Issuu on Google+

Suplemento mensual Número 156 Julio 2009 Directora General: Carmen Lira Saade Director Fundador: Carlos Payán Velver

salud sexualidad sida

le t r a

Política sexual y propaganda electoral 4-5

Encuesta: Marcha de la diversidad sexual 10

Las generaciones actuales de jóvenes y adolescentes, inician su vida sexual en mejores condiciones que las generaciones anteriores. Están mejor informadas y cuentan con mayores servicios. Sin embargo, especialistas en el tema advierten de alertas rojas que indican retrocesos en los logros alcanzados en los derechos sexuales y reproductivos de esta población.


let r a

Número 156 Julio 2009 

02

tiro al

blanco Y no estoy de acuerdo porque antes que priísta soy creyente y el Estado laico me vale madres

“No estoy de acuerdo porque si bien es cierto que la homosexualidad es una enfermedad genética y que puede ser curada hasta cierto punto a través de medios psicológicos y que Dios creó al ser humano como mujer y como hombre para que convivieran, se reproducieran (sic)”. Cervando Ayala, candidato del PRI a diputado federal de Guerrero, ante la pregunta “¿Cuál es su postura sobre la libre convivencia de los sexos?”. (El Universal, nota de Liliana Alcántara, 21 de junio de 2009)

Con estos candidatos, que Dios nos agarre confesados “No hay autoridad que no ponga Dios a través de sus manos, a través de sus votos y de su conciencia. Ustedes ya saben quién es el mejor candidato: Manuel González Valle en la gubernatura y su servidor en la diputación federal”.

En el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, el pasado viernes 26 de junio, el presidente Felipe Calderón expresó una idea de la juventud mexicana muy cargada de prejuicios. La presentó como una juventud descreída que no confía en la familia, en la escuela, en los representantes de la sociedad y que no cree en Dios porque “no lo conocen”. De acuerdo con su percepción, la juventud es presa fácil de las drogas ilícitas por ese vacío espiritual y existencial en el que viven.

editorial

Esta definición de juventud es falsa y estigmatizadora. Basta con recurrir a la Encuesta Nacional de Juventud 2005, elaborada por la SEP y el Instituto Mexicano de la Juventud, para darse cuenta que la familia y la escuela son las instituciones que gozan de la mayor confianza de las y los jóvenes, alcanzando 9 y 8 puntos en una escala del 1 al 10. Que la inmensa mayoría de ellas y ellos, 84.4 por ciento, se declaran, practicantes o no, católicos, creen en la Virgen de Guadalupe y en la noción de pecado. Además, de acuerdo con la Encuesta mencionada, la juventud mexicana está muy consciente del riesgo que significan las drogas y el alcohol. Los perciben como el mayor problema que enfrentan. Y los “drogadictos” son el grupo menos tolerado a quienes las y los jóvenes no les gustaría tener como vecinos. Y se podrían enumerar otros indicadores de é vvsta y otras encuestas para desmentir esa visión tendenciosa expresada por el presidente Calderón. Son problemas muchos más terrenales y concretos, como el desempleo, la pobreza, la corrupción y la desigualdad social, y no el supuesto “vacío espiritual”, los que exponen a la juventud al riesgo de las adicciones a las drogas o al alcohol. Insistir en lo otro, sólo conduce a la estigmatización de los gustos y estilos de vida juveniles.

Miguel Martínez Peñalosa, candidato del PAN a diputado federal de Querétaro. (La Jornada, nota de Mariana Chávez. 30 de junio de 2009)

¡Está cañón! Y eso que no mencionó los efectos del vacío estomacal de la juventud “Una juventud que […] tienen pocos asideros trascendentes, que tienen poco que creer, que no creen en la familia, que no tuvieron; que no creen en la economía o en la escuela, que no creen en Dios, porque no lo conocen. […] Esta falta de asideros trascendentales hace, precisamente, un caldo de cultivo para quienes usan y abusan de este vacío espiritual y existencial de nuestro tiempo.” Felipe Calderón, presidente de México, explica los motivos por los cuales la juventud se hace adicta a las drogas. (Comunicación Social de la Presidencia de la República. 26 de junio de 2009)

¿Y por qué no mejor desde la masturbación? “La reforma en Guanajuato consiste en ratificar el compromiso internacional del Estado mexicano de proteger el derecho a la vida desde la concepción, lo que se traduce en fortalecer el valor del respeto a la vida humana.” Gustavo Rodríguez Junquera, procurador de Derechos Humanos del estado de Guanajuato, al explicar por qué no interpondrá una controversia constitucional sobre la legislación local antiaborto. (La Jornada, nota de Carlos García, 19 de junio de 2009)

let r a

salud sexualidad sida

Suplemento mensual Número 156 2 julio 2009

Canarias No. 45, Col. San Simón Ticumac, 03660, México, DF. Tels./Fax: 5532-2751 y 5672-7096. letraese@letraese.org.mx www.letraese.org.mx

Es el tercer crimen en lo que va del año

Con seis puñaladas, asesinan a transgénero en Puebla ▪ Con múltiples heridas causadas por un arma punzocortante fue hallado el cadáver de Fernando Javier Hernández Fajardo, “Ana María Z. Jones”, de 39 años de edad, en su departamento de la unidad habitacional El Carmen Gastronómico, al sur de la ciudad de Puebla. De acuerdo con la averiguación previa 42/2009/AEH, el incidente ocurrió a la medianoche del martes 16 de junio, en el interior del domicilio. Hernández Fajardo formaba parte del elenco del show travesti de Franco Disco Club y era el único habitante del departamento. Vecinos del lugar indicaron que, tras escuchar algunos ruidos extraños al interior del departamento, llamaron por teléfono a Ismael Mendoza, “Cucusa Minelli”, compañera de trabajo y amiga de Ana María, quien al llegar al domicilio, halló la puerta abierta sin forcejeos y al interior encontró el cuerpo de la occisa con bermuda y playera, así como un fragmento del arma con que fue asesinada. Tras identificar el cadáver, la hermana de Ana María comentó en la Procuraduría General de Justicia del estado de Puebla que desconocía la posible causa de los hechos. Testimonios de personas cercanas a Ana María indicaron que del lugar desaparecieron un estéreo, un reproductor de discos compactos y otras pertenencias como collares y aretes. Asimismo, un vecino del edificio de enfrente declaró haber visto a “varios” sujetos salir del departamento aquella noche. Al respecto, activistas del colectivo de la diversidad sexual de la capital poblana, dijeron en entrevista que se trata del tercer asesinato en contra de una persona transnotiese

género en Puebla durante 2009. Activistas temen una Veinticinco días atrás, debajo de un campaña de odio hacia puente, en un camino hacia el po- la comunidad gay blado de Canoa, se encontró el ca- poblana, azuzada por la dáver de una persona transexual Iglesia católica al con múltiples heridas de arma pun- estigmatizar a las zocortante. personas con Asimismo, a inicio del año, se orientación homosexual encontró el cuerpo de otra persona y fomentar la transgénero al interior de su depar- homofobia tamento con un balazo en la frente. Onan Vázquez, coordinador de la organización civil Vida Plena Puebla, indicó a esta agencia que se teme una campaña de odio hacia la comunidad gay poblana, en la que la Iglesia católica tiene injerencia al estigmatizar a las personas con una orientación sexual distinta y fomentar la homofobia y la transfobia entre los feligreses. En un comunicado, los activistas exigieron a las autoridades esclarecer el crimen, dar celeridad a la investigación y castigar a el o los criminales con todo el peso de la ley. Dentro del contenido del escrito se exhorta a la sociedad poblana a denunciar este tipo de crímenes que muestran “una impiadosa deshumanización”. También el Comité Orgullo Poblano y la Red Democracia y Sexualidad pidieron a los diputados locales sacar de la congeladora una ley que lleva alrededor de tres años en la Comisión de Gobernación, Justicia y Puntos Constitucionales del Congreso local: la Ley contra la Discriminación.

