Page 1

esta pรกgina no vale


festivales de performance


Las artes del cuerpo en Colombia

Festivales de performance En este capítulo reseñaremos los cinco festivales de performance realizados en Cali, cuya primera versión estuvo dirigida y producida por los artistas: Juan Mejía y Wilson Díaz, este se llevo a cabo en un seudo-museo al que denominaron “Welcome”; un local comercial alquilado para el encuentro, el experimento resultó bastante dinámico y desprevenido. Los artistas simplemente llegaban al lugar y expresaban por medio de sus acciones una idea o un concepto. Para ese entonces era bastante novedosa la propuesta en la ciudad de Cali, un encuentro que reuniera tal cantidad de personas en torno a dicha actividad no tenía precedentes, y su antecedente más cercano había sido el festival realizado por el grupo P.F. en la ciudad de Bogotá en 1993, en el cual habían participado Díaz. En esta primera muestra se creó una dinámica colectiva entre los participantes y el público que hizo posible el desarrollo del evento; fue una jornada intensa que por su situación “ilegítima” llegó a álgidas expresiones artísticas, hechas en su mayoría por jóvenes é inquietos estudiantes de artes de la ciudad y de un invitado de Bogotá: Fernando Pertuz, quien rompe las convenciones sociales con la acción de ingerir lo defecado. Esta primera versión tuvo bastante acogida por parte de los artistas que atraídos por una nueva propuesta, se aventuraron a participar masivamente, lo que suscitó la necesidad de expandir el espacio para este tipo de expresiones artísticas. Fue allí donde surgió la idea de formar un grupo organizativo y de producción, que más tarde se convertiría en una organización no gubernamental: “Helena Producciones”. Este grupo que se consolida en 1998 está integrado actualmente por Wilson Díaz quien preside esta organización, Leonardo Herrera, Andrés Sandoval, Ana María Millán, Juan David Medina y Claudia Patricia Sarria, egresados del Instituto Departamental de Bellas Artes de Cali. La autogestión del grupo se da

92


Capítulo IV. festivales de performance

a raíz de una serie de intervenciones realizadas por algunos de sus integrantes en espacios no convencionales de la ciudad de Cali entre 1997 y 1998, como la exposición “Sin título” realizada en la sede abandonada de una antigua pizzería, el primer festival de performance en un local comercial desocupado y la exposición “Silent Night” en un bar de la ciudad, entre otras. Ya para finales de 1998, con Helena Producciones constituida, se organiza la segunda versión del festival en el coliseo del colegio Santa Librada. En esta segunda versión, se incluye la reflexión y análisis crítico sobre la técnica del performance a cargo de conferencistas como: Bernardo Ortiz, Elías Heim, Miguel González, Carlos Jiménez, Guillermo Marín, Manuel Romero, Liliana Abaunza, Asdrúbal Medina y Maria M. Jiménez, quienes se unen a la labor didáctica de la organización, además de vincular artistas del cuerpo de otras ciudades, al lado de nuevas propuestas plásticas. Esta segunda versión trajo consigo nuevos niveles de experimentación; muchas de las obras realizadas partieron del espacio mismo de exposición, vinculando temáticas sobre los certámenes deportivos como la belleza, la virilidad o la teatralidad que estos pueden contener. La obra de Giovanni Vargas y Diana Lasso, por ejemplo, consistió en la introducción al público de un equipo de hockey sobre ruedas, cuyos integrantes interactuaban entre los espectadores haciendo demostraciones de sus habilidades y convirtiéndose en cánones móviles de belleza y fortaleza olímpica; Leonardo Herrera inicia, en un ring improvisado, un encuentro de boxeo, sometiendo su cuerpo a la agresión física y al enardecimiento del público ante la sangre, en un gesto que ironiza la violencia de deportes de esta índole; Fernando Hidalgo se vale de dos acróbatas para organizar un discurso sobre temas personales como la inseguridad y la duda invistiendo de espectáculo la acción plástica. Si bien el espectáculo toma esta relevancia, varios artistas recurren a él y a su presencia escénica para el desarrollo de las intervenciones; desde la apertura con champagne de Alejandra Gutiérrez, hasta la presentación incongruente sobre una tarima que se levantaba en la mitad del coliseo, de Paúl Arias, que termina por orinarse en los pantalones ante un público confuso o la acción-show de mariachis a cargo del maestro Wilson Díaz. A lo largo del festival, el cuerpo comienza a posicionarse como centro de atención de los espectadores, la autoflagelación con máquinas de tortura de Raúl Naranjo, el cuerpo desnudo y envuelto entre plástico de María José Arjona, la ceguera auto-provocada de Luís Mondragón que lo obliga a andar con lazarillo entre

