Page 1

LIDERAZGO DEL SIGLO XXI

Lcda. Lenny Pernia

Lcda. Naires Heredia


LIDERAZGO DEL SIGLO XXI

¿Qué caracteriza al liderazgo del siglo XXI? Un nuevo líder está obligado a convivir con elementos como Internet, que pueden significar tanto un beneficio como un perjuicio. El significado de liderazgo ha cambiado mucho respecto el concepto que teníamos en el siglo XX. Hoy, gracias a las comunicaciones y las nuevas tendencias en negocios, las aspiraciones son otras; los personajes a quienes admiramos ya no son como antes.

comprende plenamente el mundo hacia donde va. Los líderes han de invocar una alquimia de visión grande. Aquellos que no lo hagan serán juzgados como fracasos, aunque gocen de gran popularidad por el momento”. Eso hasta ahora, puesto que el nuevo contexto presenta también nuevas exigencias. Para explicarlo existe un término bastante coloquial, pero no por ello menos decidor: “Líder es aquel que es capaz de levantar su cabeza por encima de la de los demás, poniéndose al frente y, a pesar de los tomates que le puedan lanzar por ese único motivo, sólo se preocupa de quitárselos y seguir adelante, persiguiendo un sueño y creando el camino que demuestre y permita ver a los demás que es posible”. Dentro de esta definición hay varios elementos a destacar, que determinan, de una forma u otra, el perfil de los nuevos líderes. Estos son:

Cuando escuchábamos la palabra "líder", percibíamos una sensación muy concreta. Por ejemplo, "líder es la persona capaz de inspirar y guiar a individuos o grupos". También está la definición que se le atribuye al ex-secretario de estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger que dice: “La tarea del líder es mover a su gente desde donde se encuentra hacia donde no ha estado. El público no

Decidido

Cualquier persona que destaque en la sociedad actual, inmediata e ineludiblemente será atacado. De acá podemos obtener la paradoja de “los tomates” como si de un teatro antiguo se tratase, pero incluye en ese líder la firmeza de decisión de aceptar que ocurrirá y que en vez de enfrentarse a quien se lo ha tirado, simplemente se limpiará y seguirá hacia adelante


LIDERAZGO DEL SIGLO XXI

Esto sucede sobre todo en las redes sociales, donde el público, de forma anónima, no tiene reparos en reprochar los errores de nuestros líderes.

Al frente

Toma en cuenta a los demás

En la sociedad actual, las personas cada vez se preocupan menos por lo que les sucede a los demás. Eso nos lleva a una situación de aislamiento emocional, que nos perjudica la autoestima y nos impide sacar lo mejor de nosotros.

Otra cualidad que va inmersa en la propia palabra de liderazgo es que siempre es él quien va al frente del grupo, abriendo caminos. Al respecto, se puede decir que existen muchos empresarios de la vieja escuela, que se consideran a sí mismos líderes, pero que se mantienen en la retaguardia, diciendo a sus equipos lo que deben hacer y midiendo los resultados, para evaluar si la estrategia fue correcta. El verdadero líder, en cambio, es el que sale a la calle y prueba sus teorías, sufriendo en carne propia los errores de dichos planteamientos.

El líder de la sociedad de este siglo debe, por tanto, ser una persona capaz de ver en cada uno cualidades que ni siquiera ellos mismos son capaces de observar. De esta manera logra que los demás crezcan desde dentro por el reconocimiento que han recibido, y eso se valora con gratitud.

Innovador

Tanto proceso, método y calidad del siglo pasado dejaron un poco de lado la creatividad de los trabajadores. Hoy se necesitan personas con gran inventiva, que generen nuevas ideas de hacer las cosas y de tratar a los equipos de trabajo, para poder descubrir modos diferentes de motivar a los empleados.


LIDERAZGO DEL SIGLO XXI

Globales

Los líderes de este momento histórico tienen que estar al tanto de todos los departamentos e involucrarse con cada uno de ellos, para ver qué necesitan y poder apoyarles. El mismo concepto de globalización, que hoy está más de moda que nunca, explica la conexión que debe tener un líder con todo su entorno. Desde este punto de vista, las empresas ya no están destinadas a manejar clientes del mismo barrio o ciudad durante toda su historia. Hoy, gracias a Internet, resulta mucho más sencillo tener clientes de otros lugares del plante, sin tener nuevas sucursales, incluso, sin tener un negocio. Quienes manejen los grupos, deben poder comunicarse con estas distintas realidades.

y sean capaces de dirigir profesionales que les aventajen mucho en cuanto a formación se refiera, lo único que les queda por acumular es la experiencia laboral.