Director Alejandro Brito Editora Rocío Sánchez Coordinador de información Antonio Medina Consejo de redacción Carlos Bonfil, Antonio Contreras, Arturo Díaz, Mario Alberto Reyes Diseño original Andrés Mario Ramírez Cuevas Formación Alonso García Manzano Retoque digital Alejandro Pavón Hernández Consejo Editorial Elena Poniatowska, Marta Lamas, Carlos Monsiváis, Ana Luisa Liguori, Dr. Arnoldo Kraus, Dra. Patricia Volkow, Joaquín Hurtado, Max Mejía, Arturo Vázquez Barrón, Jorge Huerdo†, Sandra Peniche, Dr. Aarón Rangel†, Lilia Rubio, Manuel Figueroa. LETRA S, Salud, Sexualidad, Sida, es una publicación mensual, editada por Demos, Desarrollo de Medios, SA de CV. Av. Cuauhtémoc 1236, colonia Santa Cruz Atoyac, CP 03310, México, DF. Editor responsable: Alejandro Brito Lemus. Certificado de Licitud de Título No. 9169, Certificado de Licitud de Contenido No. 6418, Reserva al Título en Derechos de Autor No. 3389/95 y Certificado de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2003-052712375000-107 del 27 de mayo de 2003. Distribuido en el DF por la Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México, AC, y en el interior de la república y el extranjero por Distribuidora de Medios, SA de CV. Impreso en Imprenta de Medios, SA de CV, Cuitláhuac 3353, colonia Ampliación Cosmopolita, Azcapotzalco, México, DF.


Más información en

www.notiese.org

  Número 156 Julio 2009

notiese ▪ En su comparecencia, el pasado

Defensores de los derechos humanos señalaron que el gobierno calderonista no responde a los cuestionamientos sobre la violencia hacia las mujeres

Continúa discriminación contra profesor gay, denuncian

Carlos Dávila

Carlos Dávila

Silencio del gobierno federal ante leyes antiaborto

4 de junio, ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el gobierno federal “guardó silencio” respecto a las reformas regresivas aprobadas en 13 entidades de la República, las cuales criminalizan el aborto aún en casos de violación, denunciaron organizaciones civiles. México compareció ante dicho órgano para responder a las recomendaciones emanadas del Examen Periódico Universal (EPU). Las y los defensores de derechos humanos señalaron, en conferencia de prensa, que las ocho recomendaciones del EPU –que el Ejecutivo se reservó– se refieren al abuso de la figura del arraigo, la falta de una definición de “delincuencia organizada” acorde con los derechos

mario alberto reyes ▪ “¡Muerto el perro se acabó

la rabia!”, fue la frase que escuchó el profesor Agustín Estrada Negrete cuando Ernesto Monroy Yurrieta, subsecretario estatal de Educación Básica y Normal, le exigió su renuncia por participar, el 17 de mayo de 2007, vestido con prendas femeninas en la Jornada Mundial de Lucha contra la Homofobia organizada por la Coordinación Municipal de Derechos Humanos del municipio de Ecatepec, estado de México. La personificación de un travesti provocó la ira de la titular estatal de Educación, Guadalupe Monter Flores, y de Magdalena Salgado Contreras, jefa del Departamento de Educación Especial, quienes, de acuerdo con Estrada Negrete, argumentaron que era “un mal ejemplo para los niños”. Cuando aceptó la invitación de los legisladores locales para acudir a ese acto, Estrada Negrete, maestro en psicología educativa, no imaginó que su activismo en favor de los derechos humanos lo separaría de su cargo como director del Centro de Atención Múltiple 33 y 34 “Roberto Solís Quiroga”, especializado en atender niños con discapacidad, y

menos aún las agresiones de las que sería objeto. Acusado de obstruir las vías generales de comunicación, luego de demandar justicia públicamente, el director del CAM fue trasladado al penal de Almoloya en donde el pasado 9 de mayo fue torturado y violado de manera tumultuaria. Luego de pagar una fianza de 26 mil pesos, se realizó la prueba rápida de detección del VIH/sida. El resultado fue negativo. Asimismo, acudió al Ministerio Público de Ciudad Cuauhtémoc, donde se negaron a recibir su denuncia. Lo intentó también en San Cristóbal Ecatepec, sin éxito. El profesor se dice condenado a muerte por evidenciar la homofobia institucionalizada que prevalece en la administración mexiquense. Totalmente decepcionado de los sistemas educativo y de impartición de justicia, Agustín Estrada -cuyo trabajo alguna vez fuera públicamente reconocido por las autoridades del estado de México-, señala: “Ahora lo único que quiero es denunciar que, motivado por la homofobia, el gobierno de Enrique Peña Nieto es capaz de violar y matar a quienes se atreven a exigir respeto a sus derechos”.

let r a

03

humanos, la necesidad de sancionar los crímenes del pasado y la justicia militar. Los representantes del gobierno mexicano fueron cuestionados por organizaciones no gubernamentales no sólo respecto a estos puntos, sino también sobre las agresiones ejercidas contra las mujeres, los feminicidios y las leyes antiaborto aprobadas en 13 estados del país. Los funcionaros sólo se refirieron a la “violencia intrafamiliar” al responder los señalamientos de las ONG, lamentaron los activistas. Además, los representantes gubernamentales agrumentaron que las demandas de las ONG ya están en el Programa Nacional de Derechos Humanos, declararon los convocantes.

Pruebas de VIH y condones sobre ruedas ▪ Miles de kilómetros ha recorrido El Condomóvil con el fin de repartir condones entre la población y fomentar el sexo seguro. La estrategia más efectiva en la lucha contra el VIH ha sido la prevención por lo que el conocimiento del estado serológico de la persona y la concientización sobre el uso del preservativo representan avances fundamentales en la materia. Por este motivo, tras una capacitación en el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/ Sida para poder aplicar las pruebas rápidas de detección, el equipo de El Condómovil decidió emprender el programa Ven, hazte la prueba. Experiencias en recorridos previos por México y Centroamérica llevaron a Polo Gómez, coordinador del proyecto, a determinar que a pesar de la existencia de sitios en muchas ciudades para la realización de pruebas, las personas no se acercan a ellos, “por lo que hacía falta llevárselos a sus espacios”. La realidad y la falta de información llevaron al equipo del conocido vehículo, que cumple diez años de existencia, a comenzar una gira por distintas delegaciones del DF para la aplicación de pruebas de VIH en espacios públicos como parques y mercados. Apoyados por Fundación Pfizer, iniciarán un primer recorrido por ocho delegaciones de la ciudad de México, entre las que se incluyen Xochimilco, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero, para continuar con las próximas ocho a fin de año, y acercarse a municipios conurbados como Chimalhuacán y Ciudad Nezahualcóyotl. Insistir en que más personas se realicen la prueba y visitar comunidades para prevenir la transmisión del virus causante del sida son las prioridades de este proyecto itinerante que no cesa de recorrer caminos en la búsqueda de lograr la meta de no registrar ningún caso más de VIH.

leonardo bastida aguilar

69

de cada 100 hombres mexicanos tuvo su primera relación sexual entre los 15 y los 19 años

58

de cada 100 mujeres mexicanas tuvo su primera relación sexual entre los 15 y los 19 años

35

por ciento de las y los jóvenes sexualmente activos en México no utilizan ningún método anticonceptivo Fuente: Encuesta Nacional de Juventud 2005


let r a

04

Número 156 Julio 2009 

Campañas electorales Los mensajes

políticos que transmiten los medios de comunicación plasman los dilemas de las coyunturas políticas y las aspiraciones colectivas de bienestar y seguridad, reflejando en cada mensaje la ideología del grupo gobernante y su manera de concebir el ejercicio del poder. Así lo plantea Rafael Montesinos en su ensayo Propuesta Teórica para el Análisis de la Comunicación Política, en el libro Sociedad y Comunicación, una mirada al siglo XXI (UAM, 2006). Este precepto cobra particular relevancia en el actual momento electoral, en el que hay un bombardeo informativo de los gobiernos y partidos políticos, con espots radiofónicos y televisivos que presentan escenas de violencia y criminalidad versus mensajes que prometen luchar contra la delincuencia si continúan en el poder o acceden a él. En este sentido, el doctor Raúl Villamil Uriarte, profesor de la maestría de grupos e instituciones de la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco, plantea en entrevista con Letra S que el gobierno federal, secundado por el Partido Verde, tratan de legitimar la implantación de un Estado represor, que usa el miedo y la incertidumbre para afianzar su poder tal como lo han hecho en varios momentos de la historia los regímenes fascistas. Ante el gran número de espots que muestran a artistas, deportistas y amas de casa preocupadas por la estabilidad social, el académico explica que esas escenificaciones en los espacios mediáticos buscan fortalecer una estructura ideológica conservadora en donde el gobierno y los partidos pretenden legitimar su apuesta por la familia nuclear, la estabilidad social y el progreso económico. De esa vorágine de imágenes y mensajes en los medios, es muy grave la utilización visual de militares en el combate al crimen, pues de alguna manera, explica Villamil Uriarte, se está acostumbrando a la gente a ver al Ejército en acciones que justifican su intervención, aunque en realidad estamos viviendo un golpe militar de facto, que vulnera los derechos de las personas al libre tránsito y usa su poder de manera impune e indiscriminada. Pero los espots del gobierno federal, que se han mimetizado con la propaganda electoral del Partido Acción Nacional (PAN) —que está haciendo una franca campaña de fortalecimiento de la imagen del presidente— refuerzan la idea de la sospecha, que justifica la intervención de las instituciones del Estado en la vida privada,

aún de los infantes al revisar sus mochilas, dando por hecho que esas acciones se hacen para prevenir la delincuencia, cuando la lectura de organizaciones civiles, como la Red por los Derechos de la Infancia, es que se está violando la privacidad de niños y niñas, al tiempo que se limita su noción de libertad. Con estas acciones, agrega el académico, “se imponen medidas disciplinarias desde el gobierno que van encaminadas a una sociedad vigilada, a la que se le puede transgredir en la vida privada sin importar sus derechos humanos”.

