Issuu on Google+

SUPLEMENTO MENSUAL NUMERO 126 enero 4, 2007

DIRECTORA GENERAL CARMEN LIRA SAADE DIRECTOR FUNDADOR CARLOS PAYAN VELVER

VIH/sida y medios

El rating contra la investigación periodística Entrevista

Lubricantes

David Halperin

Las gotas para la felicidad

Nuevas ideas para prevenir el sida


2

www.notiese.org

Letra S • 126 • enero 2007

NotieSe, la agencia que tiene la información que buscas: Sexualidad, salud reproductiva, sida, derechos sexuales.

E D I­T O­R I A L Comienza un nuevo año, pero también un nuevo sexenio. En el ambiente predomina un sentimiento de incertidumbre sobre las expectativas que despierta un gobierno conservador en torno a las políticas de salud sexual y reproductiva. Sobre todo luego de la descalificación de los derechos sexuales y reproductivos lanzada por el nuevo secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos (“Es sólo el derecho a la salud, porque si le llamamos derecho a cada cosa, habría derechos digestivos o respiratorios”, declaró a La Jornada, en noviembre 28 de 2006). ¿Continuidad o retroceso? Es la pregunta que los actores sociales involucrados formulan al respecto. El desprecio y la poca sensibilidad mostrada por la derecha en rubros como la educación superior, la cultura y los derechos sexuales y reproductivos, infunden muy pocas esperanzas de presenciar cambios y avances importantes en dichas áreas. En lo que respecta a la salud sexual y reproductiva, lo más que se puede esperar de un gobierno de corte conservador es que mantenga la continuidad de las políticas, producto

Lentitud para instrumentar Ley de Sociedades de Convivencia, denuncian activistas n No­tie­Se Un mes después de que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobara la Ley de Sociedades de Convivencia, los procedimientos administrativos y jurídicos para su puesta en marcha aún no habían comenzado, señaló la Red Ciudadana por las Sociedades de Convivencia. la ex diputada local Enoé Uranga anunció que hasta el momento sólo cinco delegaciones, de las 16 políticas que conforman el Distrito Federal, han aceptado iniciar un diálogo con la finalidad de establecer un Procedimiento Único para el Registro de las Sociedades de Convivencia: Iztapalapa, Coyoacán, Venustiano Carranza, Tláhuac e Iztacalco, cuyos funcionarios realizarán talleres y cursos de sensibilización para capacitar a los servidores públicos que

estarán directamente involucrados en los registros de las parejas. Para registrar su sociedad de convivencia, las cuales entrarán en vigor el próximo 16 de marzo, las parejas deberán acreditar su residencia en la delegación política en la que efectúen el trámite, contar con dos testigos y llenar una forma de solicitud. Los convivientes deberán ser mayores de 18 años, estar en pleno uso de sus facultades mentales y no tener un matrimonio vigente. El Código Financiero del Distrito Federal para 2007 establece que el costo total para el registro de la Sociedad de Convivencia será de 84.60 pesos. Asimismo, se establece un cobro de 1,448 pesos para modificaciones en la Sociedad de Convivencia y el mismo costo para su disolución.

de décadas de luchas y esfuerzos en donde las organizaciones de la sociedad civil han tenido un rol de primer orden. Ante las inquietudes expresadas, la nueva administración del ramo se ha apresurado a reafirmar, en boca del nuevo subsecretario de Prevención de la Secretaría de Salud, Mauricio Hernández, su compromiso de mantener las políticas de salud reproductiva, en lo tocante a la anticoncepción de emergencia, y la promesa de que éste será el sexenio de la prevención del VIH/sida. Es de esperar que el compromiso asumido y la promesa declarada por el subsecretario Mauricio Hernández se cumplan. El consenso hasta ahora logrado en estos rubros ha permitido la colaboración de las organizaciones civiles y las instituciones gubernamentales. Esta colaboración no sólo debe continuar, sino que es preciso se plasme en los nuevos programas y metas de gobierno.

Temen por la seguridad de activistas en Querétaro

Mexicana y argentina transexuales se casan en España

n No­tie­Se Activistas, amigos y familiares de Octavio Acuña, activista gay que fue asesinado el 21 de junio de 2005 en la ciudad de Querétaro, están sufriendo intimidación y acoso. De acuerdo con un comunicado firmado por organizaciones de defensa de los derechos humanos y de salud sexual y reproductiva, el 14 de diciembre pasado un sujeto entró a la condonería De colores —fundada por Octavio para dar asesorías y talleres de salud sexual y reproductiva— preguntando por Martín Romero, activista y pareja del fallecido Octavio. Al no encontrar a Martín, el hombre se retiró para regresar cinco minutos después, amagar a la dependienta con una navaja y robar el dinero de la caja y una computadora portátil, herramienta de trabajo fundamental para las labores de activismo. Pese a que de inmediato se dio parte a la policía, los agentes tardaron 45 minutos en presentarse en el local. La ejecución de Octavio Acuña trascendió a nivel internacional y propició infinidad de reclamos de justicia hacia el gobierno de Querétaro por parte de organizaciones y activistas de todo el mundo. Las autoridades estatales finalmente cerraron el caso en vísperas del primer aniversario luctuoso de Octavio con el argumento de que se trató de un “crimen pasional”, categoría con la que se suele dar carpetazo a los crímenes de odio por homofobia, supuestamente cometido por una persona travesti. Martín Romero ya había sufrido más homofobia por parte de los propios peritos de la policía ministerial en el transcurso de las investigaciones sobre la muerte de Octavio, motivo por el que se interpuso una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos. Meses antes de ser asesinado, Octavio presentó una queja ante la misma instancia por el acoso policiaco en un parque de la ciudad por estar tomado de la mano de Martín.

n No­tie­Se La argentina Ángela Bo y la mexicana Sabrina Sánchez fueron las protagonistas de la primera boda entre mujeres transexuales lesbianas, llevada a cabo el 2 de diciembre pasado en la provincia catalana de Girona, España. “Somos conscientes de que rompimos todos los moldes. Queremos que esta ceremonia sirva para romper tópicos y para aclarar la diferencia entre identidad y orientación sexual“, indicó Ángela a los medios locales. Ángela tiene 50 años, es arquitecta y fue militante del Partido Comunista; en 1981 abandonó su país por la dictadura militar. Sabrina nació en México hace 25 años y estudió en la UNAM, pero no pudo ejercer su profesión porque las leyes mexicanas no contemplan su condición de mujer transexual y no reconocen sus estudios. Durante la ceremonia, Joan Olóris Serra, representante del Ayuntamiento de Girona, señaló que dicha ciudad “ya no es sólo gris y negra, ahora tiene distintos colores”.

Instantáneas

SONDEO

Número 126, enero 4, 2007

Director Alejandro Brito Editor Fernando Mino Coordinador de Información Antonio Medina Consejo Técnico Carlos Bonfil, Manuel Figueroa, Antonio Contreras, Arturo Díaz. Diseño original Leonel Sagahón Formación, diseño e ilustraciones La Máquina del Tiempo Retoque digital Alejandro Pavón Hernández Publicidad Alejandro Becerra Consejo Editorial Elena Poniatowska, Marta Lamas, Carlos Monsiváis, Ana Luisa Liguori, Dra. Carmen Villarreal, Dr. Arnoldo Kraus, Dra. Patricia Volkow, Joaquín Hurtado, Max Mejía, Arturo Vázquez Barrón, Jorge Huerdo+, Sandra Peniche, Estela Guzmán, Gonzalo Aburto, Dr. Aarón Rangel+, Lilia Rubio. LETRA S, salud, sexualidad, sida, es una publicación mensual, editada por Demos, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V. Av. Cuauhtémoc No. 1236, Col.Santa Cruz Atoyac, C.P. 03310, México, D.F. Editor responsable: Alejandro Brito Lemus. Certificado de Licitud de Título No. 9169, Certificado de Licitud de Contenido No. 6418, Reserva al Título en Derechos de Autor No. 3389/95 y Certificado de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2003-052712375000-107 del 27 de mayo de 2003. Distribuido en el D.F. por la Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México, A.C., y en el interior de la república y el extranjero por Distribuidora de Medios, S.A. de C.V. Impreso en Imprenta de Medios, S.A. de C.V., Cuitláhuac No. 3353, Col. Ampliación Cosmopolita, Azcapotzalco, México, D.F. Canarias No. 45, Col. San Simón Ticumac, 03660, México, D.F. Tels./Fax: 5532-2751 y 5672-7096. letraese@letraese.org.mx http://www.letraese.org.mx/

n Participantes de un estudio que cambiaron la terapia combinada de Kaletra y un análogo nucleósido a monoterapia con Kaletra mostraron cargas virales extremadamente bajas a las 48 semanas, de acuerdo con un estudio publicado en la revista AIDS. n Aunque tenofovir es un fármaco en general seguro, se han detectado casos de problemas renales relacionados con su uso. Debido a la gran variación de probabilidad y gravedad de tales casos se cree que podrían tener una influencia genética, reportó el Journal of Infectious Diseases. n Las mujeres con VIH de Suiza, uno de los países más ricos del

mundo, están recibiendo atención ginecológica deficiente, reportó el Journal of Acquired Immune Deficiency Síndromes. Con un seguimiento de dos años, investigadores descubrieron que 57 por ciento había tenido exámenes de forma irregular y sólo 35 por ciento había recibido los exámenes ginecológicos indicados. n El microbicida experimental Carraguard, desarrollado por el Population Council, comenzó su Fase III de pruebas clínicas en tres localidades de Sudáfrica y se espera que concluya en marzo de 2007. Es uno de los 60 microbicidas que actualmente están en experimentación. n

Funcionarios de la ONU destacaron la importancia de enfrentar al VIH/sida en África Austral para asegurar el futuro de esta región, que ya tiene 3.3 millones de niños huérfanos a causa del virus. El funcionario constató los avances en el sur de África en los últimos cinco años, cuando fue nombrado, pero admitió que aún permanecen retos enormes. n Nuevas investigaciones sugieren que la infección por VIH, la medicación antirretroviral, o ambas afectan la fertilidad de las mujeres que la padecen, según se reveló en la Conferencia Internacional de Tratamiento Antirretroviral celebrada en Glasgow, Escocia.

