notaba que estaba montada de forma improvisada. Tras una gran mesa azul, repleta de papeles, listados e informes, había tres hombres que vestían bata blanca. Lo miraban con curiosidad.

Juan seguía teniendo aquella extraña sensación de que había algo que no encajaba en la ecuación. Algo sutil que no entendía pero que podía percibir a su alrededor.

—Supongo que por su nombre habla castellano. Adelante, pase por favor —dijo el del medio. Era claramente español. —No tenga miedo —añadió el de su derecha, con un agudo acento inglés.

Tres pasos más y cerraron la puerta a sus espaldas.

—Siéntese si es tan amable.

Juan obedeció. Al hacerlo notó un gran alivio en la espalda. Aquella silla estaba acolchada y en comparación con las de la terminal, era como estar flotando.

36

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


—Espero que estén cargados de respuestas porque ésta situación comienza a agotar la poca paciencia que me queda —dijo con dureza.

Los supuestos médicos asintieron a la vez.

—Sabemos a qué se refiere, no se preocupe. Queremos que entienda que menos unos ligeros detalles no sabemos mucho más que usted. —Perdone ¿Qué no saben mucho más que yo? —Exacto.

Quedó sin saber qué pensar. Se estaba poniendo nervioso de verdad.

—¡¡¡YO SOLO SÉ QUE MI AVIÓN CASI SE ESTRELLA Y QUE AL ATERRIZAR NOS HAN RETENIDO DE UNA FORMA QUE JURARÍA NO ES LA CORRECTA, JURARÍA QUE NI LEGAL!!!

Estaba comenzando a alterarse. Sus gritos se escuchaban en toda la sala, pero a nadie pareció importarle. Con seguridad no era el primero de la lista que entraba gritando.

—No se preocupe. Queremos hacerle unas preguntas. Nada más. En cuanto nos responda podremos contarle lo que sabemos y será libre de marcharse.

Respiró hondo. El de la derecha no dejaba de tomar notas. Tras él advirtió la presencia de tres militares más en los que no había reparado. Uno de ellos permanecía junto a una cámara de vídeo, que por el piloto rojo encendido de su frontal indicaba que estaba grabando. A su izquierda pudo observar un gran espejo. Le pareció distinguir sombras tras él y supuso que al otro lado del reflejo más personas eran testigos de aquella conversación.

—Adelante pregunte lo que quiera y acabemos con esto.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

37


El hombre le sonrió.

—Perfecto. No se preocupe de nada, son simples preguntas de control. Primera pregunta. ¿Cómo se llama? —Juan Soler Vilaplana. —Muy bien. Segunda pregunta. Su fecha de nacimiento por favor. —Nací en el año mil novecientos setenta y cinco, el doce de septiembre.

Cada respuesta que daba era un nuevo apunte en sus cuadernos.

—Qué día es hoy. —Es día trece. —De qué mes y año. —Agosto de dos mil quince.

Se miraron entre sí con una expresión que por lo que sea les llamó la atención. No de sorpresa. Parecía más un gesto de corroboración que de otra cosa.

—¿Su edad? —Cumpliré cuarenta en menos de un mes. —¿Tiene a mano su pasaporte o alguna identificación que confirme su identidad?

No contestó a la pregunta. Le parecía ridículo hacerlo. Se limitó a sacar del bolsillo y de mala gana la documentación y sin decir nada la tiró encima de la mesa.

El de la izquierda recogió el pasaporte, lo abrió por la primera página y comprobó los datos. No dudó en estudiar con detenimiento la fotografía y después mirarlo a él para estar seguro de que se trataba de la misma persona. Sus dos compañeros esperaban confirmación. Un asentimiento de éste sobró para dar a entender que todo estaba en orden.

38

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


—Muy bien ¿Qué recuerda del vuelo?

Lo miró con cansancio. Comenzaba a estar harto. Respiró.

—Salimos de Valencia. Casi al final del trayecto el avión comenzó a vibrar y poco después perdió el control. Se balanceó sin parar de un lado a otro. Pensaba que se iba a estrellar y juraría que el resto también.

Asintió sin dejar de tomar apuntes.

—Perfecto ¿Algún detalle que desee comentarnos?

Pensó un segundo.

—Sí, que al bajar nos han tratado como si tuviésemos culpa de algo.

El hombre sonrió de manera forzada.

—Me refiero a otro tipo de detalles. —Perdone pero no le entiendo. —Algunos pasajeros con los que hemos hablado pudieron observar que el avión atravesó unas nubes de colores. Nubes que emitían luces. —¿Perdón? —Digamos que si recuerda algún detalle… inusual.

Se quedó parado. No esperaba escuchar algo así.

—Supuse que no eran más que luces del propio avión. Vamos digo yo, no suelo volar demasiado ¿No eran del ala o algo así al reflejar cuando las cruzaban? ¿Luces de emergencia?

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

39


Negaban con la cabeza mientras se explicaba.

—Pues yo qué demonios sé. Quiero llamar a mi esposa. —¿No puede contarme nada más?

Apretó los puños.

—Mire, en estos momentos mi mujer está de parto. Puede que hasta haya terminado de tener a mi hijo. Así que o me dicen algo o más vale que me encierren porque voy a comenzar a hostia limpia con todos ustedes.

Se quedaron sin alterarse.

—¡¡¡PERO QUÉ COJONES SE CREEN USTEDES QUE SON!!! Voy a ir a la prensa ¡¡¡LOS VOY A DENUNCIAR A TODOS COMO NO ME EXPLIQUEN QUÉ SUCEDE!!!

Los militares de atrás se pusieron en guardia. Puede que no entendiesen las amenazas que Juan acababa de soltar, pero el tono dejaba entrever sus intenciones.

—Tranquilícese. Recuerde que estamos aquí para ayudarle.

Volvió a respirar y trató de bajar sus pulsaciones.

—Quiero hablar con mi mujer. Quiero salir de aquí. Conozco mis derechos y no pueden retenerme sin justificación alguna.

Su sonrisa forzada desapareció.

—Tiene que entender que la situación no es fácil para nosotros. Para nadie. A través del listado de pasajeros que poseía el avión nos hemos puesto en contacto con sus fami-

40

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


liares más cercanos. Algunos como su hijo residen en Londres, por lo que en breve tendrá la opción de reunirse con él.

Juan abrió los ojos más que de sorpresa de enfado, que no se disipaba.

—Pues les aconsejo que hagan mejor su trabajo si desean ayudarme porque yo no tengo ningún hijo, al menos que lo haya tenido ya mi esposa. En ése caso dudo mucho que venga a recibirme al aeropuerto recién nacido.

Se hizo un silencio espectral. Casi se podía escuchar la cámara funcionando. El médico de en medio no apartaba en ningún momento el contacto visual directo. Los otros dos tampoco. En realidad estaban ansiosos por comprobar la reacción de Juan al enterarse de la verdad.

—Su hijo está fuera esperándole. Ha llegado al aeropuerto hace poco más de hora y media tras el aviso. Hemos tenido que ir a recogerle a su casa.

Juan levantó su ceja derecha, confuso. No entendía nada, y antes de que volviese a explicar que no tenía ningún hijo prosiguió hablando.

—Verá, aunque le cueste asimilarlo estamos en el dos mil noventa y cinco. Su hijo tiene ochenta años y lamento comunicarle que hace justo ése tiempo el vuelo en el que usted viajaba desapareció de los radares hasta esta mañana, ochenta años después. Desconocemos los motivos, pero sin saber cómo han vuelto a reaparecer en el cielo.

La habitación daba vueltas a su alrededor.

—Esto es una broma. —Mucho me temo que no lo es. Ahora lo acompañarán a una sala donde si nos permite le realizaremos unas pruebas. Necesitamos recopilar la mayor información posible del

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

41


caso. Análisis clínicos, huellas dactilares… preliminares para empezar. —Pero… —No se preocupe por nada. El estado los acogerá de momento hasta que recopilemos más datos. Nuestros psicólogos le ayudarán en su periodo de adaptación. Tenga en cuenta que jamás ha ocurrido nada semejante.

De repente todo encajaba. La extraña sensación que había tenido al bajar del avión cobraba cierto sentido. Eran detalles casi imperceptibles, pero que ahí estaban. Relojes de muñeca que lucían los médicos, uniformes y armamento de los policías y militares, la decoración de la extraña terminal destartalada e incluso los vehículos que había visto, desde el autobús que lo había trasladado hasta los coches de policía. Incluso los helicópteros eran distintos a los que conocía. Pequeños detalles futuristas en los que no había recabado hasta ése mismo momento. Todo ello había estado delante de sus narices sin que se diera la menor cuenta. Ni él ni al parecer nadie del pasaje.

Un extraño mareo lo envolvió y todo se le volvió negro.

Abrió los ojos.

Estaba acostado en una cama, junto a un gran ventanal. A su lado un anciano con chaqueta de pana amarilla lo observaba. No le quitaba la vista de encima. Tras él un hombre más o menos de su edad lo acompañaba. Tampoco dejaba de mirarlo.

—Hola —dijo el anciano.

Se frotó los ojos y notó algo que le cogía del brazo. Era un tubo que se unía a un brazalete que tenía rodeando su muñeca. Una especie de gotero que le inyectaba un líquido transparente directo a la vena, aunque dicho tubo desaparecía bajo la cama en la que se encontraba postrado. Sentía cierto aturdimiento, como aquella vez que le habían administrado morfina al quedarse enganchado de la espalda.

42

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


—¿Dónde estoy? ¿Qué es esto? —¿Aviso a los médicos papá? —dijo el hombre de su misma edad. —No, espera —contestó el viejo. —¿Dónde estoy? —insistió. —Estás en el hospital. —¿Hospital? Pero qué demonios…

El mareo que sentía no le dejaba a penas fuerzas para mover el cuerpo. No pensaba con claridad.

—Sufriste un desmayo y caíste al suelo. Llevas inconsciente casi un día entero. —¿Desmayo?

Moviendo los ojos miró a su alrededor. Ahí estaban de nuevo. Podía verlos. Los detalles. Aquello malditos detalles que ahora lo agobiaban tanto. Por todos lados. Rodeándolo. Objetos aparentemente cotidianos que él no reconocía. En el techo una especie de cristal negro, lleno de puntos luminosos con cifras, reflejaba su silueta con líneas de colores grises fosforitas que se encendían y apagaban. En la parte superior del inusual cristal una banda mate y sin brillo daba información y datos en inglés. Reconocer algunos, como el número de pulsaciones por minuto y similares.

El anciano lo miró con ojos humedecidos.

—Eres mi padre. Creo que ya te lo han dicho.

Juan se quedó de piedra.

—Éste de aquí es mi hijo. Se llama Juan, igual que tú —añadió. —Hola ¿Qué tal estás? —dijo a su vez el hombre que tenía tras de sí.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

43


No sabía qué responder ni qué decir, patidifuso.

—Estoy soñando ¿Verdad? ¿Es una broma?

El anciano lo miró triste.

—Mi madre me contó que hace ochenta años, día en el que nací, tú desapareciste junto con otros doscientos treinta pasajeros del vuelo AirDreams 754, con trayecto Valencia a Londres. Es un caso famoso que se ha estudiado una y otra vez sin resultado. Al momento de desaparecer de los radares no hubo ya rastro ni pista alguna del avión. Bueno, no hasta ayer por la mañana, claro. —Eso es imposible. —¿Imposible? Eso mismo he dicho yo hasta que te he visto. Te he traído esto.

El viejo extendió las manos, temblorosas, y le hizo entrega de un sobre.

Con las fuerzas al límite debido al tremendo mareo que seguía sufriendo pero con las ansias de saber más fue capaz de abrirlo. En su interior comprobó que se trataba de una fotografía impresa en un extraño papel plastificado.

—Toca por detrás deslizando el dedo meñique e irán pasando solas —dijo.

Lo hizo sin saber a qué se refería. A pesar de ser simple papel, al deslizar uno de sus dedos por el dorso, pudo comprobar cómo ante sus ojos la fotografía desaparecía para a dar lugar a otra a través de una cortinilla corrida hacia la izquierda.

Quedó impresionado. Nunca había visto nada parecido. Tocó el papel, lo dobló un poco y lo estudió un segundo. Podría haberlo roto, como un papel normal y corriente, pero no, al parecer era una pantalla.

44

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


—Mira las fotos. —Es que nunca había visto algo así ¿Es papel? ¿Plástico? —Ya te iremos explicando poco a poco. Tú céntrate en las fotografías por favor.

Así lo hizo.

En las primeras aparecía él en compañía de amigos y de su mujer Pilar. Las reconocía a la perfección. Cumpleaños, bodas y hasta una Noche Vieja de hacía unos años. Las siguientes eran inéditas, al menos para él. Su esposa aparecía con un bebé en brazos. Al ir pasándolas la madre de su hijo iba avanzando también en edad. En cada una era más y más vieja. Las arrugas se multiplicaban en su rostro hasta convertirla en una señora que por derecho propio había llegado a la tercera edad, postrada en una silla de ruedas y con una mirada algo apagada.

—Murió hace más de tres décadas. Cáncer de hígado.

La información se le amontonaba hasta que su mente sintió que desbordaba por todos lados. Cada vez se encontraba peor.

—No puedo con todo esto. No puede ser real. No lo es. —Dicen que vais a necesitar sesiones con psicólogos para superarlo. —Pero esto no puede... —Cuenta con nuestra ayuda.

El hombre tras el anciano intervino.

—Papá, os dejo para que podáis hablar con tranquilidad. —Gracias hijo.

El hombre que también se llamaba Juan, a pesar de hablar español se le intuía un ta-

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

45


jante acento inglés. Acento que el anciano también compartía. Le dio un beso en la cabeza al que era su padre y se dirigió a la puerta de salida. Antes de cruzarla se giró un segundo hacia la cama.

—Me alegro de conocerte al fin abuelo.

Juan se quedó helado. Su mareo no ayudaba. No sabía qué decir ni cómo reaccionar ante algo así, por lo que no dijo nada.

Al salir la puerta quedó cerrada de nuevo.

—Si no te importa no voy a llamarte papá. Estoy tan desconcertado como tú.

Lo miró. Era clavado a su padre antes de morir, aunque con menos pelo.