93


Las artes del cuerpo en Colombia

el público, los desnudos cuerpos de los integrantes de “A-Clon” encerrados en claustrofóbicas cajas de acero inoxidable, Francisco Camacho vestido de niño de 1800 aislado sobre un muro del coliseo o el simple cuerpo desnudo, portando botas y equipaje del “Esquimal”, comienzan a generar un intercambio visual-sensorial con los asistentes. Tres temas más terminan de redondear el certamen: el primero, la acción como soporte del lenguaje a través de la apropiación de métodos preestablecidos como la conferencia de Claudia Patricia Sarria; las gráficas didácticas, valiéndose de cinco personas, que ilustran modalidades de asalto de Mauricio Vera; la traducción de un poema escrito al lenguaje de los sordo-mudos de Humberto Junca; la tradicional y vinculatoria escena de tejido de Angélica Medina; las transcripciones en computador de textos sobre performance y teatro de Tomás Reyes y el registro a máquina de escribir de textos que el público dictaba atraídos por la larga cabellera de Antonina Canal. El segundo tema es la búsqueda expiatoria de la espiritualidad humana en la praxis de lo ritual, extendiendo hacia objetos icónicos lo solemne o lo catártico; aquí encontramos el trabajo de Marlan Ampudia desangrando garrapatas vestida como verdugo de blanco; Mónica del Llano rasurándose la cabeza y rasurando a cinco elegidos en un acto vinculatorio; Yuri Forero y Alejandro Rey, vestidos de conejos de la “Playboy”, en una acción ceremonial que toca relaciones como hombre-animal, arte-publicidad y asco-placer o José Zuluaga desmembrando una gallina y lanzando un fuerte y sostenido grito. El último punto que finaliza este temario del Segundo Festival de Performance, es lo social en acciones de los colectivos “Casa Guillermo”, de Bogotá, con su obra “Desplazados” y el grupo “Nómada” con una de sus intervenciones urbanas. El tercer festival trajo consigo no sólo la madurez del grupo, sino también del evento como tal, incluyendo un temario dispuesto ampliado en conferencias, logrando introducirse en un espacio museográfico y alcanzando un masivo número de espectadores. Al respecto de este festival, el artista del cuerpo Yuri Forero nos ha proporcionado el siguiente texto que ilustra de primera mano los acontecimientos que allí se sucedieron.

94


Capítulo IV. festivales de performance

Con esta reformulación en las bases ideológicas del evento y estando cobijada bajo la legitimación de una institución como el Museo de Arte Moderno “La tertulia”, el cuarto festival de performance, toma un carácter mas pedagógico y ampliado, conferencias abiertas, un ciclo de películas del cineasta Jairo Pinilla, la convocatoria abierta a nivel nacional con un exigente criterio de selección a cargo de José Alejandro Restrepo, María Margarita Jiménez y Wilson Díaz y con la vinculación de artistas extranjeros como “Los Líchis”. En esta versión encontramos nuevamente la relevancia de temas sobre lo social y lo político, en acciones como las de Yury Forero, Fernando Pertuz, Casa Guillermo, Silvie Boutique, Rosemberg Sandoval y Alejandra Gutiérrez; pero también discursos interdisciplinarios que vinculaban la música experimental a la acción plástica, como las propuestas de “Las Malas Amistades”, “Los Líchis” de Mexico y Humberto Polar. Igualmente encontramos acciones ejecutadas a lo largo de toda la jornada vinculando al espectador, como la lectura del libro de Foucault , por parte de Juan Mejía y el registro del peso que albergaba el museo por sus visitantes, realizado por el grupo conformado por Fernando Olivella, Angela Baena, Nini Johana Bautista y Liliana Cabrera. Otras obras se caracterizaron por el dinamismo público y el despliegue técnico como la carrera de autos de Boris Marlon Galvis o por el crecimiento paulatino y la agresividad a causa de la embriaguez de Luis Mondragón, vestido de clown leyendo en diversas fases anímicas textos en inglés. Durante 9 horas continuas se desarrolló la jornada, donde se dieron cita las propuestas de 33 artistas jóvenes y un público que aun no se familiariza por completo con esta “nueva” práctica artística. La última versión del festival de perfomance de Cali desarrollado en el mes de junio de 2003, consolido ampliamente los niveles participativos y de inserción social del evento organizado por el grupo “Helena producciones” al desbordar los límites puramente expositivo y generar una dinámica de orden pedagógica, se realizaron charlas en colegios de la ciudad, buscando así, transferir información a potenciales públicos alrededor de las practicas performaticas en el arte contemporáneo. Igualmente, se propuso el arte como un campo multidisciplinar convocando bandas de música experimental como “PUS” de Bogotá que realizó un video concierto en la galería del Instituto Departamental de Bellas Artes y la banda caleña “Tres libras” con un concierto en las instalaciones externas del museo de arte moderno “La tertulia” al igual que el rave de música electrónica que clausuro el evento. En esta ocasión, el evento más que un festival se perfila como un seminario internacional

