Issuu on Google+

1

NO TE LA PIERDAS

1


2

REDACCIÓN:

LEIDY JOHANA VERA GARCÍA

FOTOGRAFIA:

LILIANA PARRA

EDICIÓN:

LEIDY JOHANA VERA GARCIA

DISEÑO GRAFICO:

LUISA MURILLO

ESCRITURA:

DIEGO BELTRAN

DIAGRAMACIÓN:

ROBERTO GOMEZ

REVISIÓN FINAL:

SERGIO DURAN

VOLUMEN 1: NÚMERO 1: CIRCULACION: ABRIL DE 2014:

1

ANUAL


3

R

espetados lectores bienvenidos a la revista acerca de plantaciones de GMELIA ARBOREA, son ahora más las personas que se interesan por conocer los fines de plantaciones arbóreas aquí les presentamos una

manera práctica de conocer más acerca de esta disciplina que surge con el fin de generar proyectos que benefician el campo social y económico de la región y dar a conocer los usos y manejos pertinentes en este tipo de plantaciones.

LEIDY JOHANA VERA GARCIA ljvera2905@hotmail.com

1


4

LA MADERA DE MELINA (GMELINA ARBOREA) EN COSTA RICA

PAG-5

“GMELINA ARBOREA, ESTUDOS SOBRE LA FLORACION Y LAS SEMILLAS” (RESUMEN)

PAG-11

MANEJO DE LA SEMILLA Y USOS DE LA MADERA DE GMELINA ARBOREA

PAG-13

1


5

LA MADERA DE MELINA (GMELINA ARBOREA) EN COSTA RICA

Resumen

La Gmelina arborea fue introducida en Costa Rica desde 1975 y en la actualidad es la especie más utilizada en la reforestación comercial. Se estima que en el país existen cerca de 65 mil hectáreas reforestada con esta especie, cifra muy alta para la extensión territorial de Costa Rica .

La madera de melina en Costa Rica dio lugar primeramente a un cambio en la industria forestal primaria, principalmente debido a que no se contaba con los equipos necesarios para procesar trozas de plantaciones forestales. En la actualidad en el país se esta dando un uso integral a los árboles de melina de las plantaciones forestales, las trozas de la parte inferior del árbol se están usando en la industria del mueble y fabricación plywood, mientras que la madera de la parte media del árbol se usa en la industria de la construcción, y las trozas más delgadas para la fabricación de embalajes y madera en rollo para la construcción de cabañas rústicas.

La reforestación en Costa Rica

Costa Rica, con un área de 51 113 km 2 es, junto con Belice y El Salvador, la tercera república más pequeña de Centroamérica. El 1

país se ubica entre los paralelos 8_00' y 11_00', latitud norte y entre los meridianos 83_30' y 86_00', longitud este.

La deforestación en Costa Rica se dice que empezó a darse a inicios del siglo pasado, pero no es sino hasta los años cincuentas que se presentaron los primeros informes de deforestación de grandes áreas. En el período comprendido entre 1940 y 1985 se estima que la tasa de deforestación del país era de 50 000 hectáreas por año, dando como resultado que el país disminuyera su cobertura forestal a un 24,4% (Castro y otros 1998).

A partir del año de 1979, y preocupados por esta situación, se inició un proceso de reforestación en el país por medio de incentivos, el cual se ha mantenido hasta el momento. La primera modalidad de incentivos fue deducir el impuesto sobre la renta a las empresas que invirtieran en reforestación, posteriormente a partir del año 1986, se estableció otra nueva modalidad de incentivo por parte del Estado en la cual, se buscó hacer de la reforestación una actividad más democrática cediendo recurso s a los peque ños y median os


6 productores, generalmente con extensiones menores a 100 ha (CASTRO y otros 1998).

En el año 1998 el gobierno dejó de brindar este incentivo económico para la reforestación, sin embargo, gracias a que Costa Rica inició la venta de carbono en el año 1997, se estableció otra forma de reforestación, que consiste en el pago de servicios ambientales, cuyo objetivo principal es la acumulación de dióxido de carbono (CO2) en las plantaciones.