—Pues si a ti no te importa lo de hijo también me resulta complicado.

El anciano comenzó a reír tímidamente. Juan se limitó a sonreír.

—Claro, es normal. —¿Cómo te llamas?

Juan quiso adivinarlo mentalmente antes de escuchar la respuesta.

—Me llamo Álvaro.

No pudo evitar hacer una extraña mueca, algo fastidiado y con media sonrisa.

—Es el nombre que más le gustaba a tu madre. Yo lo detestaba por mi suegro.

46

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Antes de continuar hablando tuvo que tragar saliva. Con la frase acababa de confirmar sin quererlo que creía la historia que se le estaba contando. Decidió dejarse llevar, a ver qué pasaba.

—¿Sabes? Pilar y yo íbamos a divorciarnos nada más nacieses tu, bueno nada más naciese mi hijo. Nos casamos al quedarse ella embarazada, pero no funcionó. —Lo sé. Ella me lo contó todo. —Éramos amigos de toda la vida, y cuando una noche perdimos la cabeza metimos la pata… bueno, quiero decir que, es decir, que… —Tranquilo. —No pretendía insinuar…

De nuevo se sentía avergonzado.

—Tranquilo. Sé que fui fruto de una noche. No debes disculparte por nada.

Se quedó aliviado al saber que Pilar al menos había sido sincera con la historia.

Continuó.

—Pues eso, que cuando se quedó embarazada pensamos que podría funcionar, pero mucho me temo que no fue así. Éramos de mundos distintos. Ella siempre quiso vivir en Londres viviendo de la empresa de su padre y yo no estaba muy por la labor.

La habitación seguía dándole vueltas y el mareo no remitía. Cada vez que pretendía mover la cabeza sentía cómo se le volvía a ir. Aún no concebía que pudiese estar en el futuro, hablando con un anciano ya jubilado doblándole en edad y que en realidad fuera el hijo que jamás había conocido.

Aunque las pruebas eran tangibles su cabeza no acaba de creerlo. No obstante

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

47


bastaba un simple vistazo al exterior para ver que todo era cierto. Una especie de globo triangular imposible, de un tamaño similar a un tráiler, surcaba el cielo desplazándose de una manera que no había visto nunca. Flotaba por sí solo y en absoluto sigilo. En sus lados anuncios de publicidad de productos que no conocía se iluminaban con destellos, y aunque muy lejos, al mirarlo directamente y con detenimiento, daban la sensación de estar a medio palmo de distancia. Desde la cama también podía contemplar los vehículos que circulaban por la calle. Modelos que jamás había visto. Tuvo que parpadear varias veces para centrarse de nuevo en la conversación.

—No entiendo nada. No puede ser. —Es mucha información y demasiadas emociones como para que puedan ser asimiladas en tan poco tiempo. Es natural supongo. A mí me ocurre algo parecido, aunque en menor modo. Para mí eres tú la anomalía, pero para ti lo es todo lo demás. No te envidio sinceramente.

Desde la ventana se fijó en los coches.

—Si esto es verdad… siempre pensé que en el futuro los coches serían modernos y deportivos, pero todos los que consigo ver son cuadrados.

El anciano se giró para verlos.

—Bueno, la gente no conduce de forma manual desde hace unos treinta años. Los coches no tienen volante. Están automatizados por GSI. —¿GSI? —Global Satélite Integrated. La evolución del GPS. —Evolución del… ¿Cómo que van solos? ¿Cómo no van a tener volante? —Hace unas tres décadas y ante la inmensa cantidad de accidentes de tráfico con víctimas que día tras día se iban sucediendo, se instalaron inhibidores de frecuencia de obligado uso. Éstos limitaban la velocidad de la vía pero el factor humano seguía siendo el

48

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


culpable de los accidentes.

Mientras Álvaro hablaba Juan no perdía detalle del tráfico. No podía apartar la vista del exterior. Todo le parecía tan distinto e igual al mismo tiempo que se sentía extraño.

—Funcionan a través de un sistema inteligente vía satélite conectado en una red global que rodea la Tierra. Digamos que en tu época eras tú el que decidía por dónde ir. Ahora lo único que decides es el destino. Entras, te sientas, dices dónde quieres ir y el vehículo te lleva. Sin más. —¿Entonces de qué sirve el carné? —El carné de vehículo terrestre se usa para poder conducir coches de recreo. Hay recintos cerrados donde se puede hacer con tranquilidad. Es un entretenimiento más. Pistas donde si uno quiere tiene la opción de llevar sus coches de colección, divertirse con ellos, realizar exhibiciones y demás. —¿Recintos cerrados? —Es como tener el carné de barco.

Pensó un momento.

—Entonces los barcos aún se conducen. Quiero decir, que se navegan. —No. Los barcos funcionan de forma similar, pero para navegar pueden darse circunstancias que requieran de cierto conocimiento. Por lo que se necesita unos estudios básicos para emergencias.

Cada vez que Álvaro decía una frase tenía que hacer una pequeña pausa para respirar.

—¿Y si la emergencia es en un coche? —No las hay. Hace unos años se calló el sistema por una tormenta solar. En éste caso en concreto los vehículos se pararon y no pasó gran cosa. No ha vuelto a ocurrir. Si

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

49


se estropea acude un sistema técnico automatizado que o bien remolca o soluciona in situ la avería. Los hay cada pocos kilómetros. —¿No controlo nada? —El destino del trayecto. El vehículo, al estar en una red global conectado con el resto sabe por dónde debe ir y qué debe evitar para ser más eficiente.

Asintió con cierto pesar. No se sentía con fuerzas para seguir con la conversación. De un momento a otro su vida se había desmoronado. Transformado.

—Ya ni se conduce. Esto es una locura.

El anciano no pudo evitar sentir pena por él.

—Si no te importa quiero… necesito descansar —añadió cerrando los ojos.

Sin mediar palabra y apoyándose en su bastón el anciano se levantó. Una vez erguido se quedó observándole un momento. Ambos lo hicieron.

—Espero que no te importe. —¿El qué? —preguntó Juan, abriéndolos. —He pedido unos análisis de sangre para que comprueben que somos padre e hi… es decir, para saber si de verdad somos parientes. Como comprenderás aunque seas idéntico a las fotografías que tengo y portes documentación de entonces, he de asegurarme.

Una extraña sensación le recorrió la médula espinal. Era lo más lógico que había escuchado desde que el avión se zarandeara entre las nubes, y eso lo asustaba incluso más que lo que supuestamente había ocurrido. Ni en un millón de años hubiese pensado en ello.

—Normal —contestó.

50

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Tardó más que su hijo en salir de la habitación. Iba lento y seguro en cada paso que daba. Podía percibir cómo su equilibrio dejaba mucho que desear. Sin duda alguna tenía algún problema de salud.

Salió de la habitación sin mirar atrás. No hubo más palabras. No aquel día.

—0—

Ella sonreía. Juan no podía creer lo guapa que estaba aquella mañana.

—Hoy hará ya un año. Justo un año.

Se la quedó mirando.

—Intento no pensar demasiado en ello. —Ya, pero hoy hará un año. —Lo sé. —Más que hoy diría que en una hora. —Bien, me da igual.

Ambos estaban en una moderna cafetería dentro de la propia estación de tren, sentados en una minúscula mesa londinense con dos grandes tazones de té afrutado humeantes sobre ella. Tenían las manos entrelazadas como dos enamorados.

—Te va a ser raro. —Echo de menos a mis padres. Aún no consigo creerlo. No sé cómo voy a reaccionar cuando pise Valencia y vea la que era antes mi casa. Tú has tenido cerca a tu hijo, tu nieto y una familia muy numerosa. Te han ayudado, pero mi contacto con mis supuestos familiares ha sido meramente telefónico. —Mi familia. Sigue siendo raro, no quiero que los llames así, ya lo sabes. Aún no lo

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

51


asimilo. De todas formas ellos también te han apoyado. —No me malinterpretes. Han sido muy amables, y nos han acogido a los dos como si fuésemos una pareja consolidada. —¿No lo somos? —preguntó Juan, sobreactuando. —Claro que si, tonto. Ya sabes a lo que me refiero. Para mí la realidad aún no es ésta. —Volverás a Londres en unas semanas. No te preocupes. —Claro, me veo incapaz de volver a formar mi vida en Valencia. Además, aquí estás tú, y con eso me basta.

Se dieron un bonito beso. Uno más entre tantos.

—¿Sabes que anoche salió en el canal siete el chico gordito que teníamos unas filas tras la nuestra en el avión? Ha roto su anonimato. Quiere ser famoso o algo así. —Te aseguro que yo no haré eso. —Yo tampoco. Puedes estar tranquilo. —¿A qué hora sale tu tren? —En media hora. Si quieres podemos ir acercándonos al andén. —Claro.

Se levantaron y pasaron sus muñecas por el lector al salir. Pagar de ésa forma hubiese sido imposible ocho décadas antes.

El paseo hasta el andén doce fue corto. Sara se aferraba con fuerza a la cintura de su novio mientras éste arrastraba una pesada maleta por el suelo. Después del año más intenso de sus vidas iban a separarse por primera vez, y eso no les estaba sentado nada bien. Aunque no lo habían superado del todo, con ayuda del gobierno y su mutuo apoyo, consiguieron de alguna forma sobrellevar su nueva situación.

Se miraron.

52

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


—Tendrías que haberme acompañado. No quiero ir sola. —No puedo, ya lo hemos hablado. Álvaro está enfermo ¿Cómo voy a abandonarlo ahora después de lo que ha hecho por mí… por nosotros?

Asintió. Lo comprendía perfectamente.

—Además, con la mierda ésta que nos han metido en los oídos podremos hablar como si nada en todo momento. —Anda que no le ha costado a tu familia convencerte para que entraras en razón y lo probases.

Sara reía a modo de burla.

—No fastidies tú también. Al principio me resultaba raro estar en un lugar público hablando solo sin nada, como si estuviese loco, pero ya ves. Todos lo hacen. Y por favor, no los llames mi familia. —Es que lo son.

No quiso volver a iniciar la misma discusión de siempre.

—En cuanto llegues lo conectas. —Le tienes miedo a la tecnología que antes tanto te gustaba ¿Eh? —No hables tanto que aquí la que más miedo eres tú. —¿Yo miedo? —¿Por qué no has vuelto en avión pues? —Los aviones se acabaron de por vida. —Ya te digo.

Lo miró intensamente, humedeciéndose los labios. Sonreía. A pesar de todo era feliz.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

53


—Juan, te quiero. —Yo también te quiero niña.

Comenzó hacer gestos de negación con la cabeza.

—No Juan, no lo entiendes. Te quiero más que a nada en éste mundo.

Al escucharla se quedó con cara de tonto. Estaba loco por ella.

—De ahora en adelante vamos a tener toda la suerte del mundo. En cuanto estés aquí comenzaremos nuestra vida juntos y ya nada nos separará. —Ya sabes que la suerte no existe tonto.

Ambos recordaron el día que se conocieron, pero ninguno dijo nada al respecto.

—Te quiero. —Te quiero.

No más palabras. Ambos quisieron que fuesen las últimas antes de volverse a ver.

El extraño tren que se impulsaba por magnetismo en vez de por raíles inició el rápido trayecto. A Juan le parecía alucinante saber que llegaría a España atravesando Francia en tan solo una hora y unos pocos minutos.

Llegó andando a casa de su nieto, que les había cedido una habitación hasta que se pudiesen mantener por sí solos. En media hora ya estaba plantado en la puerta. No quedaba lejos de la estación. Se sentía raro. Siempre estaba en compañía de Sara y ahora la soledad lo visitaba por primera vez desde hacía mucho.

Entró. No había nadie en casa. Estaría con su hijo en el hospital, atendiendo a su

54

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


padre en la evolución de la extraña enfermedad degenerativa que padecía. Más tarde iría él. Ayudar era lo mínimo que podía hacer.

Fue a la cocina y se sirvió un gran vaso de leche semidesnatada fría. Se sentó en el sofá del comedor y encendió la pantalla que cubría como si fuese un plástico la pared que tenía delante. Una vez en funcionamiento fue moviendo la mano en el aire, cambiando de canal.

En todos emitían la misma noticia.

Un tren había desaparecido sin dejar rastro en pleno Canal de la Mancha. Nadie lo entendía y algunos comparaban lo sucedido con el vuelo AirDreams 754.

Juan supo entonces que no la volvería a ver nunca más.

O. A. Hanksler

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

55


La hermandad de la llama negra Capítulo 4

Los primeros rayos de sol asomaban sobre las colinas que se encontraban al otro lado, cuando Sir Charles recobró el conocimiento. Sobre él, se hallaba el cuerpo magullado e inconsciente de Sir William. Se liberó como pudo y se dispuso a hacer volver en sí a Sir William llamándole por su nombre y dando pequeños azotes sobre su rostro. Éste volvió en sí tras llevarse una mano sobre su costado izquierdo, a la altura de sus costillas, quejándose de un punzante dolor.

—¿Que ha pasado con la bestia? —preguntó, mientras en su rostro se reflejaba un severo dolor ocasionado por el golpe y a la vez mostraba dificultad al respirar. —Ha huido —respondió revisando las heridas que descubrió al levantar los ropajes de Sir William por encima de su cintura. —¿Que ha sido de los demás? —volvió a preguntar a la vez que oprimía con fuerza su dentadura. —También huyeron, creo que la bestia fue tras ellos. —El Conde. ¿Sabe algo del Conde?

56

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Sir Charles negó con la cabeza.

—No se mueva Sir William, creo que tiene varias costillas rotas.

Unos centímetros más arriba de su cadera fueron apareciendo varios hematomas de tonos azulados que se extendían por la zona lumbar. Sir Charles sin dudarlo ni un momento, se desprendió del pañuelo que rodeaba su cuello y con un robusto tronco que encontró a su alrededor, improvisó una tablilla con la que inmovilizar el torso. —Intente sujetarse sobre mi hombro —le aconsejó. —¡Déjelo! —ordenó Sir William a la vez que le acercó el rifle que se encontraba sobre el suelo a su lado izquierdo—. Vaya en busca de esa abominación del infierno y acabe con ella, y discúlpeme si no le acompaño. Como habrá podido comprobar, ando un poco indispuesto —añadió tras una forzada sonrisa seguido de un resoplido, intentando mantener el dolor.

