Issuu on Google+

El Planeta al Que Faltaba un Color

É

rase una vez el Planeta de los Once Colores, situado en

la galaxia Numeral, donde habitaban unos seres fantásticos, que tenían la piel de diversos colores; así había seres de color morado, azul, verde, rojo, amarillo, fucsia, naranja... y así hasta los once colores que en ese planeta se conocían. Éste es el entorno que rodeaba a Ingenio, un personaje peculiar, que destacaba por su inquietud, sus ganas de aprender, su afán de descubrir y mejorar el mundo. En estos momentos se encontraba investigando en un nuevo proyecto: inventar un nuevo color. Hasta el momento todos sus experimentos habían fracasado, resultando colores que ya existían. Los nuevos seres que nacían, tampoco apartaban colores nuevos, repitiéndose las mismas gamas y tonos. Ingenio decidió viajar para progresar en su investigación y se fue en busca del nuevo color. La clase de 4ºC

L ´

Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

legó al planeta Tierra, su nave espacial aterrizó en una

ciudad misteriosa llamada Motril. Cuando Ingenio salió de la nave encontró millones de colores, no sabía donde mirar, quería investigarlo todo.

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


De lo que iba viendo se encontró unos pequeños seres vivos que le encantaron porque tenían ropas de colores extraños. De repente oyó algo diferente, ¡era música! se acercó y vió que era una discoteca con muchísimos colores. ¡Se estaba volviendo loco! ¡No sabía por donde empezar!

de la discoteca. Ellos lo habian visto todo y decidieron ayudarle. Lo llevaron a su casa, y en su habitación Ingenio les contó como habia llegado alli y cual era su objetivo. La busqueda de un color nuevo para su galaxia numeral. Los niños decidieron ayudarles...Les esperaba un gran dia.

La clase de 1ºC

La clase de 4º B

M

aría, Jorge e Ingenio salieron en busca de un

nuevo color y tanto buscaron, que llego la noche y se perdieron. Estuvieron dando vueltas mucho tiempo,hasta que a lo lejos escucharon un gran ruido.Se acercaron y descubrieron que el ruido venia de un faro situado en lo alto de un acantilado, donde brillaba una luz y pensaron en pasar alli la noche.

Ingenio entró en la discoteca y vio a un montón de seres a los que él no sabía poner nombre. Estaba furioso, creía que su país era el único que tenia tantos colores.¡Nunca había visto nada igual! Se desmayó, y cuando abrió los ojos se encontraba en un lugar con forma cuadrada, con un color que nunca había visto todo y dos seres mirándole fijamente. Eran dos niños llamados María y Jorge, hijos,del dueño Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

La clase de 1º B

F

ueron al faro y se encontraron a un señor con barba y con

una gorra. El viejo dijo: -¡Qué hacéis en mi faro! ¡Es muy tarde! Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


María, Jorge e Ingenio le preguntaron que si se podían quedar a dormir en el faro, ya que tenían mucho miedo.

-Nada...porque te parecerá extraño el secreto. Te lo contaremos, pero no se lo puedes decir a nadie. El farero les dio la brújula y les deseo suerte.

El faro parecía encantado. Cuando estaban por la noche escuchaban ruidos extraños. Se recorrieron todo el faro, y arriba, donde estaba la luz, había una caja con gatos recién nacidos. Ellos eran los que hacían los ruidos.

La clase de 4º A

Al día siguiente, volvieron a la búsqueda del nuevo color. Vieron una ardilla de color verde, pero eso color no les servía. Entonces, Ingenio fue corriendo a por ella y le preguntó que si era del Planeta de los Once Colores. -Oye ardilla, dijo Ingenio. ¿Eres del Planeta de los Once Colores? -No, no soy.. porque si no... ¿Cómo crees que estaría aquí? Dijo la ardilla. Vieron agua y no les servía, pues el azul ya existía. Estaban cansado y pensaron descansar un poco. Fueron a pescar y pescaron muchos peces, tres pulpos y un pez espada. Volvieron al faro y el farero les dijo: -Yo os llevará a casa. Pero decidme donde vivís. -No nos lleves a nuestra casa, pero danos una brújula para orientarnos y seguir buscando colores. -¿Qué?

Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

L

os tres niños se llevaron la brújula y con ella encontraron

una isla. Allí pasaron la noche, donde escucharon dos grillos que cantaban alegremente y un búho con los ojos saltones. A la mañana siguiente encontraron un tesoro enterrado en la arena.

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


Al abrirlo encontraron un duendecillo y monedas de oro. Por fin encontraron un color, el dorado. Y dijo Ingenio, ¡ya tenemos 12 colores! Los niños estaban muy contentos. La clase de 1ºA

A

sí que se fueron a celebrarlo con el farero. Al día

siguiente ; Ingenio se despidió de María y Jorge y regresó a su casa. Una vez allí, decidió reunir a todos los habitantes de el Planeta de los Once Colores para enseñarles el nuevo color, pero al abrirlo... !Qué sorpresa¡ la moneda dorada había cambiado de color, su aspecto era apagado, pálido, ennegrecido; en definitiva, no tenía nada que ver con el color que había descubierto. Decepcionado y confuso, se propuso otro reto: hacer felices a los habitantes de su planeta buscando un nuevo color que al cambio de la galaxia no varíara. Para ello decidió hacer una expedición por diferentes planetas tratando de hallar un nuevo color. Tras varios días de viaje, Ingenio escuchó un ruido en el motor de la nave: De repente, se quedó bloqueada y empezó a caer en picado. Del susto Ingenio se quedó inconsciente. Pasados unos minutos, escucho unas vocecitas que decían: Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

-¡Mira, que raro es! -¡No huele fruta! -¡No se parece en nada a nosotras! Mientras él escuchaba los comentarios de los habitantes de ese Planeta, vio que su nave estaba en un estado lamentable y se percató de que podía volver a su planeta. Al incorporarse pudo ver que una fresa le hablaba, un plátano lo miraba fijamente y un Kiwi lo olfateaba . Estaba desorientado cuando preguntó: – ¿Dónde estoy? y ¿Quiénes sois vosotros? La sandía contestó:

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


Estás en Frutiveille, un planeta en la galaxia Pi-3,14 Allí pasó varios días, viviendo con las frutillas.

llevado hasta Frutiville era la búsqueda de un nuevo color. Un día preso por la soledad Ingenio creó a un amigo imaginario llamado Peter. La clase de 6º A

M

ientras que estaba en la cárcel le hacía

compañía su amigo imaginario Peter y jugaban juntos todos los días.

Una tarde paseando divisó un huerto, y no pudo evitar comerse unas deliciosas y jugosas uvas. En ese mismo instante sonó una ruidosa alarma que alertó a los policías de la ciudad. Ingenio dijo: – Oh no ¿Qué ha pasado? Muchos policías lo acorralaron y le dijeron: – Estas detenido por infringir la primera ley de la constitución frutícola y por ese motivo irás derecho a la cárcel.

Cuando pasó el tiempo de la condena y salió a la calle y como todas las frutitas le tenían miedo porque creían que se las iban a comer, con mucho miedo, le ayudaron a arreglar su cohete y se fue. Después de un rato, vio a lo lejos un Planeta y aterrizó en él. Salió del cohete y vio que era un Planeta de color Blanco y Negro. Miró a todo su alrededor y todo era del mismo color blanco y negro. Pensó que ese planeta era muy triste. Entonces se le ocurrió volver a su país para recoger los colores que allí había y traerlos a este nuevo planeta para darle más alegría. La clase de 3º A

Día tras día en la cárcel recordó que el reto que le había Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


S

e fue con su nave a su Planeta. Llegó y se dirigió a la

fábrica de colores y en unas botellitas metió todos los colores que pudo.

