Page 1

¡DESCUBRE TU FANTASÍA DE VIVIR!

‘’El cuerpo grita lo que la mente calla’’

¿HAS USADO ‘’MEMES’’ PARA SENTIRTE MEJOR?

Redes sociales…

SALUD MENTAL


AUTORES


Depresión En los millennials: uso de los memes como forma de expresión. La depresión en esta generación puede obedecer al hecho que crecimos con la idea de que si trabajamos lo suficiente podemos realizar nuestros sueños, lo cual crea la idea de tener una carrera que nos llene y cumpla nuestros sueños dejando de lado la estabilidad financiera. En consecuencia buscamos y deseamos una carrera que nos de la misma estabilidad que nuestros padres pero que a su vez nos llene, pero a su vez nos han dicho que somos especiales, entonces además de desear una carrera con estabilidad financiera y que nos llene, también tiene que ser mejor que los demás y hacernos destacar porque somos especiales y merecemos el centro de atención.

• Los millennials son una generación nacida a partir de la década de los 80 y hasta antes del nuevo siglo, esta generación creció o nació en el inicio y auge del internet, son una generación acostumbrada a las conexiones rápidas y crecieron con la premisa de que son especiales y que merecen el mundo. Pero a su vez son la generación que más naturalmente presenta depresión.


Entonces comparado con nuestros padres nuestra expectativa crece, queremos alcanzar el éxito porque somos ambiciosos y más rápidos que nuestros padres porque somos especiales, pero el mundo no funciona así. El mundo requiere personas que trabajen duro, la situación económica es más difícil que antes, entonces esto causa que la realidad no cumpla nuestras expectativas, llevándonos a la frustración y a la decepción. Además de esto, tenemos las redes sociales, esas enormes ventanas que nos dejan ver a los demás y que, según nosotros, están mejor que nosotros. El resultado de esta ecuación: depresión a temprana edad, frustración con la vida y deseos de que todo se detenga o regresar a ser niños. Pero es en estas redes sociales donde encontramos una forma de liberar esta frustración y hacer más tangible la depresión, ¿Cómo? La respuesta es tan absurda que es difícil creer, pero es algo que está pasando: los “memes”.


Hablar de salud mental, para la mayoría de la gente, resulta muy difícil. Pocos de nosotros podemos entrar a una habitación llena de amigos y empezar a contar como la ansiedad y la depresión arruinan nuestro día y como nos dificulta funcionar, pero si publicas una imagen con humor todo resulta más sencillo y fluye con mayor libertad.

En los últimos años los “memes” han pasado a ser más que simples imágenes graciosas en el internet, se vinculan a movimientos racistas ( la rana pepe) o simplemente representan nuestra pasividad al momento de afrontar los problemas del día a día con un perro quemándose en su cocina.

Entre los “como cuando” o los mensajes directos o simples mensajes puestos sobre una pintura renacentista que expresa tristeza, los memes se han convertido en un lenguaje único con el cual podemos articular el dialogo de nuestra generación sobre la salud mental. Hay dos cosas que nos ayudan a hablar sobre los problemas, el humor y la distancia y los memes nos ofrecen ambos, pues lo interesante de estos es que si no llevan una marca de agua o firma nadie sabe quién lo hizo o de donde vino.


La mayoría (sino todos) las personas que crean memes son personas depresivas, que encuentran una forma de liberar sus problemas en imágenes que representan su dolor, su tristeza, su frustración. La magia de esto es que una vez liberado el meme, se hace viral, la gente empieza a compartirlo porque es gracioso pero también porque son ellos. Palabras como “soy yo”, “así yo” acompañan a estos memes lo que nos da un sentido de no estar solos. Los memes nos hacen compartir y sentir que las personas a nuestro alrededor pasan por lo miso, se sienten igual de frustrados, igual se quieren “morir”.

Pero también es convertir un síntoma no en una palabra sino en un objeto, en una imagen, una representación más sencilla de procesar, más fácil de compartir públicamente y de hablar de ello.

Vale la pena pues tener en cuenta que hay personas que se sienten mejor compartiendo memes, imágenes que alguien mas creo y que ellos se sienten identificados, que hablándolo. Es imposible no sentirse conmovido de que otra persona encuentre su expresión en tus palabras, creando una conexión invisible entre tú y esa persona.

Es posible que muchas personas crean que es estúpido que la gente encuentre consuelo en los memes, pero igualmente son personas que tal vez no sepa lo solo que uno se siente con todo esto en su cabeza, saber que alguien más lo vive, da un pequeño alivio a toda esta tormenta.


