Page 1

una habitaci贸n en la memoria compendio personal de poes铆a er贸tica


una habitaci贸n en la memoria compendio personal de poes铆a er贸tica


Para Andrea, que me ense単o los multiples significados del silencio


01 02 03 04 hotel en Buenos Aires Josefa Parra Carilda Oliver Alejandra Pizarnik Adrienne Rich Amy Lowell Cristina Peri Rossi Audre Lorde Dario Jaramillo Agudelo

de luces y sombras

ballet nocturno


05 06 07 08


hotel en Buenos Aires


DE LOS SUEÑOS ¡Qué dirías si hoy te invitara a mis sueños? Tus labios de manzana sobre la piel golosa de mis ingles toda la noche -di, ¿qué pensarías?-, tu saliva frutal levemente aromando el hambriento contorno de mi vientre... Qué cosecha tan dulce (semillas y caricias y extravíos) para un mundo sin sol. Dime, ¿no acudirías si también esta noche te convoco a mis sueños? Josefa Parra


ME DESORDENO, AMOR, ME DESORDENO Me desordeno, amor, me desordeno cuando voy en tu boca, demorada; y casi sin por quĂŠ, casi por nada, te toco con la punta de mi seno. Te toco con la punta de mi seno y con mi soledad desamparada; y acaso sin estar enamorada; me desordeno, amor, me desordeno. Y mi suerte de fruta respetada arde en tu mano lĂşbrica y turbada como una mal promesa de veneno; y aunque quiero besarte arrodillada, cuando voy en tu boca, demorada, me desordeno, amor, me desordeno. Carilda Oliver


ENCUENTRO alguien entra en silencio y me abandona. Ahora la soledad no estĂĄ sola. TĂş hablas como la noche. Te anuncias como la sed. Alejandra Pizarnik


ANOTACIONES FINALES Me despierto en tu cama. Sé que he estado soñando. Temprano la alarma del reloj nos ha separado, Tu has estado trabajando en tu escritorio toda la mañana. Sé lo que he soñado: Nuestra amiga la poeta viene a mi habitación Donde he estado escribiendo por días, Bocetos, carbonillas, poemas desperdigados en todas partes, Y yo quiero mostrarle un poema Que es el poema de mi vida. Pero vacilo, y me despierto Tu me has besado los cabellos para despertarme. Yo soñaba que tu eras un poema, quiero decir, un poema que yo quería mostrarle a alguien...me río y caigo en sueños nuevamente con deseos de mostrarle a todo el mundo que amo, Para introducirnos abiertamente juntas En el influjo de la gravedad, que no es sencillo, Que el elevado viento transporta al césped alado por un largo camino Adrienne Rich


POEMA EMERGENTE SIN NÚMERO

Pase lo que pase, vivirá en mí tu cuerpo, el ondeante ejercicio de tu amor, sensible, frágil como la fronda apenas enroscada del helecho en espiral en los bosques recién dorados por el sol. Amplios, tus muslos, viajeros nobles y generosos donde mi rostro entero se hunde una y otra vez... La sabiduría honda y la inocencia de esa morada descubierta para mi lengua... En mis labios, el ritmo tembloroso e insaciable de tus pechos... Sentir tu mano en mí, firme, protectora, descubriéndome, con la fuerza de tu lengua y tus dedos finos llegando allí, donde te esperé siempre, en mi fondo húmedo y rosa. Pase lo que pase, ahí estarás tú. Adrienne Rich


AMANTES Una flor no lejos de la noche mi cuerpo mudo se abre a la delicada urgencia del rocĂ­o Alejandra Pizarnik


ALBORADA Tal como libero de su cáscara a la almendra Así te despojaría de tus ropas Amada, Y acariciando con mis dedos la suave y pulida almendra Podría ver que en mis manos resplandece una gema de valor inapreciable Amy Lowell


VIA CRUCIS Te tiendo la mano me mojo en la pila bautismal tu me hablas de alegorías del Vía Vía que he iniciado -las piernas, primera estaciónme apenas con los brazos en cruz al fin adentro empieza la peregrinación muy abajo estoy orando nombro tus dolores el dolor que tuviste al ser parida el dolor de tus seis años el dolor de tus diecisiete el dolor de tu iniciación muy por lo bajo te murmuro entre las piernas la más secreta de las oraciones Tu me recompensas con una tibia lluvia de tus entrañas y una vez que he terminado el rezo cierras las piernas bajas la cabeza Cristina Peri Rossi


MENSAJES Cómo amaba los manuscritos de tus manos en la alfombra en la mesa de todos los días en los mansos atardeceres en el polvo de la ventana en la monótona arena de la playa Mansas manos mensajes monosilábicos Pero nunca supiste qué palabra escribías. Cristina Peri Rosi


TU LENGUA, tu sabia lengua que inventa mi piel, tu lengua de fuego que me incendia, tu lengua que crea el instante de demencia, el delirio del cuerpo enamorado tu lengua, látigo sagrado, brasa dulce, invocación de los incendios que me saca de mí, que me transforma, tu lengua de carne sin pudores, tu lengua de entrega que me demanda todo, tu muy mía lengua, tu bella lengua que electriza mis labios, que vuelve tuyo mi cuerpo por ti purificado, tu lengua que me explora y me descubre, tu hermosa lengua que también sabe decir que me ama. Dario Jaramillo Agudelo


MUJER Sueño con un lugar entre tus pechos para construir mi casa como un refugio donde siembro en tu cuerpo una cosecha infinita donde la roca más común es piedra de la luna y ópalo ébano que da leche a todos mis deseos y tu noche cae sobre mí como una lluvia que nutre. Audre Lorde


DEL TACTO Acércate despacio a mis dominios; que tus dedos tanteen el espacio ciegamente, la oscuridad que envuelve mi cuerpo; que construyan un camino y lleguen hasta mí a través del velo espeso y taciturno de las sombras. Sálvame con la luz que hay en tus dedos si me tocan, conjura la desidia, enciéndeme o abrásame en el tacto esplendoroso y claro de tus manos. Como las mariposas de la noche, hacia la llama iré que tú convocas, que prefiero quemarme a estar a oscuras. Josefa Parra


una habitacion en la memoria  

poesia, fotografia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you