A varios metros, entre los arbustos, el crujido de una rama seca alertó a los dos hombres. Sir Charles apuntando con el arma hacia la dirección desde donde provenía aquel chasquido, se dirigió lentamente con la mirada atenta hacia delante. El corazón le latía a mil por hora y notó la garganta seca, por lo que tuvo que tragar saliva. Tras avanzar varios metros entre la maleza que cubría una gran parte del bosque divisó a uno de los caballos del Conde que había sobrevivido de las garras de la horrible bestia. Cuando se acercó, pudo comprobar que el animal estaba sano y salvo, aunque se encontraba en un estado de euforia, por lo que tuvo que tomarse unos minutos para calmarlo mientras le acariciaba el lomo.

Tomó las riendas del caballo y se dirigió hacia el lugar donde Sir William yacía medio tumbado sobre la húmeda hierba que cubría la zona, mientras maldecía a la criatura una y otra vez por el enorme dolor que padecía. Sir Charles después de ayudar a Sir William a subir sobre la montura del caballo, le pidió que fuera a buscar ayuda mientras él se dirigía tras la bestia en busca del Conde y los demás.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

57


Sir William se alejó al trote perdiéndose entre los arbustos, mientras Sir Charles agarró el arma entre sus dedos y siguió el rastro a través de las pisadas que la bestia había dejado impregnadas a su paso sobre la tierra húmeda.

La espesa neblina, apenas ya imperceptible, había desaparecido dejando paso a los rayos del sol que se extendían, filtrándose a través de las ramas de los árboles, donde varios pájaros entonaban armoniosos cánticos dando los buenos días a un nuevo amanecer. La mañana era cálida, aunque una brisa fresca se esparcía en el ambiente agitando la maleza que se alzaba frente a Sir Charles. A su paso, se topó con los cuerpos sin vida de Mortimer, Parkison y los dos guardias del Conde. Yacían esparcidos en el suelo, sumidos sobre un charco de sangre. Más adelante, el rastro de las pisadas desapareció y tras un momento de reflexión decidió seguir la misma dirección que le habían guiado las huellas hasta ese momento.

Seguidamente, caminó montaña arriba atravesando una zona rocosa y sorteando las ramas de los árboles que se interponían a su paso. De repente, se oyó un disparo que sonó provocando un gran estruendo, dos segundos después le siguió otro. Todo apuntaba a que la bestia se encontraba cerca y que su perseguidor o perseguido intentaba alcanzarla disparando con su rifle. Rápidamente, sin perder ni un segundo Sir Charles se dirigió hacia el lugar desde donde provenían los disparos. Corrió montaña arriba con el corazón en un puño y al llegar a una pequeña explanada cercana a la cima vio al Conde Duncan sentado sobre una roca. Se arrastraba hacia atrás con bastante dificultad ayudándose con el rifle. De su hombro izquierdo brotaba un reguero de sangre que formaba una hilera rojiza de la profunda herida causada por las garras afiladas de la bestia, que se alzaba frente al Conde, esperando el momento exacto para rematar la faena.

—¡Vamos maldita bestia! —gritó el Conde mientras se cercioraba de que el precipicio llegaba al final, abriéndose paso hacia a una caída de unos cien metros de altura.

Sir Charles observaba agazapado tras un matorral a la vez que apuntaba a través de

58

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


su mirilla al enorme engendro que se alzaba frente a él.

—¡Vamos! Aquí estoy —gritaba el Conde—. ¿A qué esperas engendro del demonio?

La bestia dejó ir un rugido mientras levantaba los puños en alto.

Sir Charles apuntaba directamente a la cabeza, mientras rezaba para que no le temblara el pulso en el momento preciso de disparar. Un escalofrío recorrió su espina dorsal evitando caer en un estado de languidez. No era momento de mostrar flaqueza, pensó. Sintió la irresistible necesidad de llevarse un trago a la boca con la que calmar la sequedad de su garganta. Un Bourbon ligeramente aromático y de sabor caramelizado habría estado bien. Agarró firmemente su rifle y se armó de valor esperando el momento justo de apretar el gatillo.

—¡Adelante maldito bastardo! —volvió a gritar el Conde.

En ese momento, la bestia se impulso dando un salto hacia delante y precipitándose sobre el Conde. Sir Charles en un acto reflejo apretó el gatillo sin dudar ni un segundo. El proyectil impactó de lleno sobre el hombro de la infernal bestia que cayó directamente sobre el rocoso suelo. Sir Charles salió de su escondite dispuesto a socorrer al Conde que se encontraba herido y sin fuerzas. Duncan al descubrir que se trataba de Sir Charles, respiró aliviado y le dedicó una sonrisa, a la vez que trataba de incorporarse, apoyándose sobre su fusil.

Cuando apenas les separaban unos metros de distancia, la bestia se alzó en pie de nuevo. Agarró al Conde por el torso desde su espalda. Este luchaba con todas las fuerzas que le quedaban por soltarse de sus afiladas garras. Sir Charles volvió a dirigir el cañón hacia la bestia. Esta vez notó un ligero temblor en el pulso causado por el crispamiento del momento. La bestia clavó sus afiladas mandíbulas sobre el brazo derecho del Conde de donde manaba la sangre a borbotones. Envuelto entre sangre y dolor lanzó al aire un grito

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

59


espeluznante.

Sir Charles finalmente disparó de nuevo y esta vez la bala impactó sobre la espalda de la bestia, a la altura del omóplato derecho. Tras la polvoreda que causó la salida del proyectil, Sir Charles observó como la bestia que yacía en pie frente a él, se retorcía de dolor intentando llevarse sus afiladas garras a la herida de donde manaba un reguero de sangre.

Sir Charles observó los ojos rojos como el fuego de la bestia que esta vez brillaban con más fuerza, mientras se acercaba con pasos premeditados apuntando directamente hacía la cabeza de ésta, esperando el momento oportuno para disparar de nuevo. Sin previo aviso el diabólico ser se incorporó y lanzando un aterrador gruñido desapareció a toda velocidad, perdiéndose entre la maleza.

La escolta del Conde no tardó en aparecer.

Se trataba de un regimiento de hombres armados hasta los dientes y montados sobre sus flamantes caballos.

Sir William tras llegar a las puertas del Castillo de Paignton y alertar a los guardias sobre la situación, fue llevado a sus aposentos donde un médico atendió sus heridas y le recomendó reposo absoluto. Algo que le desagradó enormemente, pues no le gustaba nada la idea de pasar varias semanas postrado en una cama y más aún, sabiendo que la bestia infernal que le había llevado a ello se paseaba libremente sembrando el terror en los bosques de Swinley.

El Conde Duncan y Sir Charles también fueron llevados tras los muros de Paignton donde recibieron los cuidados necesarios después de haber vivido una experiencia tan nefasta y desagradable.

Tras el desafortunado suceso, decidieron guardar en secreto la fatídica experiencia,

60

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


contando la historia de que habían sido atacados por un gran jabalí en una de sus muchas cacerías nocturnas.

R. Soto

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

61


62

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


MICRORELATO LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

63


Se cayó el ascensor y

se rompió la escalera Este relato es la segunda parte de: “De escaleras y ascensores”

Y terminó lo que empezó en una escalera y después continuó en un ascensor.

Y terminó lo que empezó en una escalera y después continuó en un ascensor.

… y el ascensor se precipitó en caída libre desde el noveno piso.

Se terminó, para siempre, del todo, definitivamente y en todos los planos.

64

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Así lo escribió él, así lo sintió ella.

Eran como el agua y el aceite. Cuando se remueven en un vaso parece que por un segundo van a mezclarse pero al dejarlos reposar vuelven a estar separados.

Ella no iba a derramar ni una lágrima por alguien que no lo merecía.

No iba a sentirse mal por alguien que había demostrado que era pura fachada, un pedrusco en su camino.

No conservaría ningún mensaje mandado durante este tiempo pero sí grabaría a fuego en su memoria las últimas palabras escritas para nunca olvidarlas y para no volver a cometer el mismo error.

¿Podría no recordar momentos vividos?

Sí, olvidaría y seguiría adelante. Era una sobreviviente ya de varias guerras.

Pilar Descalza LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

65


66

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


ANTOLOGÍA “MI PRIMERA VEZ” “ESCUELA DEL DELIRIO” LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

67


68

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Relato 7 “Estoy enamorada de mi mejor amigo”

Claro. Solo he estado enamorada de él durante todo un año, un año de terrible tortura. Ahora no solo tenía que lidiar con este enamoramiento hacia Jack, también tenía que aguantarme los constantes celos que empecé a sentir. Pues obvio, Jack no solo es mi mejor amigo, él es perfecto. Con esa hermosa melena dorada, esos bellos ojos caramelo, esos suculentos labios de un extraordinario color rosa— ¡que ganas de mordisquearlo! —y ese monumental cuerpo igualito al de Terminator. Todas las chicas del planeta se mueren por él—no me sorprendería si una marciana se apareciera y se le declarara— ¡es que es tan perfecto! Que hasta yo, quien lo conozco de hace años terminé cayendo a sus perfectos pies.

Ha sido así de perfecto desde la universidad. Ha sido así de perfecto desde que lo conozco. Lo único diferente es que yo empecé a prestarle más atención en el último año.

Ay Jack, ¿porque me tuve que enamorar de ti? Todos estos años siendo tan amable conmigo, tan consentidor, tan comprensivo, ¿es que acaso lo hiciste a propósito para que quedara hechizada por ti? No, sé que no es así. Sé que no eres perfecto a propósito. Así naciste. No te quedó de otra que aguantarlo.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

69


¡Cómo no! ¡Aguantar mis polainas! Con tanta atención que recibes de todas esas bellas mujeres que tienen por misión atraparte. Deben de haber sido entrenadas. Tal vez haya una agencia secreta de mujeres para capturar hombres. “Atrapa a tu hombre o muere en el intento”.

Todas ellas terminaron muertas. Metafóricamente hablando—ya quisiera que no lo fuera.

Lo que a Jack le sobra de “apuestosidad”, le falta en interés. Ya perdí la cuenta de las veces que es invitado por una chica a una cita y él termina invitándome a mí y a otros amigos para acompañarlos. No sé si es menso o se hace. Sí. También perdí la cuenta de las veces que me dije eso.

Mi perfecto y menso amigo. Una combinación graciosa y dolorosa, en especial para mí.

Que ganas me dan de arrancarle esa camisa que le regaló una de las tantas chicas que creen que con eso lo conquistarán y esos pantalones ceñidos para...

—Llamando a Amelia a la Tierra —me interrumpe Jack justo en el mejor momento. Mirándome con esos cautivadores ojos que quisiera lame...—. Amelia, ¿ocurre algo? Hoy pareces más distraída de lo normal —me muestra esa sonrisa que derretiría todo un iceberg en segundos. —Claro que no, ¡¿cómo crees?! —respondí lo más agudo que podía. Mi corazón latiendo a mil por hora. ¡Deja de mirarme así que siento que me dará un ataque! —solo trataba de recordar si envié el archivo que me pidió mi jefe— ¡bien pensado! Los años de universidad al fin están dando frutos. Y para verme más relajada me tomo un sorbo del té que me acaba de traer la nueva víctima de Jack, es decir, la mesera. ¡Mierda! Sin querer escupí un poco de mi té. ¿Porque está tan dulce? ¿Acaso hay té aquí? Con tanta azúcar no puedo ni sentir el agua. —Ven, déjame limpiarte—me dice Jack mientras aproximaba mi rostro al suyo y con su suave pañuelo me limpiaba la boca por donde expulsé lo que no podría ser otra cosa más que azúcar líquida. ¡Rayos, rayos! Mi corazón parece que se vaya a romper por tantos latidos que da, aquí viene el ataque cardiaco.

¡Uff! Al fin terminó. Voto un suspiro para disimular la insolación que ahora estoy sufriendo. Jack

70

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


solo sonríe y se toma tranquilamente de su café, como si nada hubiera pasado. Toda la gente en la cafetería parecía resbalársele por ese perfecto cuerpo Terminator. Claro, no tenía que aguantar con las miradas asesinas que comenzaron a clavarme. Las chicas ni siquiera disimulaban las ganas que tenían de matarme. No me sorprendería si empezaran a... ¡¿de dónde salió ese tenedor?! ¡Mierda! Es cuestión de segundos para que se me lancen encima como salvajes.

Giro la mirada hacia Jack para ver su expresión al ver que el tenedor estaba a poco de clavarse a mi cabeza. Su relajado comportamiento mientras leía el periódico solo puede significar una cosa: mi amigo ha perdido la vista. ¡¿Cómo es que no ha visto eso?! ¡El tenedor se ha quedado clavado en la pared! ¡Hasta los transeúntes que pasaban lo han visto! No sé si es menso o se hace.

—Amelia, ¿te diste cuenta de esto? — ¡ah! No es tan menso como creía. Lo miro ansiosa y con una esperanzada sonrisa. Estuve tan equivocada llamándolo menso en todo este tiempo, él solo era despistado y... —aquí dice que la forma más rápida de diferenciar a un animal carnívoro de un herbívoro es por sus ojos —me decía mientras leía con mucho interés el periódico. Debe de estar bromeando—un animal carnívoro tiene los ojos al frente para fijar la vista en su presa y un animal herbívoro tiene los ojos a cada lado para estar atento de si su cazador está cerca—me mira admirando el dato que, según él, es interesante. Bueno, para mí también lo es, ¡pero ese no es el punto! No estaba para nada equivocada: Jack es menso.

De acuerdo, nuestro desayuno sabatino no resultó tan bien que digamos, y eso que no tenía muchas ilusiones al respecto. Solo me iré a trabajar, allí es más probable que todo resulte bien. Si haces un buen trabajo, todo saldrá bien.

Adoro mi trabajo. Adoro trabajar en telecomunicaciones. Y el edificio en el que trabajo es enorme. Y adoro a las personas con las que trabajo. Susana, Isabela y Beatriz son mis 3 personas favoritas de la oficina. Felizmente casadas y con hijos. Mis modelos a seguir en esa cuestión. Simplemente me ilusiona saber que ese podría a llegar a ser mi futuro junto a Ja...