Mujeres y embarazo ¿Deseabas quedar embarazada cuando tuviste relaciones sexuales?

SÍ 14% NO

86%

Fuente: Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica 2006.


letraese@letraese.org.mx

Letra S • 126 • enero 2007

3

Tu opinión nos importa. Escríbenos a esta dirección electrónica o a Canarias No.45, col. San Simón Ticumac, C.P. 03660

Para compartir

VIHvencias

Spacca

Necesito medicamentos para vivir Christian Rea Tizcareño Juan Estrada Trujillo es hemofílico de nacimiento y en 1985 se infectó de VIH. “Después del terremoto —cuenta— entró mucha sangre contaminada. Nosotros les decíamos a los médicos que teníamos el temor de que nos fueran a infectar. Ellos nos decían que no nos preocupáramos porque ‘la sangre estaba al cien por ciento segura’, y resultó que no. “Éramos como unos 50 hemofílicos en aquel tiempo. Ahora ya nada más quedamos dos, pues a todos nos infectaron. Al enterarnos le echamos pleito a uno de los doctores del Centro Médico Siglo XXI. Él, por su parte, nos señaló que no había culpables, ‘aquí se analiza la sangre. La han de haber agarrado en un periodo de ventana o no sé’. De allí para acá, nos empezaron a relegar y nos entró más coraje”. Juan recuerda cómo se dio cuenta: “Mi esposa empezó a adelgazar. Yo la llevaba al Seguro, y nada. La llevé a particulares —estaba desesperada porque decía que los medicamentos del Seguro no servían—, y nada, cada vez estaba peor. Hasta que le comenté a una doctora y nos hizo la prueba de VIH. Nos dijeron que eramos positivos en noviembre de 1989”. Sin embargo, como aún no había terapia antirretroviral en el IMSS, su pareja se fue deteriorando rápidamente hasta la muerte. Juan comenzó el tratamiento anti VIH en 1992. Un año después apareció en su vida la hepatitis C. “Estuve internado 15 días en el Hospital de La Raza. Yo no me explico por qué salí infectado”. “Desde 1993 me atienden en el Hospital General de Zona número 53, Los Reyes, La

Paz, Estado de México. Necesito de por vida los medicamentos, pero siempre he tenido problemas con ellos. Ahora me pidieron un ‘resumen médico’ anual para que me dieran el factor antihemofílico, en una ocasión duré como tres días sin antirretrovirales y una vez nos los dieron caducados. “Me desespero, pero yo no los puedo comprar. Hay un medicamento que vale como mil 700 y otros como dos mil 500, y necesito como 12 cajas mensuales. “Han disminuido mis fuerzas. Antes desmontaba camionetas. Pero ya ahora para trabajar, pues no. Lo que antes hacía en un día, ahora lo tengo que hacer en tres. Estoy como si me hubieran apaleado. Ya no sé si es a consecuencia de los sangrados que me dan por la hemofilia o por los efectos secundarios de los antirretrovirales. Se llegan a confundir los síntomas. Me quedan adoloridos y engarruñados los pies y las manos por la neuropatía periférica. “A veces me viene el sangrado por dormir en una sola posición. Luego luego hay que meterle factor porque si se deja, n’ hombre, se me calienta y los dolores no se aguantan. Pero no me internan, a menos de que sea por una infección de muelas o una operación. “Un doctor me comentó ‘tu destino es morir hospitalizado, a menos que quieras morir en tu casa. El día que te pongas muy grave, ahí vas a quedar’. “Las personas con VIH/sida estamos al tanto para que no haya desabastos; sin embargo, la licenciada del Seguro nos dice ‘hazle como quieras’, retándome. Yo quería llevármela en paz pero la verdad me están orillando a, de plano, meter una demanda por daños”.

Tiro al blanco Y según la ley de Dios las violaciones no dañan la salud de las mujeres “Exhortamos al nuevo Secretario a detener esta iniciativa porque atenta contra la vida, no es posible que a nivel local y a nivel federal siga impulsándose esta cultura de la muerte (…) El inocente no le dijo a su papá que violara a su mamá. Por la ley de Dios ese inocente tiene vida, además esa píldora causa daños a la salud de la mujer” Armando Martínez, presidente del Colegio de Abogados Católicos, al hablar sobre la propuesta de NOM para prevención de la violencia sexual que obligaría a los funcionarios a proveer la píldora anticonceptiva de emergencia a mujeres que han sido violadas (Reforma, nota de Leslie Gómez, Emiliano Ruiz y Érika Hernández, 4 de diciembre de 2006).

Todas a cumplir con el mandato constitucional más importante: la Virtud del Decoro “Una secretaria particular (...) asiste a su trabajo vestida con minifalda, escotes pronunciados y/o ropa transparente. ¿La vestimenta cumple con la virtud del decoro? No, la secretaria particular debe acudir vestida seria y recatadamente a su trabajo para cumplir con esta virtud”. Mariano Azuela, Ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el manual El Código de Etica del Poder Judicial de la Federación al alcance de todos. (La Jornada, nota de Jesús Aranda, 12 de diciembre de 2006).

Logran revertir mortalidad por sida en el DF n Fernando Mino El Programa de VIH/sida de la Secretaría de Salud del Distrito Federal dio a conocer su informe de labores derivado del fin de la administración capitalina 2000-2006 el 4 de diciembre pasado. En el informe se destaca que la entidad “ha logrado revertir la tendencia de la mortalidad por sida hasta el punto en que se encontraba en 1990 mientras que en el país continúa ascendiendo”. La capital del país concentra el mayor número de casos de sida del país: 20,249 registrados hasta diciembre de 2005, con una prevalencia estimada de 0.68 por ciento, por arriba del promedio nacional calculado alrededor de 0.3 por ciento. Dada esta situación, en 2000 comenzaron a desarrollarse los primeros esfuerzos por articular políticas públicas en la ciudad; ese año se inauguró la Clínica Especializada Condesa, centro que sirvió para estructurar institucionalmente las acciones contra la epidemia hasta la creación del Programa de VIH/sida del DF, dependiente de la Secretaría de Salud local, en 2004, dedicado a la prevención, el análisis y la información de la infección, así como la coordinación de la atención en la Clínica Condesa. Desde su creación el Programa ha sido dirigido por la especialista Carmen Soler Claudín.

cada mes”. Los pacientes son atendidos por 24 médicos y personal de salud que en total suma 101 personas. Al inicio de la administración eran constantes las quejas por tratos discriminatorios del personal de salud, al respecto, el informe señala que “la capacitación y sensibilización del personal de salud se asumió como un código de ética profesional ante la dinámica infecciosa” y resalta las líneas de colaboración con la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal para “prevenir daños, promover el conocimiento de los derechos entre la población y atender los casos concretos de violación a los mismos, producidos entre otras cosas por reacciones de misoginia y homofobia”. En la Clínica Condesa cada año se expiden 25 mil recetas de antirretrovirales, cubiertas por el Programa de Medicamentos Antirretrovirales Gratuitos, con financiamiento federal y local; y 12 mil recetas de otros medicamentos, entregados por el programa de medicamentos gratuitos del DF. Dicho Programa beneficia a más de cuatro mil 500 personas sin seguridad social del DF, pacientes que se atienden tanto en la Clínica Condesa como en alguno de los institutos nacionales de salud cuya sede está en la capital del país.

Gran demanda en atención La Clínica Condesa, de acuerdo con el informe, tenía hasta junio del año pasado más de seis mil expedientes y una demanda de servicios que aumenta mes con mes. “Durante los últimos cinco años, a la Clínica han venido integrándose 95 pacientes nuevos

Altibajos en prevención Uno de los problemas más graves para combatir el VIH/sida es la falta de diagnósticos oportunos, así como el subregistro, derivado de las diversas bases de datos en que se documentan los casos de VIH y sida atendidos en los servicios de salud. El

Programa de VIH/sida del DF destaca una corrección de 80 por ciento en la notificación de casos. Por el lado del diagnóstico de la infección, se informa que desde 2001 se inauguraron 18 Centros de Consejería y de Diagnóstico Voluntario (CCDV) para sumar 37 en servicio en la ciudad. Además, se han realizado labores de Consejería Móvil en plazas públicas, ferias de la salud, instituciones educativas y el Sistema de Transporte Colectivo Metro. La apertura de dichos centros es uno de los mayores logros del gobierno capitalino en relación al VIH/sida. En 2005, los CCDV realizaron pruebas voluntarias de detección del VIH a más de nueve mil 300 personas. “Sin la acción de un programa específico no se estaría logrando el avance paulatino en que la ciudadanía le vaya perdiendo el miedo a hacerse la prueba diagnóstica”, señala el documento que forma parte de la memoria de actividades de la Secretaría de Salud capitalina. Pese a destacar que en 2005 se etiquetaron 30 millones de pesos para prevención del VIH en el Distrito Federal, en el informe no se detallan acciones específicas en la materia con poblaciones muy vulnerables a la infección como los hombres que tienen sexo con hombres o los usuarios de drogas intravenosas. No obstante, se señala la distribución, de 2002 a junio de 2006, de siete millones 507 mil condones, a través de organizaciones de la sociedad civil, centros educativos y otras áreas del gobierno capitalino, y la realización de talleres, campañas y actividades culturales para mujeres y jóvenes.


4

Letra S • 126 • enero 2007

Agradecemos el apoyo brindado al proyecto Letra S por:

La Fundación John D. and Catherine T. MacArthur

LUBRICANTES

Agradecemos el apoyo brindado por: al proyecto Letra S.

Una ayuda Las fricciones suelen ser innecesarias y en el sexo mucho más. La diferencia entre placer y dolor está en el grado de lubricación del orificio elegido para la penetración. Aquí algunas recomendaciones sobre lubricantes y la importancia que tiene en el cuidado de tu salud.

