Page 1

LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

Contenido LA TEORÍA DE LOS VALORES .......................................................................................................... 2 AXIOLOGÍA................................................................................................................................. 2 EL RESPETO A LA VIDA HUMANA. ......................................................................................... 3 EL RESPETO A LA INTEGRIDAD PERSONAL ............................................................................ 5 EL RESPETO A LA PROPIEDAD PRIVADA ................................................................................ 5 RESPETO A LA LIBERTAD........................................................................................................ 6 EL AMOR ................................................................................................................................ 7 LA AMISTAD .......................................................................................................................... 9 LA ECUANIMIDAD ............................................................................................................... 10 LA JUSTICIA ......................................................................................................................... 11 LA FIRMEZA ......................................................................................................................... 12 EL CIVISMO ......................................................................................................................... 13 LA SOLIDARIDAD ................................................................................................................. 14 LA OBJETIVIDAD .................................................................................................................. 14 LA TOLERANCIA ................................................................................................................... 15 LA MENTALIDAD POSITIVA ............................................................................................... 16

1


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

LA TEORÍA DE LOS VALORES AXIOLOGÍA

VALORES INFERIORES:

VALORES SUPERIORES:

EL RESPETO A LA VIDA

EL AMOR – LA AMISTAD

A LA INTEGRIDAD PERSONAL

LA ECUANIMIDAD – LA JUSTICIA

A LA PROPIEDAD PRIVADA

LA FIRMEZA – EL CIVISMO

A LA LIBERTAD

LA SOLIDARIDAD – LA OBJETIVIDAD MENTALIDAD POSITIVA – LA TOLERANCIA

Los valores están por encima de los postulados del derecho positivo o sea las normas prescritas por una ley determinada; superan el derecho de gentes, limitado a una cultura regional o continental. Los valores se equiparan únicamente a los derechos humanos de vigencia universal. Juan XXIII en su encíclina Pacem in Terris, sostiene que: “En toda humana convivencia bien organizada y fecunda, hay que colocar como fundamento el principio de que todo ser humano es ”persona”, es decir, una naturaleza dotada de inteligencia y libertad, y que por lo tanto, de esa misma naturaleza directamente nacen, al mismo tiempo, derechos y deberes que, al ser universales o inviolables, son también absolutamente inalienables”. Desde el punto de vista de la antropología general, esto es de la evolución del nombre como especie, todos somos iguales; Albert Schweitzer, filántropo que entregó su vida al servicio de los paupérrimos campesinos de Gabón, en el África ecuatorial, es HOMBRE como uno de los indígenas a quienes prestó sus servicios invaluables; Juan XXIII, pontífice que realizo la trasformación más espectacular de la historia de la Iglesia, es HOMBRE, como un miembro de la

2


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

guardia suiza; Oppenheimer, el sabio que desintegro el átomo, es HOMBRE, como un obrero de su laboratorio; Indira Gandhi, la primer ministro de la India, Golda Meier, la primer ministro de Israel y Anny Brooks, la ex presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, son mujeres como cualquier campesina de la India, Israel, Libia. Sin embargo, desde el punto de vista de la antropología filosófica, o sea en el campo de los valores, hay una inmensa distancia entre los personajes citados y los humildes seres con los cuales los hemos comparado. Las diferencias no están en el color, en el sexo o ninguna otra circunstancia. La diferencia sustancial radica en los valores integrantes de cada uno de ellos. Quien esté plenamente valorizado, llevará unas relaciones satisfactorias, constructivas, felices y estimulantes. Sin los valores, las relaciones entre los hombres serán difíciles y eminentemente peligrosas. Max Sheling, divide los valores en: superiores e inferiores. Analicemos los primeros, que son cuatro: el respeto a la vida humana, a la integridad personal, a la propiedad privada y el respeto a la libertad.

