Page 1

Preguntas y respuestas para mentes inquietas

Nue st ra i nd e pendencia 1811-1830

Leroy GutiĂŠrrez

N u e s t r a i n d e p en d en c i a 1811 - 1 8 3 0

Preguntas y respuestas

para mentes inquietas


Nuestra independencia 1811-1830

ISBN 978-9974-683-67-9 © 2011 Leroy Gutiérrez © de la presente edición: 2011 Random House Mondadori Editorial Sudamericana Uruguaya S.A. Yaguarón 1568 C.P. 11.100 Telefax: 29013668 prensa@rhm.com.uy Montevideo - Uruguay Diseño: Florencia Lista Ilustraciones: Ramiro Alonso Hecho el depósito que indica la ley. Impreso en Uruguay - Printed in Uruguay Primera edición: 2000 ejemplares, julio de 2011 Impresión y encuadernación: Zonalibro S.A. San Martín 2437 - Tel. 208 78 19 Dep. Legal Nº 356.011 / 11 Comisión amparada en el decreto 218/996 (Comisión del Papel) Derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, según el artículo 23 de la Ley 15.913 del 27/11/87 sin la autorización escrita de los titulares del copyright.

Preguntar para saber ¿Qué hacemos cuando queremos entender algo? Preguntar. Y no una vez, sino muchas. Hacemos tantas preguntas como dudas o ganas tenemos de entender algo. Generalmente hacemos cuatro preguntas claves: ¿qué?, ¿cuándo?, ¿dónde? y ¿cómo? Las respuestas a estas preguntas algunas veces son suficientes para entender, pero otras veces hay que seguir preguntando. También una pregunta te lleva a otra. Y hay preguntas que no sabías que estaban en tu cabeza. Cuando uno oye hablar de la celebración de la independencia de Uruguay, ¿en qué piensa? ¿Qué es? ¿Cuándo pasó? ¿Por qué se celebra? En este libro hay muchas preguntas y, claro, respuestas sobre la independencia. Es un libro para los que quieren entender, para los curiosos y para aquellos a los que les gusta sorprenderse con las preguntas y las respuestas.


Nuestra independencia 1811-1830

ISBN 978-9974-683-67-9 © 2011 Leroy Gutiérrez © de la presente edición: 2011 Random House Mondadori Editorial Sudamericana Uruguaya S.A. Yaguarón 1568 C.P. 11.100 Telefax: 29013668 prensa@rhm.com.uy Montevideo - Uruguay Diseño: Florencia Lista Ilustraciones: Ramiro Alonso Hecho el depósito que indica la ley. Impreso en Uruguay - Printed in Uruguay Primera edición: 2000 ejemplares, julio de 2011 Impresión y encuadernación: Zonalibro S.A. San Martín 2437 - Tel. 208 78 19 Dep. Legal Nº 356.011 / 11 Comisión amparada en el decreto 218/996 (Comisión del Papel) Derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, según el artículo 23 de la Ley 15.913 del 27/11/87 sin la autorización escrita de los titulares del copyright.

Preguntar para saber ¿Qué hacemos cuando queremos entender algo? Preguntar. Y no una vez, sino muchas. Hacemos tantas preguntas como dudas o ganas tenemos de entender algo. Generalmente hacemos cuatro preguntas claves: ¿qué?, ¿cuándo?, ¿dónde? y ¿cómo? Las respuestas a estas preguntas algunas veces son suficientes para entender, pero otras veces hay que seguir preguntando. También una pregunta te lleva a otra. Y hay preguntas que no sabías que estaban en tu cabeza. Cuando uno oye hablar de la celebración de la independencia de Uruguay, ¿en qué piensa? ¿Qué es? ¿Cuándo pasó? ¿Por qué se celebra? En este libro hay muchas preguntas y, claro, respuestas sobre la independencia. Es un libro para los que quieren entender, para los curiosos y para aquellos a los que les gusta sorprenderse con las preguntas y las respuestas.


1810 Estalla la Revolución de Mayo en Buenos Aires. Se inicia el proceso de independencia en el Río de la Plata. Los españoles luchan por independizarse del dominio de Napoleón Bonaparte.