Por Ashley Rondini

T

odos nos sentimos mejor cuando no hay fricción. La fricción entre las personas puede causar muchos problemas... y no nos referimos sólo a una cuestión de personalidad. Desde el punto de vista sexual, puede haber fricción irritante cuando se inserta el dedo, el pene o un dildo en la vagina, y éste roza contra las paredes de la vagina cuando no están lo suficientemente lubricadas. La vagina se lubrica naturalmente cuando una mujer se excita sexualmente. Pero a veces la lubricación no es suficiente y el sexo resulta molesto. Por varios motivos algunas mujeres no secretan el nivel de lubricación suficiente. En otros casos, es posible que la mujer no haya tenido tiempo de lubricarse lo suficiente antes del acto sexual. También puede haber fricción raspante durante el sexo anal porque el ano no se lubrica por sí solo como la vagina. ¿Por qué cuanto más mojado mejor? Las mujeres disfrutan la intensidad de la fricción en diferentes medidas. Pero por lo general, la fricción que ocurre a causa de la sequedad vaginal puede hacer que el sexo sea bastante molesto, y a veces incluso doloroso. Además,

la fricción sin lubricación puede hacer que el sexo con condón sea menos seguro que lo normal. Por suerte, la vagina se lubrica por sí misma, lo que evita que la fricción sexual sea abrasiva. En primer lugar, el cuerpo de la mujer debe sentir excitación para lubricarse. Los juegos sexuales antes del coito, como por ejemplo besarse y acariciarse, aumentan la excitación, pero aun así el cuerpo de cada persona es diferente. El espesor y la cantidad de lubricación varía según la edad de la mujer, el nivel de excitación y el uso de métodos anticonceptivos hormonales, como la Píldora, que pueden aumentar la lubricación vaginal. Por muchos motivos, las vaginas no siempre producen el nivel de lubricación suficiente para que la penetración sea lo más cómoda posible. Qué riesgos tiene el sexo seco La fricción tiene varios riesgos. Por ejemplo: una pareja que usa condones debe tener en cuenta que la falta de lubricación puede aumentar las probabilidades de que el condón se rompa, porque la fricción raspante puede romper el látex. La fricción abrasiva puede lastimar las paredes de la vagina, lo que puede causar dolor y un sangrado leve. El riesgo de una mujer de contraer una

infección de transmisión sexual aumenta si se lastiman las paredes de la vagina, creando un conducto hacia el flujo sanguíneo para los virus y las bacterias. El sexo anal sin lubricación presenta un grave riesgo de desgarros y sangrado debido a la fricción, lo que aumenta el riesgo de una infección por transmisión sexual. Qué hacer para humedecer lo necesario Las personas que necesitan lubricación pueden comprar lubricantes artificiales en cualquier farmacia o usar la saliva. Muchos condones vienen prelubricados. Agregar lubricante a los condones puede facilitar la penetración, y además hay menos probabilidades de que los condones se rompan. He aquí algunas sugerencias sobre el uso de lubricantes artificiales con condones de látex: Sugerencia 1 • Usa sólo lubricantes a base de agua. Los productos que contienen aceite no son apropiados, porque el aceite daña el látex y aumenta las probabilidades de que el condón se rompa. También hay lubricantes a base de agua con sabor para usar durante el sexo oral.

Sugerencia 2 • Nunca uses productos domésticos para lubricar los condones de látex. La jalea de petróleo Vaseline, el aceite para masajes y las cremas faciales o para las manos NO son buenas opciones como lubricantes porque contienen aceites. El lubricante debe decir en el paquete “a base de agua” y/o “se puede usar con condones de látex”. Sugerencia 3 • Pon unas gotas de lubricante dentro de la punta del condón antes de desenrollarlo sobre el pene, y luego pon más lubricante en la parte exterior. Esto disminuirá la fricción entre el condón y la piel de ambas personas. Con el condón femenino, pon lubricante dentro y fuera del anillo. (No uses condones masculinos y femeninos al mismo tiempo.) Recuerda debe haber lubricación —natural o artificial— para que cualquier penetración sea lo más segura y cómoda posible. Un persona responsable siempre se debe comunicar con su pareja íntima para asegurarse que ambos tengan una experiencia sexual agradable y tan libre de riesgos como sea posible. Traducción de Susana Petit. Tomado de teenwire.com. Planned Parenthood Federation of America.

Ahora más que nunca, cuenta con nosotros Por Lina Pérez Cerqueda

“Creo que en estos meses he tenido muchos cambios, me siento más identificado con mi ser homosexual, más aceptado como tal y con mayor libertad para ser yo mismo, ser gay es una característica más de lo que soy. Me encuentro desenredando mitos”. (chavo, 20 años) “Ahora me doy permiso de sentir más mis emociones y de seguir construyendo una identidad” (chava 23 años). Lo que reflejan estos testimonios son logros de ellos y ellas: jóvenes, madres y padres que se atrevieron y se comprometieron con una revisión personal, a detectar sus sensaciones, emociones y contrastarlas con sus ideas. Letra S les ofrece los espacios,

coordinados por psicólogas especializadas en el enfoque humanista, en los cuales las y los participantes recorren su propio proceso. A partir de todos los movimientos emocionales que surgen al descubrirse gay, lesbiana o bisexual, o al enterarse que su hijo o hija lo es, en los grupos se trabaja con dinámicas vivenciales, psicocorporales, de sensibilización y reflexión para que cada quien, a partir de su historia personal, identifique sus necesidades y la mejor manera de atenderlas y generar los cambios más adecuados y así lograr su bienestar, principal elemento de la salud sexual. “Con este grupo, tengo nuevos conocimientos sobre la homosexualidad, sobre mi cuerpo, ¡sobre mi sexualidad!. Estoy disfrutando nuevamente” (madre, 51 años)

En el año que acaba de concluir hubo jóvenes que se atrevieron a contactar con su cuerpo y con sus emociones, que decidieron hablar de su orientación homosexual o bisexual con su familia o en aquellos espacios que no se habían atrevido hacerlo antes, que se replantearon retomar sus estudios o tomar un trabajo, que decidieron hacerse la prueba de VIH pues reconocieron que habían tenido prácticas de riesgo y, sobre todo, que se decidieron a incorporar prácticas para su protección emocional y física en las relaciones afectivas y sexuales. Los padres y madres no se quedaron atrás. Hubo cambios importantes en la aceptación y entendimiento de la orientación homosexual o bisexual de su hijo o hija, contactaron con su

Cuenta Conmigo cuerpo y sexualidad, decidieron atenderse emocional y físicamente —realizándose pruebas desde dentales hasta de próstata y papanicolau— lo que favoreció la comunicación consigo mismo y por ende con su familia. “Con estas dinámicas he podido ponerme en la situación de mi hijo y decidí que era momento de hablar con él… Hace poco, cuando lo ví enfrente de su casa despidiéndose de mí me dije: esa es su vida, lo tengo que dejar libre y se me quitó un peso de encima. Al platicar con mi hijo le dije: estoy aprendiendo a respetarte”. (padre, 48 años) Todo esto nos ha llevado a rebautizar a nuestros grupos, que desde ahora se llaman “Cuenta Conmigo” , porque eso es lo que te ofrecemos en estos espacios. Tú decides si aceptas nuestra invitación.

En febrero de este naciente 2007 iniciaremos nuevamente los trabajos de grupo. Te invitamos a incorporarte y a comentarlo con todos aquellos a quienes consideres que les puede servir un espacio que, más allá de descripciones, vale la pena conocer. Te esperamos todos los sábados, de 12:30 a 15:00 horas. Iniciamos el 3 de febrero en el Centro Cultural y Recreativo “Niños Héroes” del DIF-DF, ubicado en Popocatépetl (Eje 8 sur) No. 276, entre prolongación Uxmal y División del Norte, Col. Santa Cruz Atoyac.

JÓVENES GAY, LESBIANAS, BISEXUALES Y FAMILIAS CUENTA CONMIGO, es un proyecto de coparticipación entre Letra S y DIF-DF Tel.: 5532-2751 Correo: jovenesg@letraese.org.mx


Letra S • 126 • enero 2007

Para más información visita las siguientes páginas: www.yquesexo.com • www.mexfam.org.mx • www.teenwire.com/espanol Infórmate

para el placer ¿Cómo se puede romper un condón? Los condones se pueden romper o zafar por algunas causas. Se corre ese riesgo si no se colocan correctamente, si están vencidos, o si se usa el lubricante incorrecto. (Usar un lubricante a base de aceite con un condón de látex puede llegar a dañarlo.) Las siguientes recomendaciones pueden ayudarte a usar los condones correctamente: • Ponte o ponle el condón antes de insertar el pene, y no antes de la eyaculación. Colocarse el condón sólo en el momento de venirse no funciona. • Usa el condón sólo una vez y usa uno nuevo para cada erección. Siempre asegúrate de tener varios condones a mano. • Si el condón no está lubricado, pon dentro del condón una gota o dos de lubricante o de saliva. • Si el pene no está circuncidado, tira el prepucio hacia atrás antes de desenrollar el condón. • Coloca el condón enrollado sobre la punta del pene erecto. (Si es difícil mantener la erección, quizás quieran probar los condones femeninos que se quedan en su lugar independientemente de si se mantiene o no la erección.)