Imágenes que no convencen

Pero lejos de vincular a la sociedad con el gobierno o con los partidos políticos, la actual propaganda electoral y gubernamental genera mensajes que no reflejan las problemáticas reales de las personas. Es así que, de manera unidireccional, el gobierno se concibe como el gestor y rector de la organización social, explotando temas que electoralmente “funcionan”, cuando en realidad grandes sectores de la sociedad están fuera de los supuestos que plantean los mensajes. En este sentido, Diego Lizarazo Arias, doctor en Ciencias Sociales y docente de la UAM, considera que es ilusorio que se crea que los espots electorales realmente tienen un efecto significativo en las personas, pues imposibilitan la verdadera interlocución con la sociedad. “Con la reconversión telepolítica que se ha suscitado en las últimas dos o tres décadas, se ha renunciado a la conversación directa con la ciudadanía; a cambio de ello, se ha apostado por el modelo monológico que busca la construcción simbólica de la legitimación política, la cual rompe con el principio de la democracia y se acerca más a las estrategias de los regímenes autoritarios”. Lizarazo, quien fue galardonado con el Premio Simón Bolívar de Investigación en 2008, explica que los partidos políticos y las instituciones públicas están evadiendo temas que realmente afectan a las personas en su vida cotidiana. En las diversas propuestas discursivas de los principales partidos políticos, asegura, “se observa una dicotomía perversa que retoman los aspectos más ominosos de la realidad nacional: la desintegración del sistema educativo, los grandes problemas de salud, la exclusión y marginación social, la extrema pobreza que viven grandes sectores en todo el país; es decir, retoman fragmentos de realidad que meten en el anuncio bajo los recursos del documental, mis-

mos que contraponen a una realidad de ensueño donde plantean un México equitativo, seguro, próspero, etc., bajo preceptos discursivos que realmente nadie les cree”. Otro supuesto de la publicidad política, continúa Lizarazo, es que quienes hacen la mercadotecnia creen enfrentarse a una teleaudiencia desinformada; presuponen que el espectador no conoce más allá de lo que ve en pantalla y lo cree todo, sin tomar en cuenta que en los noticiarios televisivos se informan sucesos y se denuncia la culpabilidad de los gobiernos –cualquiera que éstos sean– en actos de corrupción o negligencia, los cuales generan la delincuencia, el narcotráfico o la debacle económica. Por ello, agrega: “en el plano de la realidad esa dicotomía resulta inoperante para los fines de credibilidad de los mensajes, por lo que se recurre a la fama y carisma de artistas que intentan trasmitir las ideas que los personajes políticos no pueden comunicar”. Un ejemplo de ello es la propaganda del Partido Verde que emprendió con antelación una campaña publicitaria en favor de su propuesta para que se aplique la pena de muerte. El relativo éxito de esta campaña —que según encuestas recientes ha retribuido a ese partido un 2 por ciento más en la intención de voto— ha animado a otros partidos políticos y a los gobiernos para que recurran a las argucias de la mercadotecnia comercial al usar personajes sociales como la ex medallista olímpica Iridia Salazar o el luchador Místico. En el caso de la primera, el espot televisivo traduce el pensamiento calderonista y del PAN sobre el papel de la mujer en la sociedad, que debe privilegiar la unión matrimonial, la maternidad y a su familia, en detrimento de su desarrollo profesional. En otro extremo de la mercadotecnia política del PAN está la imagen de un azaroso luchador, que goza de gran popularidad, que representa la hombría, la sagacidad para pelear, la fuerza y el poder muscular. Estas características, explica Diego Lizarazo, “son elementos proyectivos, deseos y fantasías de las personas de ser poderosas, acceder a la fama y al asenso económico”; un anhelo no cubierto en el plano de la realidad, que en todo caso la gente desea, como es la equidad económica, respeto a la diversidad social, recuperación de derechos sociales y acceso a las oportunidades de desarrollo individual y colectivo.


let r a

  Número 156 Julio 2009

05

De la propaganda política a la publicidad mercadológica Terminaron las campañas políticas y con ellas el bombardeo de mensajes propagandísticos, que utilizaron como mensajeros a figuras del deporte y el espectáculo para subsanar el desprestigio de los políticos. Además de una audiencia hastiada por lemas, figuras públicas y promesas inverosímiles, ¿qué dejó la propaganda en la mente de las y los electores? Especialistas en el tema guían la lectura entre líneas de las campañas de derechas, izquierdas y centros.

A cambio de esto, subraya el doctor Lizarazo, “prevalece el mensaje del control social a través de mecanismos coercitivos”, como el principio patriarcal en donde el hombre es guerrero, proveedor y fuerte ante una mujer que tiene como destino la pasividad, la feliz contemplación de su embarazo y ejercer su maternidad con abnegación. “A final de cuentas el mensaje es el restablecimiento de las formas institucionales de los tejidos sociales, familiares y patriarcales como elemento principal para lograr el control social y la gobernalidad”. En el caso del PRD, se ha utilizado la imagen de una niña en quien se materializan simbólicamente valores como la pureza, la verdad, la inocencia y el futuro promisorio que pretende neutralizar y hacer inocente el mensaje, que aporta la mercancía ideal al pretender deslindar al partido político de los antivalores que se

le adjudican cotidianamente como la corrupción, la deshonestidad y la falta de mejores propuestas políticas. Un caso aparte podría ser la propaganda electoral del Partido Social Demócrata que ha abordado temas que de ninguna manera abordarían los otros partidos, como el derecho al aborto libre e informado, el respeto a la diversidad sexual, la defensa del Estado laico y la legalización de las drogas. La estrategia de dar la palabra a los actores sociales involucrados ha tenido una muy buena recepción en la opinión pública, aunque al momento no hay encuestas o sondeos que reflejen un aumento significativo en la intención de voto hacia este partido. En este sentido, el profesor José Agustín Porras García, maestro de sociología en la UAM Xochimilco, especializado en el análisis de los escenarios políticos durante los procesos electorales, comentó a Letra S que el marketing polí-

tex to ▪ Antonio Medina

tico y los estudios de opinión pública son los que determinan la oferta discursiva de los partidos políticos, aunque ésta no responda a la realidad que viven las personas en su vida cotidiana. Sostiene que la mimetización de los espots entre el PAN y el gobierno federal no tendrán un efecto real en la intención del voto, por el contrario, está significando una contrapropaganda al ver que el gobierno pierde día a día la batalla contra la delincuencia y la economía está en picada; lo que afecta las políticas públicas y la integración de las familias y su bienestar: “la sociedad se percata de las deficiencias del gobierno en materia de salud, educación y trabajo”. No obstante, en coincidencia con los otros académicos entrevistados por Letra S, afirma que “con la publicidad electoral se está favoreciendo la justificación de la violencia para ejercer el poder aunque sea sin la legitimidad social que se requiere para tal efecto”.

