Issuu on Google+

EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 ©

CRÉDITOS DE ENTRADA TELENOVELA ―EL PERFUME DE LA SOLEDAD‖ © CAP 10 ABRE EN: RETAKE DE CAPÍTULO ANTERIOR. ESCENA 1 – INT — RECÁMARA DE HUÉSPEDES -- FINCA AGUAS CLARAS NOCHE 4 ESCENA RETAKE. SEBASTIÁN INSISTE FRENTE A SOLEDAD. ELLA SE PONE DE PIE, A PUNTO DE DARLE UNA RESPUESTA. TITUBEA UN POCO. EL LA ABRAZA SUAVEMENTE. ELLA SE DEJA ABRAZAR. 1. SEBASTIÁN: ¿Dejarás que mañana revise tus quemaduras? ¿Permitirás que te atienda como médico? 2.

SOLEDAD: Sí, Sebastián, confío en ti.

3.

SEBASTIÁN: ¿Me amas, Soledad?

4.

SOLEDAD: Te adoro, mi amor. (PAUSA) Pero necesito algo..., por favor.

5. SE BASTIÁN: Lo que quieras. 6.

SOLEDAD: Júrame que si mis quemaduras no tienen remedio..., serás sincero y lo dirás. Me dirás toda la verdad. (TR) Entonces permitirás que sea yo la que desaparezca para siempre. (PAUSA) ¡Júralo!

7.

SEBASTIÁN: ¡Lo juro!

SE BUSCAN SUS LABIOS, ARDIENTEMENTE. SE BESAN COMO SI NUNCA SE HUBIERAN BESADO. CORTE A: ESCENA 2 – INT — RECÁMARA DE HUÉSPEDES -- FINCA AGUAS CLARAS NOCHE 4 CONTINUACIÓN DE LA ESCENA RETAKE. CONTINÚAN BESÁNDOSE. 8. SOLEDAD: ¿A qué hora vendrás mañana? 9.

SEBASTIÁN: En la tarde... Durante la mañana debo acompañar a tu familia a...

SEBASTIÁN SE DA CUENTA DE QUE NO DEBIÓ DECIR ESO. © Idea Original. Página # 1


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 ©

10.

SOLEDAD: ¿Adónde?

11.

SEBASTIÁN: Nada importante. Sólo estoy ayudando a tu mamá en algo... que me pidió. Ya sabes que después de la muerte de tu padre ha quedado sin apoyo.

12.

SOLEDAD: Me estás ocultando algo, Sebastián...

13.

SEBASTIÁN: No, Soledad.

14.

SOLEDAD: Dímelo. Ya qué más tristeza podría sentir... Creo que he llegado al límite de lo soportable.

15.

SEBASTIÁN: Es por tu sobrino.

16.

SOLEDAD: ¿Qué sucede con Federico?

17.

SEBASTIÁN: Murió atropellado... Iba en una bicicleta y lo mataron... Ya tu mamá está más calmada. Fue inevitable.

ELLA SONRÍE AMARGAMENTE.

SOLEDAD SIENTE UNA PUNZADA DE DOLOR, PERO NO LLORA. SUS OJOS ESTÁN RESECOS DE TANTO LLORAR. SÓLO REVELA UNA PROFUNDA TRISTEZA. SOBRE ELLA. CORTE A: ESCENA 3 – INT — HABITACIÓN DE SOFI -- CASA DE MARINA NOCHE 4 IMAGEN CASI SURREAL DE SOFI DORMIDA EN SU CAMA. NOTA/ PROTECCIÓN POR CÁMARA. EN LA MESITA DE NOCHE SE HACE UN ACERCAMIENTO DONDE PUEDE VERSE UNA FOTOGRAFÍA DE FEDERICO ABRAZADO A SU ABUELO SALVADOR DOMINICIS. AMBOS RÍEN. LA VENTANA DE LA HABITACIÓN ESTÁ ABIERTA. ENTRA VOLANDO UNA PALOMA BLANCA. VUELO EN CÁMARA LENTA. EFECTO DE SONIDO ALETEO DE PALOMA MEZCLA A CANTO ANGELICAL DE VOCES BLANCAS. SLOW MOTION: SE POSA SOBRE LA CAMA, JUNTO A SOFI.

© Idea Original. Página # 2


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © DETALLE DEL OJO ATENTO DE LA PALOMA. SOFI SE MUEVE Y LA PALOMA VUELA. SOFI SONRIÉ HERMOSAMENTE EN SUEÑOS, COMO SI HUBIERA VISITADO EL PARAÍSO. IMAGEN ONÍRICA DEL SUEÑO: SE LEVANTA. CAMINA HASTA LA VENTANA. SACA LAS MANOS Y HAY UNA LLUVIA DE PÉTALOS DE ROSAS BLANCAS Y ROJAS. VEMOS EL ROSTRO DE SOFI, QUE TIENE UNA INMENSA PAZ. JUEGA CON LA LLUVIA DE PÉTALOS. HAY MUCHA LUZ QUE VIENE DE AFUERA, AZUL, COMO SI LA NOCHE SE HUBIERA IDO. FUNDE A: PLANO DE LA PUERTA DE LA HABITACIÓN QUE SE ABRE. CORTE A: ESCENA 4 – INT — RECÁMARA DE HUÉSPEDES -- FINCA AGUAS CLARAS CONTINÚA ESCENA. SOLEDAD SUPO LO DE LA MUERTE DE FEDERICO Y ESTÁ MUY TRISTE. QUIERE SABER DETALLES, PERO SEBASTIÁN TRATA DE NO HABLAR MUCHO SOBRE ELLO. 18. SOLEDAD: (ANSIOSA) ¿Tú ¿Pudiste ver a mi sobrino?

NOCHE 4

lo

viste?

19.

SEBASTIÁN: Sí, lo vi. En la Clínica. No había nada qué hacer.

20.

SOLEDAD: (DESOLADA) Federico...

SEBASTIÁN LE APRIETA LOS HOMBROS Y LA LLENA DE ENERGÍA RENOVADA. 21. SEBASTIÁN: Por eso te digo que debes curarte cuanto antes, Soledad, para que ayudes a tu mamá en estos momentos de tantas cosas tristes... Ella te necesita más que nunca. 22.

SOLEDAD: ¡Sí, Sebastián! Ven mañana.

23.

SEBASTIÁN: Adiós, mi amor.

© Idea Original. Página # 3


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © 24.

SOLEDAD: Adiós.

SE DESPIDEN COMO SI NO QUISIERAN SEPARARSE NI UN INSTANTE. YA A PUNTO DE IRSE, ÉL REGRESA Y LA VUELVE A BESAR. SALE. SONIDO TEMA DE AMOR

SOBRE SOLEDAD QUE SE DERRUMBA DE MELANCOLÍA, SENTÁNDOSE EN LA CAMA. PENSANDO EN FEDERICO. CORTE A: ESCENA 5 – INT — HABITACIÓN DE SOFI -- CASA DE MARINA NOCHE 4 CONTINÚA ESCENA. AL ABRIRSE LA PUERTA VEMOS QUE ES MARINA. ENTRA Y VA HASTA LA CAMA DE SU NIETA. ACARICIA EL CABELLO DE SOFI QUE DUERME PLÁCIDAMENTE Y SONRÍE EN SUEÑOS. NOTA/ ESTA ESCENA DEBE SER ALTAMENTE EMOTIVA. MARINA SUSPIRA. 25. MARINA: (DULCEMENTE) Mi pequeña, Sofi, mi amor..., sé que de todos nosotros eres la que más sufre. (PAUSA) Mi vida, eres a la que más tristeza le trae esta muerte irreparable..., pero conseguiremos salir adelante. Federico y tú eran como uno solo... Y ya no está. ¡Ya verás cómo nos recuperamos, chiquita! (SUSURRA) Ángel de la guarda, dulce compañía, no la desampares ni de noche ni de día... MARINA LE ACOMODA EL CABELLO. VA HASTA LA VENTANA Y LA CIERRA. VUELVE A LA CAMA. SE AGACHA Y, EXTRAÑADA, RECOGE ALGO: VEMOS QUE ES UN PUÑADO DE PÉTALOS DE ROSAS BLANCAS Y ROJAS. LO DEJA CAER AL ABRIR LA MANO. VA HASTA LA CAMA DE NUEVO. 26. MARINA: (CANTA) Buenas noches, mi amor, duerme bajo el rosal, con las manos en cruz, sobre tu corazón... MARINA LE DA UN BESO A SU NIETA DESPUÉS DE CANTAR LA CANCIÓN DE CUNA, DE BRAHMS. Y SALE EN SILENCIO. CORTE A: © Idea Original. Página # 4


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © ESCENA 6 – INT — CABAÑA DE MAMÁ CHENTA -- FINCA AGUAS CLARAS NOCHE 4 CONTINÚA ESCENA. MAMÁ CHENTA REVISA A MARIUS, EL CUELLO, HUELE SU ROPA. 27. MAMÁ CHENTA: (ENOJADA) Marius, te estoy pidiendo una explicación. 28.

MARIUS: (TÍMIDO) Nno... no... sé por... por qué...

MAMÁ CHENTA ESTÁ MUY MOLESTA. MAMÁ CHENTA: ¡Porque estoy a cargo de tu educación y porque quiero cuidarte y...! Y dime de una vez por qué hueles a perfume de mujer y por qué estás lleno de lápiz labial por aquí y por aquí... (MOSTRÁNDOLE) ANSELMO SONRIE. TODO LE PARECE MUY DIVERTIDO. 30. MARIUS: Yo... yo... 29.

31.

ANSELMO: Bueno, Mamá Chenta..., ya Marius es grande y necesita hacer su vida. Déjelo y no le haga apenarse más.

32.

MAMÁ CHENTA: Bueno, señorito Anselmo..., no es que yo quiera controlar su vida, pero este muchacho es muy inocente y cualquiera, cualquiera viene y le pinta todo color de rosa y ya. ¡Lo embaucan y él ni en cuenta!

33.

MARIUS: Qui... quiero essss... estar solo. Voy al jar... jardín a... a... a ver la luna.

34.

MAMÁ CHENTA: Ay, señorito Anselmo, este chamaco me va a matar del corazón...

35.

ANSELMO: (RIE) Déjelo ser, Mamá Chenta. Por sí solo debe descubrir el mundo... Imagínese cuando usted le falte...; no va a tener armas para valerse por sí mismo.

36.

MAMÁ CHENTA: ¡Sea lo que Dios quiera! (TR) ¡Pero eso sí! ¡Yo averiguo quién fue la mujer pervertida que lo estuvo besando! ¡Eso sí! ¡Como que me llamo Vicenta Guadalupe de los Dolores!

MARIUS CORRE HACIA FUERA.