En todo este proceso de reforestación se utilizaron una gran variedad de especies y, desde hace aproximadamente 12 años, la principal especie plantada ha sido melina (Gmelina arborea), la que ocupa el 43,33% del área reforestada hasta el año 1998 (SINAC 1998), seguido de la teca (Tectona grandis), el pochote (Bombacopsis quinatum) y el laurel (Cordia alliodora).

Reforestación con Gmelina arborea

La Gmelina arborea es la especie más importante en la reforestación en Costa Rica, de hecho el sector de industrialización de la madera de plantaciones se ha desarrollado a partir de esta especie.

Las primeras plantaciones de melina fueron establecidas en Costa Rica entre los años 1970 y 1975, como parte de un ensayo de procedencias realizado para una empresa 1

Brasileña ubicada en Jari, Brasil (Lega 1988). Estas primeras plantaciones estaban orientadas a producir materia prima para la industria papelera y para la producción de leña. Sin embargo, en el país la única industria existente no tiene el sistema de producción de astillas, sino que su fuente de materia prima es la pasta comprada internacionalmente. Así también la utilización de la melina como combustible tampoco resultó una solución viable debido a la baja capacidad calórica de la especie; y además porque en Costa Rica el consumo de leña es bajo, solamente el 5% de todas las fuentes energéticas utilizadas en el país (Arce y Ruiz 2001).

La falta de mercado de pulpa y leña para la melina, dio como resultado que muchas personas empezaran a utilizar la especie para la producción de madera aserrada, y quizás Costa Rica sea en la actualidad uno de los pocos países en donde está siendo utilizada a gran escala como fuente de materia prima para madera aserrada, producción de muebles y postes rollizos preservados, entre otros.

Disponibilidad de madera en troza de melina

En Costa Rica, la materia prima proveniente de plantaciones forestales para el sector industrial empezó a incrementarse significativamente desde el año 1992, y según estimaciones realizadas (Meza 1999 y Sage y Quirós 2001), la disponibilidad de materia prima de melina en la actualidad es


7 de alrededor de 400 mil m 3 . Sin embargo, esta cantidad no se está procesando en los aserraderos; solamente desde el año 1998 hasta el año presente el aporte es de alrededor de 200 mil m 3 , cifra que representa el 25% del consumo nacional de madera en troza (Carrillo 2001). Para los años siguientes se espera que la disponibilidad de la madera de melina (Figura 1) presente varios altibajos, y así la industria de la madera se compense por los años donde no se consumió la totalidad de la materia prima disponible. Los años de máxima disposición de materia prima están establecidos del 2006 al 2009 (Sage y Quirós 2001), cantidad de madera de melina suficiente para abastecer el 50% del mercado de madera en troza para Costa Rica.

Cambio en el sector de la industria forestal producto del procesamiento de melina

Al inicio del siglo XIX, Costa Rica experimentó un desarrollo de la agricultura extensiva (con cultivos como el banano y el café), lo que dio lugar a que muchas de las tierras fueran deforestadas. Consecuentemente se dio un desarrollo de la industria forestal, orientado principalmente a la utilización de madera proveniente de los bosques naturales. Durante este desarrollo en Costa Rica llegaron a existir cerca de 220 aserraderos, cifra muy alta para su extensión. Los aserraderos utilizados para procesar las trozas del bosque natural, son principalmente sierras de cinta con un carro 1

para procesar trozas con diámetros que superen los 33 cm de diámetro (Carrillo 2001).

Producto de la reforestación que experimentó el país a partir del año 1980, para el año 1993 se contaba con un volumen grande de madera proveniente de las plantaciones, principalmente melina. Sin embargo, esta presentaba un problema para los aserraderos comúnmente usados en el país, debido a que eran trozas con diámetros que no sobrepasaban los 25 cm.

