Page 1

Els amics de les arts Espècies per catalogar


LVC

INDICE Nos vamos al SOS4.8 Howler Klaus&Kinski The Maccabees Els Amics de les Arts El descubrimiento Berlin #2

4 14 15 16 18 23 24 Nuevo número de la revista, el 3º. Somos conscientes que el contenido es más escaso, pero sí más profundo, el trabajo de este mes ha sido apoteósico, el lanzamiento de “Espècies per Catalogar” ha salido bien, hemos sudado la gota gorda, pero el especial del programa, la entrevista, la revista, todo tenía que salir bien y así ha salido. Hemos cerrado un mes histórico para LVC, record absoluto de descargas de cada programa, no podemos hacer más que dar las gracias a todos los seguidores. Este proyecto cada vez es más serio, cada vez el equipo va creciendo, Kike Cube lo ha dado todo para que este mes saliese como toca, Bortibort no ha participado en este número por culpa mía (Álvaro Cobarro) que debido a los exámenes no pude encargarle nada, tranquilos, volverá con más fuerza el mes que viene. Un mes más Pániko Nuclear nos ha hechado una mano regalandonos 3 artículos magnificos de los cuales se pueden sentir muy orgullosos. Que no pare el tren, que aún no nos queremos bajar, seguro que Marzo nos deparará a todos muchas sorpresas. El equipo de La Voz en Color.

2


LVC

3


LVC

SOS4.8 Nos vamos al

Todo lo que tienes que saber 4


LVC

Soy un veterano

Por Luís Torrijos

Se ha dejado de apostar por la música independiente, adoptando para sí a los artistas más insípidos pero a la postre beneficiosos a escala mercadotécnica. De poder ver a los últimos y más destacados grupos de la escena underground de New York o el Norte de Inglaterra, hemos pasado a conformarnos con ver en prime time a bandas propias de conciertos gratuitos en la Fnac. Todo por un módico precio a pagar: La incursión de un público mainstream, seducido por la popularidad de la diversión en los festivales de verano, sin contacto alguno con la música independiente pero con mucha pasta en el bolsillo que gastar. Todo ello, aún maquillándolo bajo la etiqueta o más bien auténtico filón del indie.

Hace unos meses leía una frase en el editorial de la revista Squire que decía así: En la vida, existen dos tipos de personas; las que se conforman acompañando el filete con patatas pre-cocinadas, y las que se corren cuando acompañan su bistec con patatas fritas recién cortadas. Podemos acuñar esa diferenciación también respecto a los festivales musicales que adquieren el término indie por bandera. Hace cinco años, la edición del FIB 2006 sentó un precedente en España a nivel musical, cultural y, ¿ por qué no decirlo?, económico. En dicho evento, nuestro país gozaba del privilegio de ser por primera vez en su historia el escenario dónde las mejores bandas de rock alternativo (The Strokes, Pixies, The Rakes, Franz Ferdinand…), junto con unos cuantos exponentes de la música electrónica (DJ Hell, Alexander Kowalski, Justice…) actuaran durante cuatro memorables días, produciéndose el amanecer de la popularidad de la subcultura indie que en nuestro país se ha dado en los últimos años . A partir de aquí, numerosos eventos se han sumado con el fin de explotar este mercado, congregando a esta masa de gente, con el fin de conseguir un encuentro cultural inigualable-objetivos económicos aparte-. En los años siguientes, los festivales musicales alternativos de verano se convertían en un hervidero de originalidad, culto a la cultura pop y una ventana de oxígeno portada por todas las vertientes que el rock y la electrónica independiente permitía. En un principio, estas masas sociales acudían a estos eventos por la pasión que procesaban a esta subcultura y nada más, dado que los organizadores de los festivales confeccionaban carteles exclusivos, subversivos, arriesgados, heterogéneos e indudablemente ricos.

