Page 8

La abyección en la literatura: breves notas

Fotografía: Roger Ballen

DYLAN BRENAN

S

egún Julia Kristeva en Powers of Horror la re- un peregrinaje nefasto con la esperanza de que la pugnancia que sentimos al ser testigo de la Virgen de Talpa pueda detener su sufrimiento físico. putrefacción corporal se debe a una repulsión Tanilo no representa la muerte, sino, más bien manisubconsciente causada por un tipo de ruptura fiesta la realidad del deterioro biológico: liminal. Las fronteras entre la vida y la muerte deben de ser claras. Cualquier cosa que trastoca nuestras Y por aquí y por allá todas sus llagas goteando un agua amarilla, llena de aquel olor que se dernociones de las fronteras (lo ambiguo, lo indefinible ramaba por todos lados y se sentía en la boca, y, especialmente, lo que parece proceder del infracomo si se estuviera saboreando una miel espesa mundo entre la vida y la muerte) ocasiona un agudo y amarga que se derretía en la sangre de uno a sentido de abyección:

los mundos de la vida y de la muerte y lo hace con las apariencias y los olores de la muerte (putrefacción real y no la muerte representada) emanando siempre de sus orificios y heridas. Es eso que le vuelve abyecto y no sería ninguna sorpresa si el lector, junto con el hermano y la esposa, fueran incapaces de sentir "ninguna lástima por ningún Tanilo". El Lázaro de Tóibín es resucitado pero ahora, aunque claramente vivo, una parte de él se ha arraigado en el otro lado. Gime y solloza mientras sus cada bocanada de aire. hermanas le dan pedazos de pan mojado de comer. [...] sino aquello que perturba una identidad, un La gente cruza la calle para evitar su casa. Como sistema, un orden. Aquello que no respeta los La pus que gotea de una herida abierta, el co- un zombi haitiano ha regresado al mundo de los vilímites, los lugares, las reglas. La complicidad, lo chambre que cubre el agua estancada, e incluso has- vos sin un control pleno de sus facultades. Sus seres ambiguo, lo mixto. ta la nata que se forma en un vaso de leche. Estas queridos no se identifican con él. No debió haber cosas son viles no porque representan la muerte sino regresado. Se supone que nadie debe de regresar de Dos personajes literarios que ejemplifican la porque demuestran la muerte. No como metáfora la muerte. Justo como Herbert White, en "La pata opinión de Kristeva sobre la abyección causada tan- de la degradación sino como una manifestación del de mono" de W. W. Jacobs, es la muerte en vida, la to por el desecho corporal que por la ambigüedad proceso de la putrefacción. Tanilo, en la vida, es un verdadera resurrección de la carne y es vil. Como ontológica son Tanilo (del cuento rulfiano "Talpa") cadáver podrido con "un olor agrio de animal muer- dice Kristeva: "El cadáver -visto sin Dios y fuera de y el Lázaro resucitado de la reciente novela de Colm to" y en la muerte también ejerce control sobre las la ciencia- es el colmo de la abyección. Es la muerte Tóibín The Testament of Mary. Tanilo se embarca en vidas de su hermano y su esposa. Se entromete en infestando la vida. Abyecto". 8 | PEZBANANA.NET

Pezbanana10  

Lo feo, lo gastado, lo criminal. Lo asqueroso, el vicio, la depravación. Aquello que intoxica a las morales en turno. Aquello que incomoda,...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you