• Aprieta la punta del condón con los dedos para sacar el aire y dejar un espacio para el semen. (El vacío formado por las burbujas de aire podría facilitar la ruptura del condón.) • Desenrolla el condón hasta la base del pene. • Si el condón no está lubricado, pon un lubricante de agua en la parte de afuera del condón. La saliva también sirve aquí. • Después de la eyaculación, es importante sacar el pene antes que se ponga flácido. Ten cuidado de que no se escape el semen, sostén el condón contra la base del pene cuando lo retira. • Desecha el condón, no lo tires en el inodoro.

reSeña

La “normalización” de los disidentes En el transcurso de las últimas tres décadas, el mundo occidental ha experimentado una serie de procesos políticos y sociales que han permitido la gradual integración de las personas homosexuales, marginadas e invisibilizadas debido al estigma que históricamente ha acompañado a la homosexualidad. En La nueva homosexualidad, Marina Castañeda plantea que el parteaguas de la liberación gay ocurrió en 1980, año en el que surge una brecha generacional en cuanto a la concepción de la homosexualidad. Quienes nacieron antes de esa fecha —independientemente de su orientación sexual—, todavía asimilaron las viejas concepciones médicas y psicoanalíticas de la homosexualidad siempre asociadas a la vergüenza y temor al rechazo. En cambio, para quienes lo hicieron después, se trata de una práctica normal e incluso atractiva. Aunque los avances en la integración social registrados por el reconocimiento de derechos a gays, lesbianas y transexuales, entre ellos al matrimonio, constituyen irrefutables evidencias de la “normalización” de la homosexualidad, el texto de Castañeda no los atribuye a la benevolencia de la sociedad, sino que los concibe, en parte, como fruto de las luchas que en contra de la represión han encabezado activistas en todo el mundo. Sin embargo, y de manera paradójica, las protestas del movimiento de liberación gay encontraron un aliado inesperado en la lucha por el reconocimiento de sus derechos: el libre mercado. La mercadotecnia ha resultado fun-

teenwire.com

damental para lograr la aceptación paulatina de la homosexualidad al difundir una imagen idealizada de homosexuales y lesbianas, situación que, subraya la autora, ha tenido un costo elevado para la identidad gay en su esencia más profunda La obra tambiénanaliza la función del Internet en la construcción de la nueva homosexualidad al combatir la ignorancia y el aislamiento para crear una comunidad virtual sin precedentes. Además de que amplió el gueto en que anteriormente habitaban. Sin embargo, no todo se reduce a la pornografía o al chat, pues se destaca la importancia del ciberespacio en la lucha por los derechos civiles. Aunque la autora guarda una posición optimista en torno a los logros obtenidos por el movimiento de liberación gay, llama a estar alerta con respecto a las campañas permanentes que grupos religiosos y de derecha mantienen en su contra. Enriquecido con una serie de entrevistas a parejas del mismo sexo y a personas que han convivido con padres, hijos o conocidos gays, el libro retrata acertadamente casos reales que muestran como se vive de manera individual la “normalización” de la homosexualidad en una sociedad tan conservadora y machista como la mexicana. Sin embargo, también da por hecho que la homosexualidad histórica, llena de dolor y vergüenza, está llegando a su fin. (Mario Alberto Reyes) La nueva homosexualidad Marina Castañeda, Editorial Paidós, 2006

5


6

Letra S • 126 • enero 2007

Sida, crónica de una Los medios de comunicación tienen una enorme responsabilidad en la tarea de difundir cuestiones de salud, pero su tarea debe ir en consonancia con la ciencia y los científicos para no generar efectos nocivos. La historia del sida es ilustrativa de esta interacción y de los efectos de los medios en el curso de un problema de salud pública.

Por Gustavo Reyes Terán *

E

n 1984 la secretaria de los Servicios de Salud de los Estados Unidos en el gobierno de Ronald Reagan, Margaret Heckler, anunció en una conferencia de prensa que el científico estadounidense Robert Gallo había descubierto la causa del sida: el virus de la inmunodeficiencia humana. La doctora Heckler hizo este anuncio antes de que se publicara un solo artículo científico. La decisión política del gobierno de Estados Unidos de acreditar a Gallo el descubrimiento del VIH fracasó. En buena medida por las investigaciones científicas y también periodísticas que le adjudicaron correctamente el descubrimiento al científico francés Luc Montaigner, quien ya había publicado su trabajo en 1983 identificando el virus. Este mecanismo de anunciar primero a la prensa un resultado científico aunque es muy cuestionado se repite una y otra vez. Sin ir más lejos, hace un par de años se difundió por los medios de comunicación la existencia de un súper virus resistente a múltiples fármacos, noticia que resultó finalmente ser una falsa alarma. Medios que difunden miedos Hay otro caso muy interesante por sus efectos mediáticos, el de Peter Deusberg, quien propuso a finales de la década de los años ochenta que el VIH no era la causa del sida. Deusberg tuvo muchísimos adeptos en ese tiempo, años en los que aún no existía el tratamiento antirretroviral altamente activo para controlar la infección, adelanto que se da con el descubrimiento de los fármacos a finales de la década de los noventa. Pero aún hoy, con todas las evidencias de que el uso de

los fármacos se asocia a una mejor calidad de vida y a un mayor tiempo de supervivencia, la teoría de Deusberg prevalece y es lamentable que los medios no difundan todas las noticias sobre las evidencias científicas en contra de esa postura. Es posible ver, por ejemplo, programas de televisión o de radio entrevistando a gente de Colombia adepta a Deusberg, indicando que el VIH no es la causa del sida, en tiempos en que el tratamiento antirretroviral ya se usa rutinariamente en nuestro país. El último de ellos en diciembre del año pasado, cuando en el programa televisivo Reporte 13 se entrevistó a “expertos” en el tema del sida y difundió, sin mayor contrapeso, que el VIH no es la causa del sida. La ignorancia, la inconciencia o la mala fe de los responsables del programa inciden para que se siga difundiendo esta teoría que el conocimiento científico ha enterrado desde hace muchos años. Tal parece que los responsables de los contenidos televisivos no se dan cuenta del acto posiblemente criminal que se realiza por la ligereza con que se difunde que el VIH no causa el sida. ¿Cuántas vidas ha cobrado este mal manejo de los medios de comunicación? Nadie ha calculado todavía este resultado. Los costos del protagonismo El médico estadounidense, de origen taiwanés, David Ho tiene una enorme importancia en la actividad científica, en particular en la investigación biomédica sobre VIH/sida, puesto que encabezó al primer grupo de médicos que utilizaron los fármacos antirretrovirales combinados para controlar a la enfermedad. Pero justo cuando realiza estos estudios, David Ho los difunde en un congreso. En octubre de 1996, Ho anuncia aventuradamen-

te que el virus podría erradicarse del cuerpo humano con el uso de medicamentos. Fue también una conferencia de prensa y la difusión mundial de la propuesta de Ho hizo que los médicos que asistieron a ese congreso regresaran a sus países y empezaran a tratar a todos los pacientes con VIH/sida con fármacos antirretrovirales, sin importar en que etapa de la enfermedad se encontraban. ¿Cuánto tiempo de supervivencia recortaron estos médicos que usaron prematuramente los fármacos? Nadie lo ha calculado. Nuevamente David Ho, en 2002, anuncia que ha resuelto un misterio de 16 años: el caso de una proteína elusiva no identificada que fue propuesta en 1986 por el científico de San Francisco Jay Levy. La proteína supuestamente es producida por las personas que viven con VIH y les permite vivir 15, 20 o más años, sin tener que recurrir a fármacos antirretrovirales, conservando intacto su sistema de defensas y controlando, en forma natural, al VIH. La proteína sigue sin ser identificada, pero David Ho propuso y anunció que serían una serie de proteínas. Dieciocho meses más tarde las evidencias demostraron que, nuevamente, David Ho estaba equivocado. Hubo una retractación formal en una revista científica, como pocas veces ocurre. Pero, de nuevo, ¿cuánto retrasó el avance científico esta noticia difundida por los medios de comunicación? Fue el mismo Ho quien a principios de 2005 anunció a la prensa mundial la existencia de un virus súper agresivo y resistente a múltiples fármacos antirretrovirales. La noticia fue dada a conocer en una conferencia de prensa difundida por la cadena de noticias estadounidense CNN a todo el mundo y generó alarma ante la inminente epidemia con este súper


Letra S • 126 • enero 2007

afección mediática virus. México no fue la excepción; los medios transcribieron tal cual la noticia, sin consultar previamente a científicos o a gente experta en el tema. Nuevamente la nota resultó ser una falsa alarma: el riesgo de tener o contraer un virus resistente a múltiples fármacos y que tenga además una evolución muy rápida se da en menos de tres o cuatro personas por cada diez mil infectadas. La charlatanería mediática “La cura del sida ha llegado con el ácido valproico, un fármaco antiepiléptico que se usa desde la década de los sesenta y que combinado con el tratamiento antirretroviral es capaz de purgar las células que mantienen o albergan al virus latente y que son refractarios al tratamiento antirretroviral”, se escribe en un periódico de circulación nacional en 2005. Si uno revisa el artículo publicado en la revista británica The Lancet, cosa que no hizo la prensa —como tampoco consultó a gente con experiencia en el tema— se daría cuenta de que sólo fueron cuatro los pacientes tratados con esa sustancia, de los cuales tres, al parecer, tuvieron un resultado exitoso al tratamiento, aunque, en ningún caso, se erradicó el VIH. Y finalmente este titular, también de 2005: “La sangre de los cocodrilos inhibe el VIH”. Al día siguiente de este anuncio en los medios de comunicación —la televisión, sobre todo, y algunos periódicos—, muchos de mis pacientes llegaron preguntando si comer cocodrilo, o inyectarse su sangre, podría ayudarles a curarse del SIDA, cuando lo cierto es que podría tener consecuencias muy graves. Periodismo que no investiga Más allá de estos ejemplos, existen otros temas

relacionados con el sida que son ignorados por los medios de comunicación. Los pacientes llegan a los servicios de salud en etapas tardías, muy tardías de la enfermedad. ¿Por qué? Qué han hecho los medios de comunicación para investigar las razones por las cuales los pacientes o las personas que viven con VIH siguen llegando sin saber que están infectados desde hace cinco, diez o más años. En estas etapas avanzadas de la enfermedad el médico puede hacer muy poco. Por ejemplo, en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, donde hospitalizamos a más de ciento cincuenta pacientes con VIH/sida por año, la mortalidad es de alrededor de treinta por ciento. En gran medida se debe a la etapa tan avanzada de la enfermedad con que llegan los pacientes. ¿Están sirviendo las campañas de detección temprana de la infección? Queda claro que no. Qué han hecho los medios de comunicación al respecto sino transcribir y muchas veces traducir las noticias internacionales sobre VIH/sida. Se han limitado —con algunas excepciones—a transmitir información, dejando a un lado todo el potencial que tienen de documentar y generar comunicación en torno a la situación del VIH/sida como un problema de salud pública nacional. El día en que los medios generen y distribuyan la información producto de una real investigación periodística contribuirán de manera trascendente en la lucha contra el VIH/sida. Hay muchas cosas por preguntar y los medios de comunicación podrían tener un papel protagónico para ayudar a que se respondan. Sabemos que ya hay una Norma Oficial para utilizar los fármacos antirretrovirales, pero ¿quién establece las normas?, ¿quién

establece los criterios para usar tal o cual fármaco? ¿Se conoce públicamente el perfil de cada uno de los integrantes del comité de expertos que decide qué fármacos son los idóneos para tratar a la persona que vive con VIH/sida? He aquí un buen tema de investigación periodística. Otro más: ¿por qué año tras año cientos de pacientes en etapas avanzadas de la enfermedad que solicitan atención médica de urgencia se encuentran sin saber que viven y han vivido por años con el VIH? ¿Cuál es el impacto de la detección temprana de la infección? ¿Qué tan bien o qué tan mal se están utilizando los fármacos antirretrovirales en el país y cuáles son las consecuencias del mal uso de los fármacos por parte de médicos no capacitados? ¿Cuáles son los posibles casos de corrupción que puede existir en México con empresas farmacéuticas? Es claro que en algunas clínicas se utilizan más fármacos de cierta empresa farmacéutica. ¿Ha habido acaso alguna investigación periodística que haya documentado o descartado ese rumor, muy presente entre médicos e instituciones de salud?. La ciencia no se genera ni funciona con base en golpes de efecto, con periodicazos, como funcionan otros ámbitos, como el de la política. La ciencia exige una revisión científica constante, no hay una verdad final. Es necesario crear una interrelación cercana entre el periodismo y la ciencia que nos permita evitar muchas de las consecuencias nocivas de la difusión de noticias erróneas o parciales, sobre todo cuando está en juego un problema de salud pública que, cuando menos, afecta directamente a casi 200 mil personas y se cierne como un riesgo sobre muchas más.