Esta situación dio lugar a que se iniciara una reconversión de la industria forestal, con el propósito de poder procesar rentablemente la materia prima proveniente de las plantaciones forestales. Lo primero que se experimentó en el país para el procesamiento de trozas de melina fue utilizar aserraderos portátiles, muy usados en países de Norteamérica para el autoconsumo de pequeñas fincas. Esta forma de procesar las trozas estaba basado en el concepto de llevar el aserradero al bosque y no el bosque al aserradero. Rápidamente los aserraderos portátiles dejaron de utilizarse, debido a que el volumen que se produce en una plantación es muy alto para la capacidad de producción de los aserraderos portátiles. El fracaso de los aserraderos portátiles, dio lugar a que aparecieran en las industrias nacionales los aserraderos circulares de sierras gemelas (Moya y Monge 1997). Este tipo de maquinaria fue implementada principalmente para procesar trozas provenientes de los raleos, ya que era el tipo


8 de materia prima que estaba produciendo las plantaciones forestales. En el desarrollo de nuevas alternativas para el procesamiento de trozas de plantación de melina, los industriales pronto se dieron cuenta que el diámetro mínimo para poder procesar las trozas en las máquinas existentes tenía que ser mayor a los 15 o 16 cm. Esto significó que las trozas con diámetros menores no se procesaban, ya que nuestro país no contaba con una industria papelera desarrollada. Muchas personas preocupadas por esta situación desarrollaron una alternativa bastante viable, en donde se logra procesar trozas hasta los 11 cm de diámetro de una manera rentable y eficiente (Carrillo 1999). Esta máquina tiene dos espadas de motosierra puestas verticalmente, manejadas por un motor, ya sea de combustión o eléctrico y principalmente puede ser de tipo estacionario o móvil.

Al llegar las plantaciones a los últimos raleos y a su cosecha final, los aserraderos circulares de sierras gemelas no tenían la capacidad de procesar los diámetros producidos, ello dio lugar a que se buscaran nuevas alternativas, basadas principalmente en dos tipos, la sierra circular tipo top saw, que es la menos usada, y las sierras alternativas (Carrillo 2001).

En la actualidad Costa Rica cuenta con una industria de preservación que no existía hace 10 años, basada en la obtención de madera en rollo preservada a presión para la utilización de postes para la construcción de 1

casas rústicas. Este tipo de industria utiliza las trozas con diámetros entre 6 y 12 cm.

El volumen disponible de materia prima de melina ha permitido no solo el desarrollo de la industria de aserrío, sino también el desarrollo de otras áreas de la industria forestal; por ejemplo, en la actualidad el país cuenta con una capacidad en secado y preservación de madera de 3 a 4 veces mayor de la que existía antes de 1993. Así también en Costa Rica se está desarrollando la fabricación de productos no tradicionales, como son chapas y los lápices.

Productos de la madera de melina y uso integral del recurso forestal

En Costa Rica durante mucho tiempo una de las principales entradas de divisas fue por la exportación de banano. El transporte de este tipo de productos es realizado generalmente en cajas de cartón, las cuales son colocadas en una tarima (pallets) para su manipulación. Las tarimas antes del año 1990 eran construidas de especies del bosque natural. Las especies comúnmente usadas eran el javillo (Hura crepitans) y la caobilla (Carapa guanensis).

Por otra parte, durante el período de 1990 a 1995 ya Costa Rica contaba con un volumen grande de madera de melina, que provenía principalmente de los raleos forestales y cuya característica principal era las bajas dimensiones de las trozas, que en la mayoría de los casos no sobrepasaba los 20 cm de


9 diámetro. Uno de los problemas principales que presentaba este tipo de materia prima era que los aserraderos tradicionales no estaban capacitados para procesar estás trozas, por lo que se inició la búsqueda de alternativas para resolver este problema (Moya y Monge 1997). Agregado a ello, en ese momento la madera de melina era totalmente desconocida en el mercado costarricense, debido a que ésta fue introducida en los programas de reforestación proveniente de los países de Asia.

La solución inmediata a la utilización de la madera de melina de las plantaciones forestales fue incursionar en un mercado poco exigente, donde el consumo de madera aserrada era alto (alrededor de 100 mil m 3 ). Las tarimas para el sector bananero cumplían con estos requerimientos, por lo que fueron autorizadas oficialmente por el Ministerio de Economía y Comercio de Costa Rica en el año de 1990 (MEIC 1990). Rápidamente no solo ocurrió una reconversión de la industria forestal costarricense, sino que empezó una fuerte competencia en el mercado de las tarimas, debido a la alta disponibilidad de materia prima, dando lugar en pocos años a una caída de su precio, el cual disminuyó casi 40% en un período de 3 años (Cámara Costarricense Forestal 2002). Por esta situación se empezó a incursionar en otros tipos de mercados para la madera de melina, tales como la construcción civil inicialmente y posteriormente el mercado del mueble (Alfaro 2000).

