Issuu on Google+


EDITORIAL Creemos en la UTOPIA porque la realidad nos parece increible. El concepto utopía se refiere a la representación de un mundo idealizado que se presenta como alternativo al mundo realmente existente, mediante una crítica de este. El término fue concebido por Tomás Moro en su obra “Estado ideal de una república en la nueva isla de Utopia”, donde Utopía es el nombre dado a una isla y a la comunidad ficticia que la habita cuya organización política, económica y cultural contrasta en numerosos aspectos con las sociedades humanas de su época. Aunque el término fue creado por él, el concepto subyacente es anterior. En la misma obra de Moro puede verse una fuerte influencia e incluso directa referencia a La República, de Platón, donde se describe pioneramente una sociedad idealizada. Además de La República, hay otras ideas utópicas anteriores a la de Tomás Moro, por ejemplo, el jardín de Gilgamesh, la isla de la Inscripción sagrada de Evémero y los mitos de Hesíodo. Al fin y al cabo se podria definir la Utopía como un Estado imaginario que reúne todas las perfecciones y que hace posible una existencia feliz porque en él reinan la paz y la justicia. En Utopía hay un importante componente ideal, surgen de los defectos de la sociedad y se basan en las posibilidades de cambio y transformación que ésta tiene en cada momento. Las utopías hunden las raíces en la realidad auténtica y concreta, aunque sea para criticarlas e intentar transformarla en una cosa mejor.

STAFF

Revista Utopia Año 3 - #1 - Publicación Semestral

Dirección Editorial: Mario Pintos Diseño y Diagramación: Ormaechea Luis Leonel y Claudio Cracco. Diseño de Tapa: Ormaechea Luis L. Ilustraciones en tapa e interior: Ormaechea Luis Leonel. Fotografias: Ups Producciones Los textos de esta revista fueron elaborados con fines académicos para la realización del proyecto “Revista” del taller, a partir de textos simulados y de diferentes autores. Registro de propiedad intelectual en trámite: ISSN 1234-567X. Nombre del Alumno: Ormaechea Luis Nombre del Docente: Bomrad Martín. UNL-FADU Taller de Diseño Gráfico 3 - Cátedra Gorodischer Carrera: Licenciatura en el Diseño de la comunicación Visual. Viudad Universitaria, Paraje El Pozo C.C 242, Santa Fe 3000, Argentina. Profesor Titular: Arq. DG. Gorodischer Horacio. Profesor Adj.: DG. Torres Luyo Silvia. JTP’S: Lic. Bergero Dario, Lic. Juani Gabriel Fernando, DG. Oliva Mariana, Lic. Bomrad Martín Miguel. Pasantes: Ambroselli Ramiro, Bolatti Natalia, Campanella Martín, Malisani Maximiliano, Wolkovicz Paulina.


SUMARIO

6-

Arte y diseño Diseño para la memoria.

30 - Objetos de Culto 34 - Green Desing 39 - Puma Urban Art 41 - 10° Bienal Santa Fe 2012

12 -

Personajes Rezonga La Ronca

47 - Objetos de Culto 51 - Green Desing 56 - Puma Urban Art


16 -

Sociedad S.O.S Planeta Tierra

58 - Objetos de Culto 64 - Green Desing 68 - Puma Urban Art 73 - 10째 Bienal Santa Fe 2012

22 -

Ciudad El Graffiti

77 - Objetos de Culto 83 - Green Desing 89 - Puma Urban Art

24 -

Variedades


6 | 7 - Arte y diseño

Carteles como herramientas de denuncia y poder restaurador.

DISEÑO PARA LA MEMORIA En la Argentina que no hace mucho fue el país de la desaparición y la tortura, del genocidio organizado, del robo de bebes, el afiche político no debe ser tan solo un golpe en el ojo sino además un fogonazo que estremece el alma y alumbra la memoria. Mostrar para no olvidar, denunciar para castigar, preguntar para encontrar, el cartel fue -y sigue siendo- para los Organismos de Derechos Humanos, el condensador de un reclamo insaciable de Justicia y Verdad. Como imágenes cristalizadas, restos de un pasado aún ardiente, los carteles son artefactos complejos de la memoria que ayudan a construir interpretaciones más profundas y abarcadoras sobre nuestra triste historia. Por Ana Longoni