95


Las artes del cuerpo en Colombia

con sentido critico analítico organizando conferencias y exposiciones de carácter público, la muestra de la video instalación “iconomía” del artista José Alejandro Restrepo en el museo antropológico “la merced”, los resultados finales del taller integral de creatividad visual coordinado por Antonio Caro y dirigido a mujeres de estrato bajo y profesores de básica primaria, que se desarrollo durante una semana en el centro cultural confandi y las acciones públicas en la plazoleta de san francisco: “ofertorio” de Raúl Naranjo, “Perchero” de Alejandra Gutiérrez y “Abrazo cargado” de Adolfo Cifuentes, conferencias alrededor de problemáticas inherentes a las artes del cuerpo y las problemáticas socioculturales, presentadas por José Alejandro Restrepo, el español Santiago Sierra, el panel integrado por el mexicano Pancho López , el bogotano Fernando Pertuz y el filosofo caleño Juan Pablo Velásquez, al igual que la conferencia formulada como entrevista pública del critico Víctor Manuel Rodríguez al maestro Antonio Caro. Durante la jornada de performance se desarrollaron variadas propuestas de artistas locales y nacionales, entre otros, Liliana Díaz, Yuri Forero, Luís Mondragón, Guillermo Marín, Paúl Arias e Inés Elvira Gaitán. Los invitados internacionales propusieron obras de de alto contenido político, generando gran polémica en los medios nacionales, entre ellos el español Santiago sierra cubrió con una gran bandera de Estados Unidos parte de la fachada del Museo de Arte Moderno “La tertulia” que fue quemada furtivamente en horas de la noche. El francés Pierre Pinochelli propuso su acción como acto de resistencia política al amputarse una falange de un dedo de la mano derecha como símbolo de protesta a la retención forzada de la excandidata presidencial y ciudadana franco colombiana Ingrid Betancourt. Sin embargo este evento central del Festival de Performance, que ha sido denominado “Jornada de performance” desarrollado durante todo el día 8 de junio, y pese a los grandes esfuerzos de convocatoria de sus organizadores, presentó una participación reducida de espectadores, básicamente los artista del evento, sus amigos y familiares. Parecería que las estrategias de difusión tanto de orden pedagógico como de medios palidecieran ante un escepticismo generalizado hacia el arte contemporáneo y sus instituciones. Aunque desalentador no desmerita en lo mínimo la organización y desarrollo de este importante evento, el grupo “Helena Producciones” ha y seguirá aportando un gran soporte teórico práctico al entendimiento social del arte y su importancia en la memoria de la historia de los pueblos.

96


Capítulo IV. festivales de performance

La gran importancia que pueden tener estos eventos en las artes nacionales se puede establecer en primer lugar, por la búsqueda de la descentralización de las instituciones a través de espacios no convencionales. Por otro lado, la creación de eventos de arte contemporáneo capaces de superar los discutibles procesos de legitimación basada en criterios hegemónicos, al igual que el aporte dinamizador en los nuevos circuitos y productores artísticos y la posibilidad de construir una documentación historia del arte contemporáneo nacional. Solo quedaría en entre dicho la influencia que ejerce la vinculación de eventos experimentales y cargados de renovación a los tradicionales circuitos del arte y sus instituciones, y si esta adopción patriarcal puede de alguna manera entorpecer el potente desarrollo de las artes del cuerpo en Colombia.

