Issuu on Google+

Suplemento mensual | Número 163 | 4 Febrero 2010 | www.letraese.org.mx Directora General: Carmen Lira Saade | Director Fundador: Carlos Payán Velver

163

letra

Cada época de la historia ha castigado la rebeldía moral que amenaza el orden establecido. La perversión ha adquirido distintos rostros a partir de quien la juzga. Para la Iglesia católica, la mujer dueña de sí es la perversa por antonomasia; y para la derecha conservadora, los homosexuales son una amenaza para la familia. La persecución ha llegado desde distintos frentes y bajo diversas modalidades: desde la hoguera de la Santa Inquisición hasta la negación de derechos.

Los perversos entre nosotros

La necesidad histórica de la sociedad por señalar y diferenciarse de "lo despreciable" 6-7

DERECHO A LA INDIFERENCIA Entrevista con Elisabeth Roudinesco 4-5 | ODIOS DE LA IGLESIA CATÓLICA La obra de Carlos Aguirre 11


2  Letra S No. 163 / 02 / 2010

Según el Presidente Felipe Calderón y la Procuraduría General de la República, proteger a la Constitución y al orden jurídico mexicano es lo que motiva su acción de inconstitucionalidad contra las reformas al Código Civil del DF, que reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo, con base en un “escrupuloso análisis jurídico-constitucional” que no pretende “atentar contra los derechos humanos de la comunidad o de persona” alguna por sus preferencias sexuales. Sin embargo, su argumentación dice exactamente lo contrario, busca justificar la exclusión de las familias formadas por parejas del mismo sexo, que por lo demás son una realidad en nuestra sociedad. La PGR trata torpemente de forzar el contenido del artículo 4º. Constitucional y la exposición de motivos que sustentó su reforma en 1974. El sentido general de esa reforma fue el garantizar “la igualdad jurídica entre los sexos”, y “promover la planeación familiar como un moderno derecho humano para decidir libre, informada y responsablemente la estructura de la célula básica social (la familia)”. Derechos que ahora la PGR y Calderón pretenden regatear a las familias homoparentales. Su interés por excluir de la definición de familia a la formada por parejas del mismo sexo los lleva incluso a tergiversar el texto constitucional para que diga los que ellos quieren que diga, a saber que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer, definición que no aparece en ningún párrafo de nuestra Constitución. Por más que el prejuicio homofóbico se vista de argumento jurídico, prejuicio se queda.

letra

salud sexualidad sida

Canarias No. 45, Col. San Simón Ticumac, 03660, México, D.F. Tels./Fax: 5532-2751 y 5672-7096. letraese@letraese.org.mx www.letraese.org.mx Dirección Alejandro Brito Edición Rocío Sánchez Información Antonio Medina Consejo de redacción Carlos Bonfil, Antonio Contreras, Arturo Díaz, Mario Alberto Reyes Diseño original Andrés Mario Ramírez Cuevas Formación Alonso García Manzano Retoque digital Alejandro Pavón Hernández Consejo Editorial Elena Poniatowska, Marta Lamas, Carlos Monsiváis, Ana Luisa Liguori, Dr. Arnoldo Kraus, Dra. Patricia Volkow, Joaquín Hurtado, Max Mejía, Arturo Vázquez Barrón, Jorge Huerdo†, Sandra Peniche, Dr. Aarón Rangel†, Lilia Rubio, Manuel Figueroa.

Suplemento mensual Número 163 4 febrero 2010 LETRA S, Salud, Sexualidad, Sida, es una publicación mensual, editada por Demos, Desarrollo de Medios, SA de CV. Av. Cuauhtémoc 1236, colonia Santa Cruz Atoyac, CP 03310, México, DF. Editor responsable: Alejandro Brito Lemus. Certificado de Licitud de Título No. 9169, Certificado de Licitud de Contenido No. 6418, Reserva al Título en Derechos de Autor No. 3389/95 y Certificado de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2003052712375000-107 del 27 de mayo de 2003. Distribuido en el DF por la Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México, AC, y en el interior de la república y el extranjero por Distribuidora de Medios, SA de CV. Impreso en Imprenta de Medios, SA de CV, Cuitláhuac 3353, colonia Ampliación Cosmopolita, Azcapotzalco, México, DF.

tiro al blanco

Activistas de Latinoamérica exigen erradicar la homofobia Integrantes de la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas de Latinoamérica y el Caribe (ILGA LAC) recuerda que en 11 países de la región, la orientación homosexual todavía es perseguida legalmente. Exigen educar a la niñez en el respeto a la diferencia. Antonio Medina | Enviado | Con la asistencia de más de 400 activistas de toda la región, se llevó a cabo la V Conferencia de la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas de Latinoamérica y el Caribe (ILGA LAC) en Curitiba, Brasil. En el acto protocolario de inauguración participaron representantes de los ministerios brasileños de Salud, Educación y Derechos Humanos, tanto del gobierno municipal como del estatal y federal. Se escucharon voces de organismos multinacionales, como la de Pedro Chequer, del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/sida en Brasil y Pamela Bermúdez, de la Organización Panamericana de la Salud, entre otros. Entre los temas que abordaron los participantes, provenientes de 32 países, destacó la exigencia de que se despenalice la homosexualidad en las 11 naciones del continente que todavía criminalizan esta orientación sexual. La mexicana Gloria Careaga, co-presidenta de la ILGA, expresó que “la diversidad sexual es un recurso que enriquece a la humanidad” y quienes hacen políticas públicas deberían de tenerlo muy claro. Explicó que la postura de la asociación frente a gobiernos conservadores es de total rechazo a su visión discriminatoria y segregacionista, por lo que criticó que gobiernos laicos y democráticos pretendan ceñirse a preceptos religiosos que, además de considerar la homosexualidad como un pecado, en algunos casos la criminalizan. A su vez, Toni Reis, coordinador de la comisión organizadora de la Conferencia, manifestó que se requiere crear sinergia en las agendas nacionales contra la homofobia, pues hay “muchas” experiencias en materia de incidencia política “pero se están haciendo esfuerzos separados”. De manera específica, representantes de ILGA LAC se pronunciaron contra la violencia homofóbica desatada en Honduras tras el golpe de Estado en el país centroamericano, suscitado en junio de 2009. Expusieron que la represión en el país no sólo se ha manifestado contra los disidentes políticos,

Lo que sin duda sí ha visto es a un prelado defender un dogma como un perro y luego explicarlo como un burro “Nunca he visto un perro detrás de otro perro, ni a un burro detrás de un burro, eso es decir que no es normal.” Antonio Chedraoui, arzobispo de la Iglesia ortodoxa en México, sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo. (Milenio, nota de la redacción. 20 de enero de 2010)

Un arte menos delicado que el de convertir la paranoia intolerante en supuesta caridad cristiana “Tanto los legisladores del PRD como del PT necesitan acudir a un buen psiquiatra, (…) la cuestión es que tienen poder para convertir en leyes sus esquizofrenias y las envuelven en atractiva y supuesta tolerancia.” Cita del texto “Niños de cóncavo con cóncavo”, difundido por el Seminario de Guadalajara, sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo. (Milenio, nota de Notimex y Silvia Arellano. 9 de enero de 2010)

Antonio Medina

editorial

sino contra todos los sectores marginales, como personas que ejercen el trabajo sexual, luchadores sociales en temas de educación sexual y activistas de la diversidad sexual. En este último sector, dijeron, han sido asesinadas 11 personas sin que el gobierno haya intentado aclarar los motivos.

Educar en la diversidad Las y los asistentes a la reunión de Brasil también reflexionaron sobre la importancia de educar a las nuevas generaciones en valores democráticos en donde se reconozcan las diferencias y se formen ciudadanos y ciudadanas que se reconozcan singulares en la amplia gama de posibilidades de expresiones socioculturales, étnicas, lingüísticas, raciales y de identidades sexogenéricas. Esto fue planteado por Peter Dankmeiier, de la Alianza Global para Educación LGBT (GALE, por sus siglas en inglés), quien afirmó que es una obligación de los gobiernos educar a las nuevas generaciones con base en el entendimiento del respeto a las diferencias y los derechos humanos. El resto de los participantes coincidió en que en la mayor parte de los países de la región no se vislumbran cambios en las currículas educativas. De hecho, dijeron, hay naciones laicas donde se imponen criterios religiosos en la formación académica de niños y adolescentes.

¡Ah, sin esos incómodos medios de comunicación, cuántas beatificaciones se llevarían a cabo sin contratiempos!

Y legalizar de paso el abuso sexual a niños indefensos, actividad que se hizo común en muchas sacristías del mundo católico

“Promover la homosexualidad en los medios de comunicación, en la televisión, los periódicos, las revistas, la publicidad como si fuera una conquista, como si fuera un progreso, es un gran error”.

“En tal sentido, entonces deberíamos legalizar todos los asesinatos, el narcotráfico o cualquier otra actividad que ya se hizo común para muchos”

Ennio Antonelli, presidente del Pontificio Consejo para la Familia del Vaticano, al opinar sobre los matrimonios homosexuales en México. (Milenio, nota de Notimex. 28 de enero de 2010)

Editorial de El Semanario, órgano de difusión de la arquidiócesis de Guadalajara, al hablar del marco legal para los matrimonios gay y las adopciones. (La Jornada, nota del corresponsal Mauricio Ferrer. 31 de enero de 2010)


02 / 2010 / No. 163 Letra S  3

¡A defender nuestros derechos!