T

enia apenas seis años cuando la conocí. Hoy pasa de los veintiocho. Tiene definida su profesión y es dueña de su estilo de vida. Sabe bien cual es su futuro. Y es feliz, como dice ella, porque le pagan por lo que le gusta hacer. Como dije cuando la conocí era una niña y como todas las niñas algo traviesa, juguetona, con ganas de vivir. Sus rizos rubios del pelo y las rosadas pecas que le adornaban su blanca cara, le hacían parecer más traviesa de lo que en realidad era. Nunca olvidaré aquella primera conversación que tuve con ella y las contestaciones, con las que sabiamente respondió, a las preguntas que le había formulado, ya en aquella época sin titubeos. Estaba de rodillas, sobre un trapo de fieltro azul, en el suelo. Estaba jugando con sus muñecas, Barbies si mal no recuerdo. Las estaba vistiendo y desvistiendo con mucha parsimonia y prestancia como si de un desfile de modelos se tratara. Luego las ponía en fila y las hacia caminar por una tablilla a modo de pasarela. Luego las volvía a desnudar y le cambiaba la ropita, combinando la falda de una con la blusa de la otra. La chaqueta de la rubia con el pantalón de la morena y así se pasaba la mayor parte del tiempo. Quiso la casualidad que esa niña fuera la hija de una vieja amiga de la infancia. De la que el tiempo nos había hecho perder el contacto. Ella estaba en la consulta del médi-

en el interior del dispensario. No me cansaba de mirarla, pues no era normal que una niña de esa edad se mantuviera tan tranquila tanto tiempo. Cuando me acerqué a ella y le ofrecí un chupa chups, con permiso de la persona a la que estaba a su cuidado. (Siempre llevaba, y llevo, alguno de ellos encima pues aun sigo siendo un fanático del caramelo de palito). Le pregunté por su nombre y ella mirándome fijamente me contestó – Carolina López de Manterola y Rocosa – para servirle. Y acto seguido, me regalo una de las sonrisas mas dulces y ensoñadoras de las que tengo memoria en recordar. Me volví a sentar en aquel asiento verde de plástico rígido que ocupaba la parte central de la sala de espera.

El afiche político no es solo un enunciado o signo de época, sino también un elemento de unproceso de producción discursiva, es decir: un acto político, con sus agentes, sus condiciones de producción sus destinatarios y sus efectos.


8 | 9 - Arte y diseño

uenos Aires) a de Mayo (B Madres de Plaz

Mientras pensaba en el apellido Rocosa. Pues no es un apellido común. Me vino a la mente la imagen de Mercedes, aquella niña –mujer que había conocido pero... eso es otra historia. Seguí mirando para ella y no salía de mi asombro viendo a la niña jugar y ver como guardaba el chupa chups en una mochila roja que tenia ordenadamente a su lado y que era, a la postre lo supe, donde cargaba con todas las muñecas en sus salidas de casa. Volví a levantarme de la silla. Me acerqué a ella y me acuclillé. Le pregunté como se llamaban las muñecas con las que ramelo de palito). Le pregunté por su nombre y ella mirándome fijamente me contestó – Carolina López de Manterola y Rocosa – para servirle. Y acto seguido, me regalo una de las sonrisas mas dulces y ensoñadoras de las que tengo memoria en recordar. Me volví a sentar en aquel asiento verde de plástico rígido que ocupaba la parte central de la sala de espera. Mientras pensaba en el apellido Rocosa. Pues no es un apellido co-

Madres y Fam iliares

de Detenidos

Desaparecidos (Montevideo)

Ni pedirles a los afiches que nos expliquen todo lo sucedido, ni tomarlos meramente como elementos decorativos: se trata de un tipo específico de documentos con sus leyes propias de legibilidad. Seguí mirando para ella y no salía de mi asombro viendo a la niña jugar y ver como guardaba el chupa chups en una mochila roja que tenia ordenadamente a su lado y que era, a la postre lo supe, donde cargaba con todas las muñecas en sus salidas de casa. Volví a levantarme de la silla. Me acerqué a ella y me acuclillé.


Federación de Agrupaciones de Familiares Detenidos De de saparecidos en América Latin a.

