Issuu on Google+

En la casa de Bernarda algo pasa algo se cuece, a la que manda ahí dentro el corazón le escuece, su marido ha muerto, y no lo puede soportar, y a ocho años de luto a sus hijas va a obligar.

Sin calle, sin luz y sin hombre cualquiera, verán en Pepe, lo que no encuentran en ellas, pero el Romano quiere a una o tal vez a dos, eso hace que Poncia agudice sus oídos.

Adela quiere llevarlo todo en secreto, porque si la descubren perderá todo el respeto, mientras Angustias no sabe nada de esto, ciega por amor, confía en el resto.

El retrato de Pepe está desaparecido, Amelia y Magdalena no saben quién lo ha cogido, la mayor está llorando por su prometido, en la cama de Martirio, lo habían escondido.

Estribillo:

Adela quiso todo y se quedó sin nah (nada), por jugar con la suerte esta le volvió a ganar, ella quería mucho más de lo que podía, tenía un vestido verde y demasiada rebeldía.

La joven al oír el pum de aquel disparo, pensó que a Pepe le había impactado, era su amado y sin él ella no es nada, para vivir de rodillas mejor morir ahorcada. (LETRA ESCRITA POR DIEGO GIL, 4º ESO C)


Letra la casa de bernarda alba