SEXUALIDAD EN LAS PLATAFORMAS ELECTORALES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS* Palabras incluidas en las propuestas

PAN

PRI

PRD

PT

Convergencia

PSD

PVEM

Panal

Condón VIH

(1)

(2)

(3)

(4)

Homofobia Orientación sexual Interrupción legal del embarazo

(5)

(6)

Identidad sexo-genérica (travestis, transgéneros y transexuales) Feminicidio Crimen de odio Placer

(7)

*Fuente: Instituto Federal Electoral 1 En coalición con Convergencia 2 En coalición con el PT 3 “discriminación sexual” 4 “preferencia sexual” 5 “derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural” 6 Contra legislaciones que penalizan el aborto 7 Sólo para referirse a la legalización de las drogas

Quienes hacen la mercadotecnia política creen que se enfrentan a una teleaudiencia desinformada; presuponen que el espectador no conoce más allá de lo que ve en pantalla.


let r a

06

Entre el

riesgo pacer y el

Políticas de

salud sexual adolescente “¡Me

estoy muriendo o qué pasa?”, se preguntó asustada Andrea a los nueve años de edad, al sentir que fluía sangre de su cuerpo. Con miedo, mamá opinó: “eso es normal”, porque a todas las mujeres les pasa cada mes. También le dijo que desde ese momento tendría que ser “cuidadosa” para no embarazarse, pero no le explicó cómo. La niña se atemorizó, pensaba que cualquier roce con un hombre haría realidad las apocalípticas palabras de su madre, quien se casó a los 14 años de edad. La sexualidad siempre fue un tema prohibido en casa. Placer, asunto exclusivo del pecado. Pene y vagina, términos malditos. “¡Cállate!”, la consabida respuesta para evadir los cuestionamientos. Papá, un hombre de provincia extremadamente machista. Cada que el hermano de Andrea se sentía triste, la consigna era “¡maricón!” Mamá, por su parte, se aferraba a la religión católica. “Yo lloraba, me preguntaba ‘¿cómo no me gustan los niños y si me llaman la atención las niñas?’”, confiesa. Al convertirse en quinceañera, Andrea salió del clóset. Mamá se sintió defraudada, desheredó a su hija y la envió de inmediato con un sacerdote. El clérigo le subrayó a la muchacha que “Dios hizo a la mujer y al hombre; (por lo que) no podía enamorarme de una mujer”. Cada ocho días a misa y nada cambiaba en la joven. La madre le retiró el habla dos años. A casi un lustro de distancia, aún “cree que es una enfermedad, piensa que se me va a pasar algún día, que no sé lo que quiero”.

La información no cambia actitudes

Para el doctor Juan Luis Álvarez Gayou, director del Instituto Mexicano de Sexología, la educación en la sexualidad en México “está muy limitada”, a pesar de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) sostiene que el tema se encuentra incluido en los libros de texto. La razón, “la información no cambia actitudes. Se puede leer una enciclopedia de sexualidad y seguir siendo homofóbico. La verdadera solución sería empezar la educación sexual desde preescolar”. Los niños de preescolar no tienen prejuicios; pero los adultos les tejen una “telaraña” que se complementa con la instrucción de los pornógrafos. El resultado: más de 600 mil mamás menores de 19 años de edad; 500 mil embarazos y 350 mil partos de adolescentes al año; violencia de género en el seno familiar; feminicidios; crímenes de odio por homofobia; incremento de infecciones

Número 156 Julio 2009 

La política nacional de salud sexual y reproductiva ha estado enfocada, principalmente, en las personas adultas y que viven en pareja. Las y los jóvenes crecen con escasa educación biológica, más que sexual, que reciben en las escuelas y que se ve complementada por los medios masivos de comunicación. Si bien existen programas gubernamentales recientes que buscan evitar embarazos adolescentes e infecciones de transmisión sexual, los esfuerzos siguen siendo insuficientes. La experiencia y el conocimiento basados en la práctica lo tienen, una vez más, las organizaciones civiles. tex to ▪ Christian Rea Tizcareño

de transmisión sexual (ITS) y VIH/sida, y violaciones sexuales, enumera el experto para rematar que la educación en la sexualidad es la mejor vacuna a estos problemas.

Placer excluido

El investigador, autor del libro Sexualidad, los jóvenes preguntan, expone que para la ideología judeocristiana, basada principalmente en la reproducción, el placer está negado y las diversidades sexuales excluidas. Un ejemplo es el rechazo de las parejas a tener relaciones sexuales durante la menstruación, con el argumento de que “no es bueno”, sin saber que esta postura se promovió hace cinco mil años en la ley judaica, para la cual, la mujer en este período es “impura”. Sexualidad no es sólo reproducción, sino “placer”, una palabra incómoda para el sistema actual. No es extraño que el Día Nacional de Lucha contra la Homofobia, aprobado ya por la Cámara de Diputados, aún esté congelado por el Ejecutivo federal, Felipe Calderón Hinojosa. “¿Qué hay detrás? El pensamiento conservador que dice ‘¿cómo vamos a aprobar la homosexualidad?’, si atenta contra la idea de que la sexualidad es para reproducirnos”, cuestiona. Según el especialista en sexología, las campañas en materia de salud sexual enfocadas en el riesgo no han funcionado. A la par, se ve a la niñez como un grupo minusválido, y no como un sector que goza de derechos humanos. Además de que los programas e iniciativas en este rubro se supeditan al “visto bueno” de los funcionarios en turno, y no en argumentos meramente científicos. “Algo diferente hacen las empresas, que lanzan sus campañas publicitarias pre evaluadas en grupos focales, para ver qué impacto tienen sobre la gente. El gobierno no lo hace. Por eso, es menos efectivo que la iniciativa privada”.

Educación sexual desde preescolar

La educación en la sexualidad desde preescolar ya es un hecho para la Cámara de Diputados, que aprobó en abril del año pasado -con 236 votos a favor, 39 en contra y siete abstenciones- el proyecto de decreto por el cual se reforman los artículos 7 y 42 de la Ley General de Educación, así como el 32 de la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. La iniciativa se turnó al Senado, donde aún se encuentra en la congeladora. Si se saca de los pendientes legisla-

tivos y se avala, la SEP tiene un Las campañas año para ponerla en práctica, refiere Álvarez Gayou. de salud Agustín López, del Centro Nacional para la Salud de la sexual Infancia y la Adolescencia (Censia) de la Secretaría de Salud adolescente (Ssa), concuerda con que la información en materia de dere- enfocadas chos sexuales y reproductivos debe distribuirse a edades más en el riesgo tempranas con estrategias mayormente creativas, para esto si no han hay metas, tales como la de reducir la cifra de que 20 por funcionado ciento de los eventos obstétricos –embarazos y abortos, por ejemplo– ocurren en mujeres menores de 19 años de edad. El subdirector de Componentes Estratégicos de la Adolescencia del Censia, precisa que la Ssa actualmente lleva a cabo programas dedicados a esta población, en los cuales se atiende la salud integral con un enfoque de derechos humanos, de género, de diversidad sexual y construcción de la ciudadanía. Asimismo, en 2009 se han repartido 15 millones de ejemplares de la Cartilla Nacional de Salud del Adolescente y 300 mil “combos anticonceptivos”. Además, hay un modelo denominado “Servicios Amigables de Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes”. Son más de 600 y la mayoría está dentro de una entidad de salud grande. Cuentan con un equipo multidisciplinario: psicólogo, médico y trabajador social; sin embargo, “es complicado colocar esto en todo el país; no existen las condiciones, es una cuestión de insuficiencia de recursos humanos, técnicos y financieros”, lamentó el funcionario.

No hay una política integral

Por su parte, José Aguilar Gil, coordinador de la Red Democracia y Sexualidad, señala a Letra S que, según la investigación del doctor Douglas Kirby en 80 modelos de educación sexual, los “más exitosos” son los que dan información científica y clara. En contraste, los esquemas que promueven la abstinencia hasta el matrimonio no funcionan.


let r a

  Número 156 Julio 2009

Los programas de educación sexual que actualmente se llevan a cabo desde la SEP no consideran el tema del “placer” como fundamental, porque están enfocados a disminuir el factor de riesgo. Aún así, la derecha y los grupos conservadores se oponen a ellos. A la fecha, dichos programas no han sido evaluados por las instituciones gubernamentales, añade. En cuanto a la Declaración de la primera Reunión de Ministros de Salud y Educación para detener el VIH e ITS en Latinoamérica y El Caribe, firmada en 2008 por la administración calderonista en el marco de la XVII Conferencia Internacional de Sida, Aguilar reconoce que desde el ámbito gubernamental se han realizado algunas “labores”, tales como que el secretariado del seguimiento de la Declaratoria la tiene México; capacitación de profesores y la inclusión del tema en los libros de enseñanza básica -a partir del cuarto de primaria-, conforme al programa vigente de la SEP. Sin embargo, continúa, no se sabe si dichos textos estén en todas las escuelas de la República y se desconoce la manera en que la planta docente enseña los contenidos en el salón de clases; además de que los programas instrumentados no están integrados a una sola política pública coordinada por la SEP y la Ssa de forma conjunta. “Ha sido lento el camino, no se ha hecho mucho, no se han logrado unificar las acciones aisladas. No hay nada claro. Falta una ley para el trabajo con adolescentes. El Censia, que es el encargado, tampoco ha podido lograr hacer programas más inclusivos”. Aguilar opina que a la clase política mexicana no le importan los derechos sexuales y reproductivos de las y los jóvenes. La carencia de propuestas en este rubro en las plataformas que contienden rumbo al 5 de julio, refleja “que más bien les interesa hacer pactos para ganar posiciones. Le dan poco peso porque no es popular en el ámbito electoral”. Detrás de las leyes antiaborto aprobadas en 13 estados de la República están “la jerarquía católica, los empresarios, los grupos de ultraderecha, los poderes fácticos”, que negocian con la clase política gubernaturas o presidencias municipales. Finalmente, no les importan las muertes maternas o el Estado laico. En este sentido, “nos estamos viendo cortos”; no obstante, la sociedad civil organizada debe presionar, pedir rendición de cuentas y exigir el cumplimiento de los acuerdos de la Declaración de Ministros de 2008 y, evidentemente, las Metas del Milenio.