no encontró un nuevo color. Al día siguiente entró en una cueva. ¡Había un color muy extraño! Era una mina donde había piedras de color brillante. Al color lo llamé ``verde fosforito´´ era increíble, nunca había visto un color así. -Me lo llevaré a mi planeta y todos los habitantes quedarán asombrados. La clase de 5º A

A Como él no podía transportar todos los colores, avisó a sus familiares para que le ayudaran como su tio Colorin, su hermana La Colores y por supuesto su amigo imaginario Peter que, Ingenio ya lo trataba como uno más de su familia. Cuando llegó al planeta blanco y negro bajó todas las botellitas de la nave, pidió ayuda a algunos habitantes. Se pusieron a pintar. Y cuando terminaron, ¡les quedó precioso! Ingenio, orgulloso de su trabajo, miraba para todos lados. ¡Ya no estaba de color blanco y negro! Ingenio llevó alegría a ese planeta tan triste. Cuando pintaron el planeta blanco y negro el alcalde pensó que el planeta necesitaba un nuevo nombre, pero también necesitaba un nuevo color los habitantes. Buscó y buscó, pero Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

l día siguiente, Ingenio tuvo una idea. Ya sabía el

nombre ponerle a ese planeta .Se llamaría “Planeta Colorines”. Los habitantes del planeta vecino ayudaron al Planeta Colorines a conseguir otro color. Ingenio pidió ayuda a sus amigos de Motril para conseguir otro nuevo color. Mezclaron los colores de dos en dos y aparecían colores nuevos. Así se iban multiplicando hasta que un número infinito de posibilidades. Un color leu llamó la atención . Le preguntaron a sus amigos qué color era y le contestaron :es el color blanco – ¿Como lo habéis conseguido ? Preguntó Ingenio. – El blanco es el color de la luz y consigue mezclando todos los colores. Lo sabemos porque lo hemos practicado clase de plástica . Contestaron sus amigos motrileños .

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


Brillo, le ofrecieron diamante, cobre, hierro, plomo, oro, azufre...etc. Pero él quería colores, no piedras preciosas o metales.

Así, Ingenio puedo llevar un poco de este color a su planeta y pintó la leche, la nieve, la cal, las estrellas, los dientes,las lechuzas, los osos polares, las margaritas, el jazmín y muchas cosas más... La clase de 2º A

A

Ingenio no le pareció suficiente y volvió a Motril

para pedir más colores, pero de tanto ir y venir se le acabó el combustible. A mitad de camino cayó en un agujero negro que lo transportó hasta un planeta lleno de colores diferentes. El planeta se llamaba Brillo. En el había muchos más colores que en la Tierra. Lo brillenses, que son los habitantes del planeta

Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

Cuando estaba buscando algún color vio que algo brillaba y se dirigió hacia eso. Cuando llegó allí, vio que era una cueva, en la que encima ponía “Cueva brillo” Entonces, Ingenio se metió en ella. Vio muchos colores que no conocía, oscureció y decidió pasar allí la noche. Escuchó un ruido y se levantó para ver lo que era: era un “brillotopo” que son seres que viven en las cuevas. Ellos querían ayudarle a encontrar nuevos colores y le llevaron donde había muchos. Uno le llamó la atención y les preguntó cual era ese color misterioso. - Es un color que nadie conoce en otros planetas. Se consigue mezclando color plata, dorado y blanco, y se llama “pladoblan”, e Ingenio les preguntó – ¿Me puedo llevar un poco? Le contestaron : – Sí, pero poco. Entonces Ingenio se llevó un poco de pladobán a Motril, para enseñarles ese color. En Motril sus amigos le dijeros que otra vez s, cuando viajara a otro planeta, le acompañaran sus amigos. Ingenio respondió: -Cuando querais, os venís conmigo, que os llevaré a ver sitios nuevos.

