Page 1

EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 ©

CRÉDITOS DE ENTRADA TELENOVELA ―EL PERFUME DE LA SOLEDAD‖ © CAP 03 ABRE EN: RETAKE DE CAPÍTULO ANTERIOR.— ESCENA 1 – EXT — CEMENTERIO DIA 2 SEBASTIÁN TOMA ENTRE SUS BRAZOS A SOLEDAD E INTENTA BESARLA. ELLA NO QUIERE Y LO RECHAZA. SEBASTIÁN ALCANZA A ROZAR SUS LABIOS Y LA BESA. ELLA NO PUEDE CREER QUE EL SE HAYA ATREVIDO A HACER ESO EN ESE LUGAR. ELLA LE PROPINA UNA CACHETADA. 1. SOLEDAD: ¿Con qué derecho me besas? ¡No puedo creer que pienses que soy una cualquiera, Sebastián! ¡Pude esperar todo de ti menos esto! ¡No respetas mi dolor! (LAGRIMAS) ¡¡Me heriste, Sebastián, has herido mi corazón!! ¡¡No quiero volver a verte jamás!! ¡¡Jamás!! HAY EN EL ROSTRO DE SOLEDAD UNA MEZCLA DE CULPABILIDAD Y ARREPENTIMIENTO POR HABERLO GOLPEADO. FINALMENTE ROMPE A LLORAR. LO MIRA POR ÚLTIMA VEZ Y SALE CORRIENDO, HUYE POR UNA CALLEJUELA DEL CEMENTERIO. SEBASTIÁN QUEDA DESOLADO Y CONFUNDIDO. CORTE A: ESCENA 2 – EXT — CEMENTERIO -- LABERINTO DE TUMBAS DIA 2 SEBASTIÁN CORRE ENTRE LAS TUMBAS, TROPIEZA Y CAE ENTRE LAS FLORES. SE LEVANTA MEDIO ADOLORIDO Y LLAMA. LE RESPONDE UN OSCURO ECO DE MAUSOLEOS. UN BUHO SE DESPIERTA Y VUELA. DON CUCO, EL ENTERRADOR, A LO LEJOS, SE VE AGORERO. DESAPARECE. 2. SEBASTIÁN: (GRITA) ¡Soledad! ¡Soledad, perdóname! ¡Perdóname, por dios! ¿Dónde estás, Soledad? DE PRONTO SEBASTIÁN SE VE EXTRAVIADO ENTRE UN LABERINTO DE CRIPTAS. NO ENCUENTRA EL CAMINO. © Idea Original.

Página # 1


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © AL DAR VUELTA EN UN ATAJO RODEADO DE ANGELES DE YESO, HALLA A UNA VIEJA MENDIGA GITANA, ESMERALDA, Y SE ESPANTA. 3. ESMERALDA: Hola, joven hermoso.... ¿No tienes una moneda? ¡Tengo hambre, mucha hambre! No he comido ni siquiera una torta en años... SEBASTIÁN SACA UN PAR DE BILLETES DE SU CARTERA Y SE LOS DA. ELLA SE AFERRA DE SU BRAZO, VEHEMENTE. EL INTENTA DESPRENDERSE, PERO CUANDO ELLA LE HABLA, QUEDA MUDO. 4.

SEBASTIÁN: Tome, señora... ¿No ha visto pasar a una joven vestida de negro por aquí?

5.

ESMERALDA: (MISTERIOSA) Todos los atajos te alejarán de la Verdad, muchacho, pero todos los caminos te acercarán a lo que no quieres saber...

6.

SEBASTIÁN: (IMPACIENTE) Gracias, pero no tengo tiempo para acertijos...

7.

ESMERALDA: ¿Tienes acaso en este hombro un lunar en forma de mariposa?

SEBASTIAN REACCIONA COMO HUBIERA SIDO FULMINADO POR RAYO. LA APARTA BRUSCO.

SI UN

8.

SEBASTIÁN: (TARTAMUDEA) ¡Sí! ¿Y cómo lo sabe usted?

9.

ESMERALDA: (RIE) Porque te pareces demasiado a alguien que conocí hace muchos, muchos años..., pero no es tiempo de decir más... (TR) ¡Todo a su debido tiempo, joven hermoso! ¡Buen Sebastián! ¿No es ése tu nombre? ¿O te llamas acaso Marius? ¡No, Marius no! (RIE)

SEBASTIÁN PERMANECE PERPLEJO, COMO CLAVADO EN SU SITIO, INCAPAZ DE CAMINAR. LA VIEJA MENDIGA ESMERALDA APROVECHA PARA IRSE Y DESAPARECER EN LA FLORESTA DEL CAMPOSANTO. CORTE A: ESCENA 3 – INT — MOSTRADOR PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DON RAMIRO ASUNCIÓN ESTA ESPERANDO A SOLEDAD. APENAS ELLA © Idea Original.

DIA 2

Página # 2


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © ENTRA, AGITADA, EL LA LLEVA VIOLENTAMENTE A UN RINCÓN. ALGUNAS CLIENTAS QUE ESTÁN ALLÍ SE ASUSTAN Y SALEN RAPIDAMENTE. 10. RAMIRO: ¡Al fin llegas! ¡¿Qué se ha creído la Infeliz Señorita Nadie, eh?! 11.

SOLEDAD: Perdone, don Ramiro..., pero mi padre...

12.

RAMIRO: ¡Claro, es fácil culpar al padre de cualquier cosa! Pero, ¿dónde está la responsabilidad? ¿Acaso no entendiste ayer que estabas castigada? ¡Castigada! ¿Sabes lo que eso significa? ¡Que tu alma no es tuya, sino que me pertenece..., por todo lo que me debes...! Tú firmaste tu condena con sangre, Soledad.

13.

SOLEDAD: Por favor, don Ramiro, vengo del funeral de mi padre. ¡El fue su amigo, ¿recuerda?!

SOLEDAD ROMPE A LLORAR. HORTENSIA LA MIRA DESDE LEJOS, SONRIENTE. LUCÍA, OCULTA, OBSERVA CON CARA PREOCUPADA. 14.

RAMIRO: Vaya, vaya, se murió don Salvador Dominicis..., ¡qué buena y qué mala noticia! ¡¿Acaso no sabes que me debía una enorme cantidad de dinero?! (TR) ¿Con qué crees que se pagó su segunda cirugía de corazón...?

SOLEDAD LE MIRA ATERRORIZADA, SIN SABER QUÉ LE VA A DECIR. CORTE A: FADE OUT: PRIMER CORTE COMERCIAL FADE IN: ESCENA 4 – INT — MOSTRADOR PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DIA 2 CONTINÚA ESCENA ANTERIOR A COMERCIALES. DON RAMIRO PREPARA SUS PALABRAS, QUE PARECEN SALIR DEL PROFUNDO POZO OSCURO DE SU MALDAD. 15. RAMIRO: ¿De dónde crees que tu padre sacó el dinero para el Hospital de Cardiología, eh? ¿Con qué pagó? ¿Con sus ahorritos familiares? (RIE) ¿Eh? ¡No! ¡¡Con un préstamo que le hice!! © Idea Original.

Página # 3


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 16.

SOLEDAD: El me aseguró que se lo había liquidado todo, don Ramiro...

17.

RAMIRO: ¿Dónde te lo dijo, mujer, dónde? ¿Te lo susurró desde ultratumba? (VIOLENTO) ¡Ve, vuelve a su tumba, escarba durante toda la noche y pregúntale! ¡¡A ver si los gusanos que quieren devorarlo ya, te contestan!!

18.

SOLEDAD: Por favor...

19.

RAMIRO: Pero no. No vas a poder ir al panteón esta noche... ¡No puedes perder tiempo! ¡Estás atada a la Perfumería “La Ventisca”! (CÍNICO) A partir de esta noche limpiarás los pisos durante la medianoche hasta que acabes y relumbren como el oro puro... Aparte de elaborar fragancias a bajo costo, ¿eh?

20.

SOLEDAD: (GIME) Por favor...

21.

RAMIRO: La deuda es de tu padre e incrementa la tuya... ¡A partir de hoy cumplirás con tu verdadera vocación, que es la de ser bruja! ¡Noche a noche! (TR) ¡Ah, y a ver si creas mejores esencias! ¿Cómo puedes ser tan mediocre? ¡Los clientes se quejan de lo mal que haces las cosas!

SOLEDAD SE QUEDA LLORANDO EN UN RINCÓN. DON RAMIRO SE ALEJA SONRIENTE. HORTENSIA PASA, DESAFIANTE. LUCÍA SE ACERCA PARA APOYARLA, PERO TEMEROSA DE SER REGAÑADA. CORTE A: ESCENA 5 – INT — SALA CASA DE SOLEDAD DIA 2 MARINA ATIENDE A ALGUNOS AMIGOS Y PARIENTES QUE HAN IDO HASTA LA CASA. COMEN PASTELILLOS Y BEBEN CHOCOLATE. ALBERTO ESTÁ ENTRE ELLOS. 22. SEÑORA: Recibe mi más sincero pésame, Marina... Todo fue tan inesperado.

© Idea Original.

23.

MARINA: Gracias...

24.

SEÑORA: Fue el mejor hombre del mundo... Mejor incluso que mi difunto esposo, que en paz descanse... Página # 4


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 25.

MARINA: Gracias... Ellos siempre fueron grandes amigos... (CORTES) ¿Me disculpas unos segundos?

26.

SEÑORA: Claro, claro...

MARINA SE ACERCA A ALBERTO, QUE BEBE CHOCOLATE EN UNA TAZA, EN UN EXTREMO DE LA SALA. 27. MARINA: ¡Alberto! ¡Aquí tiene usted una casa y una familia! 28.

ALBERTO: Gracias, Marina...

TODOS LOS OBSERVAN Y SUSURRAN, MUY CHISMOSOS. 29. MARINA: Todo ha sido tan rápido, tan confuso..., que no he tenido tiempo ni siquiera de ser cortés... 30.

ALBERTO: ¡Es extraño cómo nos miran todos sus amigos y parientes! ¿No le molesta a usted?

31.

MARINA: Una no se libra de habladurías ni en el duelo por el amor..., ¿qué voy a hacer?

32.

ALBERTO: ¡Marina, yo..., yo..., yo quisiera decirle algo!

ELLA QUEDA MUY SORPRENDIDA, NO SABE QUÉ ESPERAR Y SE PONE NERVIOSA. CORTE A: ESCENA 6 – INT — MOSTRADOR PERFUMERIA DIA 2 LUCIA SE ACERCA A SOLEDAD. 33. LUCIA: ¡Recuerda..., no hay mal que dure cien años...!