Después de todo este análisis y esta reflexión diré que entre todos los festivales que en este año se van a dar entre la primavera y el verano, ninguno -exceptuando el primavera sound- tienen ni un atisbo de originalidad, riesgo y propuesta enriquecida como el SOS 4.8 que se celebra el Murcia el primer fin de semana de Mayo. Ya no digo esto únicamente por la cantidad de grupos a los cuáles no podemos ver con frecuencia en nuestro país (The Kills, Simian Mobile Disco, Pulp Gossip…), sino porque aparte de aunar lo mejor y más emocionante del pop español, también es capaz de apostar por grupos que son o han sido objeto de culto por los paladares más sofisticados en cuanto a indie-rock y electrónica se refieren. De esta manera, y contando con las brillantes ediciones pasadas de este encuentro, los que vivimos el elixir mientras ocurrió la explosión y posterior masificación indie, observamos un halo de esperanza de la mano de propuestas como ésta. Propuestas que hacen de un festival de música una congregación que homenajea a la cultura, a la originalidad, a la exclusividad y en definitiva a la calidad. Dejando de lado la banalidad y la pestilencia de la que disponen los demás carteles anunciados por las organizaciones de los demás festivales. En definitiva, un bistec con patatas recién cortadas y fritas, a diferencia de las insípidas pre-congeladas y manufacturadas que se nos ofrecen emulando a las auténticas. Toda una oportunidad.

Pues bien, años después ese fenómeno cultural, social y, en segundo plano, económico, se ha convertido en una gran baza de inversión por parte de empresarios ajenos a todo el fenómeno cultural que se respiraba. En pocos años se ha tirado por la borda todo lo conseguido.

5


LVC

Soy un novato

Por Álvaro Cobarro

Supongo que al ser de Mallorca, la facilidad para moverme en verano a distintos festivales, la falta de motivación por mi aislamiento voluntario en esa preciosa isla del Mediterráneo, son las causas de mi falta de experiencia en festivales. Perdí la virginidad festivalera el año pasado en el BBKlive2011, fue Jack Johnson el que me arrastro hasta Bilbo, ciudad en la que viví por primera vez un festival de música. No vivir antes un festival de música a gran escala no me ha impedido analizar año tras año carteles y carteles, unos más jugosos que otros. El SOS4.8 se ha convertido en mi festival fetiche, su apuesta por la cultura me parece algo realmente necesario para el momento que vivimos en un país donde Belén Esteban saldría elegida presidenta del gobierno por mayoría absoluta. El SOS4.8 no solo apuesta por la música, el arte, lo audiovisual, la concentración de cultura en esos días es la más pura muestra de que no todo esta perdido. Este año el SOS4.8 ha vuelto a romper la supuesta “barrera” idiomática confirmando a Antònia Font, ya la rompieron el año pasado con Manel. La apuesta del SOS4.8 me parece clara, van a diferenciarse del resto de fabricas de dinero estivales. Ahora mismo el único festival que en mi opinión de novato le puede hacer frente al SOS4.8, creerme que sería una batalla encarnizada, es el Primavera Sound, salvo en parte al BBK por las ganas que tengo que ver a Radiohead. La palabra clave en este editorial es claramente “ SOS4.8” y la palbra que destaco dentro de festival es “cultura”. Que no sorprenda a nadie, el festival murciano va a ser referente europeo, en el panorama alternativo, musical y cultural, tiempo al tiempo.

6


LVC

Selección LVC del SOS4.8 2012

The Kills Este dueto eminentemente garage ha sido una de las sorpresas más agradables del cartel del SOS 4.8. A pesar de contar con cuatro discos estupendos, y una meritoria actuación en el FIB del 2008, The Kills no se ha podido prodigar demasiado por los escenarios españoles. Se trata de una banda con un repertorio riquisimo, enérgico y rudo a la vez que atrayente y emocionante. Somos pocos los que hemos podido ver canciones como "Last day of magic", "Black balloons" o "The Good ones" en directo, y debemos ser muchos más los que nos hemos alegrado ante la idea de poder presenciarlo. Se trata de una banda consolidada, con un directo envolvente y con cuerpo. Una de esas bandas que dan todavía sentido a una escena musical cada vez más monótona. Toda una confirmación con estilo, fuerza y personalidad. Por Luís Torrijos

