Page 1

qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfgh jklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvb nmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwer Título del escrito: La Vida de una Madre Soltera tyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas Tipo de escrito: Relato Didáctico Nombre: María Susana López Reyes Edad: 35 Años dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzx Nacionalidad: Mexicana Publicado en: LeerLibrosOnline.es cvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuio pasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghj klzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc


LA VIDA DE UNA MADRE SOLTERA


Sinopsis Desde que cumplí quince años, mi padre QEPD me regalo mi primer diario, motivo de muchos problemas con un integrante de la familia entrometido que gustaba de leer escritura ajena, y no me refiero a libros de famosos escritores, sin embargo, me di a la tarea de continuar con la escritura clandestinamente, mi padre también fue quien me hizo de la lectura uno de mis hábitos favoritos, debo decir que mis hábitos favoritos los inculco mi padre, hombre fuerte, de carácter igual, disciplinado, que aprendió a educar mujercitas después de haber educado a cinco varones, evidentemente tarea nada sencilla. Así que veme aquí, después de 20 años gracias a ese hermoso regalo que me dio mi padre, decidí escribir algo sobre un tema que considero uno de los más importantes de la actualidad, el amor traducido en educación infantil, y no hablo de las matemáticas, geografía o español, hablo de los valores que les estamos transmitiendo a nuestros hijos, y la palabra correcta es transmitiendo señores, los valores se transmiten, los valores que yo tenga y aplique en mi vida cotidiana, serán los que el día de mañana apliquen mis hijos. Leerán las Palabras escritas por una madre soltera sobre la vida que ha llevado a lo largo de ocho años, eso sí, resumida, cortada lo mejor posible para enfocarme en el tema de los pequeños.


Este escrito no pretende juzgar a alguien en particular, ni desea que las madres solteras se sientan ofendidas, intento echar un vistazo al trabajo que estamos realizando to das aquellas mujeres que por circunstancias ajenas a nosotras tenemos la labor de ser padre y madre, mi trabajo fijo me permite tener acceso a esa radiografía social que nos brindan los niños, yo personalmente estoy consciente de la labor que representa ser el pilar de una familia, donde la educación más importante depende de ese pilar, donde se confirma que nuestros hijos son nuestro vivo reflejo, entonces pregunto, ¿porque si estamos conscientes de esa labor, porque si estamos conscientes de que somos el ejemplo de nuestros hijos, nos comportamos como si lo desconociéramos?. Agrego que tenemos uno de los problemas sociales más importantes de la actualidad, nos quejamos de los hombres machistas, pero aquellas mujeres que están educando a hijos varones, los están educando de manera en que tarde o temprano terminarán siendo aquello de lo que tanto nos quejamos, aclaro, estoy consciente de que no todas, pero conozco a varias mujeres que si lo hacen.

Mi historia resumida en unas cuantas palabras. Esa mañana fue la última junta de avenencia para finiquitar nuestro divorcio, y esperaba que dijeras no quiero, no estoy de acuerdo con esto, te amo, y amo a mis hijos, perdóname, quiero intentarlo de nuevo, pero no ocurrió, salió el juez, me tomaste de las manos, y aniquilaste mi última esperanza con tus palabras “Esto es lo mejor para ambos”, y yo mientras terminaba con la pizca de autoestima que en algún rincón de mi ser quedaba, mi dolor era tan grande, mi desconcierto, me hiciste sentir tan poca cosa, ni siquiera podía estar cerca de mis hijos, tuve que separarme un tiempo de ellos porque verlos a ellos, era verte a ti, representaban todo el amor que sentía por ti, y que ya no podía darte.

La transición. Llore lo que tenía que llorar, grite lo que tenía que gritar, hice lo que tenía que hacer, y después de cuatro años pude superar ese divorcio, absurdo pero así es, cinco años, en los cuales, al primer año creía que ya lo había superado, al segundo, y al tercero igual, pero en el cuarto año tome cartas en el asunto y comencé a hacer un autoanálisis, me di cuenta tristemente que aun no lo superaba, aun dolía, pero así como me autoanalice, realice auto terapia, dado que no podía pagar terapia con profesionales, me di a la tarea de retomar la lectura, y el día de hoy después de ocho años puedo decir que me siento muy diferente, fuerte, feliz, sana, probablemente di con los libros adecuados , tal vez alguien del cielo me envió las respuestas a las preguntas que tantas veces repetía. Sin embargo esto se trata sobre lo difícil que en verdad fue para mí, enfrentarme a la realidad. En Abril del 2006 ya era madre soltera, formando parte de la estadística de matrimonios fallidos. Y comenzaba una de