—Am, ¿no subes? —con dulzura, me interrumpe Susana, parada frente a mi dentro del as-

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

71


censor mientras detenía las puertas para que entrara. Le sonrío e ingreso con ella. Vemos como las puertas se cierran—y, ¿cómo estuvo el desayuno con “príncipe Terminator”?—lo dice lo más sugerente posible, esperando escuchar las buenas nuevas. —Fuimos a aquella cafetería que me recomendaste y... —al ver la gran ilusión que tenía por contarle algún progreso conmigo y Jack me quedo callada. Sé que esto le afectará más a ella de lo que me afectó a mí, pues desde que le conté lo que sentía por él se emocionó con la idea como niño en navidad, decía ser la mejor historia romántica jamás contada—casi soy asesinada por un tenedor.

Por la cara que puso puedo notar como su ilusión volvió a romperse en pedacitos, para ser pisoteados y quemados para reciclarse.

—Bueno, para la próxima será—trató de levantarme el ánimo con su mejor cara. Ella es la persona más obstinada del mundo. Estoy segura de que no dejará que me rinda con esto, aún así tenga que obligarme a la fuerza. De repente me dio un leve escalofrío—a mi esposo y a mí nos encantó el lugar —sus ojos parecían brillarle mientras contaba su romántica anécdota —dándole de mi torta, limpiándole el rostro cuando se manchaba, ¡tan romántico!—salimos del elevador y nos adentramos por el pasillo—claro que no siempre pasan esas cosas—se recompone luego de verme, tratando de no hacerme sentir peor, algo tarde diría yo. Pero no es su culpa—Frank me llevará a la inauguración de ese nuevo restaurante del que se ha estado hablando—me mira con una risueña sonrisa, anticipándose a lo que sea que esté imaginando—si es que es tan romántico como dicen que será, este puede ser el lugar por el que hemos estado esperando. —Lo dejaré en tus manos—no se me ocurrió nada más para decirle. Sé que no está bien que la aliente porque peor será cuando no funcione, pero se ve tan feliz. Dejaré que lo disfrute. Aún falta mucho para el fin de semana. Aprovechar los buenos momentos. Y apartando lo cerca que estuve de morir y salir en las noticias como “mujer que fue asesinada por un tenedor”, disfrutaré este buen momento que pasaré en la oficina. Sé que será un buen día de trabajo. —Hablé muy pronto—balbuceo, observando absorta el estado crítico de la oficina. Susana y yo nos quedamos paradas viendo el gran revuelo que había, personas corriendo de un lado a otro con papeles en la mano, algunos buscaban con desespero en sus cubículos. La oficina era todo un desastre. Nos aproximamos a Isabela, quien movía el mouse como si fuera un mando, apuntándole

72

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


a su ordenador como asesina a su víctima— ¿qué sucede aquí? —le pregunto nerviosa, notando su estado desesperado. —Chicas—nos mira casi llorando. Un comportamiento para nada común en ella, señal de que algo andaba muy pero muy mal—la compañía está siendo investigada ¡de nuevo! —nos cogió del brazo, agitándonos con sollozo. Esta ya sería la tercera vez. Las dos primeras veces fue por estafa y malversación de dinero—y esta vez es peor. No creo que salgamos de esta.

Pero qué semana más terrible que tuve. Tengo que buscarme un nuevo trabajo. En el que estoy actualmente no creo que lo mantenga por mucho tiempo. Isabela tenía razón. No creo que la compañía salga de esta. Con suerte se libraron de las anteriores demandas, esta vez la compañía demandante es una de las grandes. Un pez gordo. Ya puedo ver mi futuro: trasnocharme trabajando, ser toscamente interrogada por los abogados, ser completamente investigada por los inspectores. Aún así, buscar un nuevo trabajo es peor. Puedo ver como soy rechazada en cada entrevista, alguien que haya trabajado en una compañía 3 veces demandada no es para nada bueno. Estoy marcada. Me botarán de mi departamento. Me iré a vivir con mi joven madrastra quien solo es un par de años mayor que yo y mi querido y sabio padre. Estando tan lejos de Jack, con el tiempo dejaremos de vernos seguido hasta convertirnos en dos completos extraños. No. No puedo permitir que me alejen del mejor hombre que he conocido. Tengo que hacer algo. ¡¿Pero qué?!

—¡No puedes rendirte! —Beatriz me interrumpe a poco de llegar a mi lado oscuro, mirándome con ojos de cachorro, sosteniéndome ambas manos—no puedes dejar que este caos te haga renunciar en el amor—Beatriz es como una madre para mi, comprensiva, atenta, a veces pienso que es un clon de mi madre, quien en paz descanse. Sin decirle nada ya supo cómo me sentía, difícil saber si lee mentes o si solo es muy observadora, o cabe la opción de que soy muy evidente —¿Quién se va a rendir? —proclama Susana, dando su famosa caminata presidencial adentrándose en la cocina de la oficina. Me sirvo un poco de té para asimilar lo que se viene. Me mira con sospecha, claro, soy la primera sospechosa en su lista—Amelia, querida, voy a ser directa contigo porque como todo joven, sé que te aburrirás con mi “discurso” y lo que dije habrá sido en vano—habla con experiencia de su adolescente hija. Me coge de los hombros para verme de frente—cada piedra que te encuentres es una señal de que vas por buen camino, en vez de quejarte y llorar cada vez que

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

73


tropieces con una, levántate, cura tu herida, limpia tus mocos y ve en busca de la siguiente piedra que te hará tropezar—Susana es muy sabia. Aunque a veces se me hace engorroso comprender a qué se refiere, siempre capto lo importante: no te des por vencido. —Lo intentaré—por más que me haya levantado el ánimo, no quiero ilusionarla, ya bastantes problemas hay con la demanda. —Solo eso quería escuchar —me propinó con su dulce sonrisa. Este es mi fin—esta vez tengo un buen presentimiento—puso las manos en la cintura, misteriosamente orgullosa. Intercambia miradas conmigo y Beatriz—“Dolce Metà” —nos susurra. Ese par de palabras haría voltear a cualquier chica, igual que harían al ver pasar a Jack. El restaurante Dolce Metà es uno de los más famosos restaurantes del continente. Famoso por unir parejas. El lugar desborda romanticismo en cada comida que prepara. “entras con tu pareja…sales con tu prometido” —el restaurante más romántico del mundo y ¡conseguí una reservación! —agitando las manos, la alegría desbordaba de su ser. Conseguir una reservación en ese restaurante es como ser escogida para ir a la Luna, o ganarse la lotería más jugosa, cosas que solo le pasan a algunas personas: los elegidos. Las 3 nos abrazamos y saltamos, compartiendo la emoción, por poco y lloramos. Un par de compañeros se asomaron al escucharnos. Tratamos de calmarnos, disimulando tranquilidad. Todos saben que si consigues una reservación en ese restaurante debes de mantenerlo en secreto, porque es algo que cualquiera querría y harían lo que fuera para conseguirlo—y eso no es todo—por la sonrisa que puso supuse que había algo más, claro que no tan buena como la reservación, nada se compara con la reservación—Amelia…—de repente fija su mirada en mí, me toma de las manos haciendo un sándwich junto con las suyas. Se queda así por unos segundos, unos largos segundos de silencio. Me quería torturar con la noticia, lo sé. Pero se lo permito luego del aliento que me dio—quiero…— ¿…ser la madrina en tu boda?, ¿…ser la madrina de tus hijos? Por alguna razón la palabra “madrina” invadió mi mente. Aunque mi primera opción como madrina sería Beatriz, Susana e Isabela serían mi segunda y tercera opción. Con ellas la organización de mi boda sería perfecta—que uses la reservación—mis hijos las amarían por ser tan buenas madrinas, serían como sus segundas madres. Y con su ayuda podré controlar a Jack Junior, el travieso de la casa. Tantas alucinaciones no me dejaron prestar atención a lo que quería Susana. Veo como ella y Beatriz me miran, ni pestañeaban, solo me miraban. ¡Mierda! ¿Qué dijo Susana? —¿Tú quieres qué? —le pregunto tranquila, fingiendo haber escuchado pero queriendo que me lo aclare. Bajo un poco la cabeza, acompañando mis dudas. Ellas se miran y sonríen. Esos es

74

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


algo bueno, ni cuenta se dieron que no prestaba atención. —Quiero que uses la reservación y tengas una cita con Jack—me quedo con la boca abierta. ¿Escuché bien?, ¿acaba de decir lo que creo que acaba de decir?, ¿en vez de echarle azúcar a mi té le puse droga? Aunque me sorprendería al principio que aquí estén contrabandeando con drogas, luego lo entendería, uno hace lo que sea para sobrevivir… ¡aguanta tu coche! —¡¿Quieres que use tu reservación y que vaya al restaurante más famoso del continente a tener una cita con Jack?! ¡¿Hablas en serio?! —y así es como apareció…el día perfecto que he estado esperando.

Y ese día perfecto es hoy…

Por la emoción me fue imposible dormir, pero como debía de tener fuerzas para este perfecto día use “Dormitón” si no logras dormir aún teniendo un buen colchón, toma Dormitón y despertarás a la perfección. Estoy de tan buen humor que hasta esa tonta rima me da risa.

Ya lo tengo todo calculado. No dormí en días para adelantar todo el papeleo que pude y que debo de entregarles a los abogados para conseguir salir al mediodía. Le hice firmar a mi jefe para que luego no se arrepintiera o simplemente fingiera no recordarlo—no fuera la primera vez que lo hace. Gracias a la buena amistad que tengo con Franzua, uno de los mejores estilistas de la ciudad, y al gran chisme de que comeré en Dolce Metà, conseguí que me atendiera al salir del trabajo y me volviera hermosa. Llevé mi auto al mecánico para que le hiciera una completa revisión para que luego no haya algunas “piedras” que nos haga llegar tarde a la reservación. Me aseguré de cubrirlo todo, porque sé que este es mi camino, y habrá muchas piedras que lo demostrarán. También tengo cubierta la “neutralidad” de Jack—una forma elegante para decir “su completo desinterés en esto”. No me sorprendería si mientras cenamos llame a nuestros amigos para que se nos unan—por suerte el restaurante tiene restricciones respecto a eso. Pero no puedo subestimarlo, hasta puede que no tenga ni idea de que lo invité a una cita y no a una “salida de amigos”. Hoy saldré con mi perfecto y menso mejor amigo.

—Pasa, Jack, la puerta está abierta—grito desde la habitación apenas suena el timbre. Sabía

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

75


que era él. Es el único que se quedaría presionando el timbre hasta escuchar una respuesta. Algo que también había cubierto era darle instrucciones el día anterior, ya sea a la hora de recogerme, o qué vestir, detalles para que esta cita se diferencie a nuestras salidas. Me he vuelto algo perfeccionista con respecto a esto.

Me miro al espejo y sonrío satisfecha. Mi sedoso cabello, mi limpio maquillaje, mi hermoso y muy caro vestido, mis dolorosos y más caros zapatos, no estaba para nada mal, ¡qué diablos! ¡Estaba perfecta! Salgo de la habitación y me aproximo a la sala donde mi exqui-mejor amigo me esperaba. Terminé más impresionada al verlo de traje, todo estaba en su lugar, con sus músculos apretados por el saco, ¡y ese cabello! ¡Más sedoso que el mío! Primer round perdido.

Mi auto parecía nuevo. ¡Ese mecánico es el mejor! Hasta creo que quedó mejor que cuando lo compré. ¡Nuestro futuro aguarda!

Y aquí estamos, eran las ocho en punto y el atento mesero nos llevaba a nuestra mesa.

—Este lugar es precioso, ¿no lo crees? —le comento, observando cada fino detalle del lugar. Lucía mucho mejor que en las fotos. Y el ambiente, me hacía sentir que flotaba. —Tienes razón—dijo con el mismo asombro, con el mismo gesto embobado que había puesto apenas entramos. Fija sus ojos en mi— ¿cómo lograste conseguir una reservación aquí? —me había asegurado de no decirle el nombre del restaurante al que iríamos para sorprenderlo…y para que no sospechara. Pero hasta él conocía este lugar. Conocía la leyenda. —La reservación era de Susana, ¿mi compañera de trabajo? Y lamentablemente dijo que le sería imposible usarlo así que me lo pasó—técnicamente no es una mentira. Cuando nos casemos le contaré la verdad. Asintió con la cabeza, le pareció lógico. Cualquier otra persona sospecharía al instante, pero Jack no.

¡Sí quiero! —se escucha desde una mesa lejana. ¡Una pareja acaba de comprometerse! Este restaurante ha hecho efecto en ellos. Todos los demás aplaudimos en celebración. Un mesero se aproxima a tomarles una foto de recuerdo.

76

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Trago saliva tratando de contener la emoción. Esa es la señal. Hora de confesarle mis sentimientos.

—Le daré un momento para que decidan—dice el mesero, apareciendo de la nada. Tomándome tan desprevenida que un inevitable hipo apareció en mí. Bebo un poco de agua. El hipo no desaparece, por el contrario, se hace más ruidoso. —¿Estás bien? —me mira Jack, preocupado por los saltos que daba a causa del hipo. ¡Mierda! Los demás están empezando a vernos. —¡Debo hacer pis! —por los nervios es lo primero que se me salió y… ¡esto no va bien!

Me refresco la cara y expulso un profundo suspiro. Estoy en este hermoso restaurante y aún así las cosas no se dan como lo tenía planeado. Todos los demás tienen su perfecta cita mientras que yo me encuentro aquí sola. Luego de haber usado la palabra “pis” y con un terrible hipo que me hace saltar como canguro. No puedes rendirte. Vuelvo a suspirar. Con mis manos apoyadas en el lavabo, levanto la cara y me miro al espejo. Cada piedra que te encuentres es una señal de que vas por buen camino.

—¡Es cierto!—me enderezo, mirando mi reflejo—este tropiezo no es un lamento. ES UNA SEÑAL—me fijo en el estado de mi maquillaje: todo en orden— ¡es hora de limpiar tus mocos!