INFLUENCIA DE LAS REDES SOCIALES EN LA SALUD METAL. La comunicación y la necesidad de expresarse han sido parte del ser humano desde que éste tiene uso de razón,; como ser social es necesario, y hasta cierto punto obligatorio, que exista una forma de expresar ideas y sentimientos para lograr una óptima convivencia entre estos. Desde nuestros antepasados, la necesidad de comunicación es básica para realizar actividades de sobrevivencia. La comunicación tiene diferentes formas de ser procesada y transmitida, por ejemplo, a través de señales acústicas y visuales, por medio de impresa(iones), sonidos, palabras, dibujos, etc.; con el avance de la tecnología ésta se ha hecho cada vez más compleja y sofisticada, con ello pasando de ser necesaria para sobrevivir, a ser necesaria para convivir y así estar enterado de nuestro alrededor, es decir, de qué (es lo que) pasa y dónde estamos.


Con la llegada de las tecnologías de la información y de la comunicación, y por ende, su inserción en la sociedad, las formas de comunicación han tenido un cambio radical en los últimos 15 años, a excepción de ciertos pases y estratos sociales, ya que prácticamente la mayor parte de la sociedad mundial tiene acceso a internet y, en consecuencia, a las llamadas “redes sociales” en internet.

Una red social es una estructura compuesta por un conjunto de actores, individuos u organizaciones que están vinculados por lazos interpersonales, que se pueden interpretar como relaciones de amistad, parentesco o intereses comunes. (Fernandez Sanchez, 2013). Con este concepto en mente se puede decir que todos pertenecemos, de alguna manera u otra, a una red social. El impacto que ha tenido en el mundo y en la vida de las personas no sólo radica en la facilidad de crear comunicación, en la rapidez de obtener información o crear relaciones, también tiene su lado negativo, pues se han observado una serie de nuevas conductas relacionadas con las redes sociales, conductas que afectan directamente la estabilidad y salud mental de los usuarios, principalmente la población adolecentejoven (15 a 25 años de edad).

El fácil acceso, la rapidez con que se puede enviar y recibir información, la forma tan rápida en la se que pueden crearse nuevas relaciones o, en dado caso, terminarlas, es lo que las hace importantes (a estas). El uso de las redes sociales es hoy en día la actividad más popular, se puede decir que de cada 10 minutos en la internet 8 son dedicados a las redes sociales


ADICCION A LAS REDES SOCIALES. Existen dos tipos de adicciones, las llamadas adicciones químicas, en las que se encuentran las adicciones al cigarro, alcohol, drogas; y las adicciones no químicas o mejor llamadas adicciones psicológicas. Las adicciones psicológicas son conductas como el juego, la comida, el sexo y trabajo, estas practicadas de manera atípica; se trata de un trastorno altamente incapacitante que cursa de forma progresiva y crónica, que deteriora todas las áreas del individuo (SA, 2009).

Pero no es una adicción a las redes sociales, ni al internet, sino que es una adicción a lo que se encuentra en ellas y al entorno de estas, creando en el usuario una constante necesidad de observar qué está pasando, de qué se está hablando, (a tal grado que, si no se cuenta con el dispositivo o conexión que permita acceder a esta información, se tiene una sensación de ansiedad por saber qué pasa, o sentimiento de soledad) a grado tal que al no contar con un dispositivo o conexión que le permita acceder nos provoca una sensación de estar solos y en ansiedad por saber que esta pasando.

Esta adicción, como cualquier otra, provoca en el usuario un desbalanceen su vida, invirtiendo grandes cantidades de tiempo en redes sociales con tal de satisfacer su necesidad de saber qué está pasando y su demanda de atención a la demanda de atención.


FOMO (fear of missing out) En redes sociales, como en toda interacción social, siempre colgamos nuestra mejor mascara ante los demás y siempre vemos la mejor mascara de estos, al grado que al observar el contenido que comparten, por ejemplo, sus fotos, videos o estados, idealiza os su vida…) (de los demás, a tal grado que observando el contenido que comparten los demás (fotos, videos, estados) idealizamos su vida) y creemos que detrás de todo eso se encuentra la perfección y el estado al que queremos llegar. Así pues, si un día nos encontramos tirados en el sillón sin nada qué hacer y (o) nadie quién nos hable, y vemos las fotos de alguna persona en la playa o viviendo de fiesta, con sonrisas y felicidad, nos hace sentirnos miserables, “todo el mundo está pasando por algo y yo aquí sentado”; esa sensación de que algo nos estamos perdiendo, de que no estamos haciendo nada con nuestra vida.