las tareas más difíciles de mi vida, hermosa, llena de muchas alegrías, llena de amor, pero en verdad difícil, educar a dos hijos haciendo lo posible por que ambos fueran emocionalmente sanos a pesar de nuestra nueva situación no es una tarea sencilla, pase por muchos trabajos intentando que alguno se adecuara a esta situación, tratando de encontrar aquel que me permitiera tener tiempo para ellos, para estar al pendiente de ellos, de lo que sentían, de lo que pasaba en la escuela, de compartir tiempo de calidad con ellos, y sob re todo, que económicamente me permitiera darles lo indispensable, cabe mencionar que esto no lo aprendí yo sola, tuve muchas voces a mi alrededor que me hicieron verlo, también preocupadas por lo que estaba ocurriendo, aun cuando no todas las opiniones ib an en la misma dirección muchas de ellas me hicieron lo que el día de hoy soy con mis hijos, hubo un momento en el que confirme que no puedes hacer todo lo que te aconsejan porque o se contradicen los consejos o quedas mal con alguna, o con muchas personas. Al principio no sabía cómo explicarles a mis hijos él porque su padre y yo habíamos decidido separarnos, las primeras preguntas sobre porque papá ya no dormía en casa eran muy difíciles para mi, mis hijos no mostraban señales de cómo les afectaba el divorcio, no a simple vista, hasta que decidí hablar con mi hija, curioso, mi hija tenía casi cuatro años, tenía que entablar una conversación de adultos con una pequeña de apenas tres cerca de cumplir los cuatro, pero sentía que tenía que preguntarle cómo se sentía, y en ese momento recibí directamente una de las heridas más grandes de mi vida al ver a mi hija pequeña llorar, preguntándome ¿porque no habíamos pensado en ellos al separarnos?, ¿porque no habíamos pensado en el sufrimiento que les causaríamos con nuestra decisión?, la abrace tan fuerte, no recuerdo cuantas veces le pedí perdón por eso, ahí comprendí que mi hija maduraría obligadamente por las circunstancias, y así fue, ella es una niña muy analista, observa lo que hacemos los adultos y tiene un juicio tan practico y muy poco complicado, y hago lo posible porque aun a pesar de todo siga conservando la inocencia de una niña de 11, diferencia de su hermano quien apenas había empezado a enseñar a ir al baño, comenzó con los problemas, no avisaba cuando tenía que ir, se hacía en los pantalones, tardo mas del año en ir solo, se presentaron muchos accidentes antes de que pudiera avisar, y ahora está presentando problemas de autoestima, niño víctima de bullying, quien asiste a terapias para identificar el problema para que pueda superarlo, porque en lo personal, no sé cómo ayudarlo y necesito de apoyo profesional, su carácter no es tan distinto del de su hermana, es un niño con una nobleza muy grande, cariñoso, es tranquilo, en algunas cosas es atrevido sin importar los riesgos. Cuando Por fin decidí tomar las riendas yo sola sobre la educación de mis hijos, conservando los consejos que a mi criterio eran buenos, y desechando aquellos que no me servían de nada, cometí muchos errores los primeros cuatro años, y me prometí a mi misma varias cosas: Primero: Todas las mañanas antes que hacer nada agradecer siempre por cada día que tengo la oportunidad de estar con mis hijos, de abrazarlos, de besarlos, de amarlos;


Segundo: hacer las cosas de acuerdo a mí forma de pensar, ya saben que tus actos coincidan con tu forma de hablar; que los consejos que das son porque ya los aplicaste en tu vida, o tendrás el valor de aplicarlos en caso de que aun no; Tercero: si quieres ser un ejemplo para tus hijos, vive como alguien de quien te sentirías orgulloso. Cuarto: YO y mis hijos somos los primeros en mi lista de prioridades, y para muchos sonara errónea la frase, pero no lo es, me preocupo por mi primero, me alimento bien, me reúno por lo menos una vez al mes con amigos, salgo de viaje por lo menos una vez al año con mis amigos, me tomo mi tiempo para mis lecturas, pero son acciones que también hago con mis hijos, y así hago entender a mis hijos que no estoy exclusivamente para ellos, puesto que ellos algún día harán su vida y yo solo continuare con la mía; Quinto: Ignorar a las personas negativas, si, de esas que solo saben quejarse de todos lo que los rodea y de todo lo que les ocurre y ese es su principal y muchas veces único tema de conversación; Sexto: alejarme de personas dañinas, personas que por desgracia siendo familia, solo están buscando conflictos en los más mínimos detalles, personas que independientemente de lo que hagas y como lo hagas, estarán en desacuerdo contigo; Séptimo: uno muy importante, sobre todo basándome en el punto anterior, considerar mi opinión la más importante sobre lo que hago, confiando en que mis decisiones son acertadas puesto que solo yo conozco mis problemas y los de mis hijos.