Mariano Moreno traduce y publica El contrato social de Jean-Jacques Rousseau.

¿Por qué se inició la revolución de independencia?

Hay varios porqués. Porque los americanos eran oprimidos por el imperio español. Porque los porteños estaban pensando en la independencia de las provincias del Río de la Plata. Porque la gente de la campaña oriental no estaba de acuerdo con las autoridades de Montevideo. Porque el puerto de Buenos Aires y el puerto de Montevideo eran rivales. Porque Francia invadió España. Porque en el mundo circulaban ideas nuevas sobre la libertad y los derechos de los hombres.

¿Cómo era América antes de iniciarse la independencia? Era parecida a como es hoy, pero no igual. La mayor parte era propiedad del rey de España, jefe del imperio español. Los españoles habían llegado hacía unos tres siglos a América y se quedaron a pesar de la resistencia de los pueblos indígenas. Poco después, por la fuerza, empezaron a traer africanos para que trabajaran como sus esclavos. Durante mucho tiempo hicieron lo que quisieron y parecía que nada iba a cambiar, hasta que un día el imperio francés invadió España y sustituyó al rey español. A partir de allí nada volvió a ser igual en América.

El ejército francés, al mando de Napoleón Bonaparte, ocupó España entre 1808 y 1813. Detalle de una de las versiones del cuadro Napoleón cruzando los Alpes (1801-1805), de Jacques-Louis David.

¿Dónde comenzó este proceso que sacudió el Río de la Plata?

¿Y dónde quedaba Uruguay cuando empezó el siglo xix? Quedaba en el mismo sitio donde queda hoy, solo que no se llamaba Uruguay. Como los territorios españoles en América eran muchos, los agruparon en virreinatos. El territorio actual de nuestro país formaba parte del virreinato del Río de la Plata. Este incluía también los territorios de Argentina, Bolivia, Paraguay y parte de Brasil, Chile y Perú, aunque a principios del siglo xix ninguno se llamaba así.

Uruguay

El proceso de independencia del Uruguay no se inició en Montevideo sino en Buenos Aires, con la Revolución de Mayo de 1810. ¿Entonces fueron los porteños los que decidieron la independencia de Uruguay? ¡No! En aquel momento nadie quería que la Banda Oriental se separara de las demás provincias. Pero lo que esta revolución sí hizo fue motivar a José Artigas a rebelarse contra las autoridades españolas.

El Obelisco de Buenos Aires es un ícono de la capital de Argentina. Fue construido en 1955 para celebrar el cuarto centenario de la fundación de la ciudad.

Mapa de América del Sur de Jodocus Hondius. Siglo XVII.

4

5


1810 Estalla la Revolución de Mayo en Buenos Aires. Se inicia el proceso de independencia en el Río de la Plata. Los españoles luchan por independizarse del dominio de Napoleón Bonaparte.

Mariano Moreno traduce y publica El contrato social de Jean-Jacques Rousseau.

¿Por qué se inició la revolución de independencia?

Hay varios porqués. Porque los americanos eran oprimidos por el imperio español. Porque los porteños estaban pensando en la independencia de las provincias del Río de la Plata. Porque la gente de la campaña oriental no estaba de acuerdo con las autoridades de Montevideo. Porque el puerto de Buenos Aires y el puerto de Montevideo eran rivales. Porque Francia invadió España. Porque en el mundo circulaban ideas nuevas sobre la libertad y los derechos de los hombres.

¿Cómo era América antes de iniciarse la independencia? Era parecida a como es hoy, pero no igual. La mayor parte era propiedad del rey de España, jefe del imperio español. Los españoles habían llegado hacía unos tres siglos a América y se quedaron a pesar de la resistencia de los pueblos indígenas. Poco después, por la fuerza, empezaron a traer africanos para que trabajaran como sus esclavos. Durante mucho tiempo hicieron lo que quisieron y parecía que nada iba a cambiar, hasta que un día el imperio francés invadió España y sustituyó al rey español. A partir de allí nada volvió a ser igual en América.