© Idea Original.

34.

SOLEDAD: (GIME) ¡Yo sólo quiero crear mi perfume, nada más, Lucía, nada más...!

35.

LUCIA: Pero si para eso tienes que pasar el triple de trabajo y de sufrimiento, Soledad, eso quiere decir que va a ser la mejor esencia del mundo... ¡Tú la lograrás!

36.

SOLEDAD: (ANSIOSA) ¿Tendré fuerzas, tendré fuerzas para llegar hasta mi meta?

37.

LUCIA: ¡Claro que sí! Ahora... ¡Adivina! ¿Qué crees?, ¡tengo algo muy importante para ti! ¡¡Mira, un tesoro!! Página # 5


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © SOLEDAD SE MUESTRA MUY SORPRENDIDA Y CESA SU PREOCUPACIÓN Y SU LLANTO COMO POR ARTE DE MAGIA. NO PUEDE EVITAR UN GRITO AHOGADO POR LA EMOCION. OBSERVA DENTRO DEL ENVOLTORIO. CORTE A: ESCENA 7 – INT — SALA CASA DE SOLEDAD DIA 2 MARINA Y ALBERTO SE ALEJAN DE LOS AMIGOS Y PARIENTES. TOMAN CHOCOLATE. SOFI PASA CON UNA BANDEJA, SIRVIENDO A ALGUNOS. 38. MARINA: ¿Y qué es eso tan apremiante que me quiere decir, Alberto? 39.

ALBERTO: No sé cómo decirlo..., Marina, espero que usted no lo tome a mal... Yo...

40.

MARINA: Pero, hombre, anímese... ¡Nada puede ser más terrible que la muerte!

41.

ALBERTO: Es que de muerte se trata...

42.

MARINA: (COMPRENSIVA) entonces...

43.

ALBERTO: ¡Yo he sido el culpable de la enfermedad de mi hijo, el culpable de que Mauricio necesite ahora un trasplante de riñón...; yo lo hice sufrir cuando era más chico y ahora me arrepiento! ¡Por eso me detuve en un momento del camino miré hacia atrás..., fue entonces cuando...!

44.

MARINA: Cuando se propuso cambiar, ser bueno..., obedecer a los designios más honrados de su corazón...

45.

ALBERTO: ¡Eso!

46.

MARINA: ¡No es tan grave! ¡Dios siempre termina perdonándonos! Es usted humano, Alberto, hijo de mortales..., como yo, ¿qué le vamos a hacer?

47.

ALBERTO: ¡Pero es que yo, es que yo...! ¡Yo maté a mi mujer!

Bueno,

dígame

MARINA NO PUEDE CREER LO QUE ESCUCHA Y QUEDA MUY SORPRENDIDA. CORTE A: © Idea Original.

Página # 6


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © ESCENA 8 – INT — MOSTRADOR PERFUMERIA LUCIA SACA UNAS RAICES SECAS DE UN ENVOLTORIO DE PAPEL MUY ARRUGADO. 48. SOLEDAD: ¿Qué es? 49.

SOLEDAD, FEBRIL REVISA AQUELLO.

Y

DIA 2

LUCIA: ¡Un tesoro! ¡Creo que es la raíz que te faltaba, la que estabas buscando! ¡El hibiscus monstruosus quién sabe qué?

APASIONADA, 50.

SOLEDAD: (CALMÁNDOSE) ¿De dónde lo sacaste?

51.

LUCIA: ¡Lo trajo Marius el tonto!

52.

SOLEDAD: ¡No le digas así!

53.

LUCIA: Con esa mueca en su cara se ve horrible, pero por lo menos tiene un alma buena...

54.

SOLEDAD: Marius es un ángel.

55.

LUCIA: ¡Sí, otro angelito enamorado de ti!

56.

SOLEDAD: ¡Lucía! ¡Aunque Marius tenga 25 años, en su mente sigue teniendo 12...! Desde ese horrible trauma de su infancia quedó así... ¿Cómo se te puede ocurrir que esté enamorado?

57.

LUCIA: Bueno, no me hagas caso... (MISTERIOSA, SUSURRA) Entonces, ¿hoy comenzarás el experimento de tu perfume?

HORTENSIA ESTÁ OCULTA Y ESCUCHA ESTA ULTIMA PARTE DE LA CONVERSACIÓN ENTRE LUCIA Y SOLEDAD. 58. SOLEDAD: (RESUELTA) Sí. 59.

LUCIA: Lo que no sabe don Ramiro es que al encerrarte de noche en el laboratorio, te está haciendo un gran favor...

RIEN MISTERIOSAS Y CON GRAN COMPLICIDAD. HORTENSIA PLANEA ALGO... CORTE A: ESCENA 9 – EXT — CEMENTERIO LA VIEJA MENDIGA ESMERALDA Y MARIUS ESTAN SENTADOS SOBRE UNA © Idea Original.

DIA 2

Página # 7


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © TUMBA DEL CEMENTERIO. MARIUS LE LLEVA UNA BOLSA CON COMIDA Y ELLA SE ATRAGANTA. NOTA/ MARIUS ES UN BELLO JOVEN, PERO SU ROSTRO PRESENTA UNA DEFORMIDAD EN LA BOCA QUE LE CREA UN RICTUS HORROROSO. EL ES COMO UN ANGEL EN LA TIERRA... AUN NO SE SABRÁ, PERO ES HERMANO DE SEBASTIÁN Y AMBOS TIENEN UN LUNAR EN FORMA DE MARIPOSA EN EL HOMBRO EL LE DA UNA BOTELLA CON UN CORCHO. 60. MARIUS: (TORPE) ¡Co… come, come...! ¡Y tra… traje jugo de arán... arándanos! Que... que te gusta. 61.

ESMERALDA: (BEBE) ¡Uhmm, y está muy bueno…! (TR) Uhm, ¿le llevaste aquello a quien te dije; Marius, criatura?

62.

MARIUS: (MOVIENDO NERVIOSAMENTE LOS BRAZOS) Sí, sí, sí.

63.

ESMERALDA: Entonces el destino se encargará de tejer la red... ¡Ya llegó el tiempo de las arañas!

SUELTA UNA ESTENTÓREA CARCAJADA CON LA BOCA LLENA Y MARIUS SE CONTAGIA. AMBOS RIEN Y RIEN SIN PARAR. ELLA HACE SIGNOS EXTRAÑOS CON SUS UÑAS EN EL AIRE. LA SOMBRA DE DON CUCO, EL SEPULTURERO, PASA POR ALLÍ, COMO UNA RATA OSCURA. MUCHAS AVES SALEN VOLANDO, ASUSTADAS, DE ENTRE LOS SAUCES. CORTE A: ESCENA 10 – INT — SALA CASA DE SOLEDAD DIA 2 FERNANDO LIMON LLEGA A LA CASA PARA VER A CLAUDETTE Y ENCUENTRA A TODOS DE LUTO. SE SIENTE INCÓMODO ENTRE TANTA GENTE EXTRAÑA. 64. CLAUDETTE: (SUSURRA MOLESTA) ¿Qué haces aquí?

© Idea Original.

Página # 8


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 65.

FERNANDO: No he bebido ni una gota, así que no tienes de qué preocuparte...

66.

CLAUDETTE: ¡No quiero que mamá te vea ahora! Hemos pasado una noche y una mañana terribles...

67.

FERNANDO: ¿Qué sucede?

68.

CLAUDETTE: Acabamos de sepultar a mi padre.

FERNANDO REACCIONA CON SINCERIDAD Y LE TOMA ANSIOSO LAS MANOS. 69. FERNANDO: ¡Qué gran pena, Claudette, cariño! Perdona, no sabía... 70.

CLAUDETTE: Discutimos en la mesa, en su cumpleaños... Yo..., ya sabes cómo soy de irreflexiva a veces..., le grité y papá...

CLAUDETTE NO PUEDE CONTINUAR LA FRASE Y ROMPE A LLORAR. FERNANDO APROVECHA PARA ABRAZARLA Y ACARICIARLA. PASAN DOS VIEJAS CHISMOSAS QUE CREEN RECONOCER A FERNANDO Y CUCHICHEAN. 71. FERNANDO: No fue tu culpa, Claudette, tu padre ya estaba enfermo... Su corazón estaba débil... SOFI SE ACERCA CON LA BANDEJA Y LAS TAZAS DE CHOCOLATE. 72. SOFI: Tía, ¿te sientes mal? (MIRA A FERNANDO) ¿Por qué no toman un chocolate? FERNANDO SE LA COME CON LOS OJOS. 73. FERNANDO: ¡Vaya! ¡La sobrinita! (TR) ¡Claro, una taza de chocolate no viene mal ahora! (TOMA UNA) Bebe, Claudette, bebe un poco. Te va a reanimar... (ELLA BEBE, TR) ¡Ahora ve un ratito a tu cama, Claudette, para que descanses un poco! ¡Anda, vamos! ¡Yo tengo que irme ya! SOFI REPARTE CHOCOLATE A UN GRUPO CERCANO. FERNANDO LE DA SUAVES BESITOS A CLAUDETTE, CONVENCIÉNDOLA. ELLA SE VA. FERNANDO SE QUEDA MIRANDO A SOFI, LE HACE UNA SEÑA Y LA LLAMA. SOFI SE ACERCA, CURIOSA. 74. SOFI: Dígame.. © Idea Original.

Página # 9


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 ©

75.

FERNANDO: ¿Por qué no me acompañas hasta mi coche, allá afuera..., para que le traigas algo a tu tía Claudette? ¿Sí? ¿Serías tan buenita?

EL SE COMPORTA COMO UN SÁTIRO. SOFI ASIENTE. PROTECCIÓN POR CÁMARA: FEDERICO OBSERVA DESDE LEJOS EL COQUETEO DE FERNANDO CON SU HERMANA. DOS MUCHACHOS, EMILIANO Y EL LOQUILLO, LO LLAMAN Y SE ALEJAN HABLANDO. CORTE A: ESCENA 11 – INT — TRASTIENDA PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DIA 2 HORTENSIA SE ACERCA A DON RAMIRO ASUNCIÓN. EL ESTA OCUPADO EN ACOMODAR UNA MERCANCÍA DE CAJAS DE ALCOHOLES. 76. HORTENSIA: (PETULANTE) Mi estimado señor Ramiro Asunción, ¿has reconsiderado mi propuesta de deshacerte de esa perra para que yo pueda darte lo que tanto quieres? 77.

RAMIRO: ¡Estoy ocupado ahora! ¡No logro hallar unos bidones de un alcohol muy inflamable que dejé aquí! ¡Sólo está el aldehído! (TR) ¡No me vengas con idioteces de ésas en estos momentos...!