EL RESPETO A LA VIDA HUMANA Este es el primer valor de la axiología, sin él no puede haber cultura, jurisprudencia, religión y convivencia entre los hombres. Un hecho biológico nos hace pensar sobre el milagro de la vida. Sabido es que para que un óvulo femenino sea fecundado se requiere la coocurrencia de quinientos millones de espermatozoides masculinos, que persiguen el honor de ser fecundantes, de este solo óvulo mencionado. No alcanzan a tal fecundación, los cuatrocientos noventa y nueve millones novecientos noventa y nueve mil unidades. El niño que nace es producto de este milagro de la biología. Además, es la síntesis de un proceso largo de un millón de años en que la vida humana se ha trasmitido de generación en generación hasta cada uno de nosotros. Matar a una persona equivale a destruir ese esfuerzo titánico o a violar el orden maravilloso o universal. El suicidio, el homicidio, las guerras nacionales o internacionales, los atentados

3


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

terroristas que siegan la vida de las personas, la pena de muerte, el aborto, son atentados contra la vida, violatorios de los derechos humanos. Un hombre valorizado nunca destruirá la ida así no sea castigado por la ley ni censurado por la sociedad. Desde luego, debemos hacer una salvedad, relacionada con el control de la natalidad. ¿Constituirá este una violación del respeto a la vida humana? Tan grande es el problema de la explosión demográfica en el mundo y especialmente en los países en vías de desarrollo, que los gobiernos, las universidades, las facultades de medicina, las entidades de crédito internacional se han mostrado en estos últimos veinte años, dramáticamente sorprendidas por las características del problema y las repercusiones para su inmediato futuro. Si a la fecha, el mundo cuenta con 6,880 millones de personas (según la ONU), y para el año 2050, la población mundial será 10 mil millones de personas, con posibilidad de doblarse cada treinta años. Estos guarismos nos dan la idea general, pero terrorífica de otras clases de problemas consecuenciales de alojamiento, alimentación, vestido, educación, esparcimiento, aparte de las complicaciones sicológicas de las grandes concentraciones humanas, que sobrevendrán inexorablemente, si no se toman medidas urgentes y drásticas sobre el control científico de la natalidad. Hasta la Iglesia católica admite en su célebre encíclica Humanae Vitae, la gravedad de la situación, cuando dice: “Los cambios que se han producido aun son, en efecto notable y de diversa índole. Se trata ante todo, del desarrollo demográfico. Muchos manifiestan el temor de que la población mundial aumente más rápidamente que las reservas de que dispone con creciente angustia para tantas familias y pueblos en vías de desarrollo, siendo grande la tentación de las autoridades, de oponer a este peligro medidas radicales. Además, las condiciones de trabajo y habitación y las múltiples exigencias que van aumentando en el campo económico y en el de la educación, con frecuencia hacen hoy difícil, el mantenimiento adecuado de un número elevado de hijos”

4


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

A la luz de a axiología, lo único condenable es el aborto, porque el ovulo femenino ya ha sido fecundado, estado en germinación la vida humana. Pero en relación a los demás métodos anticonceptivos, como la píldora anovulatoria, los medios mecánicos, químicos, profilácticos y el método biorrítmico, no vacilamos en recomendarlos para su aplicación a entera libertad de las parejas. Todos estos métodos anticonceptivos, a excepción del aborto, no destruyen la vida humana, por cuanto evitan únicamente la fecundación del ovulo. La teoría de los valores, expresión de la moral universal, no tiene salvedades al control de la natalidad.

EL RESPETO A LA INTEGRIDAD PERSONAL Es el segundo valor. Todo hombre está obligado a respetar no solamente la vida, sino también la integridad física de las personas, pero no nos detendremos mucho en este valor. Porque forma parte del que le precede. Están en contra de este valor: causar heridas, contagiar enfermedades voluntariamente, las mutilaciones en el organismo los lavados cerebrales hechos contra la libertad de las personas, el estupro y todo género de agresiones personales y físicas.