Continúa rezago en educación sexual Expertos de América Latina se reunieron en México para dar seguimiento a la Declaración Ministerial “Prevenir con educación”

Archivo La Jornada

cimac | A más de un año de que represen-

notiese | Por

el respeto al derecho a una maternidad libre y voluntaria, más de 90 organismos civiles convocan

a todas las mujeres mexicanas a participar en una concentración nacional frente a la Cámara de Diputados. Agrupadas en el Pacto por la Vida, la Libertad y los Derechos de las Mujeres, las organizaciones exigen que no se acepte ni se discuta la iniciativa para reformar la Constitución Política Mexicana que pretende proteger “la vida desde el momento de la concepción”; el documento se encuentra en la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara. La cita es este jueves 4 de febrero a las 11:00 horas frente a la Cámara de Diputados, en la entrada de calle Emiliano Zapata, frente a la Tesorería, cerca del metro San Lázaro. Se pide portar una prenda morada en señal de apoyo.

Buscan prohibir interrupción del embarazo

notiese | El pasado 22 de enero, la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de Tabasco presentó una iniciativa para crear la Ley para la Prevención y Atención del Enfermo de VIH/sida, la cual busca combatir el estigma y discriminación asociados a la epidemia, mejorar la atención médica a las personas VIH positivas e incrementar los recursos destinados a la prevención. El documento, turnado a las comisiones de Puntos Constitucionales, Salud, Derechos Humanos y Equidad de Género, prevé el fortalecimiento del decreto del Día Estatal de Lucha contra la Homofobia aprobado en mayo pasado, así como una estrategia común de las secretarías de Salud y Educación para proporcionar educación sexual desde la primaria. La iniciativa fue presentada por el diputado del PAN, Alberto de la Cruz Pozo, quien en conjunto con la organización civil Tabasqueños Unidos por la Diversidad y la Salud Sexual (Tudyssex), propuso sancionar penalmente a quienes discriminen a las personas VIH positivas y, en caso de que los actos discriminatorios sean cometidos por servidores públicos, éstos podrían ser inhabilitados hasta por un lapso de cinco años. En el ámbito laboral, la propuesta de ley busca evitar que en los centros de trabajo se realice la prueba de detección del VIH como forma de despido del personal.

Archivo La Jornada

Prepara Tabasco leyes sobre VIH/sida y aborto

De acuerdo con Francisco Moguel, secretario general de Tudyssex, la sociedad civil reforzará el cabildeo con las fuerzas políticas del Congreso en aras de lograr la aprobación del documento, pues además se consolidaría el Consejo Estatal de Sida, “porque el existente se supone que lo es, pero realmente no tiene la figura jurídica de un consejo sino de un comité”. En contraste, sólo tres días antes, el 18 de enero se dio a conocer que el mismo PAN en el Congreso del estado prepara una iniciativa para penalizar el aborto. Aunque el coordinador de la fracción panista, Juan Francisco Cáceres, dijo que la agenda legislativa de su partido incluye reformas “para la protección de los derechos de las mujeres”, el partido anunció en conferencia de prensa que optará por “el establecimiento legal del derecho a la vida desde la concepción”, informó la agencia de noticias CIMAC.

tantes de educación y salud de 31 países de America Latina y el Caribe, incluido México, acordaron en la Declaración Ministerial “Prevenir con Educación”, fortalecer los esfuerzos de prevención del VIH/sida al garantizar el acceso a servicios de educación y salud sexual y reproductiva de calidad e integrales, los retrocesos son mayores que los avances. De acuerdo con José Aguilar Gil, coordinador de la Red Democracia y Sexualidad (Demysex), en la región no está garantizado el ejercicio pleno de los derechos sexuales y reproductivos como el acceso a anticonceptivos de emergencia, educación sexual, científica y laica, y tampoco a la interrupción legal del embarazo. En conferencia de prensa, Aguilar Gil hizo un llamado para que los compromisos de la Declaración -signada por los 31 países en agosto de 2008- se lleven a cabo y que la “ola de acciones conservadoras” no influyan en las autoridades encargadas de hacer valer los derechos de la ciudadanía.

Retrocesos Entre los retrocesos de México se enlista la influencia de la Iglesia católica y las fuerzas conservadoras en temas como la cartilla de salud, la interrupción del embarazo, programas de educación sexual en las escuelas y la anticoncepción de emergencia, señaló Aguilar Gil. Este panorama es similar al de Perú, donde se considera que la anticoncepción es aborto, por lo cual sólo se permite en el matrimonio, restringiendo así el ejercicio pleno de los derechos sexuales y reproductivos, afirmó María Ragúz, de la Universidad Católica de Perú. La injerencia de la religión es común en toda la región pero en Guatemala es aún más evidente. De acuerdo con José Roberto Luna, representante de la organización Iniciativa Civil para la Democracia Joven, no se respeta el Estado laico cuado los jerarcas católicos interponen amparos a las leyes por considerarlas contrarias a la familia y editan textos para las escuelas donde se fomenta la discriminación. Por su parte Andrea Vanesa Mariño, integrante de la Fundación de Estudios de la Mujer, recalcó que a pesar de que Argentina es uno de los países más avanzados en el tema, enfrenta grandes desafíos como reglamentar la Ley de Violencia de Género, la cual reconoce la violencia obstétrica y educativa, pero que no se aplica de forma eficaz por la falta de una “traducción de políticas públicas”.


4  Letra S No. 163 / 02 / 2010

Matrimonio homosexual: de la perversión a la normalidad Entrevista con Elisabeth Roudinesco entrevista: Carlos

Bonfil

¿Cuáles son las perspectivas que tiene hoy el matrimonio homosexual?

Carlos Bonfil

Personalmente, pienso que dentro de diez años, los homosexuales se casarán exactamente como todas las demás personas. Habrá más derechos, esto es inevitable. Habrá una normalización de la homosexualidad, lo que significa que ya no se considerará a los homosexuales como seres perversos o enfermos. Desde ahora, la atracción por el mismo sexo es algo que se considera crecientemente como algo normal, algo común. Hace apenas cuarenta años se le consideraba una perversión, una enfermedad. Hay por supuesto homosexuales perversos, que son como cualquier otra persona, y que se libran a prácticas consideradas perversas como el sadomasoquismo. Pero a medida que la homosexualidad se normaliza en la esfera pública, nos percatamos de que los

homosexuales tienen las mismas neurosis que las demás personas. Enfrentan los mismos problemas de pareja, se separan, pueden ser celosos; tienen, en definitiva, los mismos problemas. Nos percatamos también de que hay una progresiva desaparición, por lo menos en Francia, de lo que se consideraba características del homosexual: no tienen necesidad de exhibirse; puesto que poseen los mismos derechos, no precisan de mayores alardes. Eso se ve particularmente en los barrios que habitan o frecuentan, pues tienden a ubicarse preferentemente en un barrio de la ciudad. Ahí tienen cafés, tiendas, lugares de reunión, y la exhibición en esos lugares es mayor. Pero la conquista de derechos significa también que aquel que no desea exhibirse, tiene también el derecho de no hacerlo. Esto es algo muy importante, es una conquista. Ha habido varias etapas: antes de que se conquistaran los derechos, que hubiera una ley,

Hay naturalmente una diferencia entre un crimen perverso y un crimen no perverso. El perverso supone el goce del asesino en el momento de cometer el crimen.

era necesario esconderse, pues había una verdadera discriminación. La ley permite hoy el outing, la salida del closet, la afirmación. Y con el paso del tiempo hemos llegado a la etapa de la indiferencia; no hay necesidad ya de exhibirse.

¿El derecho a la indiferencia supone el derecho a vivir exactamente como los demás? Por supuesto. El único sitio en que la homosexualidad será realmente visible será aquel en el que no se había pensado: el cargo diplomático, por ejemplo. Por lo general, si se envía a alguien al extranjero con un cargo diplomático, esta persona viaja con su esposa. Si se trata de un homosexual, viajará con su compañero. Esto es algo que aún no es una práctica común. La mayoría de ministros y alcaldes homosexuales que conocemos (pongo el ejemplo del alcalde de París), tienen algo en común: todo mundo sabe


02 / 2010 / No. 163 Letra S  5

No es posible intervenir legalmente en el terreno de las perversiones, la única autorización para hacerlo es cuando existe el ejercicio de la violencia. En esta entrevista concedida a Letra S, la historiadora francesa Elisabeth Roudinesco describe los espacios de libertad sexual conquistados en las sociedades democráticas, los límites de la acción represiva en el campo de las perversiones y las batallas pendientes para desterrar prácticas realmente reprobables como la violencia doméstica y el abuso sexual. Directora de investigaciones en la Universidad de París VII, Roudinesco es también autora de libros capitales como Jacques Lacan, La familia en desorden y Nuestro lado oscuro: una historia de los perversos, publicados en la editorial Anagrama.

que lo son, pero nadie habla de ello. Pueden vivir en pareja, pero nadie se percata de ello, como en el caso de Bertrand Delanoë. Un caso distinto es el del ministro de la cultura anterior a Frédéric Mitterrand, pues primero estuvo casado con una mujer y tuvo dos hijos, y luego un compañero. Lo típico hoy es que los homosexuales viven ya como los demás.