Le pregunté como se llamaban las muñecas con las que estaba jugando y me dio los nombres de cada una de ellas. Andrea, Rosario, Leonor, Luisa y Carlota (nombres de sus mejores amigas del colegio, como pude saber luego) Al preguntarle, de nuevo, a que jugaba me contestó, sin aspavientos. – A los desfiles – Ellas son las modelos y yo la diseñadora. Y que vas a ser cuando seas de mayor. – Le pregunté acto seguido – A lo que ella me contesto mirándome fijamente, y muy seria. – Quiero y voy a ser mujer –. Quedé tan desconcertado por tal contestación que solo me quedó el reflejo de mirar a su abuela, a la que se escapaba en aquel momento una leve sonrisa, en cierto modo en complicidad con la situación. No escarmenté a pesar de aquella sonrisa y con el ligero encogimiento de hombros, que su mentora me regaló. Como no había quedaba satisfecha mi curiosidad, volví a decirle y a preguntarle de nuevo. –Si ya se que serás una mujer. Serás una bella y muy inteligente. Pero…

a de Madres de Plaz

s Aires) Mayo (Bueno

El poder de un pañuelito blanco. El 24 de Marzo de 1976, un golpe militar destituyó a la entonces Presidente Constitucional María Estela Martínez de Perón. Los militares golpistas manifestaron que venían a poner “orden”, pero el orden que impusieron fue el del terror y la muerte. Durante el período de gobierno se formaron “grupos de tareas” integrados por fuerzas policiales, civiles y militares al mando de militares de alto rango. Secuestraron y asesinaron a miles de personas que inicialmente fueron conducidos a lugares clandestinos de detención, donde fueron detenidos ilegalmente, salvajemente torturados y finalmente, en su mayoría, asesinados. En la Argentina llegó a haber alrededor de 368 campos de detención ubicados a lo largo y a lo ancho del país. La palabra “Desaparecidos” se comenzó a utilizar para identificar a las personas secuestradas que nunca regresaron a sus hogares.


10 | 11 - Arte y diseño

Diseñar para las MADRES y para los H.IJ.O.S Las Madres empezaron a conocerse entre ellas al encontrarse en todos esos lugares y una tarde de Abril de 1977, mientras esperaban para que las atendiera el párroco de la Iglesia Stella Maris, una de las presentes, Azucena Villaflor de Devicenti, dijo: “individualmente no vamos a conseguir nada ¿porqué no vamos todas a la Plaza de Mayo y cuando seamos muchas, Videla (entonces presidente) tendrá que recibirnos ...”. Azucena Devicenti eligió la Plaza de Mayo como sitio de las reuniones debido a encontrarse situada frente a la Casa Rosada (sede del Gobierno) y por ser un lugar histórico y tradicional para las manifestaciones. El 30 de Abril acudieron a la plaza las 14 Madres que habían estado en la Iglesia y con el paso del tiempo el número aumentaba, al aumentar el número de “desaparecidos”. La presencia de las Madres en la Plaza era conocida por comentarios de boca en boca, ya que para la prensa “supuestamente” no había “desaparecidos” lo que no referenciaba a las Madres de los desaparecidos... Al comienzo las reuniones semanales eran el día jueves de 15:30 hs. a 16 hs. por ser un día y una hora en la que transitaba mucha gente por la Plaza. Así fue como comenzaron las marchas alrededor de la pirámide de Mayo, que es el símbolo de la Libertad; marchas que continúan aún hoy.

En el cartel, arte y vida se conjugan, como coordenadas de un mismo sueño creador, porque ética y estética, aquí y solo aquí, van de la mano.


Fotog rafia: R DI Ilustra ción: L uis

brazos en jarra y frunciendo el ceño. Acto seguido se volteó y siguió desnudando a Andrea, Rosario, Leonor, Luisa y Carlota. Solo le faltaba el Kent para que les hiciera pareja a alguna de ellas o sería que ¿No se habría inventado todavía ese “personaje novio” de la Barbie. Hoy que han pasado los años me recuerdo de aquella breve primera conversación y pienso cuanta razón tenía en aquellas palabras. Si he visto a alguien que desde tan temprana edad supiera lo que quería ser de mayor esta era Carolina. Cuando su madre, Mercedes, salio del consultorio, al verme allí y después de los saludos de rigor y el… ¡Cuanto tiempo!, ¿Donde has estado? ¿Qué haces aquí? Quedamos para vernos otro día en compañía de nuestros respectivos cónyuges para revivir tiempos pasados. Desde ese día no he perdido contacto con Mercedes, Raúl y Carolina. Conservo en mi poder algunos de los dibujos que Carolina hacia en casa cuando venia de visita, y fueron muchas. En todos ellos se pueden ver