07

SEXUALIDAD ADOLESCENTE 59.5

por ciento de las y los encuestados dijo haber tenido relaciones sexuales todos los días de la semana, durante el último año.

92.5

de los entrevistados conoce algún método anticonceptivo, sin embargo, sólo 63.6 por ciento utiliza uno.

46.1

por ciento usó algún método anticonceptivo en su primera relación sexual. El más utilizado es el condón, al que recurrió 87.1 por ciento de quienes sí se protegieron.

3

por ciento de los hombres y mujeres encuestados afirmó haber tenido relaciones sexuales con alguien de su mismo sexo.

en números

25,8

por ciento de los y las adolescentes entre 15 y 19 años que son sexualmente activos tuvo su primera relación a los 16 años. Los que lo hicieron a los 17 años suman 24.9 por ciento.

3.2

por ciento de los hombres entre 15 y 19 años tuvo su primera relación sexual con una persona desconocida, mientras que 2.3 por ciento de chicas de la misma edad lo hizo con un familiar.

4.8

por ciento de las mujeres entre 20 y 24 años reportan que su primera relación sexual fue en contra de su voluntad. Lo mismo afirmó el 2.1 por ciento de los hombres entre 25 y 29 años. Fuente: Encuesta Nacional de Juventud 2005. Participaron 12 mil 815 hombres y mujeres entre 12 y 29 años de edad.


08

Agradecemos el apoyo brindado por la

Número 156 Julio 2009 

Fundación John D. and Catherine T. MacArthur

Alerta roja en la salud sexual adolescente* cecilia gayet1 y

Los jóvenes inician su vida sexual hoy con más información y recursos de prevención que las generaciones pasadas. Esto es, en parte, resultado de la política de población, especialmente de planificación familiar, instrumentada desde mediados de la década de 1970. Con ella se logró el acceso masivo de parejas casadas a métodos anticonceptivos, extendiéndose a adolescentes y jóvenes en general durante los años ochenta. En 1994 se abrieron módulos para adolescentes dentro de hospitales y centros de salud públicos. En 1998, la reforma escolar introdujo conceptos elementales de educación sexual en la educación básica. Los libros de texto obligatorios hablan de relaciones sexuales y mencionan las sensaciones placenteras y el orgasmo, poniendo énfasis en la responsabilidad propia de la vida adulta para asumir las consecuencias. En forma paralela, la epidemia del VIH/sida trajo consigo un intenso movimiento de la sociedad civil y del gobierno para promover el uso del condón. Lo anterior, junto con una mayor presencia de los temas de sexualidad en los medios masivos de comunicación, ha contribuido a que los y las jóvenes inicien la vida sexual en mejores condiciones. Las investigaciones indican que adolescentes y jóvenes comienzan su vida sexual a edades mayores que generaciones pasadas, a lo cual ha contribuido sustantivamente el aumento de la escolaridad. Sin embargo, destacan situaciones de vulnerabilidad, pues las jóvenes con menor escolaridad tienden a tener relaciones sexuales, uniones e hijos a edades más tempranas. Además, el embarazo adolescente no deseado es todavía un problema no resuelto. Por otra parte, dado que las mujeres más escolarizadas inician más tarde su sexualidad, también postergan el momento paloma villagómez2

de unirse por primera vez y amplían el tiempo de vida sexual siendo solteras. Esto implica una necesidad mayor de acceder a métodos de prevención, tanto para evitar embarazos no deseados como infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH/ sida. Se requieren mensajes claros de doble protección (de embarazos e infecciones), así como garantizar el acceso y uso efectivo a los métodos (anticonceptivos y condones), por parte de programas especialmente diseñados para las necesidades y gustos de jóvenes y adolescentes. A 15 años del inicio de los programas de salud reproductiva para adolescentes y a diez de la introducción de la educación sexual en el ciclo básico de enseñanza, los problemas diagnosticados previamente no parecen haberse resuelto: falta de personal específico en los servicios de salud, concentración de la atención en áreas urbanas, falta de recursos para entregar anticonceptivos de forma gratuita, falta de confidencialidad en los servicios. Sobre el programa de educación sexual, se advirtió el enfoque exclusivo de heterosexualidad en los libros de texto obligatorios que deja de lado la diversidad de orientaciones sexuales, y la falta de preparación de los profesores para enseñar estos contenidos. Además, existe dificultad para hacer cumplir el programa en todo el país, dada la descentralización de los servicios educativos. Tras un período de aumento constante en el uso de métodos anticonceptivos entre las adolescentes hasta 2003, se registra una disminución paulatina desde entonces, mientras que el porcentaje de adolescentes que no desean embarazarse y a pesar de ello no usan métodos anticonceptivos ha aumentado. Ésta es una alerta roja que debe considerarse para no retroceder en los logros alcanzados. Actualmente, el Programa de Acción Específico para la Salud Sexual y Reproductiva de Adolescentes 2007-2012 considera entre sus metas disminuir el número de nacimientos en adolescentes (de 64 a 58 por cada mil muje-

Archivo La Jornada

let r a

Se requieren

res), para lo cual busca aumentar el uso de métodos anticonceptivos entre las mensajes claros mujeres que los necesiten (de 39.6 a 47.0 por ciento de las mujeres), reforpor parte de zando especialmente el uso de condón entre los jóvenes (de 62 a 70 por cienprogramas to). Para ello, el Programa y varias normas oficiales en la materia se sustentan especialmente en un enfoque de derechos sexuales y reproductivos que reconoce a los jóvenes diseñados para como sujetos de derechos y no como objetos de protección. Sin embargo, las las necesidades metas programáticas no lograrán sus objetivos sin la voluntad política de los y gustos de las funcionarios de las instituciones y otros actores clave, que valoren el papel funy los jóvenes damental de la sexualidad en el desarrollo emocional, intelectual y fisiológico de la población adolescente. Es necesario garantizar que adolescentes y jovenes tengan a su alcance las medidas de prevención para ejercer el derecho a una vida sexual saludable, sin consecuencias no deseadas. 1 Cecilia Gayet es Profesora-Investigadora de la FLACSO México. 2 Paloma Villagómez es Subdirectora de Salud Reproductiva y Grupos Especiales del Consejo Nacional de Población. * Consulta las fuentes bibliográficas de este artículo en www.letraese.org.mx

Juventud, derechos y placer La población juvenil en nuestro país se cuadruplicó en las últimas cinco décadas y representa una quinta parte de la población.1 Sin embargo, las políticas dirigidas a este grupo poblacional aún no son suficientes; basta mirar algunas cifras en el tema de la salud sexual y reproductiva. La Encuesta Nacional de la Juventud 2005 señala que la mayoría de las y los jóvenes inicia su vida sexual entre los 15 y 19 años de edad. Asimismo, diversos estudios han confirmado que el uso de métodos anticonceptivos es poco frecuente en la primera relación sexual, siendo el condón la protección más común. Por otra parte, a pesar de que han disminuido las tasas de fecundidad en nuestro país, esta tendencia no se ve reflejada en el grupo de adolescentes de 15-19 años, entre quienes el embarazo sigue siendo muy alto. La transmisión del VIH en México entre la juventud es preocupante, pues de acuerdo a cifras del Censida del 2008, el 98% de las infecciones del VIH entre jóvenes se da por vía sexual, lo cual se traduce en una exigencia a nuestras autoridades educativas y de salud para que instrumenten campañas que vayan más allá de la promoción del uso del condón. Es fundamental incluir como eje de las políticas públicas, una educación sexual integral basada en el respeto a los Derechos Humanos, que brinde a la juventud herramientas para tomar decisiones libres, informadas y responsables en el ejercicio de su sexualidad. Católicas por el Derecho a Decidir en conjunto con la Red Nacional Católica de Jóvenes por el Derecho a Decidir hemos contribuido a generar acciones de sensibilización y concientización entre la población juvenil en el tema del VIH. Esto nos ha permitido encontrar que entre los principales obstáculos que experimenta la juventud para vivir su sexualidad, destacan los prejuicios, tabúes e ideas erróneas que dificultan la adopción de medidas de protección en el ejercicio de su sexualidad. católicas por el derecho a decidir