EL RESPETO A LA PROPIEDAD PRIVADA La necesidad de la convivencia impone el respeto a la propiedad personal, familiar y social. Están contra este valor, el abuso de parte de los patrones cuando no pagan justa y oportunamente el trabajo de sus asalariados, los sueldos de sus empleados los honorarios profesionales. El abuso de los comerciantes con las pesas, precios, medidas y calidades de los objetos estableciendo monopolios. Los empleados, obreros y profesionales que no cumplen idóneamente con su deber, por falta de preparación o responsabilidad en el servicio. No solamente atentan contra este valor, los ladrones, que atacan violentamente la propiedad, sino también los terroristas que la destruyen instigados por su actitud sediciosa.

5


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

El hombre valorizado respeta celosamente la propiedad ajena, no por temor a la ley, sino por un imperativo categórico de sus propios valores.

RESPETO A LA LIBERTAD El ser humano tiene derecho a realizarse a plenitud, ya sea en la ciencia, el arte, el matrimonio y en todas las actividades que impliquen superación. Retener o impedir este proceso, constituye una alimentación de la libertad. Violan este valor los padres que no dan a sus hijos las facilidades para su educación, o que se oponen directa o indirectamente a su matrimonio. Lo violan también los empresarios o jefes de instituciones que por razones egoístas no permiten la culturización y el ascenso de los subalternos a posiciones de jurisdicción y mando, si estos subalternos tienen meritos para ello. Los lideres de los gobiernos que no crean condiciones óptimas para que los pueblos superen la ignorancia y el atraso. Todo ser humano tiene derecho a la libertad, pero esta condicionada al perfeccionamiento del individuo y no a su destrucción. De aquí que podríamos violar nuestra libertad, con la ociosidad, el vicio, la intemperancia y el temor. Juan XXIII en su cíclica Pacem in Terris, condensa así esa doctrina: “Todo ser humano tiene derecho a la existencia y al integridad física, a los medios indispensables y suficientes para un nivel digno , especialmente en cuanto se refiere a la alimentación, el vestido, habitación, descanso, atención medica y servicios sociales necesarios. De aquí el derecho a la seguridad en caso de enfermedad, invalidez, paro, vejez, y de cualquier otra eventualidad, de pérdida de medios de subsistencia, por circunstancias ajenas a su voluntad. Todo ser humano tiene el derecho natural, al debido respeto de su persona, a la buena reputación, a la libertad para buscar la verdad, y dentro de los límites del orden moral y del bien común para manifestar y defender sus ideas, para cultivar cualquier arte y finalmente para tener una objetiva información de sus sucesos públicos. También nace de la naturaleza humana el derecho a participar de los bienes de la cultura, y por tanto el derecho a una institución fundamental y a una

6


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

formación técnico-profesional, de acuerdo con el grado de desarrollo de la propia comunidad política. Y para esto se debe facilitar el acceso a los grados más altos de la institución, según los meritos personales, de tal manera que los hombres, en cuanto sea posible, puedan ocupar puestos y responsabilidades en la vida social conforme a sus aptitudes y a las capacidades adquiridas” Los valores inferiores que dan lustre a la personalidad son muchos, pero aquí analizaremos algunos:

EL AMOR Este valor, fundamento de la vida humana, tiene dos funciones: la perpetuación de la especie, de origen biológico y que de no ser por ella, nuestra especie habría desaparecido de la tierra. La otra función es de carácter ético y espiritual, consiste en crear condiciones óptimas para el desenvolvimiento personal de los seres que se aman. De no concebirse de esta guisa, el amor no tendrá la significación y la trascendencia propia de la especie Homo Sapiens. Quiere decir que el amante individualmente imperfecto, encuentra asociándose con su congénere de sexo contrario, la circunstancia vital apropiada y fecunda para su complementación y realización integral. Consecuentes con esta doctrina, debemos considerar que el amor que no contribuye al perfeccionamiento personal, deja de ser un valor y se constituye en un óbice o limitación de las inmensas potencialidades del hombre. Tanto el hombre

como

la

mujer,

deben

tomar

conciencia

de

esta

filosofía

responsabilizándose plenamente del desenvolvimiento equilibrado de la persona amada. Impónese la necesidad del conocimiento de las capacidades, aptitudes, tendencia y predilecciones del ser amado, para estimular por todos los medios su vivencia