Orma echea .

claramente la fuerza que tenia, y que tiene, para el diseño. Ya antes de tomar clases de diseño textil sabía muy bien plasmar en el papel, cartón, y algunas veces en las blancas paredes de la calle, las distintas y mil variadas formas de vestir el cuerpo femenino. Si hay algo que me enternece de esta vieja amistad son, sobre todo, dos cosas. Una es el hecho de que Carolina me llame tío y la otra es que en el escritorio de la oficina de Carolina. Dentro de un cubilete de resina está el primer chupa chups que le regalé, y que sutilmente guardó, en aquel día que la conocí en el ambulatorio. Hoy que han pasado los años me recuerdo de aquella breve primera conversación y pienso cuanta razón tenía en aquellas palabras. Si he visto a alguien que desde tan temprana edad supiera lo que quería ser de mayor esta era Carolina.


12 | 13 - Personajes

REZONGA LA RONCA La murga santafesina con estilo uruguayo. Por Jorge Coscia

Esta agrupaci贸n carnavalera, formada por integrantes de diversas ocupaciones y edades; vuelcan sus vivencias en las letras que entonan tratando de reflejar, por medio del humor y la satira, los errores y aciertos de la sociedad.


Día tras día como un reloj, y casi siempre, a la misma hora hace lo mismo. De poco sirve que sepa que la estoy mirando, ella parece ignorarme. Es todo un ritual la forma en que lo hace. Lo ha hecho tantas veces que con solo cerrar los ojos puedo verla. De tanto verla le conozco todas las curvas de su cuerpo. Incluso podría contarle los lunares que lo adornan tan picaramente. Mi nombre es Ronaldo. Pero no es de mí de quien quiero hablar sino de la vecina que vive al frente de donde yo vivo. Ella es joven, de unos veinticinco años. No se su nombre ni se donde trabaja. De ella no se nada. Solo se que viste muy a la moda. Tanto su ropa exterior como la ropa interior son de muy buen gusto. Cuando llega a casa tan pronto cierra la puerta, se apoya en ella y saca uno a uno los zapatos, pinzándolos por los tacones y los lanza de un certero puntapie hacía el sofá que está justo en el centro de la sala. Luego se acerca al mismo, los agarra con una mano y contorneando su cuerpo se dirige hasta su alcoba. Enciende la luz. Se acerca al armario. Deja los zapatos dentro de él y mirándose en el espejo del armario, lentamente se va quitando la ropa.

Fotografia: Ups Producciones.


14 | 15 - Personajes

El arte del maquillaje. Sólo le quedan encima unas diminutas braquitas y un sugerente sujetador. Poco le importa a ella que su ventana este abierta y yo la este mirando. Así semidesnuda se dirige al cuarto de baño. Tapona la bañera y abre los grifos del agua. Luego se pone delante del espejo del tocador y se empieza a desmaquillar. Siguiendo el ritmo de la música que antes comenzara en la habitación. A veces un silbido se me sale de la boca, que creo que no llega a sus oídos y si en algún momento le llegó hizo caso omiso de él. Cuando termina de desmaquillarse, se acerca a la bañera mediada de agua templada. El vaho que desprende el agua empieza a empañar los espejos del mueble. Pausadamente termina de desnudarse y se introduce en aquella gran pileta blanca.

Fotografia y montaje: Ups Producciones.


Se recuesta en ella lentamente disfrutando del suave y templado líquido que va mojando su suave y dorado cuerpo. Echa gel para hacer espuma y al poco tiempo casi no se le ve dentro de esa abundante espuma. El tiempo que está en esa bañera no lo se. Pero cuando sale de ella así mojada su cuerpo brilla haciéndolo mas provocativo. Se seca lentamente haciendo de ese secado todo un ritual. Coloca otra toalla en su cabeza y cuando esta seca con la toalla alrededor de su cuerpo, se dirige al frigorífico y se sirve un vaso de zumo.

En el cartel, arte y vida se conjugan, como coordenadas de un mismo sueño creador, porque ética y estética, aquí y solo aquí, van de la mano.