Las necesidades de las personas cambian, pero sobre todo el modo de dirigirlas para que trabajen cumpliendo los compromisos y alcanzando los objetivos. Cada día que pasa, se hace más necesario una nueva generación de líderes que embarquen a sus organizaciones hacia la implementación de ciertas competencias a todos sus colaboradores. Intentaremos dar unas pinceladas de cuáles tiene que ser las competencias del líder del siglo XXI.

Personalizado

El gran avance del sistema educativo ha permitido que la gran mayoría de los empleados tengan carrera, estudios de postgrado, idiomas, manejo de informática; esto hace que los directivos tengan equipos de trabajo muy calificados

Lcda. Lenny Pernia


LIDERAZGO DEL SIGLO XXI

Orientarse hacia la innovación ¿Por qué no modernizarse? Es la eterna pregunta que muchos usuarios o consumidores detectamos en muchas empresas. Los mercados, cada vez más, exigen una mayor capacidad de reacción ante las tendencias y necesidades del mercado. La principal arma para reaccionar ante estas demandas es el impulso de la innovación. Adaptarse al mercado, ahora tan cambiante, es clave para la viabilidad de un negocio.

Conectividad y Comunicación El líder debe potenciar la comunicación interna y externa, entre todos los actores y posibilitadores de negocios. Creará esa conectividad que hasta hoy no existe. La organización del siglo XXI utilizará su capacidad social para conectar los nodos de conocimiento, creando espacios de conversación y cocreación de forma natural. Sumando los espacios de conexión e interacción generará el conocimiento e información que se precisa para generar valor.

Dejar fluir la Inteligencia Colectiva ¿Por qué ponerle barreras al talento? Es la postura más corriente de casi todas las grandes organizaciones, y no tan grandes. Dar libertad a las ideas e iniciativas del personal que está jerárquicamente por debajo es habitual. Así que a día de hoy, lo más recomendable es no dejar en manos de un solo individuo el proceso de toma de decisiones. Muchísimas variables, cambiantes, y concentradas en un breve espacio de tiempo hacen que sea inviable estas posturas. Desarrollar e impulsar la inteligencia colectiva será una competencia determinante para el ejercicio del Liderazgo 2.0 en la empresa del S.XXI. Cuyo éxito radica, y es palanca, sobre el resto de componentes y colaboradores de toda la organización, tanto interna como externa. Y dejar marcar el camino no deja de ser un Líder, sino ponerse al frente para mandar sobre ellos es clave.

Capacidad de transformación Se hace necesario tener un agente del cambio, líderes que actúen por convicción y que movilicen la acción. Y así debe reflejarlo sobre la cultura corporativa. Su formación con un Máster MBA será la que defina si es el adecuado.


LIDERAZGO DEL SIGLO XXI

Influencia Social Ser un Líder dentro de la organización es vital, pero ser reconocido, tener una reputación, y ser referencia en el mundo social online, es clave. Esa imagen, esa marca personal que genera, convertirá su liderazgo en una visión 360º, sobre el que orbitaran todos sus colaboradores y personal. Si quieres saber más acerca de las competencias del líder del siglo XXI te recomendamos leer este artículo del Andrés Ortega.

Cualidades de un líder Conocimiento, confianza, integridad y conducta tal y como hemos definido, un líder es alguien que inspira, que toma decisiones que afectan a la empresa de manera positiva, y que puede reunir a un equipo dispar y conseguir que trabajen con una meta común. Pero si el hecho de ser gerente no le convierte en líder, ¿cuáles son esas cualidades que hacen destacar a los líderes? Veamos:

El carisma es una cualidad que se confunde a menudo con el requerimiento fundamental para el liderazgo. Sin embargo, se puede alcanzar un liderazgo carismático con mayor facilidad si se trabaja para desarrollar las siguientes cualidades: Conocimiento: conozca sus cualidades y utilícelas. Un líder debe conocer los detalles del negocio para poder trabajar para la empresa. Confianza: no sea un microgestor. Si sus empleados tienen la sensación de que está constantemente husmeando por encima de sus hombros, conseguirá crear un ambiente de desconfianza. Éste al tanto del trabajo que están realizando los miembros de su equipo, pero no haga que se sientan como si el "Gran Hermano" les vigilara. Integridad: un líder no será eficaz si sus subordinados y sus superiores desconfían de él. La empresa enseguida dejará de lado a un líder que no esté capacitado o que no mantenga su palabra. Por ejemplo, un líder que le diga una cosa a sus empleados y luego haga otra podría ser visto como poco capacitado, aunque la diferencia le parezca insustancial. Modelos de conducta: como líder, su vida pública y privada debería ser ejemplar. Predique con el ejemplo. Un líder que espera una determinada conducta por parte de sus empleados pero que no mantiene esa misma conducta, puede sufrir una pérdida de respeto. Una plantilla que no respeta al líder sufrirá un descenso en la calidad del trabajo.