78.

HORTENSIA: ¡Claro, como a ti se te despierta el deseo solamente por la noche! ¡Pero yo..., Ramirito, estoy ansiosa noche y día! ¡Este fuego que me consume sólo podrías apagarlo tú!

HORTENSIA FROTA SU PECHO CONTRA LOS HOMBROS DE DON RAMIRO. EL PERMANECE INMUTABLE ACOMODANDO MERCANCÍA Y BUSCANDO LOS BIDONES DESAPARECIDOS. 79. RAMIRO: (BURLON) Pude haberlo apagado anoche, Hortensia, pero me pones condiciones... Y son condiciones que no estoy dispuesto a cumplir, porque sólo se trata de tu capricho... 80.

© Idea Original.

HORTENSIA: Soy mujer de caprichos, lo sé. (TR) ¡Haz que Soledad se vaya de esta perfumería y vas a obtener más de lo que has imaginado en tus noches de lobo hambriento! ¡Córrela! ¿Qué me dices? (PAUSA) ¡¿La vas a correr, sí o no?! Página # 10


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © HORTENSIA MUESTRA TODA LA ENVIDIA EN SU CARA. DON RAMIRO ESTÁ PENSATIVO Y SONRÍE. CORTE A: FADE OUT: SEGUNDO CORTE COMERCIAL FADE IN: ESCENA 12 – INT — TRASTIENDA PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DIA 2 CONTINÚA ESCENA ANTERIOR A COMERCIALES. DON RAMIRO CONOCE SU RESPUESTA, LA CUAL DECEPCIONA A HORTENSIA. 81. RAMIRO: ¡No me da la gana! ¡No voy a correr a Soledad! ¿Te queda claro? 82.

HORTENSIA: ¡Pues yo no sé cómo confías tanto en ella..., si ahora la vas a dejar por las noches aquí..., ¡un día llegas a tu negocio y lo ha traspasado todo o lo ha destruido!

83.

RAMIRO: Soledad no es tan tonta como para atreverse a tanto...

84.

HORTENSIA: ¡Yo sólo te lo advierto! ¡Esa zorra callada es capaz de cualquier cosa! (MALIGNA, RECALCA) ¡Y si ella tuviera que prenderle fuego a tu laboratorio de perfumes, papacito, estoy segura de que lo haría!

85.

RAMIRO: (CARCAJADA) ¡No me hagas reír, Hortensia!

86.

HORTENSIA: ¡Cuidado, Ramiro, mucho cuidado con tu... Soledad!

HORTENSIA ACABA DE CONCEBIR UN PLAN DIABÓLICO. EN MEDIO DE SU COLERA, SONRIE Y SALE. CORTE A: ESCENA 13 – INT — SALA CASA DE SOLEDAD DIA 2 MARINA HA QUEDADO ESTUPEFACTA CON LA DECLARACIÓN DE ALBERTO. 87. MARINA: ¡Qué manera tiene usted de decir las cosas! ¡Cualquiera que lo escuchara pensaría que es la peor persona del mundo!

© Idea Original.

88.

ALBERTO: ¡Pero es que yo sí la maté, Marina!

89.

MARINA: No comprendo... Página # 11


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © ALBERTO OJOS.

TIENE

LAGRIMAS

EN

LOS 90.

ALBERTO: Estuve quince años encerrado en la cárcel... Me estoy reintegrando a la sociedad, como se dice...

91.

MARINA: ¡Pero usted sería incapaz de matar una mosca, Alberto, no me venga con esos cuentos de horror y misterio! ¡Mucho menos hoy!

92.

ALBERTO: He cumplido una larga condena de quince años...

93.

MARINA: Entonces, ¿cuándo tuvo a su hijo Mauricio?

94.

ALBERTO: (LLORANDO) El tiene 22 años... Cuando entré a la cárcel él sólo contaba con dos añitos de edad... Lo criaron sus abuelos. En estos últimos años traté de recuperar su cariño... (TR) ¡Y yo lo quiero mucho! ¡Estoy arrepentido de lo que hice! ¡Yo maté a la madre de mi hijo y ahora estoy muy arrepentido! (TR) ¡Por eso, Marina, usted va a ayudarme a salvar a mi hijo!

MARINA PERMANECE ESTUPEFACTA Y AFIRMA MECÁNICAMENTE. EL SE MUESTRA DESESPERADO. CORTE A: ESCENA 14 – EXT — CASA DE SOLEDAD -- JUNTO AL COCHE DE FERNANDO DIA 2 FERNANDO LIMÓN VA ACOMPAÑADO DE SOFI HASTA SU COCHE, ESTACIONADO JUNTO AL JARDÍN EXTERIOR. 95. FERNANDO: Debes ayudar mucho a tu tía Claudette en estos días... 96.

SOFI: Ella no se deja ayudar...

97.

FERNANDO: (SONRIE) Eso es cierto... Oye, ¿qué edad tienes, eh, y cómo te llamas?

98.

SOFI: Ya tengo 19 años. Soy un poco menor que mi hermano Federico..., pero ya soy mayor de edad. Me puedes llamar Sofi.

FERNANDO ABRE LA CAJUELA DEL COCHE Y HACE COMO SI BUSCARA ALGO. 99. FERNANDO: ¡Vaya! ¡No encuentro el regalo que le iba a enviar a tu tía Claudette!

© Idea Original.

Página # 12


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 100. SOFI: (SUSPICAZ) ¿Sabe qué? Yo creo que usted inventó eso del encargo para mi tía... Y lo hizo para quedarse a solas conmigo. 101. FERNANDO: (LEVANTA LOS BRAZOS) ¡Me rindo! ¡Me has cachado in fraganti! Mea culpa!

SOFI SONRIE. 102. SOFI: No importa. 103. FERNANDO: (ALIVIADO) Señorita, acaba usted de otorgarme de nuevo el derecho a la vida... 104. SOFI: ¡Ay, qué anticuado se oye! 105. FERNANDO: (EN PLAN VICTIMA) Y ahora mismo acaba usted de volverme a quitar ese derecho... (TR) ¿Quieres que demos una vuelta en mi coche? 106. SOFI: (PIENSA) Pero, tía... 107. FERNANDO: No te preocupes. Será nuestro secreto. 108. SOFI: ¡Vamos!

SOFI SE SUBE ÁGILMENTE AL COCHE SIN PENSARLO DOS VECES. FEDERICO, SU HERMANO, SALE DE LA CASA Y SE ACERCA CORRIENDO. 109. FEDERICO: ¡Sofía! ¿Adónde crees que vas? SOFI LO MIRA Y LE HACE UN GESTO DESPECTIVO. FERNANDO YA ESTÁ SENTADO AL VOLANTE Y ECHA A ANDAR EL MOTOR. CORTE A: ESCENA 15 – INT — MOSTRADOR PERFUMERIA DIA 2 SOLEDAD ATIENDE A UNOS CLIENTES. LUCIA A OTROS QUE SEÑALAN AL APARADOR DE PERFUMES. LLEGA SABINA. 110. SABINA: ¡Soledad! ¡Pasaba justamente por aquí! ¿Ya te comentó don Ramiro de lo que lograste con tu perfume? 111. SOLEDAD: (A LOS CLIENTES) Gracias...

LOS CLIENTES SE VAN SATISFECHOS Y LE PAGAN A HORTENSIA, QUE ESTÁ EN LA CAJA REGISTRADORA. 112. SABINA: ¡Hey, chiquita, te estoy hablando! © Idea Original.

Página # 13


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 ©

113. SOLEDAD: No, no me dijo nada. Sólo que alguien no estuvo conforme con la esencia que elaboré, pero nada más... 114. SABINA: ¡Pues armé un revuelo... terrible! (SONRIE, COMPLICE) ¡Pero ahora me arrepiento, Soledad, amiga, porque saliendo de aquí... aún tenía algo de tu esencia Vientos del Mediterráneo en mi piel..., y conquisté a otro hombre que es una chulada....! 115. SOLEDAD: Pues te felicito, Sabina. 116. SABINA: (CHISMOSA) ¿Y qué me cuentas de aquel príncipe que vino a visitarte ayer? 117. SOLEDAD: (TRISTE) Nada. Una falsedad, una ilusión. Ya no existe. 118. SABINA: ¡Ay, niña, es que no sabes qué hacer contigo!, ¡primero, pareces una esclava o una monja, qué sé yo...! 119. SABINA: Ni te peinas, ni te arreglas..., y cuando te pones esos lentes que parecen de lechuza asiática..., pues, ¡no hay hombre que te mire que no sienta ganas de ponerse a llorar por la especie humana, niña! 120. SOLEDAD: ¿Para qué voy a arreglarme si nadie me quiere? Mi hermana Claudette es siempre la guapa, la resplandeciente..., y yo la gris, la mosca muerta, la... tarada, la fea. 121. SABINA: ¡Mira, Soledad! ¡¡Vas por mi Estética, por mi Peluquería, que es como una clínica de belleza... y te hago un cambio de imagen que no te lo vas a creer!! (SONRIENTE) ¡Cortesía de la casa, porque tus perfumes me traen hombres y mucho, mucho, pero mucho amor! ¡Tus perfumes son mágicos!

SABINA TIRA BESOS A LUCIA Y A HORTENSIA Y SALE. SOBRE EL ROSTRO DE SOLEDAD, DUBITATIVA, QUE MECÁNICAMENTE SE RECOGE EL CABELLO Y LUEGO LO DEJA CAER CON DESGANO. CORTE A:

© Idea Original.

Página # 14


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © ESCENA 16 – INT — SALA CASA DE SOLEDAD DIA 2 MARINA ESTÁ IMPACTADA CON LAS CONFESIONES DE ALBERTO. 122. MARINA: Creo, Alberto, que ya su sufrimiento ha sido penitencia suficiente... 123. ALBERTO: ¿Así lo cree en verdad, Marina? 124. MARINA: Ya tuvo suficientes años en una sola vida para purgar esa culpa... Me imagino el martirio en el que ha vivido... 125. ALBERTO: No lo sabe usted.

MARINA SE VE MAGNIFICA, TRISTE Y GRANDIOSA COMO MUJER. SU LUTO LE PROPORCIONA UN MISTERIOSO ENCANTO. APOYA CON LA FUERZA DE SU MIRADA A ALBERTO. 126. MARINA: No quiero enterarme de los “detalles” de la muerte de su esposa..., Alberto. No me interesa y no sé si podría soportarlo... (PAUSA) No hoy, al menos..., pero debe saber que cuenta con toda mi ayuda para salvar a su hijo Mauricio. 127. ALBERTO: (EMOCIONADO) ¡Gracias! 128. MARINA: ¿Dónde está su hijo ahora? 129. ALBERTO: En una Clínica Privada de las afueras... Mi pobre y único hijo..., Mauricio. ¡Si usted lo viera!