Al ritmo de los tambores. Se acerca al contestador telefónico y… lo que pasa luego nunca pude averiguarlo ya que un gran trapo de colores es colocado, por mi dueña, encima de la jaula donde vivo y así evitar que a altas horas de la noche comience con la cantinela que en alguna oportunidad me han enseñado. Día tras día como un reloj, y casi siempre, a la misma hora hace lo mismo. De poco sirve que sepa que la estoy mirando, ella parece ignorarme. Es todo un ritual la forma en que lo hace. Lo ha hecho tantas veces que con solo cerrar los ojos puedo verla. De tanto verla le conozco todas las curvas de su cuerpo. Incluso podría contarle los lunares que lo adornan tan picaramente. Mi nombre es Ronaldo. Pero no es de mí de quien quiero hablar sino de la vecina que vive al frente de donde yo vivo. A veces un silbido se me sale de la boca, que creo que no llega a sus oídos y si en algún momento le llegó hizo caso omiso al mismo.

Fotografia: RDI


16 | 17 - Sociedad

S.O.S

Retorcer y exprimir hasta la ultima gota


PLANETA TIERRA El Grito. Ilustraci贸n: Luis Ormaechea.


18 | 19 - Sociedad

El sistema no tiene limites, todo esta a la venta. ¿Puedes venderme el aire que pasa entre tus dedos y te golpea la cara y te despeina? - Escribe Guillén - ¿Tal vez podrías venderme cinco pesos de viento, o más, quizás venderme una tormenta? ¿Acaso el aire fino me venderías, el aire (no todo) que recorre en tu jardín corolas y corolas, en tu jardín para los pájaros, diez pesos de aire fino?... . Fragmento de poema ¿Puedes? Nicolás Guillén.

E

ra tarde cuando Pedro se acostó a dormir, o pronto, según se mire. Era pronto para dormir y era tarde para seguir despierto. Pero así es la vida, siempre tan extraña, tan clara, siempre tan obviamente incomprensible, y desde luego no ayudaba el hecho de llevar mas de 30 horas despierto. La frente le ardía y tenía los pies fríos. Siempre tenía los pies fríos, eso era lo normal, pero extraño el hecho de que siempre los tuviera en movimiento. Y con tanta circulación, se preguntaba él, como era posible que estuvieran tan helados. A veces en la cama debía concentrarse en no moverlos para poder dormirse, y era difícil, pues bastaba dejarlos quietos para que unas extrañas cosquillitas, como descargas eléctricas los forzaran a seguir. Y vuelta a empezar. Pero aquel día tenía otras cosas en que pensar, o no pensar, su cerebro no daba para más, estaba agotado, todo él, destrozado, desde sus helados pies hasta su ardiente frente. Algo no era normal, quizás estuviera enfermo o quizás fuera la falta de sueño. Todo tiene una explicación, y no era difícil deducir que la fiesta de la que venía fuera una presunta culpable, o como mínimo un testigo crucial para resolver el caso, ¿Qué caso? Y a mi me lo preguntas, yo acabo de llegar y estoy muerto, reventado, destrozado, el caso es que quiero dormir y estos pies no paran de danzar. Había estado bien la noche, hacía mucho que no salía. Y no salía por miedo a recordar, por miedo a no olvidar, bueno... es lo mismo... por lo que fuera, más bien por lo que fue.

Los trabajadores nunca pusimos en venta nuestra vida.

Por Carla Vallejos

Cambio climatico y hambre La excusa fue el final de los exámenes. Que estudiante en su enfermo juicio no ha utilizado alguna vez esta excusa, una y mil veces, y siempre parece que sea algo especial, que realmente es que hay que celebrarlo. Y es que somos tan simples, el fin de algo sólo es el principio de otra cosa, porque detrás de unos exámenes vienen otros, aunque, que demonios, dejad que nos tomemos un pequeño respiro. Si fuera por respiros no estaría en la cama tan cansado, lo que tomó fue un poco de todo y nada de ello en pequeño, todo a lo grande, que había algo que celebrar, el fin de los exámenes. Los pies seguían dando guerra, y su cabeza se entretenía rebuscando en la memoria como si esta fuera un baúl desordenado. Sacaba imágenes de la fiesta y se las lanzaba a la conciencia en rápidos fogonazos. Ahí estaba con el javi y el xelas tratando de hacerse un porro mientras el javi lo zarandeaba agarrándolo por el hombro, borracho perdido y señalando, voz en grito, a un grupo de chicas-mujeres que pasaban a lo lejos.

