Page 1

SI QUIERES, TE LO CUENTO

Alumnos de 1º ESO D IES Martín de Aldehuela


El diario de lidia por Sara, 1º D Esta historia trata de una chica de 15 años que provenía de una familia muy honrada y se llamaba Lidia. Siempre sacaba buenas notas,era responsable con lo que se le encargaba tanto en el instituto como cualquier otro tipo de cosa,era educada,respetuosa y guapa, era una niña ejemplar. Pero a pesar de eso no tenia muchos amigos ni era muy respetada por sus compañeros de clase porque digamos que de siempre se ha llevado ser una chica mala y estar envuelta de gente compulsiva. Un día paseando se encontró una fuente de deseos y con una moneda de 10 céntimos cogió la tiro hacia la fuente mientras decía que ojala fuese mas respetada y asi se hizo... De vuelta ha casa se encontró un grupo de niñas que solo querían llamar la atención de cualquier manera por ello cuando vieron a Lidia sola no era de esperar que le dijeran cualquier tontería solo por el echo de sentirse mas que nadie. Lidia ya se lo imaginaba entonces cogió y lo único que se le ocurrió es agachar la cabeza y seguir para adelante pero tropezó con una niña llamada Ilenia que era muy conocida porque estaba envuelta en muchos problemas y nadie tenia el valor suficiente de decirle nada. Por ello cuando Ilenia vio todo lo que ocurría fue hacia el grupo de niñas y se hizo pasar por la amiga de Lidia cosa que a ella le dejo muy sorprendida,por tanto las niñas pidieron perdón y se fueron corriendo. Las dos se presentaron y como vivían prácticamente a lado caminaron a casa, aprovecharon y empezaron a contarse un poco de ellas mismas. Por lo visto tenían mucho en común solo que la pega de Ilenia era la personalidad de Lidia y la manera de vestir,entonces ese fue el problema que por lo cual Ilenia no quería empezar una amistad con ella ni nada por el estilo y le hizo prometer a Lidia que no le chiva a decir a nadie que había tenido trato con ella. Lidia nada más llegar a casa muy disgustada cogió y se metió en el cuarto. Una y otra vez se hacia la misma pregunta “que puedo hacer para ser mirada con buenos ojos”.Entonces al día siguiente,día de colegio fue vestida y arreglada de una forma muy diferente un estilo a Ilenia , nada más entrar por la puerta fue la atención de todo el mundo,nadie se podía creer lo que estaba viendo y cuando Ilenia la vio se quedo sorprendida también ,entonces Lidia para poder conversar con ella entro en el cuarto de baño Ilenia la siguió y le pregunto que por que estaba haciendo esto y ella le contesto que solo quería cambiar de imagen y empezar de cero como si la Lidia de antes no hubiese existido para nadie. Ilenia como vio que quería cambiar de estilo ella le dijo que confiase en ella y que hiciese todo lo que ella hacia y partir de ese


día Ilenia y Lidia fueron grandes amigas cosa que a Lidia le gustaba porque iba a ser mas feliz o eso creía.. Al cabo de un mes Lidia era otra persona,los estudios le iban mal porque prácticamente le dejaron de interesar o bien se saltaba las clases, se reía de los demás cosa que no le gustaba cuando ella era como antes,vivía en un mundo de mentiras,solo le preocupaba su imagen y lo que pensaran de ella y tenia adicciones que antes no tenia. La madre de Lidia se dio cuenta de lo que estaba pasando intento hablar con ella pero Lidia se creía que se lo decía porque estaba celosa de Ilenia y que solo quería separarlas para contentarse. Ilenia le incito la idea de escaparse juntas porque todo el mundo estaba contra ellas y que las dos podían buscarse la menera de llevar una vida normal solo que independientemente. Entonces al anochecer por la madrugada las dos cogieron lo necesario y quedaron en un sitio para a partir de ese momento estar solas. Pasaron días y días y todo el mundo buscándolas y ellas siempre encondiendose y buscando refugios. Pasaron semanas y semanas y veían que todo no era tan fácil como se decía,cogieron y las dos se pusieron de acuerdo que iban a volver a casa y explicar el porque lo había echo. Al volver a casa Lidia fue y le contó toda la historia ,sus razones y como era todo antes,pero Ilenia la traiciono echándole toda la culpa a ella y que ella era la que la había incitado a todo lo que había pasado en estos meses .Lidia no se podía creer de lo que estaba ocurriendo y del espectáculo que había montado en su casa porque como es normal los padres de Ilenia y ella fueron a casa de Lidia para hablar de todo lo ocurrido. Pero a pesar de lo que dijeron Ilenia y sus padres la madre de Lidia savia muy bien lo que había pasado porque ella en su juventud tuvo una época parecida. Apartir de ese día Lidia y Ilenia no se volvieron a ver mas porque Lidia se había mudado y se fue para otra cuidad para empezar de cero otra vez,esto le sirvió para darse cuenta de que no hay cosa mas importante que la familia que son los únicos que van a estar hay para todo lo que necesites y que uno debe estar contento consigo mismo y no debe de hacer cosas por las que solo las hace para contentar a los demás y volvio la Lidia de antes con amigas y mas feliz que nunca pero aun da las gracias por todo lo ocurrido porque la echo ser una persona mas madura,fuerte y valorar mas a las personas que la rodean.