7


LVC

Gossip Llegan en el punto álgido de su carrera. Una trayectoria marcada por cuatro discos en trece años, de los cuáles únicamente los dos últimos tuvieron éxito. Pese a todo, Gossip (The Gossip anteriormente) siempre fue fiel a su fórmula y esencia basada en el rock más revitalizante con algunas pinceladas orientadas hacia las pistas de baile. En España no nos han dejado disfrutar de ellos prácticamente. Con ellos el SOS 4.8 elije a un grupo maduro y contundente, pero a la vez luminoso y exhuberante. Con mucho gancho. Disfrutaremos mucho de ellos los que llevamos años detrás de esta banda. Los que no, podrán alucinar bailando el repertorio de hits que les han acompañado durante tantas y tantas noches de sábado. Contamos con que pueda ser uno de los cabezas de cartel. Si no lo son, estamos segurisimos de que habrá lugar para ellos en hora punta. Mientras tanto, yo sigo pensando cómo es posible que tan pocos festivales españoles hayan reparado en ellos. Una pena. Por Luís Torrijos

8


LVC

Pulp Muchos son los que se acercarán a Murcia por ver a Jarvis Cocker en acción, seré uno de ellos por supuesto. Brit pop del bueno, influenciado por Bowie o Roxie Music. Llega a la cima a mediados de los 90 con discos casi perfectos como His 'n' Hers o el Different Class. Lo que está claro es que el SOS4.8 se ha sumado al resto de festivales en traer una “vieja gloria” (lo decimos con todo el respeto y admiración) como cabeza de cartel. La posibilidad de ver en directo grupos que pensabas que ya no podrías ver es uno de los mayores atractivos de esta temporada de festivales.

Por Álvaro Cobarro

9


La casa azúl Ohhhhhhh¡¡¡¡ dijeron los amigos del pasado cuando se enteraron de la confirmación de La Casa Azul por parte de la organización del SOS. Ahhhhhhh¡¡¡¡ dijeron los amigos del PVC cuando se enteraron de la confirmación de La Casa Azul por parte de la organización del SOS. Uhhhhhhh¡¡¡¡ dijeron aquellos que compraron su entrada tras la confirmación de Zombie Kids. Y?????????? dijeron aquellos que hace cuatro años se entusiasmaban mientras Guille tocaba en el escenario Vodafone del FIB. En cualquier caso la amada y odiada a partes iguales Casa Azul de Guille Milkyway se paseará por Murcia y entonces, como siempre, solo quedarán delante sus fans, aquellos que corearán una por una todas las letras de principio a fin, aquellos a los que Guille regalará sus acústicos entre tema y tema. Por Kike Cube


The New Raemon Hace un par de años acababa de abandonar un avión de la compañía Ryanair, me dirigía camino a la salida que me iba a llevar a casa cuando mi compañera de vuelo, me presentó a un indie que tenía una duda existencial. - El mes que viene se me junta el mismo día un concierto de The New Raemon y otro de Klaus & Kinski... - Ehhhh... Bueno yo pienso que lo mejor que podrías hacer es no ir a ninguno de los dos. No volví a mediar palabra con el ni en ese instante ni seguramente en la vida, pero estoy seguro que será uno de los peregrinos al concierto de The New Raemon en tierras hortícolas antiguamente cantonales. The New Raemon es un grupo que va cogiendo fuerza y significado con cada disco, su propuesta no se queda en el mero hedonismo de los grupos con voces bonitas, es un tanto que se apunta el SOS 4.8 y que me hace elogiar la organización del festival. Por Kike Cube


LVC

The Flaming Lips Llega la psicodelia absoluta a los escenarios del SOS4.8 con The Flaming Lips. No solo sus canciones, sus excentricos directos, una atracción más para acercarse a Murcia. Seguro que esta veterana banda de 1983 es capaz de levantar a todo el recinto, hacerlo volar, soñar reir y disfrutar del que será seguramente uno de los directos más impresionantes que se puedan ver en esta edición del festival.

Por Álvaro Cobarro

12


LVC

Podrás ver a todos estos grupos:

Antònia Font Bigott Buraka Som Sistema Cansei de ser Sexy / CSS Delorentos EME DJ Friendly Fires Gossip Grupo de Expertos Sol y nieve Hidrogenesse Kiko Veneno Klaus & Kinski La Casa Azul La Estrella de David Love of Lesbian Mattew Herbert DJ Set Matthew Herbert: One Pig Meneo Miqui Puig & Original Jazz Orquestra del Taller de Músics Mogwai Nacho Vegas Parade Pulp Raül Fernández & Enric Montefusco Simian Mobile Disco The Flaming Lips The Kills The Magnetic Fields The Marzipan Man The New Raemon The Zombie Kids Yuck...