El capitalismo necesita de la explotación irracional de la naturaleza para saciar su voracidad consumista.

Almorzando con Barrick El xelas mezclaba whisky con fanta naranja mientras comentaba la hipocresía de la sociedad, y que lo mejor del botellón es lo que les jode a los políticos, porque por él, mejor se estaba calentito en un bar y sin tener que mancharse las manos para hacer la mezcla. Y es que el xelas tenía un nervio en las manos que no era normal. Para nervios sus pies, no podía pararlos y así no había quien durmiera, por cansancio no era, no, de eso le sobraba. De lo que nunca sobraba era dinero, como de muchas otras cosas, pero como este mundo se mueve a su son sabrosón pues se nota más su ausencia. Ya al entrar en la discoteca tuvieron problemas, y es que se han puesto por las nubes, los precios. Con eso del cambio de moneda parece que han cambiado otras muchas cosas, como por ejemplo el morro de los dueños de “discotheques”, en euros tienen mucho más. Y eso fue lo único que el Txampi quiso hacer ver a la gente de la cola, pero claro, no todo el mundo entiende que romper una botella contra el suelo significa “hay que ver lo caro que está el mundo” y menos aún los seguridades de la disco, esos superheroes de cómic, que mal interpretaron el gesto y salieron detrás de él. Más que superheroes de cómic, de tira cómica, porque parecen de mentiras, tan hinchados.


Almuerzo amigable. Ilustración: Luis Ormaechea.

Un modelo de explotación y extracción que divide y desquicia a la sociedad, depreda la naturaleza, envenena el agua, y saquea los Bienes Comunes de los Pueblos.

Ayer la forestal, hoy Monsanto Carlos Sánchez Odio el ruidito del ventilador. Runrún runrún. Pero si apago el ventilador se apaga la luz. Mi frente topa con el borde frio del lavamanos. Antes de sentarme, le pico al interruptor y se apaga la luz. Hago pipi que rico y me pregunto si el olor molestará a la siguiente. Yo no lo percibo. Demasiada cerveza. A oscuras no encuentro el papel, así que me pongo de pie otra vez y tanteo la pared, por ahi donde la memoria inmediata me dice que debe andar el interruptor. Lo encuentro. Runrunrun, joder, como me molesta el ruido del motorcito. Pero ya veo el papel. Tres cuadritos son suficientes. He terminado y por supuesto, no hay jabón. Güacala. Ahora, para salir, hay que pasar de ladito como bailarina de ballet.


20 | 21 - Sociedad

Perversión sin límites del sistema Es curiosa la vida como da de vueltas, y era curioso que con lo cansado que estaba no se durmiera, y por más que cambiaba de postura el sueño se le escapaba entre recuerdos borrosos. Como se le escapaban todas las chicas. Por más que intentaba acercarse dedicándoles sus mejores movimientos de cadera y brazos, nada, o sus sonrisas mas ensayadas, o su mirada de seductor, es que ni comprándolas con ofrecimientos de tabaco y cubata conseguía algo. Su amigo javi lo acompañaba en sus intentonas fallidas. Allá ivan los dos borrachos, se acercaban a su presa, las miraban primero de reojo, luego buscando que aguantaran la mirada, se

acercaban un poco más, disimulaban mirando hacia otro lado, y vuando estaban ya muy cerca, pues daban media vuelta y se ivan al lavabo. Y es que el javi tenía una vejiga de pajarito, además de tener ambos dos una vergüenza tan grande que si dieran euros por vergonzosos, pues serían multibillonarios, sí con b. Y en el lavabo se miraban al espejo y se quejaban de lo dura que es la vida para los hombres, y de lo fácil que lo tienen las chicas, sólo tienen qe esperar a que les entren, y que si una chica podía enrollarse con un chico siempre que quisiera, que sólo tenían que hechar una miradita y listo, Y llegó segundo porque el día anterior.