Es fundamental incluir como eje de las políticas públicas, una educación sexual integral basada en el respeto a los Derechos Humanos, que brinde a la juventud herramientas para tomar decisiones libres, informadas y responsables

Esta situación la hemos podido constatar a través de nuestra Encuesta de opinión sobre factores de vulnerabilidad al VIH en jóvenes de preparatorias públicas, donde se revela que 3 de cada 4 estudiantes con vida sexual activa, considera que su novio no puede transmitirle el VIH u otra Infección de Transmisión Sexual (ITS). De este grupo, el 21% descarta la posibilidad de contactos sexuales previos que pudieran haber implicado un riesgo de exposición al virus, por el hecho de haber iniciado su vida sexual al mismo tiempo que su pareja. Por otro lado, los encuestados se sienten protegidos/as de la transmisión del VIH, argumentando que confían en la pareja porque la conocen bien (31%). Como católicas, creemos que vivimos nuevos tiempos para contribuir a la construcción de una sociedad en la que los derechos sexuales de las y los jóvenes sean una prioridad por encima de los juicios excluyentes que sólo han orillado al estigma y la discriminación. En este sentido, la teóloga Ivone Gebara nos invita a recuperar el cuerpo: “Partir del cuerpo es partir de la primera realidad que somos y conocemos, es afirmar y reconocer su maravilla y al mismo tiempo la imposibilidad de cualquier cosa sin él”.2 Cada vez hay más jóvenes que no quieren seguir siendo víctimas de la ignorancia y el desconocimiento, sino vivir una sexualidad sin violencia y sin miedos, en la que prime el amor, la buena comunicación y el respeto. Consideramos necesario hacer cotidiano el mensaje “Disfrutar no es pecado, arriesgar tu vida y la de tu pareja sí. Protégete del VIH y el sida. Usa condón”, el cual forma parte de nuestra campaña “Por la vida de las y los jóvenes, una prevención in-

tegral del VIH” y que tiene por objeto promover una sexualidad positiva, libre de culpas, que empodere a la juventud católica para vivir con alegría, libertad, responsabilidad y placer su sexualidad. En Católicas por el Derecho a Decidir, celebramos la creación de programas de salud dirigidos a adolescentes, como se describen en el Programa de Acción Específico 2007-2012 sobre Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes, publicado por la Secretaría de Salud, el cual marca un importante paso para asegurar servicios de calidad para adolescentes en materia de sexualidad. Este programa fue resultado de la suma de esfuerzos entre instituciones del Sistema Nacional de Salud y organizaciones de la sociedad civil quienes, con estrategias consensuadas y tomando en cuenta la evidencia científica, colaborarán para obtener resultados que mejoren una de las prioridades a nivel nacional en esta materia: la salud sexual y reproductiva de las y los adolescentes. 1 CONAPO. Hay 21 millones de jóvenes.20% de la población de México tiene entre 15 y 24 años, Comunicado de prensa 34/06, México 2006 2 Gebara, Ivone. La sed de sentido, Ed. Doble clic, Montevideo Uruguay, 2002, [p. 97, 99, (el cuerpo) 63 y 66]


let r a

  Número 156 Julio 2009

joaquín hurtado

Nulo Si las diarreas me conceden la merced de salir a votar esta próxima jornada electoral haré uso de mi soberano derecho ciudadano y me presentaré muy temprano en mi casilla con un sólo objetivo: anular la boleta. Voy a agarrar parejo con el tache, lo marcaré con mano huesuda y decidida. A pocas semanas de las elecciones no tengo argumentos racionales que sustenten esta acción. ¿Mis lecturas de Foucault, náusea, hartazgo, insatisfacción, dolor, travesura, tristeza, aburrimiento, nostalgia, esperanza, placer, amargura? Repito como loro: es un modo pacífico de enviar un mensaje de castigo a…¿quién? Qué más da. Es mi voto, es mi voluntad. Cada quién hace de su voto un rehilete. Marginado a la fuerza, exiliado por elección, es deseo de esta loca sidosa montarse en esa ola contestataria que irá, por si hace falta decirlo, al fracaso. Sé que en nada influirá mi sufragio de rebeldía. La carcajada de los magistrados del IFE, primeras damas, analistas y reinas de la belleza demagógica serán indicio de mi acción suicida. Se contarán los votos buenos, los duros, los convencidos, los convenencieros y los tacos de las urnas embarazadas: el país seguirá su marcha pachanguero, cumplidor, corruptote. El ejército arreciará sus convoyes cuidándome la cola. Otros quinientos niños morirán calcinados en las guarderías de la prima de la amiga del amante de mi compadre el senador gay Austreberto Godínez, mil jotos serán ejecutados en el Bajío porque la limpieza de la patria va en serio, yo volveré a mi cama a leer a Proust y suspirar por los linfocitos perdidos. Todo quedará igual. Mi corazón se regocijará. Me revolcaré en más puñetera mierda institucional. Recién pasadas las elecciones, me visitará Félix, el sardito bello, para traerme mota recién incautada a los horribles panzones del cártel X; me llamará el secretario del flamante mandamás de Salud para invitarme a los nuevos nombramientos en el Coesida; un periodista comedido me entrevistará por e-mail, querrá mi opinión sobre el virtual triunfo del candidato con carita de plástico, a lo cual yo responderé que la democracia está de plácemes, que las libertades de las minorías sexuales están garantizadas y otras gansadas por el estilo. Y yo, lánguido en mi lecho de eternísimo y célebre moribundo de las pestes milenarias, haré un gesto de lesa majestad con mi dedo anular para que la mucama no me pase más llamadas, ¿no ves, mensa, que toda mi devoción estará dedicada al mayatito que me trae morfina robada del IMSS para tratar mis neuropatías? Qué fatiga esto del poder, los políticos son gentuza que no respeta la paz de quienes ni siquiera somos de su clase. Esto de anular desde la rotunda nulidad suena a silogismo retorcido, lo sé, pero es un lujo que nos damos los perdedores de un país que ya se cargó el payaso.

reseñas Continencia y templanza católicas El celibato sacerdotal. Su historia en la Iglesia católica Jean Meyer, Tusquets editores. México, 2009.

El celibato sacerdotal en la Iglesia católica surgió como respuesta a la Reforma Protestante que religiosos, pensadores y políticos impulsaron durante el siglo XVI y que permitía a los sacerdotes contraer matrimonio. A partir del Concilio de Trento, realizado entre 1545 y 1563, se impuso de manera definitiva el celibato sacerdotal entendido como la renuncia al matrimonio, a formar una familia, y a ejercer la genitalidad. En la literatura católica es presentado como “un don de Dios” equivalente a la continencia, templanza que transforma a la inacción sexual en una fuerza poderosa. Mediante un detallado análisis y estudio de documentos, encíclicas y concilios, plasmados en El celibato sacerdotal, Jean Meyer recuerda al lector el cisma experimentado por la Iglesia católica provocado por sacerdotes renuentes a ejercer la continencia y que buscaban restablecer la posibilidad de un clero casado, incluido el obispado. La férrea y vertical estructura de la institución ha resistido eventos transformadores de la sociedad como el periodo de la Ilustración, las revoluciones francesa y mexicana, los regímenes totalitarios y la revolución sexual, manteniendo así la supremacía del Concilio Tridentino. Para Meyer no cabe duda de que el cristianismo es la religión creadora de más tensiones con la sexualidad, y destaca la oportunidad de profundizar la relación entre sexualidad y subjetividad. En el cristianismo, el celibato como continencia ha sido central y no se entiende sin la vivencia de los primeros siglos de la Iglesia católica, dice el autor, nacido en Francia pero radicado en México. Convencido, señala que el celibato obligatorio u opcional está relacionado con la forma en que las sociedades, en espacio y tiempo, definen la sexualidad. El celibato sacerdotal, repasa veinte siglos de historia para ofrecer al lector un riguroso texto sobre un tema polémico. Desde quienes dicen que es una práctica para los más “aptos”, hasta quienes lo consideran un ejercicio cruel represor del cuerpo. [Mario Alberto Reyes]