ANSELMO RÍE DE LAS OCURRENCIAS DE MAMÁ CHENTA. SALE DE LA CABAÑA PARA SABER SI YA SEBASTIÁN SE FUE O SI LOGRÓ QUE SOLEDAD LE PERMITIERA UNA REVISIÓN MÉDICA. SOBRE EL © Idea Original. Página # 5


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © SEÑORITO ANSELMO, ENTRE LAS SOMBRAS. CORTE A: ESCENA 7 – EXT — JARDIN -- FINCA AGUAS CLARAS BREVE TRANSICIÓN DE TIEMPO./ MARIUS PASEA BAJO LA LUNA, ENTRE LOS MACIZOS DE FLORES. SEBASTIÁN SALE DE LA CASA Y SE ENCUENTRAN CASUALMENTE.

NOCHE 4

EFECTO DE SONIDO LADRIDOS LEJANOS. Y GRILLOS ENTRE LA HIERBA. 37.

SEBASTIÁN: ¿Marius?

38.

MARIUS: ¿Có... cómo supo de... del paradero de So... Soledad? Yo... yo nunca le di... le dije dónde...

39.

SEBASTIÁN: ¿Nunca te has enamorado, Marius?

40.

MARIUS: Cre... creo que sss.... sí.

41.

SEBASTIÁN: Entonces comprendes perfectamente por qué estoy aquí, cómo supe dónde estaba la finca, dónde estaba Soledad... Cuando uno está enamorado no hay impedimentos..., puedes echar abajo una muralla..., puedes saltar un precipicio o soportar mil años en el fondo de un pozo.

42.

MARIUS: Sss... sí, yo po... podría so... soportarlo todo.

SEBASTIÁN ESTÁ FELIZ DE HABER PODIDO VER A SOLEDAD SIN OCULTARSE Y DE QUE ELLA LE HAYA CORRESPONDIDO. 43. SEBASTIÁN: ¿Sabes qué? Eres un buen tipo, Marius. (EMOCION CONTENIDA) Me gustaría haber tenido un hermano como tú. LA CERCANÍA DE AMBOS CREA UNA EXPECTATIVA DE QUE VAN A DESCUBRIR EL SECRETO DE QUE REALMENTE SON HERMANOS. EL ROSTRO DE MARIUS REVELA ESE DESEO. CORTE A: FADE OUT: PRIMER CORTE COMERCIAL © Idea Original. Página # 6


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © FADE IN: ESCENA 8 – EXT — JARDIN -- FINCA AGUAS CLARAS NOCHE 4 CONTINÚA ESCENA ANTERIOR A COMERCIALES. MARIUS EXPECTANTE Y ANSIOSO. ESA IDEA YA LE RONDABA LA CABEZA. SEBASTIÁN SE MUESTRA TIERNO, COMO FASCINADO POR LA IDEA QUE TUVO. 44. MARIUS: A... a mmí tam... también, Se... Sebastián. U... usted es di... diferente a los de... demás... 45.

SEBASTIÁN: (SONRIE) Puedes tutearme, Marius... ¿Siempre eres tan circunspecto, tan serio...? (PENSATIVO) De haber tenido un hermano como tú, Marius, quizá no me habría sentido tan solo junto a mi tío Aristeo.

46.

MARIUS: Se... seguro...

47.

SEBASTIÁN: No sé quién fue mi madre ni tampoco mi padre... Y eso es triste.

48.

MARIUS: Te... te comprendo, Se... Sebastián... Yo... yyo... tampoco co... conocí a mis padres ver... verdaderos.

49.

SEBASTIÁN: ¿No? ¿Y sabes quiénes fueron ellos?

MARIUS SE ALEJA UN POCO. ES OBVIO QUE EL TEMA LE DUELE Y PREFIRIERA EVITARLO. 50. MARIUS: Es... es ta... tarde... HAY LÁGRIMAS MARIUS.

EN

LOS

OJOS

DE SONIDO CANCION TEMA

SE DIVISA LA SILUETA DE ANSELMO QUE VIENE DESDE LA CASA, ENTRE LAS SOMBRAS. DIRECTO HACIA EL JARDÍN, DONDE MARIUS DIJO QUE ESTARÍA. SEBASTIÁN NO LE HA VISTO AÚN. 51. SEBASTIÁN: Perdona... (TR) Adiós. Debo irme. Tengo el caballo escondido entre aquellos árboles... Mañana volveré.

© Idea Original. Página # 7


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © 52.

MARIUS: ¡Vie... viene el se... señorito An... Anselmo!

SOBRE EL ROSTRO PREOCUPADO DE MARIUS. CORTE A: ESCENA 9 – INT — BARRACA DEL SEPULTURERO -- CEMENTERIO CONTINÚA ESCENA. LOLITA, MUY ENVALENTONADA, DICE LO QUE HARÍA A DON CUCO, SIN PERCATARSE DE QUE ESTÁ JUSTO DETRÁS DE ELLA. AL VERLO, GRITA. 53. SEPULTURERO: ¿Se puede hacen en mi casa, ladies? 54.

LOLITA ABRAZA NERVIOSA.

SU

BOLSA,

NOCHE 4

saber

qué

LOLITA: Pues..., ¿cómo decirle, Don Cuquito?, de paseo, así nomás, de paseo.

MUY 55.

SEPULTURERO: ¿De paseo a medianoche?

56.

ESMERALDA: ¡Al grano, Don Cuco! ¡Queremos pedirte algo!

57.

SEPULTURERO: Vaya, vaya... Así que las alegres damitas quieren pedirme algo... Dudo que pueda darles algo gratis..., ¿pero, qué es, si se puede saber?

DON CUCO RODEA A LOLITA, QUE LE SIGUE CON LOS OJOS FUERA DE SUS ÓRBITAS. 58. ESMERALDA: Eres un maldito usurero, Don Cuco. 59.

NINA: Queremos que nos digas qué hiciste con el cadáver de nuestro amigo...

60.

SEPULTURERO: ¿A quién se refiere la damita?

61.

ESMERALDA: No te hagas menso, Don Cuco, que tienes suficientes agallas como para saber qué es lo que te ha dicho Nina.

62.

LOLITA: (ENVALENTONÁNDOSE) ¿Dónde está el cuerpo de Don Belisario?

ESMERALDA HACE UNA SEÑA A LAS DOS ANCIANAS. 63. SEPULTURERO: ¡En su tumba! ¿Dónde va a estar si no? © Idea Original. Página # 8


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © NINA Y LOLITA AGARRAN A DON CUCO POR LOS BRAZOS, SUJETÁNDOLO FIRMEMENTE POR LA ESPALDA. ESMERALDA LO AMENAZA CON UN CUCHILLO QUE TOMA DE LA MESA. 64. ESMERALDA: ¡Basta de fingir, Don Cuco! ¡Dinos cuándo lo desenterraste y a quién le vendiste ese cadáver! DON CUCO NO OPONE RESISTENCIA Y SE RÍE A CARCAJADAS, UNAS CARCAJADAS SINIESTRAS QUE QUEDAN CONVERTIDAS EN ECO. SOBRE EL LUGAR SINIESTRO. CORTE A: ESCENA 10 – INT — SALA -- CASA DE DON RAMIRO NOCHE 4 DON RAMIRO Y HORTENSIA LLEGAN A LA CASA. EL VIENE DE MAL HUMOR. 65. RAMIRO: ¿Pero cómo ese loco pudo desaparecer así? ¡Rata, rata, rata de alcantarilla! 66.

HORTENSIA: Si no inauguras pronto la nueva Perfumería, te vas a volver loco.

67.

RAMIRO: ¡Es mi problema! (TR) ¡Sírveme un aguardiente con limón! (SARCÁSTICO) ¡¡Más aguardiente que limón!!

68.

HORTENSIA: Claro.

HORTENSIA VA HASTA DONDE SE ENCUENTRAN LA BOTELLA Y LOS VASOS. SIRVE DOS. COMO EN UN REPETIDO RITUAL. 69. RAMIRO: Y no se te ocurra envenenarme... 70.

HORTENSIA: ¿Cómo voy a envenenarte si estoy enamorada de ti?

71.

RAMIRO: Eres Hortensia.

72.

HORTENSIA: Ay, qué mal concepto tienes de mí..., tortolito... (TR) ¿Qué te preocupa ahora?

73.

RAMIRO: (PENSATIVO) No, si no me preocupa nada de nada. (PAUSA) Sé que ya estamos sobre una pista inesperada... (SONRIE) Esa perra de Soledad tiene que estar viva...

capaz de

cualquier

cosa...,

© Idea Original. Página # 9


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © HORTENSIA LE ACERCA EL TRAGO. BEBEN. EL SE QUITA LOS ZAPATOS Y LUEGO LOS CALCETINES, EN UN GESTO DESPREOCUPADAMENTE VULGAR. LOS TIRA AL AIRE Y ELLA LOS RECOGE. 74. HORTENSIA: Y si así fuera, no parará hasta que esté de nuevo en la Perfumería, lamiendo tus manos... 75.

RAMIRO: (SONRIE) Como una perra agradecida.

HORTENSIA VUELVE CON UN NUEVO ATAQUE DE CELOS. HURGA CON LAS PALABRAS EN LA CABEZA DE DON RAMIRO, PARA SACARLE INFORMACIÓN... 76. HORTENSIA: Pero, ¿por qué aferrarse a eso? ¿Por qué tienes que volver con esa carga pesada? 77.

RAMIRO: Porque esa infeliz... tiene algo envidiable llamado “talento”. ¿Sabes lo que significa? Que estoy absolutamente seguro de que creará su obra maestra...

78.

HORTENSIA: ¿Y qué es eso?

A DON RAMIRO LE BRILLA LA CODICIA EN LOS OJOS. PALADEA SU TRAGO DE AGUARDIENTE. A MEDIDA QUE HABLA, HORTENSIA COMIENZA A DARLE UN MASAJE EN LOS HOMBROS Y A BESARLO, CALCULADORA. 79. RAMIRO: ¡Un perfume inigualable! Y cuando lo logre..., cuando lo envase en un frasquito del tamaño de una burbuja..., ¡ahí estaré yo para ganar millones! ¿Sabes lo que significa eso, Hortensia?, ¡¡millones!! HORTENSIA Y DON RAMIRO SE BESAN, ENROSCÁNDOSE COMO DOS SERPIENTES. SOBRE LO GROTESCO DE LA ESCENA. CORTE A: ESCENA 11 – INT — BARRACA DEL SEPULTURERO -- CEMENTERIO NOCHE 4 CONTINÚA ESCENA. LAS TRES ANCIANAS TIENEN AMENAZADO A DON CUCO, EL SEPULTURERO. ESMERALDA LE ACERCA EL CUCHILLO AL CUELLO, MIENTRAS ÉL SE RÍE A CARCAJADAS. © Idea Original. Página # 10


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 ©

80.

ESMERALDA: Dinos de una buena vez, ¿dónde está el cadáver de Don Belisario?

81.

SEPULTURERO: Esmeralda, ¿crees que me intimidas con ese juguetito? Yo... estoy... acostumbrado a trabajar y a vivir cerca de la Muerte, por tanto no le temo.