13


LVC

America give up Howler

El disco debut de una de las bandas más prometedoras de la actualidad Me pongo ante el disco de Howler con varias ideas en la cabeza. Y lo primero es que puede que sean el futuro del gutter-rock, un estilo abandonado en el último disco por The Strokes, que mantienen The Vaccines con ciertas dudas mirando al futuro. Futuro es otra idea que me ronda por la cabeza. Howler edita un EP con una importante repercusión y con algunos grandes temas de éxito (“This One’s Different” puede ser el máximo exponente). Canciones que un grupo puede crear para llegar al éxito lo más rápidamente posible, pero que tienen que ser acompañadas por otras canciones que aporten cosas como entretenimiento y buen gusto (si es el caso) para obtener el respaldo de los medios de comunicación. Respaldo de los medios de comunicación es lo que ha tenido Howler desde su irrupción en el mundo de la música. Sobre todo desde NME, quienes han engordado las cualidades del grupo norteamericano, demostrando así unas impetuosas ganas de encontrar un grupo referente con sus guitarras. Guitarras es una de las mejores cosas que tiene el disco de Howler “America Give Up”, una suma de 11 canciones en poco más de media hora. Temas

cortos, en su mayoría acelerados (“Too Much Blood” es una escepción) que recuerdan en algunos casos a algunos singles de los Ramones. Eso si, actualizados. Más que temas directos y frescos, podemos encontrar canciones que fusionan la diversión con la suciedad melódica, consiguiendo así un genial set para sus directos. Directo que por ciero, podremos ver en nuestro país, puesto que recientemente han sido confirmados para el FIB, consiguiendo entrar por primera vez en nuestro país por la puerta grande, para disipar todas las posibles dudas. Dudas que se resumen en cuanto tiempo tardaremos en dinamitar a una banda que, prescindiendo de la originalidad, lo que hacen lo hacen bien. Un banda que elaboran canciones divertidas, arrastrando sus grandes éxitos de un EP exitoso, lo que da pie a pensar que tal vez no tenían más. Una banda que arrastra a todas las re14

señas a mencionar a los mismos grupos, de éxito indudable. Pero a la que el camino para llegar a ver la huella dejada por ellos aún puede hacerse largo. Hacerse largo es lo que no quiero de este texto, así que paso a destacar algunos de sus temas, como el cierre “Black Lagoon”, el corte 6 “Wailing (Making Out)” o el ya muy conocido “This One’s Different”. Estos y el resto de canciones consiguen una alta valoración en esta reseña, con la única duda con la que comenzaba el texto: el futuro.

Lagar


LVC

Herreros y fatigas, de Klaus & Kinski acidez y suavidad de un gran disco falto de intensidad

Me ha tocado escarbar en lo más profundo de mí. He tenido que evitar mi faceta más intensa musicalmente hablando. He tenido que olvidar que toda la música tiene que hacerte saltar. He tenido que obviar los riffs de guitarra y las sacudidas de una batería aporreada como si no hubiera un mañana. Me ha costado mucho, y cuando lo he conseguido: Klaus & Kinski. La pareja formada por Alejandro Martínez y Marina Gómez son capaces de fusionar estilos que conviven extrañamente cómodos, y en su tercer trabajo, del que hablamos ahora, “Herreros y fatigas”, además del Noise Pop seña de identidad de los murcianos, y dejar de lado su faceta más electrónica, que penetraran con paso firme en su anterior “Tierra, trágalos”, ahora podemos encontrar parte de boleros, principios Dylanianos (si se me permite la expresión) o habaneras que incluso a mi madre ha llamado la atención. Más de una hora de música que carece de fuerza, que apenas logras

rtoon

encontrar un momento para ponerte en pie. Tal vez con “El día de los embalsamados”, corte 3 del disco, o bien “Poderos Caballero”, track 5 que te lleva cual jinete del apocalipsis siempre hacia el mismo punto de aparente ingenuidad, cuyo máximo exponente puede ser precisamente el siguiente corte, “In the Goethe”. Reconozco que un disco que te supone tener que hacer un esfuerzo nada más empezar, no tiene buen comienzo y resulta difícil realizar una buena reseña al respecto. En cambio, Klaus & Kinski merece algunos espacios en nuestro tiempo. Serenidad que trastornan con la ironía de sus letras. Suavidad desencantada con algunos rasgos flamencos, como los que encontramos en la genial “Sacrificio”. Ah, por cierto. La ironía no la podemos encontrar únicamente en sus letras. No hay más que ver las imágenes promocionales de este “Herreros y fatigas”, y el videoclip de “Ojo por dien15