* Director del Centro de Investigación en Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias. Versión editada de la ponencia leída en la presentación del portal www.notiese.org. El autor agradece el apoyo del Dr. Enrique Espinosa el apoyo en la elaboración de este texto.

7


8

Letra S • 126 • enero 2007

Una entrevista con David Halperin

Decisiones inteligentes sobre la propia seguridad sexual David Halperin, profesor de literatura inglesa en la Universidad de Michigan, es también un especialista de la historia de la homosexualidad. Entre sus trabajos más prominentes figuran los textos San Foucault, para una hagiografía gay, y Cien años de homosexualidad y otros ensayos sobre el amor griego. Coordinó además el volumen The Lesbian and Gay Studies Reader y es co-editor de la revista G:L.Q: A Journal of Lesbian and Gay Studies. En esta entrevista para Letra S, el autor cuestiona las certidumbres moralistas de muchos investigadores científicos, médicos, y activistas al abordar el tema de la prevención del VIH/sida. Señala paralelamente la exageración mediática y las diversas formas en que la comunidad gay ha respondido a la epidemia del sida erradicando los temores excesivos y explorando formas novedosas de practicar un sexo seguro y placentero. Por Carlos Bonfil

¿Qué opina del éxito o fracaso de las actuales campañas para prevenir el VIH/sida? Asistimos a un discurso sobre el fracaso de las campañas de prevención, y la realidad es que sigue practicándose mucho el sexo sin condón. No estoy seguro, sin embargo, de que se trate de un sexo no seguro, es decir, de un sexo con riesgo real de transmitir el VIH. Las nociones de seguridad y sexo no son necesariamente opuestas. Lo que hoy conocemos como sexo seguro es el resultado de las formas en que muchos hombres gay han experimentado con diversos grados de riesgo. ¿Usted ha estudiado con anterioridadel concepto de abyección, en las conductas y en la literatura. ¿Existe un vínculo directo entre esta idea de abyección y algunas prácticas sexuales de riesgo? Me he referido a los escritos de Michael Horner, quien sugirió la necesidad de tomar en cuenta el concepto de abyección para los propósitos de la prevención. En su opinión, buena parte del sexo gay es de naturaleza antisocial. Es un placer que rompe con las reglas sociales. Y esto porque la propia homosexualidad rompe con esas reglas. Muchas campañas sobre sexo seguro son fuertemente moralistas y han producido una reacción en los hombres gay, una revuelta contra los intentos de moralización. Algunas campañas buscan deliberadamente que los hombres gay se avergüencen de sus prácticas sexuales, etiquetándolas como prácticas de riesgo. ¿Piensa usted que además de la Iglesia y de los grupos conservadores, exista en la comunidad científica, entre los médicos y los especialistas de la prevención, un interés por fomentar esta moralización? Existen tensiones en esas comunidades. Me sorprende por ejemplo que algunos trabajos de epidemiólogos del sida contrasten con la evidencia clínica en la materia. Por ejemplo, algunos epidemiólogos analizan los factores

de riesgo de transmisión y los relacionan con alguna práctica sexual determinada. Algunas de esas prácticas pudieran, sin embargo, no ser las vías idóneas para la transmisión del VIH. Un estudio vincula al sexo oral con el VIH, pero menciona que seis de las siete personas que tuvieron esa práctica y luego dieron resultados positivos al VIH, habían también practicado sexo anal sin protección. En muchas campañas de reducción de riesgo existe ahora un énfasis en que el sexo oral sin eyaculación es una práctica de bajo riesgo. Lo que sí se subraya es la necesidad de evitar la práctica anal sin condón. Pero es verdad, los médicos nunca nos dijeron que podíamos besarnos, o tener sexo oral sin eyaculación, nunca dijeron que las personas seropositivas podían tener entre ellos sexo sin condón. Incluso desestimaron la posibilidad de que una carga viral indetectable en una persona seropositiva pudiera reducir la capacidad de infectar a otra persona. Hay alguna evidencia de esto, pero los científicos no tienen mucha claridad al respecto. Lo cierto es que un buen número de hombres gay toman hoy decisiones más sofisticadas y complejas sobre su propia seguridad sexual, y éstas son mucho más sutiles y matizadas que la simple práctica de usar el condón todo el tiempo. Esto es algo bueno, dado que una concepción muy categórica y rígida del sexo seguro puede tener como resultado los riesgos, los olvidos y las omisiones. Y estas omisiones son más peligrosas que una práctica segura de mayor alcance, más manejable y sostenible, aun cuando sea incompleta. Por otro lado, muchas cosas son hoy preocupantes: en Estados Unidos, por ejemplo, hay hombres jóvenes, sexualmente activos, que están seguros de ser seronegativos y no lo son. Tienen sexo inseguro sin saber que están infectados. Esto no es del todo culpa suya, pues no hay una gran disponibilidad de pruebas de detección ni tampoco mucho apoyo para practicarse el examen. Se requiere una comprensión global de la epidemia. No bastan los llamados categóricos sobre la conducta

sexual que los jóvenes deben tener, es preciso también apoyarlos para que tengan prácticas seguras. No hay nada malo en que dos personas seronegativas tengan sexo no protegido, siempre y cuando estas personas estén realmente seguras de serlo. ¿Hay alguna eficacia en la promoción actual de la abstinencia como medida preventiva en Estados Unidos? Lo ignoro. Lo que sí sé es que en todo el mundo las campañas de prevención más efectivas no han promovido de modo especial la abstinencia. Las pruebas de detección y el uso del condón han sido sumamente eficaces en Tailandia, por poner sólo un ejemplo. ¿Piensa usted que la práctica del sexo sin condón (bareback sex), entre hombres que tienen sexo con otros hombres, podría generalizarse en nuestras sociedades? Esta práctica se está desarrollando mucho, pero creo que es también importante subrayar que todos los estudios muestran que los hombres seropositivos son los que tienen estas prácticas en número mayor que los hombres seronegativos. Y tienden a tenerlas ya sea con otros hombres seropositivos, o con aquellos que en su percepción pudieran serlo. Hay poca evidencia de que un seropositivo tenga deseos o intenciones de tener estas prácticas con un hombre probadamente seronegativo. Pienso que es falsa la visión que vincula a la práctica del sexo sin condón con el libertinaje sexual o con la indiferencia total frente el riesgo. Esta visión no toma en cuenta lo que en realidad sucede en este terreno. Muchas personas infectadas con el VIH en las grandes ciudades consideran innecesario utilizar condones con otras personas seropositivas. Existe sin embargo el riesgo, no desdeñable, de contraer otras enfermedades sexualmente transmisibles y el riesgo también de la llamada reinfección. Por ello, la mayoría de los doctores aconsejan el uso del condón entre las personas seropositivas. Pero los casos de personas que con un desarrollo de la enfermedad de más un año puedan luego reinfectarse con una cepa

diferente del VIH-1, parece poco probable. Al parecer sólo se han reportado a nivel mundial 16 casos entre el 2002 y el 2005. Esto es un ejemplo de la manera en que las autoridades médicas vienen recomendando, según un criterio extremadamente conservador, un sexo seguro que pudiera no estar sustentado en una verdad clínica. Y cuando los hombres gay seropositivos descubren maneras de tener lo que para ellos es una vida sexual aceptable e ignoran esos mensajes de prevención conservadores, me parece erróneo considerar que eso signifique el abandono del sexo seguro o una indiferencia frente al riesgo o una nueva aceptación del mismo. Se trata más bien de gente que toma decisiones cuidadosas sobre los grados de riesgo que está dispuesta a aceptar en el contexto de una epidemia cambiante. ¿En el terreno de lo que usted denomina abyección, qué opina de la circulación por internet de mensajes de búsqueda de bichos (bug chasing) por parte de gente que aparentemente desea contagiarse? ¿Se trata de una moda? No es una moda. Sin duda existen estas personas y es posible en efecto que esos mensajes circulen por internet, pero los mejores estudios sobre sexo sin protección (bareback sex), no señalan una tendencia significativa de esta búsqueda de bichos, por lo que pienso que se trata de casos muy aislados que han sido exagerados de manera sensacionalista por los periodistas. No creo que la caza de virus sea una práctica muy extendida. Pienso en cambio que esto es parte de una postura más difundida que tiende una vez más a vincular a la homosexualidad con diversos males psicológicos y sociales. En un momento en que a la homosexualidad ya no se le considera una perversión o una anormalidad, y cuando al sida ya no se le considera una pena capital, sino un terrible accidente histórico y una emergencia médica, la aparición de estos nuevos personajes (cazadores de bichos, donadores virales, buscadores del riesgo, optimistas del sida), personas que siembran alarma en los vientos con una supuesta liberación de las prácticas del sexo inseguro, conduce a una nueva forma de patologizar la homosexualidad. No es que la homosexualidad se haya vuelto de nuevo patológica, pero se pretende que en nuestros días los hombres gay, y hasta cierto punto también las lesbianas, sufren de crisis de alcoholismo, drogadicción, violencia doméstica, baja autoestima, rechazo del cuerpo, miseria sexual, síndrome de personalidad adictiva, todo un conjunto nuevo de categorías médicas, sociológicas y psicológicas que han sido construidas y que supuestamente la gente gay padecería de modo desproporcionado. Es preciso observar muy bien la manera en que estos estudios se realizan, puesto que la investigación más seria no justifica de modo alguno estas conclusiones sensacionalistas.