Fin


AYUDANDO A BLANCA de María, 1º D ''Yo conocí a una chica, llamada Blanca. Cuando cumplió 15 años, sus padres murieron por un accidente de coche, pero ella salio via; y desde entonces, vivía con su abuelo. Estuvo faltando a clases durante un mes y medio, pero volvió. Aunque iba retrasada en clases, se esforzó todo lo que pudo para poder aprobar y no tener que repetir curso. Pero, siempre estaba sola; leyendo algún libro o dibujando. Su abuelo decía que se tiraba el día en un rincón de su habitación, escuchando la canción que escuchaban minutos antes de tener el accidente; llorando y viendo antiguas fotos de sus padres. Un día, me harte de verla triste y melancólica. Sí, yo perdí a mi padre cuando era pequeña; y me decían que el tiempo lo curaba todo, pero esa herida se queda dentro de ti, haciéndote daño por dentro. Con el tiempo no se cura, se aprende a vivir con ello. Y eso tiene que logra Blanca, vivir y recordar. Por esto, planee algún tipo de estrategia para que se viniera a mi casa o quedaríamos en algún sitio para hablar, para consolarla y que fuera la misma de antes. Y como respuesta a mis plegarias, llegó un trabajo en pareja del instituto . Me las ingenie para ponernos juntas, hice todo lo posible para que se quedara a dormir. Poco a poco, íbamos contando historias. Poco a poco, lloremos silenciosamente al recordar las desgracias. Poco a poco, reímos al nombrar las alegrías. Blanca había vuelto a ser si misma. Recuerda a sus padres cada noche, al igual que yo al mio. Pero esta vez, sonríe y recuerda momentos felices con ellos. Jamás podrá olvidarlos, y si lo intenta, solo conseguirá que le duela aún más.'' Y esta es la historia en la que ayudé a Blanca, la que ha vuelto a sonreír, soñar, vivir... Porque es cierto que perdió a sus padres, pero ella sigue viva, y eso es motivo para ser feliz.


La competición de cometas de Ainhoa, 1º D Erase una vez una niña que se llamaba Verónica, ella tenia 12 años y vivía en Nueva York. Ella vivía con sus padrea María y José,todas las tardes cuando José llegaba de trabajar salían a dar un paseo por el CENTRA PARK,ellos allí se encontraban a gente volando cometas,otras echándole de comer a los pajaros y mas gente haciendo deporte. Cuando llegaron a su casa,mientras cenaban Verónica se le ocurrió que ella y su padre José podrían participar en un concurso de volar cometas que se celebraba el dia 20 de septiembre en su colegio al llegar de vacaciones,su padre dijo que empezarían a construir su cometa en julio para que pudieran adornarla como quisieran. A Verónica le hizo mucha ilusión y su madre decidió ayudarlos y ella feliz se fue a dormir. Al día siguiente Veronica fue a clase y se lo contó a todos sus compañeros,había gente que no participaba pero por suerte una compañera suya de clase llamada Sandra también participaba, ella le explicó las normas ya que había participado años anteriores, le dijo que había hasta premios... Llegó el verano y como Acatulfa sacó muy buenas notas decidieron sus padres llevársela de viaje a Miami. Fueron al hotel Hilton y a Verónica le encantó ese hotel,soltaron las maletas y decidieron ir a dar un paseo por las maravillosas playas de Miami. Maria y José vieron esa playa y se quedaron sorprendidos por la arena mientras que Verónica se dio un baño en esas aguas tan trasparentes. Se pasaron la tarde haciendo castillos de arena,pescando … Luego llegaron al hotel para poder ducharse y llevar a Verónica a cenar a un buen restaurante de allí. A la mañana siguiente una chica les trajo el desayuno y asín se pasaron una buena semana... Por fin llego el comienzo de la vuelta al cole y ya ella tenia su cometa lista. Llegó el primer dia y saludo a todos sus compañeros y se preguntaron que hicieron en sus vacaciones. Al día siguiente por fin era la competición y fueron todas las familias(tios,abuelos,padres...) Verónica cogió su cometa y junto a su padre en un pequeño entrenamiento antes de la competición la echo a volar,su cometa se le enganchó en un árbol y no pudo cogerla, suerte que su tio llevaba una en su coche y pudo prestársela para participar.