te”. La pareja murciana sabe reírse de si mismos, saben usar el humor y la acidez para labrarse un camino musicalmente hablando muy consistente. Para finalizar quiero decir que encuentro demasiado respaldo en las críticas, en las radios independientes o de música alternativa o en las grandes webs de nuestro país (como queremos ser nosotros). Y si, Klaus & Kinski están bien. Pero les falta fuerza. Acabo como en el principio, pero no hay otra manera de acabar. La falta de intensidad deja sin alma muchas de las canciones y producen una reacción en los oyentes muy típica: el abandono del disco. “Herreros y fatigas” tiene la acidez y suavidad de un gran disco, pero carece de la potencia necesaria para llamar tanto nuestra atención. “Bien alto” sería su nota, con grandes opciones de pasar a notable si los directos de Klaus & Kinski son tan convincentes como los de años anteriores.


LVC

Given to the wild”, The Maccabees

en el tercer álbum de su carrera llegó su faceta más madura El cambiante grupo The Maccabees ha sido uno de los primeros grandes nombres internacionales que ha presentado disco en este año. Y ya a finales del año pasado se podía oler la senda de ansiedad que dejaban en sus seguidores, quienes después del sonido más de lo mismo del 2007 con “Colour It In”, y el complejo cambio en 2009 con “Wall of Arms”, querían ver lo que los mutantes The Maccabees se traían entre manos. El resultado es “Given to the Wild”, 53 minutos de música que alabamos, y de momento definimos como uno de los trabajos que van a mantener con vida el dañado corazón de la música británica. Siempre hambrienta y ávida por encontrar la joya de la corona a la que subir a los altares, para hacerla caer como un saco de patatas, el tercer trabajo suele ser el momento culmen en el que se pasan a buscar otra cosa. No va a ser así con The Maccabees. Y, ¿Por donde empezar a analizarlo? Si empiezo por la primera canción, es una intro de algo más de 2 minutos, que a los londinenses no les pega demasiado. Y si comienzo por el primer single, “Pelican”, corte 8 del LP, no me cruzo con lo mejor que me puedo encontrar. Así que empiezo por lo que más me ha llamado la atención. Y es que el sonido ahora de The Maccabees se rodea de una instrumenta-

ción mucho más mística que en sus anteriores trabajos, lo que conlleva a definir el disco como un trabajo más suave. El final de “Child” se puede convertir en excepción, y el corte 5 “Glimmer”, nos vale como definición. Si no fuera seguidor de The Maccabees, diría que “Given to the wild” es un disco demasiado complejo como para poder admirarlo. Si no supiese de donde viene la banda, no hubiese aguantado canciones como “Forever I’ve known”, un in crescendo, pero que coge una robustez compleja. Esto si no les conociese, pero como si les conozco, puede asegurar que el nivel de madurez adquirido, el haber huido de ser un grupito más detrás del brit rock emergente de la época de su nacimiento (Bloc Party, Arctic Monkeys…) les lleva a dar un paso más haya. Dicho todo esto, voy a destacar, para todo aquel que pueda cogerle miedo 16

a este disco, el final del mismo. Desde el ya mencionado corte 8 “Pelican” hasta el último track “Grew Up At Midnight”, este tramo hace vibrar a los amantes de la música, con los respiros en los inicios de “Go” o en la pausa que se toman con “Slowly One”. Sinceramente creo que un disco completo con este nivel rozaría la valoración de sobresaliente. Pero tampoco podemos pretender que cada trabajo que llegue a nuestras exigentes orejas sea de nuestro gusto. Manifiesto la esperanza de encontrarme en el futuro a unos The Maccabees aún más maduros, que acompañados por el talento que tienen, llenarán de placer nuestros reproductores musicales. En 2012 nos quedamos con “Given the Wild”, y su mutante diversidad.

Por Lagartoon


LVC

17


Catalogamos el “Espécies per catalogar”

Els amics de les arts

18

LVC


LVC

Llevábamos mucho tiempo en la redacción de LVC esperando el nuevo trabajo de Els Amics de les arts, “Espècies per catalogar”. Tuvimos la suerte de recibirlo antes de su estreno y poder escucharlo hasta la saciedad, estas son las conclusiones canción por canción.