7


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

integral, de aquí que la persona que realmente ama debe preguntarse a sí misma en que puede servir para beneficio exclusivo de una vivencia amorosa. Desgraciadamente como lo anota Erich Fromm en su libro “El arte de amar”, nuestra época, se suyo mercantilista en donde todo se compra y se vende tergiversa el sentido, produciendo una alimentación para el verdadero amor. Claro que el amor concebido como valor superior, solo es posible en seres relativamente equilibrados y que han conseguido un alto grado de madurez emocional. El estudio de los desajustes de la personalidad, según lo hemos establecido ya, significaría un valioso aporte para la comprensión del hombre y su trascendente perfectibilidad. Según el mismo Fromm el amor es el trasunto de la personalidad. De aquí que el poeta ame como poeta el científico como científico, el comerciante como tal, y el criminal como criminal, pues las actitudes mentales del hombre se traduce específicamente en su comportamiento amoroso. Entre más alto sea el nivel de equilibrio de la personalidad, el amor será más firme, más estable, más sereno y más trascendente. Según Ortega y Gasset, en su obra “Ensayos sobre el amor”, debemos descartar del ámbito del verdadero amor las actitudes morbosas y egoístas, como son los celos la desconfianza el erotismo y el enamoramiento, que son propios de personas inmaduras. Estas actitudes negativas están en contra de la naturaleza misma del amor. Puede suceder a veces, que se produzca lo que Sthendal denominó la cristalización, fenómeno que consiste en atribuir, por trasferencia emocional, a la persona amada, las vivencias, aspiraciones, ideales y valores que desearíamos poseyera, como una manera de realizar nuestras recónditas aspiraciones y la proyección de nuestra personalidad. Todo hombre sueña a lo largo de su vida con una mujer ideal, atribuyéndole gratuitamente cualidades patrimonio del mismo soñador. Julieta, Laura, Beatriz, Atala, Ofelia…, igualmente toda mujer concibe el ideal de un príncipe azul, reflejo de sus propias vivencias y actitudes personales; Romeo, Efraín, René, Hamlet…, en la realidad escueta de la vida se esfuman estos personajes fantásticos y solo se encuentran hombres de carne y

8


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

hueso, como Rodríguez, Montoya, Ocampo, con valores y defectos. Al esfumarse el hechizo, por el contacto de la misma realidad humana, puede venir el desencanto y acaso la frustración. Una persona equilibrada y realista, evita el embrujo de la cristalización previniéndose de posibles desencantos. Emerson lo dijo: “Somos tendencias o más bien, síntomas y ninguno de nosotros es completo”.

LA AMISTAD Es otro valor, que como el primero, estimula el desenvolvimiento de la personalidad y da significación a la especie humana. De aquí que igual criterio debemos aplicar para su estudio. La amistad no puede considerarse como un mero pasatiempo y una distracción pasajera que nos sustraiga de las exigencias, a veces, angustiosas de la vida cotidiana. La amistad verdadera es guía de la conducta, orientación permanente de perfeccionamiento personal, estímulo y fuerza motora para la superación constante de los amigos. Cuando la amistad desorganiza la mente, desintegra la familia, destruye la capacidad creadora

del hombre e

inocula

el veneno de la

incomprensión

y

el

resentimiento entre los hombres, deja de ser un valor para degenerar en un peligro para las relaciones entre la gente. Se infiere de la alta comprensión de la amistad, como valor, que para profesarla a cabalidad, se impone la necesidad del

mutuo

conocimiento de las

actitudes,

aspiraciones

y

posibilidades de los amigos. Con este conocimiento respetaremos los puntos de vista y sus legítimas aspiraciones sin interferencia abusiva ni imposición arbitraria. Con el estímulo de una verdadera amistad, el hombre no limita posibilidades

sus

de conocimiento, sino que por el contrario, las aquilata y

fortifica. Si la amistad nos condujera por los vedados caminos de la corrupción o el vicio, no sería

un valor

auténtico. Es de suponer, en

consecuencia que entre más perfecta sea la amistad, será más estable y duradera su influencia y más grato su recuerdo, cuanto mayor grado de