Empezaron a llamarla gente de ka competición y llamaron ya a Verónica y comenzaron a volar las cometas. Ella quedó en segundo lugar y ganó su compañera de clase, por quedar segunda le dieron una medalla en forma de cometa. Verónica llegó a su casa y con mucha alegría colocó su medalla en su estantería y decidió competir todos los años que se celebrará la competición.


GEMELAS ESCONDIDAS de Rocío, 1º D Erase una vez, dos gemelas que no sabían que tenían una gemela. Una se llamaba Helena y la otra Alejandra, se parecían mucho porque aparte de su físico pensaban igual. Laura vivía con su madre y Alejandra con su padre. Las separaron cuando eran pequeñas porque había problemas económicos en casa entonces sus padres se divorciaron. Era 5 de febrero , sus cumpleaños y sus padres les regalaron lo mismo (una cosa muy rara porque nunca coincidían en nada). -Buenos días mamá-dijo Helena-¿que hay para desayunar? -Felicidades hija, toma tu regalo, espero que te guste.-Dijo la madre entrando a la habitación de Helena y cambiando de tema. -¿Qué será?-Dijo Helena mientras abría el regalo-¡Oh! Un collar para poner dos fotos, voy a abrirlo. -Ojalá que te guste me ha costado mucho encontrarlo.-Dijo la madre. -¡Qué bonito!-Exclamó Helena- Una foto tuya y otra de papá. Gracias mamá. -No hay de que hija, venga desayuna que llegas tarde al instituto y disfruta tus 14 años. Mientras que en la casa de Alejandra su padre entró a su habitación con una magdalena y encima 2 velas con los números 1 y 4. -Felicidades hija-dijo el padre- venga arriba que te tienes que levantar y soplar las velas que se quema la magdalena. -Gracias-dijo Alejandra con cara de sueño- ¿Es obligatorio soplar? -¡Claro!-dijo el padre- Y rapidito. -Vale vale.-Dijo Helena mientras soplaba las velas-¿Que hay para desayunar? -La magdalena-Dijo su padre- y toma tu regalo. -¿Qué sera?-Dijo Helena mientras lo abría-.¡Oh que bonito un collar con una foto tuya y otra de mamá!Gracias.


-Ha sido un placer y venga comete la magdalena y ponte la ropa que llegas tarde a clase.-Dijo su padre metiéndole prisa. Ellas dos no se veían nunca porque Alejandra iba al instituto Sierra Bermeja y Helena al Martín Aldehuela. La mejor amiga de Alejandra se llamaba Virginia y la de Helena, Marta. Los padres se veían solamente un día a la semana para contarse como estaba la otra, como se comportaba, etc. Pero ese día cuando iba para su instituto, Alejandra se encontró algo misterioso, era un collar igual al suyo que se había encontrado en el suelo, lo abrió y muy sorprendida exclamó: -¡Anda un collar igual al mio! Que raro también tiene las mismas fotos que el mio y yo lo llevo puesto, ¿de quién podrá ser? Ya en el instituto se encontró a Virginia que le saludó y le felicitó. -¡Hola!-Le dijo Alejandra. -¿Bueno que te ha regalado tu padre?-Le preguntó. -Un collar con dos fotos una de mi madre y otra de él, pero lo raro es que viniendo para el instituto me he encontrado esto: un collar igual que el mio, hasta con las mismas fotos y yo el mio lo llevo puesto, ¿a que es raro?-Le dijo Alejandra. Muy raro y ¿tu padre lo sabe?-Le preguntó Virginia. -¡Pero si te lo acabo de decir! Me lo he encontrado por el camino.-Le dijo Alejandra. -Vale, vale. Bueno venga vamos a clase.-Le dijo Virginia. -Si vamos. A Laura no le pasó lo mismo que a Rocío, pues se dio cuenta de que lo había perdido y se volvió loca, pero siguió adelante. Ya cuando llegó al instituto se encontró a Marta en la puerta que le dijo: -¡Hola Helena, felicidades! -Gracias.-Le dijo Helena un poco triste. -¿Que te pasa? ¿Es que no te alegras que sea tu cumpleaños?-Le preguntó