1

Unos de los productos que pronto estuvieron disponibles en el mercado fueron los tableros conformados de madera libre de defectos (obtenido de piezas cortas y angostas), los cuales son de fácil trabajabilidad y aplicación de acabados para el fabricante de muebles (Gardino 2001)

En el mercado de la construcción civil la incursión no ha sido tan fácil como se esperaba, debido a que en Costa Rica el mercado ha buscado especies del bosque natural con altos valores de resistencia mecánica, y al parecer la madera de melina no cumplía con estos requisitos. Nuevamente las universidades, con el fin de poder incrementar la utilización de esta especie en el mercado de la construcción, establecieron variaciones de las propiedades mecánicas de la madera en las diferentes partes de los árboles, según se ilustra en la figura siguiente. Esta información permitió determinar que la madera de menor calidad se encuentra en un diámetro de 12 cm, lo que equivale a decir a 6 cm alrededor de la médula. La anterior información está permitiendo dejar la parte interior del árbol para usos en que la resistencia estructural no sea un requisito, como por ejemplo las tarimas. En las partes externas es donde se encuentra la madera con mayor resistencia estructural, libre de defectos y se está utilizando para obtener madera de uso estructural y para la fabricación de muebles. Por ejemplo, en la mayoría de las ocasiones, en los pisos de madera se busca que la dureza presente resistencia superior a 300 kg/cm 2 , valor alcanzado en la melina después de 6 cm alrededor de la médula.


10

1


11

“GMELINA ARBOREA, ESTUDOS SOBRE LA FLORACION Y LAS SEMILLAS” (RESUMEN)

Por : M.R. Bowen y T.V. Eusebio 1

E

l presente documento, publicado en el marco del proyecto de la FAO y el PNUD MAL/78/009, “Establecimiento de fuentes de semillas y mejora de árboles” 1, recoge información reciente de Sabah, Malasia, sobre la floración y la producción y manejo de semillas de Gmelina arborea cultivada en plantaciones. Los principales temas que se estudian son: Floración; recolección y manejo de los frutos; rendimiento de los frutos; y germinación de las semillas. La inflorescencia de Gmelina arborea es una cima dicásica terminal con las flores más antiguas en la base de la panícula y las más jóvenes en el extremo superior. La misma inflorescencia presenta numerosas fases de desarrollo de capullos y frutos. Debido a la morfología de la flor, la autopolinización natural resulta poco probable. Sin embargo, en experimentos de polinización controlada realizados en Sepilok, Sabah, las flores autopolinizadas han producido frutos de tamaño normal; todavía no se sabe si las semillas producidas de esta manera son fértiles o no. Parece que en las copas de los árboles en floración de Sabah abundan numerosos tipos de insectos voladores, lo cual permite suponer que pueden actuar como vectores del polen. 1

En los estudios sobre floración se ha observado una pauta general de dos períodos de máxima formación de flores, que varían algo de un año a otro y dependen del lugar. La producción más abundante de frutos maduros tiene lugar aproximadamente un mes después del máximo de floración, extendiéndose a lo largo de un período de dos meses. La recolección de las drupas maduras de las copas resulta cara, especialmente si se tiene en cuenta que no pueden cortarse las ramas sin destruir cosechas de semillas posteriores. Por consiguiente, se recogen los frutos que han caído al suelo, seleccionando los de color amarillo-verdoso. La pulpa se separa bien de la nuez agitando los frutos en una hormigonera junto con cubos de madera dura, y tamizando y lavando luego las nueces para eliminar los residuos. Hay que tener cuidado de elegir bloques de madera suficientemente duros para arrancar la pulpa de la drupa carnosa, pero no tanto que rompan las nueces. También se han utilizado con éxito máquinas despulpadoras de café para eliminar la pulpa de las nueces de Gmelina Una vez eliminada la pulpa y lavadas, las nueces se secan a 45°C durante unas 17 horas en un horno especial, hasta alcanzar un contenido de humedad del 8 por ciento aproximadamente. También pueden secarse