Letra S • 126 • enero 2007

Firmeza emocional ¿A qué responde que hombres sanos físicamente sufran de disfunción eréctil? Fue una de las preguntas que una veintena de periodistas le formularon al doctor David Barios, sexólogo y terapeuta sexual, durante una reunión informativa convocada por Pfizer el pasado mes de noviembre a propósito de los ocho años de la famosa pastilla azul en el mercado. La respuesta, lejos de explicaciones médicas, fue concreta: “Porque no existe firmeza emocional en el hombre”. Las preguntas y dudas de las y los periodistas bombardearon al especialista, quien de manera coloquial comenzó a dar respuesta a las inquietudes. ¿Qué quiere decir esto?, dijo Barrios, “bueno, que hay una firmeza todavía más importante que la rigidez del pene, que es la tranquilidad emocional del hombre, pues un varón que siempre está ansioso, tenso, obsesionado con el control, con el poder, puede tener problemas de erección, independientemente que física y orgánicamente esté muy sano”. La explicación anterior suscitó mayores reflexiones del especialista, quien aseguró que los psicoterapeutas, sexólogos y urólogos escuchan en consulta a hombres, de hecho, cada vez de menor edad, que relatan sus angustias por no lograr una buena erección durante sus experiencias sexuales. “Nos encontramos ante hombres que al revisarlos de su sistema nervioso y vascular están en condiciones óptimas de salud, pero que relatan que la insuficiencia de sus erecciones o de plano disfunción eréctil”. Luego de varios años de reflexión y estudios, el autor de los libros Resignificando lo masculino y En las Alas del placer, explicó: “he llagado a la conclusión que ese fenómeno se da por la obsesión de cumplir como hombre, que es una condición cultural implícita, pues cuando hacen el amor los varones asumen que su pene estará erecto obligatoriamente, y cuando eso no sucede, va dejando en su memoria un dejo de angustia que se puede convertir en un verdadero problema que merma sus desempeños futuros”. Ante esa problemática, David Barrios precisó que alternativas como la famosa pastilla azul, fabricada por el laboratorio Pfizer, lejos de ser un afrodisíaco, es una alternativa que puede contribuir a que los hombres liberen las tensiones o temores ante el miedo de “no cumplir porque no se le para”. “Si un hombre está seguro que con su desempeño sexual no tiene que demostrarle nada a nadie porque se suelta plenamente en el encuentro de los cuerpos, lo más probable es que se convierta en un mejor amante, ya que se va a prestar más a las caricias, al escarceo sexual y a la búsqueda del placer propio y el de su pareja”. A ese respecto, el también director de la asociación civil Caleidoscopía, aseguró que alternativas médicas como Viagra han facilitado la firmeza emocional de muchos hombres al ver que no necesitan un esfuerzo adicional ni una hiperconcentración para lograr una erección firme y sostenida. “Una vez que asumen esa alternativa como un elemento de apoyo para su desempeño sexual se olvidan de la preocupación por el buen funcionamiento de su pene y dejan fluir su energía, lo que les dará tranquilidad y firmeza emocional, pues el acto amoroso y la pasión es lo más importante”. (Antonio Medina)

9

Nuevo equipo de medicina nuclear en Cancerología

C

on una inversión de 60 millones de pesos inició operaciones la nueva unidad de Tomografía por Emisión de Positrones para el diagnóstico de tumores en el Instituto Nacional de Cancerología. El nuevo equipo, de última generación en tecnología para la salud, permitirá realizar rastreos de cuerpo total en menos de 15 minutos, con reconstrucción de las imágenes en menos de 1 minuto, lo que agilizará los diagnósticos —hasta 20 por día— para tratar con más rapidez a quien lo requiera o para definir si los medicamentos contra el cáncer están actuando de manera adecuada. La adquisición del equipo de tomografía, único en Latinoamérica, se pudo realizar gracias a la aprobación por parte de la legislatura pasada de la Cámara de Diputados, a través de la Comisión de Equidad de Género, de una ampliación presupuestal al Incan como apoyo a su labor contra el VIH/sida. Durante la presentación del equipo, el director del Incan, Alejandro Mohar resaltó la rapidez con que se desarrolló este proyecto, pues en menos de un año se licitó, se construyó e inició operaciones. “Se trata de un apoyo para la toma de decisiones de los médicos”, señaló. En la presentación estuvieron presentes el doctor Enrique Estrada Lobato, Jefe de Medicina Nuclear, y la doctora Patricia Volkow, Jefa de la Clínica de Cáncer y Sida. Mohar adelantó que en 2007, el Incan también adquirirá un nuevo acelerador lineal y un equipo de resonancia magnética. Para el día de la puesta en marcha del nuevo aparato de tomografía, en diciembre pasado, ya había 200 pacientes en lista de espera para su utilización. El estudio que tiene un precio de 21 mil pesos en la servicios privados de salud se aplicará en el Incan por 500 pesos a las personas de menores recursos. (Fernando Mino)

Católicas por el Derecho a Decidir

Saldos de un año difícil: Notas para la reflexión n En el fin de un año tan dramático para México queremos compartir algunas reflexiones que nos llaman a la reconciliación y a la concordia en medio de un ambiente de rencor y polarización de las contradicciones emanadas de una campaña política y de conflictos sociales plagados de odios y descalificaciones. Consideramos que es importante reflexionar sobre estos temas y por ello hemos seleccionado algunos extractos del escrito “Respeto y tolerancia” elaborado por Guadalupe Cruz Cárdenas como parte de las Hojas Dominicales de Católicas por el Derecho a Decidir. Hacia el amanecer1 Un grupo de mujeres y hombres platica al calor de una fogata. A uno se le ocurre preguntar en qué momento exacto ocurre el amanecer. “Cuando veo a la tempranera de Alicia bajar por el camino”, dice uno. “Cuando canta un gallo”, comenta otra. Una anciana guarda silencio, como si pensara en otra cosa. Le piden su opinión. “Amanece cuando las cosas se reconcilian”, dice. Acostumbrados a su manera complicada de hablar, le piden que se explique. “La luz no es lo que separa una cosa de otra. ¿Saben cuándo amanece? Cuando veo la silueta de una persona desconocida a la distancia y la confundo con mi hermano, con mi hermana”. “En esta venturosa confusión se funda la concordia política”,2 la concordia humana.

la misma manera que se comporta consigo mismo y sus seres queridos; con considerar el interés propio y también el ajeno; con aprender a aceptar las propias equivocaciones, para comprender que las debilidades de una o de uno pueden ser parecidas a las de los demás; con reconocer que lo valioso para una persona no lo es para las demás, porque la verdad no es una sola, sino que tiene muchos rostros, como un árbol de muchas ramas. Necesitamos ejercer el respeto que nos merece quien no es diferente y tiene el derecho a creer según los dictados de su conciencia; hemos de aprender a persuadir, es decir, a convencer con razones, sin violencia ni injuria, ya que nadie puede violar la libertad individual.3 Las demás personas son una manifestación: “epifanía del rostro es visitación”.4 Nos visitan, nos hablan cara a cara, de libertad a libertad. Entran a nuestro mundo, su presencia es invitación, nos perturban y afectan, representan un encuentro con el misterio humano. Estamos llamadas y llamados al encuentro y a la hospitalidad, a poner un mantel sobre la mesa como puente para unir nuestras soledades y nuestra comunión, para conversar y recordar que “no es esto o lo otro, sino esto con lo otro”.5 Seguir la huella de la divinidad también es ir hacia las otras, hacia los otros, que estremecen nuestras entrañas, que, de alguna manera, son nuestra responsabilidad y nos comprometen a ponernos en sociedad con ellos, con ellas.6

Renovar nuestras actitudes El respeto y la tolerancia personal se relacionan con aquel sueño antiguo de que cada quien se comporte con otras personas de

Guadalupe Cruz Cárdenas Diciembre de 2006

En Católicas por el Derecho a Decidir deseamos felicidad y armonía para el año que empieza, con un espíritu renovado de compromiso con la justicia en todos los ámbitos de la vida social y eclesial.

1 Adapté esta hermosa narración que Juan Villoro retomó de un cuento judío. Véase Juan Villoro, “Pueblo en vilo”. México, Reforma, 30 de junio de 2006, p. 19. 2 Conclusión de Juan Villoro, véase Juan Villoro, “Pueblo en vilo”… p.19. 3 Para estos puntos he retomada a Arnoldo Kraus, “Tolerancia: unas palabras inútiles”. México, La Jornada, 20 de agosto de 2003 y a Isidro H. Cisneros, “Tolerancia y Democracia”,…p.21. 4 Emmanueal Lévinas, Humanismo del otro hombre. Madrid, Caparrós, Colección Espirit núm. 11, 1998, p.46. 5 “Sílabas enamoradas”. En Jesús Silva-Herzog Márquez, La idiotez de lo perfecto…, p. 158. 6 Emmanuel Lévinas, Humanismo del otro hombre..., p. 61.