ANSIEDAD Y DEPRESIÓN Como lo explicaba anteriormente el FOMO nos causa una sensación de ser miserables por lo que nos estamos perdiendo, ¿por qué él sí y yo no?, esto eleva las expectativas de lo que nuestra vida debería de ser, y por qué nosotros no podemos ser algo más y así poder compartirlo para que otros lo vean. Esto nos crea un estado de constante ansiedad y depresión, la primera a causa del querer saber qué hacen los demás y la segunda por (en una depresión de) no poder lograrlo, pues nuestra vida, tal vez, no es tan buena como la de los demás.

La “adicción” a saber qué hacen los conocidos y en concreto, los seres queridos, nos pueden llevar a un estado de constante ansiedad y estrés; por cuestiones como “¿Dónde estás?”, “¿Con quién estas?” o “¿Por qué no me hablas?”, perdemos la privacidad de nuestra vida diaria para pasar a ser un objeto más de las necesidades de otros.

Por último, podemos abordar brevemente el tema del bullying, pues éste, en las redes sociales, pasó a ser mera agresión o acoso físico a convertirse en un constante en nuestra vida diaria, pues ahora no sólo te agreden cuando te ven, sino (te agreden) en todo momento y en cualquier lugar que te encuentres; son palabras, imágenes, burlas que nos persiguen a dónde vayamos, causando una ansiedad total al estar esperando esa burla o ese rechazo por parte del círculo en donde nos encontramos y orillándonos a la depresión al ser marginado por el acoso constante.


LA FANTASIA DE VIVIR ‘’La fantasía es el soporte del deseo’’. Frase que fue mencionada durante una de mis clases de Motivación y Emoción por la profesora Fátima Zarco Becerril. Frase que me hizo reflexionar y darme cuenta de que, en realidad, a pesar de existir muchas, diferentes y diversas formas de ver el deseo, para mí, esta es una de las ideas mas acertadas. ¿Te has puesto a preguntar que eso?


Se analiza esta frase como parte de una de las motivaciones para vivir y el porque se disfruta la vida por así decirlo ya que en realidad creo que la motivación para esta o la emoción que nos hacen sentir estas situaciones para “sentirnos vivos” no existen realmente porque sí en la vida de un ser humano, no es algo natural o biológico; todo esto existe gracias a que, como seres sociales, seres activos e interactivos, se nos da un lugar dentro de una cultura o visto desde otra perspectiva más profunda, “se nace en el mundo de los vivos” gracias al lenguaje.


La satisfacción que uno puede alcanzar y el esfuerzo que los simples hechos de fantasear son realmente subjetivos e imaginarios, creado por un sujeto que, en relación con otros sujetos, decide darles el lugar de “objetos de deseo”. Es aquí donde se crean estos pensamientos imaginarios, deseos y fantasías.

¿Cómo habríamos de desear algo, si no existe prohibición y fantasía? Esta relación entre la fantasía y el deseo, se piensa porque todo juego fantasioso imaginativo gira alrededor del deseo debido a la distancia que hay entre el sujeto y el objeto. Para explicarlo con otras palabras; gracias a que existe un deseo, hay una fantasía y viceversa. Ya que sin fantasía no habría razón para que el misterio de “satisfacer” el deseo perdurase.

Necesitamos que haya un “objeto de deseo” para poder fantasear en cómo será la satisfacción de este deseo. Uno se imagina distintas formas, escenarios, emociones, acciones y reacciones.


Sin embargo; no termina ahí el hecho de fantasear con la satisfacción o cumplimiento del deseo, ya que, de cierta forma, esta fantasía se ve manipulada una y otra vez cada que se piensa en ella. Esto porque estamos “atrapados” en el Otro simbólico (algo en el orden de la falta, objeto causa del deseo). Jaques Lacan. Ya que estamos inscritos en un mundo de significaciones, por lo cual, día a día o palabra a palabra vamos otorgando un lugar distinto al lenguaje, las palabras y, por ende, al camino que nos llevará a satisfacer el deseo, por lo que la fantasía también se ve manipulada y “cambiada” de cierta forma cada que esto ocurre. Aún después de estos pequeños cambios en los eventos que nos guiarán al cumplimiento del deseo, una vez alcanzado este, muy pocas veces o inclusive quizá nunca se vea cumplido de la misma forma que la fantasía nos lo permite imaginar. Y agregado a esto, nos damos cuenta de que incluso una vez que se satisface el deseo o se llega a cierto cumplimiento de la fantasía, el ser humano no se va a encontrar plenamente satisfecho y posiblemente esta llamada satisfacción nos lleve a desear lo mismo, pero de otra forma o a desear más allá. Lo cual sigue y seguirá dando lugar a la fantasía.


