Issuu on Google+

IMNOVANDO LA EDUCACIテ誰

ESCUELA VICTORIANO LORENZO LAS LOMAS


Diálogo Había una vez una niña que se llamaba Jeisel y se encontró con su amigo Daniel y le dijo: Jeisel: Hola Daniel cómo estás? Y Daniel respondió Daniel: Hola Jeisel yo estoy muy bien y tú? Y Jeisel respondió Jeisel: yo estoy muy bien gracias a Dios ¿y con quién vives? Y Daniel respondió


Daniel: Yo vivo con mi papá y mi hermano y tú con quién vives? Jeisel respondió Jeisel: Que bien Daniel pero yo vivo con mi mamá y mis hermanos Y Daniel respondió Daniel: Y tu papá? Jeisel respondió Jeisel: No estoy con mi papá Daniel dice: Mi papá trabaja todos el día. Jeisel: Bueno Daniel nos vemos nos vemos mañana en la escuela Daniel respondió: chao Jeisel está bien nos vemos mañana en la escuela. Moraleja: debemos estudiar pare ser profesionales


El Bosque Era una noche de luna llena y de repente me despertó un ruido espantoso, que sonaba en mi ventana y al asomarme pensé que eran unos monstruos, pero de hecho eran unos coyotes que andaban merodeando el campamento, además andaban unos coyotes bebes que aullaban mucho y Miguel pensó: ¡ay! Qué cosa más hermosa y al llamar al papá le dijo: ¿papá los coyotes muerden? Porque allá hay unos, el papá inmediatamente busco el rifle e hiso unas detonaciones al aire para que se alejara y no volvieran por acá. Al siguiente día le comento a su mamá lo que había ocurrido por la noche y le contesta la mamá: ¡ah!


Porque no me avisaron, les hubiese pasado algo, para la próxima vez me avisan. Miguel le dijo a la mamá: tengo mucha hambre y la mamá le respondió: en la cocina esta hecho el desayuno para que comas tú y tu padre. Después que Manuel comió le comento a su mamá y a su papá que los quería mucho Autora: Naylea Beitia


Un Jardín de flores Había una vez una niña que le gustaba jugar por los campos de flores cuando un día de repente. Fue al campo


Jugar y se encontró con una señora que les dijo ha ocurrido un accidente y Lucia angustiada le dijo: que paso el señor Rolando echo basura a la calle por lo cual se taparon las alcantarillas y los animales se enfermaron o que horror hay que llevarlos con alguien que los cure está bien dijo la señora pero hay que apresurarte porque va a llover si yo busco los animales y usted busca ayuda no se esta señora no sé cómo lo hace pero halla siempre Una excusa perfecta para no ir cuando de repente dice: la señora hay que sueño que tengo LUCIA no crees que hay veces en la que podría dormir un día entero Lucia enojada le dice a la señora, señora ya deje de estar hablando ridiculeces y más bien ayúdeme con los animales que los


pobres están pasándola muy mal vamos y busquemos a alguien que nos ayude cuando de repente se encuentra con un señor que les dice en que les puedo ofrecer puede ayudarnos a curar estos pobres e indefensos animales de que animales me está ablando dice el señor oiga dice Lucia: los animales enfermos y cuales son dice el señor son: conejo, un pequeño venado, Un castor y una paloma blanca si dice el señor sí que dice Lucia si los puedo aguadar dice el señor pero para yo ayudarlos tendrán que buscar un dédalo si are todo por estos animales y todo vivieron felices por siempre.


Autora: Lesly Hernรกndez

Fin


El Niño Pobre y Estudioso Érase una vez un niño que era pobre, ya que no tenía ni papá, ni mamá porque habían fallecido en un accidente. Un día un señor muy amable que iba pasando por donde estaba el niño, compro una comida deliciosa y observó muy detenidamente a aquel niño sentado sobre una roca, observando a todos los niños que tenían padres y estaban contentos en sus casas, el señor paro y le dice: aquí hay una deliciosa comida, deseas comer un poco y entre los dos compartieron la comida y así ya los dos estaban muy contentos de haber cenado, el humilde hombre pregunta: estas en la escuela, el niño responde que no estaba en la escuela ya que no tenía dinero para pagar sus estudios. Al día siguiente regreso aquel señor quien ya había visitado por segunda vez a su pobre amigo, el hombre le dice a su