12 satisfactoriamente mediante una secadora comercial de cacao. Una vez secas las nueces, pueden eliminarse los restos de pulpa agitándolas en una hormigonera, o bien mediante una descascaradora de café, en la que se hacen girar sobre una superficie abrasiva. Parece que es imprescindible eliminar completamente la pulpa para una buena germinación de las semillas. Estas pueden almacenarse satisfactoriamente a unos 3°C cuando están secas. En fecha reciente se entresacó en Sabah una pequena plantación de Gmelina arborea de 14 años, dejando 36 árboles para la producción de semillas (equivalentes a una densidad de población de 96 árboles por ha). En los seis primeros meses después del aclareo se recogió en la masa un total de 201 kg de frutos, equivalentes a 10,9 kg de nueces secas. Se ha registrado el rendimiento mensual de nueces de cada uno de los 36 árboles durante el período de seis meses y se describe en el documento, mostrando diferencias acentuadas entre los árboles en cuanto a las pautas de fructificación. También se han llevado a cabo investigaciones sobre la germinación de las semillas, analizando en particular el porcentaje comparativamente bajo de 1 germinación que se ha observado especialmente en las semillas importadas. Al romper las nueces, se observó que cada una contiene un promedio de 1,8 semillas, 1

Forest Research Centre, Sepilok, P.O. Box 1407, Sandakan, Sabah, Malasia. Nota resumida en la Sede de la FAO de: “Seed Series No 6”, FAO/PNUD/MAL/78/009 (septiembre 1982).

1

de las cuales se consideraron sanas y bien desarrolladas, por su aspecto, el 85 por ciento (1,5 semillas por nuez). La maceración de las nueces en agua a 25°C durante 17 horas, seguida de un secado a 45°C durante siete horas, fue el tratamiento previo que permitió obtener el mayor número de plantas de semillero (88 por ciento). En los experimentos se demostró asimismo que las nueces almacenadas (es decir, nueces secadas hasta quedar con un contenido aproximado del 8 por ciento de humedad y sometidas a temperaturas de 3°C) germinaban mejor que las recién recogidas. A fin de comparar los resultados de las pruebas de germinación en laboratorio con los que cabe esperar en condiciones de vivero, se sembraron nueces previamente tratadas en 12 cajas con medios diferentes, formados por arena, suelo superficial de bosque y serrín, puros o mezclados entre sí. De los tres medios puros, el serrín resultó el menos satisfactorio, y siempre que se añadió a una mezcla redujo la germinación. Los medios más eficaces fueron los mixtos de suelo y arena, con dos partes de suelo y una de arena como proporción óptima para la germinación. Sin embargo, el mejor crecimiento posterior de las radículas se consigu ió en mezclas con serrín, que parecía contrib uir a formar un suelo menos compacto, favoreciendo así el desarrollo de un sistema radicular sano.


13

MANEJO DE LA SEMILLA Y USOS DE LA MADERA DE GMELINA ARBOREA

Descripción del Producto

S

emilla forestal maderable. Usada comúnmente para construcción liviana, construcción de barcos, carpintería y ebanistería fina, pulpa de papel, etc. Cultivable de 0 a 2000 mts. sobre el nivel del mar, turno estimado de 12 años y crecimiento medio anual superior a 2 mts. de altura durante los primeros 4 años de vida; a los 8 años el incremento disminuye. Rendimientos de 12 - 32 m3/ha por año. Presentación: Sobre 50 grs. Condiciones de adaptación Altitud: 0 a 1000 metros sobre el nivel del mar. Clima: Temperatura media anual de 24 a 35°C. Lluvia anual: 700 a 4500 mm. Es exigente en luz. Es susceptible a las heladas y resistente al fuego. Suelos: Prefiere suelos profundos, húmedos, bien drenados, fértiles de los valles aluviales francos o franco arenosos y prefiere pH alcalinos o ligeramente ácidos, pero no tiene éxito en suelos muy ácidos y lixiviados. Se adapta en suelos calcáreos y moderadamente compactados.

endurecidas, impermeables y pedregosas, así como en ácidos muy lixiviados, anegados o Pantanosos. Es muy susceptible a las arenas secas. Las plantaciones que prosperan en suelos erosionados o muy compactados, de topografía quebrada y muy superficiales, presentan características indeseables como fustes, torcidos, poca altura, muy ramificados y con aspecto arbustivo. Deben evitarse sitios en cimas con suelos delgados y sitios con Ca y Mg menores de 10 y 6 meq/ml en el primer horizonte. Manejo de la semilla Almacenamiento: Semilla ortodoxa, se almacena dentro de recipientes herméticos, manteniendo un contenido de humedad entre 6 y 10% a una temperatura de 4 °C, en cuarto frío hasta por 7 años.