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


Al día siguiente, Ingenio estaba durmiendo en la casa de un amigo de Motril. Pero lo malo es que Ingenio se quería ir todos los días a dormir a casa de alguno, y como no podía, se puso a llorar. Al estar tan triste, pensó que podría llevarse a sus amigos. Pero sólo podría llevar a cuatro de ellos, porque la nave era de cinco plazas. Sus amigos, muy contentos, decidieron irse con Ingenio a su planeta. La clase de 5º C

L Q

legaron al Planeta

Once Colores aterrizaron la nave y se encontraron con Don Quijote de la Mancha y Sancho Panza. Descubrieron el color gris gracias a las armaduras Sancho le preguntó ¿ uiénes sois vosotros ? Ellos le respondieron: Somos María y Jorge habitantes del planeta Tierra y él es Ingenio, de este planeta Don Quijote miró asombrado la nave y les preguntó si era un gigante. Ingenio le explicó que era

Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

una nave que servía para buscar colores nuevos. A Don Quijote le pareció una aventura muy emocionante y decidió unirse al grupo. La clase de 2º C

A

sí que D. Quijote y compañía subieron a la nave.

Viajaron durante dos días. Mientras dormían en la nave, sintieron un golpe. Todos se despertaron soliviantados. Bajaron de la nave y estaban en un planeta remoto. Escucharon una voz que por detrás le decía: -Hola. Bienveniddos seáis al Planeta de Iris. Os llevaré hasta los reyes ¿Se me olvida algo? Exacto ¡Se me olvidó presentarme! Soy el Hada Arcos. María comentó: -Hay mucha gente y parece ser el que más destaca es el bebé que hay allí. -Aquel bebé es el hijo, el primer hijo de los reyes -Pero...¿y porqué es multicolor? Preguntó Ingenio. El hada contestó: -Es que como los reyes tienen amor verdadero, el primer hija nacería así. Pero eso no es lo único: sino que tiene dotes muy importantes que le puede salvar la vida a alguien (si están Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


bien educadas las dotes)

Los amigos de Motril propusieron entrar.

Sancho dijo: - Mirad, alguien se lleva al bebé. -¡Noooo! El Ser Oscuro ha vuelto rápido. Hay que avisar a todo el mundo, chilló el hada a Jorge y al resto. - Pero... ¿qué?, ¿cómo? Y ¿dónde?, dijo Jorge. Calla, no hay tiempo, le interrumpió el hada

La clase de 3º C

La clase de 6º C

M

ientras emprenden la búsqueda del Bebé

Multicolor, el hada Arco explica quién era el Ser Oscuro. Es un habitante del planeta llamado Oscurilandia. Todos sus seres son oscuros. Por eso han robado al bebé, para llenar su planeta de colores. Jorge dice: -Vamos a recuperar al bebé antes de que se lo lleve a su planeta. Todos se pusieron en marcha. Recorrieron montañas, ríos, cuevas...sin encontrarlo. Por fin llegaron a una cueva, con una entrada secreta, y localizaron la guarida del Ser Oscuro.

D

e repente... se rompió el motor de la nave, Ingenio tuvo

que arreglárselas para hacer un aterrizaje de emergencia.Cuando estaban en tierra se dieron cuenta de que todo lo que les rodeaba era de ¡de colores! habían aterrizado en Coloricity, la ciudad colorida. Paseaba Ingenio con María y Jorge observando todo lo que había, cuando de repente se dieron cuenta de que Quijote y Sancho no estaban por ningún lado, buscaron y ¡nada!

Don Quijote dijo: -Yo lucharé contra él y lo venceré. Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


Entonces vieron que una sombra se les acercaba: era la reina Paladina que les dijo que para poder estar en Coloricity debían superar un difícil reto: encontrar los cuatro colores más brillantes de la ciudad. Fue en ese momento cuando Ingenio vio esposados a Quijote y a Sancho. Paladina les explicó que estaban esposados porque Quijote, con su lanza, destruyó la fábrica de colores de la ciudad. El pobre Quijote explicó que creía que era un gigante atacando, y pidió perdón. Ingenio propuso a Paladina que si superaban el reto, ella liberaría a los presos. Paladina aceptó con una condición: Sólo tendrían un minuto. Todos corrieron y lograron encontrar los cuatro colores así la reina cumplió su palabra liberó a los presos.