MARINA NO PUEDE EVITAR UN SUSPIRO DE ANGUSTIA. CORTE A: ESCENA 17 – EXT — T.U. CHOZA MISERABLE LA CÁMARA SALE DEL CEMENTERIO, MUESTRA UN RIO CONTAMINADO Y JUNTO A UNOS RISCOS Y MATORRALES OSCUROS HAY UNA CHOZA MISERABLE. ES LA VIVIENDA DE LA MENDIGA ESMERALDA. CORTE A: ESCENA 18 – INT — CHOZA DE LA MENDIGA ESMERALDA UBICACIÓN: LA CASUCHA DE LA MENDIGA ESMERALDA JUNTO AL RIO, CERCA DEL CEMENTERIO. ELLA CALIENTA SOBRE LEÑAS Y CARBONES © Idea Original.

DIA 2

DIA 2

Página # 15


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © UNA OLLA, PREPARANDO ALGUN BREBAJE. ESCUCHA RUIDOS Y SE SOBRESALTA. 130. ESMERALDA: ¿Quién anda ahí afuera? Vade retro, Satán! SE PERSIGNA. NADIE RESPONDE Y ELLA SE ASOMA A AVERIGUAR. HAY UNA EXTRAÑA TENSIÓN EN EL AMBIENTE. UN GATO NEGRO ENTRA A LA CHOZA. 131. ESMERALDA: ¡Tinieblas! ¡Gatito de mi alma! ¿Eras tú, bonito, gatito negro..., bebé? ENTRA DON ARISTEO CABAÑAS. HOMBRE MUY RICO, ELEGANTE, NOBLE, ATACADO POR UNA ENFERMEDAD INCURABLE. NOTA/ PRESENTACIÓN DEL PERSONAJE, TIO DE SEBASTIÁN CABAÑAS AMOR. ES UN SEÑOR QUE COJEA LIGERAMENTE DE UNA PIERNA Y USA BASTÓN CON EMPUÑADURA DE ORO. 132. DON ARISTEO: No, Esmeralda, soy yo. ¿Acaso no me recuerdas? 133. ESMERALDA: (ESTUPEFACTA, GRITA) ¡Don Aristeo Cabañas! (TIEMBLA) ¡No me diga nada! ¡Yo he sido buena! ¡He cumplido mi palabra! ¡La he cumplido!

DON ARISTEO BUSCA UN SITIO DONDE PODER SENTARSE. TOMA UNA PEQUEÑA BANCA DEL RINCÓN. LA MENDIGA NO PUEDE CREERLO Y MANTIENE LA BOCA ABIERTA, UNA BOCA SUCIA Y SIN DIENTES. (ELLA ES LA QUE CONOCE, JUNTO A DON ARISTEO Y MAMÁ CHENTA, LA HISTORIA DE LOS HERMANOS SEBASTIÁN Y MARIUS.) CORTE A: ESCENA 19 – INT — SALA CASA DE SOLEDAD DIA 2 MARINA SE CONMUEVE CON LO QUE LE HA DICHO ALBERTO. 134. MARINA: ¡22 añitos y depende de una máquina! 135. ALBERTO: (PESAROSO) Mi hijo absorbió desde niño todo el sufrimiento..., y lo resintieron sus órganos... Sus riñones están desahuciados y no puede vivir... © Idea Original.

Página # 16


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 ©

136. MARINA: ¡Pobrecito! 137. ALBERTO: ¡Por eso quiero que usted me ayude a hallar un donante! ¡No es en modo alguno como pago a haber ofrecido mi sangre a su esposo...

PASAN UNOS PARIENTES, PLATICANDO. 138. MARINA: Eso ya lo sé..., por favor... 139. ALBERTO: (TRISTE Y AGOBIADO POR SU PENA) Se lo pido a usted porque ya no tengo a nadie en quien confiar... ¡¡y sus ojos me dicen que con usted encontraré lo que busco!!

MARINA LE OFRECE SU MANO Y EL LA APRIETA. AMBOS MUY EMOCIONADOS. SABEN QUE POR EXTRAÑOS DESIGNIOS NO PODRÁN SEPARAR SUS CAMINOS. CORTE A: ESCENA 20 – INT — CASA DE SOLEDAD -- HABITACIÓN DE CLAUDETTE CLAUDETTE ESTÁ ACOSTADA EN SU CAMA. TIENE UNA TOALLA HUMEDA SOBRE LAS SIENES. SE ADORMILA. RECUERDA... A SU PADRE. INSERT/ ENTRA FLASH BACK DE LA DISCUSIÓN QUE PROVOCÓ EL INFARTO (CAP. 1, ESC. 1)

DIA 2

CLAUDETTE, EN LA MESA, MIRA A CADA UNO Y ESTALLA. 140. CLAUDETTE: (ESTALLA EN UNA CRISIS HISTÉRICA) ¡Pues si quieren saberlo ya estoy harta de esta clase de vida! Me vale que papá esté ahí, postrado en esa silla..., más inútil que un vegetal. Y para colmo: celebrando su cumpleaños número doscientos uno. (TR) Me vale que mi hermana Soledad quiera quedarse para vestir santos y para estrenarse horrendos vestidos grises... Que este par de sobrinitos piense que todo cae del maldito cielo... (TR) ¡Y de ti, mamá..., estoy harta de esa pose de mártir que no te viene para nada! ¡Eres una bruja sin destino, mamá! 141. MARINA: ¡¡Claudette, hija, estás endiablada!!

MARINA MIRA A DON SALVADOR, QUE ESTÁ PALIDO Y MEDIO INCORPORADO EN SU SILLA. SE ALARMA. © Idea Original.

Página # 17


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © DISOLVENCIA A OTRO FRAGMENTO: 142. MARINA: ¿Podrían comer en paz, como una

familia decente? 143. CLAUDETTE: No decente, ¿o sí?

estamos

en

una

familia

144. DON SALVADOR: (INCORPORÁNDOSE) ¡Basta!

SALVADOR, PALIDO, CAE DE BRUCES SOBRE LA MESA. HA SUFRIDO SU TERCER INFARTO. 145. MARINA: ¡Salvador! ¡¿Qué sucede?! ¡Soledad, Soledad! ¡A tu padre le dio algo, corre! ¡Ayúdenme! QUEDA COMO UN ECO EL GRITO DE AYUDA LANZADO POR MARINA. FIN DEL FLASH BACK. INSERT DE: SE VE EL ROSTRO DE DON SALVADOR, QUE GIRA LEVEMENTE HASTA QUEDAR MIRANDO FIJAMENTE A LA CÁMARA.. SALE INSERT./ IMAGEN DEL ROSTRO DE CLAUDETTE, PÁLIDO, ENTRE EL HALO AZUL DEL SUEÑO: 146. CLAUDETTE: ¿Por qué suceden estas cosas papá? ¿Cómo puedo estar tranquila ahora? (ECO) SOBRE IMAGEN DE CLAUDETTE EN LA CAMA, QUE ABRE LOS OJOS, HORRORIZADA. CORTE A: ESCENA 21 – INT — TRASTIENDA PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DIA 2 SOLEDAD DEBE ENTRAR AL LABORATORIO DE LA TRASTIENDA PARA BUSCAR UN FRASCO DE AGUA DE VIOLETAS. DON RAMIRO, QUE ACOMDODA CAJAS, LA LLAMA. 147. RAMIRO: Hey, Soledad, ¡acércate! ¡Ven, que no muerdo! 148. SOLEDAD: (CAUTELOSA) ¿Qué desea, don Ramiro?

© Idea Original.

Página # 18


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 149. RAMIRO: Hoy estoy especialmente magnánimo, ¿sabes? Hoy creo ser..., no sé..., ¿Dios? Y hasta quiero hacerte un regalo...

SOLEDAD SE PONE EN GUARDIA, PUES SABE QUE NADA BUENO PUEDE ESPERAR DE DON RAMIRO. 150. SOLEDAD: ¿Sí, don Ramiro? DON RAMIRO TANTEA EL TERRENO Y MUESTRA UNA NUEVA MÁSCARA QUE SORPRENDE A SOLEDAD. 151. RAMIRO: Un pajarito me dijo al oído que quieres crear un perfume que vuelva loca a la gente... ¿Es eso cierto, Soledad? 152. SOLEDAD: ¿Yo? Don Ramiro... 153. RAMIRO: (ACCESO VIOLENTO) ¡No quiero mentiras, Soledad! (TR) ¡¡¿Has pensado en crearlo aquí, sí o no?!!

SOLEDAD ESTÁ ESPANTADA, NO SABE QUÉ CONTESTAR Y DON RAMIRO SE MUESTRA ANSIOSO POR SABER LAS INTENCIONES DE ELLA. CORTE A: ESCENA 22 – EXT — CASA DE SOLEDAD -- JUNTO AL COCHE DE FERNANDO DIA 2 FEDERICO LE GRITA A SU HERMANA QUE YA ESTA DENTRO DEL COCHE DE FERNANDO LIMON. ELLA NO LE HACE CASO Y FERNANDO ARRANCA EL COCHE. EL AUTO SE ALEJA A TODA VELOCIDAD. 154. FEDERICO: ¡Sofía, le voy a decir a la tía Claudette y no te la vas a acabar! (HABLA SOLO) Imbécil, ¿cómo se le ocurre irse en el coche con ese tipo? ¡¿En qué cabeza cabe irse con el loco ése?! FEDERICO PATEA UNA PIEDRA DEL JARDÍN Y TIENE LA RESPIRACIÓN AGITADA. SE DIRIGE HACIA LA CASA, MUY DISPUESTO A HABLAR CON CLAUDETTE. CORTE A: ESCENA 23 – INT — TRASTIENDA PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DIA 2 DON RAMIRO CALCULA CADA PALABRA QUE DICE Y SUS OJOS CHISPEAN. SE MUESTRA HUMILDE POR INSTANTES, PERO SUS INTENCIONES SON MALIGNAS. © Idea Original.