82.

ESMERALDA: Yo soy capaz de cualquier cosa y lo sabes... Somos vecinos y también he mamado de las ubres de la Muerte, Don Cuco... ¡Somos hijos de la misma loba! (LO PINCHA CERCA DE LA AORTA) Y no me costaría ningún trabajo..., enviarte al fondo de la fosa de la cual sacaste al maldito viejo...

ESMERALDA APRIETA EL MANGO DEL CUCHILLO Y HACE SANGRAR UN POCO A DON CUCO EN EL CUELLO. 83. SEPULTURERO: Me... haces... daño. LOLITA Y NINA, QUE LO SUJETAN FUERTEMENTE, SE MIRAN ENTRE SÍ, ESPANTADAS POR LO QUE 84. ESMERALDA: ¿Dónde está el cadáver? 85.

SEPULTURERO: ¿Por qué te interesa tanto ese muertito, Esmeralda?

86.

ESMERALDA: Es mi problema...

87.

SEPULTURERO: (CÍNICO) No me digas... (TR) Bueno, si no hay lana de por medio, cierro el pico y no les digo dónde está su viejo muerto.

ESMERALDA HACE UNA SEÑA DE COMPLICIDAD A NINA Y A LOLITA. ELLAS LO SUELTAN. EL SEPULTURERO RESPIRA ALIVIADO. 88. NINA: Le daremos todo lo que sacamos de las limosnas... LOLITA SE AFERRA A LA BOLSA. 89. LOLITA: No... Ése es el fruto de nuestro trabajo y tenemos que irnos de la ciudad mañana mismo... 90.

SEPULTURERO: Sin plata no hay nada.

LAS TRES ANCIANAS SE MIRAN ENTRE SÍ. DON CUCO SE CIERRA Y NO ENTIENDE RAZONAMIENTOS SI NO HAY

© Idea Original. Página # 11


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © DINERO DE POR MEDIO. SOBRE LA TENSIÓN DE LA ESCENA. CORTE A: ESCENA 12 – EXT — JARDIN -- FINCA AGUAS CLARAS NOCHE 4 CONTINÚA ESCENA. ANSELMO SE ACERCA A LOS DOS J��VENES. ASPIRA EL OLOR DE LAS FLORES Y EL AROMA INCONFUNDIBLE DE LA NOCHE. 91. ANSELMO: ¡Marius!, ¿estás ahí? ¿Ya se habrá marchado el joven Sebastián? 92.

SEBASTIÁN: Estoy aquí, Anselmo.

93.

ANSELMO: ¡Qué bien! Me alegra mucho que haya podido hablar a solas con ella... ¿Aceptó finalmente el reconocimiento médico?

94.

SEBASTIÁN: Sí, señor Anselmo, mañana vendré en la tarde...

95.

ANSELMO: ¡Perfecto! Soledad a veces prefiere encerrarse en su tristeza y no escucha... Me alegra que haya aceptado.

96.

SEBASTIÁN: Ya debo marcharme. La ciudad no está lejos, pero mañana debo levantarme muy temprano... Adiós.

MARIUS ESCUCHA.

ANSELMO ESTIRA EL BRAZO Y OFRECE SU MANO. SEBASTIÁN ESTRECHA, AMISTOSO.

LE LA SONIDO ACORDES

LUEGO VA HACIA MARIUS Y SE DAN UN ABRAZO FRATERNO. 97. MARIUS: Ad... adiós, Se... Sebastián. ¡Gra... gracias! 98.

SEBASTIÁN: ¿De qué? ¡Mañana estaré aquí!

SEBASTIÁN CABAÑAS DESAPARECE ENTRE LOS ÁRBOLES. BUSCA AL TORDILLO. QUEDAMOS SOBRE ANSELMO Y MARIUS. ANSELMO TIRA EL BRAZO SOBRE MARIUS Y CAMINAN HACIA LA CASA.. 99. ANSELMO: (RÍE) Ay, Marius, habrá que ver cómo pasas esta noche... Mamá Chenta está

© Idea Original. Página # 12


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © escandalizada por esa misteriosa mujer con la que estuviste... 100. MARIUS: (PREOCUPADO) ¿Qué... qué ha... hago? 101. ANSELMO: (RIE) Asume tu responsabilidad..., porque hueles a perfume de mujer a diez kilómetros a la redonda...

SE ALEJAN. ESCUCHAN EL GALOPE DEL CABALLO DONDE PARTE SEBASTIÁN. EFECTO DE SONIDO GALOPE DE CABALLO Y LADRIDOS LEJANOS. SOBRE AMBOS. CORTE A: ESCENA 13 – INT — BARRACA DEL SEPULTURERO -- CEMENTERIO NOCHE 4 CONTINÚA ESCENA. NINA HACE UNA SEÑA Y VACÍA EL DINERO SOBRE UNA MESITA DESTARTALADA. LAS MONEDAS TINTINEAN ALEGREMENTE. 102. SEPULTURERO: (CÍNICO) Con dinero, baila el perro. 103. NINA: ¡Ahí tienes! 104. SEPULTURERO: No me vendo por tan pocas

ESMERALDA CUCHILLO.

HACE

BRILLAR

monedas... EL 105. ESMERALDA: Es todo lo que tenemos.

¡Confórmate! (TR) A la policía no le haría mucha gracia saber a cuántos negocios te dedicas, Don Cuco... 106. SEPULTURERO: ¡Ya! ¡Ya me marearon, Ladies! (PAUSA) ¡Fuera de mi casa! ¡Quiero dormir! (PAUSA) ¡Vayan al Hospital del Centro..., la parte del Colegio de Medicina! En el anfiteatro está su muertito, bien dormido sobre una plancha... 107. ESMERALDA: ¡Perfecto! ¡Gracias, Don Cuco! 108. LOLITA: ¡Vámonos de este mugrero! 109. SEPULTURERO: Buenas noches, Su Majestad.

© Idea Original. Página # 13


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © LAS TRES ANCIANAS SALEN DE LA CHOZA DE DON CUCO. EL SE ACERCA A LA VENTA NA Y LAS VE ALEJARSE. CORRE HACIA SU CAMASTRO. SACA DE DEBAJO DEL COLCHÓN UN ENVOLTORIO DE PAPEL PERIÓDICO. SE SIENTA A LA MESA Y DESPLIEGA AQUELLO. SACA LA BOLSITA DE TERCIOPELO CON EL DIAMANTE. LO CONTEMPLA A LA LUZ DE LA VELA. LE DA VUELTAS EN SU MANO, CONTEMPLANDO LAS CHISPAS RADIANTES Y SUS OJOS SE ABREN DE CODICIA Y PLACER. SOBRE LA SITUACIÓN. CORTE A: ESCENA 14 – INT — CABAÑA DE MAMÁ CHENTA -- FINCA AGUAS CLARAS NOCHE 4 CONTINÚA SECUENCIA. MARIUS ENTRA SOLO A LA CABAÑA. MAMÁ CHENTA DUERME EN SU CAMA. EL VA HACIA ELLA Y LA MIRA. COMPRUEBA QUE ESTÁ DORMIDA. VA HASTA SU CAMASTRO Y SACA LA BOLSA CON LAS PERTENENCIAS QUE ENVÍAN A SOLEDAD Y LA CARTA DE MARINA. LA RESPIRACIÓN DE MAMÁ CHENTA ES SUAVE, COMO UN ARRULLO MATERNO. MARIUS SE DISPONE A SALIR. MAMÁ CHENTA ABRE LOS OJOS. 110. MAMÁ CHENTA: ¡Marius! ¿Vas a salir de nuevo? MARIUS OCULTA LA BOLSA A SUS ESPALDAS. 111. MARIUS: El... el se... señorito An... Anselmo me ha pe... pedido un favor. 112. MAMÁ CHENTA: (SIN MIRARLO, ACOSTADA) ¿A estas horas? ¡Es pasada la medianoche! 113. MARIUS: Má... Mamá Chenta..., sa... sabes que el se... señorito no duer... duerme nun... nunca. 114. MAMÁ CHENTA: Es verdad. (TR) Bueno..., llévale lo que necesite y ven a dormir... (PAUSA) Últimamente estás muy extraño, Marius..., ¡y vamos a tener que hablar, eh! 115. MARIUS: Ma... mañana. © Idea Original. Página # 14


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © MAMÁ CHENTA ESTÁ ADORMILADA POR LA FATIGA DEL DÍA. VUELVE A CONCILIAR EL SUEÑO. 116. MAMÁ CHENTA: Mañana... Mañana será otro día. Dios nos ampare... Mañana. MARIUS RESPIRA ALIVIADO. SALE CON LA BOLSA HACIA LA RECÁMARA DE SOLEDAD. CORTE A: ESCENA 15 – EXT — T.U. ELEGANTE CASA DE DON ARISTEO CABAÑAS NOCHE 4 VEMOS LA FACHADA IMPONENTE DE LA CASA DE DON ARISTEO Y SEBASTIÁN ENVUELTA POR EL MANTO NOCTURNAL. FUNDE A: ESCENA 16 – INT — RECÁMARA DE SEBASTIÁN – Y HOSPITAL NOCHE 4 SEBASTIÁN ESTÁ EN SU HABITACIÓN. EL RELOJ DE PARED DA MÁS DE LA MEDIANOCHE: 2:30 AM. BEBE UN VASO DE LECHE HELADA. TOMA EL TELÉFONO Y MARCA UN NÚMERO. LE CONTESTAN. INTERCORTE TELEFÓNICO ENTRE SEBASTIÁN Y EL DR. SANDRO, SU MENTOR./ 117. SEBASTIÁN:

(AL TELÉFONO) ¿Doctor Sandro? Perdone que le moleste a estas horas...

118. DR. SANDRO: (AL TELÉFONO) ¿Sebastián Cabañas? ¡Mi joven doctor Cabañas! ¡Qué gusto!

FUNDE A: ESCENA 17 – INT — RECÁMARA -- OFICINA -- DR. SANDRO -- HOSPITAL EL DOCTOR SANDRO CONTESTA SU TELÉFONO CELULAR. CONTINÚA INTERCORTE TELEFÓNICO ENTRE SEBASTIÁN Y EL DR. SANDRO./

NOCHE 4

119. SEBASTIÁN: (AL TELÉFONO) ¿Está de guardia? 120. DR. SANDRO: (AL TELÉFONO) ¿Qué crees? ¡Has escogido la profesión más difícil del mundo, Sebastián! (RIE) Ya seré yo quien te llame a estas horas y estarás trabajando. 121. SEBASTIÁN: (AL TELÉFONO) Sobre precisamente quería hablarle, doctor.

eso

© Idea Original. Página # 15


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 ©

122. DR. SANDRO: (AL TELÉFONO) ¿Qué? ¿Ya te decidiste a entrar al quirófano por la puerta grande? 123. SEBASTIÁN: (AL TELÉFONO) Ya estoy decidido, doctor... 124. DR. SANDRO: (AL TELÉFONO) ¡Uhm, tendremos que llenar muchos papeles! Espero que nos den la autorización... También estos hospitales han recibido la invasión de la burocracia, mi querido doctor Cabañas. 125. SEBASTIÁN: (AL TELÉFONO, SONRIE) Lo sé. 126. DR. SANDRO: (AL TELÉFONO) Hay que ser optimistas... Mañana a primera hora veo eso. (TR) ¿Y quién ayudó a convencerte? ¿Quién es la afortunada víctima?