El ejército francés, al mando de Napoleón Bonaparte, ocupó España entre 1808 y 1813. Detalle de una de las versiones del cuadro Napoleón cruzando los Alpes (1801-1805), de Jacques-Louis David.

¿Dónde comenzó este proceso que sacudió el Río de la Plata?

¿Y dónde quedaba Uruguay cuando empezó el siglo xix? Quedaba en el mismo sitio donde queda hoy, solo que no se llamaba Uruguay. Como los territorios españoles en América eran muchos, los agruparon en virreinatos. El territorio actual de nuestro país formaba parte del virreinato del Río de la Plata. Este incluía también los territorios de Argentina, Bolivia, Paraguay y parte de Brasil, Chile y Perú, aunque a principios del siglo xix ninguno se llamaba así.

Uruguay

El proceso de independencia del Uruguay no se inició en Montevideo sino en Buenos Aires, con la Revolución de Mayo de 1810. ¿Entonces fueron los porteños los que decidieron la independencia de Uruguay? ¡No! En aquel momento nadie quería que la Banda Oriental se separara de las demás provincias. Pero lo que esta revolución sí hizo fue motivar a José Artigas a rebelarse contra las autoridades españolas.

El Obelisco de Buenos Aires es un ícono de la capital de Argentina. Fue construido en 1955 para celebrar el cuarto centenario de la fundación de la ciudad.

Mapa de América del Sur de Jodocus Hondius. Siglo XVII.

4

5


1811 El revolucionario haitiano Henri Christophe se proclama emperador de Haití.

¿Para iniciar una revolución hay que gritar? Paraguay proclama su independencia. Venezuela proclama su independencia.

¿Cuándo se inició el proceso de independencia de Uruguay?

Recién en 1811. En el siglo xix las acciones no ocurrían tan rápido como ahora, y el proceso de independencia tardó un año en cruzar de Buenos Aires a Montevideo. Se supo que este había llegado cuando el virrey del Río de la Plata, Javier de Elío, declaró la guerra a Buenos Aires, y José Artigas abandonó su cargo de capitán en las fuerzas españolas para apoyar a los revolucionarios.

¿Cómo se inició la revolución de independencia?

Pasaron muchas cosas a la vez y de manera confusa. Fue como si escucharas por radio la narración de un partido de fútbol en el que se juega con cuatro arcos y dos pelotas. Hubo muchas acciones pero solo se recuerdan las decisivas. Una de ellas fue el Grito de Asencio, cuando los orientales manifestaron por primera vez su rechazo a las autoridades españolas.

6

Sí, hace falta gritar y muy fuerte si uno quiere que lo escuchen, porque los que tienen el poder generalmente no atienden los reclamos de los que se sienten oprimidos. Pero la verdad es que la revolución que logró que Uruguay se independizara de todos los que trataron de dominar su territorio no comenzó con un grito. El primer suceso de esta rebelión fue la reunión que se organizó el 27 de febrero de 1811 a orillas del arroyo Asencio, en el actual departamento de Soriano. Hoy conocemos ese hecho como el Grito de Asencio.

Se cuenta que los participantes del Grito de Asencio se reunieron a orillas de un arroyo, aunque en aquel entonces los hombres tenían por costumbre reunirse en las pulperías. Estas eran una combinación de restaurante, bar y supermercado adonde solo iban los varones. Allí hablaban, comían, jugaban al billar y a las cartas y tocaban la guitarra. Hoy, en la Ciudad Vieja, Buenos Aires y Maciel, sigue abierto el Almacén del Hacha, una de las primeras pulperías de Montevideo y de Uruguay. Ya estaba en pie en 1730, cuando era conocida como la pulpería de Eugenio Eustache.

Festival Grito de Asencio

Desde el 2004 se celebra el Festival Grito de Asencio en villa Soriano. Durante esta fiesta, todos los 27 y 28 de febrero, se realiza una marcha a caballo que pasa por Dolores y por Mercedes, y un festival folklórico para conmemorar el inicio del proceso de independencia del Uruguay.

7


1811 El revolucionario haitiano Henri Christophe se proclama emperador de Haití.

¿Para iniciar una revolución hay que gritar? Paraguay proclama su independencia. Venezuela proclama su independencia.