Página # 19


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © SOLEDAD ASIENTE, ACEPTANDO SU SUEÑO DE CREAR UN PERFUME GENIAL 155. RAMIRO: Pues si quieres crear un perfume único, yo te voy a ayudar..., Soledad... ¡Sé que lo vas a hacer! No eres tan bruta como Hortensia o como Lucía... TRANSICIÓN VIOLENTA DE DON RAMIRO, ENSEÑANDO POR INSTANTES SU ROSTRO DIABÓLICO E INTERESADO. 156. RAMIRO: ¡Eso sí! ¡Si logras hacer ese perfume a mí me corresponderá la mayor parte de las ganancias, porque lo has hecho en esta Perfumería! 157. SOLEDAD: Sí, don Ramiro... 158. RAMIRO: ¡Bien! ¡Aquí tienes las llaves del laboratorio! Después que limpies todo esto durante la noche, podrás usar mis alambiques y recipientes... 159. SOLEDAD: Gracias, don Ramiro... 160. RAMIRO: (AMENAZANTE Y TAIMADO) Todavía no des las gracias... 161. RAMIRO: Bueno, éste es mi regalo...

DON RAMIRO SACA UNA LIBRETITA DE COLOR DE ROSA, CON HOJAS DE UN PAPEL AMARILLENTO, ANTIGUO. SE LO ENTREGA A SOLEDAD, MIENTRAS SUS OJOS EXPRESAN CODICIA Y LOCURA. 162. RAMIRO: (APREMIÁNDOLA) ¡Lee! 163. SOLEDAD: (LEYENDO) “Palisandro, muguete, tuberosa, osmanthus, bergamota, benjuí, mirra, musgo de roble...” (LEE) “Secretos de las notas cristalinas; amaderadas, gourmand, balsámica, fougére, heno... Mi amigo Charles Piesse clasificó las fragancias según las notas musicales... Notas y acordes...” (EMOCIONADA) ¡Qué hermosura! (TR) Hay mil nombres y muchos números... 164. RAMIRO: Perteneció a mi abuelo..., que vivió en Persia y en Egipto... Aquí anotó todos los secretos que pudo descubrir..., ¡ahora es tuyo! 165. SOLEDAD: No entiendo por qué me lo da.

© Idea Original.

Página # 20


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 166. RAMIRO: Por tres cosas que tengo bien claras: la primera, porque sólo tú puedes entender esas ecuaciones y mezclas... Segunda: porque soy tan magnánimo como el mismo Dios... ¡Y tercera...! ¡Porque serás mía! Tengo mucha, pero mucha paciencia... 167. SOLEDAD:(DEVOLVIÉNDOSELO) ¡Tómelo, no lo quiero! Los descubrimientos prefiero hacerlos por mí misma... (TR) ¡Y yo nunca seré suya, don Ramiro! Además..., ¡no quiero deberle nada ni a usted ni a su abuelo...!

SOLEDAD LE TIRA EL LIBRO. DON RAMIRO RESPIRA PROFUNDO. CORTE A: ESCENA 24 – INT — CHOZA DE LA MENDIGA DIA 2 ESMERALDA LE OFRECE UN TRAGO DE UNA BOTELLA SUCIA Y DON ARISTEO LO RECHAZA. 168. ESMERALDA: ¿Para qué ha vuelto, don Aristeo? 169. DON ARISTEO: Ni siquiera yo mismo lo sé, Esmeralda... Desde que ella murió no he tenido paz... Si no fuera por mi sobrino Sebastián, al que me he dedicado en cuerpo y alma..., esta vida no tendría sentido.

LA MENDIGA ESMERALDA ATRAPA AL GATO NEGRO Y LO CARGA. 170. ESMERALDA: (AL GATO) ¡Tinieblas, mira qué señor tan elegante! (MAS CALMADA) Yo he cumplido mi palabra a usted, don Aristeo, ni de la boca de Mamá Chenta ni de esta boca que se la van a comer las hormigas, ha salido ni una sola palabra de nuestro secreto... ¡Ni una sola! 171. DON ARISTEO: ¡Lo sé! ¡Lo sé! 172. ESMERALDA: ¿Entonces a qué ha venido? ¿Por qué ha vuelto? ¿Para qué quería verme? ¡¿No es mejor acaso dejarlo todo enterrado tal y como está...?! 173. DON ARISTEO: Porque sólo confío en ti..., Esmeralda. ¡Tú puedes ayudarme nuevamente!, ¡pero nadie lo puede saber, nadie!

LA MENDIGA ASIENTE VIVAMENTE. DON ARISTEO CONTINUA HABLÁNDOLE AL © Idea Original.

Página # 21


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © OIDO Y ELLA ABRE DESORBITADAMENTE LOS OJOS. SE PERSIGNA. PROTECCIÓN POR CÁMARA: DON ARISTEO LE ENTREGA UNA BOLSITA DE TERCIOPELO. DENTRO DE ELLA HAY UN DIAMANTE QUE ESMERALDA SACA Y CONTEMPLA: RELUMBRA COMO UN TROZO DE LUZ ARRANCADO A LA ETERNIDAD. 174. ESMERALDA: ¡Un diamante! ¡Es el primero que veo en mi vida! ¿Todos son tan grandes como un huevo de paloma...? (DON ARISTEO NIEGA, SONRIENDO) ¡Lo esconderé! ¡Yo lo cuidaré como a mis ojos, no se preocupe, Don Aristeo! ¡Lo esconderé en...! (DUDA), ¡¡en mi abrigo rojo!! OTRA PROTECCIÓN POR CÁMARA, IMPORTANTE: ESMERALDA SE QUITA SU ABRIGO ROJO SANGRE, ABRE UN ORIFICIO OCULTO EN LA TELA RAÍDA Y OCULTA LA BOLSITA. LO ASEGURA CON UN ALAMBRE METÁLICO, COMO SI LO COSIERA. CORTE A: ESCENA 25 – INT — TRASTIENDA PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DIA 2 DON RAMIRO TRAGA EN SECO Y PACIENTEMENTE RECOGE EL LIBRITO ROSA Y SE LO VUELVE A ACERCAR A SOLEDAD. 175. RAMIRO: No seas tan orgullosa, mujer. ¡Toma este libro! (CON INTENCIÓN) ¿Has olvidado la deuda tan grande que tu padre dejó? 176. SOLEDAD: (APARTA EL LIBRITO) No lo quiero. 177. RAMIRO: ¿Acaso el perfume no es tu verdadera pasión? 178. SOLEDAD: Lo es. 179. RAMIRO: ¿Entonces? ¿Cómo puedes renunciar a mi regalo? ¡¿Qué tipo de pasión es ésa que desaprovecha la mejor oportunidad de su vida?! 180. SOLEDAD: Yo soy así. (PAUSA) Así soy yo.

© Idea Original.

Página # 22


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 181. RAMIRO: (COLÉRICO) ¡¿Cómo puedes estar tan ciega?! ¡¡¿Sabes lo que voy a hacer si no tomas este maldito libro?!!

LOS OJOS DE DON RAMIRO LLAMEAN. SOLEDAD PERMANECE EXPECTANTE. TODO INDICA QUE PUEDE SUCEDER LO PEOR. CORTE A: FADE OUT: TERCER CORTE COMERCIAL FADE IN: ESCENA 26 – INT — TRASTIENDA PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DIA 2 CONTINÚA ESCENA ANTERIOR A COMERCIALES. DON RAMIRO ESTÁ A PUNTO DE ROMPER EL LIBRO. 182. SOLEDAD: ¿Qué? ¿Se atreverá a romperlo? 183. RAMIRO: Y a quemarlo, si fuese necesario... (TR) Te lo digo: ¡ese falso orgullo no te va a permitir triunfar, Soledad; está mal encauzado! (SUAVIZA) ¿No te das cuenta? 184. SOLEDAD: Sí. 185. RAMIRO: Comprendo que puedas rechazarme a mí, porque no te gusto... (GRITANDO) ¡¡Pero por tu pasión no puedes dejar pasar las oportunidades, Soledad!! (TR) ¡Y si tú triunfas con tu sueño yo saldré ganando! ¡Te soy sincero! (LE EXTIENDE EL LIBRITO DE COLOR DE ROSA) ¡No creas que te estoy dando los secretos del perfume por amor a ti, sino por interés y codicia mía! ¡Tómalo de una buena vez!

SOLEDAD DUDA, PERO PIENSA EN SU CARRERA Y EN SU SUEÑO. AHÍ QUIZÁ HAY UNA OPORTUNIDAD DE APRENDIZAJE Y TRIUNFO. 186. SOLEDAD: Sí, don Ramiro. 187. RAMIRO: (MALVADO) Ahora me vas a dar las gracias. 188. SOLEDAD: (CON UNAS LAGRIMAS) Gracias, señor. Gracias. 189. RAMIRO: Ahora sigue atendiendo clientes..., porque así es como debe ser. © Idea Original.

a

mis

Página # 23


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © SOLEDAD SALE ABRAZADA AL LIBRITO ROSA Y LLEVANDO EL FRASCO QUE FUE A BUSCAR. CORTE A: ESCENA 27 – INT — CASA DE SOLEDAD -- HABITACIÓN DE CLAUDETTE DIA 2 FEDERICO ENTRA A LA HABITACIÓN DE CLAUDETTE. ELLA YA ESTA DESPIERTA DESPUÉS DE LA PESADILLA. LLORANDO. FEDERICO ESTÁ MUY MOLESTO. 190. FEDERICO: (SIN AIRE) ¡Tía Claudette, mi hermana..., Sofi....! ¡No quiero que abuela Marina se entere! ¡Sofi...! 191. CLAUDETTE: ¿Qué sucede? ¿Qué le ha pasado a Sofi?, ¡Federico, no me asustes! 192. FEDERICO: ¡Él se la llevó! 193. CLAUDETTE: ¿Qué dices? ¿Quién se la llevó? 194. FEDERICO: ¡Tu novio, tía Claudette! ¡¡Ese descarado, ese tal Fernando Limón la convenció y se la llevó en su coche!!

CLAUDETTE SE SIENTA EN LA CAMA Y TODA LA RABIA Y EL CORAJE SUBEN A SU ROSTRO. CORTE A: ESCENA 28 – INT — CUARTO DE NINA -- ASILO DE ANCIANOS DIA 2 LA ABUELA NINA ESTÁ EN LA CAMA, SOBRE UNA MESITA TIENE LAS CARTAS DEL TAROT. LAS BARAJA, MEZCLÁNDOLAS Y LAS CORTA. SUSURRANDO. LA ANCIANA LOLITA ESTÁ DEL OTRO LADO, ANSIOSA Y EXPECTANTE POR LA TIRADA. 195. LOLITA: ¿Qué ves, Nina, por dios? ¿Me salió una buena tirada? 196. NINA: Veo muerte en tu camino, Lolita... ¡Muerte...! Pero no como cambio positivo, sino como pérdida total. 197. LOLITA: (CUBRIÉNDOSE LA BOCA) Dios mío, ampárame y protégeme...

