Issuu on Google+

MITOS Y LEYENDAS DEL CHOCO


EL DUENDE

hay dos tipos de duende: uno juguet贸n y otro mal茅volo. Por lo regular, el duende es bajito y rechoncho, con aspecto juvenil y usa trajes brillantes o de color vivo para llamar la atenci贸n. A menudo protege su rostro con un sombrero de alas grandes de paja. Este tipo de duende vive en el espesor de los bosques, sobre los 谩rboles. Cuando quiere molestar


LA BRUJA

De ellas se afirma que son mujeres hechiceras que tienen pacto con el diablo y que acostumbran viajar emprendiendo vuelos por las noches, a travĂŠs de sus senos que convierten en alas, o simplemente viajan en palos de escobas y canastos, porque durante el dĂ­a les estĂĄ prohibido hacerlo. Para poder volar es menester que no coman sal, pues las que lo hacen corren el peligro de desplomarse de las alturas


LA NIÑA DE LA CARTA  Es una niña de carne y hueso,

completamente vestida de blanco. La impresión que da es la de estar a punto de hacer la primera comunión o de haberla acabado de hacer. Se presenta compungida y bañada en lágrimas, sentada a la vera de los caminos; el rostro lo lleva oculto bajo un velo del mismo color del vestido, y en su mano derecha porta una carta. La carta lleva destinatario y dirección.


La madre agua  una mujer de cuerpo esbelto, atractiva y hermosa, de

cabellera rubia y larga, con buena voz para el canto. Cuando quiere atraer a alguien basta con entonar una canción que escoge especialmente para el momento preciso. Quien la escucha se fascina con el ritmo y la cadencia de su voz melodiosa, con los cuales logra hipnotizar a sus victimas y hacer que la sigan automáticamente hasta un río o una quebrada, para ahogarlas llevándolas después a las profundidades de las aguas, donde tiene su palacio.


La mohana Se dice que es bastante parecida a la Madre de Agua, pero se diferencia de ésta porque es más agresiva. Persigue los niños hasta ahogarlos y comérselos, sobre todo, cuando nadando en la orilla del río ensucian el agua. A los bañistas y pescadores les voltea la canoa, los hunde y los devora cortándoles la cabeza de un solo tajo. No permite que le revuelvan la superficie del agua donde flota plácidamente.


Algunos mitos son malos y vengativos; otros, chanceros y juguetones. Unos simplemente asustan; otros, son hasta antrop贸fagos; unos son inofensivos y otros, aunque producen susto, despiertan compasi贸n.


Mitos y leyendas