Guillermo Marín Primer Festival de Performance Cali. 1997 Cortesía: Juan Mejía

97


Las artes del cuerpo en Colombia

Fernando Pertuz Indiferencia Primer Festival de Performance Cali. 1997 CortesĂ­a: Juan MejĂ­a

98


CapĂ­tulo IV. festivales de performance

99


Las artes del cuerpo en Colombia

Afiche Ii Festival De Performance Cali. 1998 CortesĂ­a: Helena producciones

100


Capítulo IV. festivales de performance

Humberto Junca Que quiere usted de la mano del artista Segundo festival de performance Cali. 1998 Cortesía: Helena producciones

Leonardo Herrera Segundo festival de performance Cali. 1998 Cortesía: Helena producciones

101


Las artes del cuerpo en Colombia

Diana Lasso Giovanni Vargas Segundo festival de performance Cali. 1998 CortesĂ­a: Helena producciones

Yury Forero y Alejandro Rey Segundo festival de performance Cali. 1998 CortesĂ­a: Helena producciones

102


Capítulo IV. festivales de performance

Alonso José Zuluaga

Grupo Nómada

Segundo festival de performance Cali. 1998

Segundo festival de performance Cali. 1998

Cortesía: Helena producciones

Cortesía: Helena producciones

Fernando Idalgo Segundo festival de performance Cali. 1998 Cortesía: Helena producciones.

103


Las artes del cuerpo en Colombia

Luis Eduardo Mondragón Tercer festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2000 Cortesía: Helena producciones

Paul Arias Tercer festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2000 Cortesía: Helena producciones

104


CapĂ­tulo IV. festivales de performance

105


Las artes del cuerpo en Colombia

Manuel Romero Tercer festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2000 Cortesía: Helena producciones

106


Capítulo IV. festivales de performance

Diana Lasso Tercer festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2000 Cortesía: Helena producciones

Nini Bautista Alfonso Castillo Angela Baena Mauricio Corradini Javier Morales Fernando Olivella Carlos Ortega Tercer festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2000 Cortesía: Helena producciones

107


Las artes del cuerpo en Colombia

Silvia Sánchez Tercer festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali . 2000 Cortesía: Helena producciones

Rosemberg Sandoval Mugre Tercer festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2000 Cortesía: Helena producciones

108


Capítulo IV. festivales de performance

Alejandra Gutiérrez De estacionaria a ambulante Cuarto festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2001 Cortesía: Helena producciones

109


Las artes del cuerpo en Colombia

Luis Eduardo Mondragón Spaghetti clown Cuarto festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2001 Cortesía. Helena producciones

Las Malas Amistades Cuarto festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2001 Cortesía: Helena producciones

110


Capítulo IV. festivales de performance

Boris Galviz Cuarto festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2001 Cortesía: Helena producciones

Yuri Forero Cuarto Festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2001 Cortesía: Helena producciones

111


Las artes del cuerpo en Colombia

Rosemberg Sandoval Rrose-rose Cuarto festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2001 Cortesía: Helena producciones

112


Capítulo IV. festivales de performance

Raúl Naranjo Ofertorio Quinto festival de performance Plazoleta de San Francisco Cali . 2003 Cortesía: artista

113


Las artes del cuerpo en Colombia

114

Santiago Sierra

Marcela Gómez

Quinto festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2003

Quinto festival de performance Museo de Arte Moderno “La tertulia” Cali. 2003

Cortesía: Helena producciones

Cortesía: Helena producciones


Capítulo IV. festivales de performance

Alejandra Gutiérrez Perchero Quinto festival de performance Plazoleta de San Francisco Cali. 2003 Cortesía: artista

Pierre Pinochelli Quinto festival de performance Museo de Arte Moderno “la tertulia” Cali. 2003 Cortesía: Helena producciones

115

FESTIVALES  

Las artes del cuerpo son manifestaciones plásticas, que precisamente utilizan el cuerpo como campo de investigación y de representación alre...