Topografía: Plana a ligeramente ondulada.

Tratamiento pre germinativo: Sumerja las semillas en agua a temperatura ambiente por 48 horas. Si desea sembrarlas pre germinadas, sáquelas y recúbralas con una capa de hojas secas de plátano ó sacos de tela, previamente humedecidos. Remoje diariamente hasta que la semilla muestre signos de germinación.

Limitantes: El crecimiento se ve afectado en suelos superficiales , pobres, con capas

Plántulas en vivero: Plántulas reales promedio por kilogramo de semilla: mínimo

1


14 900. La germinación ocurre entre 1 a 3 semanas y continúa germinando gracias a que presenta varios embriones. Producción en vivero Para producción en vivero se siguen en general las siguientes actividades: Siembra de la semilla Utilice la semilla inmediatamente, no la exponga al calor, sol o humedad. Conserve la identificación. Aplique el tratamiento pre germinativo indicado. Es obligatorio. Sustrato de germinación: Para cantidades pequeñas se recomienda turba para evitar la desinfección; en cantidades mayores se prepara un sustrato de (1) una parte de tierra por (3) tres de arena. No use fertilizantes, gallinaza ni hummus para la germinación. Desinfección el sustrato: Formol- Un (1) litro por metro cuadrado al 20% de concentración o Basamid 50 gr. por metro cuadrado aplicado con el sustrato húmedo; en ambos casos se cubre 4 días con plástico, luego se remueve por 3 días o más hasta que desaparezca el olor. La profundidad del sustrato no debe ser mayor a 15 cms.

Proteja la germinación de las condiciones del medio como las lluvias fuertes, exceso de sol o calor, roedores o pájaros; el uso opcional de sombra moderada, mejora las condiciones de germinación.

Para optimizar la germinación y disminuir la dependencia del riego y a la vez proteger de los cambios ambientales o la desecación prematura del sustrato, una vez realizada la siembra, es conveniente cubrir las áreas de germinación con una lona de polipropileno de color verde del tipo usado en las construcciones; esta lona permeable se coloca sobre el germinador y se deja hasta que se inicie la germinación.

El riego se puede aplicar por encima de la lona. La práctica es sencilla, económica y muy beneficiosa para la producción.

Siembre tan superficial como sea posible, sin que la semilla quede expuesta al aire o la destape el riego.

En todos los casos se deben proteger los germinadores de la lluvia directa para evitar encharcamientos y aparición de problemas sanitarios, se recomienda el uso de plásticos traslucidos al menos a 80 cms. de altura, las poli sombras son efectivas debido a que dejan pasar el agua de lluvia.

Riego: Mantenga húmedo el sustrato durante la germinación, sin exceso o deficiencia de agua, utilice implementos de gota muy fina o nebulización para que no se destape la semilla.

Trasplante

1


15 Una vez que las plantas tienen 2-8 cms. se procede a trasplantarlas a bolsas y se siguen las siguientes actividades:

Se coordina un llenado de bolsas con tierra fértil y cascarilla en una proporción del 20%, se establece una malla sombra mínimo del 65%, indispensable para el trasplante.

Para el trasplante, se extraen las plántulas una a una protegiendo las raíces del aire y del sol, se pueden colocar en un balde de agua fresca, sumergida unicamente la raíz, se toman una a una sin presionar el tallo ni la raíz, y se colocan en un hoyo central hecho on una estaca en el centro de la bolsa, (con el sustrato húmedo), con las raíces extendidas hacia abajo y rectas; este es el momento de aplicación de micorrizas, las cuales se colocan en contacto con la raiz aplicando 5 a 10 gr. por bolsa. Recipiente para trasladar las plántulas bien protegidas y sombra durante el trasplante.

