Page 16

homo

16

Susana Armengol + Craine

Verdaderamente una delicia para los sentidos puede ser tanto una ópera de Mozart como una visita a los Sex Shop de la calle Gran Vía. Al primer sitio me llevaban mis padres cada cumpleaños, al segundo empecé a ir con Nacho. Le acompañé por vez primera para ayudarle a superar el disgusto de que

empezaran a comercializar en los cines unos triángulos de maíz chorreando queso caliente con su nombre. Esa nueva incursión despertó en mí un descomunal instinto primitivo, una apetencia que nunca antes había sentido por las mujeres. Quedé tan hechizada como gratamente sorprendida.

Léptica especial 01 microrrelatos  

Publicamos el primer especial de MICRORRELATOS de Léptica, en el que recojemos los mejores microrrelatos e ilustraciones realizados por mult...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you