EL DOCTOR SANDRO ESPERA QUE SEBASTIÁN LE DIGA. SOBRE AMBOS, EN ESCENAS PARALELAS DE PANTALLA DIVIDIDA EN POST PRODUCCIÓN. CORTE A: ESCENA 18 – INT — RECÁMARA DE HUÉSPEDES -- FINCA AGUAS CLARAS NOCHE 4 SOLEDAD ESTÁ ACOSTADA, PERO NO PUEDE CONCILIAR EL SUEÑO. MARIUS TOCA CON LOS NUDILLOS EN LA PUERTA ABIERTA. TRAE LA BOLSA QUE ENVÍA CLAUDETTE. SONIDO ACORDES DE TENSIÓN

HAY UNA SEMIPENUMBRA. UN CANDELABRO TIENE LAS TRES VELAS PRENDIDAS JUNTO A LA CAMA. 127. MARIUS: ¿Sole... Soledad? 128. SOLEDAD: Pasa, Marius, no estoy dormida... 129. MARIUS: Ya... ya lle... llevé su carta...

SOLEDAD SE SIENTA EN LA CAMA, CON UNA MEZCLA DE ANSIEDAD Y ALEGRÍA. 130. SOLEDAD: (EMOCIONADA) ¿Viste a mi madre? 131. MARIUS: Ss... sí. 132. SOLEDAD: ¿Cómo está ella? © Idea Original. Página # 16


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © 133. MARIUS: Bbb... bien.

SOLEDAD SE SOBRESALTA. SIENTE EL PERFUME DE CLAUDETTE. 134. SOLEDAD: (PERCIBE) ¡Ese perfume! Yo conozco esa fragancia... ¿Viste a mi hermana, Marius..., viste a Claudette? MARIUS SE SOBRESALTA, SIENTE UN POCO DE VERGÜENZA POR LO QUE HIZO Y SU CONCIENCIA NO ESTÁ TRANQUILA. SOBRE AMBOS. CORTE A: FADE OUT: SEGUNDO CORTE COMERCIAL

FADE IN: ESCENA 19 – INT — RECÁMARA DE HUÉSPEDES -- FINCA AGUAS CLARAS NOCHE 4 CONTINÚA ESCENA ANTERIOR A COMERCIALES. MARIUS SE COHÍBE Y SALE DE LA SITUACIÓN ALARGANDO EL BRAZO CON LA BOLSA QUE PREPARÓ CLAUDETTE. 135. MARIUS: Ss... sí. Es que ella pre... preparó estas co.... cosas pa... para ti... SOLEDAD SIENTE EN ESA MEZCLA DE OLORES, LA CERCANÍA DE SU HOGAR. 136. SOLEDAD: (EMOCIONADA) ¡Mi casa! ¡Gracias, Marius, gracias! ¡No sabes todo lo que esto significa para mí! (PAUSA) ¡¡Mi casa!! ABRE LA BOLSA Y SACA LA CARTA. 137. SOLEDAD: ¡Carta de mamá! LA BESA REPETIDAS VECES. COMIENZA A LEERLA. SE ABSTRAE. ENTONCES MARIUS SE RETIRA DISCRETAMENTE, DEJÁNDOLA SOLA. DISOLVENCIA A: ESCENA 20 – INT — SALA -- CASA DE MARINA NOCHE 4 IMAGEN DE MARINA QUE ESCRIBE LA CARTA QUE SOLEDAD ESTÁ LEYENDO. INTERCALAR E INSERTAR LAS IMÁGENES: UNA QUE ESCRIBE Y LA OTRA QUE LEE. AMBAS LLORAN DE EMOCION Y AMOR. 138. MARINA: (ESCRIBE) “Amor mío, querida y dulce hijita... Soledad... Si te demoras un día más sin enviar algún mensaje, no hubiera © Idea Original. Página # 17


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © podido soportar ese silencio, esa lejanía... En silencio soporté ese silencio tuyo..., y últimamente vivo más de silencios que de palabras... Tú mejor que nadie sabes lo que significa este trabalenguas. (...)” SOLEDAD

INSERT DE: ROSTRO DE LEYENDO EN VOZ BAJA: MEZCLA EN EL INSERT: IMÁGENES DE DOS CUERPOS A LOS QUE NO SE LES IDENTIFICA LA IDENTIDAD AÚN. SON MARIUS Y CLAUDETTE, HACIENDO EL AMOR. 139. SOLEDAD: (LEE) “En la antigua India existió una serpiente que mordía con su veneno a todos los borregos de la aldea... Llegó un sabio y los pastores le pidieron que diera un escarmiento a la serpiente. El sabio fue y le colocó su bastón sobre la cabecita, exigiéndole que no siguiera mordiendo... La serpiente le suplicó que le perdonara la vida, le prometía que no iba a morder más...” SALE INSERT DE SOLEDAD. CONTINÚA IMAGEN ESCRIBIENDO.

DE

MARINA 140. MARINA: (ESCRIBE) “Al año regresó el sabio

a la aldea. Y vio que la serpiente estaba tirada en medio del camino..., magullada, sin dientes, destruida... „Mírame‟, dijo la serpiente, „mira cómo estoy a causa de la promesa que te hice de no morder más a los borregos... Me han golpeado, han pasado por encima de mí y estoy casi muerta.‟ ENTRA INSERT DE SOLEDAD LEYENDO. NOTA/ MEZCLA A IMÁGENES DE CLAUDETTE HACIENDO EL AMOR CON MARIUS, CON VELADURAS DE FLASH BACK. 141. SOLEDAD: “Entonces dijo el sabio: „Yo hice que me prometieras que no ibas a morder con tu veneno..., pero en ningún momento te dije que no enseñaras los dientes.” SOLEDAD DEJA DE LEER Y QUEDA PENSATIVA. TIENE LOS OJOS CUAJADOS DE LÁGRIMAS. SOBRE SUS OJOS PROFUNDOS Y TRISTES. © Idea Original. Página # 18


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © CORTE A: ESCENA 21 – INT — HABITACIÓN DE CLAUDETTE -- CASA DE MARINA NOCHE 4 BREVE TRANSICIÓN DE TIEMPO./ CLAUDETTE, CON UN SEXY TRAJE DE DORMIR, TRAS DARSE UNA DUCHA, ESTÁ SENTADA JUNTO A LA MESITA DE SU HABITACIÓN. CLAUDETTE PREPARA UNA RARA MEZCLA CON LOS DISOLVENTES Y ÁCIDOS QUE BUSCÓ EN LA BODEGA DEL SÓTANO. LO ECHA EN UN FRASCO DE CREMA PARA LA PIEL. SE LIMPIA EN SERVILLETAS DE PAPEL. 142. CLAUDETTE: (MALIGNA) Parece que Soledad no es la única con talento en esta casa para fabricar cremas y fragancias... (LA HUELE) ¡Violetas! (FRENTE AL ESPEJO, COQUETEA CON SU IMAGEN) ¡Uhm, esta mezcla inocua se comerá su piel como un ácido! CLAUDETTE SONRÍE Y SE ACARICIA LA TERSURA DE SU PROPIO ROSTRO. 143. CLAUDETTE: Ay, hermanita, te pondrás tan, pero tan fea, que el príncipe feliz no va a poder evitar mirarte sin sentir asco. (PAUSA) Cuando el tonto de Marius te entregue esta crema..., estarás perdida. Para siempre. CLAUDETTE SONRÍE CON MALDAD. 144. CLAUDETTE: (TRANSICIÓN) ¡Ay, cumplido el pendiente, tengo que dormir! (AL ESPEJO) De lo contrario, mañana amanecerás con unas horribles ojeras, Claudette, y el príncipe feliz no te mirará... con deseo. SOBRE CLAUDETTE QUE APAGA LA LUZ Y SE ACUESTA A DESCANSAR. CORTE A: ESCENA 22 – INT — RECÁMARA DE SEBASTIÁN -- CASA DE DON ARISTEO NOCHE 4 CONTINÚA ESCENA. SEBASTIÁN, EN SU HABITACIÓN, CONTINÚA HABLANDO CON EL DR. SANDRO. EL RELOJ DE PARED MARCA LAS: 2:37 AM. TERMINA DE BEBER SU VASO DE LECHE HELADA. INTERCORTE TELEFÓNICO ENTRE SEBASTIÁN Y EL DR. SANDRO. © Idea Original. Página # 19


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 ©

145. SEBASTIÁN:

(AL TELÉFONO) Es una paciente que recibió quemaduras en el rostro.

146. DR. SANDRO: (AL TELÉFONO) ¿Un caso difícil? 147. SEBASTIÁN: (AL TELÉFONO) La atendieron con plantas curativas. Cerca. En el campo... No creo que tenga mayor problema. 148. DR. SANDRO: (AL TELÉFONO) Bueno, me alegra que sea un caso fácil, doctor Cabañas..., pues ya sabes cómo son mis colegas. Un fracaso inicial es imperdonable en nuestra sociedad... 149. SEBASTIÁN: (AL TELÉFONO) autorícelo, maestro, y confíe en mí.

SEBASTIÁN CORTA LA LLAMADA Y QUEDA PREOCUPADO. SE DISPONE A DORMIR. SOBRE SU MIRADA. CORTE A: ESCENA 23 – INT — SALA DE ARMAS -- FINCA AGUAS CLARAS ANSELMO BEBE UNA COPA DE COÑAC Y TOCA UN POCO EL PIANO. ESTÁ SENTADO Y PENSATIVO MIENTRAS TOCA. MARIUS VA POR EL PASILLO HACIA LA CABAÑA DE MAMÁ CHENTA, PARA DORMIR.

Usted

sólo

NOCHE 4

SONIDO PIANO

ANSELMO SIENTE SU ESCUCHA SUS PASOS.

CERCANÍA

Y

150. ANSELMO: ¿Marius? ¿Eres tú? 151. MARIUS: Sss... soy yo, se... señorito An... Anselmo. 152. ANSELMO: ¿Tampoco tú puedes dormir? 153. MARIUS: Ya... ya voy... pa... para la ca... cama. 154. ANSELMO: ¿Sabes? (SONRÍE) Me agradó mucho conocer al joven Sebastián..., independientemente de que haya entrado a Aguas Claras como un intruso... 155. MARIUS: Él... él pue... puede operar a So... Soledad y devol... devolverle su bbb.... belleza.