Marta un poco sorprendida. -No, si me alegro pero he perdido el collar que me ha regalado mi madre y...Le dijo Helena. -No te preocupes todo se arreglará. ¿Cómo era el collar?-Le preguntó Marta para poder ayudarla. -Dorado y en forma de corazón.-Le contestó Helena. -Bueno pues cuando terminen las clases vamos a buscarlo-Le propuso Marta. -Vale-Le dijo Helena. Ya cuando habían terminado las clases de los dos institutos Alejandra y Virginia se dieron un paseo para buscar al dueño o la dueña de ese collar, mientras que Helena y Marta se pusieron en marcha para encontrar el collar de Helena. Llevaban ya media hora de camino y al lado de el piso de Helena se encontraron. -Ahhhhhhhhhhhhhh-gritaron las dos a la vez-¿Porqué eres igual que yo? -¡Dios mio!-Exclamaron Marta y Virginia. -Ya lo único que faltaba en el día de mi cumpleaños, ¿quién eres?-Le pregunto Helena. -Espera un momento, ¿tu cumpleaños? También es el mio, mira vamos a hacer una cosa a la de tres nos pellizcamos a ver si es una pesadilla-Le propuso Alejandra. -Vale, a la de tres: una dos y tres ¡pellizcate!-Le exclamó Helena. Lo de pellizcarse no funcionó así que vieron que no era ni un sueño ni una pesadilla. -No funciona, bueno mira, ¿es tu cumpleaños no?-Le preguntó Alejandra. -Sí, ¿porqué lo dices?-Le dijo Helena extrañada. -Por que también es el mio, mira vamos a reaccionar es tu cumpleaños y también es el mio y nos parecemos mucho así que solo falta una cosa para saber si somos gemelas.-Le dijo Alejandra.


-¿El que?-Le preguntó Helena. -¿Este es tu collar? -¡Sí! ¿Dónde te lo has encontrado?-Le preguntó Helena. -Me lo encontré cuando iba para el instituto, estaba en el suelo, lo cogí, lo abrí y tenía las mismas fotos que el mio.-Le contestó Alejandra. -¿Qué tú también tienes uno? ¿Igual que el mio? Bueno yo mejor me voy a mi casa a hablarlo con mi madre.-Le dijo Helena. -¿Qué? ¿Tu madre? Yo vivo con mi padre y tu con tu madre, vaya que cosa mas rara.-Le dijo Alejandra. -Sí que es rara.-Le dijo Helena-Bueno yo me voy para mi casa, adiós Marta. -Y yo para la mía, adiós Virginia. -Adiós-Les dijeron Marta y Virginia. Cuando llegaron a casa las dos le echaron una bronca a sus padres y sus padres se quedaron sorprendidos, pues ese día tenían que quedar para hablar como estaban. Las gemelas quedaron esa noche para ir a jugar a los bolos, era viernes y sus cumpleaños lo tenían que disfrutar, y además así se contaban como eran sus vidas. Se encontraron y se saludaron: -¡Hola Helena!-Dijo Alejandra. -¡Hola!-Dijo Helena. -¿Entramos a la bolera?-Le preguntó Alejandra. -Sí vamos-Le dijo Helena. Entraron en la bolera y no había nadie, sólo estaban Virginia y Marta que le organizaron una fiesta sorpresa e invitaban ellas. -¡¡Sorpresa!!-Les exclamaron. -¡Vaya, que chula ha quedado la bolera!-Exclamaron Helena y Alejandra. -Si ha quedado bastante chulo y lo hemos hecho especialmente para vosotras, ya que sois gemelas habrá que celebrarlo, ¿no?-Dijo Marta.