9


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

evolución muestran los amigos, superadas las mezquinas manifestaciones de sórdido interés y el mezquino egoísmo. La pregunta que debemos hacernos a menudo, para

merecer el noble y

comprometedor título de amigo, debe ser

esta: ¿Qué puedo hacer yo por el amigo? En vez de: ¿Qué beneficio puedo yo sacar de esta amistad?. Si no tenemos una personalidad debidamente

integrada, mal podemos

disfrutar de la alegría reconfortante y enaltecedora de la verdadera amistad.

LA ECUANIMIDAD La presión que ejerce el ambiente sobre la sensibilidad del hombre, es lo suficientemente fuerte para desintegrar traiciones de la falsa

aún al hombre más equilibrado:

amistad, ingratitud de quienes han recibido nuestros

beneficios, exigencias inmoderadas de los fanáticos , falta de estímulo para nuestra

producción, incomprensión y

violencia, sistemática

negación del

derecho de gentes, imperfección en la conducta de nuestros allegados, sórdidos egoísmos que acechan por doquier, incumplimiento de la palabra empeñada, congestión

abigarrada

de

multitudes de las

grandes

ciudades, agudos

problemas de transporte, ruidos ensordecedores y otros factores accidentales, determinan con asidua frecuencia la pérdida del equilibrio emocional y la desintegración de la personalidad. De aquí que las enfermedades sicosomáticas, sean tan frecuentes en nuestro medio social, en nuestra época. Enfermedades como la úlcera péptica, el insomnio y otras, causan estragos hoy en día en el hombre que

se

dice

civilizado. En su

desesperación, este,

inenarrables angustias, busca su escape en el

víctima de

alcoholismo, el cigarrillo, el

juego, los alcaloides y el arte sicodélico. Superar estas situaciones difíciles, supone un alto grado de ecuanimidad, y quién logre practicarla, asumiendo una

actitud filosófica y serena, ante las

imperfecciones humanas, garantizará su salud, sostendrá un alto índice de nivel intelectual, inspirará confianza y simpatía, gozará de autoridad y respeto, capacitándose para obtener el éxito más rotundo en su vida. Citaremos

las

10


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

frases de Waldo Emerson: “Quien se domina a sí mismo, dominará al mundo”: Lin Yutang, en su célebre obra ”La importancia de vivir”, sostiene que

el

hombre

feliz, es

el tahúr que

toma

las

cosas objetivamente,

sosteniendo el ritmo entre la exaltación y la depresión. ¿Y qué somos nosotros, sino jugadores ante el tapete verde de la vida?. Ganamos hoy y perdemos mañana, o a la inversa. Debemos en conciencia estar preparados para las

contingencias

felices o desgracias de la vida,

haciendo frente con ecuanimidad y fortaleza. Si todo se desintegra en nuestro alrededor, nosotros debemos permanecer ecuánimes e impasible para orientar serenamente a los confusos, apaciguar a los irascibles y alentar a los vacilantes. Nuestra autoridad saldrá robustecida de la prueba de fuego. Trataremos de sostener la serenidad aún en los momentos más críticos de nuestra existencia y conoceremos el significado profundo de la vida.

LA JUSTICIA Este valor consiste

en dar a cada uno lo que le pertenece, lo que le

corresponde, según su trabajo y de acuerdo a sus necesidades. El trabajo debe ser remunerado de acuerdo con la dignidad que él representa, como iniciativa, como esfuerzo, como sacrificio y como realización. Sin embargo, esta retribución, por alta que se suponga, no satisfará nunca las legitimas aspiraciones del trabajador. En justicia, este tiene derecho a que se le brinden las condiciones óptimas para la realización de su trabajo y más aún, las oportunidades plenas para el mejoramiento de su técnica, la ampliación de su cultura y la realización múltiple de su personalidad. Además, se le deben conceder oportunidades suficientes, para aprovechar sus

