Issuu on Google+

U E Colegio San Francisco Javier Cátedra: Informática Realizado por: Leonardo Gallardo y Daniel Jiménez


Paraguay (en guaraní: Paraguái), cuyo nombre oficial es República del Paraguay, es un país de América, situado en la zona central de América del Sur. Limita con Argentina al sudeste, sur y sudoeste, con Bolivia al norte y con Brasil al este. Paraguay es el cuarto país más pequeño en extensión territorial de Sudamérica y ocupa dos regiones diferentes separadas por el río Paraguay, la Oriental, que es la más poblada, y la Occidental, que forma parte del Chaco Boreal. Si bien es un país que no posee costas marítimas, cuenta con puertos sobre los ríos Paraguay y Paraná que le dan una salida al océano Atlántico a través de la Hidrovía ParaguayParaná. Paraguay es un estado aconfesional, democrático y unitario, organizado en diecisiete gobernaciones o departamentos y una capital. Es miembro fundador (actualmente suspendido) del Mercosur con Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela. También es miembro (suspendido) de la Unasur, de la que fue suspendido por los mismos motivos. Entre sus mayores potenciales se destacan la exportación de energía eléctrica, y es el segundo mayor exportador mundial de energía y propietario, junto con Brasil, de la mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía. Es el sexto mayor productor de soja, y en 2010 fue el octavo exportador de carne bovina a nivel mundial.


El territorio del Paraguay oriental, conformado por el área ubicada entre el río Paraná al sudeste y el río Paraguay al noroeste, era habitado por diversas etnias indoamericanas que se encontraban en estado de guerra entre ellas. Aún no se sabe si los lágidos fueron los primeros en ocupar el territorio o si fueron precedidos por los pámpidos (agaces, payaguás, etc). Lo documentado es que hacia el siglo XV los amazónidos avás conocidos comúnmente como guaraníes lograron avanzar desde el norte y el este gracias a su superioridad numérica y a la posesión de una cultura material más desarrollada, ya que practicaban la horticultura de mandioca, maíz y maní. La práctica de una agricultura de roza les permitía excedentes como para mantener a una población en continuo aumento demográfico que requería de nuevos territorios. Merced a su organización económica básica y a su demografía, los guaraníes llegaron a organizarse cuasiestatalmente, con jefes llamados mburuvichás o tuvichás. Se llega a hablar de una civilización precolombina en lo que hoy es el Paraguay oriental. En efecto, se han encontrado grafismos en diversas zonas del Paraguay, en lo que hoy son ciudades, tales como Tacuatí y Paraguarí entre otras; aunque no se puede precisar con exactitud las etnias que los realizaron. Lo que ahora es el Paraguay oriental consistía en numerosas tribus amerindias seminómadas hablantes principalmente del idioma avañe´e o guaraní,16 que eran reconocidas por sus fieras tradiciones guerreras. Practicaban una religión politeísta mítica, que más tarde se mezcló con el cristianismo, en un primer momento los españoles y otros europeos fueron llamados karaý o caraí, palabra que antiguamente en guaraní aludía a alguien al cual se suponía dotado de poderes sobrenaturales; luego la palabra karaý guazú se resignificó como sinónimo de gran señor.

Conquista española La historia documentada de Paraguay comenzó indirectamente en 1516 con la fallida expedición de Juan Díaz de Solís al Río de la Plata. Después de la muerte de Solís, la expedición navegó de vuelta a España, pero uno de los buques naufragó cerca de la costa brasileña. Entre los sobrevivientes estaba Alejo García, un aventurero portugués nacionalizado español que lideró antes de 1533 a un contingente 2000 guerreros guaraníes que llegó a las fronteras del Imperio incaico. La comitiva de García saqueó una considerable cantidad de plata, pero sus aliados indígenas lo asesinaron junto a los otros europeos. Sin embargo, las noticias de la incursión en territorio Inca atrajeron a exploradores como Sebastián Caboto quien llegó al Río Paraguay dos años después. La monarquía española nombró gobernador de Paraguay a Álvar Núñez Cabeza de Vaca, pero su poder fue usurpado por Domingo Martínez de Irala, quien lo encarceló y deportó a España en 1545. El Virreinato del Río de la Plata, creado en 1776 con capital en Buenos Aires, integraba en su jurisdicción al Paraguay, desligandolo del Virreinato del Perú. Así, en 1782, Asunción era, en la Intendencia del Paraguay, la única población con categoría de ciudad. La zona al sur del río