amigo: te he conseguido un puesto en la escuela de mi pueblo, deseas venir a ver qué te parece, el niño con lágrimas de alegría en su pequeño rostro acepto con mucho gusto asistir a aquella escuela, el señor le dijo: mañana pasare a recogerte a las seis para que vayas a la escuela está bien, si está bien respondió el niño. Al siguiente día el niño esperaba ansioso la venida de su amigo, para ir a la escuela, como acordaron el señor llego a las seis a recoger al niño en un auto, que era un auto muy bonito y rápido, el niño llego a la escuela muy entusiasmado de aprender algo nuevo en aquella escuela en que el estudiaría por muchos años hasta llegar hacer un profesional y graduarse de la universidad pero él sabía que para que sucediera esto tenía que estudiar mucho para aprender y para prepararse. El niño gano muchas becas para todos sus estudios, ya que él se había quedado


con su amigo en su casa, el niño estudio mucho tiempo, pero para el pasaba muy rápido el tiempo que hasta ni siquiera se había dado cuenta, cuando ya estaba recibiendo su diploma del colegio en donde se había esmerado mucho, que hasta recibió una beca que cubriría todos sus estudios en la universidad donde se graduaría y aprendería muchas cosas nuevas que en ese lugar le enseñaría. Un año después se fue a estudiar a otro país donde estaría mucho tiempo apartado de su amigo, pero le prometió que siempre le escribiría todos los días para saber cómo le iba. Y así paso el año cuando debería volver de regreso a su país a visitar a su viejo amigo, he llegado de aquel país donde fui a estudiar por un largo tiempo, te agradezco mucho tu apoyo gran amigo, le doy gracias a dios por haberte encontrado en mi vida si no fuera por ti,


yo estuviera desamparado, sin hogar, ni familia que me quiera por esa razón te estimo mucho gran amigo y siempre te acompañare donde quieras que vallas y te ayudare como aquel día, que nunca se me olvida, ni se me olvidara en que tú me ayudaste y me apoyaste en las malas y las buenas, por esa razón yo podría decir que tú eres Mi gran papá. Autor: Raúl Tugrí.


Juanita y Elena Había una vez una niña llamada Juanita que vivía con su abuela Porque sus padres son maestro y trabajan muy lejos. Ella no entendía por qué sus padres venían cada cierto tiempo. Pero cuando llegaba eran como una fiesta en la casa de su Abuela. ¡Ay que feliz soy! Cuando estoy con mis padres, he visto a Mi abuela reír y llorar muchas veces. Juanita llama a su Abuela la reina del amor por que le ha enseñado buenas


Costumbre, respeto y dedicación a sus estudios. Juanita se Había hecho muy buena amiga de Elena. Elena era una Compañera de la escuela y le gustaba hacer las tareas Con ella y jugaban siempre. Elena vivía con sus padres pero no disfrutaba del cariño y atención de ellos. Hay las niñas participaban justas En actividades como tareas y lecturas que le dejaban Juanita y su abuela e Elena siempre disfrutaban


Las tardes juntas haciendo las tareas y luego a ellas Le gustaba contar cuentos y anécdotas de su vida Cuando ella era niña. ¡Ay! Qué triste me siento cuando Elena se tiene que ir Para su casa. Los fines de semana mi abuela me lleva Al parque a jugar y compartir con los demás

Autor: Jafeth Almengor


 

Video Conferencia


En la video conferencia Platicamos sobre las carteristas sobre la provincia de ChiriquĂ­


Participa la maestra Itzel Torre en la vídeo conferencia EN LA ORGANIZACIÓN


VĂ­deo conferencia Intercambio conocimientos


FORMNDO LOS FUTUROS PROFECIONALES LOS ESTUDIANTES DEMOSTRARON LO QUE DESEAN SER CUANDO SEAN GRANDE ESTO PERMITIR QUE FORMEMOS LO ESTUDIAREMOS EN EL FUTURO


DEMOSTRAMOS LAS HABILIDADES



Así trabajamos en el aula de clase