experiencias, exponer sus iniciativas y

participar en la orientación de su empresa, en los éxitos y fracasos y en las utilidades de la misma. Cerrar la puerta de acceso a las

más altas

posiciones relativas sería negarle la justicia, lesionando sus más elementales

11


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

derechos inalienables. La justicia impone también trabajar con la más alta responsabilidad en las

labores

intelectuales, científicas o técnicas. En este

campo, la justicia, impone también sacrificios y renunciamiento de quien trabaja buscando el máximo rendimiento en su tarea. Es imposible a veces, que la práctica de la justicia no lesione intereses de terceros. Se necesita valor civil para imponer la justicia sobre los prejuicios y predilecciones personales, aún de los seres queridos, pero la justicia como valor superior, no puede contradecir los altos intereses de la dignidad humana, intereses que deben servir como propia esencia inspirativa. La justicia es imprescindible en todos los ámbitos de nuestras relaciones. Practicar la justicia significa crear las condiciones apropiadas para que la mujer encuentre su más alto destino, mediante

su

progresivamente para

plena servirse

realización; el a sí mismo

hombre

se

capacite

y a la sociedad. Para que el

niño disfrute de la felicidad, que fecunde su mente, preparándose para su destino futuro; para que el anciano tenga paz y serenidad, como recompensa justa a la laboriosidad de su vida. En fin, la justicia practicada en todas las situaciones vitales, contribuirá a la integración de nuestra sociedad, inspirada como la surgiere Maritain, en valores más altos que los intereses civiles. Es decir, una sociedad en pleno

proceso de integración, solidaridad

y

desenvolvimiento.

LA FIRMEZA Siendo el hombre un ser contradictorio y dialéctico antes que lógico, evoluciona en sus actitudes y opiniones en algunos aspectos de la vida. No deben preocuparnos estos cambios, a veces dramáticos, que surgen en la personalidad. Por ser inherentes a la naturaleza misma. Podemos profesar determinadas actitudes, opiniones en los distintos ciclos de la vida, sin que ello signifique una traición a nuestros conceptos o falta de personalidad. En la infancia , la juventud o la vejez, adoptamos posiciones mentales diferentes, ante un mismo acontecimiento o ante una institución

12


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

determinada. Por otra parte, debemos tener en cuenta que, además de los dramáticos cambios intrínsecos de la personalidad, se imponen otros con desconcertante facilidad en el ambiente, obligándonos a modificar

nuestros

puntos de vista, inspirados por circunstancia anteriores. Con razón se han dicho que todo hombre es revolucionario en sus juventud, liberal en su edad madura y conservador en su vejez. Con esta consideración no condenaremos a nadie por cambios de postura ante los hechos. A pesar de las consideraciones anteriores, debemos destacar terminantemente un valor que da estructura a la personalidad, denominada la firmeza. Consiste esta en no traicionarse o no contradecirse en forma maliciosa o cobarde. Nos referimos a la firmeza de nuestra personalidad, para defender los valores esenciales

de nuestra

cultura; nuestra posición ante el matrimonio como

institución estable y perfectible; ante la religión , como una dimensión de profundidad; ante la patria como un objetivo de respeto y servicio; ante el género humano como paradigma de los altos ideales. Ante estos valores la firmeza es una necesidad impositiva e inexorable. También procede la firmeza en cumplir la palabra empeñada, en la fidelidad de nuestra propia conciencia, sin riesgo de introyección, en sostenernos en nuestra negativa, cuando así nos lo impone nuestro deber, en asumir una actitud categórica sin vacilación para la defensa de los valores propios

o

ajenos, cuando hay méritos para ello, sin ceder a la presión exterior. Sin la firmeza estamos traicionándonos constantemente, haciéndonos acreedores al descrédito.