¿El derecho a la indiferencia no tiene como límite el ejercicio de la violencia contra las minorías? México o Brasil presentan, como sociedades, situaciones más violentas que las que se pueden vivir en Europa. Hay un grado mayor de miseria y de violencia. Los actos violentos los padecen las mujeres y también los homosexuales. Es necesario aplicar leyes que combatan esa violencia. Pero es preciso distinguir. En Europa la sociedad es menos violenta y no estoy a favor de que ahí las leyes al respecto sean demasiado rígidas. No estoy a favor de que en Europa se castigue en demasía los comentarios homofóbicos. Los actos sí, pero no las palabras. Estoy a favor de una vigorosa libertad de la palabra. Si se agrede a una mujer o aun homosexual, es preciso castigar; pero no si se manifiestan expresiones como “pinche puto”, por decir algo; en eso no estoy de acuerdo. Los efectos son perversos, ya que no siempre se puede probar lo dicho. Alguien puede en Estados Unidos demandar a alguien diciendo simplemente: “esa persona me agredió”. No puede a menudo probarlo y todo se vuelve infernal, una espiral indetenible. Demasiada represión de la palabra tiene como efecto generar actos más violentos. Es preferible que la violencia pase por la palabra y no por los actos.

Pero cuando la violencia se traduce en crímenes de odio es preciso legislar y castigar Francamente, sobre el plano estrictamente filosófico, ¿cuál es la diferencia entre un crimen sexista y un crimen perverso? Dicho de otra manera: yo asesino a una anciana y digo “pinche vieja”. En el plano estrictamente filosófico es lo mismo que decir “pinche negro” o “pinche joto”. En la ley francesa existe un agravante cuando se trata de un crimen de carácter racial; sin embargo se trata de un crimen como todos los demás. También existe en Francia un delito de incitación al odio racista. Habría que decir que no hay mucha diferencia, ontológicamente,

entre un crimen y otro, excepto, como se ha señalado, que la víctima pertenece a minorías discriminadas. Hay naturalmente una diferencia entre un crimen perverso y un crimen no perverso. El perverso supone el goce del asesino en el momento de cometer el crimen. En el caso del asesino serial, aquel que mata porque siente, por ejemplo, que un homosexual lo agrede o lo desviste con la mirada, se sitúa en la frontera entre el crimen psicótico y el crimen perverso. En ese caso preciso, se analiza el grado de conciencia que tiene de su crimen la persona. En el caso de un criminal loco que mata exclusivamente homosexuales, porque en su delirio piensa que son los homosexuales los que lo matan, se considerará si es sujeto de juicio o si merece ser enviado a un hospital psiquiátrico. Si goza con su crimen y con toda conciencia es capaz de decir “Mato homosexuales porque eso me procura placer”, entonces es sujeto de juicio. Hay crímenes puramente esquizofrénicos, como el caso de un hombre en un hospital que se procura un sable y le corta la cabeza a la enfermera. Al ser interrogado dice: “Maté una serpiente que entró a mi cuarto”. Es un esquizofrénico. Pero tres días después se le explica la verdad y se muestra compungido al reconocer que mató a una enfermera. Todo se complica, ya que poco después regresa a la versión de la serpiente. Cuando se le conduce a juicio se le llena de medicamentos, pues de lo contrario sufrirá delirios, pero estas mismas drogas le impiden contestar de modo consciente. La cosa se complica todavía más. Para responder ante un tribunal es preciso que el acusado tenga uso completo de sus facultades humanas. Y el criminal perverso a menudo lo tiene.

¿Existe en el entorno de lo que usted llama en su libro una moral positivista un deseo de controlar los actos, las costumbres? Naturalmente. Entre más se libera un campo, hay más represión en otro terreno. Hoy en día la figura más horrible y condenable es por supuesto la pedofilia. A mí también me horroriza, porque considero que los niños tienen derechos y que no deben ser tocados sexualmente. Y entonces reprimimos con vigor la pedofilia, aun cuando era menos reprimida en el siglo diecinueve. Ha habido progresos.

¿Actualmente, existen perversiones menos controlables, más transgresoras?

No estoy a favor de que se castigue en demasía los comentarios homofóbicos. Los actos sí, pero no las palabras. Estoy a favor de una vigoroza libertad de la palabra. Demasiada represión de la palabra tiene como efecto generar actos más violentos. Es preferible que la violencia pase por la palabra y no por los actos.

¿Ha habido también un desplazamiento de la categoría de lo perverso? Claro. Las democracias autorizan cada vez más, y a mi parecer de modo correcto, todas las prácticas sexuales, perversas o no, entre adultos, y eso me parece bien, siempre y cuando no tengan intención de excitar, no se vean y no se hagan en público. La sexualidad más perversa debe permanecer como algo privado, y no debe incluir el maltrato. Sin duda tienen ustedes aquí en México centros nocturnos en los que hay prácticas sexuales consideradas perversas. En Francia también existen y están autorizados, la ley no interviene, a menos que haya violencia. Si son lugares donde la gente se da de latigazos por placer, la policía no interviene. La condición es que no haya obligación ni abuso, eso es lo que cuenta.

La zoofilia, eso es algo más complicado, más delicado. Por ahora no existe una legislación al respecto, pero la habrá y tendrá como base la práctica del maltrato. No tenemos derecho al maltrato a los animales. Por ejemplo, si un hombre o una mujer realiza una felación a un caballo, no hay maltrato, porque el caballo no sufre; si en cambio hay un contacto con un animal pequeño, un pollo o un pato, puede haber sufrimiento.

O abuso. Eso no, porque entonces habría que considerar al animal como un sujeto, y no se le podría matar, algo que el ser humano hace todos los días para poder comer. Se castigará entonces el maltrato al animal y su utilización para fines placenteros por vía del sufrimiento.

Transmitir voluntariamente el virus del sida a otra persona, ¿es una perversión o un delito? Querer dar la muerte a alguien voluntariamente es una perversión. Hay sitios en Internet en los que dos adultos aceptan tener relaciones de riesgo (bareback sex, sexo a pelo), a sabiendas de que uno de ellos, o los dos, tiene el virus del sida. Eso es algo imposible de impedir. Y aunque es un problema moral, y se trata evidentemente de una perversión, es un terreno en el cual no es posible aplicar una ley, ya que se trata de dos adultos que consienten. Eso se llama derecho a consentir a su propia destrucción. En eso hay toda una serie de leyes posibles. No tenemos derecho a consentir nuestra propia destrucción, pero también depende de que tipo de destrucción se trate. No es posible intervenir legalmente si alguien desea infectarse con el virus del sida. O si una persona desea hacerse flagelar, siempre y cuando sea algo que no se exhiba. Por el contrario, sí es posible intervenir si una persona consiente su propia esclavitud. Porque se piensa entonces que consiente contra su propia voluntad. En nuestra ley existe la prohibición de consentir su propia esclavitud, su propio sometimiento. No es posible en cambio intervenir legalmente en el terreno de las perversiones sexuales, de las parejas que se flagelan por placer. Es imposible. Por lo demás, se trata de una población muy reducida. Estoy a favor de que se les deje tranquilos. Busca la versión completa de esta entrevista en www.letraese.org.mx


6  Letra S No. 163 / 02 / 2010

La persecución de los perversos en el México novohispano texto: Fernando

Mino

La fuerza

de la naturaleza siempre se impone a los designios divinos. En la visibilidad de la superficie y a la luz de los reflectores, o en la oscuridad, detrás de los matorrales. Por eso la virtud consiste en resistir las tentaciones, sobre todo las de la carne, según la imaginería católica que caló hondo en la cultura latinoamericana. Por eso el pecado sigue siendo combatido, por eso mantiene su halo de seducción. Desde el siglo XVI, y hasta bien entrado el XIX, la justicia consideró delitos las prácticas sexuales fuera de los estrechos márgenes de la moral católica. El adulterio y la prostitución eran lo menos grave en un universo represivo aterrado por el delito nefando: la sodomía, según la ley medieval, “ofende a Dios” e “infama a la tierra”. El castigo recomendado para los que la practicaran fue, primero, la lapidación bíblica, después, la siempre purificadora hoguera. La persecución, particularmente activa durante el siglo XVII, dejó, paradójicamente, una invaluable ventana para asomarse a las prácticas sexuales disidentes en una época de otra forma homogénea. Gente que explica, niega o justifica su deseo, y la descripción de una moral mucho más relajada que la predicada por el clero. Los expedientes criminales contienen, a ese respecto, una historia vital —incluso erótica— del deseo. Pese al asfixiante clima moral que acalla y oculta, “putería ni hurto nunca se encubren mucho”, como reza un refrán español del siglo XVI.