¿Cuándo se inició el proceso de independencia de Uruguay?

Recién en 1811. En el siglo xix las acciones no ocurrían tan rápido como ahora, y el proceso de independencia tardó un año en cruzar de Buenos Aires a Montevideo. Se supo que este había llegado cuando el virrey del Río de la Plata, Javier de Elío, declaró la guerra a Buenos Aires, y José Artigas abandonó su cargo de capitán en las fuerzas españolas para apoyar a los revolucionarios.

¿Cómo se inició la revolución de independencia?

Pasaron muchas cosas a la vez y de manera confusa. Fue como si escucharas por radio la narración de un partido de fútbol en el que se juega con cuatro arcos y dos pelotas. Hubo muchas acciones pero solo se recuerdan las decisivas. Una de ellas fue el Grito de Asencio, cuando los orientales manifestaron por primera vez su rechazo a las autoridades españolas.

6

Sí, hace falta gritar y muy fuerte si uno quiere que lo escuchen, porque los que tienen el poder generalmente no atienden los reclamos de los que se sienten oprimidos. Pero la verdad es que la revolución que logró que Uruguay se independizara de todos los que trataron de dominar su territorio no comenzó con un grito. El primer suceso de esta rebelión fue la reunión que se organizó el 27 de febrero de 1811 a orillas del arroyo Asencio, en el actual departamento de Soriano. Hoy conocemos ese hecho como el Grito de Asencio.

Se cuenta que los participantes del Grito de Asencio se reunieron a orillas de un arroyo, aunque en aquel entonces los hombres tenían por costumbre reunirse en las pulperías. Estas eran una combinación de restaurante, bar y supermercado adonde solo iban los varones. Allí hablaban, comían, jugaban al billar y a las cartas y tocaban la guitarra. Hoy, en la Ciudad Vieja, Buenos Aires y Maciel, sigue abierto el Almacén del Hacha, una de las primeras pulperías de Montevideo y de Uruguay. Ya estaba en pie en 1730, cuando era conocida como la pulpería de Eugenio Eustache.

Festival Grito de Asencio

Desde el 2004 se celebra el Festival Grito de Asencio en villa Soriano. Durante esta fiesta, todos los 27 y 28 de febrero, se realiza una marcha a caballo que pasa por Dolores y por Mercedes, y un festival folklórico para conmemorar el inicio del proceso de independencia del Uruguay.

7


1812 Simón Bolívar lanza el Manifiesto de Cartagena.

Napoleón Bonaparte es derrotado en Rusia. El compositor Ludwig van Beethoven compone la sinfonía n.o 9 en fa mayor, opus 93.

¿Una reunión es suficiente para independizarse de un imperio?

PROVINCIA CISPLATINA

Uruguay no siempre se llamó Uruguay

No, con una reunión no basta. Pero lo que ocurrió en la reunión a orillas del arroyo Asencio fue muy importante para la independencia de Uruguay. Allí los asistentes decidieron rebelarse contra las autoridades de la Banda Oriental y, siguiendo a José Artigas, emprender acciones para independizar las provincias del Río de la Plata del imperio español.

Antes de llamarse República Oriental del Uruguay nuestro país fue llamado de muchas maneras: Banda Oriental, Provincia Oriental, Provincia Cisplatina y Estado Oriental del Uruguay. El nombre cambiaba según quién controlaba el territorio. Otros nombres que recibió fueron Banda de los Charrúas, Banda Norte del Río de la Plata y Estancia del Mar.

En los tiempos de Artigas las personas se comunicaban hablando unas con otras o por carta. Muchas noticias debían transmitirse de persona a persona, especialmente en la campaña, donde difícilmente llegaban a tiempo porque, por ejemplo, una diligencia de Montevideo a Tacuarembó tardaba cinco días. Así debió comunicarse la noticia de que habría una reunión en el arroyo Asencio.

8

Seguramente José se sentó en pupitres como los de esta imagen.