EL CIVISMO Comprende no solamente a los líderes de la comunidad y a los altos empleados del gobierno, sino a todos los ciudadanos sin excepción, ser celosos guardianes de los intereses de la comunidad. Las ciudades y las poblaciones

son nuestro segundo hogar y debemos preocuparnos por su

embellecimiento y conservación con espíritu comunitario. Los parques, las

13


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

avenidas, los edificios, centros de educación, templos, etc., deben ser objeto constante de nuestras preocupaciones..La limpieza de los murales, después de un debate electoral, la pavimentación de las calles, la creación de sitios de deportes y esparcimientos populares, la conservación del ornato exterior, las creaciones de albergues para niños y ancianos desamparados, denotan un alto espíritu cívico de sus habitantes. Sin el civismo retrocederíamos históricamente a los estados ya superados por la civilización.

LA SOLIDARIDAD Este valor superior , impone una amplia comprensión de la dignidad humana y supone un estado evolutivo elevado. Solidarizarse con el jefe en la desgracia, responder por la conducta del hijo en el momento de prueba, asumir la defensa del débil, responder por los errores del subalterno, por el comportamiento del consorte; no rehuir la responsabilidad por los actos de las personas , que en una u otra forma, están vinculadas a nuestra determinación e influencia. Quizás no estemos equivocados al contestar que la solidaridad humana es la expresión más alta

de nuestra cultura y la culminación

coordinada de otros valores estructurales de la personalidad.

LA OBJETIVIDAD Juzgar a las personas, las instituciones y los actos de sus conducta, imponen la impostergable necesidad de que los juicios se emitan sobre la base de la objetividad y el realismo. De otra manera, correríamos el riesgo de dañar la honra de las personas y de las instituciones, destruyendo toda posibilidad de entendimiento. Hay personas demasiado susceptibles a las

informaciones

ligeras y tendenciosas de gentes mal intencionadas. En la ciudad de Neiva, Margarita le refirió al autor sobre la ruptura de sus relaciones matrimoniales. Para justificar citó la información de una amiga

14


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

suya expresada así: “Pensé que tú no estarías en casa; en la carretera a Espinal encontré a tu marido acompañado de una dama; supuse que serías tú, naturalmente “. Ante

esta

información

tendenciosa, Margarita reaccionó

irascible contra su marido con las desagradables consecuencias que era obvio esperar. El autor le sugirió a la señora abstenerse en absoluto de informaciones no respaldadas por la verdad. Se le dijo que todo ser humano, según la “Declaración Universal de los Derechos del Hombre”, merece ser tenido por inocente, hasta tanto no se le demuestre lo contrario. Si tuviéramos en nuestras relaciones diarias, presente esta salvadora doctrina, no aceptaríamos nunca calumnias, indisposiciones y chismes contra la honra de las personas. Seriamos invulnerables e imbatibles, amparados por la coraza de la objetividad. Nuestras relaciones en general, en oficinas y hogares, serían armoniosas y fecundas.

LA TOLERANCIA Al tratar el tema la sicología de las actitudes y opiniones, dijimos ya, que era prácticamente imposible unificar las actitudes y las opiniones acerca de una obra literaria, de una posición religiosa de una teoría política o de los valores estéticos de un cuadro. Esta

imposibilidad

es una

consecuencia

lógica

de las

diferencias

fundamentales entre las personas y sus circunstancias. La tolerancia por consiguiente, no es dádiva gratuita para quienes profesan actitudes diferentes a las nuestras o contrarias de nuestras opiniones. La tolerancia es un imperativo categórico de la naturaleza misma de las cosas; la tolerancia haciéndonos comprender plenamente los derechos y posiciones de nuestro contrario, da estabilidad a nuestro carácter , justicia a nuestros conceptos, respeto a nuestras actitudes, prestigio a nuestras relaciones. La paz vivificante en nuestras relaciones proviene de nuestro espíritu de toleración, de comprensión de los derechos ajenos. No permitir que se ejerza el derecho

15


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

de

2010

disentimiento, y pretender unificar todos los criterios, nos

lleva

ineludiblemente al choque, en veces violento, con otras personas. El valor denominado tolerancia es una necesidad de la vida social, es una de las mejores formas

para

garantizar nuestras relaciones y la más elocuente

demostración del grado de cultura y madurez de nuestra personalidad. La historia de la raza humana está llena de episodios o acontecimientos dolorosos, por habernos faltado la inspiración de la tolerancia. Despiadadas luchas religiosas, conflictos

sangrientos entre nacionalidades, entre razas,

guerras frías entre los sistemas políticos opuestos, pugnas despiadadas entre las generaciones, las clases sociales, las familias y los individuos. Fenómenos, todos estos violatorios de los derechos humanos, deshonra de nuestra

civilización

y

de

nuestra

especie,

obstáculos

para

nuestro

desenvolvimiento integral.