Historias de deseo y redención La tarde del 15 de agosto de 1604, en pleno festejo de la Asunción de la Virgen María, Simpliciano Cuyne y Pedro Quini fueron sorprendidos teniendo sexo dentro de un temazcal. Fue en pleno Valladolid, la capital de la provincia novohispana de Michoacán. Un chamaco de catorce años los vio y corrió a avisarle al cura que encontró a los dos indígenas purépechas “el uno ensima del otro des-

atacados los calzones como si fueran hombre y muger.” Cuyne y Quini trataron, sin éxito, de huir. Cuyne, de 20 años, se refugió algunos días en la parroquia de San Agustín, donde había sido sacristán; las autoridades civiles lo sacaron por la fuerza. Quini, de unos 25, fue de inmediato arrestado, todavía medio borracho. En su declaración, Simpliciano —vecino del barrio de San Agustín, casado y con hijos— contó que estuvo charlando y bebiendo pulque con unos amigos cuando un desconocido (Pedro Quini) se les acercó para tratar de venderles unas telas. Cuando tomó camino de regreso a casa, el vendedor lo siguió y le rogó tanto que se detuviera y que bebiera con él, que por fin accedió. Simpliciano “se fue al dicho temascal y entro primero y se echo al suelo para dormir y luego el dicho yndio [Pedro Quini] se llego a este testigo y le comenzo a abrasar y a besar y le metio la mano en la bragueta”. Le dijo luego que tenía “mucho deseo” y que si se “lo hacía”, le daría la tela como retribución. Simpliciano se negó, pero Pedro le desamarró el calzón de manta y luego el propio. Ya no se pudo negar y “como si estubiera con una muger cumplio con el y tubo copula carnal”. En su defensa alegó que era la única vez que había cometido actos de sodomía y que nunca aceptó la tela ofrecida como remuneración; hacerlo habría sumado a la falta el delito de prostitución. Por su parte, Pedro Quini —también casado y vecino de Tzintzuntzan— negó al principio los hechos, alegando que estaba muy borracho para recordar, pero luego aceptó los cargos y, arrepentido, confesó que era puto y había cometido actos carnales con varios hombres de la región —también llamados putos en las actas procesales. Trece varones homosexuales fueron implicados por Quini. Uno de ellos, Francisco Conduyi, también originario de Tzintzuntzan, tenía relaciones sexuales con hombres en su casa en forma cotidiana y vivía con otro indígena, Ticata, que “le servía como si fuese su muger”.

Condiyi y Ticata tuvieron la fortuna de escapar, pero cuatro de los implicados fueron capturados y obligados a confesar, algunos bajo tortura. A todos, salvo a Simpliciano Cuyne, les confiscaron sus bienes y para septiembre de 1604 ya habían sido sentenciados a morir a palos antes de ser quemados en la hoguera. El caso de Simpliciano fue especial: fue absuelto por la intermediación del párroco del pueblo de San Agustín. El favor del cura y su propia juventud le hicieron el milagro; a finales del siglo XVI la Inquisición, preocupada por el gran número de jóvenes procesados por sodomía, amplió a 25 años la edad para ser juzgado por ese delito. Quizá Cuyne también atenuó su responsabilidad por ser la parte activa en el coito. Su pecado fue no resistir la tentación de la carne —los besos y toqueteos de Quini—, nunca tener deseos “desviados”. El sodomita sin atenuantes, el puto —según el buen castellano de la Academia Española de la época—, era “el sugeto de quien abusan los libertinos”, es decir, aquel que se asume pasivo y, con eso, practicante contumaz de la sodomía. Procesos como este muestran la existencia de redes de varones homosexuales y de códigos de comunicación y de seducción, una pequeña comunidad subterránea de putos —para no incurrir en el anacronismo de un supuesto gay pride colonial— que compartían deseos y erotismo, y sobre todo que sabían donde encontrar y practicar sexo con otros varones.

El pecado del afeminamiento Medio siglo después, en la ciudad de México, fue arrasada otra red de varones homosexuales. En el centro de la comunidad estaba Juan Galindo de La Vega, un “mulato afeminado”, que se hacía llamar Cotita de la Encarnación. Era 1657 y su delito no sólo fue practicar actos de sodomía, sino exhibirse con la cintura ajustada, pañuelos en la cabeza y listones en las mangas de su blusa, además de sentarse “como una mujer”, y hacer tortillas, lavar y cocinar.


Para el México colonial, regido por la moral de la Iglesia católica, las mujeres eran débiles e ignorantes, pero también peligrosas pecadoras. Así, si un hombre se atrevía a sostener relaciones sexuales con otro, adquiría cierto tenor femenino que lo degradaba. A pesar de que el destino de muchos homosexuales de la época era la hoguera, las redes clandestinas de contactos entre hombres estaban tejidas de forma sólida. El castigo no era igual para todos los participantes; según su rol, unos eran más culpables que los otros.

A las mujeres se les podía controlar, reducir al espacio doméstico, vigilarlas para evitar que dieran rienda suelta a su propensión pecadora, pero los varones “que servían de mujer” eran muy peligrosos, por cuanto vivían en libertad y solían pasar desapercibidos.

A Cotita solían visitarlo en su casa hombres jóvenes, a quienes llamaba “mi alma”, “mi vida” o “mi corazón”. Una mañana fue sorprendido a la sombra de un sauzal con un amante por una piadosa lavandera que lo denunció a la autoridad. Luego de varios días de búsqueda fue sacado de su domicilio junto con otros cuatro varones. La tortura los hizo confesar e involucrar a 123 hombres. Diecinueve fueron aprehendidos y sometidos a proceso. En 1658 Cotita y otros trece homosexuales fueron quemados en la hoguera. Un condenado más, un amante de Cotita de 15 años, se salvó de morir: recibió 200 azotes y fue vendido como esclavo por los siguientes seis años. Otro de los procesados fue Juan Correa, un mestizo de setenta años que

gustaba de organizar fiestas con amigos y muchachos en su casa. Correa tenía sobrenombre femenino, La Estampa, y solía ponerse “su capa bajada u llevada alrededor de la cintura, [la cual] revoloteaba de uno a otro lado mientras bailaba con los demás”. Como Correa, por lo menos ocho de los ejecutados solían vestir con ropas de mujer. En el centro de las persecuciones y de la violencia extrema contra los homosexuales estaba la profunda misoginia de la sociedad colonial. En los documentos judiciales se asocia lo femenino con la debilidad, la ignorancia y el pecado. Para la ideología colonial, las mujeres carecían de razón, por eso las subordinaban a los padres o esposos. Asimismo, eran vistas como fuente de infección; el rudimentario conocimiento médico les atribuía los contagios de las infecciones de transmisión sexual. El afeminamiento en un varón era, por tanto, una renuncia a la razón, la negación de su propia condición humana. Si el contacto sexual entre varones era pecaminoso, ostentarlo era imperdonable. A las mujeres se les podía controlar, reducir al espacio doméstico, vigilarlas para evitar que dieran rienda suelta a su propensión pecadora, pero los varones “que servían de mujer” eran muy peligrosos, por cuanto vivían en libertad y solían pasar desapercibidos. Por eso eran incomunicados en las cárceles mientras estaban en procesos judiciales, para evitar que “contagiaran” al resto de los presos. Por eso eran condenados a muerte.

Los privilegios de la fe Por supuesto, los archivos han conservado una visión muy parcial del homoerotismo durante la época. Indios, mestizos, mulatos y otras castas dominan ese universo erótico, mientras que los peninsulares y los miembros de la élite, como el clero, apenas son mencionados. A ese respecto, el virrey don Francisco Fernández de la Cueva manifestó su alivio de que ningún hombre de bien fuera involucrado en el proceso de Cotita.

Sentencia contra los sodomitas El 20 de septiembr e de 1604, las autorid ades civiles de la ciudad de Vallado lid (hoy Morelia) co ndenaron a cuatro varones por el delito de sodomía. La gravedad del crimen se hace notar en la rudeza de la sentencia: "Que sean sacados de la carcel y prisión en que estan en bestias de albarda con sogas a las gargantas atados los pies y m anos y voz de preg onero que manifieste su delito y llevados por las ca lles publicas al lugar donde suele n executarse semeja ntes justicias. Y alli se les da garro te en la forma acos tumbrada hasta que mueran naturalmente y mue rtos los cuerpos sean quem ados en llama de fu ego y hechos ceniça y de claro todos sus bien es que de los susodichos se ha llaren por perdidos y por de la camara de su mages tad."

Fuente: Archivo H istórico Municipal de Morelia, Michoacán. Citado en Zeb Tortorici “‘H eran Todos Putos’…”.

En carta enviada a la corte española se ufanó: “No está en la causa hombre ninguno 0no sólo de calidad, ni de capa negra, todos mestizos, indios, mulatos, negros y toda la inmundicia de este reino”. Si bien Cotita y el resto de los ejecutados mencionaron a 26 españoles, ninguno fue capturado, y eso, para la doble moral, es lo que cuenta. Otro proceso, también en ese 1658 en la capital de la Nueva España, fue el iniciado en contra del jesuita Matheo de Urroz, quien cometió el pecado nefando con un mestizo humilde de 19 años llamado Gerónimo. La atribulada madre acompañó al joven arrepentido a denunciar a su confesor —quien le dio tablillas de chocolate y un real para que guardara el secreto— ante la autoridad civil. El caso se archivó sin sentencia, al menos pública, pero con un vago rumor sobre el traslado del religioso a Guatemala. Los varones de capa negra ciertamente gozaban de privilegios y difícilmente terminaban en el fuego purificador. El legado de esa época negra todavía se deja sentir, desde los púlpitos y otros espacios de poder religioso. Al fuego de la hoguera le sucedió un discurso incendiario, que señala las conductas “anormales” al tiempo que cobija bajo sus sotanas a los “pecadores” dentro de sus filas. Pese a todo, fuera de los abismos de sus condenas, el deseo encuentra cauces para hacerse visible, expresarse en todas sus formas e incluso para —horror— reivindicar derechos. Uno de los saldos positivos de la modernidad, que no es otra cosa que la realidad, y la naturalidad del deseo sexual, imponiéndose finalmente a la idea de lo divino.

Fuentes: — Zeb Tortorici “‘Heran Todos Putos’: Sodomitical Subcultures and Disordered Desire in Early Colonial Mexico”, en Ethnohistory, número 54:1 (invierno de 2007). — Laura Lewis, “From Sodomy to Superstition: The Active Pathic and Bodily Transgressions in New Spain”, en Ethnohistory, número 54:1 (invierno de 2007). — Luis Morales González, “Sodomía en la Nueva España: El proceso de 1657-1658”, ponencia, III Encuentro Nacional de Escritores sobre Disidencia Sexual e Identidades Sexuales y Genéricas, UACM.