Tebicuary y al este de la cordillera de Caaguazú por su parte correspondía a la Gobernación de las Misiones Guaraníes constituida con los restos de las Misiones Jesuíticas bajo control español. En 1806 y 1807 se producen las Invasiones Inglesas que ocupan las zonas del Virreinato del Río de la Plata correspondientes a la Banda Oriental y a gran parte de Buenos Aires; tropas provenientes desde Asunción y Córdoba, marcharon hacia la capital y lograron con éxito desalojar a los invasores. En 1810, la Guerra de la Independencia Española permitió a los patriotas argentinos establecer la Primera Junta con el objetivo de formar un congreso de todas las provincias del Virreinato del Río de La Plata. La Intendencia del Paraguay se negó a subordinarse a la Junta, logrando derrotar luego al ejército enviado a independizarla. Meses después, las tropas vencedoras iniciaron la Revolución de mayo de 1811. El 17 de junio, un congreso paraguayo nombró una junta gubernativa presidida por Fulgencio Yegros, y el 12 de octubre se firmó con Buenos Aires un Tratado de Amistad, Auxilio y Comercio. El Segundo Congreso Nacional se reunió el 30 de septiembre de 1813. Allí, se eligió una nueva forma de gobierno, el Consulado dirigido por Yegros y José Gaspar Rodríguez de Francia; y se adoptó el nombre de República. Poco tiempo después Yegros se apartó del gobierno. Entonces, el Congreso reunido el 3 de octubre de 1814 resolvió conceder el título de Dictador Supremo de la República del Paraguay a José Gaspar Rodríguez de Francia.

El territorio de Paraguay es el octavo más grande de América del Sur y el sexagésimo en extensión de la Tierra. Está integrado exclusivamente en territorio americano, y su superficie totaliza 406 752 km².En esta cantidad no se incluye franja oceánica alguna, ni plataforma continental ya que se trata de un estado sin litoral. Regiones Naturales

El río Paraguay divide al país en dos grandes regiones geográficas, con diferente geología y topografía. Mientras que la Región Oriental o paraneña tiene el 39% del territorio nacional, y consta de suelos ferralíticos y mayormente ácidos sobre rocas antiguas cristalinas, presentando un paisaje ondulado de colinas con lluvia abundante (hasta 1700 mm/año), la Región Occidental o Chaco, con el 61% del territorio nacional, geológicamente joven con suelos neutros a alcalinos, constituye una planicie aluvial extensiva semiárida a subhúmeda con sedimentos de los Andes.


En el Chaco paraguayo las altitudes oscilan entre 80 m en sureste y 380 m en el noroeste. El Bajo Chaco (Chaco húmedo) es una planicie inundable, influenciada por los ríos Pilcomayo y Paraguay (lluvia anual de 900 a 1300 mm); el Chaco Boreal (Chaco seco) con un promedio de lluvia de 400 a 900 mm. Su territorio está formado por un fondo marino que emergió en la era Cuaternaria, esta región está poblada de matorrales extensos y palmares, esteros, lagunas y riachos. La temperatura media anual es de 31 °C. La Región Oriental está subdividida en dos subregiones, la mayor corresponde a la propia cuenca del río Paraguay, y una de menor para la cuenca del río Paraná.82 Sus altitudes oscilan desde más de 600 msnm en la zona noreste hasta 55 msnm en el suroeste. En esta región la temperatura media anual es de 24 °C.

Flora y fauna Paraguay posee una amplia variedad de especies animales y plantas tropicales y subtropicales. Según registros de la Secretaría del Ambiente de Paraguay (SEAM), se estima que en el país se encuentran entre 8000 y 13 000 especies de plantas, de las cuales 800 son árboreas. En cuanto a especies animales, se estiman unas 100 000 de invertebrados y 1498 de vertebrados. Entre estas cantidades se reconocen 81 especies de la flora y 128 especies de la fauna, consideradas en peligro de extinción debido principalmente a la destrucción de sus hábitats y la caza furtiva. Entre las especies vegetales dominantes en el Chaco se cuentan los lapachos, quebrachos, urundey, timbó, el guayacán, palo santo, samuhu, guayaibi, la palma caranday, varias lauráceas, entre otras. En la fauna del Chaco predomina la vida nocturna, la abundancia de los hábitos crípticos (vida oculta bajo diferentes elementos), la diapausa y la dormancia. Ello debido a que los invertebrados presentan la diversidad más alta y mayor abundancia de individuos. En los humedales los peces son poco abundantes, excepto en la cuenca de los ríos Pilcomayo y Paraguay. En comparación con otras áreas subtropicales templadas, su fauna de mamíferos es poco diversa.

