Page 1


El azar de la distancia

A

LETRA NEGRA


www.letranegra.org

El azar de la distancia D.R. Fernando Ortiz Moreira © Fernando Ortiz Moreira © para la presente edición Letra Negra editores. 2011 11 av. 2-49 zona 15. Colonia Tecún Umán Ciudad de Guatemala. C.A. C.P. 01015. Teléfonos: (502) 2369 6950 Correo electrónico: letranegra2k@gmail.com Fotografia de portada: Pepe Luarca

No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier otro medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del copyright.


El azar de la distancia Fernando Ortiz Moreira


Poesía para inventar Poesía Diego Gabriel Silva Polanco* Aun existe belleza abandonada, huérfana… sitios y esquinas vacías sin palabras. Territorios donde los poetas visitan, y caminan para escribir, para inventar poesía, porque el paraíso aun no existe. El amor, la soledad, el silencio, el recuerdo, cerros, ríos, se convierten en casas sin techo para el poeta, donde se encierra ensimismo para prenderse en llamas, desde donde se le escribe al silencio y a la muerte. ¿Acaso hay que dignarse a ser poeta? Preguntarse también: ¿Donde se distingue quien es en verdad? No pienso responderlo, podría quedar mudo, y todo aquel que se atreva hacerlo. La poesía se siente, se lee, se come, menos explicarse porque existe. La poesía puede crear terremotos en el alma, desmoronar los credos, y hacer de la palabra el mejor rosario al que se le pueda ser devoto. La palabra es ave, el cielo su sombra, y el azar su destino. Fernando Ortiz navega en descuartizar las horas, los latidos del día, el tiempo y a ser amante. Apuntando con fusiles de cenizas a lo invisible, bañándole las manos al viento de voces y visiones, para cobrar la esperanza. Dejar al papel en blanco a que juegue a inventar, es mentira. El poema se inventa a si mismo, para crear al poeta ¿A quien le cree un poeta para crear? La cama ya no resulta, cerrar los ojos es rasposo. Inventar es fatal. El poeta se es fiel, y puede también a veces traicionarse para ser maldito, conjurando su mejor maleficio, hacer poesía.

* Periodista guatemalteco

7


Es hermoso descubrir misterios indescifrables, prender la lámpara al costado de la cama, y tenderse a soñar. Fernando trama en sus versos la sensibilidad de observar, la sensualidad de ser ola en costas del cuerpo femenino: “Donde los fantasmas se reúnen a beber veneno y juegan a las damas, al fuego de la sangre, voces transparentes en el aliento, tímidos lenguajes” rige uno de sus poemas aquí tallados en este poemario. Ésta realidad que no se podría explicar de otra forma, por ser invisible, nos traza la minúscula idea de cuanto recorre el abecedario imaginario, colgado en cualquier nube, y en el mismo espíritu de Fernando. La palabra seria entonces el mayor misterio, el poema la peor respuesta, y digerirla el mejor suicidio. Podemos atrevernos a morir en un poema, morir allí mismo, en la página, en el verso del insomnio, en la distancia de la velocidad mientras pensamos en los sabores del momento. Mas que una propuesta estética, la poesía de Fernando Ortiz, es este cuarto poemario a sus 26 años de edad, en la que nombra su segunda casa, Letra Negra, es agravar la razón de que hoy en día, la poesía sigue vigente, y continuara vigente, siendo la mejor arma para los bolsillos del ser humano, el mejor texto para resumir el universo, y saber que las galaxias se extienden para seguir escribiendo en libros.

Afortunadamente la poesía no es mercadería.


“Imagínate: toda la inocencia del mundo en tus ojos tus senos como pequeños frutos ácidos… Hoy creo en la posibilidad de amarte así clandestinamente. Extensa mujer. Mágica como los cuentos de Salarrué.” Alfonso Hernádez (1948 - 1988)


En el silencio también se pierden las palabras y todo se nos vuelve otoño en la mirada. En el silencio aprendemos al amor como niños desamparados de tal suerte la distancia también nos resucita en medio de la nada cuando éramos amantes…

11


El azar de la distancia

Allí donde las aves escampan por las tardes y su rostro gravita dulcemente en una flor de lejanía cualquier palabra trae viento entre sus sueños y en perfecto vuelo su sombra percibe lo que el cielo limita entre sus párpados remolinos de hojarasca, mariposa silvestre, tu cintura…

12


Fernando Ortiz Moreira

Como un suspiro que se quiebra en la palabra la noche se teje con sus musgos entre caricias inocentes. Con que cautelosa herida se separan de su escombro los amantes que en su reino, tejen su dolor en la ternura.

13


El azar de la distancia

Intuimos que la vez primera era milagrosa esa lluvia del primer sonido que olvidamos al primer encuentro, cuando esa t铆mida respuesta se llen贸 de esa voz preferida en el insomnio.

14


Fernando Ortiz Moreira

Es una noche lejana de guerras frías en lo amado, ventanas que acumularon horizontes en el vacío territorios desconocidos nunca pronunciados colores furtivos que minaron las caricias en un lenguaje ultramarino. Es una noche lejana donde las olas fueron las palabras‌

15


El azar de la distancia

Tállame en este recorrido de aves nocturnas extraña amante de horas inconclusas en que el loco amor ebrio de eternidades talló el rocío en el manto oceánico de la vida. Murmullos pasajeros de algún viaje desconocido y sin distancia.

16


Fernando Ortiz Moreira

Con amor entre mis labios desplegaste tus alas a la vida canci贸n minimalista tu sonrisa, a sorbos sos la vida y las alas en nuestra historia.