NINA RECOGE LAS CARTAS Y SE LAS ENTREGA A LOLITA, QUIEN LAS BARAJEA DE NUEVO. ANSIOSA, PREOCUPADA. © Idea Original.

Página # 24


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © CORTE A: ESCENA 29 – INT — CASA DE SOLEDAD-- HABITACIÓN DE CLAUDETTE DIA 2 CLAUDETTE SE LEVANTA APRESURADAMENTE Y TOMA A FEDERICO DE LA MANO. VEHEMENTE. 198. CLAUDETTE: ¡Acompáñame, Federico! ¡Tenemos que encontrarlos! ¡Ese tipo es capaz de cualquier cosa! 199. FEDERICO: Pero, ¿adónde vamos a ir, tía?, ¡esta ciudad es muy grande! 200. CLAUDETTE: Tengo buen olfato... ¡Y conozco todos los sitios que Fernando Limón frecuenta! (RABIOSA) Ese maldito es un animal de costumbres, como buen macho... 201. FEDERICO: ¡Vamos, tía Claudette! 202. CLAUDETTE: ¡Vamos!

SOBRE AMBOS QUE SALEN APRESURADAMENTE. CORTE A: ESCENA 30 – INT — MOSTRADOR PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DIA 2 SEBASTIÁN LLEGA A LA PERFUMERÍA “LA VENTISCA”. HORTENSIA SE ADELANTA Y LO RECIBE. PERO ANTES DE QUE ABRA LA BOCA, LUCIA INTERVIENE. 203. LUCÍA: (SONRIENTE) ¿Necesita algo o quiere ver a Soledad? 204. SEBASTIÁN: ¿Está ella? 205. LUCIA: Allá dentro... 206. SEBASTIÁN: ¿Puede llamarla? 207. LUCIA: Está con el patrón, pero la busco..., y en un momentitito está frente a usted. 208. SEBASTIÁN: Gracias. 209. LUCIA: La pobre, anda como si le hubieran entrado a palos... 210. SEBASTIÁN: ¿Muy triste?

© Idea Original.

Página # 25


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 211. LUCÍA: ¡Peor que eso...! Ahora va a tener que hacer tres turnos... El de la mañana, el de la tarde, ¡y hasta en la noche! 212. SEBASTIÁN: Pero, ¿a quién se ha ocurrido ese disparate? 213. LUCIA: Al patrón... Ya lo conoce. ¡Es tan bruto que si se cae en cuatro patas, rebuzna! (TR) Además..., a usted, Soledad no quiere ni verlo... ¡Pero insista! ¡No pierda la voluntad! Soledad es buena chica..., pero eso está de más decírselo. 214. SEBASTIÁN: Quiero verla. 215. LUCIA: Espera, enseguida se la llamo...

PERO EN ESE INSTANTE SOLEDAD APARECE EN LA PUERTA DE LA TRASTIENDA (ABRAZADA AL LIBRITO ROSA DE LOS SECRETOS DE LA PERFUMERÍA) Y MIRA A SEBASTIÁN. CORTE A: ESCENA 31 – INT — CUARTO DE NINA -- ASILO DE ANCIANOS DIA 2 NINA MIRA DECIDIDA A LOLITA. LAS ANCIANAS YA SE ADIVINAN UN POCO LOS PENSAMIENTOS. 216. NINA: ¡Hay que burlar al destino, Lolita! 217. LOLITA: ¿Pero, Nina, querida, eso se puede hacer? 218. NINA: ¡Claro! ¡Tú confía, Lolita! Porque ése es justamente tu peor defecto: ¡que eres desconfiada hasta la pared de enfrente! 219. LOLITA: (PRESUMIDA) Yo no tengo defectos.

AMBAS RIEN. 220. NINA: Bueno, lo importante es que no

podemos quedarnos aquí... Este Asilo está maldito... 221. LOLITA: (SORPRENDIDA) escaparnos?

¿Vamos

a

222. NINA: ¡Claro! Tengo que averiguar por mí misma lo que sucede a mi familia... (TR)¿Es que no recuerdas tú el mundo de afuera? Allá, donde te aplaudían cuando eras cantante de ópera, Lolita... ¡Cuando eras famosa! Tenemos que saber si todavía alguien te recuerda... © Idea Original.

Página # 26


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 ©

223. LOLITA: ¡Claro que me recuerdan! ¡Mira...!

LOLITA SACA UNA MEDALLA DE UN PAÑUELITO QUE LLEVA EN EL PECHO. 224. LOLITA: Me condecoraron en la Opera de Milán... 225. NINA: ¡Entonces vamos a fugarnos...! ¿Tienes ropa preparada?

LOLITA SACA UNA DIMINUTA MALETA DEL CLOSET. NINA TOMA SU BOLSA DE VIAJE. 226. LOLITA: ¡Siempre estoy preparada para las giras! 227. NINA: ¡¡Vámonos!!

AMBAS ABREN LA PUERTA, MIRAN A TODOS LADOS. SALEN DE PUNTILLAS. SE FUGAN DEL ASILO DE ANCIANOS. CORTE A: ESCENA 32 – INT — MOSTRADOR PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ SEBASTIÁN DESCUBRE A SOLEDAD, SE MIRAN, AMBOS HECHIZADOS. ELLA FINGE NO DAR IMPORTANCIA AL ENCUENTRO QUE TANTO DESEABA. 228. SEBASTIÁN: ¡Soledad!

DIA 2

229. SOLEDAD: (SECA Y AJENA) ¿Desea algo? 230. SEBASTIÁN: Claro que sí... ¡Verte! Creo que te debo una explicación!

SOLEDAD NO QUIERE MIRARLO. EXPECTACIÓN SOBRE LO QUE VA A DECIRLE. SEBASTIÁN TIENE UNA MIRADA IMPLORANTE. CORTE A: FADE OUT: CUARTO CORTE COMERCIAL FADE IN: ESCENA 33 A – INT — MOSTRADOR PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DIA 2 CONTINÚA ESCENA ANTERIOR A COMERCIALES. SOLEDAD ES IMPLACABLE. 231. SOLEDAD: Vete, Sebastián, vete. Tú me ofendiste. Eres igual a todos... Igual. Te agradezco las cosas buenas, todo lo que hiciste por mí, sin conocerme. Pero llegaste al límite y me faltaste el respeto... © Idea Original.

Página # 27


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 ©

232. SEBASTIÁN: Perdóname... 233. SOLEDAD: Vete y no vuelvas nunca.

SEBASTIÁN LA MIRA POR ULTIMA VEZ Y SALE CABIZBAJO. A ELLA SE LE ESCAPAN DOS LÁGRIMAS —QUE INTENTABA RETENER— POR EL DOLOR Y LA IMPOTENCIA QUE SIENTE. CORTE A: ESCENA 34 – EXT — CALLE COMERCIAL -- DIVERSOS SITIOS IMAGEN A MODO DE VIDEO CLIP: FEDERICO Y CLAUDETTE CAMINAN APRESURADAMENTE POR UN BOULEVARD DE TIENDAS Y CAFETERIAS. SE ASOMAN POR LOS VIDRIOS Y PUERTAS.

DIA 2

EFECTOS DE SONIDO MEZCLA VARIADA DE MÚSICAS, PLÁTICAS, BESOS, PASOS, COCHES, CIUDAD. MUSICA ULTRAMODERNA.

SE HACEN GESTOS DE NO ENCONTRARLOS. CLAUDETTE ESTÁ DESOLADA Y RABIOSA, MIENTRAS FEDERICO, CELOSO, ESTÁ MUY PREOCUPADO POR EL PARADERO DE SU JOVEN HERMANA CON ESE SEDUCTOR. CORTE A: ESCENA 35 – INT — SALA CASA DE SOLEDAD DIA 2 ALBERTO SE DESPIDE EN LA PUERTA DE MARINA. ELLA SE MUESTRA AGOTADA Y TRISTE. EL, ESPERANZADO Y COMO SI SE HUBIERA QUITADO UN GRAN PESO DE ENCIMA CON LA CONFESIÓN. 234. ALBERTO: Ya me voy, para que usted descanse. Además, ya todos sus amigos y parientes se han marchado... (TR) ¡Prométame que no va a estar deprimida...! 235. MARINA: Más de lo que ya estoy será imposible...

ALBERTO LE DA LA MANO, VIGOROSAMENTE, LO CUAL LE INYECTA A CITA ALGO DE ENERGIA. RECUPERANDO EL BRILLO DE SUS OJOS CANSADOS. 236. ALBERTO: ¡Tome! 237. MARINA: ¿Qué es? © Idea Original.

Página # 28


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © ALBERTO LE ENTREGA UNA CADENA DE PLATA FINA CON UN DIJE EN FORMA DE PALOMA. 238. ALBERTO: Un amuleto. La protegerá de tanta soledad... ¡Yo mismo lo hice! Hace quince años..., cuando supe que existía la esperanza. ¿Lo ve? El dije tiene forma de paloma. Es una paloma de plata. EL LA AYUDA A COLGARLO EN EL CUELLO DE MARINA. 239. MARINA: (IMPACTADA, RECUERDA) ¿Una paloma? ¡Es la paloma blanca! 240. ALBERTO: ¿A cuál paloma se refiere? 241. MARINA: Nada, nada... Algún día le contaré. Mañana pase por mí, Alberto, ¡iremos a ver a su hijo Mauricio a la clínica!

SE MIRAN FIJAMENTE. LA SITUACIÓN SIGUE SIENDO INCOMODA POR LAS CONDICIONES EN QUE SE HAN ENCONTRADO Y LO SABEN. ALBERTO SALE ENTONCES APRESURADO. MARINA CIERRA LA PUERTA Y RESPIRA PROFUNDAMENTE. CORTE A: ESCENA 36 – EXT — FACHADA DE LA PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ SEBASTIÁN SALE CABIZABAJO Y TRISTE. IMAGEN EN CÁMARA LENTA: TROPIEZA EN LA FACHADA DE LA PERFUMERÍA CON EL DEFORME MARIUS. MUSITA UNA DISCULPA. MARIUS LE MIRA CON CIERTA EXTRAÑEZA. AMBOS SIENTEN ALGO QUE LES RELACIONA METAFÍSICAMENTE. NOTA/ (SON HERMANOS DE SANGRE, PERO ESO NO DEBERÁ SABERSE TODAVÍA, AMBOS TIENEN UN LUNAR EN FORMA DE MARIPOSA EN EL HOMBRO...) 242. SEBASTIÁN: Perdón, ¿te conozco?

DIA 2

243. MARIUS: No, no, no. 244. SEBASTIÁN: ¿Dinero?

© Idea Original.