José Gervasio Artigas José Gervasio Artigas nació hace más de doscientos años, en 1764. Entonces Montevideo era una ciudad chica. Sus padres, Martín José Artigas Carrasco y Francisca Antonia Arnal Rodríguez, eran descendientes de españoles. Como era costumbre, tuvieron varios hijos: Martina Antonia, José Nicolás, José Gervasio, Manuel Francisco, Pedro Ángel y Cornelio Cipriano. Los hijos de las familias ricas montevideanas iban a estudiar a Buenos Aires o a Europa, pero José estudió en el colegio San Bernardino de Montevideo. A esa escuela solo iban los hijos varones de los blancos. En esa época no se consideraba importante que todos se educaran por igual.

9


1812 Simón Bolívar lanza el Manifiesto de Cartagena.

Napoleón Bonaparte es derrotado en Rusia. El compositor Ludwig van Beethoven compone la sinfonía n.o 9 en fa mayor, opus 93.

¿Una reunión es suficiente para independizarse de un imperio?

PROVINCIA CISPLATINA

Uruguay no siempre se llamó Uruguay

No, con una reunión no basta. Pero lo que ocurrió en la reunión a orillas del arroyo Asencio fue muy importante para la independencia de Uruguay. Allí los asistentes decidieron rebelarse contra las autoridades de la Banda Oriental y, siguiendo a José Artigas, emprender acciones para independizar las provincias del Río de la Plata del imperio español.

Antes de llamarse República Oriental del Uruguay nuestro país fue llamado de muchas maneras: Banda Oriental, Provincia Oriental, Provincia Cisplatina y Estado Oriental del Uruguay. El nombre cambiaba según quién controlaba el territorio. Otros nombres que recibió fueron Banda de los Charrúas, Banda Norte del Río de la Plata y Estancia del Mar.

En los tiempos de Artigas las personas se comunicaban hablando unas con otras o por carta. Muchas noticias debían transmitirse de persona a persona, especialmente en la campaña, donde difícilmente llegaban a tiempo porque, por ejemplo, una diligencia de Montevideo a Tacuarembó tardaba cinco días. Así debió comunicarse la noticia de que habría una reunión en el arroyo Asencio.

8

Seguramente José se sentó en pupitres como los de esta imagen.

José Gervasio Artigas José Gervasio Artigas nació hace más de doscientos años, en 1764. Entonces Montevideo era una ciudad chica. Sus padres, Martín José Artigas Carrasco y Francisca Antonia Arnal Rodríguez, eran descendientes de españoles. Como era costumbre, tuvieron varios hijos: Martina Antonia, José Nicolás, José Gervasio, Manuel Francisco, Pedro Ángel y Cornelio Cipriano. Los hijos de las familias ricas montevideanas iban a estudiar a Buenos Aires o a Europa, pero José estudió en el colegio San Bernardino de Montevideo. A esa escuela solo iban los hijos varones de los blancos. En esa época no se consideraba importante que todos se educaran por igual.

9


1813 México declara su independencia.

El Montevideo de Artigas

La escritora inglesa Jane Austen publica su novela Orgullo y prejuicio.

Cuando José iba a la escuela, Montevideo se limitaba a lo que hoy conocemos como la Ciudad Vieja, que estaba rodeada por un muro. Sus calles eran de tierra y por la noche se iluminaban con velas. No contaba con servicios de agua potable ni alcantarillas, y muchas veces las personas hacían sus necesidades en la calle. Era una ciudad maloliente. Además, tenía muy pocos habitantes. En todo el territorio de la Banda Oriental (hoy Uruguay) apenas había más de veinte mil personas, la misma cantidad de espectadores que pueden sentarse a ver un partido de fútbol en la tribuna Olímpica del Estadio Centenario. Pasó mucho tiempo para que la población de la ciudad y de la campaña creciera y la vida de las personas mejorara.

¿Quién convocó la reunión en el arroyo Asencio?

Como la mayoría de los hechos que ocurrieron hace mucho, mucho tiempo, esto no se sabe con certeza. Pero los historiadores dicen que fueron el capataz Pedro José Viera y el cabo Venancio Benavídez quienes llamaron a ese encuentro. Ellos, a pesar de no contar con celulares, pudieron reunir rápidamente a los gauchos y a los vecinos que conocían. Los nombres de estos últimos se desconocen por no haber quedado escritos.