Esto que se menciona sobre la fantasía nos puede hacer pensar de una forma en la que el ser humano jamás va a estar satisfecho y jamás encontrará esa “completud” que pareciese está buscando todo el tiempo. Creo que nos hace reflexionar y pensar más allá de lo que uno cree con respecto a lo que uno quiere, al porque se está vivo y que nos lleva a seguir viviendo

No pienso que exista una respuesta tal cual, a esta incógnita, sin embargo, nos ayudaría a pensar de una forma analítica y un poco más profunda creando autorreflexión, un momento de conocimiento propio y búsqueda del ser humano con respecto al otro, saliéndonos un poco más del enfoque capitalista que se nos ha impuesto a lo largo de muchos años. Incluso todas las palabras o elementos aquí tratados pueden ser de gran significancia para muchas personas, y, sin embargo, nunca seremos tomados o mordidos por este escrito o demás explicaciones, de la misma forma que Otro será tomado.


EL ENIGMA DEL CUERPO “El cuerpo grita lo que la mente calla…” es parte de un discurso que escuché hace poco. Un discurso por el que fui tomada, gracias a la significancia que le di y a los diversos factores a lo largo de mi vida o simplemente del momento en el que lo escuché. Somatizar es la expresión física del malestar psíquico. En nuestro cuerpo, se logran ver muchas veces reflejados algunos síntomas o algo que nos aqueja y de lo cual no estamos muchas veces conscientes.

Sin embargo, deberíamos agradecer de cierta forma a la angustia, ya que esta nos está hablando sobre algún malestar, algo que para nosotros no está bien y es una manera de comunicarnos y hacernos saber que algo no está bien, pues nos está generando una angustia, una sensación de malestar, algo desagradable. Lo que quiero exponer es que hay ocasiones donde la mente no nos habla en forma de sensaciones psíquicas, sino que esta se encarga de llevarlo a nuestro cuerpo sin saber realmente que la causa de este malestar, incomodidad o molestia es debido a algo psíquico, por lo cual muchas veces acudimos a algún método médico-orgánico, el cual a veces puede disfrazar este problema sin puntuar o acentuar que lo que realmente nos está aquejando es algún malestar psíquico.


Inclusive llegamos a escuchar, como algunos médicos tachan o tachaban de “locos” a los individuos que llegan con algún malestar en el cuerpo y simplemente ellos no encuentras ningún tipo de explicación real. “Lo que para un médico o una persona que no cree en lo mental como algo real para el individuo, para un psicólogo resulta en un enigma fascinante”

Se comenta como la locura resulta ser fascinante y cómo a veces el más loco resulta ser el más cuerdo. Algo con lo que no habría de diferir, pues resultan ser personas que muchas veces no están tomados por las palabras de los demás y tienen su significado propio.


Cuando algo no se encuentra bien con nuestro estado mental, según nosotros lo pensemos bien o mal, la psique se encarga de representarlo de diversas formas para así hacer énfasis y advertir al sujeto de este malestar, pues como se ha observado en distintos análisis a personas con estos tipos de somatizaciones, a veces entrañan misterios más grandes y profundos de lo que se imagina la persona que lo padece y me parece fascinante como estás palabras que se transmiten a través de análisis o casos clínicos que han sido abordados y explicados por diferentes psicólogos a lo largo de tantos años, nos tienen tanto por decir en muchos ámbitos que muchas personas desconocemos.


Tiene un gran impacto social el saber que no todo malestar físico es causado por algo orgánico, sin embargo, debemos de conocer también las bases teóricas de esto para no caer en algún tipo de idea o pensamiento equívoco, creyendo que existe algo que está “mal” o algo que está “bien”, pues son términos que tienen que ver con la persona a nivel individual y con su interacción en el medio a nivel social. Es de utilidad saber que no todo es orgánico y no se puede decir que alguien está loco o no porque no tiene algo visible o comprobable por medio de la vista. Nos ayuda a pensar de una manera más profunda y ser reflexivos y analíticos con uno mismo.


MEMENTO REVISTA  

Artículos.

MEMENTO REVISTA  

Artículos.

Advertisement