Salgo del baño a paso firme. Localizo mi objetivo. Avanzo hacia él sin tropezar, chocar o golpearme con alguien, podría haber participado en “Matrix”. Me acomodo en mi silla y le sonrió a Jack. Él me devuelve la sonrisa. Saco la palabra “pis” de mi sistema—metafóricamente. Agarro el mantel para colocarlo en mis piernas. Se me cae. ¿A esto le llaman piedra? Necesitarán más que esto para hacerme caer.

—Aquí tienes—dice el joven sentado en la mesa de al lado, con el mantel en la mano. Me paralizo. No. No puede ser él. Solo alguien que se le parece. No es él. Es imposible que sea él—Amelí.

Esto no está pasando. Encontrarme con él aquí.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

77


—¿M-Max? —pronuncio con el poco aire que me quedaba. No podía hablar. Él me sonríe. Confirmado. Es Max.

El mesero se aparece.

—¿Algo que se les apetezca? —Yo quiero el platillo especial—responde Jack, apenas los oigo—y Amelia quiere…Amelia, ¿tú qué quieres?

¿Qué quiero? Quisiera que el tenedor no hubiera fallado.

Valerie Bore

78

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

79


80

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


POESÍA LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

81


Tiempo eterno Que se pare el tiempo. Con él, la luz, el aire, el agua. Que se pare la vida: Deje bailar los espíritus del alma Tiempo de los besos, Lejos quedaste: perdido, En el vacío de los abrazos, Ya varados en el olvido.

82

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Sólo queda el papel, Reflejo de su imagen, Espejismos de la noche, Donde sólo un cuerpo yace. Una risa ya es silencio, La palabra omitida, Los objetos desgastados, Perdidos en las esquinas. Que se pare el tiempo. No llegue la luz del alba. Que se pare la vida: Deje bailar… los espíritus del alma.

José Ramón Peces

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

83


84

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


NOVELAS LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

85


Panteras Sally Night Mare Autora:

Lena Valenti

Editorial:

Plaza y Janes

tro cada vez que en mis manos cae un libro de Lena Valenti, eso ha sido Panteras

18,90 euros

para mi, una novela histórica escrita en la

IBSN: 978-84-0134-232-5

época georgiana en la que cuatro mujeres

Precio:

hacen de sus vidas y su historia una banSipnosis: ¿Que le queda a una mujer cuan-

dera luchando contra una época en la que

do la acusas por un delito que no ha come-

los hombres son los dominantes y las mu-

tido? ¿En que puede apoyarse una dama

jeres son simple decoración para que ellos

cuando los hombros que debían consolarla

las exhiban.

desaparecen? ¿Como recompone una joven enamorada su corazón hecho añicos?

Aunque en esta historia hay cuatro

Muchos pensareis que esa pobre desgra-

heroínas, de las cuales espero saber mucho

ciada que vivió en la época georgiana, pi-

más, una, solo una es la protagonista indis-

soteada por los hombres, no tuvo un buen

cutible de esta novela Katherine una joven

final. Pero de haber sido así, no os podría

polémica a la que la lectura le apasiona y la

contar esta historia, ni jamas conoceríais a

cual siempre ha estado protegida bajo el ala

las esplendidas mujeres que ocupan estas

protectora de su padre y del amor de su vida

paginas, ni sabríais del club clandestino que

hasta que un buen día todo eso cambia...

se fundo en pleno corazón de Inglaterra, desafiando a todo y a todos.

Y hasta hay llego jajaja, si no despues me acusaran de hacer spoilers y eso no lo

Una historia de amor jamas contada

queremos, no puedo más que admitir la

llena de erotismo, aventuras y emociones a

sorpresa que ha sido para mi que Lena Val-

flor de piel. Un desafió en toda regla. Quien

enti haya cambiado su registro totalmente y

este libre de culpa, que tire la primera pie-

para bien, el hecho de que haya escrito una

dra. Uníos a las panteras.

novela histórica ya es suficiente sorpresa y que a demás este bien documentada pufff,

***

todos sabemos que no siempre las novelas de época están documentadas como debe-

Una sorpresa tras otra, esa es la úni-

rían y hay lo dejo que me cabreo.

ca manera de describir lo que me encuen-

86

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Voy a ser sincera y deciros que en

tero de Panteras ha sido una alegría para

un principio me costo un poco adaptarme a

mis sentidos haciéndome desconectar y sin-

leer algo así pero como siempre Lena ha su-

tiéndome identificada con una de las heroí-

perado mis expectativas y he quedado muy

nas, no voy a decir cual es jajajaja.

satisfecha con el resultado el argumento de la novela es bueno y engancha aparte de

En fin, sintiéndolo mucho me tengo

que estoy segura que más de una lectora se

que despedir, no sin antes deciros que si no

sentirá identificada con alguna de las heroí-

habéis leído Panteras de Lena Valenti, no se

nas de la historia de una manera o de otra.

a que estáis esperando para hacerlo y si por el contrario ya la habéis tenido en vuestras

Si que hay portadas de Lena que me han gustado mas pero en si el conjunto en-

manos estoy seguridad de que la habréis disfrutado tanto a más que yo.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

87


Prohibida Sally Night Mare Loki, el temible dios oscuro, quiere conseguir a cualquier precio. Su existencia atenta contra la vida de todos los seres de los nueve mundos y se ve inmersa en una trepidante carrera hacia el final de los tiempos, rodeada de seres mitológicos y atrapada en una guerra donde ella es el objetivo principal. Ambición, traición, superación, dolor, pasión y humor en una explosiva mezcla de acción y sentimientos muy humanos. *** Autora:

Leila Milá

Editorial:

Tengo que decir que no me ha sor-

Enxebrebooks

14,50 euros

prendido este libro en lo que se refiere a que

IBSN: 978-84-1578-257-5

me iba a gustar, un libro más que he devo-

Precio:

rado sin pararme a pensar que hay cosas Sipnosis: ¿Que ocurriría si descubres que

que hacer.

tu vida esta ligada a dioses mitológicos y al La escritora Leila Milá, tiene un talen-

fin del mundo conocido?

to innato para la escritura romántica adulta Arya despierta aturdida y magulla-

sobrenatural, no es lo primero que he leído

da en las cuevas del Toll. Apenas recuerda

de ella y por suerte (para mi, claro esta)

nada de lo sucedido horas antes, cuando

siempre me quedo con ganas de más. Ten-

de pronto es secuestrada y llevada ante la

go que admitir que tengo muchas cosas en

diosa Freyja. Arya esconde un secreto en

común con ella ya que igual que yo es una

su piel que Odín, el padre creador, esta dis-

devoradora de libros, lo cual le ha llevado a

puesto a proteger con su propia vida, y que

su pasión por la escritura y yo lo agradezco

88

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


pues así yo puedo disfrutar de su talento.

introducir a los dioses en su historia, si se ha tomado sus licencias, pero con racionalidad

Prohibida es la historia de Arya una muchacha guapa e inteligente que ha sabi-

y mucho respeto por su parte, algo que es de agradecer hoy en día.

do sobrevivir a todas las pruebas que la vida le ha puesto en su camino, también hay que

Los personajes secundarios en sus

destacar el fuerte carácter que tiene y su

novelas siempre son importantes, y te los

mal genio, que no es poco.

muestra tal y como lo siente cuando esta escribiendo, te hace participe de la vida de

Arya se ve inmersa en una situación

cada uno de ellos, lo cual, hace que nunca

que en un principio es muy difícil de asimilar

te quedes con las ganas de saber mas de

ya que su vida en pocas horas da un gran

ello. Precisamente una de las cosas que

cambio, pero con lo cabezona que es esta

mas rabia me da a la hora de leer un libro es

chica poco a poco va asimilando lo que le

que me enganche un personaje secundario,

sucede. He de decir que Arya me ha encan-

que me sienta identificada de alguna man-

tado pues es un personaje fuerte con el que

era con ese personaje y que para mi gran

conectas desde el principio y logra que te

pena lo que sale de este me deje con ganas

abstraigas de la realidad que te rodea du-

de más, si siempre es bueno que el escritor

rante el rato que tienes el libro en tus ma-

te deje con ganas de más sobre todo cuan-

nos, pero no puedo dejar de nombras a los

do el libro tiene una continuación pero hay

magníficos hermanos que en este libro sal-

que saber hacerlo y Leila Milá tiene ese don.

gan dos guerreros que tienen la misión de protegerla aunque para ello tengan que dar

Bueno se que no os he contado mu-

su vida, lo cual es algo que ninguno de los

cho, que os habré dejado con ganas de más

dos duda en ningún momento.

pero es que he tomado ejemplo de ella ya que deseo que no os perdáis esta novela

Leila Milá ha sabido introducir la mi-

por nada del mundo y ella me ha dejado con

tología nórdica en esta historia de una man-

ganas de más algo que sabia que me pasa-

era que la verdad me ha gustado muchísimo,

ría pues siempre me hace lo mismo jajaja.

todos sabemos que los dioses están a la orden del día ahora mismo en la literatura y

Por eso os digo que adelante, que

muchas veces cuando vemos en la sinopsis

compréis Prohibida la primera arte de Hilos

que el tema de la novela es precisamente

del destino escrita por Leila Milá con la ilus-

ese podemos dudar un poquito, pero solo un

tración de Nune Martínez editado por Enx-

poquito. Se nota a la legua que Leila Milá se

ebrebooks ya que creo que nadie que la lea

ha documentado mucho a la ora de querer

se arrepentira.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

89


90

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


CONCURSOS LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

91


junto a la revista

Letras Enlazadas convocan el

1. Concurso Literario de serie Z er

92

LETRAS ENLAZADAS - NĂšM. 14 JUNIO 2014


BASES: 1.º Podrán concurrir a este Premio todas las personas residentes en España, mayores de edad,

siempre que los trabajos estén escritos en castellano, sean originales e inéditos y no hayan sido premiados con anterioridad. Cada persona podrá mandar dos trabajos. No se aceptarán obras que hayan sido publicadas total o parcialmente, en material o de manera virtual. Tampoco podrán participar obras premiadas en otro concurso, certamen, actividad literaria, o que estén en espera de fallo en otros certámenes, concursos, o presentadas para ser evaluadas para publicación con alguna editorial. 2.º

Las novelas deberán ser de serie Z, tendrán una extensión mínima de 70 y máxima de 150

páginas. 3.º Los trabajos deberán presentarse siguiendo estrictamente las siguientes características: A) Se recepcionarán a través de un correo electrónico dirigido a: ediciones.ortiz@gmail.com B) El correo habrá de hacer referencia en el ASUNTO a I Concurso de serie Z + Título de la obra (el que proceda). En dicho correo se adjuntarán dos archivos: a) La obra que concursa: . El archivo de la obra deberá estar en .doc o .pdf. Deberán estar mecanografiados en tamaño DIN A4, en letra Times New Roman de 12 puntos, con interlineado de espacio 1, 5. b) Datos de la persona concursante: Este archivo deberá contener los datos de la persona concursante: nombre, apellidos, D.N.I., domicilio, teléfonos, correo electrónico y la aceptación de las condiciones del concurso. También deberá contener la declaración de que la obra es en todo inédita y que fue escrita en su totalidad por el/la autor/a. 4.º No se aceptarán trabajos que no respondan a las características establecidas en los puntos

anteriores. 5.º

El plazo de presentación de los trabajos se extenderá desde el 1 de diciembre hasta el 30

de junio. No se admitirán los trabajos recibidos una vez cerrado el plazo de admisión. 6.º

El jurado estará formado por tres personas de Ediciones Ortíz.

7.º No 8.º

se dará ninguna información anterior a la fecha de publicación de los resultados.

El fallo del Jurado se hará público en la celebración del primer aniversario de Ediciones

Ortiz el 30 de agosto de 2014, el 1 de septiembre saldrán los resultados también en la revista letras enlazadas. 9.º

Todos los trabajos recibidos que no sean premiados serán destruidos.

10.º

El premio puede quedar desierto.

PREMIOS: * El ganador recibirá un diploma, entrevista en la revista Letras enlazadas, ver su novela publicada bajo las mismas condiciones de publicación que cualquier autor de Ediciones Ortiz. Ediciones Ortiz se reservara todos los derechos para esta edición así como los derechos de autoría de los relatos publicados.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

93


I Certamen Nacional de Relatos

Santiago

Patrocinado por:

94

LETRAS ENLAZADAS - NĂšM. 14 JUNIO 2014

Rusinyol


I Certamen Nacional de Relatos

Santiago Rusinyol —o—

BASES:

Podrán participar todos los mayores de 13 años, de cualquier lugar de la península española

Se presentará un único relato

La temática será UN ANIVERSARIO y el género libre

Mínimo una hoja y máximo cinco hojas escritas con letra Times New Roman 12 con interlineado 1,5 en Word

Puede ir escrita en lengua valenciana o lengua castellana

La obra debe ser inédita y no haber sido presentada ni galardonada en otros concursos.

Los originales no se devolverán; serán publicados en E-TARDIS BOOK y los beneficios de la publicación irán destinados al tratamiento de ÁLEX LÓPEZ que sufre la enfermedad de STURGE –WEBER (más información en la página http://todosconalexsturge.wix. com/todosconalex)

La decisión del jurado será inapelable. Dicho jurado se dará a conocer en la entrega de premios

Las obras se presentarán con el título únicamente. En un folio a parte constarán los siguientes datos: título de la obra, autor, dirección y teléfono de contacto

Plazo máximo de entrega hasta el 31 de agosto de 2014

Enviar a: infantiles@fallasantiagorusinyol.es

La entrega de premios se realizará en la semana cultural de octubre. Ya se os avisará mediante invitación para que confirméis vuestra asistencia

Habrán dos premios consistentes en un lote de libros cortesía de EDICIONES ORTIZ y el primer premio serán 100 EUROS en metálico

El relato ganador será publicado en nuestro llibret en lengua valenciana. (Si el original está en castellano se traducirá) LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

95


junto a la revista

Letras Enlazadas convocan el

1. Concurso Literario de Temática Erótica er

96

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Ganadora:

Leil a Mil à Castell con

Misión A Finalistas:

1.ª Gloria

García Martín con

Cada cosa en su lugar 2.ª Noa

Pascual

con

Pasión desmedida 3.ª Emma

con

Gigán

Atracción y Sospechas LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

97


98

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


PUBLICACIONES DE NUESTROS COLABORADORES LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

99


Leila Milà Las Caras de la Luna Yuna conoce por casualidad a Jasper, un lobo que acabará por salvarla del ataque de un demonio. — “Te asusto” “Me acabas de ver darme de hostias con un demonio y voy a tener miedo de un lobo. ¡Por favor!” — Desde entonces, la vida de Yuna no volverá a ser la misma. Todo su mundo se verá trastocado, hasta que descubre que ella misma oculta un gran y oscuro secreto — “Yuna… necesito saber una cosa ¿Qué van a encontrar cuando analicen tu sangre?” — Humanos contra lobos, en una batalla con un sólo propósito: Yuna la elegida de la Diosa Luna. Traicionada, sola, y perdida, sólo podrá confiar en sus instintos y en Jasper para protegerla y curarla de sus propias heridas. Pasión, sexo, amor, intriga, ación y sentimientos a flor de piel en una historia tierna y humana. “Te deseo Jasper, te deseo como jamás he deseado nada, ardo sólo por ti...“ Embárcate en esta aventura. Una saga apasionante dónde conocerás y vivirás las historias de sus protagonistas al límite.