Y bajo estos lineamientos he vivido muy feliz al lado de mis hijos los últimos tres años, me costó mucho seguir al pie de la letra mis propios lineamientos, fue mi obra literaria de escribo y ensayo, donde hubieron borrones que dejaron marca en el papel y otras que aún quedan grabadas en las páginas de mi vida, hice muchos cambios en mi vida, por supuesto necesarios, aprendí porque es tan importante perdonar a quienes nos han lastimado, y hablo de todas las personas, te liberas, y una vez que te liberas, educas con verdadero amor a tus hijos, educar a los hijos es tarea de corto tiempo, y es corto porque una vez que ellos comienzan a tomar decisiones debemos confiar en que los educamos de manera correcta, y debemos dejarlos escribir su propia historia, después la labor será, solo la de apoyarlos y estar a su lado cuando lo pidan o lo necesiten.

Para finalizar Comencé a volverme aun mas observadora de lo que ya era, analizaba todo lo que ocurría a mi alrededor, pero poniendo más atención en aquellas familias a las que la sociedad llama disfuncionales, en otras palabras, familias de madres solteras, y en familias donde las


madres se han vuelto a casar por segunda o hasta tercera ocasión, viendo cuales han sido los resultados registrados en el comportamiento de los pequeños, en algunos casos debo decir felizmente que los resultados fueron buenos, pero en algunos otros hay deficiencias, Niños agresivos, niños con baja autoestima, niños que literalmente le dicen a la madre lo que tiene que hacer, niños tiranos, aunque no lo crean, los niños tiranos existen, aquellos capaces de ofender a la madre, o inclusive a cualquier adulto que no le brinde lo que este quiere, y nosotros somos responsables de ellos, muchas madres deseamos compensar la falta del padre dándoles a los hijos todo lo que piden, deseamos complacer el mas mínimo capricho de un hijo para que no sufra más de lo que ya ha sufrido por la falta del padre en el hogar, las amenazas de castigos que nunca se cumplen y al más mínimo chantaje accedemos a sus peticiones y me veo obligada a mencionar que muchas veces la familia también forma parte de este problema. En este punto me llueven las preguntas que ahora les hago a ustedes, ¿Por qué aun a pesar de que se identifican este tipo de problemas a raíz de los divorcios, los padres continúan con la misma actitud de indiferencia hacia la conducta de sus hijos?, ¿en qué momento pondrán atención hacia lo que les ocurre a sus hijos? ¿Qué Necesitamos para aprender a escuchar a sus hijos? ¿Por qué a la Familia le cuesta tanto trabajo apoyar nuestras decisiones? ¿Qué necesitan que ocurra para atender como se debe a los niños? Nos hemos ido preocupando a lo largo de los tiempos sobre el planeta que les vamos a dejar a nuestros hijos, pero ¿cuantos se han preocupado por los hijos que le estamos dejando a nuestro planeta?

Titulo: La vida de una madre Soltera. Tipo de Escrito: Relato didáctico. Nombre: María Susana López Reyes. Nacionalidad: Mexicana.


¿Tú también Quieres Dar a Conocer tu Obra?

En LeerLibrosOnline.es podrás publicar todos tus escritos, ya sean novela, cuentos, poesía o ensayo, absolutamente lo que quieras. Pretendemos agrupar a todos esos escritos que están repartidos en los vastos dominios de internet, en los cuadernos cubiertos de polvo de las habitaciones de medio mundo o en los archivos más escondidos de un ordenador y ofrecerles un lugar para dar a conocer su obra y librarse de ese miedo a que otros la lean. ¿Te animas? La literatura no sólo pertenece a los libros, que son tan sólo un soporte. La literatura está también en los cuadernos cubiertos de polvo de las habitaciones de medio mundo, en los archivos más escondidos de un ordenador, en una libreta manida en la que alguna vez se quisieron crear historias, en un trozo de papel vetusto en el que aún se lee una preciosa nota que alguna vez alguien te entregó. La literatura está en folios que acabaron en la basura, en cartas que nunca llegaron o que se guardaron en cajones de olvido, en blogs escondidos en la Web que los buscadores nunca van a mostrar, en letras de canciones inventadas que sólo se conservan en las memorias vergonzosas. La literatura está en todos lados, aunque mucha no se conozca ni se vaya a conocer.

Échale un vistazo a todos los escritos publicados hasta el momento

La vida de una madre soltera de susana  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you