-Sí Marta tiene razón, por que que tengáis una gemela es...¡genial!-Dijo Virginia. -Es verdad chicas pero no hace falta que hagáis esto por nosotras-Dijo Alejandra. -Bueno venga vamos a empezar la partida, ¿quién empieza?-Preguntó Helena. -Empezad vosotras chicas.-Le dijo Marta. -Venga vale.-Dijo Alejandra. Se quedaron jugando hasta las tantas de la madrugada, luego cogieron el autobús y se fueron cada una para su casa. -Señorita, ¿estas son horas de llegar a casa?-Preguntó el padre de Alejandra. -¿Qué? Para tu información estaba recuperando el tiempo perdido con mi hermana gemela.-Le contestó Alejandra. -¿Tu hermana gemela? Pero si tu no tienes hermana.-Le dijo el padre. -¿Ah no? Pues para que lo sepas ayer nos cruzamos y eramos iguales y si no me crees la llamaré mañana para que venga.-Le dijo Alejandra. -Vale, venga llamala. ''Seguro que se ha confundido Helena se ha ido del país''-Pensaba su padre. Pero no era así Helena seguía en el país, en la provincia, en la población y en el barrio que vivía Alejandra. Y al día siguiente Helena fue a su casa a las 11:00 de la mañana. Sonó el timbre, era Helena. -¿Ves? Así que yo no tenía ninguna hermana, ¿eh?-Le dijo Alejandra. -Te has confundido esa no es tu hermana-Le dijo su padre. -No, no se ha confundido esta es su hermana no les digamos más mentiras.Dijo la madre de Helena mientras que entraba por la puerta con ella. -¿Pero no te habías ido del país?-Le preguntó su padre


-No, no nos fuimos por que Helena tenia que seguir sus estudios.-Le contestó la madre de Helena. -Oye Helena, vámonos a mi cuarto mejor así estos dos hablan tranquilos.-Le dijo Alejandra a Helena. -Sí será mejor venga vamos.-Le dijo Helena. Los padres siguieron discutiendo como siempre pero pasado ya tres años, se reconciliaron, se volvieron a casar, buscaron una casa y vivieron los cuatro felices de nuevo, bueno mas bien los cinco por que la madre se quedó embarazada otra vez. Alejandra y Virginia se fueron al instituto Martín Aldehuela y se hicieron las mejores amigas de Laura y Marta. Aunque algunas veces Alejandra y Helena se peleaban por una tontería como las hermanas del todo el mundo,pero se seguían queriendo. Ya nunca más se separaron, pues, ya no había problemas económicos en casa. Su padre trabajaba en un hotel de 5 estrellas, donde iban a pasar las vacaciones de verano, y su madre en una guardería, pero ya como estaba de 8 meses y medio no podía seguir trabajando. Alejandra estaba estudiando para ser profesora de colegio y Helena para profesora de guardería y Marta y Virginia trabajaban en la bolera que habían alquilado cuando Alejandra y Helena se encontraron. -Oh, oh.-Dijo la madre. -¿Qué te pasa mamá?-Le preguntó Laura. -Me duele mucho la barriga y como ya estoy de nueve meses...-Dijo su madre. -¿Viene ya el hermanito?-Preguntó Alejandra. -¿Qué pasa?-Preguntó el padre. -Chicas quedaros aquí que vuestro padre me va a llevar al materno-Dijo su madre. -¡Jo!¡Queremos ir!-Dijeron las dos a la vez. Pero ya era demasiado tarde porque sus padres salieron por la puerta y las dejaron con las palabras en la boca. Estuvieron solas en casa 1 hora, lo que


tardó su nuevo hermanito en nacer. En ese instante sonó el teléfono. -Yo lo cojo.-Dijo Helena. -¿Sí? -Coged el autobús y venid para acá que tenéis un hermanito para ver. -¿Ya ha nacido? -Sí, venga que os tengo que colgar os esperamos. -Vale adiós. Helena colgó el teléfono. -¿Qué dice?-Le preguntó Alejandra. -Que cojamos el autobús y vayamos al materno que ya ha nacido.-Le contestó Helena. -Pues venga vamos.-Dijo Alejandra. Cogieron el autobús y se fueron al hospital, la madre estaba en la sala 365 con Damián su nuevo hijito. -Es precioso.-Dijo Helena. -Sí.-Dijo su madre. Damián ya se hizo grande y Helena y Alejandra ya empezaron a trabajar. Todos los problemas se resolvieron y sus padres eran más felices que nunca. Menos mal que sus padres les regalaron ese collar porque sino esto nunca habría pasado y no se habrían conocido, ni habrían tenido la oportunidad de ser felices con una hermana gemela. FIN