El Lamento del Lobo Terence ya no esperaba nada de la vida, cada día más práctico y dolido se va alejando más de la luz. Sumido en sus propios fantasmas, descubrirá que cuando está a punto

100

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


de tirar la toalla la vida le presenta una nueva oportunidad, Ione. Con ella todo su rencor parece desvanecerse y todo lo que él es, lo impulsa a protegerla de un modo irracional, por lo que tendrá que luchar contra su propia verdad si quiere poder volver a ser el mismo y ayudar así a la que parece ser su pareja real que lo ha estado esperado toda su vida. Pero ambos tienen demasiadas heridas que cerrar y problemas del pasado persiguiéndolos, además de los Descendientes que se vuelven cada vez más agresivos y atrevidos con un objetivo clave, ella. No será nada fácil confiar el uno en el otro. Los dos sufrirán y lucharán contra sus propios miedos para tratar de consolidar lo suyo mientras los Del Fuego estrechan el lazo provocando que la guerra entre Lobos y Humanos parezca inevitable.

Fuego contra fuego Keithling odia a los Ojeadores. No soporta su mundo y por ello cuando es señalada desea morir. Cuando eres marcado no hay vuelta atrás y Keithling deberá aprender cuál es su lugar. Lo que no entiende es porqué nadie quiere que Mirea se acerque a ella. Dos seres que son mucho más de lo que parecen y que están condenados a destruirse mutuamente a menos que luchen contra el pasado que los marcó. ¿Será suficiente su amor para salvarse? ¿O todo arderá bajo sus pies...?

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

101


El Compendio de Luna Detrás del velo de la noche, entre brumas y haces lunares se esconden mundos de ensueño donde las hadas tejen sus historias en lo más profundo de los bosques. Se dice, que una de ellas partió una noche estrellada en busca de las más bellas palabras jamás narradas para impresionar a sus hermanas. Se alejo dejando atrás su hogar recopilando los relatos que hacían latir el pulso del universo hasta que un día, cuando hubo llenado su preciado libro ella misma quedo presa de su embrujo en su interior. Y según cuenta la leyenda, es en las noches de luna llena que su voz se vuelve a oír relatando esas aventuras que yacen sumergidas en su libro mágico: Historias de amor, pasión, erotismo, terror y pensamientos que hacen suspirar... Déjate seducir por su influjo y adéntrate en el jardín del hada de los cuentos que susurrará las aventuras de sus páginas.

102

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Dama N. Prayton Crónicas de la Nueva Hispania I Sentencia de Amor Un día cualquiera, un día corriente, pero una noticia que lo cambiará todo. España se despierta con un nuevo Gobierno y un nuevo nombre: “La Nueva Hispania”. Los nuevos gobernantes lo controlan todo, poseen tecnología de última generación y un ejército de cíborgs, también denominados protoners. Las leyes son tan opresivas que muchos mueren por desobedecerlas. Pero no todo está perdido, hay varios grupos de patrulleros defensores de la libertad. Ella es una chica que escapa de un cautiverio atroz, para caer en otro donde su vida depende de una respuesta a una única pregunta. “¿Quién eres?” Pero ella no pude responder, no puede desvelar la verdad aunque su vida dependa de ello. Leo es un miembro fuerte y decidido de la resistencia, un patrullero experimentado, que tendrá que luchar contra unos sentimientos demasiado poderosos. ¿Conseguirá que la prisionera hable? ¿Conseguirá descubrir por qué siente que su corazón sangra ante la posibilidad de matarla? ¿Conseguirá descubrir su secreto? BIENVENIDOS A UNA NUEVA ERA... Un libro de ciencia Ficción para jóvenes y adultos, donde el amor se entrelaza con una ambientación futurista, y unos personajes llenos de carisma y personalidad.

Venta en: Amazon LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

103


Encarni Arcoya Un profesor como regalo de Navidad Abby lleva casi dos años enamorada de su profesor de universidad pero no se atreve a confesarse. Tras una interrupción poco afortunada en clase, tiene que ir al despacho de éste para descubrir que, afortunadamente, los sentimientos que ella tiene no son unilaterales. Gideon Richard es profesor universitario y solo espera que una de sus alumnas termine la carrera para meterla en su cama y hacerla suya. Después de hacerle pasar un mal rato en clase la cita en su despacho para reconfortarla. El problema es que no puede controlar los deseos de su cuerpo por ella.

http://encarniarcoya.com

104

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


R. Soto La hermandad de la llama negra A finales del siglo XVIII un ser demoníaco acecha en los bosques de Swinley sembrando el terror entre los habitantes de Paignton. El conde Duncan Veremoth III pedira ayuda a Sir Charles Applewhite y a los mejores tiradores de toda Inglaterra para acabar con la bestía, sin sospechar que una hermandad secreta conspira entre las sombras.

ISBN: 978—84—9039—808—1 Género: misterio, terror, aventuras Fecha de publicación: 30 de octubre de 2013 Formato y encuadernación: 12x19 — tapa blanda Número de páginas: 228 Editorial: United p.c.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

105


David López Alma en sumisión “La novela erótica que te adentrará en el mundo FEMDOM y te dejará con ganas de más”.

A la venta en librerías, Amazon, Casa del libro y El Corte Inglés.

Filippo, amor reencarnado ¿Te imaginas ser castigado a vivir tres vidas diferentes en tres épocas distintas? Alguno podría pensar que más que un castigo sería todo un regalo viajar a años tan dispares en la historia como al 800, a los años 20... Filippo se va a ver expuesto a varias situaciones, ¿aprenderá en su camino las lecciones que le puedan permitir seguir con su vida en donde la dejó?

ISBN: 9788494189548 Fecha de publicación: diciembre 2013

106

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


¿Qué prefieres, verme desnuda o tamarnos un café? Novela corta, autorelato, basado en hechos reales vividos por el autor. Tiempos actuales, descritos en este libro, en el que se puede sentir identificado cualquier lector. Refleja la historia vivida por una persona que casi lo ha perdido todo a consecuencia de la crisis global, aferrándose a las cosas que le quedan, conociendo al popular político Sánchez Gordillo e incluso topándose con una mujer muy interesante.

ISBN: 9781300676218 Fecha de publicación: enero 203

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

107


Ailin Skye Antologia de Cuentos Erase una vez, Vol. 1 CAPERUCITA ROJA Katia se ve obligada a ir al bar “La Casa de la Abuela” para surtir un pedido del arrogante e irresistible dueño, por el que todas las ciudadanas de Nunca Jamás babean, todas excepto ella, sin embargo encontrarse a solas en su territorio la hacen sentir la presa del Lobo Feroz. Para Logan han pasado trece largos y horrorosos años cantando a la luna llena, esperando a que su compañera la dulce Caperucita Roja. ¿Será capaz de hacerla caer en la más deliciosa de las rendiciones en una noche donde los cantos y celo nocturnos pueden desatar las mas candentes pasiones?

BLANCANIEVES Huyendo de nuevo de su madrastra Blancanieves hace caso a la recomendación de su amiga y decide internarse en el Bosque Encantado hasta llegar a la Mina abandonada de los Siete Enanos. Su sorpresa será encontrar una mansión y en ella a un jardinero sensual que está dispuesto a cuidar de ella de diversas y deliciosas formas. Los siete enanos por fin encuentran la visita de una mujer inesperada, sintiendo la necesidad de hacerla su compañera la introducirán en un mundo de placer, seducción y sensualidad sin fin hasta que ella pueda aceptar a los siete como una unidad total.

108

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


PINOCHO Estrella el Hada Azul, después de abandonar su cargo al enterarse que el primer deseo que cumplió no salió como esperaba, cansada de tratar de enmendar el daño buscando a quién perjudicó decide dejar su puesto y vivir entre los humanos. Todo en su vida va bien hasta que recibe una invitación y ahí conoce al único hombre que inflama su pasión desde el primer vistazo. El antaño muñeco de madera ahora convertido en un adonis y en el hombre más amargado y vengativo, busca con desesperación a la mujer que le destrozó la vida, preparando la más decadente y sensual de las venganzas.

Formato: Versión Kindle Tamaño del archivo: 243 KB Longitud de impresión: 122 Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l. Idioma: Español ASIN: B00H0F9VA8

www.amazon.es/Erase—una—Vol—Antologia—Cuentos—ebook/dp/B00H0F9VA8/ref=pd_ecc_rvi_2

Tapa blanda: 122 páginas Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform; Edición: 1 (7 de diciembre de 2013) Colección: Erase una vez Idioma: Español ISBN—10: 1494324474 ISBN—13: 978—1494324476

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

109


Caroline March Caroline March se licenció en Derecho, trabajó un tiempo en la empresa pública, y en la actualidad dirige el Departamento Jurídico de una asesoría, dedicándose principalmente al Derecho Laboral y de Familia. Se define como “contadora de historias”, ya que desde la primera vez que tuvo un libro entre las manos, deseó poder expresar los sentimientos con palabras. Enfrentó el reto con su primera novela, publicada en enero de 2014, Búscame en tus sueños, que en el año 2013 resultó primera finalista por fallo unánime del jurado del premio Vergara—Rincón de la Novela Romántica. Su segunda novela, Mi alma gemela (Mo Anam Cara) resultó ganadora del Certamen HQÑ 2014, y será publicada el 10 de abril de este año. Vive en Logroño con su marido y sus dos hijos.

110

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Búscame en tus sueños Ginebra Freire es una mujer que ha luchado mucho para conseguir todo lo que tiene, el trabajo que siempre deseó, un marido al que adora y está a punto de ser madre. Pero un día cualquiera, sin que ella pueda preverlo ni hacer nada al respecto, todo eso cambia y lo pierde todo, su trabajo, su marido, su hija y casi su vida. Guiada por extrañas visiones y sueños que ella se niega a reconocer que existen, acepta la proposición de su hermana de instalarse con ella en Edimburgo, con el firme propósito de empezar de nuevo. Y ciertamente lo consigue… aunque no de la forma en que

ella

se

esperaba.

Un

trágico accidente hace que de improviso despierte en el año 1744, en uno de los prostíbulos más conocidos de la capital escocesa, sin que ella sepa qué ha sucedido realmente. Y los fantasmas, las imágenes que antes la acosaban en sueños se convierten en realidad. Pero los fantasmas no existen ¿o sí? Sí existen, en la figura de un coronel inglés, de una mujer francesa y de un misterioso guerrero escocés que se le aparecen en sueños instándola

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

111


a descubrir qué ha sucedido con su vida y averiguar quién es ella realmente. Completamente perdida y desconcertada en una época primitiva y llena de peligros, contará con la ayuda de varios personajes, que con mucha paciencia y humor, la ayudarán a sobrevivir en un ambiente hostil y belicoso del que apenas conoce nada, sorprendiéndola por su sincera capacidad para luchar por quienes aman con una determinación que ella desconocía que existiera. Y por fin encuentra lo que realmente buscaba. Aunque ¿será capaz de mantenerlo cuando los fantasmas reclamen lo que siempre fue suyo? Ginebra tendrá que luchar como nunca lo había hecho antes y enfrentarse a lo que más ha temido siempre, a perderlo todo de nuevo. ¿Lo conseguirá?

112

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Mi alma gemela (mo anam cara) Alicia tiene una vida cómoda. Demasiado cómoda, pero tampoco tiene tiempo de pensar demasiado en ello...hasta que un día aciago, en un repentino e inesperado accidente fallece su mejor amiga, dejándole como recuerdo un misterioso regalo: una promesa que debió cumplir cuando ambas tenían dieciocho años. Deberá partir rumbo a Irlanda para encontrar lo que había perdido. Pero ¿había perdido algo realmente Alicia? Su amiga sintió que debía salvarla, pero ella no desea ser salvada, eso supondría enfrentarse a la realidad de su vida... Por los avatares del destino, finalmente acaba en un pequeño pueblo de las Highlands escocesas, junto al Loch Ness, trabajando de camarera en un pub, en el que tras varios encuentros y desencuentros con los dueños del local y la ayuda de la curiosa y divertida familia que conforma la pequeña población, Alicia descubrirá que su vida tal y como existía ya apenas tiene sentido Y por fin encuentra lo que había perdido. A ella misma y su capacidad de amar más allá de los convencionalismos establecidos por la sociedad. ¿Será capaz de mantener lo que ha conseguido cuando la realidad de su vida la golpee de nuevo? Porque el destino puede hacer, que en solo un instante, tu vida cambie para siempre. Y quizás, solo quizás, necesitaba volver la vista atrás y recordar...

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

113


Asia Lafant Habitación 217 Para Leire cualquier día de trabajo significaba superar los retos de una jefa que la odia. Pero nunca hubiese pensado que el hotel sería el lugar en que iba a conocer a un hombre tan perfecto, por el cual incluso pondrá en peligro su trabajo. Acosada por unas pesadillas tan reales que la dejan trastornada, Leire no entiende por qué la gente que ve en sus sueños se suicida. Hasta que un día todo parece desmoronarse a su alrededor cuando la protagonista de una de sus pesadillas aparece muerta en el hotel en el que trabaja y la vida así como la conocía empieza a tener otros significados. ¿Por qué la gente le habla antes de morir? Suspense, amor, y un final inesperado en una novela diferente a todo lo que has leído.