© Idea Original. Página # 20


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © 156. ANSELMO: Más que devolverle la belleza, Marius, le devolvería algo más importante... 157. MARIUS: ¿Qqq... qué? 158. ANSELMO: Le devolvería la confianza en sí misma. 159. MARIUS: Es... esperemos en... en... entonces a mañana. 160. ANSELMO: Hoy la jornada ha sido muy larga. (PAUSA, BEBE) Mañana será un gran día.

MARIUS Y ANSELMO PIENSAN EN SOLEDAD, CADA UNO A SU AMOROSA MANERA. SOBRE LAS MANOS DE ANSELMO AL PIANO. CORTE A: ESCENA 24 – EXT — AMANECER SOBRE EL RIO DE AGUAS CLARAS OTRO DIA: 5 AMANECER SOBRE EL RIO DE AGUAS CLARAS. IMÁGENES HERMOSAS DE LA FAUNA SILVESTRE DEL CAMPO. DOS MARIPOSAS REVOLOTEAN SOBRE LAS FLORES DE LA ORILLA. LA NIEBLA SE DISIPA LENTAMENTE. FUNDE A: ESCENA 25 – EXT — PUENTE -- RIO DE AGUAS CLARAS DIA 5 LA CÁMARA BUSCA LA CORRIENTE VERTIGINOSA DEL RIO DE AGUAS CLARAS. VEMOS MULTITUD DE PÉTALOS DE FLORES QUE CAEN Y SE DESLIZAN CON LA CORRIENTE, QUE EVOCAN DE ALGÚN MODO EL SUEÑO DE SOFI. LA CÁMARA DESCUBRE ENTONCES A LA FAMILIA DOMINICIS, ENLUTADA, SOBRE EL PUENTE. ESTÁN MARINA, SOFI, CLAUDETTE Y ADEMÁS, FEDERICO Y EL SEÑOR ALBERTO. LEJOS, LES ESPERA, EN UN CAMINO ARBOLADO, DOS AUTOMÓVILES NEGROS CON CHÓFERES Y EL COCHE DE SEBASTIÁN. EN UN RECIPIENTE DE ORO, MARINA TIENE LAS CENIZAS DE FEDERICO. 161. MARINA: (RECITA) “... más allá de toda atadura en la tierra, más allá de este valle de lágrimas, nos reencontraremos, Federico. Y © Idea Original. Página # 21


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © siempre vas a estar dentro de nosotros, mi niño querido..., siempre..., hasta que nuestras almas vuelen detrás de ti..., y te den alcance, en la Luz. (PAUSA) Que Dios te bendiga, así como pido yo bendición para ti, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.” MARINA PASA A SOFI EL RECIPIENTE CON LAS CENIZAS. SOFI LO DESTAPA Y LAS DEJA CAER SOBRE LAS AGUAS. SE PERSIGNAN. MARINA LLORA Y SE ABRAZA A CLAUDETTE. SOFI OBSERVA CÓMO LAS CENIZAS SE MEZCLAN CON LA CORRIENTE. SONIDO MÚSICA TRISTE, VOCES BLANCAS

NOTA/ PROTECCIÓN POR CÁMARA A CENIZAS QUE CAEN Y SE DISUELVEN CON LA ESPUMA. CORTE A: ESCENA 26 – EXT — PUENTE -- RIO DE AGUAS CLARAS CONTINÚA SECUENCIA. CLAUDETTE SE ALEJA UN POCO. LLEVA UNA ELEGANTE BOLSA NEGRA CON EL FRASCO DE CREMA PARA SOLEDAD. MARINA SE APROXIMA A ELLA. 162. MARINA: ¿Adónde vas, Claudette?

DIA 5

163. CLAUDETTE: Quiero estar sola unos minutos, mamá... 164. MARINA: Sé cómo te sientes, hijita, la pérdida de Federico ha sido muy fuerte para nosotras... (SUSPIRA) Que hubiera muerto tu padre tuvo su significado, cerró un ciclo..., al menos él tuvo tiempo de vivir, pero este niño...

MARINA COMIENZA A LLORAR Y ALBERTO SE ACERCA A ELLA CON SU PAÑUELO. MARINA LO MIRA Y SONRÍE TRISTE, POR LA COINCIDENCIA DE ESE MISMO GESTO A LA MUERTE DE SU ESPOSO. CLAUDETTE APROVECHA LA OCASIÓN PARA ALEJARSE HACIA EL BOSQUE. ENTRA EN UNA ZONA DE LEVE BRUMA. MIRA ATRÁS PARA CERCIORARSE DE NO SER OBSERVADA. BUSCA A MARIUS, INSISTENTE. © Idea Original. Página # 22


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © DISOLVENCIA A: ESCENA 27 – EXT — BOSQUE -- RIO DE AGUAS CLARAS CONTINÚA SECUENCIA. IMAGEN DEL RÍO FUNDE A CLAUDETTE QUE SE ENCUENTRA CON MARIUS ENTRE LOS ÁRBOLES. AUN QUEDAN RASTROJOS DE NIEBLA. 165. MARIUS: (EXPECTANTE) Claudette!

DIA 5

¡Clauddd...,

166. CLAUDETTE: ¡Marius! 167. MARIUS: ¿Trr... trajiste la me... medicina?

SACA EL FRASCO DE CREMA. 168. CLAUDETTE: ¡Mira! ¡Es crema! Por ningún

motivo le digas que fui yo la que te la di... Me gusta hacer el bien sin que me lo tengan que agradecer después... 169. MARIUS: Nn... no hables así... Yo ppp.. prometo guardar el se... secreto. 170. CLAUDETTE: Ahora vete. (TR) Cerciórate de que Soledad se ponga suficiente crema sobre sus quemaduras... En sólo un día ya no le quedarán huellas...

MARIUS OBSERVA CURIOSO EL FRASCO. NO QUIERE IRSE DE AL LADO DE CLAUDETTE. LE HACE INSINUACIONES CON LA MIRADA A LAS QUE ELLA NO RESPONDE. 171. MARIUS: ¿Qqq... qué e... es? 172. CLAUDETTE: Una fórmula mágica.

CLAUDETTE ACARICIA EL BOTE DE CREMA QUE MARIUS TIENE YA EN SU PODER. SOBRE MIRADA MALICIOSA DE CLAUDETTE. DISOLVENCIA A: ESCENA 28 – EXT — PUENTE -- RIO DE AGUAS CLARAS DIA 5 BREVE TRANSICIÓN DE TIEMPO./ SEBASTIÁN HABLA CON SOFI Y MARINA. ESTA ÚLTIMA ESTÁ MUY PREOCUPADA POR LA AUSENCIA DE CLAUDETTE. 173. MARINA: ¡Sebastián! ¿Le puedo pedir un gran favor? © Idea Original. Página # 23


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © 174. SEBASTIÁN: Dígame, señora Marina, lo que usted desee. 175. MARINA: (INQUIETA) Deseo que localice a mi hija, a Claudette... Me dijo que quería estar sola, pero ya está tardando mucho. 176. SOFI: (SEÑALA) Se fue por aquellos árboles... 177. SEBASTIÁN: ¡Iré a buscarla! 178. MARINA: (SONRÍE) Se lo agradezco...

EL SEÑOR ALBERTO SE ACERCA A MARINA Y A SOFI. ELLAS VEN CÓMO SEBASTIÁN SE ALEJA APRESURADAMENTE ENTRE LOS ÁRBOLES DEL RÍO. 179. ALBERTO: Con permiso... SOFI HACE UN MOHÍN DE DISGUSTO. 180. SOFI: (IMPLACABLE) No sé cómo se atrevió a venir. Era una ceremonia privada. MARINA INTERVIENE Y VE AL SEÑOR ALBERTO, DISCULPÁNDOSE CON LA MIRADA. SOBRE ELLOS. Y EL RÍO. CORTE A: ESCENA 29 – EXT — BOSQUE -- RIO DE AGUAS CLARAS DIA 5 CONTINÚA ESCENA. MARIUS SE ALEGRA CON LO QUE CLAUDETTE LE HA ENTREGADO. 181. CLAUDETTE: ¡Con esto sanará en un dos por tres! 182. MARIUS: Qqq... qué bueno, porr... porque

So... Soledad está de... desesperada. CLAUDETTE FINGE UNA PREOCUPACIÓN MAYOR Y ACTÚA PARA EL INOCENTE MARIUS. 183. CLAUDETTE: ¿Está desesperada? (TR) Pobre hermanita... ¡Qué más quisiera que poder ser yo misma la que vaya hasta ella, la que cure sus heridas, que le diga que siempre hay una esperanza...! TOMA LAS MANOS DE MARIUS Y LAS BESA. ARDIENTE. ANSIOSA. FALSA. 184. CLAUDETTE: Me alegra tanto que mamá haya podido escribirle una carta..., ¿se la entregaste? © Idea Original. Página # 24


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 ©

185. MARIUS: Sss... sí. Le hi... hizo mu... mucho bien. 186. CLAUDETTE: Bueno, vete ya, Marius. Deben estarme buscando... 187. MARIUS: ¿Cu... cuántas ve... veces al día lo pon... pongo la crema me... medicinal? 188. CLAUDETTE: (SONRIE) Confío en que con una sola vez tenga.

SE ACERCA ANSIOSO A CLAUDETTE. 189. MARIUS: ¿Mmm... me das o... otro beso? 190. CLAUDETTE: Pero, ¿qué te has creído, Marius? ¿Crees acaso que no tengo corazón?, ¡estoy en una ceremonia fúnebre, amorcito!

LE TOCA GRACIOSAMENTE LA NARIZ Y SE VA. MARIUS TOMA EL CAMINO ENTRE LOS ÁRBOLES PARA LLEGAR HASTA DONDE ATÓ A SU CABALLO TORMENTA. ESCUCHA LA VOZ DE SEBASTIÁN QUE LLAMA. 191. SEBASTIÁN: (EN OFF) ¡Claudette! ¿Dónde estás? ¡Claudette! MARIUS, CURIOSO, SE OCULTA Y MIRA. SOBRE LA SITUACIÓN. CORTE A: ESCENA 30 – EXT — BOSQUE -- RIO DE AGUAS CLARAS DIA 5 CONTINÚA ESCENA. APARECE SEBASTIÁN Y DESCUBRE A CLAUDETTE, QUE CAMINA HACIA EL PUENTE, ENTRE LOS ÁRBOLES. 192. SEBASTIÁN: Claudette, la señora Marina está preocupada... por ti. 193. CLAUDETTE: Y yo por ti, Sebastián. 194. SEBASTIÁN: (SONRÍE) ¿Qué dices?

CLAUDETTE LO EMPUJA CON VIOLENTA SUAVIDAD CONTRA UN ÁRBOL. 195. CLAUDETTE: No tengas miedo. Nadie nos ve. 196. SEBASTIÁN: ¿Qué haces?