17


El azar de la distancia

La piel tambi茅n tiene memoria caricias tiernas un calendario de sue帽os inventados que poco a poco se van de nuestras manos ese primer lenguaje que parti贸 de la mirada cuando descubrimos la pasi贸n en nuestro tacto.

18


Fernando Ortiz Moreira

Donde los fantasmas se reĂşnen a beber veneno y juegan a las damas al fuego de la sangre voces transparentes en el aliento, tĂ­midos lenguajes.

19


El azar de la distancia

Hojas, pequeùas gotas destinadas al olvido como besos que no fueron que son lejanos como estrellas‌

20


Fernando Ortiz Moreira

Días bañados de luz de un bosque lejano signos que son cristales en mil pedazos fragmentados amor en el que fuimos, días que existen y son pasado ahora distantes en el recuerdo.

21


El azar de la distancia

Te vi llegar lejos del tiempo sombra m铆a distinta a ti me has crecido en el alma como una enredadera pasi贸n que se amotina en el deseo por el silencio retenida.

22


Fernando Ortiz Moreira

La voz de los ĂĄrboles trae sentimientos fugitivos promesas al olvido y asĂ­, pusimos la distancia amor de aves en lo secreto el verso amado en las renuncias.

23


El azar de la distancia

Es una tarde, s贸lo una tarde por los recuerdos extra帽as formas intangibles que se apostan en la hierba y son inciertas. Es s贸lo una tarde incendiaria donde te persigo al pensamiento y vienes a m铆 transparente rosa.

24


Fernando Ortiz Moreira

Una hebra mĂ­a de oscuros manantiales fuego en las cenizas violentas estaciones lugares confundidos delirios en la piel que son maĂąana.

25


El azar de la distancia

Lleno de restos de ti, de mĂ­, en la nada lleno de albas absorto en la inmateria, en el clamor de la nostalgia soy un nĂĄufrago en tus caderas.

26


Fernando Ortiz Moreira

Vacío de ti, de amor alado, penetrado en tu sombra‌

27


El azar de la distancia

Humilde amor de tiempo hallado en sonidos prohibidos perseguido en alta hora crucificado. Humilde amor amado en los enamorados prohibido.

28


Fernando Ortiz Moreira

Volviste un dĂ­a en la marea en palabras contenida silencio amado sueĂąo herido la belleza.

29


El azar de la distancia

La almas que se unen en la piel inventan recorridos en los labios. Soledad donde los cuerpos se funden en la esperanza.

30


Fernando Ortiz Moreira

Río cristalino tu mirada ondas cortas donde en el rocío juegas a tallarme lentamente, eres mujer y madreselva colección de cuentos infantiles tú figura.

31


El azar de la distancia

DespuĂŠs de siglos historia en que renaces deseo abotonado fino cuerpo en el que te ausentas eres marea de armonĂ­a sideral.

32


Fernando Ortiz Moreira

Copas vacĂ­as donde es reina la tristeza, solo en la palabra inventada mujer mĂ­a, tus manos, mundos donde el azar comparte habitaciĂłn con el olvido.

33


El azar de la distancia

Pensó el poeta: “Ser libro” Pensó el libro: “Ser palabra” Poeta y libro: Son poema…

34


Fernando Ortiz Moreira

Quiero responderle a todas mis amantes por qué es tan difícil odiarlas tanto sencillamente porque estás a mi lado y me acostumbraste a tener siempre la respuesta acertada son casi dos eras de repetirte que sos mi amante pero sigues deseando que no piense en ellas cómo te digo que no puedo olvidarlas, mejor si te olvido, pero terriblemente tengo que renunciar a todas ellas y jugarme la vida contigo como en la ruleta de la suerte y es porque te amo…

35


El azar de la distancia

Tenemos tanta piel extinta que todo, se nos vuelve amor en la distancia.

36


Fernando Ortiz Moreira

37


Índice Poesía para inventar Poesía ...................................................................7 En el silencio .......................................................................................... 11 Allí donde las aves ................................................................................ 12 Como un suspiro ................................................................................... 13 Intuimos que la vez primera ................................................................ 14 Es una noche lejana .............................................................................. 15 Tállame en este recorrido de aves nocturnas ..................................... 16 Con amor entre mis labios ................................................................... 17 La piel también tiene memoria ........................................................... 18 Donde los fantasmas ............................................................................ 19 Hojas, ................................................................................................... 20 Días bañados de luz .............................................................................. 21 Te vi llegar lejos del tiempo ................................................................. 22 La voz de los árboles ............................................................................ 23 Es una tarde, ........................................................................................ 24 Una hebra mía ...................................................................................... 25 Lleno de restos .................................................................................... 26 Vacío de ti, ............................................................................................ 27 Humilde amor ..................................................................................... 28 Volviste un día en la marea ................................................................. 29 La almas que se unen .......................................................................... 30 Río cristalino ......................................................................................... 31 Después de siglos ................................................................................. 32 Copas vacías .......................................................................................... 33 Pensó el poeta: .................................................................................... 34 Quiero responderle a todas mis amantes ........................................... 35 Tenemos tanta piel .............................................................................. 36


La primera edición de El azar de la distancia, publicación Núm. 50 de la colección de Poesía Centroamericana, se terminó de imprimir en los talleres de ARMAR Editores, 11a. Av. 2-49 zona 15, Colonia Tecún Umán. Guatemala. Centroamérica. En el mes de enero de 2012.


el azar de la distancia  

poesia, letra negra editores

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you