Paladina y Coloricity para seguir su viaje hacia “11 Colores” y tenían que asegurarse de que el nuevo color “naranjamillo” llegara a salvo... La clase de 3º D

L

legaron al Planeta de los Once Colores y los habitantes

se quedaron tan asombrados que tomaron el color naranjillo , los habitantes lo guardaron en una mansión muy grande y lo pusieron en un cajón de un armario.Cuando se fueron de la mansión oyeron un ruido muy suave , vieron una luz, muy brillante, era extraño color morado. Entonces lo cogieron y lo utilizaron para colorear. Sobró un poco de color y lo guardaron en un maletín, luego se lo encontraron como de color bronce y pintaron la nave de ese color. La clase de 2º D

I Ya todos felices con toda su energía y esperanza y con ayuda de los cuatro colores brillantes azul, amarillo, rojo y verde repararon la nave y el equipo al completo se despidió de

Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

ngenio viajaba de galaxia en galaxia enontrando nuevos

colores: azul verdos, fucsia, mostaza, calabaza,...Hasta llegar a la Galaxia Solitaria con una estrella azul, tan grande como el sol. Era una galaxia tan solitaria que había sólo un planeta, tan pequeño que se parecía a Plutón. Aterrizaron y como no había nadie le llamaron Soledad. En ella había un gran agujero a modo de arco. Entraron y Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


encontraron un gran pasillo. Se notaba que en ese planeta no había seres vivos, sin contar a las plantas que las había a montones. Al final del pasillo había un gran terreno, ancho, pero no muy largo, donde aparecía un cofre, y a su lado dos llaves.

L

a primera llave encajaba en la cerradura del cofre,

abrieron el cofre y dentro había un nuevo color, el color agua, que solo existía en ese planeta. Al levantar la cabeza, descubrieron un agujero en la pared de esa cueva. El agujero conducía a otra sala con forma de cuadrado. Decidieron entrar, allí había otro cofre y también una llave. Abrieron el cofre, dentro había dos cajas y una nota en la que ponía: “Tened cuidado al elegir la caja que abris, si cojeis la incorrecta no os podéis imaginar lo que pasaría, os advierto, mirad bien las dos cajas antes de escoger una”. Una caja era de color blanco y la otra de un nuevo color azul fosforito. Ingenio tuvo un presentimiento escogió la caja azul fosforito la correcta. La abrió y halló una estrella de mar de cinco colores, entre ellos el azulimar, el azufre y el celeste. Los cinco colores eran nuevos, debajo de la estrella había una nota en la que ponía: ``Ya habéis encontrado todos los colores del universo, menos uno, el color supremo. En la siguiente sala lo descubriréis todo”

a una sala similar a la anterior. Había un cofre, una llave y una nota. Ingenio empezó leyendo la nota, que ponía: ``Abrid el cofre y encontraréis el color supremo. Toda la galaxia es vuestra imaginación. Sólo consiguen entrar los que poseen todos los colores del universo, menos ocho, los siete que habéis encontrado y el color supremo. El color supremo también es de vuestra imaginación, solo lo consiguen los que tiene todos lo colores del universo, menos el supremo”. Al abrir el cofre, no estaba el color supremo. La clase de 5º B

En la pared había otro agujero y pasaron por él. Llegaron Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


S

sobrevolar los pinchos.” e dieron cuenta de que le habían mentido. Vieron un

agujero en el pared por el que pasaron y entraron en otra sala circular llena de obstáculos. El primer obstáculo consistía en saltar unas cuerdas y todos lo superaron. El segundo obstáculo había unos círculos que rodaban y también lo pasaron. La tercera prueba era un laberinto. En el laberinto había una rampa por la que se deslizaron y casi llegaron a la meta pero antes de eso se encontraron con un pasillo lleno de pinchos. ¿Cómo la iban a pasar? En la pared derecha encontraron un botón con una inscripción. “Si tocas este botón aparecerán lianas para