8  Letra S No. 163 / 02 / 2010

reseñas

La violencia y lo sagrado René Girard Anagrama, 1998

Agradecemos el apoyo brindado por: Fundación John D. and Catherine T. MacArthur

El ritual sagrado de la violencia El acto del sacrificio colectivo y los rituales que culpabilizan a las “víctimas propiciatorias”, son algunos de los temas que desarrolla magistralmente René Girard en su libro La Violencia y lo sagrado, donde afirma que el sacrificio a través de la violencia “restaura la armonía y refuerza la unidad social”, pues en el ejercicio del poder, la visibilización de la violencia “surte un efecto purificador”. El análisis de Girard cobra particular relevancia en el México actual cuando vemos que el Ejército inunda ciudades donde la delincuencia opera de manera impune y donde las ejecuciones cotidianas “entre delincuentes” han permeado el imaginario social. De ahí la importancia de este ensayo en donde el autor escarba en los confines de la civilización para descifrar los simbolismos y rituales que justifican la violencia, así como el entendimiento de mitos (muchos de ellos religiosos) que fundan y perpetúan el orden social. La investigación del autor se apoya en la relectura de los clásicos griegos y en una discusión rigurosa entre la sociología, la etnografía y el psicoanálisis, que han intentado ofrecer una explicación global de cómo lo sagrado, desde el discurso religioso y político, justifica los rituales de instituciones culturales y sociales. René Girard (1923) polemiza con los sucesores de Sigmund Freud y remarca las insuficiencias de la teoría del complejo de Edipo, poniendo énfasis en el rol de la “violencia fundadora” y en el de la “víctima propiciatoria” que le permiten construir una nueva teoría de lo sagrado y dar una interpretación convincente de numerosos temas míticos y rituales como la fiesta, los gemelos, los hermanos enemigos, el incesto, el doble, la máscara. El autor sostiene que “la violencia responde primordialmente, para una antropología científica, a instintos básicos” que tienen como común denominador la lucha del poder, ya sea económico, político, religioso o ideológico, muy presentes en el México convulso de nuestros días. (Antonio Medina)

Ellos vivieron felices para siempre

Príncipe y príncipe De Perla Szuchmacher. Puesta en escena de Aracelia Guerrero. Con Miguel Romero, Marcela Castillo, Leonardo Ortizgris, Paloma Woolrich y Tomás Rojas.

El amor de las parejas homosexuales y heterosexuales, así como su derecho a tener hijos, es el tema de Príncipe y príncipe, texto dramático que estrenó a finales del año pasado la compañía teatral Atracciones Meteoro, durante la III Muestra de Artes Escénicas de la Ciudad de México. La obra de teatro, escrita por Perla Szuchmacher, está inspirada en el cuento holandés Rey y rey, de Linda de Haan y Stern Nijland. La historia, apta para personas mayores de seis años, no tiene prejuicio ante la diversidad sexual y respeta la inteligencia del público. Durante el desarrollo de la obra jamás se escuchan etiquetas como “gay”, “orientación sexual”, “preferencia sexual”, “homosexual”, “lesbiana”, “diversidad sexual” o “LGBTI”. No hay clichés, ni se clasifica a la gente por su forma de ser. Tampoco hay villanos habituales al monótono mundo del maniqueísmo. Simplemente, el lenguaje es sutil y los personajes juegan con los estereotipos. El argumento es que la reina está cansada de gobernar y quiere ceder el trono a su hijo Tadeo, pero para ello, considera que todo monarca debe estar casado. Entonces, convoca a las mujeres del mundo a cortejar a su retoño. Al llamado acuden féminas de diferentes latitudes del planeta; sin embargo, el muchacho no se siente atraído por ninguna, hasta que llega la Princesa Celeste con su hermano, el Príncipe Azul, de quien el protagonista se enamora “a primera vista”. Igual que en el Distrito Federal, los príncipes deciden casarse legalmente porque se aman y tienen planes de adoptar niños. La reina, ansiosa y gozosa de tener nietos en el futuro, festeja. El telón cae con los vítores del teatro, pues las orientaciones sexuales vivirán felices para siempre. La primera temporada de Príncipe y Príncipe en 2010 se llevará a cabo del 13 de febrero al 11 de abril en en Teatro Benito Juárez de la ciudad de México, sábados y domingos a la 1:00 de la tarde. La segunda temporada se realizará en el Teatro Sergio Magaña, del 1 al 30 de mayo, en los mismos días y horarios. (Christian Rea Tizcareño)

ENTREVISTA A:

marina castañeda

Los derechos no son un problema moral

H

ace poco más de diez años, Marina Castañeda publicó La experiencia homosexual, un libro que se ha convertido en referencia obligada para quienes buscan comprender esta orientación sexual, ya sea por una vivencia propia o de terceras personas. Desde su experiencia como psicoterapeuta, la experta brindó una de las pocas, pero también de las más completas herramientas escritas en español que tratan el tema desde una perspectiva científica y desprejuiciada. Castañeda dio seguimiento al tema para, en 2006, publicar La nueva homosexualidad, texto en el que analiza la creciente visibilidad de la gente homosexual en la sociedad actual, y abordó los temas del matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción por estas parejas. Hoy, en medio de la polémica desatada por la aprobación de estas uniones en la ciudad de México, vale la pena rescatar la voz de una especialista calificada como ella.

El reconocimiento del matrimonio del mismo sexo, ¿hasta qué grado es una batalla civil y hasta dónde una batalla cultural? Los derechos para los gay no sólo conciernen a los homosexuales. Generalmente el debate va junto con un paquete que implica también los derechos de todas las minorías y generalmente va junto con aborto, anticoncepción, derechos reproductivos. La gente que ataca los derechos de los homosexuales suele también estar contra el aborto, la anticoncepción, el divorcio, la laicidad La gente se dio cuenta del Estado, los derechos de las mujeres. La homofobia de que si se aprueba siempre va de la mano con el machismo porque todo la unión civil gay no este debate sobre la homosexualidad toca los roles de pasa absolutamente género, la idea de cómo deben ser los hombres y cómo nada, no hay colapso deben ser las mujeres.

de la sociedad ni de la familia, no hay decadencia ni pérdida de valores.

¿Se limitan los derechos de las personas con el pretexto de su sexualidad?

En efecto, hay una reducción de la gente gay al ámbito sexual, pero es ahí donde se sitúan las líneas de fractura, las guerras culturales, que siempre pasan por el tema de la sexualidad. Homosexualidad, sexualidad libre, divorcio, anticoncepción, la sexualidad es un tema que afecta a todo el mundo. Una de las formas más comunes de la homofobia es reducir a la gente gay a sus prácticas sexuales. Los derechos civiles de los gays tienen que ser los de cualquier gente, porque son gente como cualquier otra.

En su libro La nueva homosexualidad cita como ejemplo la ley de uniones civiles en Francia, y afirma que una legislación ampliamente discutida y difundida gana aceptación muy pronto. ¿Qué ha pasado en este sentido en la ciudad de México? Es interesante que en los países donde se ha legalizado alguna forma de unión civil o matrimonio gay, su aprobación por la opinión pública suele ir en aumento. Por ejemplo, en el caso del PACS francés, cuando se aprobó en 1999, 49 por ciento de la población estaba a favor, lo cual ya es una cifra muy honorable. Dos años después, esa cifra había subido 20 puntos, a 69. Hubo mucha cobertura en la prensa de parejas gay, uniones, ceremonias, mucho debate en los medios. La gente se dio cuenta de que si se aprueba la unión civil gay no pasa absolutamente nada, no hay colapso de la sociedad ni de la familia, no hay una decadencia ni una pérdida de los valores. Se da cuenta de repente de que los gays que aparecen y se unen legalmente por miles son perfectamente idénticos a todo el mundo, que no tienen nada de raro. Esta ha sido la tendencia en todos los países donde se han aprobado medidas de este tipo. En México, el debate no se ha planteado correctamente. Se ha planteado desde un punto de vista moral, sin los datos duros, sociológicos, psicológicos, científicos, que deberían estar sobre la mesa. ¿Por qué no están sobre la mesa? Por la misma homofobia que rechaza cualquier información científica, porque esa es la naturaleza del prejuicio. A las personas prejuiciosas no les importan los datos objetivos, les importa sostener su creencia. Su creencia es una especie de feedback perpetuo donde sólo ven lo que quieren ver y todo lo que ven confirma su prejuicio. Además hay un problema de ignorancia incluso en quienes están a favor del matrimonio homosexual que no disponen de la información necesaria para debatir científicamente porque creen que ya saben lo que hay que saber. Dicen que los gays son como cualquier gente, por lo que deben tener los mismos derechos, lo cual es un punto de vista muy válido pero no es suficiente. También debemos tener los datos de qué pasa cuando se aprueba el matrimonio gay, qué sucede históricamente, en la opinión pública, en los hechos o con el gran tema de los niños. Unos no saben que existen los datos y a otros no les importan los datos. Entonces la discusión se da de una manera totalmente abstracta, moralista, siendo que no es un problema moral. Los derechos no son un problema moral.


02 / 2010 / No. 163 Letra S  9

Mujeres con cecina

César Vicente

El bajo nivel en el que se ha dado el debate, ¿podría en alguna forma ser contraproducente?