© Idea Original. Página # 25


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © 197. CLAUDETTE: Robarte un beso. Necesito tus besos como las abejas necesitan la miel...

CLAUDETTE LO BESA ARDIENTEMENTE. SEBASTIÁN TRATA DE EMPUJARLA, PERO ELLA LO ENVUELVE Y LO VENCE. MARIUS MIRA DESDE UNOS MATORRALES. 198. SEBASTIÁN: (LOGRA RESPIRAR) Me enviaron a buscarte... CLAUDETTE ESTÁ ARDIENTE Y TRATA DE DESVESTIR A SEBASTIÁN. LOGRA QUITARLE EL SACO. LO TIRA SOBRE LA HIERBA. 199. CLAUDETTE: No pudieron enviar mejor mensajero... ¿Eres Mercurio y te envían los dioses? 200. SEBASTIÁN: ¡Estás loca, Claudette!

CLAUDETTE LOGRA DESABROCHARLE LA QUITÁRSELA A MEDIAS.

ENTONCES CAMISA Y 201. CLAUDETTE: ¡Es aquí en pleno bosque!

¡Déjalos a ellos con sus problemas! ¡Mi amor es más fuerte que cualquier tristeza!... Y eso tú lo sabes... CLAUDETTE DESCUBRE EL LUNAR EN FORMA DE MARIPOSA EN EL HOMBRO DE SEBASTIÁN, EXACTAMENTE EN EL MISMO LUGAR QUE LO TIENE MARIUS. NO PUEDE EVITAR UN GEMIDO DE SORPRESA. 202. CLAUDETTE: ¿Qué tienes ahí, en el hombro? ¡Un lunar en forma de mariposa! NOTA/ PROTECCIÓN POR CÁMARA DEL HOMBRO DESCUBIERTO DE SEBASTIÁN, DONDE OSTENTA EL LUNAR EN FORMA DE MARIPOSA, SEMEJANTE AL DE SU HERMANO DE SANGRE, MARIUS. CLAUDETTE NO PUEDE CREER SEMEJANTE COINCIDENCIA. SOBRE MIRADA MALICIOSA Y ASOMBRADA DE CLAUDETTE. SOBRE SEBASTIÁN, INCÓMODO. CORTE A:

© Idea Original. Página # 26


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © ESCENA 31 – EXT — BOSQUE -- RIO DE AGUAS CLARAS ÁNGULO DE MARIUS. SORPRENDIDO Y CELOSO.

DIA 5

SONIDO GRAN ACORDE

DISOLVENCIA A: ESCENA 32 – EXT — BOSQUE -- RIO DE AGUAS CLARAS DIA 5 CONTINÚA ESCENA. SEBASTIÁN APROVECHA LA CONFUSIÓN DE CLAUDETTE PARA VOLVER A PONERSE LA CAMISA Y TOMAR EL SACO. 203. SEBASTIÁN: (MOLESTO) ¿Has enloquecido, Claudette, o qué te pasa? CLAUDETTE AÚN ESTÁ IMPACTADA POR SU DESCUBRIMIENTO. LA MENTE LE DA VUELTAS. CALCULADORA, ATANDO CABOS. 204. CLAUDETTE: Tienes otro lunar en forma de mariposa. 205. SEBASTIÁN: ¿Otro, por qué dices otro? ¿Y qué? Eso no importa ahora... (TR) Sólo sé que debo aclararte algo, Claudette. ¡No estoy enamorado de ti! ¡Yo amo a tu hermana! ¡Yo estoy enamorado de Soledad! ¡Sólo me importa Soledad! 206. CLAUDETTE: (CÍNICA) ¿Esté donde esté? 207. SEBASTIÁN: (INCÓMODO) ¡Sí!, ¡Esté donde esté! ¡La quiero! (TR) ¡Y ni tú ni nadie va a lograr quitármela de la mente! ¡Nadie!

SEBASTIÁN SE VA ENOJADO POR LO QUE ACABA DE SUCEDER. CLAUDETTE SE ACOMODA EL VESTIDO Y VA TRAS ÉL. MARIUS SALE DE LOS MATORRALES. ESTÁ COMPLETAMENTE PÁLIDO. MIRA HACIA EL SITIO POR DONDE SE FUERON ELLOS. 208. MARIUS: ¿Un lunar en forma de mariposa? ¿En su hombro? INSERT DE: CAP. 10, ESC. 7 Y 8. — 209. SEBASTIÁN: ¿Sabes qué? Eres un buen

tipo, Marius. Me gustaría haber tenido un hermano como tú. LA CERCANÍA DE AMBOS CREA UNA EXPECTATIVA DE QUE VAN A DESCUBRIR EL SECRETO DE QUE REALMENTE SON © Idea Original. Página # 27


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © HERMANOS. EL ROSTRO DE MARIUS REVELA ESE DESEO. MARIUS EXPECTANTE Y ANSIOSO. ESA IDEA YA LE RONDABA LA CABEZA. SEBASTIÁN SE MUESTRA TIERNO, COMO FASCINADO POR LA IDEA QUE TUVO. 210. MARIUS: A... a mmí tam... también, Se... Sebastián. U... usted es di... diferente a los de... demás... SALE INSERT.— MARIUS ESTÁ EMOCIONADO Y NO ALCANZA A MEDIR LA DIMENSIÓN DE ESE DESCUBRIMIENTO CASUAL. 211. MARIUS: Nn... no puedo pre... preguntarle a Mmmm... Mamá Chenta..., no que... querrá decirme la verdad. ¿Ha... hablaré con Se... Sebastián? ¿Y.... y sss... si me rechaza? (PAUSA) Nnn... no sé qué hacer... MARIUS QUEDA SUMIDO EN SUS CONFUSIONES. SE ACARICIA EL HOMBRO, DONDE TIENE EL LUNAR. CORTE A: ESCENA 33 – EXT — PUENTE -- RIO DE AGUAS CLARAS DIA 5 BREVE TRANSICIÓN DE TIEMPO./ MARINA DISCULPA A SOFI. 212. MARINA: Sofi, por favor... Estás celosa, mi amor. SOFI COMIENZA A PONERSE VIOLENTA Y A DESCARGAR LA TENSIÓN DE LA CEREMONIA. 213. SOFI: No me da la gana que este señor se nos aparezca en todas partes...., como... como un pájaro de mal agüero... ¿Sabe qué pienso de usted, señor Alberto? ¿Ha visto esos zopilotes que revolotean por el cielo cuando se muere algún animal? 214. MARINA: ¡Sofi! ¡No es el momento para que hables de cosas tan feas! ¡Ya te dije que el señor Alberto sólo me ha apoyado, sólo me ha dado lo mejor de sí! 215. SOFI: (ALTERADA) ¿Sí, abuela? ¡Ésa no me la sabía! ¿Lo mejor de sí? ¿Besos? ¿Te ha dado besos de amor o algo así? ¿O sabe que estamos en crisis y te ofreció su dinero? © Idea Original. Página # 28


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © LA SEÑORA MARINA LE DA UNA CACHETADA A SU NIETA Y ROMPE A LLORAR. SOFI ESTÁ IMPACTADA. 216. MARINA: ¡Respeta! ¡Respeta a los que somos mayores que tú, Sofía! SOFI TIENE UN ATAQUE DE HISTERIA Y SEÑALA AL RÍO, PELIGROSAMENTE, DANDO LA IMPRESIÓN DE QUE SE VA A LANZAR A LA CORRIENTE IMPETUOSA. 217. SOFI: (LLORA) ¡¿De qué sirve que mi hermano esté ahí? ¿De qué sirve que lo hayamos tirado como basura, como polvo inútil, abuela?! ¡¡Míralo cómo flota..., muerto!! SOFI SE SUBE A LAS MADERAS DEL PUENTE, EN UNA DESESPERADA MANERA DE LLAMAR LA ATENCIÓN HACIA SU DOLOR. MARINA SE ESPANTA Y TIEMBLA POR ELLA. EL SEÑOR ALBERTO INTENTA AYUDAR. EFECTO DE SONIDO CORRIENTE IMPETUOSA DEL RIO. 218. MARINA: ¡Sofía, baja de inmediato de ese puente! 219. SOFI: (GRITA) ¡Muerto, abuela, Federico está muerto! ¡Y ese hombre que está contigo se aprovechó de eso y recogió todo lo que sobraba para su hijo! 220. MARINA: ¡Basta! 221. SOFI: ¿Por qué? ¿Por qué, dios mío? (TR) ¡Su hijo también tenía que haberse muerto! ¡¡Muerto, muerto, muerto!!

SOFI LLORA SOBRE EL BARANDAL DEL PUENTE Y RESBALA PELIGROSAMENTE. MARINA GRITA. QUEDA EN UNA POSICIÓN DE DONDE LE RESULTA DIFÍCIL REINCORPORARSE. NOTA/ PROTECCIÓN POR CÁMARA A LA CORRIENTE Y SUS PROFUNDIDADES. CORTE VIOLENTO A: FADE OUT: TERCER CORTE COMERCIAL

© Idea Original. Página # 29


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © FADE IN: ESCENA 34 – EXT — PUENTE -- RIO DE AGUAS CLARAS DIA 5 CONTINÚA ESCENA ANTERIOR A COMERCIALES. ESCENA DE PELIGRO. FERNANDO SUBE A LAS MADERAS DEL BARANDAL DEL PUENTE. ARRIESGA SU VIDA POR SOFI, QUE APENAS PUEDE SOSTENERSE. 222. ALBERTO: ¡Toma mi mano, Sofi, agárrate de mi mano! 223. SOFI: ¡¡Váyase de aquí!! ¡¡Prefiero irme con Federico a permitir que usted me toque!! ¡¡Váyase!! ¡¡Déjenos en paz!!