Nuestro lado oscuro

Nuestro lado oscuro, una historia de los perversos, Elisabeth Roudinesco, Anagrama México, 2009. “Ya sea goce del mal o la pasión del soberano bien, la perversión es intrínseca a la especie humana: el mundo animal se halla excluido de ella, al igual que lo está del crimen”. Después de atribuir al género humano la exclusividad del goce de hacer daño, la historiadora francesa Elisabeth Roudinesco emprende en Nuestro lado oscuro, un fascinante itinerario en el que traza con rigor documental y malicia, el perfil de aquellos personajes notorios por el refinamiento de su crueldad: los perversos. ¿Quién fue en realidad Gilles de Rais, figura máxima de la transgresión en la Edad Media, militar cubierto de gloria, pero también libertino de tiempo completo que gozaba eviscerando niños, para abandonarse sentado en sus entrañas a un placer solitario? ¿Qué vínculos podía tener con las religiosas místicas, poseídas de furor masoquista, convertidas después en santas? Roudinesco explora la literatura que refiere tales excesos y prosigue su indagación hasta concentrarse, siglos después, en la figura del Marqués de Sade, prisionero a causa de crímenes existentes sólo en su imaginación febril, y por lo licencioso de sus escritos; convertido a la postre en un hombre disciplinado, quizás el primero en reglamentar el deseo, aún en su desmesura. Hacia mediados del siglo XIX, señala la escritora, se da paulatinamente la medicalización de las pulsiones eróticas, que hace del perverso ya no una figura demoniaca e incomprensible, sino un objeto de estudio de la ciencia, la cual se empeña ya en uniformar el deseo, implantar la norma e inaugurar formalmente la era de las desviaciones sexuales. Tal exploración científica alcanza un nivel aberrante en el siglo XX, durante el delirio nazi que glorifica a una raza suprema y extermina a su opuesto absoluto, las especies deformadas, los judíos, los gitanos y los homosexuales. Roudinesco lanza una última interrogación, a la vez un reto: ¿podrá la ciencia disolver la perversión o llegará a reconocer en cada ser humano la presencia de ese lado obscuro, tan pretendidamente ajeno y a la vez tan nuestro?. [Carlos Bonfil]

24 AL 27 DE SEPTIEMBRE VII Congreso Nacional de Educación Sexual y Sexología FEMESS Cuerpo - Erotismo – Ciencia Entre las conferencias magistrales: “Acciones de salud en la reasignación de personas transexuales”, Mariela Castro Espín (Cuba) “Pensar-comprender la sexualidad”, Xabier Lizarraga Cruchaga “Educación sexual y placer”, Selma González Serratos Conv oca: Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología Inform es : 5601-2892 o 5286-0895 www.femess.org.mx

17 DE JULIO Programa de Acondicionamiento Artístico para Mujeres con VIH Fecha límite para presentar solicitud Fotografía, diseño de arte urbano, video Conv oca: Gimnasio de Arte y Cultura A. C., con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional Inform es : 5207 8462, info@gimnasiodearte.com, www.gimnasiodearte.com

20 DE JULIO Presentación del libro La construcción de la lesbiana perversa (Editorial Gedisa), de Beatriz Gimeno, Participan: Claudia Hinojosa, Alejandro Brito y la autora. Conv oca: Universidad Autónoma de la Ciudad de México Sede: Auditorio de la Clínica Especializada Condesa, Benjamín Hill no. 24, Col. Condesa. 18:00 horas. Inform es : hmsalinas@prodigy.net.mx

19 DE AGOSTO Tercer concurso de fotografía Mirada Joven ¿Y tú, cómo experimentas tus derechos? Los derechos de las y los jóvenes: construyendo un mundo con igualdad de oportunidades. Si tienes entre 10 y 35 años, ¡participa! Conv oca: Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA Inform es : 5250 7749 mexicomiradajoven@gmail.com

agenda

SER0

09


let r a

Número 156 Julio 2009 

10

la secretaría de salud informa :

La homofobia está out El pasado 20 de junio de 2009 se celebró la XXXI Marcha del Orgullo LGBTTT en la Ciudad de México. El Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/SIDA e ITS (CENSIDA) llevó a cabo varias acciones, entre ellas una encuesta de comportamientos sexuales y diversas actividades de prevención. El CENSIDA llevó a cabo dos encuestas en el marco de esta Marcha. Por este motivo hacemos un agradecimiento público a las Organizaciones de la Sociedad Civil con trabajo en VIH/SIDA que participaron en la encuesta a la población “Trans” (por orden alfabético): Ave de México, CECASH, Colectivo Sol, Fundación Mexicana para la Planeación Familiar y a la Red Mexicana de Personas que Viven con VIH/SIDA. La Encuesta específicamente dirigida a hombres fue realizada por encuestadores de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y de otros planteles universitarios. Análisis preliminares de esta encuesta señalan, por ejemplo, que el 57% de los entrevistados habían asistido a tres marchas o menos (26% asistió por primera vez en el 2009); únicamente 5% habían asistido a 10 Marchas LGBT o más. El 79% de los hombres entrevistados se auto-identificó como gay u homosexual; 11% bisexual; 1% “trans”; 8% como heterosexual; el resto como “otros”. Casi la mitad de los participantes (47%) en la marcha informaron haber acudido para visibilizarse como población LGBT (10%), para luchar por sus derechos (26%) o en soli-

daridad con amigos o familiares (11%). Un 40% en total refirió acudir por razones de curiosidad (14%) o por diversión (26%). Tristemente, más del 60% de los entrevistados (sin contar a los heterosexuales) reportaron haber sentido algún grado de discriminación por no ser heterosexuales. Las entrevistas hechas específicamente a la población trans (560 en total) tuvieron resultados muy similares: 16% asistió por primera vez a una Marcha LGBT este año; casi la mitad de los encuestados (47%) han asistido hasta tres veces, y únicamente 8% tienen más de 10 participaciones en las Marchas LGBT. Más de la mitad de los participantes asistieron para visibilizarse como población LGBT, luchar por sus derechos o en solidaridad con amigos o familiares (52.3%) y sólo un poco más de la tercera parte (37.1%) asiste por razones de curiosidad, diversión o para conocer chic@s. El 58% informó haberse sentido discriminada por su característica de población trans. Por otro lado, en el marco de esta Marcha, el CENSIDA inició la campaña “La homofobia está OUT”, cuyo objetivo es posicionar el rechazo a la HOMOFOBIA, por su impacto en la provisión de servicios de salud, en particular en relación al VIH y el SIDA, así como enfatizar que es indispensable el uso adecuado y consistente de CONDONES y LUBRICANTES en las poblaciones clave. La campaña dio un sello distintivo a la Marcha del Orgullo, pues se “selló” a miles de participantes de la misma, que se unieron a la campaña, luciendo en su piel el lema de dicha campaña. Se distribuyeron por parte de personal del CENSIDA más de 125,000 condones y 75,000 tarjetas informativas durante la marcha. Adicionalmente esa misma noche, se distribuyeron 15,000 condones y 5,000 lubricantes durante una gira en 15

Aplican encuesta en la marcha de la diversidad sexual Siete de cada diez lesbianas, gays, bisexuales y transexuales ha sufrido agresiones El movimiento de la diversidad sexual, que incluye a las colectividades lésbicas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), es uno de los movimientos sociales emergentes que ha cobrado fuerza en los últimos lustros en México y otros países de América Latina. Su expresión más visible son las llamadas marchas o paradas del orgullo LGBT que cada año convocan a decenas de miles de participantes. Sin embargo, poco se sabe del perfil de las y los asistentes: ¿quiénes son?, ¿por qué asisten? ¿cuáles son sus preferencias políticas y religiosas?, ¿cómo se asumen?, etcétera. Para responder a esas y otras preguntas, el Centro Latinoamericano de Sexualidad y Derechos Humanos (CLAM), con sede en Río de Janeiro, ha realizado encuestas en las marchas del orgullo LGBT de las principales ciudades latinoamericanas en colaboración con investigadores académicos y grupos de activistas de cada país. En la ciudad de México la encuesta se aplicó en la marcha del 2008 con la colaboración de investigadores de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y la asociación civil Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana, con el apoyo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Los resultados preliminares se dieron a conocer en rueda de prensa el pasado día 18 de junio, a unos días de la realización de la marcha. de la redacción