¿Necesitas

algo?

¿Comida?

Página # 29


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 245. MARIUS: Di.. dice mi tía Es... Esmeral...da, que ha llegado el tiempo de... de... de las arañññ... ñas. ¡Los hi... hilos! Tejer y tejer y tejer... Ara... arañas y ma... maripo... sas...

SOLEDAD SALE DE LA PERFUMERÍA Y LLAMA LA ATENCIÓN A MARIUS. 246. SOLEDAD: ¡Marius! ¡Marius!, ¡deja al señor, que lleva prisa! ¡Ven a la perfumería, pasa! ¡Ven, Marius! MARIUS MIRA VIVAMENTE A SEBASTIÁN, QUE SIGUE EXTRAÑADO. PERO ACCEDE AL LLAMADO DE SOLEDAD. SEBASTIÁN CREE HABER ESCUCHADO ESE RARO NOMBRE EN ALGUN MOMENTO DE SU VIDA. 247. SEBASTIÁN: (PARA SI.) ¿Marius? 248. MARIUS: ¡Sí, sí, sí, So... Soledad...! ¡Las arañas, sí, ya!

MARIUS VA HACIA ELLA. LOS TRES CRUZAN MIRADAS. SOLEDAD RECHAZA LA MIRADA DE SEBASTIÁN, QUIEN SE VA RAPIDO, AVERGONZADO. 249. SOLEDAD: ¡Pasa! ¡Quiero darte algo para Mamá Chenta! MARIUS ENTRA A LA PERFUMERÍA Y SOLEDAD LANZA UNA FUGAZ MIRADA HACIA EL SITIO POR DONDE DESAPARECIO SEBASTIÁN. SOBRE LA SITUACIÓN. CORTE A: ESCENA 37 – INT — PASILLOS ASILO DE ANCIANOS ―LA SAGRADA FAMILIA‖ DIA 2 LAS ANCIANAS LOLITA Y NINA INTENTAN ESCABULLIRSE DE LAS MIRADAS DE ENFERMERAS, CUIDADORES Y OTROS ANCIANOS QUE PASAN. ABREN UNA PUERTA QUE LLEVA A LOS EXTENSOS JARDINES DE LOS PABELLONES. 250. NINA: ¡Por aquí! 251. LOLITA: ¡Por acá, Nina, por acá! 252. NINA: ¡Por aquí! 253. LOLITA: ¡Ahí hay enfermeras y como ochocientos guardias! ¡Que yo los he visto! Ven... 254. NINA: ¡Te digo que por esta puerta, mensa! © Idea Original.

Página # 30


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 ©

255. LOLITA: ¡Está bien, siempre ganas por ser más vieja!

NINA LA FULMINA CON LA MIRADA. LOLITA ACCEDE Y SE DEJA GUIAR, SALEN. SOBRE ELLOS. CORTE DIRECTO A: ESCENA 38 – INT — JARDINES Y PABELLONES -- ASILO DE ANCIANOS A MODO DE VIDEO CLIP: NINA Y LOLITA PASAN ENTRE ÁRBOLES, BURLANDO LA VIGILANCIA DEL LUGAR. TOMAN A UN ANCIANO EN SU SILLA DE RUEDAS Y LO LLEVAN POR TODO EL PRADO, COMO SI ESTUVIERAN ENTRETENIDAS CON EL PAISAJE, BAJO EL SOL DE LA TARDE.

DIA 2

PASAN DOS ENFERMERAS Y A ELLAS SE LES CONGELA EL ALMA. LAS ENFERMERAS, MUY JÓVENES, LES SONRÍEN Y UNA DE ELLAS LES MUESTRA EL RELOJ DE SU MUÑECA, COMO RECORDÁNDOLES EL REGLAMENTO DEL ASILO. NINA ASIENTE Y LOLITA TAMBIEN, CON UNA SIMPATICA REVERENCIA. EL ANCIANO DE LA SILLA MUEVE LAS MANOS EN EL AIRE, DIRIGIENDO UNA ORQUESTA INVISIBLE. 256. LOLITA: ¿Nos lo llevamos con nosotras? 257. NINA: ¡¿A quién?! 258. LOLITA: Al viejecito... ¡Mira su cara! ¡El pobre! ¡Fue un gran director de orquesta y un actor muy famoso... y ahora tiene que estar encerrado aquí! ¡Mira dónde acabamos los artistas! 259. NINA: ¡Deja esas ideas locas! 260. LOLITA: (EMPECINADA) ¡Es mi amigo y se va con nosotras! ¡Es mi última palabra! ¡De lo contrario te vas sola! ¡No ves que se trata del gran Belisario Constante? 261. NINA: (IMPRESIONADA) ¿El de las películas? 262. LOLITA: ¡El mismo! ¡En cuerpo y alma! Bueno, en pellejo y alma..., por lo menos. © Idea Original.

Página # 31


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © LLEGAN HASTA LOS LÍMITES DEL ASILO, JUSTO A LA BARDA QUE RODEA LOS PABELLONES. 263. NINA: ¡Se va con nosotras! ¡El también necesita oxígeno y aplausos, muchos aplausos que le deben! 264. LOLITA: (SOLTANDO UN GRITO CHARRERIA) ¡Esa es mi amiga Nina!

DE

265. NINA: ¡Cállate, Lola, que nos van a oír! ¡Ya es tarde y va a anochecer! ¡Mira, por allí está rota la barda, vamos! VAN HACIA ALLÁ. NADIE LOS VE. LOGRAN HACER PASAR AL ANCIANO CON SILLA Y TODO POR LA GRIETA ENORME. EFECTO DE SONIDO LADRIDOS DE PERROS.

CORTE A: ESCENA 39 – INT — BAR EN CALLE COMERCIAL DIA 2 CLAUDETTE Y FEDERICO ENTRAN A UN BAR ELEGANTE. OBSERVAN DESDE LEJOS A SOFI Y A FERNANDO, QUE NO LOS HAN VISTO A ELLOS. 266. CLAUDETTE: ¡Mira al muy desgraciado! 267. FEDERICO: Menos mal que los hallamos..., tía. Imagina si... 268. CLAUDETTE: Prefiero no imaginar nada, Federico. (TR) Y no me llames tía al menos aquí... 269. FEDERICO: Perdón... (DECIDIDO) ¿vamos?

UN JOVEN SOLÍCITO.

MESERO

SE

ACERCA 270. MESERO: ¿Barra o mesa? 271. FEDERICO: ¡Ninguno de los dos! Una ambulancia mejor... Gracias.

CLAUDETTE Y FEDERICO SE DIRIGEN HACIA LA MESA. CORTE A: ESCENA 40 – EXT — CALLE COMERCIAL -- DIVERSOS SITIOS A MODO DE VIDEO CLIP: LAS ANCIANAS NINA Y LOLITA PASEAN AL VIEJO EN LA SILLA DE RUEDAS POR VARIOS LUGARES DE LA CIUDAD, CRUZAN CALLES, LA GENTE LES ABRE PASO. VAN FELICES.

© Idea Original.

DIA 2

Página # 32


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © SE DETIENEN EN UN PUESTO Y SE PRUEBAN SOMBREROS. MUY RIDÍCULOS. SE FUGAN CON ELLOS PUESTOS Y EL VENDEDOR NO SE PERCATA MIENTRAS ATIENDE A UNA PAREJA. SONIDO MUSICA CHUSCA

SIGUEN SU CAMINO CON LA SILLA DE RUEDAS: LOS TRES CON SOMBREROS, DICHOSOS Y PINTORESCOS. LA GENTE SE BURLA DE ELLOS O CUCHICHEA ANTE EL ESPECTÁCULO. CORTE A: ESCENA 41 – INT — MOSTRADOR PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ DON RAMIRO SALE CON HORTENSIA. SOLEDAD LE ENTREGA A MARIUS UN PAQUETE DE ROPA SUCIA PARA QUE MAMÁ CHENTA LA LAVE. COMEN JUNTOS. TIENEN UNA CAJA DE PIZZA PARA LOS TRES. BEBEN REFRESCOS EN VASOS DESECHABLES. LUCIA HA COLOCADO EL CARTEL DE LA HORA DE DESCANSO DE LA TARDE EN LA PUERTA. 272. SOLEDAD: ¿Mamá Chenta Marius?

DIA 2

está

bien,

273. MARIUS: Sí, sí, sí... 274. LUCIA: ¡Come despacio, muchacho, que te vas a atragantar! Conozco a uno que se murió con la espina de un pescado... 275. SOLEDAD: Déjalo, Lucía... 276. MARIUS: (MUEVE LOS BRAZOS) A Marius...

no... no pescado. No pescado... Pescado... No, no. 277. LUCIA: Está bien, Marius... Con una sola vez que lo digas ya me enteré. (TR) ¡Hey, Soledad! Fuiste muy brusca con el tal Sebastián... No es que quiera entrometerme, pero... 278. MARIUS: (DEJA DE COMER) ¡¿Se... Sebastián?! E...ése es ma...malo... feo, malo, feo. 279. LUCIA: (RIE) ¿No enamorado y celoso! © Idea Original.

te

dije?

¡Marius

está

Página # 33


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © 280. MARIUS: No, no, no. Marius no está celoso... No, no. 281. SOLEDAD: ¿Pueden comer en silencio? (TR) Uhmm, debo llamar a mamá para decirle que no voy sino hasta la madrugada... (TR) ¡Ni modo, tendré que quedarme en esta cárcel...!

MARIUS LA MIRA Y COME DÓCILMENTE. PROTECCIÓN POR CÁMARA: MARIUS ESCUCHA QUE SOLEDAD SE QUEDARÁ ESA NOCHE EN LA PERFUMERÍA. SOBRE LA SITUACION: SOLEDAD LO MIRA CON TERNURA Y LUCIA SONRIE CON CIERTA PICARDÍA. CORTE A: ESCENA 42 – INT — BAR EN CALLE COMERCIAL DIA 2 SOFI SE DEJA TOMAR UNA MANO POR FERNANDO LIMÓN. PLATICAN ANIMADAMENTE. 282. FERNANDO: ¿Y qué es lo que más te agrada? 283. SOFI: (HECHIZADA) Pues la música..., leer... 284. FERNANDO: Vaya, qué culta la niña... ¿Y qué tipo de lectura? 285. SOFI: Ya sabes, de aventuras..., futuristas..., de naves espaciales y todo eso... 286. FERNANDO: ¿Pues a mí sabes qué tipo de literatura me gusta? ¡La que hable de amor! 287. SOFI: ¡Yo sé escribir cartas de amor! 288. FERNANDO: ¿Ah, sí? Pues me gustan las del amor al que se le da voz y al que hace vibrar el pecho, así, ¡hasta hacerlo estallar...! 289. CLAUDETTE: (INTERRUMPE) ¡La que te va a hacer estallar voy a ser yo, malnacido! ¡Traidor, sinvergüenza, descarado, proxeneta! ¡¡Esta vez sí la vas a pagar bien caro, Fernandito!!

