Issuu on Google+

El hoy


Hoy… hoy en día cuantas veces escuchamos mencionar como cada quien se llega a llenar el alma del hecho tan común de una simple mentira? ¿Viviremos toda la vida acaso creyendo en una fantasía? Nos engañamos con el pasar del tiempo y no lo podemos evitar esa es la realidad que pocos quieren

aceptar. Pero cada mañana me

levanto con la duda de porque todos en la vida viven engañándote. La vida es un espacio de tiempo precioso pero el hombre ha ido opacando poco a poco la inocencia de cada persona diciendo mentiras cayendo en engaño y no es difícil

de entender que si

nosotros mismo nos ocultamos una verdad, ¿por qué otro no ha de hacernos lo mismo? Simplemente es mejor una mentira que alegre que una verdad que duela? no quiero que ese sea el hecho . La vida no solo se debe tratar de soportar engaños, despedidas, desilusiones

y porque si todos queremos que nos digan la verdad

¿por qué no empezamos por nosotros mismos decirla? Suena como tal algo sencillo pero es más difícil de lo que parece. A cuantos no nos han formulado una promesa. Cuantos no hemos perdido una amistad que parecía infinita. Cuantos no han sufrido el fraude de un amor que no función. Con lo anterior no pretendo lograr hacerme la victima aunque esto sea realmente lo que pienso en estos instantes ya que solo las letras que aquí se encuentran relatan lo que siento por dentro. Ese calor hirviente que se penetro en mi interior. Esas tensas situaciones que me están llevando al límite y a la final son inevitables y solo esto es lo que me queda aprender

a sobre llevar

cada experiencia

desagradable porque el mundo continua solo que como mencione anteriormente igual caeremos en el engaño propio por miedo a seguir sufriendo. Y el sufrir… ¿valdrá la pena? A mi criterio cada cabeza es un mundo. Sabemos que en todas partes cada individuo posee sus


propios problemas cierto es que unos más grabes que otros pero el ser humano es tan frágil cuando se trata de sí mismo. Pero muchos no logran procesar que dañan a los demás porque también somos frágiles no solo sus sentimientos cuentan, tan simple como cuando te llega un comentario dañino que alguien hizo a tus espaldas eso marca y más si es alguien que según le tenías aprecio, sufrimos por cosas sin mucha importancia o por lo menos eso es lo que los demás piensan pero para uno mismo no es el caso. Otros sufren por el constante bulling que se le aplica en el colegio en el trabajo o en el vecindario a tal grado de llegarse a quitar la vida y esta el caso de la muerte de un ser querido o la enfermedad de alguien amado

pero volviendo a la pregunta anterior. Valdrá la

pena sufrir por pequeñas o grandes dificultades. Valdrá la pena llorar? Llora, lloremos… pero no por siempre solo llora para desahogarte así podrás liberarte y aprenderás con cada experiencia vivida como llevar y superar esos problemas y hacerte a su paso mejor persona En este camino se encuentra gente que te miente, que te falla, que te decepciona, que habla mal de ti, que piensa mal de tus actos y jamás faltara alguien mal intencionado que te critique hagas lo que hagas, pero seamos fuertes no todo está perdido todo será cuestión de actitud y sonreírnos, la vida no es tan patética también tiene sus cosas buenas solo es cuestión de mirarle ese lado positivo que nos llevara a endulzarnos el alma.


El hoy