Trasplante: Bajo sombra se hace un hoyo profundo y central con el sustrato húmedo y postura de la planta sin torcer la raíz. El trasplante se debe hacer obligatoriamente bajo sombra usando malla sombra o materiales similares, (no debajo de árboles por que entra luz lateralmente), se dejan dos semanas y luego se exponen lentamente a plena luz para que crezcan y rustifiquen. El riego debe hacerce a diario después del trasplante, de preferencia en las primeras horas el día o en las últimas de la tarde. 1

Una vez trasplantadas, algunas especies toman un aspecto poco vigoroso, con apariencia deshidratada o agachadas, lo cual es normal en los primeros días. La última fase de la producción en vivero es la etapa de crecimiento y desarrollo después del trasplante. Este periodo es variable para cada especie y debe ser suficientemente largo, como para que los árboles alcancen una altura entre 6 y 25 cms. para llevar a campo.

Manejo especializado de fertilización, retenedores de agua, uso de insecticidas, fungicidas o manejo cultural piede ser consultado con un especialista. La semilla se siembra distribuyendo en hileras separadas a 3 -4 cms. o al voleo utilizando 150 grs. de semilla por metro cuadrado. Es posible propagarla vegetativamente por miniestacas.

Micorrización: Inoclule suelo micorrizado con hongos del género Glomus sp. mezclados con el sustrato al momento del trasplante.

Producción por pseudoestacas: Trasplante las plántulas del germinador a eras de desarrollo a una distancia de 20 x 20 cms. cuando tengan de 1 a 2.5 cms. de díametro en el cuello de la raíz, pode la parte aérea 5 15 cms. dejando 2 a 3 yemas y deje 15 a 25 cms. de raíz, conservando solo la principal.

Propagación vegetativa: Use estacas provenientes de ramas jóvenes, con diámetro entre 3 - 6 mm. y longitud de 4 a 6


16 cms. conservando 2 o más nudos y una hoja superior. Elimine los entrenudos terminal y basal muy lignificados. Use ácido indolbutírico (0.2% ó 2000 p.p.m.) en polvo o diluido en alcohol como enraizante, introduzca la base de la estaca por unos segundos y siembre inmediatamente en un sustrato franco arenoso.

Nota: En sitios húmedos, con suelo bien preparado y planificando la siembra en el inicio de la época húmeda, se pueden sembrar los plantines recién germonados de 4 a 8 cms. de altura en sitio definitivo sin pasar por bolsas, se trasladan a campo con un sustrato de turba e Hidrokeeper (retenedor de agua). Plantación y manejo silvicultural Turno estimado: 12 años. Crecimiento: El crecimiento medio anual es superior a 2 mts. de altura durante los primeros 4 años de vida; a los 8 años el incremento disminuye. Rendimientos de 12 32 m3/ha por año. Es utilizada para el establecimiento de plantaciones puras a campo abierto y plena luz, la distacia de siembra que se recomienda es de 2.5 x 2.5, 3 x 3 y 3.5 x 2.6 mts. para obtener una densidad de plantación de 1600, 1111 ó 1098 árboles por ha. En una plantación comercial se proyecta dejar entre 250 y 350 árboles por ha. para la cosecha final. Por ser una especie escencialmente heliófita, es intolerante a la sombra y suceptible a la competencia de malezas, en especial gramíneas y enredaderas. 1

Se recomienda realizar una primera poda de formación con el objeto de definir el tallo o fuste líder en el árbol entre los 3 y 12 meses de edad según el desarrollo que se presente, una segunda poda de ramas que se realiza en el segundo oy tercer año a los árboles remanentes del primer y segundo raleo, con el objetivo de permitir el desarrollo del fuste limpio hasta una altura de 6 metros.

Se realizan podas según el estado de la plantación, solo a los individuos que se seleccionen para la cosecha final.

Se realizan dos raleos durante el turno de la especie, el primero a los 3 - 4 años de edad, con una intensidad del 50%, los productos obtenidos se destinan a postes y a la fabricación de tableros aglomerados; el segundo raleo se hace a los 7 - 8 años con una intensidad del 50% de los árboles remanentes, del cual se puede obtener madera de aserrío de segunda y postes para cerca.

Produce constantemente gran cantidad de rebrotes de rápido crecimiento y en forma abundante en épocas de lluvias, estos rebrotes o chupones se manejan dependeindo del uso de la madera al turno de la plantación.