CLAUDETTE DA UNA SONORA BOFETADA A FERNANDO Y COMIENZA A PEGARLE FUERA DE SI. SONIDO GRANDES ACORDES

LOS CLIENTES Y MESEROS SE ESCANDALIZAN. SOFI NO PUEDE CREERLO Y FEDERICO LA AGARRA DEL © Idea Original.

Página # 34


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © BRAZO, SIN SOLTARLA Y PARA LLEVÁRSELA DE ALLÍ. CORTE A: ESCENA 43 – INT — HABITACIÓN DE MARINA -- Y PERFUMERIA SOLEDAD MARCA UN NUMERO DESDE LA PERFUMERÍA. SUENA EL TELEFONO EN LA CASA. MARINA ESTA SEMIDORMIDA SOBRE SU CAMA. TOMA LA LLAMADA. INTERCALAR IMÁGENES:

DIA 2

INTERCORTE TELEFONICO SOLEDAD Y MARINA. 290. MARINA: (AL TELÉFONO) ¡¿Hola, bueno?! 291. SOLEDAD: (AL TELÉFONO) Mamá, soy yo, Soledad..., ¿cómo has seguido? 292. MARINA: (AL TELÉFONO) Mejor, hija. De pronto me vi sola en esta casa... Todos se fueron. 293. SOLEDAD: (AL TELÉFONO) Trata de descansar, mamá. (TR) Ah, y te aviso que voy a llegar esta noche muy tarde. Debo terminar algunos pendientes en la Perfumería... 294. MARINA: (AL TELÉFONO) ¿Es obligatorio eso, hija? Mejor vienes para la casa y mañana haces todo eso... 295. SOLEDAD: (AL TELÉFONO) No puedo, mamá... Estoy a punto de lograrlo. ¡No puedo renunciar justo ahora...! 296. MARINA: (AL TELÉFONO) Tú y tus sueños, hija. Los sueños de grandeza son delirios peligrosos. Te lo he dicho. 297. SOLEDAD: (AL TELÉFONO) Más peligroso es vivir, mamá, ¡y lo hacemos día tras día! (TR) Un beso..., descansa... 298. MARINA: (AL TELÉFONO) Adiós, hija. (TR) ¡Ah, recuerda, si ocurriera algo, que Dios no lo permita, llama a la hora que sea!

SOBRE MARINA. CORTA LA LLAMADA Y SE QUEDA PENSATIVA, TRATA DE APARTAR UNA MALA SOMBRA DE SU MENTE. INTENTA DESCANSAR Y © Idea Original.

Página # 35


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © COMIENZA A DESVESTIRSE, ESTA EXTENUADA. CORTE A: ESCENA 44 – EXT — T.U. CIUDAD AL ANOCHECER LA CIUDAD ES TRAGADA POR LA NOCHE OSCURA. PASA UN BÚHO GIMIENDO, ULULANTE. LA CÁMARA TOMA A UNAS RATAS DE ALCANTARILLA QUE SE PELEAN POR UN TROZO DE QUESO.

OTRA NOCHE: NOCHE 2

EFECTO DE SONIDO ULULAR DE BÚHO, GRITOS NOCTURNOS, RUIDO DE CIUDAD.

CORTE A: SECUENCIA DE IMÁGENES: ESCENA 45 – INT — LABORATORIO PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ SOLEDAD TRABAJA MUY CONCENTRADA EN EL LABORATORIO. USA UN DELANTAL PROTECTOR DE CUERO. PROTECCIÓN EN CÁMARA: EN EL BOLSILLO DELANTERO VEMOS CÓMO GUARDA EL LIBRITO ROSA DE LA PERFUMERÍA DESPUÉS DE CONSULTARLO. CORTE A: ESCENA 46 – INT — MOSTRADOR PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ SE ABRE MISTERIOSAMENTE LA PUERTA DE ENTRADA DE LA PERFUMERÍA Y SE VE A UNA MUJER QUE ATRANCA LAS PUERTAS INTERIORES CON SILLAS Y MADEROS. AGARRA UN PAR DE BIDONES DE ALCOHOL Y LO RIEGA ALREDEDOR DE LA PUERTA QUE LLEVA AL LABORATORIO DE LA TRASTIENDA. ECHA LIQUIDO POR TODAS PARTES. DE SUBITO VEMOS EL ROSTRO DE HORTENSIA. SONRIE MALIGNA. PRENDE, CON UN ENCENDEDOR, UN TROZO DE MANTA. LO LANZA HACIA EL ALCOHOL, QUE SE INFLAMA DE INMEDIATO. EL FUEGO CRECE. HORTENSIA LO CONTEMPLA Y LUEGO HUYE. CORTE A: ESCENA 47 – INT — LABORATORIO PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ SOLEDAD ABRE EL ENVOLTORIO CON LAS RAÍCES AROMÁTICAS QUE LE DIERA LUCIA. ASPIRA SU OLOR Y ASIENTE. © Idea Original.

NOCHE 2

NOCHE 2

NOCHE 2

Página # 36


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © SONRIE. PONE ALGUNOS FRAGMENTOS EN UN POZUELO PARA TRITURAR. MACHACA LAS RAICES Y ASPIRA. COMPRUEBA EL RESULTADO Y LE ECHA ALGO DE ALCOHOL. ASIENTE. MUY FELIZ Y A PUNTO DE LOGRAR SU OBRA MAESTRA. 299. SOLEDAD: ¡Lo voy a lograr! ¡Voy a lograr mi perfume! Ojalá esta hierba funcione..., ¡ayúdame, dios de mis amores, haz que elija los ingredientes correctos! ¡Sólo si logro crear mi perfume seré libre y podría ser feliz! DE PRONTO NOTA QUE HACE UNOS MINUTOS HA COMENZADO A ENTRAR HUMO AL LABORATORIO. DEMASIADO TARDE, CORRE E INTENTA ABRIR LA PUERTA Y ESTÁ ATRANCADA POR DETRÁS. SE DESESPERA. EL HUMO SE EXPANDE RÁPIDAMENTE Y TAMBIEN EL FUEGO. ALTAS LLAMAS INUNDAN EL LABORATORIO. EFECTOS DE SONIDO CREPITAR DE LLAMAS, MENUDAS EXPLOSIONES DE OBJETOS DE VIDRIO Y LIQUIDOS INFLAMABLES. GRITOS Y RESPIRACIÓN DE SOLEDAD. DESESPERACIÓN.

CORTE DIRECTO A: ESCENA 48 – INT — LABORATORIO PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ NOCHE 2 CONTINÚA SECUENCIA. SOLEDAD INTENTA ABRIR DESDE DENTRO LA PUERTA DEL LABORATORIO DE LA PERFUMERÍA Y DESCUBRE QUE HA SIDO CERRADA CON LLAVE. SE DESESPERA. COMIENZA A ENTRAR HUMO AL INTERIOR Y TOSE. 300. SOLEDAD: (ASUSTADA) ¿Hay alguien ahí? ¡Auxilio! ¡No puedo salir! ¡Alguien..., ayuda! SE DA CUENTA DE QUE EL LUGAR ESTÁ ENVUELTO EN LLAMAS... UNA EXPLOSIÓN HACE QUE EL LABORATORIO SE PRENDA. EL FUEGO ES AMENAZANTE Y SOLEDAD SE ATERRORIZA. GRITA PIDIENDO AUXILIO Y NADIE PARECE ESCUCHARLA. EL INFIERNO CRECE. © Idea Original.

Página # 37


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © CORTE A: ESCENA 49 – INT – CALLEJUELA OSCURA DOS MENDIGOS QUE DUERMEN CERCA DE LA PERFUMERÍA VEN PASAR UNA SOMBRA MASCULINA. ESTE HOMBRE LES QUITA UN TROZO DE MANTA QUE ELLOS USABAN COMO EDREDÓN. PROTESTAN, PERO LA SOMBRA CORRE CON LA TELA POR ENCIMA DE SU CABEZA. LA SOMBRA VA HACIA EL SITIO DONDE ESTÁ EL HUMO Y EL INFIERNO EN GRANDES LLAMARADAS. PASA UN GATO NEGRO.

NOCHE 2

EFECTOS DE SONIDO MAULLIDOS LASTIMEROS DE UN GATO QUE HUYE Y CREPITAR DE LLAMAS POR EL INCENDIO. FUNDE A LOS ECOS DE LOS PASOS DEL HOMBRE QUE CORRE. ECO.

CORTE DIRECTO A: ESCENA 50 – INT – LABORATORIO PERFUMERÍA ―LA VENTISCA‖ CONTINÚA SECUENCIA. SOLEDAD APARECE EN EL MEDIO DE AQUEL INFIERNO, CASI DEVORADA POR LAS LLAMAS. GRITA Y CORRE A TODOS LADOS BUSCANDO UNA SALIDA. ES EVIDENTE QUE SE ESTÁ QUEMANDO... EN OTRO PLANO VEMOS UNA SOMBRA MASCULINA QUE ROMPE UNAS TABLAS, ENTRA CON UNA COLCHA DE MANTA Y LA TIRA POR ENCIMA DE SOLEDAD, APAGANDO EL FUEGO QUE LA CUBRE... ELLA, SEMIDESMAYADA, ES CARGADA POR AQUEL HOMBRE. (NOTA/ ES MARIUS, PERO EL ESPECTADOR NO LO DESCUBRIRÁ AÚN.) EL FUEGO, VORAZ, CONSUME EL INTERIOR DE LA PERFUMERÍA “LA VENTISCA”.

NOCHE 2

EFECTOS DE SONIDO EL CREPITAR DEL FUEGO Y LA CAÍDA DE MADEROS ARDIENTES, FUNDE CON EL SONIDO LEJANO DE LA SIRENA DE LOS BOMBEROS Y DE AMBULANCIAS.

CORTE A:

© Idea Original.

Página # 38


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 03 © CRÉDITOS DE SALIDA DE ―EL PERFUME DE LA SOLEDAD‖ CAP. 03 FINAL Capítulo 03 © HORA PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN SIN PERMISO Y DERECHOS DE AUTORÍA

© Idea Original.

Página # 39


Cap 3 EL PERFUME DE LA SOLEDAD  

Capítulo 3 de la telenovela EL PERFUME DE LA SOLEDAD, de Salvador Lemis

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you