De acuerdo a dicha encuesta, siete de cada diez participantes sufrió discriminación y agresión alguna vez en su vida, pero sólo uno de cada diez agredidos presentó denuncia o queja, “lo que indica nula confianza en las instituciones que imparten justicia en México”, señaló Alejandro Brito, director de Letra S, y añadió que la gente tiene temor de sufrir una segunda agresión o discriminación por parte de las fuerzas de seguridad y justicia. Los insultos y las amenazas (49.2 por ciento), el acoso sexual (35.2%) y la violencia física (18%) fueron el tipo de agresiones más señaladas. Mientras que el ámbito religioso (30%) fue el más mencionado como discriminador, seguido del vecinal (27.5%) y el familiar (25%). De los servidores públicos, la policía (23%) y los judiciales (19.2%) son quienes más discriminan por motivos de orientación sexual o expresión de género. Preferencias políticas y religiosas A pesar de que el 88 por ciento fue educado como católico, sólo 47 por ciento práctica dicha credo. Por otra parte, más de la mitad, 53.7%, no manifestó ninguna preferencia por partido político alguno. El resto se inclinó por el PRD (20%), seguido por el PAN (15%), el PRI (7%) y el PSD (2.4%). “Lo que refleja que hay poco interés en lo político, desconocimiento de los partidos y poco involucramiento partidista. Aunque hay un porcentaje que tiene muy claras sus preferencias políticas”, señaló Alfonso Jiménez, profesor de la FCPyS, uno de los coordinadores del estudio. Sería importante indagar ahora porqué un sector de la población LGBT se inclina por el PAN, un partido político que en sus valores excluye los derechos de la diversidad sexual, añadió el investigador universitario. ¿Por qué asisten? Más de la mitad, 56%, de las personas encuestadas acudió a la marcha de la diversidad sexual para demandar

centros de reunión de la diversidad sexual. La campaña y la distribución de insumos para la prevención se seguirán realizando en diversos centros de reunión de la diversidad tanto en la Ciudad de México como en diversos estados de la república. La homofobia tiene graves implicaciones para la prevención de la transmisión del VIH y para brindar atención médica adecuada a las personas que viven con VIH o que tienen alguna infección de transmisión sexual. En ambientes homofóbicos las personas no tienen las condiciones adecuadas para pensar en la prevención. Al promover la prevención las personas pueden ser objeto de discriminación, vejaciones, agresiones físicas y finalmente no se logrará un cambio hacia comportamientos saludables en forma sostenida. Por homofobia pueden existir situaciones en las que no exista la atención médica de calidad a las personas que viven con VIH o que buscan detectar una posible infección. Esto puede alejarlos de los sistemas de salud y por tanto incidir en una mala salud de los individuos y en última instancia de nuestra sociedad. Por razones de equidad de género, por una sociedad más igualitaria, para acabar con cualquier forma de discriminación, para vencer al VIH y por nuestra salud: ¡HAGÁMONOS UNO CONTRA LA HOMOFOBIA!

respeto a los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transgénero o para conseguir mayor visibilidad pública. En contraste, más de un tercio, 37.5%, lo hizo sólo por diversión, curiosidad o para conocer chicas y chicos. Por otro lado, el 73 por ciento desconoce a los organizadores de la marcha y dos terceras partes, 66.6%, no identificó a ninguna institución o asociación civil de defensa de los derechos de las personas LGBT.

Con de la texto o luga disc r (Res riminac ión pues ta múlt iples s ) Relig i Vecin oso 30% a Fam l iliar 27.5 % Polic 25% ía 23%

on tiza c o a p m i S tic o polí partid 53.7% no u g n i N 19.7% D R P 15% N A P 7% I R P 2.4% PSD


let r a

  Número 156 Julio 2009

011

Medicina a larga distancia tex to ▪

Carlos Guevara-Casas

El uso de la electricidad en la medicina no es nuevo; Willem Einthoven aprovechó los inventos del francés Gabriel Lippman para idear el electrocardiógrafo a principios del siglo XX. La electricidad es un campo de interés médico desde mediados del siglo XVIII y XIX, como Mary Sheley y su Frankenstein lo atestiguan. En cuanto a las personas que experimentan enfermedades a causa del VIH/sida, muchas veces requieren de tiempos prolongados de reposo y por esto padecen de úlceras en la piel, pérdida del tono muscular y problemas de coordinación psicomotriz, neurológicos, musculares o respiratorios. Desde hace algunos años se tienen datos de que la fisioterapia ayuda en problemas y complicaciones en personas con esta condición, además de una recuperación más pronta tras una crisis. Estas cualidades han sido aprovechadas por un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Monterrey campus Guadalajara. Priscila González, Iván Figueroa, Juan Carlos Peña, y Juan Pablo Andrade desarrollaron un prototipo de electro estimulador muscular aplicable en estos casos. ¿Cuál es la diferencia si se trata de algo hecho desde tiempo atrás? Que el paciente puede encontrarse en una comunidad de la Sierra Gorda y el especialista, en Monterrey. Chispas de salud La información acerca de los pacientes se trasmite vía Internet y son evaluados por personal de salud a distancia, haciendo que se requiera menos personal, menos tiempo de espera para el tratamiento, que el equipo sea más económico y que se tenga control del historial clínico. A esto se le llama telemedicina: el empleo de tecnologías de información que permitan la atención, diagnóstico o rehabilitación de enfermos en localidades alejadas entre sí. El término se atribuye a Simon Nora y Alain Minc en un libro de finales de los setenta llamado Informatización de la sociedad. Las estrategias son tan variadas como el simple uso de telefonía celular o tan complejas como una cirugía robótica a distancia. Y las aplicaciones son igualmente diversas, abarcando medicina interna, pediatría, ginecología, cardiología, terapia de lenguaje y, por supuesto, rehabilitación física. La telemedicina beneficia especialmente a las poblaciones más alejadas o aisladas de centros de salud especializados. Por ejemplo, hace unos años, personas con VIH/sida recorrían cerca de 75 km en el área de New Jersey para recibir tratamiento. En México, pensemos lo que implica sólo en el caso de Oaxaca. Esto se repite a lo largo de miles de comunidades en todo el mundo. De ahí el impacto que podría tener la labor de los estudiantes tapatíos, quienes en los próximos días expondrán su trabajo en una feria tecnológica en Egipto, patrocinados por la empresa de computación Microsoft.

BUSCANOS EL PRIMER JUEVES DE CADA MES EN LA JORNADA let r a

salud sexualidad sida


Búscanos el primer jueves de cada mes en

Número 156 2 julio 2009

Archivo La Jornada

|1 2 |L A , C O N T R A

Archivo La Jornada

salud sexualidad sida

Marcha, fiesta y visibilidad ▪ Imposible saber cuántos son pero las personas asistentes este sábado 20 de junio a la XXXI Marcha del Orgullo lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual en la ciudad de México forman multitudes que se desplazan en oleadas por la avenida Reforma. No es una marcha en el sentido político tradicional del término, se acerca más a la definición de los parade gringos, pero con un fuerte sabor a carnaval tropical. Es precisamente esa mezcla de desfile carnavalesco, manifestación política, desmadre festivo y aglomeración de curiosos donde reside la peculiaridad de las marchas anuales de la diversidad sexual. Convocadas por la demanda de igualdad de derechos, por la necesidad de visibilidad pública, por la solidaridad, por el ánimo celebrativo, por la simple curiosidad y las ganas de echar desmadre, la gran mayoría de las personas que acuden a este ritual de celebración del cuerpo y politización de la sexualidad, no están organizadas, no participan en contingente alguno, de ahí el carácter anarco-caótico de estas concentraciones masivas que no se dejan gobernar, a pesar de los esfuerzos de quienes las convocan, que este año recae en la Red Orgullo 31. Al desfile-marcha lo encabezan los contingentes venidos de varios estados de la República, seguidos por las asociaciones de madres y padres de hijos gay, lesbianas, bisexuales y transgénero.

José Luis Morales

alejandro brito

Una enorme bandera arcoíris de varios metros de largo, simbolizando a la diversidad sexual, es transportada por jóvenes hombres y mujeres. Las consignas son variopintas: “Con la derecha nunca lograremos nuestros derechos”, “Qué te importa Benedicto, si a los hombres soy adicto”, “Peña Nieto, homofóbico”, “Calderón es un fascista y represor”, “Alto, Jesús te ama”, etcétera. Los cuerpos se agolpan y agitan alrededor y encima de los tráilers, discotecas ambulantes que lanzan sus decibeles de música pop y electrónica sobre torsos y pechos desnudos. Los partidos políticos de izquierda se hacen visibles con su propaganda electoral, y antros, bares y discotecas anuncian el reven del año que no te puedes perder. El avance es muy lento y espaciado, motivado en parte por los pesados tráilers que por seguridad no pueden acelerar el paso. Por momentos, algunos “contingentes” detienen su andar mientras otros siguen avanzando. Son, en rigor, una sucesión de marchas. El cielo se desploma y el desorden es total, los más jóvenes y desmadrosos continúan bajo el aguacero en su empeño de llegar la Zócalo, la mayoría desiste y busca refugio. El evento final hace agua en el escenario y se suspende apenas iniciado el programa. “Unidos en la Diversidad” fue el lema de este año que por los contratiempos de la lluvia y la desorganización no pudo expresar plenamente su mensaje.


Letra S 156 (Julio, 2009)