Por supuesto. Sabemos históricamente que cuando hay avances importantes en los derechos de las minorías, trátese de los gays, los afroamericanos, las mujeres, siempre hay un movimiento contrario. Sabemos que, por ejemplo, la violencia homofóbica aumenta cada vez que hay un avance en los derechos de los gays. El debate ha tomado la forma de ataques personales de unos contra otros y ya se pierde totalmente el fondo del asunto y, sobre todo, el conocimiento científico del asunto. Entonces debemos estar muy alertas, de las reacciones que están llegando y que van a seguir.

En estos procesos, se puede partir de varios puntos. Uno es que en cualquier país donde haya leyes contra la discriminación –y en México tenemos una–, si los gays tienen menos derechos que los heterosexuales hay una violación a esa ley. Otro punto de partida se da cuando hay discrepancia de los diferentes niveles, por ejemplo, del nivel municipal al estatal o al federal. En ese caso, las cortes tienen que ajustar las leyes. Por ejemplo, si un matrimonio efectuado en la ciudad de México tiene validez obligatoriamente en todo (Igual que con los el territorio nacional, lo mismo debería pasar con el ma- niños criados por trimonio gay. O sea, no es posible que haya matrimonio homosexuales) hubo gay aquí y que no sea reconocido en todas partes. Es todo un debate decir, en todo este proceso van surgiendo discrepan- acerca de qué cias e incongruencias que tienen que irse resolviendo. pasaría con los

Respecto a la adopción por parejas homosexuales, ¿hay argumentos sostenibles para oponerse a ella?

pobres niños de parejas interraciales. Cuarenta años después, uno de esos niños ocupa la Casa Blanca.

No los hay. El único argumento que me parece un tanto convincente es que los niños criados por homosexuales, sean hijos biológicos o adoptivos, podrían ser estigmatizados por ser diferentes. Sin embargo, lo mismo sucedió con el divorcio. La gente estaba horrorizada: “¿Qué va a pasar con los niños? Se van a burlar de ellos en la escuela”. Finalmente, todos nos acostumbramos a ver a niños con padres divorciados, nos dimos cuenta que no les pasa nada, nadie se burla ya de ellos. Lo mismo pasó con los hijos de madres solteras, otro escandalazo. Hoy hay tantos niños con madres solteras que ya nadie se fija en ellos. Lo mismo pasó con los hijos de matrimonios interraciales. Fue un caso muy interesante porque hasta hace poco todavía estaba prohibido el matrimonio interracial. Los oponentes a estas uniones decían que los niños no iban a ser ni blancos ni negros, que no serían aceptados ni por la sociedad blanca ni por los afroamericanos, que no tendrían identidad, que serían estigmatizados. Hubo todo un debate acerca de qué pasaría con los pobres niños de parejas interraciales. Cuarenta años después, uno de esos niños ocupa la Casa Blanca. Pienso que va a suceder exactamente lo mismo, habrá cada vez más hijos de parejas homosexuales y la gente se dará cuenta de que estos niños no tienen nada de raro, que son igualitos que los criados por heterosexuales. Creo que, aparte de estos sobresaltos del conservadurismo, en términos generales la sociedad sí está evolucionando hacia una mayor tolerancia por una sencilla razón: la globalización. No es que seamos más cultos o más educados o más altruistas, no. Es sencillamente que la globalización tiene como efecto enfrentarnos diariamente a personas diferentes a nosotros. Gracias a la globalización, a diario conocemos a personas de otras razas, otras nacionalidades, de idiomas, costumbres y profesiones diferentes. Poco a poco nos estamos acostumbrando a la diferencia. Hablando sólo del mundo occidental, creo que esta es una tendencia histórica.

¿Cómo elevar el nivel de la discusión y tener un debate más sustentado? Me ha impactado mucho el carácter provinciano de todo este debate. No estamos fijándonos en lo que está haciendo el resto del mundo, como si no existiera, como si no hubiera datos, y el debate se ha dado en torno a prejuicios únicamente. Es un panorama desolador. Lo mismo ha sucedido con otras discusiones de esta naturaleza, como la eutanasia y una serie de temas sociales se debaten a un nivel de prejuicio. Este debate es emblemático de lo que está pasando. Por eso debemos estar muy pendientes cuando se atenta contra la laicidad del Estado, este es un tema que nos concierne a todos, no es un tema de los gays. Esto de los homosexuales sólo es la punta de la lanza, sólo es el principio de algo mucho más grande. (Rocío Sánchez)

Óscar Dávalos

En el caso de Estados Unidos, cita en su libro, las cortes en general han fallado por los derechos de la población homosexual. ¿Podemos confiar en que suceda esto en México? Mujeres con Cecina es un amasijo de historias con un desenlace inesperado. ¿Quién hubiera pensado que ese taquito de cecina iba a desencadenar sucesos tan trágicos? Un montaje que reúne a Marta Claudia Moreno, Laura de Ita, Vanessa Ciangerotti, Nora Huerta, Marisol Gasé, Cecilia Sotres y Ana Francis Mor. Viernes y sábados de febrero, 22:30 en El Vicio, Madrid 13 Coyoacán. Reservaciones 5659-1139 .

agenda

La Red Mexicana de Personas que viven con VIH/sida invita a sus talleres para personas recién diagnosticadas. Martes de febrero. Informes: 5273-7308 o redvihsida@prodigy.net.mx.

FEBRERO Marcha por el orgullo y la dignidad de nuestras vidas En defensa del derecho al matrimonio universal, se convoca a la población de la diversidad sexual, así como a ciudadanas, ciudadanos y movimientos solidarios. hora: 11:00 horas. recorrido: Del Ángel de la Independencia a la residencia oficial de Los Pinos. convoca: Sociedad Unida por el Derecho al Matrimonio entre Personas del Mismo Sexo

6

8

Publicación de la Convocatoria de Ayudas Sociales de la Fundación Pfizer, en el periódico La Jornada.

Presentación del libro Género, poder y política en el México posrevolucionario Compilado por Gabriela Cano, Mary Kay Vaugan y Jocelyn Olcott. Prólogo de Carlos Monsiváis. comentan: Heather Fowler-Salamini, Deborah Dorotinsky, Pablo Seman, Daniela Spenser. modera: Gabriela Cano. hora: 18:00 horas. sede: Sala Alfonso Reyes, El Colegio de México, Camino al Ajusco 20. convoca: Fondo de Cultura Económica y Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer de El Colegio de México.

8

Quinto Festival Internacional de Cine Gay en la UNAM Participan más de 40 filmes de México, Francia, Estados Unidos, España,

15-21

Alemania, Italia, Finlandia e Inglaterra. Homenaje a los cineastas Julián Hernández, Roberto Fiesco y Derek Jarman. sedes: Sala Julio Bracho del Centro Cultural Universitario, Sala Fósforo y Auditorio y Sala de Conferencias del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC). contacto: www.efcomunicaciones.com Cierra de la Convocatoria José María Covarrubias, México 2010. Concurso de artes visuales en el marco de las XXII Jornadas Culturales por la Diversidad Sexual en el Museo del Chopo. dirigido a: Todos los creadores artísticos mexicanos y españoles, así como extranjeros residentes en México y España. convocan: Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, Museo Universitario del Chopo (MUCH), Altarte A.C. y el Festival Visible de Arte Contemporáneo. información: MUCH, 5546-5484 o 5546-8490, extensión 111.

26

Cuenta Conmigo Diversidad Sexual Incluyente A.C. abre sus grupos apoyo para jóvenes gay, lesbianas y bisexuales; mamás, papás y otros familiares. hora: 10:00 horas. sede: Centro Recreativo DIF Niños Héroes, Popocatépetl 276, colonia Santa Cruz Atoyac. Benito Juárez. informes e inscripciones: tuapoyo@ cuentaconmigo.org.mx, 5601-5695 y 5232-2751.

27


10  Letra S No. 163 / 02 / 2010

crónicasero joaquín hurtado

México no es Holanda –Seguramente usted escuchó mal si cree que yo dije que la falta de lluvias acá en el pueblo se debe a tanto maricón. Como alcalde yo respeto, además no tengo pendiente porque mis parcelas son de riego, por cierto las únicas que hay por estos lugares. Pero qué le vamos a hacer si son herencia de mi abuelo. Me refiero a las tierritas, no a los jotos, mi abuelo fue muy hombre.

cápsulas El riesgo de padecer cáncer anal causado por el Virus del Papiloma Humano es mayor en personas VIH positivas que en VIH negativas, informaron especialistas de la Infection Disease Clinical Research, iniciativa para atender enfermedades clínicas infecciosas de importancia militar.

De acuerdo con otro estudio las infecciones preexistentes de VPH incrementan considerablemente el riesgo

–Que los gays se casen está muy bien. Que los homosexuales la gocen amparados con papeles legales, no le veo ningún problema. Nos tenemos que modernizar y poner al día con el mundo civilizado. Pero, ¿que adopten niños? En las cochinadas que hagamos los adultos no tenemos por qué meter a los inocentes. –Lo pasé hasta el último de la lista de mis pacientes porque usted sabe cómo son las gentes de por acá. Su enfermedad causa mucha inquietud y para evitar quejas con la dirección del hospital uno debe ser prudente. Usted me ha enseñado a tolerar. Tres horas que lo hice

de contraer VIH. Ambos estudios concuerdan en que debería aplicarse una vacuna contra VPH tanto a personas VIH positivas como a personas en riesgo de haberse infectado de VIH.