10

Letra S • 126 • enero 2007

CALIDAD DE VIDA

Los antirretrovirales y sus efectos en la sexualidad Muchos son los efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH (colesterol alto, daño hepático, triglicéridos elevados, lipodistrofia, náuseas, mareos, alucinaciones, dolores de cabeza y un sin fin de adversidades), pero poco se habla de los efectos sobre la sexualidad. Entendamos un poco cómo es que los antirretrovirales juegan un papel importante ahí abajo. Por Manuel Figueroa “Empecé a tener angustia sexual al saber que podía estar infectado de sida. Al caer enfermo y corroborar mi mal estado de salud caí deprimido y empecé a atormentarme más. Comencé con los medicamentos en 1997, pero mi suerte sexual no mejoró. No podía quitarme de la cabeza el ‘tengo que funcionar’ y, claro, no funcionaba. Iba para abajo. Cada vez tenía menos ganas de sexo. Mi compañero lo notó y terminó la relación después de siete años. Seguí con los medicamentos, mejoré en salud, pero mi vida sexual no mejoraba en nada. Es más, hasta llegué a sufrir de disfunción eréctil. El médico no me hacía mucho caso. Me mandaba a hacerme pruebas de testosterona. Todo salía bien”, cuenta Pepe. Si tú, como Pepe, eres de las personas que antes de saberte infectado y de tomar antirretrovirales estabas siempre al tiro y podías con quien te pusieran enfrente y ahora te encuentras que no das el ancho y que muchas veces no tienes ni ganas: bienvenido al club. No te preocupes, no estás perdiendo potencia, sólo es cuestión de saber que los fármacos anti sida provocan efectos a nivel del sistema nervioso central y esto repercute en síntomas como la depresión, la fatiga, el malestar, la inestabilidad, la debilidad general, etcétera. Y al estar con alguno o varios de estos síntomas la libido baja e incluso puede llegar a presentarse disfunción eréctil.

No es que los medicamentos en sí tengan un efecto directo sobre la sexualidad, pero de una u otra manera contribuyen a afectarla. Algunos expertos estiman que hasta 30 por ciento de las personas seropositivas al VIH padecen depresión seria durante el curso de su infección (Letra S, núm 111). El hecho de saber que somos seropositivos suele deprimir y si a eso le sumamos el tener un horario fijo para tomar los medicamentos, preocuparnos porque nos ha salido un granito, estar pensando en el rechazo o sentir cansancio —entre una larga lista de factores—, entonces es explicable que se bloquee nuestra actividad sexual, lo que nos sumerge en una sensación de impotencia que es difícil de explicar. Al estar deprimidos sufrimos de cansancio, estamos apáticos y, en el sexo, pendientes de “funcionar bien”. Pero, ¿cómo queremos “funcionar bien” si no estamos bien? No existe una relación directa entre sexualidad y medicamentos y muy poco se ha escrito de esta relación, pero si analizamos lo que estamos tomando y le explicamos a nuestro médico nuestra baja de libido o, incluso, la disfunción eréctil que ahora tenemos, él podría indicarnos si es necesario cambiar de fármacos o darnos algunos antidepresivos suaves. Incluso nos puede recomendar esperar un tiempo hasta que los efectos por sí solos desaparezcan. No consumas ninguna droga o revitalizante sexual sin antes consultarlo, ya que pueden tener interferencias con los medicamentos. Algunos fármacos utilizados contra el

VIH que causan o empeoran la depresión y provocan otros trastornos emocionales son: el efavirenz (disminuye la concentración; provoca depresión, nerviosismo, pesadillas, alucinaciones, confusión e inestabilidad emocional), la zidovudina (depresión), la zalcitabina (depresión y deterioro cognitivo) y la stavudina (depresión, manía y debilidad general). La presencia de estos síntomas secundarios depende de la respuesta de cada organismo. No en todos los casos se presentan y muchas veces suelen ser transitorios y desaparecer después de un tiempo de ingerir los fármacos (Letra S, núm. 111). Entre más te atormentes porque “no funcionas”, por una o varias veces que te haya pasado, más seguirá el problema presente. “Empecé a acudir a terapia psicosexual y ahora estoy mejor. Por un lado entendí el

Dejà vu

efecto de los medicamentos, que esos van y vienen, y, por el otro, que son los fantasmas de responder como ‘hombre y funcionar bien’. Los medicamentos provocan disminución de la libido, pero realmente son los temores los que no nos dejan vivir y disfrutar de nuestra sexualidad plenamente. A todos los que se encuentran en mi situación, los invito a que acudan con el médico para quitarse las marañas de la cabeza y que podamos seguir disfrutando como lo hacíamos antes”, sugiere Pepe. No pienses con la cabeza de abajo, utiliza la de arriba y quítate la pena y vuelve a disfrutar como antes. Eso sí, con preservativo puesto para evitar que te reinfectes, infectes a otros o adquieras alguna otra infección de transmisión sexual. Para mayor información: www.amssac.org

Crónica Sero Por Joa­quín Hur­ta­do

Van a decir que ya los aburro con la misma historia. El cuento de cuando el PAN empezó a gobernar mi tierra, que es Nuevo León; que no, no es la casa de todos ustedes, porque aquí no quieren a los raros. Cuando los opus y legionarios llegaron a las alcaldías nos pasaron a fastidiar la vida a jotos, putas, teiboleras, teatristas, pintores, escritores, cantantes de narcocorridos y sidosos. Lo hicieron a discreción, bien chingaquedito. Y desde entonces le andan bajando centímetros a las faldas, clausuran discos, reniegan del teatro, te macanean si te hallan en el ligue, te llaman a media noche para desearte felices sueños en el infierno. Sin mayor éxito por supuesto. Un buen día los panistas quisieron meterle mano a la Ley para elevar a rango constitucio-

nal el derecho a la vida desde la concepción. Esto quiere decir que un óvulo recién fecundado valdría mil veces más que la mujer que lo llevara en su vientre. Los teócratas hicieron marchas y presión política hasta con niños de kinder: “Mamá, quiero vivir”, gritaban los chiquillos acarreadillos. Entonces la risa se nos congeló en la cara. A las feministas les dio el soponcio y yo con tal de andar en el argüende me fui a la bola. Me convertí en soldadera de las más bravas viejas que hasta la fecha han podido defender su derecho a ser unas perras con su propio cuerpo. Luego nos alcanzó la garra vaticana también a nosotros. Los munícipes fueron contra los condones, querían aplicar el test del sida hasta para dejarnos entrar de shopping al walmart. El sida era el pretexto: en realidad venían contra maricalandia para limpiar de cochambre

homosexual estos pinchis desiertos. Imponer a huevo las “buenas costumbres”, como le llaman ellos a su hipocresía y doble moral. Nos hicieron el fuchi bien gacho. Los providas se coronaron reinas pueblerinas del tugurio de malamuerte que era, y es, Monterrey. A gritos y periodicazos nos defendimos. Después un empresario-gobernador panista se curó en salud contra el ataque de las lobas: creó una clínica de atención integral, dio presupuestos y toleró campañas preventivas para gays y mayates. Nada que ver con los alcaldes montaperros. Pero las contagiosas pajaritas siguieron cayendo de sus ramas de oro y plata, fulminadas por la homofobia y la infame atención médica. Es decir, aquel gober sólo dejó hacer, dejó pasar. A fin de cuentas se hizo el occiso. Igual que el tontín marlboro. El muy ruin se

fue sin regresar las llaves del congal, ni dar las gracias, ni decirnos chau: el Fox acabó en el muladar de la historia junto a su inefable consorte, olvidados en menos de quince minutos. Pero al menos Chente nos regaló a don Julio Frenk. Ahora las máscaras caen a pedazos. Nos gobierna un Felipe Calderón que en sus primeras acciones salió más mocho que cierto cardenal. Más rencoroso que Bette Davis en La Malvada. Yo no quisiera pensar mal ni deprimirme. Mis CD4 no dan para más. Sin embargo hoy que leo esto del tijeretazo presupuestal a los tratamientos y la prevención del sida, que es y sigue siendo una amenaza para nosotras las locas, don Felipe sí que nos salió muy parecido a los alcaldes de mis más amargos recuerdos. En estos días siento que me estoy enfermando de dejà vu.


Anticoncepción de emergencia: (55)5523-2580 Planificatel: 01 800 317-3500 Telsida: D.F.: 5207-4077 Lada: 01 800 712-0886 y 01 800 712-0889 ayuda

www.letraese.org.mx

Para servir a usted VIH/sida

Instituciones Gubernamentales Federales Censida Herschel 119, Col. Anzures, México, DF Tel. 5250-5444 Distrito Federal Clínica Especializada Condesa Benjamín Hill 24, Col. Condesa CP 06170, México, DF Tel./Fax: 5515-4093 / 5271-6439

Líneas telefónicas de información Servicio de información sobre las pastilla anticonceptivas de emergencia 5523-2580 Planificatel 01 800 317-3500 Saptel 5259-8121 Telsida Tel. 5207-4077, 5208-1198, 5208-1229 01 800 712-0886 y 01 800 712-0889 Atención de lunes a viernes de 9:00 a 21:30 hrs telsida@prodigy.net.mx Locatel / De joven a joven 5658-1111 Diversitel / Línea de la diversidad sexual Tel. 35 47 01 00 / 01 800 821 22 97 diversinet@avedemexico.org.mx

Programas de televisión y radio sobre Sexualidad

Televisión Simplemente sexo Discovery Home and Health Conducen: Claudia Rampazzo y Ezequiel López Padilla Martes. Consulte su cartelera de televisión de paga Diálogos en Confianza Canal Once Lunes a viernes, 9:00 horas Sábado y domingo, repeticiones, 15:00 horas. Radio Anabel Ochoa en la 1260 Radio Acir, 1260 AM Lunes a viernes de 13:00 a 15:00 horas Conduce: Anabel Ochoa Tel: 5540-5702 Triple G (Generación de Gente Gay) W Radio, 96.9 de FM Sábados 18:00 a 19:00 horas Conduce: Eduardo Iniesta. Tel: 5166-8969 Sobre la mesa 660 AM Lunes 10:00 horas Conducen: Fausto Raúl Romero Castro, Óscar Chávez Lanz y Guillermina Zarco La otra disidencia Radio Sabotaje (desde la FFyL de la UNAM) www.radiosabotaje.tk Lunes de 19 a 21 horas Teléfono: 5622-1829 Ke-cuerpo Radio Educación, 1060 am Conduce: María Eugenia Pulido. Miércoles 11:30 horas Sexo Sentido Radio Mexiquense, 1600 am Toluca, Estado de México Miércoles de 18:00 a 19:00 horas Conduce: Beatriz Ramírez Tel: 01 800 590-3000 Iguales, pero diferentes Radio Educación 1060 am Lunes 11:30 horas Conduce: María Eugenia Pulido Rebelión Lésbica www.crazyradio.com.mx Domingos, 9:00 p.m. Conducen: Sandra Corona y Mónica Rodríguez

Letra S • 126 • enero 2007

11

Si te interesa tener más información acerca del tema de este número o sobre otros temas ligados a la sexualidad, visita nuestra página web.