Demografía La Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC) estimaba en 6 672 631 habitantes la población de Paraguay en 2012, mientras que la población según el último censo del 2002 era de 5.163.198 habitantes. La densidad de población, de 16,4 hab/km²,es menor que la de la mayoría de los otros países de América Latina y su distribución a lo largo del territorio es muy irregular: las zonas más densamente pobladas se concentran en la Región Oriental, mientras que el resto del territorio se encuentra débilmente ocupado.

Comercio


En cuanto al comercio exterior, en 2011, Uruguay concentró el 15% de las exportaciones paraguayas seguido por Brasil (11,4%), Argentina (10,2%), y Chile (8,3%). Por otra parte, en 2009, Brasil suministro a Paraguay el 27.5% de sus importaciones, seguido por China (16.9%), EE.UU. (15%), y Argentina (14,8%). El país cuenta además con la tercera mayor zona de libre comercio del mundo: Ciudad del Este, después de Miami y Hong Kong.

Energía Paraguay no cuenta con grandes yacimientos de petróleo ni de gas natural. Pese a numerosos intentos de extracción, las reservas halladas serían insuficientes para la explotación comercial. Al no contar con reservas, Paraguay depende totalmente de las importaciones para satisfacer la demanda interna. El estado subsidia la importación y venta del gasoil, mientras que la nafta, el alcohol, el GLP y otros carburantes cuentan con libre importación.

Cultura Paraguay tiene una población mestiza relativamente homogénea (hispanos en la apariencia y la cultura). La gente no aparenta, no se viste ni se comporta como indígena. Los términos mestizo y ladino no se utilizan en el español de Paraguay y no existen conceptos de mestizaje cultural o racial a diferencia de otros países americanos. Esta peculiaridad debe trasladarse hasta el periodo de colonización del país, donde las Misiones jesuíticas guaraníes tuvieron relevancia en el acercamiento por parte del indio y mestizo local de las manifestaciones culturales europeas, las cuales adoptó y adecuó a su manera de sentir; así como también el propio fenómeno del mestizaje, donde en el núcleo familiar compuesto por madre aborigen y padre europeo era permitido cultivar elementos de ambas culturas. Religión: Según el censo del 2002, el 89,6% de la población es católica y el 6,2% es evangélica. La religión católica es predominante debido en gran medida, al proceso de evangelización llevado a cabo por los misioneros a los indígenas y demás habitantes del país durante los siglos XVI, XVII y principios del XVIII. También están presentes las religiones indígenas, los testigos de Jehová, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, judíos, musulmanes, Budistas, adherentes a la Iglesia de la Unificación y miembros del Bahaísmo. Entre los grupos protestantes se destacan: los evangélicos pentecostales, principalmente los del Centro Familiar de Adoración, una iglesia que cuenta con más de 25.000 personas y más de 100 templos. Otros destacados son los menonitas que principalmente se asientan en el Chaco y algunos expertos lo relacionan con la separación de la Iglesia y Estado, de la Constitución Nacional de 1992 que establece al Estado paraguayo como aconfesional.


La mayor procesión en el Paraguay se produce entre el 28 de noviembre al 8 de diciembre, día de la Virgen de Caacupé, virgen a la cuál miles de paraguayos van a visitar en su basílica para su adoración. También se realizan procesiones a la Virgen de Itacua. El viernes santo, en la ciudad de San Ignacio Guasu, se realiza la procesión de Tañarandy, en el cuál se rememora la Pasión de Cristo con miles de candiles y velas que iluminan la noche de fe.

Símbolos En 1812 se izó por primera vez la bandera paraguaya tricolor con las tres franjas de igual tamaño, tal y como en el presente. En 1942, se decidió agregar a la bandera los escudos nacionales. De un lado el escudo oficial de Paraguay y del otro lado el Escudo de Hacienda. Así, la bandera de Paraguay es una de las tres únicas del mundo cuyos dos lados no son iguales. El himno nacional de Paraguay fue escrito por el poeta uruguayo Francisco Acuña de Figueroa en 1846. No se sabe quién compuso la música al poema; lo cierto es que Remberto Giménez revisó la letra y la música en 1933. Esta versión es la actual. Por otra parte, la Pasionaria es la acepción en español de la flor nacional del Paraguay, Mburucuja


Revista Paraguay