A partir del 11 de enero las personas con VIH pueden ingresar a los Estados Unidos sin que esto sea una causa para impedírselos. De igual manera el requisito de examen médico, que incluía una prueba de VIH, para solicitar permiso de residencia fue eliminado.

esperar no son nada en comparación con todos los problemas que evitamos. –Si yo les digo joteretes no es por mal, es una forma coloquial, casi cariñosa, de referirme a los que, pobrecitos, no nacieron con la buena estrella de nosotros los varones. –Sr. Saavedra, como Presidente pude haber dicho lo que mis asesores creyeron necesario que yo expresara en el marco de aquella conferencia mundial sobre homosexualismo y sida. Las demandas de la patria eran un tanto distintas. Mi gobierno sigue sosteniendo que la homofobia reduce la calidad de vida de todas las

De acuerdo a un estudio hecho en Suiza, un incremento en la CV de 50 (indetectable) a 1000 (cantidad que vuelve a alguien “infeccioso”) entre una prueba y la siguiente es probable en un 2 por ciento. El 77 por ciento de los rebrotes se explica por una adherencia deficiente al tratamiento. Un estudio publicado en Nature Medicine encontró que las llagas sanadas de Herpes tipo 2 incrementan el riesgo de infección por VIH, pues en las células de la piel que sanó a la lesión existe una carga de células CD4 37 veces mayor y por lo tanto más células con CCR5 receptor esencial del VIH.

Una carga viral (CV) de VIH indetectable no garantiza la no transmisión del virus.

personas. Pero yo hablaba como político y hombre de Estado, no como ciudadano de un país que tiene su propia historia, sus costumbres arraigadas, su religión mayoritaria y sus tradiciones. México no es Holanda, lo invito a trabajar por el país y fomentar las virtudes trascendentales en el combate al crimen y los antivalores. –Mi tía Tencha se hizo marimacha, de repente supimos que se enredó con la directora de la escuela donde estudiaba la Beba y abandonó hogar y marido, que acá entre nos dicen que también es mariscón y no le cumplía como hombre. Marranos, hasta parecen chilangos.

Un marcador genético asociado con la aterosclerosis está enormemente asociado con eventos de enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico y recuperación inmune más pobre en personas con VIH, afirman investigadores españoles en la 15ª edición del Journal of Infectious Diseases de febrero.

La Fundación Ford anunció que donará 250 mil dólares para ayudar a mantener servicios médico a pacientes VIH positivos en Haití. Según ONUSIDA (UNAIDS), en Haití viven 120 mil personas con la infección, los servicios entraron en crisis después del terremoto del 12 de enero.

católicas por el derecho a decidir

La homofobia no es un mensaje cristiano. La sexualidad es un don de Dios

A

mar es el principal mensaje de Jesús, pero no un amor basado en el sufrimiento, en las culpas o en la exclusión, sino un amor basado en la misericordia y en el respeto a la dignidad de las personas. El Reino de Dios se construye con base en la dignidad, en levantar a los humillados y lastimados de la historia; no se construye con base en la discriminación o en la ofensa. Todo seguidor de Jesús tiene que sanar y restaurar la vida para contribuir al Evangelio. La discriminación no sana ni restaura la vida, por el contrario, la discriminación hiere a las personas. Por tanto, el mensaje que debe difundirse es precisamente el de amor, el de respeto; debe eliminarse todo aquello que promueva la exclusión y la discriminación. Desafortunadamente la jerarquía de la Iglesia católica ha estado a la cabeza de mensajes que provocan discriminación hacia homosexuales y lesbianas. El rechazo y la condena por parte de nuestra Iglesia a la reciente reforma en el Distrito Federal, en la que se permite el matrimonio y la adopción de menores a parejas del mismo sexo, ha dejado ver esta segre-

gación. Si la jerarquía dedicara esta misma fuerza y tiempo a luchar por una vida digna con salarios justos, vivienda, salud, educación, realmente estaría contribuyendo al Reino de Dios. Es muy triste y lamentable reconocer que infinidad de lesbianas y homosexuales han sido lastimados por la Iglesia católica. Creemos fundamental que la jerarquía de esta Iglesia entienda el daño que produce con sus mensajes, a miles de personas cuya única diferencia es una orientación sexual distinta a la heterosexual. Como católicas anhelamos una Iglesia realmente comprometida con las personas cuya dignidad es mancillada en el mundo contemporáneo, que restaure la vida, que oriente y guíe en el mensaje cristiano, que valore a cada una de las personas, independientemente de su sexo o de su orientación sexual, anhelamos una iglesia que sea continuadora del mensaje de Jesús; mancillar la dignidad de las personas, provocar la persecución, el odio, la homofobia no es un mensaje cristiano. Consideramos que es tiempo de reconciliarnos con nuestra fe, con el amor a nuestra Iglesia. Es tiempo de encon-

trarnos con ese Dios misericordioso que nos ama, ese Dios del cual fuimos hechos a imagen y semejanza. Mujeres y hombres, independientemente de la orientación sexual, somos cuerpo de Cristo, y cada una y cada uno en particular somos miembros de Él. Quienes integramos Católicas por el Derecho a Decidir deseamos ofrecer palabras de aliento a estas personas que han sido lastimadas: * A Jesús le interesaba la vida de la gente más que cuestiones religiosas. El Reino de Dios consistía en sanar y restaurar la vida. La jerarquía tendrían que sanar la vida y la discriminación no sana. * Jesús murió por todas y todos y nos invita a amar sin excepción. Todas las personas, independientemente de su orientación sexual, merecemos ser amadas y amados. * La sexualidad es un don de Dios, no importa cuál sea su orientación. Querer negar esto, sería como decir que Dios no sabe hacer bien las cosas, que se equivocó. La orientación sexual es innata. La Biblia enseña que Dios vio todo lo creado y lo llamó bueno.

* La orientación sexual no incide en la dignidad de las personas. Una persona es más digna o indigna por lo que hace, no por su orientación sexual. * La Biblia es la palabra de Dios pero también es palabra de humanos. Los autores, aunque inspirados en Dios, escriben en ocasiones, desde su condición humana, frágil y herida. Dios es amor, así que cuando leamos algún pasaje que no nos comunique amor, debemos preguntarnos si en verdad expresa la voluntad divina. * Es fundamental en la fe cristiana creer que nuestra conciencia tiene prioridad sobre cualquier tradición, enseñanza o costumbre. Esto es parte de la enseñanza católica. La autoridad última es Dios. La homosexualidad y el lesbianismo son otras de tantas formas que tenemos para acercarnos a Dios y vivir el Evangelio. Si realmente creemos en nuestro glorioso Señor Cristo Jesús, no hagamos diferencia entre las personas (Santiago 2:1). Con mayor razón, cuando esas diferencias son usadas para promover discriminación.


Agradecemos el apoyo brindado por: Fundación Ford 02 / 2010 / No. 163 Letra S  11

¡Oh, dios! Los odios de la Iglesia católica texto: Alejandro Brito

“La mujer

está tan ávida de placer que es tan perversa como los animales”. Con esta frase de Orígenes, uno de los llamados padres de la Iglesia católica, montada con luz neón en una capilla, da comienzo la exposición plástica ¡Ohdios!, del artista plástico Carlos Aguirre. Expuesta el año pasado en el museo Ex Teresa Arte Actual, antes templo de Santa Teresa la Antigua, el artista plasma, en una serie de cajas luminosas de vinil de gran tamaño, la hipocresía que ha caracterizado a la Iglesia católica a lo largo de su historia, en torno a la sexualidad. Entrevistado en su estudio en la colonia Roma, el artista casi autodidacta, formado como diseñador industrial y con una maestría en arte realizada en Londres, describe su trabajo: “Mucho de lo que hice fue una crítica a Marcial Maciel y a los curas pederastas. En un vinil muy grande está Maciel, y alrededor de él casi 170 nombres de curas pederastas con una serie de imágenes de espermas alrededor”. (imagen superior) Además de ser una expresión común, el título expresa el asombro –“¡Oh dios, cómo haces esto!”– ante tantas vejaciones cometidas por los supuestos representantes de dios. Pero también alude a los o-dios hacia las mujeres, sobre todo, y hacia el placer sexual en general, expresados en la doctrina cristiana desde los padres de la Iglesia hasta los actuales jerarcas católicos. Para ello, el artista recopila frases de San Agustín, Santo Tomás, Orígenes y Onésimo Cepeda, por mencionar algunos, y las incorpora a las imágenes. “Hay textos de San Agustín aconsejando a un amigo viudo que le revela su deseo de volverse a casar; le dice que es como si un perro vomitara y después regresara a comerse la vomitada. La idea que ellos tenían de la mujer era la de un vil instrumento para procrear hijos, y en el momento en que ella se embarazaba, recomendaban, como hizo hace poco uno de los arzobispos mexicanos, actuar como los animales, que luego de preñar a la hembra, ya no tienen relaciones sexuales con ella”, explica el artista mexicano. La misoginia de la Iglesia católica es proverbial, en el cuerpo de la mujer concentra toda la maldad, la perversión y el peligro que acecha al hombre, le

comentamos. Excepto María, nos dice, “es muy curioso cómo a través de los siglos van convirtiendo a María en una virgen. En un principio se aceptaba que Jesús tenía hermanos, después a esos hermanos los colocaron como medios hermanos hijos de José, pero eso significaba que José había tenido hijos con otra mujer anterior y no con María que era virgen, entonces hicieron virgen a José y los medios hermanos pasaron a ser primos. Todas las historias oficiales son falsas, y las de la Iglesia católica son divertidísimas, y lo que más me impacta es como siendo tan obvio todo, siga teniendo tanta fuerza.” Y hablando de odios, Carlos Aguirre admite abiertamente el suyo hacia la Iglesia católica, sentimiento nacido desde muy joven debido a una historia personal, cuando vivía en Acapulco y estudiaba en la escuela La Salle, de corte religioso. “El director de la escuela nos metía unas manoseadas impresionantes. Ezequiel Nieto era o es su nombre y cada vez que podía se acercaba a nosotros, nos llevaba a la dirección y nos metía mano por donde podía. Cuando estás en quinto de primaria es muy complicado entender qué está pasando, saber defenderte y, sobre todo, poder decírselo a tus padres. Desde entonces cuestioné toda esa hipocresía de la Iglesia. Cuarenta años después, es un tema que me apasiona porque me parece que es una cueva de gente excesivamente perversa, que utiliza y manipula a la gente”. Ese apasionamiento lo llevó a grabar los sermones en las iglesias del primer cuadro de la ciudad, incluido el de Norberto Rivera, y los reprodujo al mismo tiempo en cuatro bocinas que colocó en la nave principal del ex templo. Cada bocina con un sermón distinto, lo que generaba, según nos explica, una cacofonía al ritmo de los aburridos sermones parroquiales.