19


LVC

20


LVC L'affaire Sofia: Un catalán y una griega mantienen una relación, no es solo el lenguaje lo divertido de la relación, una historia sobre mezcla de culturas muy interesante, filosofía risas y sesiones de pronunciación. Es un poco la historia que nos gustaría contar un día en LVC, una mezcla de culturas apartadas de cualquier matiz político. ¿Habrá recibido Joan un “Jean-Luc”? L'home que dobla en Bruce Willis: No sabemos si mantiene una relación con el hombre que trabajaba haciendo de perro o el que mato a Liberty balance, lo que sí sabemos es que la historia de este doblador de Bruce Willis es igual de triste que la de muchos dobladores, los actores no entienden el valor que damos en España a las voces dobladas, como asociamos a cada uno con su respectivo doblador, que no tiene más remedio que vivir en el casi completo anonimato. Una de las piezas autenticas del disco, muy de Els Amics, muy de esa mezcla preciosa de disciplinas artísticas. La armonía que presentan las cuatro voces con los pianos, hacen que cojamos un cariño especial al simpático doblador que quería conocer al cuerpo que él ponía voz.

Louisiana o els camps de cotó: Otra sorpresa, una historia cruda, la de un emigrante catalán en EEUU, escribe a su familia, da señales de vida. La familia nos cuenta la historia y la aventura. Un punto de maduración, musical y personal que no sorprende a nadie, por que si una virtud tiene este grupos es que ya no son ese grupo de estudiantes que compartían piso pero saben perfectamente ser de nuevo esos jóvenes soñadores. Carnaval: El Col·lectiu Brossa colabora en este tema, dan música a una fantástica letra en la que las palabras también se disfrazan. No es la primera vez que juegan con el significado de las palabras: Al mig de la pista la paraula Vell, que avui va amb B i tots estan per ell// En medio de la pista la palabra Viejo, que hoy va con B y todos están por él. Una continua lección de juego con el lenguaje, que viva la polisemia, los palíndromos, las palabras compuestas, los monosílabos. Sin duda, otra joya del disco. Aquestes alçades de la pel·licula: “A lo mejor me esperaba un poco más de FeedBack” Una base electrónica para una canción redonda, una narrativa casi cinematográfica, los ritmos de la voz recuerdan a esas canciones ochenteras. Ciència-Ficció: Nos basamos en la explicación que nos regaló Eduard en la entrevista que hicimos, una canción que empieza al revés, una perdida de memoria vista desde el optimismo puro, no sería maravilloso volver a sentir todo por primera vez, ese libro, esa película, esa canción, ese beso, ese abrazo, volver a nacer a veces no es tan dramático. Miracles: La paternidad, un milagro que asusta, así definiríamos una de las canciones fetiches en la redacción de LVC, esos toques western acompañan de la mano a la letra que junto a los vientos nos presenta una de nuestras facetas favoritas de Els Amics de les Arts, unavz femenina, que seguro que nos gustaría que apareciese más amenudo, fantástica.

Monsieur Cousteau: Cuanto debemos a Cousteau todos los que de pequeños quisimos ser exploradores, cuantos viajes emprendimos desde nuestro batiscafo hecho de almohadas. El single por excelencia, de momento la única canción con video, fantástico video por cierto. Abría el apetito de todo fan del cuarteto catalán, era el entrante de la gran mariscada en la que se ha convertido este último trabajo para muchos. Els Ocells: Els amics han sido maestros en detallar relaciones especiales, pero todas, por muy trágicas que sean se presentaban alegres. A lo mejor es una característica del “Espècies per catalogar” su seriedad y solemnidad, esta historía presentada en bucle con el símil de unos pájaros migratorios, consigue que muchos vean en esta canción una dura realidad en la que es díficil seguir pero de la que se prefiere no salir. 21