17

La deschuponada se hace simultaneamente a la primera poda de formación o elección del tallo lider y se realizan cuando se requiera para evitar que se conviertan en ramas grandes y gruesas con dificultad para podarlas.

La deschuponada no se debe realizar antes de las épocas de lluvias ya que la reacción de los árboles es intensificar el número de rebrotes; es recomendable deschuponar antes de iniciar la época seca.

Influencia de plagas y enfermedades En plantaciones jóvenes (3 años de edad o menos), se ha presentado ataque por Atta laevigata, conocida como hormiga arriera, también se reportan daños por termites, los cuales barrenan el tallo y ramas. Los gusanos tierreros Spodoptera frugiperda ocasionan daños en cogollos y hojas nuevas. Insectos de la familia Acrididae producen defoliaciones severas si la poblaciones del insecto son muy altas. La enfermedad de mayor peligro potencial el "mal del machete" (Ceratocystis fimbriata), que puede ser muy severa en climas húmedos, cerca de cacaotales. Algunas plantaciones han sido destruidas por el ramoneo.

Características de la madera Densidad 0.42 - 0.64 g/cm3. Considerada entre mediana y baja. A mayor peso específico mayor durabilidad.

1

Existe poca diferencia de color entre la albura y el duramen. La albura es delgada y de coloración amarillenta, paja, blanquecina hasta blanco crema, mientras que el duramen tiene, a veces, cierto matiz rosado, otras veces se lo ve amarillento brillante.

Adquere buen lustre. Textura fina y uniforme. Grano recto. En general, es resistente al ataque de insectos y especialmente baj el agua es durable en alto grado.

Es poco durable en contacto directo con el suelo. Debe protegerse de los ataques de termites cuando se almacena aire.

Es una madera fácil de trabajar y de tornear . Se asierran sin dificultad, adquiere buen lustre y se pule bien, pero es algo rugosa en el aserrado radial. Cuando está seca, la madera presenta buena estabilidad debido a que las tasas de contracción son bajas; de verde a 15% de contenido de humedad (CH), la contracción radial es de solo 0.5 - 0.6 %, y la tangencial de 1.1 %; de verde a 12% de C.H., la radial es 1.2 - 1.5 % y la tangencial de 2.4 -3.5 % y de verde a anhidra, la radial es de 2.4% y la tangencial de 4.9%


18 El secado de la madera se reporta desde bueno y moderadamente rápido hasta lento con ligeros de alabeo.

El clavado es moderadamente fácil, pero debido a que la madera tiende a rajarse, se recomienda el pretaladro para el atornillado.

El desenrrollado de la madera rolliza es fácil sin tratamiento y sin calentamiento previo, las chapas se manipulan fácilmente y muestran poca tendencia a la rajadura; además las chapas permanecen planas después del secado y presentan buenas propiedades de encolado.

El duramen es dificil de tratar con preservativos debido probablemente a la prescencia de numerosas tilosis.

Usos principales Aserrío: construcción liviana, construcción de barcos y lanchas deportivas, muebles, ebanistería fina, instrumentos musicales, embalajes, cajas corrientes y huacales. Recientemente es usada para la construcción de multiples partes para vivienda.

Madera redonda: chapas decortivas, tableros contrachapados, tableros de partículas. Pulpa de fibra corta; la pulpa semiquímica pura sólo es adecuada para tablerosd e cartón o papel de escritura de baja calidad,

1

pero la pulpa "kraft" es muy apropiada para fabricación de papel de escritura de alta calidad; el papel presenta buenas propiedades de resistencia.

Postes para construcción.

Leña y carbón. Fósforos. Mangos para herramientas. Madera para minas. Talla y esculturas. Canoas.

Forraje; los frutos y corteza también son eventualmente consumidos por el ganado.

Medicinal tanto los frutos como la corteza tienen propiedades medicinales contra fiebres biliosas.

Industrial, las flores producen abundante néctar, fuente de miel y cultivo del gusano de seda. Tanto la ceniza de la madera como los frutos, producen una tinta amarilla muy persistente.


19 Finalmente agradezco a los lectores que se han interesado por seguir nuestra revista y querer conocer nuestros temas aqu铆 planteados. Los invitamos a que adquieran nuestra siguiente edici贸n con temas referentes a plantaciones de gemelia con fines comerciales en Colombia.

1


20

1


Revista