HaiSnown Erótico Amazon ebook: http://www.amazon.es/Habitación-217-Asia-lafant1397802964&sr=1-1&keywords=habitacion+217 Versión papel: https://www.createspace.com/4762299 Facebook: https://www.facebook.com/pages/Habitación-217/460791107385672#

114

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

115


Oscura Forastera Lady Amy Heaven llevaba días siendo atacado, sitiado por enemigos que querían conquistar el castillo. Lord John de Lindsay defendía a muerte la entrada al castillo, hasta que varios hombres acabaron con su vida. Los que se creían vencedores, empezaron a caer uno a uno siendo atacados. Los recién llegados, eran unos quince hombres, cada uno de ellos vestía diferente, cada uno era sencillamente único. Amy podía observar desde el torreón principal, como acababan con sus atacantes. Tembló de miedo, pues aquel final sería igual para ellos. Su fuerza, su lucha y el manejo de su espada, demostraban que sabían matar, no había duda, cada golpe, cada estocada, era mortal. Todo hombre que se ponía delante de ellos, perecía. Los gritos de la batalla retumbaban por todo del castillo, los lamentos de dolor de sus hombres, le encogían el corazón. Se tapó los oídos con las manos, para intentar mitigar aquellos sonidos que la hacían temblar. Pensando en los pocos momentos que les quedaban de vida, miró hacia el cielo gris, lleno de nubes de tormenta. Era un día triste, pero para morir cualquier día podría serlo. La lucha por recuperar Heaven, cambiará su vida así como la de Alexander MacKennet, un Highlander de las tierras altas de Escocia, convertido en mercenario por el cruel destino. Ambos se enfrentaran sin saber lo que el destino tiene deparado para ellos, ya que el amor, vence todas las dificultades y ayuda a afrontar todos los riesgos.

116

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


COMENTARIOS EN AMAZON:

Esta Novela está llena de acción y pasión. Oscura Forastera hace un gran trabajo en los diálogos a si como el la trama que te va llevando mano a mano a lo largo de esta saga. Lady Amy es la heroína que todos queremos leer. Rosy Hugener (Chicago, IL USA)

Una novela llena de aventuras. Muy entretenida, que engancha desde el comienzo y que nos mantiene en vilo hasta el final. ¡Os invito a leerla y a disfrutarla! ¡La recomiendo! Francisco Angulo (Madrid, España)

FICHA TÉCNICA DE: TÍTULO: LADY AMY AUTORA: ©OSCURA FORASTERA ILUSTRACIÓN: ©VIKIE AISSWORT EDITORIAL: SHARED PEN EDITION PÁGINAS: 282 I.S.B.N: 978-1475-0301-81 DISPONIBLE EN: http://www.amazon.es/Lady-Amy-OscuraForastera/dp/1475030185/ref=sr_1_1?s= books&ie=UTF8&qid=1400876051&sr=11&keywords=LADY+AMY

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

117


Luna Cuando nacemos, no podemos evitar heredar genéticamente el parecido con nuestros padres, incluso con sus antepasados. Heredando no solo sus rasgos o personalidad, también sus rarezas, su manera de pensar y su destino. El destino de cada persona es como un libro en blanco, en el que sin querer, nosotros mismos vamos escribiendo, le vamos dando forma según pasa el tiempo. Nuestro pasado, presente y futuro, están ahí, tan solo debemos saber como descifrar sus mensajes. Mensajes que algunas veces nos llegan mediante personas que entran en nuestras vidas, para cambiarla de alguna manera. En mí vida, entró un monstruo que masacró mi cuerpo destrozando mi alma. Fue entonces cuando la herencia de mis antepasados me mostró, algo que yo siempre quería ignorar, podía ver a la Dama Negra. Algunos lo considerarían un don, para mí era una maldición. Ver a la Muerte cambió mí destino. Éste me llevo a otro país, encontrando en él lo que me había negado para siempre, el tortuoso Amor. Se cruzó en mí vida un amor tan especial e intenso y, a la vez tan doloroso y disímil, que ni la misma Muerte pudo acabar con él, pues se convirtió en un Amor Eterno.

118

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


FICHA TÉNICA DE: TÍTULO: LUNA AUTORA: ©OSCURA FORASTERA ILUSTRACIÓN: ©VIKIE AISSWORT EDITORIA: SHARED PEN EDITION PÁGINAS: 209 I.S.B.N: 978- 8143-9444-25 DISPONIBLE EN: http://www.amazon.es/Luna-Oscura-Forastera/dp/1483944425/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=14 00876280&sr=1-1&keywords=LUNA

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

119


FICHA TÉNICA DE: TÍTULO: VLADIMIR AUTORA: ©OSCURA FORASTERA ILUSTRACIÓN: ©VIKIE AISSWORT EDITORIAL: SHARED PEN EDITION PÁGINAS: 239 I.S.B.N: 978- 1483- 9443-64 DISPONIBLE EN: http://www.amazon.es/Vladimir-Oscura-Forastera/dp/1483944360/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid =1400876480&sr=1-1&keywords=VLADIMIR

120

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Vladimir La vida transcurría lenta, aburrida. La eternidad lo alargaba todo, incluso la soledad. Pero no puede evitar al destino cumplir su parte. Es como si todo lo que debemos vivir estuviese escrito en algún diabólico libro. Un libro escrito al azar, por la mano del destino, dando tiempo al tiempo, para expresarse en pasado, presente o futuro. Sin discriminar a ningún ser humano o no tan humano. El destino caprichoso puso ante mí a la mujer que me pertenecía, y yo Vladimir, no pude evitar caer en las redes del amor, y creedme no me arrepiento de nada de lo que tuve que hacer para cumplir con mi legado y, después poder vivir al lado de ella, eternamente.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

121


Ficha técnica del libro. TÍTULO: Always AUTORA: Oscura Forastera. PÁGINAS; 555 I.S.B.N: 978-84-15615-54-5 EDITADO POR: Editorial Seleer. P.V,P: 22.00 € DE VENTA EN: oscuramaria.forastera@gmail.com.

122

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Always El destino, esa palabra dulce y cruel al mismo tiempo, a veces juega malas pasadas, otras veces nos deja esa sensación de pena y culpa por no haberle dado la oportunidad de cambiar nuestras vidas. Personalmente creo que el destino está escrito y qué por mucho que no nos guste no lo podemos cambiar, hay que aceptarlo hasta el final. Always es una novela en la que los protagonistas se encuentran casualmente en una chat de Internet, algo común en nuestros tiempos. Hablamos con personas muy diferentes a nosotros, con vidas complicadas. Cada persona es un mundo y en él transcurren sus vidas. Esperando coincidir con el sujeto más difícil de encontrar a nuestra medida, el amor. Aoibheal es una joven enfermera, trabaja en un hospital en urgencias. Su vida transcurre entre su casa y el trabajo; en sus ratos libres charla en un chat en Internet, en el cual se hace llamar Oscura. Gabriel es un hombre de negocios. Licenciado en Económicas. Decide volver a España, donde comienza a trabajar en una empresa dedicada a las finanzas, en poco tiempo escala puestos hasta ser uno de los mayores accionistas de la empresa y convirtiéndose en un alto ejecutivo con tan sólo 28 años. Las mujeres le habían jugado malas pasadas, sobre todo una a la cual desea olvidar. Buscando algo diferente decide entrar en un chat en Internet, con el nombre de Muerte, donde casualmente conoce a Oscura. Así comienza Always, una novela llena de inquietudes, donde los protagonistas viven de manera muy diferente el uno del otro, pero el destino les tiene deparado un encuentro. El amor entra en sus vidas casi de repente, amarrándoles sin darse cuenta en sus redes. Aoibheal y Gabriel vivirán una historia de amor casi real en nuestros tiempos. Tan profunda que ni la misma muerte logrará separles.

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

123


124

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Asociación de nuevos escritores de El Campello Relatos en libertad Antología de Anuesca, Asociación de nuevos escritores de El Campello, de 134 páginas y compuesta por 8 mujeres y 7 hombres ( 11 de España, 3 de Argentina y uno de la República Dominicana).

En verdad os digo que: Me acerqué a ofrecerle el libro a una peregrina que visitaba la Catedral de Burgos, que me compró a precio bajo. Le ojeó por encima y dijo: —Mucho me gusta, majo. Y yo le respondí, sonriendo: —Y tu a mi también.

Yo, Daniel de Cullá, participo en él. Un Beso.

PRÓLOGO La Antología RELATOS EN LIBERTAD continúa la línea inclusiva y plural del programa de edición y publicación de libros que viene encarando ANUESCA con la dirección de la escritora Harmonie Botella Chaves. Escritoras y escritores participantes muestran en esta obra las diferencias que sutilizan el oficio narrativo, a la vez que abren un abanico de poéticas diversas, enriquecedoras para lectora y lector, como sucede siempre con la diversidad de enfoque de saberes y de hacer. LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

125


Pinta tu aldea, y pintarás el mundo, dice un refrán, aunque suele atribuirse su autoría al poeta y dramaturgo William Shakespeare y también al escritor ruso León Tolstoi. Los relatos de esta Antología ponen de manifiesto la sabiduría popular de ese decir que se siente anónimo y atemporal, ya que los textos seleccionados marcan rasgos identitarios desde un lenguaje castellano que por momentos se sumerge en vocablos, construcciones, poéticas y giros de distintas regiones hispanohablantes, en la frondosidad y capas en constante dinamismo que van constituyendo las comunidades, sus tradiciones y culturas. En esa búsqueda y afianzamiento de identidades, la Antología muestra formas lingüísticas propias, la mayoría no demasiado conocidas, al menos para mí, que tengo por norte el Sur en la otra orilla del Atlántico, y sin embargo resultan fácilmente comprensibles en el devenir de lectura. Los buceos por profundidades culturales, por los rizomas que interconectan raíces, dan a conocer inclusive ¡y en buena hora que así sea! modalidades de lenguas no romances provenientes de pueblos originarios. Tal es el caso de Francisco LezcanoLezcano en su relato EL PEQUEÑO ALGEGÜELLA: “El achuteiga, el guerrero de valor, sonrió”. “Algegüela temía que el vuelo de pájaro despavorido que sentía en su pecho, delatara su intención. Padre e hijo y la solidaridad de la comunidad de nativos frente a “la invasión hombres extraños, llegados sobre el mar en un gran pájaro blanco, eran muy peligrosos, mucho más que un tibicenas.” A las características distintivas mencionadas se agrega la del detalle, la diferencia que nos marca y visibiliza, sea este relieve proveniente de investigación y género en una historia de vida excepcional, como lo es la de MARJIA SKLODOWSKA, UNA MUJER DIFERENTE, de Harmonie Botella;  el humor, realismo y picardía de MILAGRO EN EL CAMINO DE SANTIAGO, de Daniel de Culla; el juego ambivalente entre sueño/ realidad en  LA ÚLTIMA MISION  de  Vicente Palao, por no citar sino algunas de  las variadas temáticas y estructuras textuales que ofrece el libro.  Lo amatorio y testimonial vividos en territorios disímiles, subjetivos o geográficos, campean en narraciones como AZUL y MI RÍO, de Mirta del Carmen Gaziano de Bella, de Argentina,   EL SÍNDROME DEL ADIÓS, de Nicolás Mateo, de la República

126

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


Dominicana, o EL CAPITÁN ENZO PALAZIO de Remedios de Los Ángeles Climent, de El Campello. Los siempre interrogantes acerca de los misterios de la muerte y de la vida cruzan intertextualidades desde el tratamiento micro o macro, con presencia constante del claroscuro del ser humano, sus relaciones, sus máscaras. Estas temáticas se desgranan y apelan al lector en relatos como MIS OTRAS VIDAS de Manolo Condevolney; El MODELO de Miguel Ángel Garrido;  SIMPLEMENTE LA VIDA de Violeta Gambín Sevilla; VENCER AL MAR, de Manoli Lorente Lax; TAN FRÁGIL COMO UNA HORMIGA SECA, de Eva María Medina Moreno; LA ESPADA DE ZENITH de  Cristián Mínguez  o RECORDAR EL OLVIDO, de Irene Mercedes Aguirre, de Avellaneda, Bs. As., dan cuenta de episodios sociales que aún siguen siendo parte de la sombra, sin distinción de fronteras o continentes, de nuestro llamado mundo globalizado  Invito a lectoras y lectores a acompañar esta nueva apuesta a la lectura activa que realiza ANUESCA con RELATOS EN LIBERTAD, libro que cuenta con escritoras y escritores que arriesgan su palabra ficcional desde Barcelona, Madrid, El Campello, Alicante, Canarias, Murcia, Aragón o Entre Ríos, Buenos Aires y Neuquén de Argentina, República Dominicana y Piura de Perú.   Lilí Muñoz Ciudad de Neuquén, Provincia del Neuquén, Patagonia, Argentina. Delegada de ANUESCA en Patagonia

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

127


128

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


129 http://edicionesortiz.wix.com/edicionesortiz LETRAS ENLAZADAS - NĂšM. 14 JUNIO 2014


“El amor es una...” Has jugado alguna vez al parchís? ¿Alguna vez te has enamorado? La teoría de Laura es que tanto en el parchís como en el amor, se siguen las mismas reglas. Y ella es de las que siempre pierde la partida. Junto a sus seis amigas nos harán reír, llorar, descubrir el amor, desilusionarnos... Y si al final acabas pensando que EL AMOR ES UNA... ¡¡Bienvenid@ al club!! Autora: Marta F. Alarcón Editorial: Ediciones Ortiz Precio en preventa: 14 euros Donde adquirirlo: http://edicionesortiz.wix.com/edicionesortiz#!pre-venta-de-el-amor-es-una-/cnsm