LVC

L'Arquitecte: El aquitecto siempre ha sido la base de toda civilización, pero uno no puede tener el control de todo. Sigue hablando de la paternidad ¿Estarán llegando las cigüeñas a casa de Els Amics de les Arts? Musicalmente esta canción se presenta como una “balada” más, pero por supuesto es más que eso, sigue creando un ambiente del que se nutre todo el disco. El Matrimoni Arnolfini: Puede que sea la canción más alegre del disco, cuando decimos alegre podemos decir la más rápida. Es la primera vez que Els Amics nos presentan una distorsión, no con las guitarras, lo que suena es un órgano Hammond. En nuestra opinión, este experimento nos ha parecido lo más flojo del disco, aunque seguro que en el directo es todo un éxito. Tots els homes d'Escòcia: ¿Qué hace especial las canciones? Ese momento intimo en el que se comparten las canciones más intimas, seguro que escuchar interpretar esta canción en el salón de tu casa puede ser una de las experiencias más bonitas que puedas compartir con tus amigos. Un final para un disco que esperemos que se convierta en un punto y seguido.

Por Álvaro Cobarro

22


LVC

COPO Juegos de Invierno Empecemos por el final: Lo Juegos olímpicos de invierno nunca han tenido la relevancia, por mucho que Olga Viza lo intente, de su hermana gemela las olimpiadas de verano, Para cuando no esté último tema del disco me recuerda al sosiego que se vivió en Vancouver, tan relajante como lanzar una piedra de curling a lo largo de un kilometro de distancia bajo una noche nubosa. Nagano, el más tecnológico, su organización fue perfecta, estuvo todo perfectamente sintetizado, como en Los espejos de Tedd. Las aportaciones ibéricas, ni Andorra, para con los juegos olímpicos son nulas, tan solo salvadas por la familia Ochoa, es por esto que para Sácame a bailar me he tenido que ir Turín, es lo más cerca que el Mediterraneo ha estado del medallero invernal. Era 1936, algo no pintaba bien por Europa... El COI había concedido la organización de los juegos olímpicos de invierno a la Alemania Nazi, todo estaba A punto de estallar... Innsbruck, dos trajes folclóricos tiroleses, una historia de amor y un iPod con En el centro de la espiral... Copo viene a completar la experiencia de aquellos músicos cuyo ego ya no les permite terminar un disco sin humildad. Las dos primeras pistas de su álbum Juegos de invierno van encaminadas en esa dirección. La conciencia del perderdor, primer tema del álbum inyecta la parte vocal cuando ha transcurrido la mitad del tema, no deja la sensación de haberla escuchado nunca antes. Un acertado punteo de guitarra abre la segunda pista del álbum, una propuesta que se abre al cromatismo tras pocos compases desde su inicio, así es La casa del árbol. Copo firma así un segundo disco que bien le puede valer para ir ganando credibilidad ante posibles apariciones en algún que otro festival de calado por el territorio nacional.

23


LVC

Berlin #2: The Blender 24


LVC

Durante los años 90 Berlín se convirtió en la capital del Estado más importante de Europa, esta decisión ha conllevado la inversión de miles de millones de euros de todos los Länder y del gobierno federal en la reconstrucción de su capital, de forma totalmente ejemplar, sin vistas al pasado, sin envidias... La tradición musical de Berlín no se perdió durante la época comunista, la RDA y la Unión Soviética enviaban músicos de toda la órbita soviética para estudiar música culta en Berlín. Después de la caída del Muro la situación no hizo sino mejorar, la desaparición del indigente Estado de la RDA, anexionado a la República Federal Alemana, trajo consigo un progresivo aumento de la riqueza del país, si tenemos en cuenta que se trata de un país altamente civilizado, sabemos que la cultura debía ser un pilar fundamental en la que se sustentase la sociedad del nuevo Estado alemán. Durante dos décadas y dos años Berlín se llenó progresivamente de pintores, músicos, actores, escultores, escritores, todo tipo de artistas con la mente puesta en la vanguardia y en la tradición del arte occidental si llegaban a estudiar en instituciones públicas o con la mente puesta en la vanguardia y el arte popular si los artistas iban a probar suerte (sumemos los que habían nacido allí o llevaban décadas instalados en Berlín). Durante dos décadas y dos años Berlín ha vivido la experiencia única de aunar artistas de lo culto y lo popular, el resultado ha sido la instalación, auguro que perpetua, del IDM como el genuino género de música electrónica berlinesa. - Entschuldigung, ein Ticket für Tel Aviv... Por Kike Cube

25


La Voz en Color (febrero2012)  

tercer número!!

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you