MARINA VA HASTA DONDE ESTÁ SU NIETA Y SE ARRODILLA CERCA DE ELLA, EN EL PUENTE. LLORA Y NO SABE QUÉ HACER. EXTIENDE LOS BRAZOS Y SE LOS LLEVA HASTA EL ROSTRO. LUEGO A LA CABEZA, EN MEDIO DE SU DESESPERACIÓN. 224. MARINA: (DESESPERADA) ¡Sofi, por Dios! ¡Yo no podría soportar otra muerte, mi niña! ¡No me hagas esto, preciosa! ¡No mires hacia abajo, no mires! SOFI ESTÁ DESESPERADA Y A PUNTO DE CAER. ÉL LE OFRECE SU MANO. ELLA DUDA Y FINALMENTE LA TOMA. EFECTO DE SONIDO CORRIENTE IMPETUOSA DEL RIO MEZCLA A MÚSICA MUY EMOTIVA DEL ROMANTICISMO MEXICANO. GRAN TENSIÓN. ALBERTO LA SACA DE AHÍ Y MARINA SE PONE DE PIE Y SE ACERCA A ELLA. SE ABRAZAN, LLORANDO. 225. MARINA: ¡Gracias a Dios! 226. SOFI: ¡Vámonos de aquí, abuela, vamos! 227. MARINA: Sí, mi amor... (MIRA A ALBERTO, AGRADECIDA) Gracias..., señor Alberto. 228. ALBERTO: (SOLÍCITO) No se preocupe por su hija Claudette... Yo espero por ella y le explico. © Idea Original. Página # 30


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © LA SEÑORA MARINA SE ALEJA CON SOFI ABRAZADA Y DÉBIL. EL CHOFER VESTIDO DE NEGRO LA AUXILIA Y VAN HACIA EL COCHE DE ALQUILER. ENTRAN. SOBRE ELLAS DOS. CORTE A: ESCENA 35 – EXT — BANCA DE UN PARQUE FERNANDO LIMÓN ESTÁ SENTADO EN UNA BANCA Y LE ECHA SEMILLAS A UNAS PALOMAS QUE COMEN CERCA DE SUS PIES. AL FONDO HAY UNA HERMOSA IGLESIA. PASA UN MUCHACHO LLENO DE GLOBOS. DETRÁS APARECE, COMO POR ARTE DE MAGIA, EL DESCONOCIDO DE LA VÍSPERA. EL DESCONOCIDO PASA FRENTE A FERNANDO. ESTÁ VESTIDO DE NEGRO Y USA LENTES OSCUROS. ESPANTA A LAS PALOMAS QUE ALZAN VUELO, PRESUROSAS.

DIA 5

EFECTO DE SONIDO VUELO DE PALOMAS. EL DESCONOCIDO LE HACE UNA SEÑA Y FERNANDO COMPRENDE. MIRA HACIA LA IGLESIA. CÁMARA SOBRE EL DESCONOCIDO, QUE ENTRA POR EL GRAN ATRIO. CORTE A: ESCENA 36 – EXT — T. U. HOSPITAL DEL CENTRO DIA 5 IMAGEN DESDE UN ÁNGULO IMPRESIONANTE DEL HOSPITAL DEL CENTRO. FUNDE A: ESCENA 37 – INT — OFICINA DEL DOCTOR SANDRO DIA 5 SEBASTIÁN ENTRA MIENTRAS UNA ENFERMERA SOSTIENE LA PUERTA DE LA OFICINA DEL DIRECTOR DEL HOSPITAL, EL DR. SANDRO. ESTE LE RECIBE CON UNA INMENSA SONRISA Y LO ABRAZA. AMBOS VISTEN BATAS MÉDICAS. 229. DR. SANDRO: ¡Querido Sebastián, mi mejor alumno! © Idea Original. Página # 31


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 ©

230. SEBASTIÁN: Por favor, doctor Sandro, siempre me hace avergonzar con esa frase delante de los demás... 231. DR. SANDRO: (RIE) ¡Pero no hay nadie más aquí! 232. SEBASTIÁN: recibirme.

Gracias,

doctor...

Gracias

por

FRENTE A DONDE ESTÁ SENTADO SEBASTIÁN HAY UN ESPEJO, DESDE EL CUAL SE REFLEJA LA PUERTA Y PARTE DEL PASILLO. 233. DR. SANDRO: Esas puertas siempre están abiertas para ti. 234. SEBASTIÁN: ¿Consideró mi propuesta? 235. DR. SANDRO: A primera hora la elevé al Consejo... Hoy están en Junta. El doctor Samuel está defendiendo la propuesta... 236. SEBASTIÁN: (ESPERANZADO) ¿Y usted ve alguna posibilidad? 237. DR. SANDRO: Con esos viejos nunca se sabe. ¿Tienes tus pagos en regla? ¿Los documentos?

SEBASTIÁN VE AL DOCTOR SAMUEL AFUERA, A TRAVÉS DEL ESPEJO. ÉSTE CONVERSA CON LA ENFERMERA. TRAE MUCHOS DOCUMENTOS BAJO EL BRAZO: ES EL EXPEDIENTE DE CIRUJANO DE SEBASTIÁN. 238. SEBASTIÁN: Todo perfecto. Mi tío Aristeo se encarga de que yo sea organizado... 239. DR. SANDRO: Algún día lo agradecerás. (TR) Ah, dile a tu tío que hace mucho no cenamos juntos... 240. SEBASTIÁN: Sí. Para esta semana organizamos algo, ¿no?

ENTRA EL DOCTOR SAMUEL Y SALUDA DE MANOS A SEBASTIÁN. ES SECO Y RESERVADO. EL DOCTOR SANDRO ESTÁ TAN ANSIOSO COMO SU ALUMNO. 241. DR. SANDRO: ¿Y bien? ¿Qué decidió la Junta de Médicos? © Idea Original. Página # 32


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 ©

242. DR. SAMUEL: Pues...

ABRE EL EXPEDIENTE Y SACA UN DOCUMENTO FIRMADO Y SELLADO. SU RITMO ES LENTO Y PARSIMONIOSO. CASI QUISIERAN AGARRARLO POR EL CUELLO Y SACARLE LAS PALABRAS UNA A UNA. 243. SEBASTIÁN: ¿Me autorizan la cirugía o no? 244. DR. SAMUEL: ¡Aprobada! (PAUSA) ¡Autorizado a operar, doctor Cabañas! Felicidades. (CON FINA PICARDÍA) Debe tener muchos ángeles de la guarda velando por usted.

SEBASTIÁN SONRÍE TRIUNFAL. LA MITAD DEL CAMINO HA SIDO GANADA. EL DOCTOR SANDRO LE ABRAZA EFUSIVAMENTE. EL DOCTOR SAMUEL OBSERVA, SERIO. SOBRE LA ESCENA. CORTE A: ESCENA 38 – INT — IGLESIA DEL PARQUE DIA 5 CONTINÚA ESCENA. FERNANDO LIMÓN AVANZA ENTRE LAS HILERAS DE BANCAS DE UNA HERMOSA IGLESIA. BUSCA CON LA VISTA AL DESCONOCIDO, QUE LE AGUARDA CERCA DE LOS CIRIOS A SAN CHÁRBEL. EL SANTO, VESTIDO CON SU SOTANA NEGRA, ABRE SUS BRAZOS ENCIMA DE ELLOS. 245. DESCONOCIDO: ¿Ya tiene la respuesta? ¿Colaborará? 246. FERNANDO: Sí. 247. DESCONOCIDO: Es la tercera guerra. Computadoras, encriptaciones, spoilers, Guerra Santa, invasores, hackers, crackers, ¿lo pensó bien? 248. FERNANDO: Sí. 249. DESCONOCIDO: ¿Cuánto pide por su cerebro? 250. FERNANDO: (LE TIEMBLA LA VOZ) Cinco. Cinco millones de dólares.

EL HOMBRE DESCONOCIDO PERMANECE INMUTABLE. FERNANDO TRATA DE DISTINGUIR UN LEVE GESTO, ALGO QUE © Idea Original. Página # 33


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © DELATE QUÉ LE PARECE ESTA DISPARATADA SUMA. PERO NADA... 251. DESCONOCIDO: Tome. EL DESCONOCIDO LE ENTREGA UNA MÍNIMA TARJETA DE CARTULINA DORADA. FERNANDO LA LEE INTRIGADO Y NO COMPRENDE LO QUE DICE. 252. FERNANDO: (LEE) 253. 297—REX—666—DIDIER—2007 254. DESCONOCIDO: Perfecto. Adiós. 255. FERNANDO: ¿Qué es?

EL DESCONOCIDO MIRA A SAN CHÁRBEL COMO DICIENDO: “PERDÓNALO, DIOS MÍO, PERDONA SU IGNORANCIA.” 256. FERNANDO: (INSISTE) ¿Qué es? ¿Una combinación? 257. DESCONOCIDO: Es la clave de su cuenta en Suiza..., por siete millones de dólares.

FERNANDO CASI SE DESMAYA. SIENTE ARQUEADAS Y UN SÚBITO ATAQUE DE MAREO. SE GOLPEA EL PECHO, PUES LE FALTA EL AIRE. AL RECUPERARSE, EL DESCONOCIDO NO ESTÁ. SOBRE MIRADA DE CODICIA DE FERNANDO. CORTE A: ESCENA 39 – INT — ANFITEATRO DEL HOSPITAL DIA 5 LAS TRES ANCIANAS, LOLITA NINA Y ESMERALDA, LLEGAN AL ANFITEATRO, EN LA MORGUE DEL HOSPITAL DEL CENTRO. UN JOVEN ENCARGADO DE LENTES MUY GRUESOS, TRABAJA LAVANDO UNAS HERRAMIENTAS DE TANATOLOGÍA. SONIDO SE ESCUCHA UN ARIA DE LA ÓPERA PAYASOS, DE PUCCINI. 258. NINA: Hola, joven... 259. FORENSE: ¿Sí, abuela? 260. LOLITA: Queremos saber si aquí compraron un... © Idea Original. Página # 34


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © ESMERALDA LE DA UN CODAZO Y LOLITA SE CALLA. 261. NINA: Es que trajeron un cadáver para aquí... Era amigo nuestro y no pudimos despedirnos de él como Dios manda. 262. FORENSE: ¿Cuándo llegó el envío? 263. ESMERALDA: Ayer. Para estudios..., del Colegio de Medicina... 264. LOLITA: Pobre Belisario Constante... 265. FORENSE: ¿Se refiere al gran tenor? ¿A Don Belisario Constante? ¡Soy un estudioso de la ópera mexicana de los siglos XIX y XX! 266. NINA: ¿De veras? (A ELLAS) Ay, no era tan menso como parecía este chamacote...

OTRO CODAZO DE ESMERALDA PARA LOLITA. 267. NINA: ¿Pero dónde está su cadáver? EL JOVEN FORENSE PONE CARA DE COMPUNGIDO. 268. FORENSE: No lo necesitaban. (TR) Además, estaba a punto de la descomposición... ¡Lo llevamos a incinerar! 269. ESMERALDA: ¿Lo han quemado? ¡¿Con todo y abrigo?! 270. FORENSE: ¿Un abrigo rojo que olía muy mal? ¡Pues sí!

ESMERALDA ESTÁ AL BORDE DEL DESMAYO Y LOLITA Y NINA LA SOSTIENEN. 271. ESMERALDA: ¡Ay, mi abrigo! ¡Mi abrigo! EL JOVEN LE DA A OLER FORMOL Y VUELVE EN SÍ DE INMEDIATO. 272. FORENSE: ¿Le gustaba mucho ese abrigo? 273. ESMERALDA: ¿Puedo echar un vistazo en el horno? 274. FORENSE: No se lo aconsejo... ¡Ahí nada se salva!

SOBRE ESMERALDA DESESPERACIÓN.