¡!

¿Cómo se verían los gauchos y los vecinos que se reunieron en el arroyo Asencio? ¿Se parecerían en algo a estos gauchos modernos?

Hay plazas, calles y edificios llamados José Gervasio Artigas en honor a nuestro prócer, pero él no fue el único en luchar por la independencia. También participaron en la rebelión tras el Grito de Asencio Fernando Otorgués, Tomás García de Zúñiga, Ramón Márquez, Pedro Bauzá, Juan Francisco Vázquez, Manuel Artigas, Joaquín Suárez y muchos otros.

¿Pedro José Viera era portugués?

Realmente era brasileño, pues había nacido en el estado de Rio Grande do Sul. No era oriental, pero había conocido a José Artigas cuando los dos trabajaban en la campaña oriental. Viera fue todo un revolucionario. Acompañó al prócer argentino José de San Martín y terminó sus días peleando en la Revolución Farroupilha, en Rio Grande do Sul.

Vista de las tribunas del Estadio Centenario, Montevideo. Aunque la Revolución Farroupilha no triunfó, la bandera que los habitantes de Rio Grande do Sul, los gaúchos, enarbolan es verde, roja y amarilla, como la que usaron los revolucionarios.

10

11


1813 México declara su independencia.

El Montevideo de Artigas

La escritora inglesa Jane Austen publica su novela Orgullo y prejuicio.

Cuando José iba a la escuela, Montevideo se limitaba a lo que hoy conocemos como la Ciudad Vieja, que estaba rodeada por un muro. Sus calles eran de tierra y por la noche se iluminaban con velas. No contaba con servicios de agua potable ni alcantarillas, y muchas veces las personas hacían sus necesidades en la calle. Era una ciudad maloliente. Además, tenía muy pocos habitantes. En todo el territorio de la Banda Oriental (hoy Uruguay) apenas había más de veinte mil personas, la misma cantidad de espectadores que pueden sentarse a ver un partido de fútbol en la tribuna Olímpica del Estadio Centenario. Pasó mucho tiempo para que la población de la ciudad y de la campaña creciera y la vida de las personas mejorara.

¿Quién convocó la reunión en el arroyo Asencio?

Como la mayoría de los hechos que ocurrieron hace mucho, mucho tiempo, esto no se sabe con certeza. Pero los historiadores dicen que fueron el capataz Pedro José Viera y el cabo Venancio Benavídez quienes llamaron a ese encuentro. Ellos, a pesar de no contar con celulares, pudieron reunir rápidamente a los gauchos y a los vecinos que conocían. Los nombres de estos últimos se desconocen por no haber quedado escritos.

¡!

¿Cómo se verían los gauchos y los vecinos que se reunieron en el arroyo Asencio? ¿Se parecerían en algo a estos gauchos modernos?

Hay plazas, calles y edificios llamados José Gervasio Artigas en honor a nuestro prócer, pero él no fue el único en luchar por la independencia. También participaron en la rebelión tras el Grito de Asencio Fernando Otorgués, Tomás García de Zúñiga, Ramón Márquez, Pedro Bauzá, Juan Francisco Vázquez, Manuel Artigas, Joaquín Suárez y muchos otros.

¿Pedro José Viera era portugués?

Realmente era brasileño, pues había nacido en el estado de Rio Grande do Sul. No era oriental, pero había conocido a José Artigas cuando los dos trabajaban en la campaña oriental. Viera fue todo un revolucionario. Acompañó al prócer argentino José de San Martín y terminó sus días peleando en la Revolución Farroupilha, en Rio Grande do Sul.

Vista de las tribunas del Estadio Centenario, Montevideo. Aunque la Revolución Farroupilha no triunfó, la bandera que los habitantes de Rio Grande do Sul, los gaúchos, enarbolan es verde, roja y amarilla, como la que usaron los revolucionarios.

10

11


1814

José, la escuela y la campaña

Gaspar Rodríguez de Francia es nombrado dictador supremo de Paraguay.

El ingeniero inglés George Stephenson construye la primera locomotora a vapor que presta servicio comercial.