Los protocolos de Kyoto que nadie respeta

Tierra arrasada

Juan Manuel Martínez

Es curiosa la vida como da de vueltas, y que si lo único malo era la regla, y que ya tenían que estar acostumbradas porque la tienen todos los meses, y no la comparemos con el rechazo contínuo al que los hombres nos enfrentamos cada día de nuestra vida, y qué les costará sonreir en vez de mirarnos con esas caras de asco que tiran para atrás, y cuidado javi con esa gorda que te está mirando, ah, que asco, tío, vamos por otro cubata. Y de pronto abría los ojos, sudando, estaba en la cama, tenía calor en la cabeza y los pies seguían como carámbanos de hielo, como el corazón de las mujeres. Que vida más horrible, pensaba, es la perspectiva de la resaca enfermiza que se apodera de uno. Pensó en ponerse unos calcetines. Lejos quedaba la barra para pillar otro cubata. La gran masa de becerrros cantaba cogida por los hombros el exitazo de operación triunfo, hacinados, amontonados como animales.

Era la única estrella en el firmamento. Estela ya no era una niña y por eso ya no creía en los cuentos de hadas. Pero esa noche se sentía necesitada de pedir un deseo. Era la mayor de tres mujeres y por ello la que cuidaba de las otras dos, esa situación sencillamente la desesperaba. Rafael, su abuelo, le recordaba que debía de ser fuerte, pues entre los dos debían de hacerse cargo de las niñas. Pero la verdad a él le quedaba poco tiempo por eso trataba de mentalizar a su nieta. Ana y Mónica guardaban recuerdos vagos de sus papás y eso las entristecía. Siempre le decían a su hermana que querían estar con sus padres, y por esa razón aquella noche estaba frente a esa estrella. Parecía una noche mágica. Con unas lágrimas en los ojos, la joven pidió su único deseo, las olas del mar sonaron a lo lejos, la luna pareció enrojecer y después un silencio. Al día siguiente el abuelo se dio cuenta de lo que había pasado, la única diferencia es que ahora estaba solo.

Bibliografía

- Un Titanic global, rumbo a su iceberg. Oscar Taffetani, 2010. - Biocombustibles. Carlos del Frade, 2011. - Rivadavia, “Avatar” y los nuevos terrorismos. Carlos del Frade, 2009. - Genocidas. Carlos del Frade, 2010. - Almorzando con Barrick. Oscar Taffetani, 2012. - Manual del depredador ambiental. Oscar Taffetani, 2010.

Sequia. Ilustración: Luis Ormaechea.


22 | 23 - Ciudad

El Graffiti

Arte de lenguaje de la expresión y comunicación. Por Jorge Gutierrez

Nacido de madre serigrafía y padre anarquismo, el stencil irrumpe como grito repetido, serie inconclusa de una forma más de la necesidad de decir cosas que afecta a los humanos.

El graffiti tiene una esencia ilegal y la pared ha sido uno de los principales soportes. Sin embargo, podría decirse que la ley ha prohibido el libre acceso al mayor lienzo del mundo y, por eso, su producción se extendido a todo tipo de superficies y lugares.


Desde siempre el graffiti fue y es un lenguaje, que por sus características formales y tecnológicas condiciono el mensaje. La espontaneidad del aerosol y la clandestinidad de la pintada callejera, determinaron que su significado se asociara por forma y contenido a situaciones ocultas, políticas, anárquicas, de tribu, salvajes, herméticas, satíricas o de denuncia.

Las marcas, los símbolos, las imágenes y las letras escritas o dibujadas sobre una superficie o sustrato se convirtieron en un complemento grafico de la palabra hablada y del pensamiento no expresado.

<< Vives en una ciudad y todo el tiempo hay símbolos diciéndote que hacer y carteles intentando venderte algo. Yo siempre sentí que estaba bien responder un poquito, que la ciudad no debería ser una conversación en un solo sentido>> Bansky

El desarrollo de la escritura y del lenguaje visual tiene sus más remotos orígenes en imágenes sencillas, pues hay una relación estrecha entre el acto de dibujar imágenes y el de trazar los signos de la escritura. Ambas son maneras naturales de comunicar ideas, y el hombre primitivo las utilizo como medio elemental para registrar y transmitir información.


24 | 25 - Variedades

Revistas:

Webs: Agencia Pelota de Trapo Nuestra Agencia instala su palabra en una sociedad asimétrica, inequitativa, que dejó atrás a la mayoría de nuestros niños y donde los derechos inalienables de la persona humana solo se cumplen para unos pocos elegidos por la suerte. $20 – 40 pag.

www.argenpress.info

www.lafogata.org

Sudestada Sudestada es una revista de política, cultura y actualidad, de periodicididad mensual, que tiene como objetivo reflejar las diversas alternativas de la vida artística del país en general y la actualidad de latinoamerica. $15 – 35 pag. El Arca del Sur

www.narrativas-memoria.com.ar

www.foroalfa.org

Un viaje al corazón del ser humano, navegando para despertar los sueños. Gratis – 30 pag.