A Don Quijote se le enredó la lanza en una liana y los demás siguieron hasta la meta. Don Quijote se escapó al soltarse se pinchó el culo con los pinchos. Del salto tan grande que pegó llegó a la meta con sus compañeros. Cuando llegaron al cofre se encontraron 3 llaves y otra nota: “busca la llave exacta para encontrar el color supremo, de lo contrario te aparecerá un monstruo”. Todo el grupo se pregunto: ¿Qué haremos? La clase de 5º B

S

e equivocaron de cofre, y salió un monstruo

y

escapan por las lianas; pero el monstruo cae al pasillo de pinchos y muere. Lo volvieron a intentar y abren el cofre correcto. Al abrirlo, encuentran el color supremo, que resultó ser el negro. Pero ahora tenían que encontrar la salida. Entonces aparece Doraemon con su puerta mágica y vuelven al planeta de los once colores. Como Doraemon los acompañaba, lanza su bomba mágica y aparece el arco iris. Entonces se ponen todos muy contentos porque el planeta de los once colores será el planeta multicolor. La clase de 3º B

Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


C

el cielo en el amanecer o en el crepúsculo” uando llegaron a su planeta, encontraron un

maravilloso espectáculo lleno de colores: nl arco iris había cubierto todo el cielo, reluciendo con intensidad en medio de la bóveda espacial que se había teñido del color supremo descubierto por Ingenio y sus amigos: ¡ahora era negra! En aquel momento, todos los seres fantásticos que habitaban este país, y cuya piel era de muchos colores, comenzaron a hablar: Los de color Verde y Esmeralda dijeron: “Sin duda, nosotros somos los más importantes. Somos el color de la naturaleza y la esperanza. Nos han escogido la hierba, los árboles, las hojas”

Los Rojos, Fucsias y un Púrpura no podían contenerse por más tiempo y empezaron a decir “somos el color del valor y del peligro. Traemos la fuerza a la sangre, y la rosa y la buganvilla nos eligieron”. El Púrpura enrojeció con toda su fuerza. Eran seres muy altos y hablaron con gran pompa: “Somos el color de la la autoridad y de la sabiduría. La gente no nos cuestiona; nos escuchan y nos obedecen”. Así los seres del País de los Doce Colores pasaron largo rato presumiendo, convencidos de quien era el mejor. Su discusión crecía y crecía ante la sorpresa de Ingenio, de Jorge y María, y la mirada atónita de Quijote y Sancho que no entendían ni una palabra de aquel complicado lenguaje Pero entonces, un suceso extraño ocurrió en el cielo: se

El Celeste, el Turquesa y el Marino interrumpieron: “No sólo tenéis que pensar en la tierra, sino que debéis mirar las nubes y el mar. El agua es la base de la vida y son las nubes las que la absorben del mar azul” Un individuo Añil, tosiendo, pudo hablar por breves minutos “¡y yo soy el color del silencio!” Un Amarillo soltó una risita: “¡Vosotros sois tan serios! Los de mi gama traemos al mundo risas, alegría y calor. El sol y las estrellas son amarillas. Cada vez que miráis a un girasol, el mundo entero comienza a sonreír, y coloreamos de Naranja Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


llenó de relámpagos y retumbaban los truenos. La lluvia empezó a caer a cántaros, implacablemente. Los seres de los Doce Colores comenzaron a acurrucarse con miedo, acercándose unos a otros buscando protección. Entonces la lluvia habló: “Estáis locos, Doce Colores, luchando contra vosotros mismos, intentando cada uno dominar al resto. Juntad vuestras manos y venid conmigo”. Desde ahora nos extenderos a través del universo en un gran arco de un solo color, para que podáis vivir juntos en paz. Entonces, se unieron todas las manos de todos los seres de Colores formando un arco iris único, dando lugar al color de la luz que actualmente nos rodea: ¡ el color Blanco! La clase de 6º B

FIN Cuento Colectivo “ El Planeta al que faltaba un color “

Colegio Virgen de la Cabeza MOTRIL


El Planeta al que le Faltaba un Color