LA MENTALIDAD POSITIVA La inmensa mayoría de la gente sufre de inhibiciones y complejos, cuyo origen se remonta a los traumas analizados

en las crisis del hombre y la

mujer. Estos traumas o heridas en la mente, no se extirpan definitivamente y permanecen en el subconsciente, determinando actitudes derrotistas, aún ante los hechos más simples de la vida. Quién toma una plena conciencia de que estos traumas nada tienen que ver con el presente

ni menos con el futuro,

asumirá actitudes más optimistas y más racionales. Entrevistas a personajes difíciles, tomar decisiones en momentos críticos, correr riesgos en los negocios, etc., son actos que imponen una mentalidad positiva que la inmensa mayoría desconoce. Solamente quien cultiva a diario actitudes mentales positivas, podrá superar las circunstancias adversas y colocarse a la altura de los verdaderos líderes de la humanidad. El señor Hubert Humphrey, aspirante a la presidencia de los Estados Unidos, dijo:”Cuando los conquistadores españoles se arriesgaron a su largo peligroso viaje, no esperaron

16


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

encontrar un continente, sino únicamente un camino hacia la India. Sin embargo, hallaron mucho más de lo que buscaron, en premio de su mentalidad positiva. Dentro de nuestra mente y aún en toda la estructura de nuestra maquinaria sicosomática hay mecanismos defensivos, contra las enfermedades, que nos alertan de un inminente peligro y nos confieren una apreciable capacidad de adaptación, que podríamos llamarla mecanismo del éxito. Disponemos de grandes reservas de energía almacenadas en nuestro subconsciente para sortear con fortuna los momentos más difíciles y superar las circunstancias más problemáticas pero estas reservas no serían utilizables para nuestro servicio si nuestra mente consciente nos las descubre y pone en movimiento. Seríamos capaces de recorrer a pie centenares de kilómetros, soportar muy altas o muy bajas temperaturas, desarrollar velocidades increíbles, poner en evidencia fuerzas musculares, mas allá de lo común, resistir los rigores del hambre y de la sed y realizar empresas supernormales, una vez nos encontremos forzados a ello por la imposición de situaciones extraordinarias. Casos ha habido como el de una señora de débil de contextura física que es capaz de levantar el carro por sí sola, para salvar de la muerte a su marido. Un padre puede enfrentarse al peligro para salvar a su hijo y todos podríamos correr a velocidades vertigionosas, impelidos por las secreciones de nuestras glándulas suprarrenales, para evitar ser atrapados por una fiera. Pero es necesario que tengamos plena confianza en nuestra inmensa capacidad creadora y en los poderes superiores de nuestra mente que hasta ahora no han sido aprovechado ni siquiera en un diez por ciento de su capacidad si estamos inspirados por nobles propósitos, altos ideales, y profundas convicciones, podemos utilizar nuestras fuerzas subconscientes, para nuestra felicidad, para la curación de nuestras enfermedades y nuestra múltiple realización integral. Conocida es la frase de Napoleón Hi11: “Lo que la mente puede concebir, la mente lo puede realizar.

17


LA TEORÍA DE LOS VALORES - AXIOLOGÍA

2010

Cuando estemos dominados por la duda y enredados en la maraña de nuestros propios pensamientos inhibitorios, decidámonos a la acción y, seguro, encontraremos mucho más de lo que buscamos.

Bibliografía: Vallejo Jorge, La teoría de los valores. 2001

18

La teoría de los valores  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you