¿Participó alguna Mercedes en la independencia?

En la escuela, José aprendió a leer, a escribir y a contar. Parece poco, pero en esa época era como pilotear un avión. A los 14 años dejó los estudios y comenzó a trabajar como peón en la chacra de su padre, cerca del arroyo Carrasco, hoy departamento de Canelones. Así pasó varios años de los que no se sabe mucho. Lo que sí se sabe es que se hizo amigo de gauchos y de indígenas charrúas. Aprendió todo lo que hay que saber de la campaña y hasta participó del contrabando. Claro, en aquel momento el contrabando era una forma de escapar a las injustas leyes con las que el imperio español sometía a los americanos.

Seguramente muchas Mercedes apoyaron la lucha independentista, pero el nombre forma parte de la historia uruguaya por pertenecer a un lugar. Cerca de Mercedes, capital del departamento de Soriano, fue donde José Artigas estableció su cuartel general y donde lanzó su famosa Proclama de Mercedes, en la que llamó a los orientales a sumarse a la lucha por la independencia.

¡!

¿Cómo era el correo electrónico de Artigas? José Artigas no tenía correo electrónico. Aunque parezca muy aburrido, en aquella época no existían Internet ni la tele y no se habían inventado el teléfono ni la computadora. En el tiempo en que le tocó vivir a Artigas, las personas se enviaban mensajes escritos sobre papel. Escribían con el poco papel y la tinta que se conseguían. Y, por supuesto, los mensajes también se trasmitían de forma oral.

Los secretarios

En esa época la mayoría de las personas eran analfabetas. Por eso, las que podían contrataban secretarios, hombres que prestaban sus servicios para leer, escribir cartas y documentos. Aunque José Artigas sabía leer y escribir, sus cartas y documentos siempre los dictó a uno de sus varios secretarios.

12

13


1814

José, la escuela y la campaña

Gaspar Rodríguez de Francia es nombrado dictador supremo de Paraguay.

El ingeniero inglés George Stephenson construye la primera locomotora a vapor que presta servicio comercial.

¿Participó alguna Mercedes en la independencia?

En la escuela, José aprendió a leer, a escribir y a contar. Parece poco, pero en esa época era como pilotear un avión. A los 14 años dejó los estudios y comenzó a trabajar como peón en la chacra de su padre, cerca del arroyo Carrasco, hoy departamento de Canelones. Así pasó varios años de los que no se sabe mucho. Lo que sí se sabe es que se hizo amigo de gauchos y de indígenas charrúas. Aprendió todo lo que hay que saber de la campaña y hasta participó del contrabando. Claro, en aquel momento el contrabando era una forma de escapar a las injustas leyes con las que el imperio español sometía a los americanos.

Seguramente muchas Mercedes apoyaron la lucha independentista, pero el nombre forma parte de la historia uruguaya por pertenecer a un lugar. Cerca de Mercedes, capital del departamento de Soriano, fue donde José Artigas estableció su cuartel general y donde lanzó su famosa Proclama de Mercedes, en la que llamó a los orientales a sumarse a la lucha por la independencia.

¡!

¿Cómo era el correo electrónico de Artigas? José Artigas no tenía correo electrónico. Aunque parezca muy aburrido, en aquella época no existían Internet ni la tele y no se habían inventado el teléfono ni la computadora. En el tiempo en que le tocó vivir a Artigas, las personas se enviaban mensajes escritos sobre papel. Escribían con el poco papel y la tinta que se conseguían. Y, por supuesto, los mensajes también se trasmitían de forma oral.

Los secretarios

En esa época la mayoría de las personas eran analfabetas. Por eso, las que podían contrataban secretarios, hombres que prestaban sus servicios para leer, escribir cartas y documentos. Aunque José Artigas sabía leer y escribir, sus cartas y documentos siempre los dictó a uno de sus varios secretarios.

12

13

Nuestra Independencia, 1811-1830. Preguntas y respuestas para mentes inquietas  

Todos celebramos la Independencia, todos la disfrutamos, pero... ¿qué es?, ¿cuándo ocurrió?, por qué la festejamos? Este es un libro con pre...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you