130

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

131


“El secreto de Maya” En su primer día de clase Maya se percata de que hay un chico en su clasecon el que esa misma noche había soñado. Pero hay algo distinto entre Gabriel, su compañero de clase, y el desconocido de sus sueños. Pero sus problemas no se centrarán en él. Su mayor miedo resurge después de una noche de fiesta con sus amigos. Cuando persigue a una joven que cree que está malherida y se da cuenta de que en realidad está muerta, que es un espíritu y que acude a ella para que la ayude. Maya no estará receptiva y los recuerdos de su infancia volverán a perseguirla. Por eso cuando Igor, un hombre que dice conocer su secreto, le promete ayudarla a deshacerse de su Don, Maya no dudará en creer en su palabra. Se enfrascará en la búsqueda de un libro que podrá despojarla para siempre de su inusual Don. Pero a la misma vez, la joven muerta no cesará de perseguirla, instigándola para que la ayude. Por suerte, Nora, su mejor amiga no dudará en ayudarla a lo que sea poniendo también su vida en peligro.Gabriel, el compañero de clase de Maya será también un problema para ella. Aparecerá para ayudarla en los momentos más inoportunos y por su culpa Maya se verá perseguida por unos tipos muy peligrosos. Pero lo que Maya no sabe es que hay algo muy oscuro que los une y qué Gabriel no aparecerá para ayudarla por mera coincidencia. ¿Conseguirá Maya deshacerse de su don y ayudar al espíritu? ¿Igor cumplirá su palabra de ayudarla? ¿Quién es realmente Gabriel? Autora: Marta F. Alarcón Editorial: Ediciones Ortiz Precio: 15,60 euros ISBN: 978-84-941812-8-3 Donde adquirirlo: http://edicionesortiz.wix.com/edicionesortiz#!pre-ventade-esdm/c1p6a

132

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


“Canción de cuna rota” Nora es una joven alegre, divertida y muy sociable. Pero en un día de lluvia conocerá a Héctor, un hombre guapo, simpático detallista que le ofrecerá un puesto de trabajo robándole el corazón. Pero..., no siempre es oro lo que reluce. Una historia llena de erotismo, mentiras, pasión y traiciones. Autora: Asia Lafant Editorial: Ediciones Ortiz Precio: 14,60 euros ISBN: 978-84-941812-9-0 Donde adquirirlo: http:// edicionesortiz.wix.com/ edicionesortiz#!pre—venta— de—/c1t3e

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

133


Oferta: los 3 por p.v.p. 18 euros

56 euros

“La Tentación del Lobo” Saga Lobo III ¿Qué hacer cuando tu corazón pertenece al bando que desea matarte?, ¿Cederías tu vida o será superior el temor a sentir? Víctor desobedeció la orden, para él la caza no había terminado, hasta que el cazador se convirtió en presa, quedando en manos de quién podía eliminarlo. Xitsa, una bruja que odia por encima de todo a los lobos. Una asesina que no dudará en torturarlo por venganza. Sin piedad; sin sentimientos. Ya ha matado antes por lo que el lobo no significa nada; o eso creía… Descubrir la cruda realidad hará que Xitsa vea que todo lo que creía correcto no lo era. Se ha pasado la vida engañada,

atrapada en su propio veneno y lo único que le queda ahora es lo que tanto persiguió; un lobo rencoroso y orgulloso que no está dispuesto a olvidar tan fácilmente hasta que pague. Un juego peligroso en el que confiar se vuelve imprescindible, una lu-

euros

cha intensa entre corazón, obsesión y perdón.

p.v.p. 24 euros

24

La caza está servida ¿Quién saldrá vencedor de

p.v.p.

ella?. Autora: Leila Milà Editorial: Ediciones Ortiz Precio: 24 euros Donde adquirirlo: http://edicionesortiz.wix.com/ edicionesortiz#!pre—venta—de—/c1t3e

134

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


“Tú mi vida” Vol. 1 y 2 Ana no consigue  ver  el  fin  de  su  sufrimiento  y  mucho  menos al dolor que supone la muerte repentina e inesperada de su esposo en un accidente de caza,  en el cual se vio implicado un único espectador: su gran amigo Fernando; un amor extraviado en el tiempo,  pero que perdura y que la seguirá hasta el fin de sus días. Ana verá como el mundo se hunde bajos sus pies irremediablente,  dado que es incapaz de salir del estado de luto en el que se halla sumergida.  Pero tras la lectura de su testamento de su esposo,  descubrirá que éste es en verdad un hombre vil,  con una doble moral. Un hombre opuesto al que ella siempre imaginó y amó. Cuando cree que ya no hay salvación para su alma,  cuando ni siquiera la halla para su futuro,  cuando cree que el mundo no le puede dar más golpes... Su vida experimentará inexplicables afectos y emociones de manos de un insólito amante que le evolverá el latir a su ya maltrecho corazón. Un amor que la conducirá irremediablemente a una pasión tan insólita como desconocida en ella. Autora: María Vega Editorial: Ediciones Ortiz Precio: —PAX: 24 euros —Tú mi vida. Vol. 1: 14 euros —Tú mi vida. Vol. 2: 14 euros ISBN: —Tú mi vida. Vol. 1: 978—84—941812—3—8 —Tú mi vida. Vol. 2: 978—84—941812—4—5 Donde adquirirlo: http://edicionesortiz.wix.com/edicionesortiz#!pre—venta—de—/c1t3e

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

135


“Una Navidad Alternativa” Vivimos con una venda en los ojos, un mundo donde hacer algo diferente a lo socialmente estipulado esta mal visto. El libro Una Navidad Alternativa esta compuesto por cuatro relatos que hablan de una Navidad diferente, carente del consumismo habitual, nos quita la venda de los ojos dejándonos ver el mundo real, un mundo donde las compras y los regalos no son lo mas importante. Autores: ganadores y finalistas del concurso Ediciones Ortiz Editorial: Ediciones Ortiz PVP: 13 euros Edición limitada Donde adquirirlo: http://edicionesortiz.wix.com/edicionesortiz

“Descubriendo un nuevo mundo” ”Desde pequeña fue considerada una niña “rara”, pasaba inadvertida para una gran parte del mundo y así lo asumió, disfrutaba de una soledad buscada”. Su pasión era bailar, exhibirse; disfrutaba siendo el blanco de todas las miradas, sus danzas provocadoras y sensuales despertaban la incitación más carnal entre los espectadores de la Discoteca Armys, donde era la estrella nocturna. Subida al podium se sentía la reina que era. Dominar era su inclinación, la noche su delirio. La naturaleza fue generosa con ella, dotándola de un cuerpo escultural, un rostro bellísimo y su poderosa mirada que completaba con unos cabellos acordes. Era el sueño y fantasía sexual de aquel que la contemplaba y ella, consciente, lo potenciaba al máximo. No buscaba el amor, porque el perfil de su oponente no era algo que abundara en su ambiente y tampoco buscaba la típica relación convencional. Una novela llena de pasión, traiciones, envidias, celos, y realidad. Donde el componente oculto en la vida de Helaine es el BDSM. Autora: Samy S.Lynn Editorial: Ediciones Ortiz Precio: 20 euros ISBN: 978—84—941812—2—1 Donde adquirirlo: http://edicionesortiz.wix.com/edicionesortiz www.youtube.com/watch?v=dZiyLtHpOLo&hd=1

136

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


“El Pozo de los Deseos” Sonia lleva un año amargada, desde que llegó a su nuevo hogar no puede olvidar que antes tuvo una vida mejor, se lleva fatal con los pijos de su instituto y no tiene amigos allí. Se ve obligada a ir con ellos a una excursión a Galicia, y es allí donde ve la luz para poder intentar cambiar su vida. En medio del bosque gallego, se encuentra abandonado un pozo, El Pozo de los Deseos, lugar mágico que esconde más de lo que parece, pues sus “habitantes” pueden hacer que el destino de las personas sea diferente a cambio de un objeto. ¿Será capaz ÉL de cambiar la insulsa vida de Sonia? Autora: Encarni Maldonado Editorial: Ediciones Ortiz PVP: 16, 64 euros ISBN: 978—84—941812—1—4 Donde adquirirlo: http://edicionesortiz.wix.com/edicionesortiz www.youtube.com/watch?v=9gZJ8i06hS8&feature=c4—overview&list=UU998UClLh_woPq_5apLvgog

A veces soñamos despiertos, pero otras, la gran mayoría lo hacemos justo cuando nuestros ojos se cierran sobre nuestra cómplice incondicional «la almohada». “Historias desde la Almohada” es un recopilatorio de relatos cortos que te llegan al alma y el corazón. Una ventana ha los sueños del autor, un susurro de su almohada. ¿Estáis preparados y preparadas para adentraros en los sueños? Adelante. Autor: Javier García Martinez Editorial: Ediciones Ortiz PVP: 14, 60 euros ISBN: 978—84—941812—0—7 Donde adquirirlo: http://edicionesortiz.wix.com/edicionesortiz w w w. y o u t u b e . c o m / w a t c h ? v = _ 5 V l b x O f 3 g k & f e a t u r e = c 4 — overview&list=UU998UClLh_woPq_5apLvgog

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

137


138 LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014 http://www.divalentis.es


Romántica Título: TÚ, MI MEJOR ELECCIÓN Colección: Divalentis Romántica Autor: VIOLETA LAGO Tamaño: 140 x 210 mm Encuadernación: Rústica Páginas: 216 Idioma: Castellano P.V.P: 13,50 euros Precio sin IVA: 12,98 euros ISBN: 978-84-941735-3-0

¿Qué tienen en común un traductor, un agente de comercio exterior, un dentista y un motero? A Mireya, una joven alegre y volcada en su trabajo. Junto a estos cuatro hombres, Mireya pasará una intensa semana durante la cual las envidias, las nuevas amistades, las mentiras y el amor, mezclados con todo tipo de acontecimientos, marcarán cada minuto de su tiempo. Un importante contrato y una boda por todo lo alto serán el hilo conductor de esta novela, en la que nuestra protagonista tendrá que hacer la elección más difícil de su vida.

divalentis@divalentis.es

T.964 838 863

www.facebook.com/divalentis LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

139


Romántica Título: 152 ROSAS BLANCAS

Colección: Divalentis Romántica Autor: Varios autores Tamaño: 140 x 210 mm Encuadernación: Rústica Páginas: 324 Idioma: Castellano P.V.P: 15 euros Precio sin IVA: 14,42 euros ISBN: 978-84-941735-4-7 152 ROSAS BLANCAS recopila los mejores 152 relatos de la Narrativa Romántica Histórica, seleccionados entre los participantes del II Certamen Literario Divalentis. Un libro para disfrutar de historias a través del tiempo, de ambientaciones, costumbres y ropajes que hacen volar nuestra imaginación y de sentimientos a flor de piel que inflaman intensas historias de amor y definen una época. 152 ROSAS BLANCAS agrupa a nombres reconocidos de la Romántica junto a plumas noveles que demuestran, verbo a verbo, estar llamadas a ser las nuevas voces de la Romántica en castellano.

140

divalentis@divalentis.esLETRAS T.964 838 863 - NÚM. www.facebook.com/divalentis ENLAZADAS 14 JUNIO 2014


Romántica Título: ESTARÉ DONDE TÚ NO ESTÉS Colección: Divalentis Romántica Autor: JAVIER ROMERO Tamaño: 140 x 210 mm Encuadernación: Rústica Páginas: 296 Idioma: Castellano P.V.P: 15 euros Precio sin IVA: 14,42 euros ISBN: 978-84-941735-2-3

Sinopsis: Marta es una joven y prometedora diseñadora de vestidos de novia que pierde el control de su vida dos días antes de su boda. Toni es un reputado publicista cuya relación de pareja va a dar un vuelco inesperado. Entre viajes, pasarelas de moda y un sinfín de situaciones divertidas y alocadas, Marta y Toni tendrán la oportunidad de descubrir la verdad en un entorno plagado de mentiras, pero para ello deberán volver a creer que el amor es posible, incluso cuando te separa un mundo de la persona amada.

divalentis@divalentis.es

T.964 838 863

www.facebook.com/divalentis LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

141


142

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


E-Tardis Books 143 http://etardisbooks.wix.com/e-tardis-books LETRAS ENLAZADAS - NĂšM. 14 JUNIO 2014


“La manzana del deseo” Cuando el rey de Tártaros y una manzana envenenada se cruzan en el camino de Eva, su vida da un cambio de 180º. Eva se adentra en un mundo de muerte y destrucción donde el único camino para la supervivencia es la muerte. Pero en “La manzana del deseo” nada es lo que parece. Autora: Encarni Magín Editorial: E-Tardis Books Romántica, paranormal, adulta

144

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

145


“Pequeño y tentador engaño” ¿Qué estarías dispuesta a hacer por un pequeño al que consideras como tu propio hijo? Mariam lo tenía claro: presentarse ante el implacable Vicenzo Riccardi y confesarle que era la madre de un hijo que ni siquiera sabía que tuviera. Autora: S. M. Afonso Editorial: E-Tardis Books Romántica

146

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

147


“Adios Mireia” Cuando somos jóvenes y nos creemos dueños del mundo lo vivimos todo con mucha intensidad sobretodo en el amor. Por eso el primero nunca se olvida. Autora: Vanessa Gonzalez Villar Editorial: E-Tardis Books Romántica, juvenil adulta, drama

148

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

149


“La fantasía” Entrar en La Fantasía de Sara es adentrarse en un juego donde la sensualidad y el erotismo irán envolviendo el ambiente y los instintos más ocultos de nuestro propio ser junto con el de la protagonista.. Autora: Asia Lafant Editorial: E-Tardis Books Erótica

150

LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014


LETRAS ENLAZADAS - NÚM. 14 JUNIO 2014

151


ht t p : / / w w w. a m a z o n . e s / s / r e f = n b _ s b _ n o s s _ 1 ? _ _ m k _ e s _ E S = % C 3 % 8 5 M % C 3 % 8 5 % C 5 % B D % C 3 %95%C3%91&url=s e arch-alias%3D aps&f ield-ke y words=s amy%20s.lynn&spref ix=s amy+s.lynn %2C aps&rh=i%3Aaps%2C k%3As amy%20s.ly nn&s ep at fbt f=t r ue&tc=1398984583902&ajr=s ab c

152

LETRAS ENLAZADAS - NĂšM. 14 JUNIO 2014

Letras enlazadas Núm 14  

Revista dedicada a la literatura, cine, Música y mucho más.