Dominen sus pasiones, no se vayan a parecer a nosotros Hace unos días, la Conferencia del Episcopado Mexicano llamó a los homosexuales “a dominar sus instintos y pasiones”, se lo comentamos a nuestro entrevistado y de inmediato replica: “Lo que es curioso es que, son los que menos pueden pedir ese tipo de cosas. Hace unos días leí divertido una declaración de un sacerdote diciendo que ellos, como habían sufrido el problema

Carlos Aguirre

Entrevista con Carlos Aguirre, artista plástico

de la pederastia al interior de la Iglesia, tenían toda la autoridad moral para oponerse a la adopción de niños por parte de los matrimonios del mismo sexo. Finalmente ellos han aceptado que dentro de la Iglesia ha habido mucha pederastia por esa represión que han tenido en su vida sexual. El sacerdote, si se casara, no andaría tratando de cogerse a quien pueda. Esa deformación tan extraña los ha convertido en grandes pederastas y ahora apelan a toda esa autoridad moral para decir ‘dominen sus pasiones porque no se vayan a parecer a nosotros’”. No dudas en calificarlos de “perversos”, le decimos. Lo son, lo son, responde con firmeza y añade, “yo lo puedo confirmar, ya lo dije, con nombres y apellidos, que son unos perversos. No dudo que haya curas con buenas intenciones y que sean tan reprimidos que no tienen ningún tipo de problemas o que masturbándose logran sacar toda su energía”. Los mismos padres de la Iglesia como Orígenes o teólogos de la altura de San Agustín tienen sus historias truculentas”. El primero, nos comenta Carlos Aguirre, fue un mujeriego arrepentido que por sentimiento de culpa llegó a castrarse para ya no sufrir tentaciones, según cuenta la leyenda. ¿Cuál fue la reacción del público que visitó tu exposición?, le preguntamos. “Estuvo muy dividida entre un ‘¡bravo!’ y la maldición. Tengo el cuaderno donde los visitantes apuntaron sus opiniones. Pero cre que las exposiciones no están hechas solamente para el placer estético sino también para el intercambio de ideas”. Lo dice un artista que perteneció

“En el acto sexual el hombre se hace igual a la bestia” Tomás de Aquino

“Adúltero es también el que ama con demasiada pasión a su mujer” San Agustín a una generación en la que el contenido social del arte era un componente central de su trabajo, durante los años setenta y principios de los ochenta. Ahora prepara un trabajo sobre los cristeros para el Museo Universitario de Arte Contemporáneo, lo que le resulta muy interesante por el paralelo que se está dando con toda esta falta de respeto por parte del clero católico hacia lo que significa el Estado laico, a partir de las discusiones sobre los matrimonios del mismo sexo y la interrupción legal de embarazos. Con suerte y la reveladora y luminosa exposición ¡Oh-dios! la podamos volver a apreciar próximamente en un espacio como la UAM, que ya la solicitó aunque aún no se concreta nada, nos anuncia finalmente Carlos Aguirre.


12 LA,CONTRA

Búscanos el primer jueves de cada mes en

No. 163 4 FEBRERO 2010

La sexualidad en la vejez es un tema poco estudiado. Los prejuicios que rodean a la actividad sexual en los adultos mayores están relacionados con sentimientos negativos que despiertan como grupo poblacional, y responden más a los estereotipos de juventud y belleza creados y posicionados por la mercadotecnia.

El erotismo no tiene fecha de caducidad texto:

Mario Alberto Reyes

En México, de acuerdo con un estudio elaborado por el Departamento de Salud Pública de la Universidad de Guadalajara en 2006, una de las “certezas” más frecuentes y dañinas para las personas de edad avanzada es la que dicta que no tienen una vida sexual activa y que carecen de interés en construir una relación sentimental. Si lo hacen, corren el riesgo de ser consideradas “anormales” o “inmorales”. Al respecto, David Barrios Martínez, director de Caleidoscopía, Espacio de Cultura, Terapia y Salud Sexual, señala que los estereotipos, prejuicios y bromas que se hacen sobre la sexualidad y la vejez pueden afectar amplia y negativamente la experiencia sexual de los viejos. “Hay un síndrome social conocido como ‘ancianismo’, es una forma de discriminación que niega el derecho al placer de las personas mayores porque carecen de facultad reproductiva y su imagen no es acorde a los estereotipos de juventud y belleza predominantes, pues socialmente se cree que sólo saben narrar cuentitos a los nietos o hacer algún mandado”.

En entrevista con Letra S, el sexólogo apunta que a pesar de la inexistencia de razones médicas, fisiológicas y éticas para que los ancianos aminoren su vida sexual, la cultura de chistes, burlas y denuestos que los rodean los convierte en “viejos rabos verdes” y “señoras lagartonas” cuando se atreven a romper el orden social. No obstante, añade que los prejuicios afectan más a las adultas mayores, pues cuando algún varón maduro corteja a alguien más joven, socialmente se ve bien que sea “muy gallito”, incluso se piensa que es un “galán otoñal”. En cambio, para las mujeres el estigma es mayor porque además de ser una “puta” es una “puta vieja”. El cortejo y los escarceos sexuales durante la vejez socialmente son difíciles de concebir. Hay quienes se “horrorizan” imaginando a dos septuagenarios en un “rico encuentro sexual”. La cultura del ‘ancianismo’ se va impregnando porque considera a los adultos mayores parte del “desván de las cosas olvidadas”, incluida su sexualidad. Para el experto, es necesario fomentar una cultura reivindicatoria del derecho a envejecer dignamente, pues

actualmente la mercadotecnia y la publicidad crean una “matriz cultural nefasta” que provoca en las personas un desgaste emocional y una sensación – conforme avanzan en edad–, de “menor propiedad” del mundo en el que viven. David Barrios subraya la necesidad de reivindicar las palabras “viejo” y “vieja”, pues los conceptos “adulto mayor” o “tercera edad” son eufemismos utilizados para no pronunciar palabras socialmente “mal vistas”, y llama, sobre todo a los jóvenes, a entender que el erotismo no envejece ni tiene fecha de caducidad.

Geriatría y sexualidad Cifras del Consejo Nacional de Población arrojan que en México existen cerca de 10 millones de adultos mayores (personas de 60 años y más), de los cuales 4.4 millones sobrepasan las siete décadas de vida. La hipertensión, la diabetes mellitus, y las crónico-degenerativas como la artritis, son las principales enfermedades que afectan a este sector de la población, asevera Clemente Zúñiga Gil, médico internista e integrante del Comité Ejecutivo de la Academia Latinoamericana de Medicina del Adulto Mayor.

En 2050 serán 1,600 millones.

Hoy viven 490 millones de adultos mayores en los países en desarrollo.

Principales causas de incapacidad en esta población Problemas de visión 7%

Trastornos gastrointestinales 7%

Depresión 8%

Sin embargo, añade que padecimientos como la depresión, el mal de Alzheimer, la incontinencia urinaria y las caídas también afectan frecuentemente a los ancianos. En cuanto al abordaje de la sexualidad, apunta que debe ser parte de la consulta cotidiana porque, asegura, tres cuartas partes de la población mayor de 70 años permanece sexualmente activa, por lo que a pesar de ser una generación con criterios, tabúes y creencias diferentes, lo mejor es hablar “de la manera más abierta posible”. El también Jefe del Área de Medicina Interna y Geriatría del Hospital General de Tijuana, menciona a Letra S la insuficiente formación de geriatras, pues en todo el país sólo existen 200 médicos certificados, y califica como un avance la creación del Instituto Nacional de Geriatría. “Esto no es sólo responsabilidad del gobierno, sino también de los profesionales de la geriatría y de la sociedad porque está enfocada hacia una cultura de lo bello y lo joven conceptualizada como lo mejor. Olvidamos que lo que somos ahora es gracias a lo que hicieron los viejos en su momento”.

Edad promedio de la población mexicana 43 años en 2050

Casi 27 años en 2000

37 años en 2030

21.8 años en 1970

Demencia 25%

Artritis 10%

Incapacitación de algún miembro 11%

Apoplejías 11.4%

Fuente: Investigación dirigida por Renata M Sousa, publicada en la revista The Lancet, noviembre 2009.

La esperanza de vida pasará de 76.6 años en 2010 a 79.8 en 2030. Fuente: Consejo Nacional de Población


Letra S 163 (Febrero, 2010)