Música: Nilda Godoy – “La voz de cualquiera”

Libros: Los caminos de Belgrano. Autor: Carlos Del Frade. Editorial: Ultimo Recurso (2012) 250 paginas Desde la ciudad de Rosario “rescatando a Belgrano de tanto bronce anestesiador”, en un viaje que lo llevan al autor a dejar sus calles para seguir sus huellas en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires, Jujuy, Salta, Tucumán y Santiago del Estero, en una empresa temeraria con ninguna certeza de difusión masiva como lo expresa el mismo Del Frade, desde este medio creemos que su empresa tiene la certeza de rescatar una verdadera historia que no salió desde Buenos Aires.

El álbum es fruto del premio obtenido por la cantante a partir de la convocatoria del Fondo Nacional de las Artes. Contiene temas folclóricos argentinos y la participación de grandes artistas amigos. Género: Folk / Precio: $30


Películas:

Efemérides:

Regreso a Fortin Olmos. Noviembre 12 / 1867. - Aprobación de la traza del pueblo y colonia Cayastá.

Género: Documental. Guion y realización: Patricio Coll y Jorge Goldenberg. Producción ejecutiva: Marcelo Cespedes y Carmen Guarini. Producción: Marcelo Cespedes, Jorge Goldenberg y Patricio Coll. Empresa Productora: MC Producciones SRL. Camara auxiliares: Segundo Cerrato, Alejandro Fernandez Moujan , Alberto Yaccelini. Montaje: Jorge Goldenberg, Patricio Coll y Diewgo Arévalo Rosconi. Edición on line-Color-Tape to tape: Hernan Buffa. Postproducción de Sonido: Lena Esquenazi Estudio de mezcla: Sound Rec. Betacam digital / 104 minutos / Color. Argentina 2008 En 1966, Patricio Coll y Jorge Goldenberg, junto con Luis Zanger y Hugo Bonomo, filmaron el documental Hachero nomás en la cuña boscosa del norte de la provincia de Santa Fé. La película trataba acerca de la situación social de los hacheros de la región y el equipo de rodaje estableció su base en un pequeño poblado llamado Fortín Olmos, donde unos años antes se había afincado un grupo de sacerdotes obreros de la Congregación de los Hermanitos de Foucauld. Ante la situación de precariedad radical en la que se encontraban los hacheros, estos sacerdotes habían promovido la creación de una cooperativa con el objetivo de que estos trabajadores casi nómadas pudieron compartir parcelas de tierras fiscales para hacer agricultura, pagando por ellas con un porcentaje de su trabajo. Cuarenta años después, Jorge Goldenberg y Patricio Coll salieron en busca de los sobrevivientes de aquella experiencia. Regreso a fortin olmos es la expresión de esa búsqueda.

15 / 1573. - Fundación de la ciudad y provincia de Santa Fe por don Juan de Garay. 22 / 1786. - Nacimiento de Santa Fe de la Vera Cruz de Estanislao López y su hermana melliza Catalina. 24 / 1820. - Firma del tratado de Benegas entre Santa Fe y Buenos Aires. 29 / 1872. - La Legislatura dictó la ley referente a la libertad de prensa de la provincia.

Diciembre 01 / 1854. - Fue elegido gobernador de la Provincia don José Ma. Cullen. 02 / 1818. - Se retiró de Santa Fe el ejercito de Buenos Aires al mando de Balcarce. 04 / 1779. - Se inicio la construcción, por parte de Francisco Javier de la Rosa, del Santuario de Guadalupe. 07 / 1894. - En Concejo Deliberante de la ciudad Santa Fe dictó una Ordenanza creando el escudo de armas del municipio. 13 / 1969. - Se inauguró el Túnel Subfluvial, Santa Fe - Parana, “Hernandarias”. 23 / 1851. - Pronunciamiento de Santa Fe contra Rosas. 29 / 1603. - Se leyeron públicamente en Santa Fe las ordenanzas de Hernandarias sobre la condición y tratamiento de los indios. 31 / 1662. - Por Real Cédula se otorgó a Santa Fe el privilegio de “puerto único y preciso” (se le quitó la merced en 1780).



UTOPIA