UNA CASA BASTANTE RARA de Marta, 1º D Cuando se acercaba el día de Halloween,mis amigos y yo estábamos preparando los disfraces. Como teníamos mucha imaginación,quedamos un día en mi casa para prepararlos. John y Michael fueron a comprar calabazas de plástico para echar los caramelos. Cuando llegaron cada uno se llevó su disfraz. Ya era el día de salir a la calle,pedir caramelos y ¡pasarlo genial!. Estuvimos toda la noche casa por casa pidiendo caramelos. La mayoría de las familias tenían sus casas decoradas. Cuando dieron las 22:00 fuimos a cenar al bar junto a la heladería. Terminamos de cenar a medianoche,nos pareció muy tarde para seguir pidiendo caramelos , a si que fuimos a la casa que estaba abandonada al final de la avenida donde comenzaba el bosque. Entramos muy asustados porque sabíamos que en esa casa se habían producido sucesos muy extraños,incluso algunas muertes violentas. Zoe estaba aterrorizada y no quiso entrar,se quedó sentada en una piedra que había en la entrada con John. Yo entré la primera,fui muy valiente,pero nada


más que oí un chirrido,me puse a gritar como una loca. Michael me tranquilizó y me dijo que solo fue la puerta al cerrarse. La casa era enorme y preciosa,lo malo es que estaba muy sucia y olía fatal,como a perro muerto,o peor que eso. Subímos al primer piso,pero la escalera de madera no aguanto y Carla se cayó,se hizo una herida que estaba muy abierta. No pudimos ayudarla porque ella quedó abajo y nosotros en el primer piso. Nos asustamos mucho porque ella gritaba de dolor y no podíamos hacer nada,ni si quiera la veíamos. Tuvimos que seguir para ver si veíamos una salida,pero no encontramos nada, solo habitaciones,y muchas puertas. Entramos en una en la que había una muñeca de porcelana sentada en la cama,y al lado una carta en la que ponía: ''Ya ha pasado por aquí mucha gente,y nadie a sobrevivido. No creo que tengas suerte de ser el único que salga.'' Cuando íbamos a salir de la habitación vimos que alguien faltaba, Sam,el gritaba muy alto y como angustioso,diciendo:-¡Ayuda,por favor socorro,ayud...! Desde hay no se le escuchaba,no sabíamos que hacer,solo quedábamos Michael, Susana y yo. Estaba claro que teníamos que salir de allí como fuera.Había una ventana que daba a la calle,lo malo es que estaba altísimo,gritábamos muy fuerte llamando a Zoe y John, pero al parecer no nos escuchaban,a si que Michael cogió una mesa que estaba un poco rota y entre los tres la echamos por la ventana con el mayor cuidado,pero no funcionó de


nada porque se rompió. Yo vi una habitación en la que había una puerta al lado del armario,la abrí y había otra puerta que daba a la calle. Los llamé a los dos pero no contestaban, probé y probé,pero nada,me asusté mucho porque estaba sola y agobiada. Fui corriendo hacia la puerta que daba a la calle,el pomo estaba lleno de sangre y sucio,pero por tal de salir de aquel espanto lo toque y abrí. Corrí hacia la entrada para ir con Zoe y John,pero habían desaparecido o se fueron. Eso fue un misterio porque desde entonces no se nada de ellos y eso que cuando todo esto ocurrió nos pasó con dieciséis años, y ahora tengo treinta y cinco, no me creo que yo fuera la única de mis amigos en sobrevivir,lo malo es que todos los días sueño con esto,y nada más despertarme,el día se me pone triste. Si algún día veis una casa abandonada,no entreis porque no sabeís lo que os puede ocurrir.


La familia francesa.

de Marína, 1º D Hace muchos años en Almería, una familia francesa se mudó a España. La familia constaba de dos niñas, una se llamaba Hélène y la otra, Sophie; un niño, que se llamaba Adrien; la madre se llamaba Anne y el padre Paul. Ellos tienen un perro llamado Médor. Entonces a Adrien le preguntó a su padre:-Père, chechons aide? Paul dijo: Oui! Adrien llamó a la puerta de los vecinos. Él dijo: Bonjour, je m'appelle Adrien, je suis français. Y los vecinos, que por suerte, habian aprendido francés le contestaron: Bonjour, nous nous appelons María et José Adrien dijo: Salut, vous pouvez nous aider à vous? José dijo: Oui! Los vecinos les ayudaron en sus problemas y también les enseñaron español. Se hicieron los mejores amigos, aunque cada familia habia nacido en otro país. FIN


Si quieres te lo cuento  

Colección de cuentos de algunos alumnos de 1º eso D.

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you