QUE

GIME

DE

© Idea Original. Página # 35


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © 275. ESMERALDA: (GIMIENTE) El diamante..., el

diamante... SOBRE LA CHUSCA SITUACIÓN. CORTE A: ESCENA 40 – INT — PASILLO A RECÁMARAS -- FINCA AGUAS CLARAS DIA 5 MAMÁ CHENTA Y MARIUS VAN POR EL PASILLO Y SE DETIENEN A DISCUTIR ANTES DE ENTRAR A LA RECÁMARA DE HUÉSPEDES. EL LE HA ENTREGADO EL FRASCO DE CREMA A MAMÁ CHENTA. 276. MAMÁ CHENTA: Mira que la niña Soledad amaneció muy bien de su cara. (TR) ¿Insistes en que le ponga esto? 277. MARIUS: Ss... sí. 278. MAMÁ CHENTA: ¿Y es cierto que tiene la esencia de las flores del risco? 279. MARIUS: Sss... sí. Lo tr... traje de la ciudad. 280. MAMÁ CHENTA: (DESCONFIADA) Hum, nunca confíes en la gente de la ciudad... 281. MARIUS: ¡Es... es un buen un... ungüento pp.... para quemaduras! 282. MAMÁ CHENTA: Aunque me lo estés jurando durante cuarenta años, seguiré desconfiando de este ungüento que, además, ¡apesta a rayos! 283. MARIUS: ¿Có... cómo crrr... crees que quiera ha... hacerle daño a So... Soledad?

MAMÁ CHENTA MIRA A MARIUS UNOS INSTANTES Y ASIENTE, DECIDIDA A PONERLE LA CREMA A SOLEDAD EN SU ROSTRO. 284. MAMÁ CHENTA: (DECIDIDA) Bueno... Lo probaremos. ANSIEDAD EN EL ROSTRO DE MARIUS. ESPERANZA EN SOLEDAD Y DECISIÓN EN MAMÁ CHENTA. SOBRE LA IMAGEN. FADE OUT: CUARTO CORTE COMERCIAL

© Idea Original. Página # 36


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © FADE IN: ESCENA 41 – INT — RECÁMARA DE HUÉSPEDES -- FINCA AGUAS CLARAS CONTINÚA ESCENA ANTERIOR A COMERCIALES. SEBASTIÁN Y MAMÁ CHENTA ENTRAN A LA RECÁMARA, DONDE SOLEDAD ESTÁ EN LA CAMA CON UNOS ALGODONES HÚMEDOS QUE MAMÁ CHENTA LE HA COLOCADO SOBRE LOS OJOS. SOLEDAD LUCE UN HERMOSO VESTIDO BLANCO. YA LAS QUEMADURAS LE HAN SANADO. SÓLO QUEDAN ALGUNAS CICATRICES QUE DEBERÁN QUITARSE CON LA CIRUGÍA DE SEBASTIÁN. 285. SOLEDAD: ¿Mamá Chenta?

DIA 5

286. MAMÁ CHENTA: Mi amor, Marius te ha traído una medicina de la ciudad... Es un ungüento que, según él, es maravilloso... 287. SOLEDAD: (SONRIE) Gracias, Marius... 288. MARIUS: (EXPECTANTE) Sss... sí. Vas a.... a poner... ponerte muy linda, So... Soledad.

MAMÁ CHENTA SACA UN POCO DE CREMA CON UNA DIMINUTA ESPÁTULA DE MADERA ENVUELTA EN ALGODÓN. ESTÁ A PUNTO DE APLICARLA SOBRE EL ROSTRO DE SOLEDAD. 289. MAMÁ CHENTA: Ya veremos... 290. SOLEDAD: Eso huele horrible, Mamá Chenta... ¿Qué componentes tiene? 291. MAMÁ CHENTA: (SE ENCOGE DE HOMBROS) Flores del risco y qué se yo... (PAUSA) ¡Espera, hagamos una prueba...!

MARIUS SE ADELANTA Y COLOCA SU ROSTRO CERCA DE MAMÁ CHENTA. INSISTE. SEÑALA SU PROPIA CARA. 292. MARIUS: (SEÑALANDO) ¡Aaaa... aquí! Haz la pru... prueba de eee... esa crema aaa... aquí. (PAUSA) ¡En mmm... mi cara! MAMÁ CHENTA TIENE UNA PORCIÓN BASTANTE ABUNDANTE EN LA ESPÁTULA DE MADERA Y EMBADURNA, SONRIENTE, COMO EN UN JUEGO INOCENTE, EL © Idea Original. Página # 37


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © UNGÜENTO SOBRE EL ROSTRO DE MARIUS. MARIUS SE TRANSFIGURA Y LANZA UN GRITO HORRENDO DE DOLOR. SONIDO GRANDES ACORDES GRAVES EL UNGÜENTO LE ABRASA VIVAMENTE EL ROSTRO Y LLORA. SALE CORRIENDO HACIA EL POZO, PARA ECHARSE AGUA Y QUITARSE AQUELLO. MAMÁ CHENTA Y SOLEDAD HAN QUEDADO PARALIZADAS. SOLEDAD BAJA DE LA CAMA, SE PONE DE PIE Y CORRE HACIA EL PATIO. SOBRE LA VELOCIDAD DE LO OCURRIDO Y LAS REACCIONES. DISOLVENCIA A: ESCENA 42 – INT — JARDIN -- FINCA DE AGUAS CLARAS DIA 5 MARIUS SE ESTÁ LAVANDO LA CARA JUNTO AL POZO DEL JARDÍN. LLORA CON AMARGURA, CON GEMIDOS COMO DE ADOLESCENTE. SOLEDAD ESTÁ PARADA EN MEDIO DE LAS FLORES. DETRÁS ESTÁ LA TERRAZA DONDE MARIUS HIZO EL ALMUERZO DE RECIBIMIENTO. SONIDO NUEVOS ACORDES QUE NO CESAN SOLEDAD ESTÁ LLORANDO. LA CÁMARA BAJA HASTA UN MONTÍCULO BELLÍSIMO ERIZADO DE MARGARITAS BLANCAS. DISOLVENCIA A: ESCENA 43 – TRANSICIÓN DE TIEMPO DIA 50 EFECTO DE DISOLVENCIA PARA TRANSICIÓN LARGA DE TIEMPO. CARTEL ELECTRÓNICO. “HA TRANSCURRIDO MEDIO AÑO...” FUNDE A: ESCENA 44 – INT — JARDIN -- FINCA DE AGUAS CLARAS DIA 50 CREAR UNA BELLA IMAGEN DE DISOLVENCIA CON LAS MARGARITAS BLANCAS. HA TRANSCURRIDO EL TIEMPO. SOLEDAD YA HA SIDO OPERADA. © Idea Original. Página # 38


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 © ESTÁN ESPERÁNDOLE, MUY ELEGANTES, EN LA TERRAZA ENCLAVADA EN MEDIO DEL JARDÍN, EN EL PABELLÓN, EL SEÑORITO ANSELMO Y MARIUS. LES ACOMPAÑA SEBASTIÁN. MARIUS TIENE HORRIBLES CICATRICES EN SU ROSTRO, PRODUCTO DEL UNGÜENTO. YA HA SANADO, PERO LE QUEDAN LAS MARCAS. 293. ANSELMO: Y dígame, Sebastián, ¿cómo es posible que haya cumplido ese último capricho de Soledad? 294. SEBASTIÁN: Ya sabe cómo es ella, Anselmo. ¡Al menos conseguimos que se dejara realizar la cirugía...! Pero quiso recuperarse aquí sin que yo la viera..., ¿no es absurdo? 295. ANSELMO: Lo importante es que fue todo un éxito, según tengo entendido...

BEBEN VINO TINTO QUE MARIUS LES SIRVE. 296. SEBASTIÁN: Eso espero. (PAUSA) Mamá Chenta no me ha permitido que la vea... Ni siquiera la enfermera que le traje durante todo este tiempo... 297. ANSELMO: (RIE) Pues yo, aunque hubiese querido, no hubiera podido verla. (TR) Ah, y sé también que esa primera oportunidad le abrió las puertas de la gloria y del Hospital, ¿no fue así? 298. SEBASTIÁN: Hum, desde la muerte del doctor Sandro me hicieron Director..., lo cual no me gusta mucho. 299. ANSELMO: Demasiada responsabilidad. 300. SEBASTIÁN: Eso. Y me queda poco tiempo para investigar...

SEBASTIÁN ESTÁ DE ESPALDAS A LA CASA DE LA FINCA. NO SE PERCATA DE QUE YA LLEGAN MAMÁ CHENTA Y LA ENFERMERA CON SOLEDAD. UNA A CADA LADO. 301. ANSELMO: (ASPIRA) Perdone... ¡Creo que ya viene! He sentido su inconfundible perfume. © Idea Original. Página # 39


EL PERFUME DE LA SOLEDAD CAPITULO 10 ©

302. MARIUS: ¡¡So... Soledad!!

SOLEDAD APARECE BELLÍSIMA COMO UNA VENUS NACIENTE. SU ROPA, SU PEINADO, TODO HA CAMBIADO EN ELLA. LA RECLUSIÓN LA HA DEJADO PÁLIDA, PERO ESO RESALTA SU BELLEZA. SEBASTIÁN PIERDE EL HABLA Y LA OBSERVA. MARIUS, MÁS HURAÑO Y ACOMPLEJADO DESPUÉS DE SU ACCIDENTE CON EL UNGÜENTO, LA CONTEMPLA APASIONADAMENTE Y SIN ESPERANZAS. 303. SOLEDAD: (SONRIE) ¡Sebastián! SOLEDAD AVANZA UNOS PASOS HACIA SEBASTIÁN, ENTRE LOS MACIZOS DE FLORES. EL JARDÍN ESTALLA DE COLOR. 304. SEBASTIÁN: (SONRIE) ¡Soledad! SE TOMAN DE MANOS Y SE DAN UN BESO DE AMOR. MAMÁ CHENTA NO SABE SI REÍR O LLORAR Y SE LIMPIA CON EL MANDIL. EL SEÑORITO ANSELMO VUELVE EL ROSTRO HACIA LA TIERRA, TRANSIDO DE DOLOR POR NO PODER REALIZAR SU SECRETA PASIÓN. TIENE UNA ROSA EN LA MANO Y HUELE SU PERFUME, PARA TRATAR DE BORRAR EL AROMA DE SOLEDAD. MARIUS LLORA EN SILENCIO. UN POCO MÁS LEJOS, AGACHADO JUNTO A UNOS CACTUS, SOLO. SOBRE SOLEDAD Y SEBASTIÁN, MIRÁNDOSE CON AMOR. CORTE A: CRÉDITOS DE SALIDA DE ―EL PERFUME DE LA SOLEDAD‖ FINAL DE CAPÍTULO Capítulo 10 © HORA

CAP. 10

Final de Segunda Semana: VIERNES PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN. OBRA PROTEGIDA POR DERECHOS DE AUTOR

© Idea Original. Página # 40


CAP 10 EL PERFUME DE LA SOLEDAD,de Salvador Lemis.