Issuu on Google+

SESIÓN: Uno. TÍTULO: Problemática ambiental: relación sociedad-naturaleza. PRODUCTOS: •

Documento de reflexión acerca de la diversidad de causas que dan origen a los problemas ambientales.

El medio ambiente es especificado, como el conjunto de factores bióticos, abióticos, socioeconómicos e histórico culturales que rodean a los seres vivos. Al hablar de medio ambiente se hace referencia al todo, es decir el medio físico que permite la existencia de la vida incluida la vida misma y todas sus relaciones económicas, políticas, sociales, culturales, etc. Sin embargo hay un análisis más profundo que permite comprender que el medio ambiente desde un alcance holístico es visto como: sistema complejo y dinámico de interrelaciones ecológicas, socioeconómicas y culturales que evoluciona a través del proceso histórico de la sociedad, abarca la naturaleza, sociedad, cultura y lo creado por la humanidad. Al buscar satisfacer sus necesidades presentes el ser humano modifica el ambiente, con lo cual podría comprometer las posibilidades de las generaciones futuras de poder satisfacer sus necesidades. Esto se da principalmente cuando se provocan daños irreversibles a los recursos disponibles actualmente. La problemática ambiental por tanto, aparece como un problema, que tiene sus raíces en la relación naturaleza- sociedad, quedando claro que en esta relación, la interacción entre los dos elementos parte de la actividad del propio hombre, por tanto la relación entre el hombre y el medio se concreta cuando él es capaz de valorar certeramente la objetividad real de un proceso que se da como consecuencia de su propia actividad. Los hombres y las sociedades que forman se relacionan e interactúan con la Naturaleza. Lo hacen con el objetivo fundamental de satisfacer sus necesidades básicas. En este continuo interactuar en un espacio y tiempo determinado, sociedad y naturaleza se modifican y se transforman construyendo así el Ambiente. En este proceso adquieren gran importancia las formas de desarrollo que cada sociedad ha elegido o se le han impuesto a través de su historia. Conviene señalar los siguientes aspectos: •

El ser humano es parte del ambiente y sus acciones no son neutrales, y tienen un impacto tanto sobre las condiciones actuales de vida como sobre las futuras.


Aunque es cierto que se ha dado un elevado desarrollo científico y tecnológico en los siglos recientes, éste ha tenido un elevado costo ambiental y el beneficio de ese progreso está restringido a una porción relativamente pequeña de la humanidad.

Existe un problema ambiental cuando las relaciones contradictorias se agudizan bajo las precisiones de la direccionalidad social en su desarrollo y comienzan a afectar los equilibrios geodinámicos de la Ciencia y la Técnica (procesos biógenos), los equilibrios ecológicos de los procesos biógenos e incluso la propia existencia de la especie humana, al revertirse sobre el sujeto los efectos de sus contradicciones. Hay que tener en cuenta que los límites de los recursos naturales (petróleo, madera, minerales, biodiversidad, etc.), indican que el actual modo de vida es insostenible. El consumo en constante expansión somete a tensión al medio ambiente, con emisiones y derroches que contaminan la tierra y destruyen los ecosistemas. Se produce un agotamiento y la degradación en aumento de los recursos. Además cuando el resultado de las interacciones entre las poblaciones humanas y su medio ambiente alteran el sistema natural y social; y sus principales causas son: •

Crecimiento de la población.

Desarrollo vertiginoso, basado en el uso intensivo de los sistemas naturales que modifican sus propiedades.

Uso de las nuevas tecnologías.

Filosofía de consumismo.

Resultado de actividades humanas, tales como el uso de combustibles fósiles, la deforestación a gran escala.

El uso de materiales que contienen ingredientes peligrosos (plomo y mercurio).

La quema excesiva de basura.

Contaminación de cuerpos de agua por aguas residuales y desechos industriales.

Sobreexplotación de mantos acuíferos por agricultura de riego.

Desastres naturales.

La contaminación del aire que genera la industria y el transporte.


La contaminación es la alteración de las condiciones naturales del Ambiente por la acción de elementos extraños a él. Una fábrica vuelca sus desechos a un lago. Al poco tiempo, el lago se contamina porque las sustancias tóxicas alteran su composición y la deteriora. El empleo de combustibles con alto contenido de azufre en algunas ciudades del país constituye una fuente de generación de bióxido de azufre (SO2). Asimismo, los vehículos automotores en mal estado son los que más contribuyen a generar emisiones de monóxido de carbono (CO) en ciudades con denso tránsito vehicular. En el caso de los óxidos de nitrógeno (NOx), estos provienen principalmente de la combustión llevada a cabo en los sectores industrial, transporte, comercio y servicios. Los hidrocarburos, a su vez, son generados comúnmente por el transporte, el sector comercio y servicios. La calidad de vida de la población empeora día a día. Muchas son las causas que provocan esta situación pero, en gran medida, es producto del deterioro en que se encuentra el Ambiente. Hoy, todo el mundo sabe que si no se cuida el Ambiente, el futuro de las generaciones venideras estará muy comprometido. Estos problemas ambientales afectan ciudades, áreas rurales, regiones del Planeta en general, en distinta escala. Pero lamentablemente sólo queda como una preocupación de riesgo entrecomillada. Debe educarse a los individuos, no sólo para que respeten la naturaleza; sino también, para que superen el nivel de desconocimiento frente a cualquier problema medioambiental. Es preciso, además, que se realicen campañas de concientización pública sobre la necesidad de tomar medidas colectivas e individuales que contribuyan a detener el problema del Medio Ambiente. Los proyectos conservacionistas serán un fracaso si no hay un cambio de actitudes globales de la población. Algunos efectos de la crisis ecológica ya están claramente perceptibles: aumento de las temperaturas, agujero en la capa de ozono, desertificación, acumulación de residuos radiactivos, extensión de enfermedades como el cáncer o la malaria, insalubridad del agua dulce, inseguridad alimentaria, agotamiento de los recursos renovables y no renovables, etc. El derroche de unas sociedades repercute directamente en la pobreza de otras y contribuye al deterioro ambiental general. En síntesis, podemos afirmar que en el ámbito de los conflictos socioambientales las demandas ciudadanas, se refieren no solamente a la recuperación del modo de apropiación de valores simbólicos, sino al uso del territorio y los recursos disponibles que sostienen la comunidad a la


que los actores pertenecen y, en definitiva, al uso del espacio público al que tienen derecho por el hecho de ser parte de esta comunidad, en todos sus niveles: local, regional y nacional. De este modo, surgen nuevos movimientos y demandas por el derecho al agua, a un ambiente limpio, a la seguridad en los alimentos, etc. Para concluir, es posible afirmar que el progresivo perfilamiento de esta nueva dimensión de conflictos sociales y demandas ciudadanas, tal como ha ocurrido en el ámbito de los derechos civiles, sociales y políticos, debe permear la gestión y las políticas públicas, obligando a revisar las dinámicas de desarrollo económico en función de los cada vez más evidentes límites medioambientales del mismo; las estrategias gubernamentales para el abordaje de estos fenómenos; y la creciente demanda por un acceso equitativo a los recursos y al territorio, como consecuencia del patrón concentrador de riqueza en una dimensión escasa de regulaciones y control social.


Prod sesión 1 educ amb i leoncio