LIDERAZGO DEL SIGLO XXI

Seguimos analizando las cualidades de los líderes. Veamos: Decisión: los líderes son valorados por su capacidad para tomar decisiones, sobre todo bajo presión. Cuando se enfrente a una decisión difícil, recurra a los conocimientos mencionados en esta lista. Las mejores decisiones son aquellas que se toman con pleno conocimiento de causa. Positivismo: los líderes se eligen para dirigir a un equipo, a un grupo, o a una organización completa. A menudo se encontrará en situaciones en las que sus empleados no están presentes; por ejemplo, en reuniones empresariales de alto nivel. Su positivismo puede y debe representar a los empleados que han puesto su confianza en usted. Optimismo: sea realista, pero no fatalista. Sus empleados y sus superiores pueden perder rápidamente la confianza en usted si se enfrentan constantemente con su pesimismo y negatividad. Las situaciones no son siempre las ideales, pero como líder se espera que encuentre el mejor modo de arreglar la situación. Encuentre ese modo y concéntrese en el aspecto positivo. Resultados: un líder posee un registro de decisiones sólidas y de soluciones en las que apoyarse. Si lleva algún tiempo como gerente, intente elaborar una lista de decisiones acertadas y de logros de los que sea responsable. No sólo sirve para mostrar estos logros a los demás, sino para emplearlos en consolidar la autoconfianza en sus capacidades.

Visión: un líder debe establecer unas metas que lleven a la empresa en una dirección determinada. Un líder debe tener amplitud de miras que vayan hacia el futuro para establecer esas metas y para ayudar al desarrollo de la empresa en la dirección adecuada. Las apariencias del líder: cuando el "viernes informal" se está convirtiendo en "todos los días informales" en muchas empresas, debe seguir dando una imagen del poder en su forma de vestir, su comportamiento y todo lo que le rodee.

Aquello que no es un líder Un líder no es simplemente el gerente que se sienta en un rincón de la oficina, la persona que controla los horarios de los empleados y los cheques del sueldo, o la persona que contrata y despide a los empleados. Los gerentes hoy en día deben ser flexibles y estar dispuestos a adaptarse a una fuerza de trabajo cada vez más joven y que cuestiona la autoridad cada vez más. Las empresas de tecnología han tomado la iniciativa a la hora de demostrar que una cadena de mando menos autoritaria puede producir excelentes resultados. Empresas


LIDERAZGO DEL SIGLO XXI

como Microsoft, de Bill Gates, disfrutan de un ambiente parecido a un campus universitario donde la permisividad no es la excepción, sino la norma. Como líder debería evitar lo siguiente: Microgestión: párese a considerar la posibilidad de que esté siguiendo a sus empleados demasiado de cerca, o manejando demasiadas responsabilidades en la empresa. acaparador?

¿Se

le

considera

Cercanía: no se acerque demasiado a sus empleados. Usted es el líder, no el mejor amigo de sus empleados. Es difícil criticar o aleccionar a alguien a quien se ve como a un amigo, y es incluso más difícil que ese empleado se tome la crítica como imparcial.

equipo la creencia de que es posible el logro de la misión; hecho que es fundamental para la vida de la organización ya que las personas actúan de acuerdo con sus creencias, debido a que cuando se está realmente convencido, se tiene mayor probabilidad de conseguir lo que se persigue, porque se hace el máximo de esfuerzo para ello. La búsqueda de una nueva gerencia y un nuevo liderazgo, además de sustentarse en técnicas gerenciales complejas, o en una dirección supratécnica, es decir, en la formación de un sujeto o sujetos con habilidades creativas, de comunicación, de interrelación, identificado con los valores propios de la modernidad, competitividad, innovación, excelencia, que además posea una gran visión y sobre todo un propio y auténtico estilo de liderazgo, requiere también, del nuevo enfoque humano de hacer gerencia, de retomar valores y ética, y ser capaz de enfrentar adversidades.

Lcda. Naires Heredia Líder del Siglo XXI El líder del siglo XXI es aquel que pone en movimiento y energiza a su equipo de trabajo en torno a la misión compartida de la empresa, es decir, el líder fortalece en su

Revista  

Liderazgo del Siglo XXI