E Radio Radio abierta y vanguardista por Internet Sexualidad, diversidad sexual. www.eradio.com.mx/2005/indexframe.html

Centros de detección y diagnóstico voluntario del VIH/sida Distrito Federal Álvaro Obregón • C.S. Manuel Escontria Frontera 15, col. San Ángel Tel. 5616-1318 • C.S Manuel B. Márquez Escobedo Agustín Lara y Joaquín Pardavé 2da. Sección de Olivar del Conde Tel. 5643-6615 Azcapotzalco • C.S Martínez Báez Av. El Rosario 34, col. San Martín Xochináhuac Tel. 5382-3043 Benito Juárez • C.S. Mixcoac Rembrandt 32, col. Nonoalco Mixcoac Tel. 5563-3713 • C.S. Portales Av. San Simón 94, col. San Simón Ticumac Tel. 5674-1845 Coyoacán • C.S. Gustavo Rovirosa Pérez San Gabriel 517, col. Santa Ursula Coapa Tel. 5618-4492 Cuajimalpa • C.S. Cuajimalpa Cda. Juárez s/n, col. Cuajimalpa Tel. 5812-0441 Cuauhtémoc • C.S. Manuel Domínguez Héroes 38 Col. Guerrero. Tel. 5592-8880 Gustavo A. Madero • C.S. Cárdenas de la Vega Av. 5 de Febrero 12, col. Martín Carrera Tel. 5577-1049 • C.S. T-III Palmatitla Dr. Rubén Leñero s/n esq. Dr. Ángel Brioso Vasconcelos Col. Palmatitla Tel. 5306-2191 Iztacalco • C.S. José Zozaya Corregidora 135, esq. Plutarco Elias Calles, Col. Santa Anita. Tel. 5657-9690 Iztapalapa • C.S. Rafael Carrillo Calle Victoria 32, col. Barrio de San Lucas. Tel. 5686-0174 Magdalena Contreras • C.S. Angel de la Garza Brito AV. San Jerónimo s/n, esq. Nogal, Col. Pueblo Nuevo Alto Tel. 5667-1947 Miguel Hidalgo • C.S. México - España Mariano Escobedo 148, Col. Anáhuac Tel. 5545-0335 Milpa Alta • C.S. Gastón Melo Av. Gastón Melo s/n col. San Antonio Tecomitl Tel. 5847-0093 Tláhuac • C.S. TIII Miguel Hidalgo Fidelio s/n, esq. Deodato col. Miguel Hidalgo Tel. 5840-3364 Tlalpan • C.S. Jóse Castro Villagrana Coapa s/n esq. Carrasco col. Toriello Guerra Tel. 5606-6516

letra@ recomienda www.salud.gob.mx/conasida http://bvssida.insalud.gob.mx/ www.thebody.com

Venustiano Carranza • C.S. Beatriz Velasco de Alemán Av. Eduardo Molina s/n esq. Peluqueros col. 20 de Noviembre Tel. 5789-1127 Xochimilco • C.S. T-III Tulyehualco Carretera México Tulyehualco, s/n. Tel. 2161-2690 Zona conurbada Nezahualcóyotl • C.S.U. Pirules Ave. Cuatro s/n, col. Pirules Tel. 5765-0118 y 5765-1081 • C.S.U. Los Reyes Bolivar 8, col. Los Reyes la Paz Tel. 5855-0789 • C.S.U. Vergelito Calle Vergelito s/n Tel. 5730-24 13 • C.S.U.Virgencitas Ave. Nezahualcóyotl y Bordo de Xochiaca Tel. 5743-8242 • C.S.U. Aurora Calle México Lindo s/n, col. Aurora Tel. 5730-2163 • C.S.U. Benito Juárez 4ta. Avenida s/n, col. Benito Juárez Tel. 5441-5050 • C.S.U. El Sol Ave. Aureliano s/n, col. El Sol Tel. 5736-3256 • C.S.U. Emiliano Zapata Emilio Portes Gil s/n Tel. 5855-3320 • C.S.U. Estado de México Ave. Cuauhtémoc y 5a. Av. Tel. 5735-6883 • C.S.U. Impulsora Hda. Echegarary s/n entre Hda. Solís y Hda. La Noria Col. Impulsora Tel. 5780-2743 • C.S.U. Ciudad Lago Ave. Aeropuerto s/n Col. Ciudad Lago Tel. 5796-1016 • C.S.U. Manantiales Miguel Alemán s/n esq. 24 de febrero Tel. 5733-2872 • C.S.U. Maravillas Ave. Amecameca y Calle 17 col. Maravillas Tel. 5558-6721 • C.S.U. Metropolitana Ave. Ángel de la Independencia s/n Col. Metropolitana Tel. 5765-0017 • C.S.U. Nezahualcóyotl Calle 23 s/n Esq. 5° av. Col. Estado de México Tel. 5735-9540 • C.S.U. Jardines de Guadalupe Ave. Independencia s/n Col. Jardínes de Guadalupe Tel. 5710-4712 • C.S.U. Magdalena Calle Morelos s/n Col. Magdalena Tel. 5856-4485 • C.S.U. La Floresta Calle Abedules s/n Fracción La Floresta Tel. 5856-4110

AGENDA

Actividades relevantes del mes • 17 de enero Retrospectiva sobre Toronto 2006 XVI Conferencia Internacional de Sida Sede por confirmar Horario: 15:00 a 18:30 horas Informes: 5532-2751 Convocan: Letra S, UNPFA, Censida, INSP, ONUSIDA, USAID. • 20 de enero Diplomado en Sexualidad Humana Estudio serio y profundo de la sexualidad humana, conducido por profesionales certificados para comprender, re-elaborar y optimizar nuestras relaciones interpersonales, dirigido al público en general y especialmente a padres de familia, profesionales de la salud y de la educación. Certificación como “Educador de la Sexualidad”. Imparten: INESSPA y APREDSEX Informes: 55 30 26 18, 044 55 20 79 37 15 http://www.inesspa.4t.com inesspa@gmail.com • El Armario Abierto Tenemos disponibles en DVD los videos El árbol de Chicoca, para prevención de abuso sexual en niños, Contra adicciones, para cuestiones de drogas, y La foto del recuerdo, sobre embarazo en adolescentes. Agustín Melgar 25, Col. Condesa Envíos a todo el país. Teléfono: 5286-0895 www.elarmarioabierto.com

Te gustaría apoyar los proyectos que desarrollamos en Letra S en temas de salud sexual, género, estigma y discriminación. Puedes hacerlo a través de un donativo deducible de impuestos cuenta 51500870467 Santander Serfin Llámanos: 5672-7096 y 5532-2751

¿Quieres hacer tu servicio social o prácticas profesionales? Letra S te brinda la oportunidad S E R V I C I O

S O C I A L

Comunícate a los teléfonos 5532-2751 y 5672-7096 de lunes a jueves de 9:00 a 18:00 horas, viernes de 9:00 a 15:00 horas Áreas: comunicación, periodismo, administración, contabilidad, psicología y biblioteconomía

¿Quieres anunciarte en Letra S? Pide informes con Alejandro Becerra 9183-0300 ext. 4140 y 044 55 1523-5573 jabecerra@demoslajornada.com.mx


12

Letra S • 126 • enero 2007

La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) no puede ser detectada por síntomas. Por eso, la única forma de saber si nuestro sistema de defensas es atacado por el VIH es a través de las pruebas de detección. ¿Qué son las pruebas de detección? Son pruebas de anticuerpos al VIH que indican si el organismo de una persona ha sido infectado con el virus de la inmunodeficiencia humana. Los anticuerpos son producidos por el sistema inmunológico para combatir infecciones. ¿Para qué sirven? Para saber si eres portador del VIH, también para tener un registro estadístico de las personas infectadas con VIH. ¿Alguien puede obligarme a hacerme la prueba? Quien se somete a análisis debe hacerlo con conocimiento suficiente, en forma voluntaria y seguro de que se respetará su derecho a la privacidad y confidencialidad del expediente. La prueba sólo debe servir para garantizar la protección de la salud de cada persona. ¿Por qué me conviene hacérmela? - Es el primer paso para cuidar de manera permanente tu salud. - Eliminas la angustia de no saber. - Si deseas tener hijos y has tenido prácticas de alto riesgo, la prueba te ayudará a tomar la decisión. Qué pasa si el resultado es negativo - Se experimenta un inmenso alivio. - La consejería que acompaña a la prueba te proporcionará más información para vivir una sexualidad segura y mantenerte seronegativo/a. Qué pasa si el resultado es positivo - De acuerdo con el estadio de la infección, se puede iniciar un tratamiento efectivo, que te ayudará a: • Permanecer sano más tiempo. • Vivir muchos años sin desarrollar sida. • Contrarrestar más rápido las enfermedades oportunistas. - Te ayudará a actuar responsablemente y proteger a tu(s) pareja(s) sexual(es). - Te motivará a protegerte para no exponerte al VIH una vez más, pues las reinfecciones pueden acelerar la progresión hacia el sida o transmitirte un virus resistente a los medicamentos. - Si estás embarazada puedes iniciar un tratamiento que eliminará el riesgo de transmitirle el VIH a tu bebé. - La consejería que acompaña la prueba te ayudará a comprender lo que implica vivir con VIH, lo que permitirá que tomes las mejores decisiones para mantener tu salud. - Existe una amplia red de asociaciones civiles y organizaciones no gubernamentales que proporcionan servicios y asesoría a personas con VIH/sida, tales como grupos de autoapoyo, terapias psicológicas, etcétera.

¿sida?

¿Dónde puedo hacérmela? Para conocer el centro de detección más cercano a tu domicilio o en tu localidad, puedes llamar, en el DF, a Locatel: 5658-1111 y a Telsida: 5207-4077 Resto del país: 01 800 712-0886 y 01 800 712-0889

PRUÉBATE Saber si has contraído el VIH te permitirá mantenerte saludable durante más tiempo

SABER ES MEJOR

Para saber más www.letraese.org.mx www.notiese.org


Letra S 126 (Enero, 2007)