Page 1

Lacomo Vida

Escuela

Para crecer en conciencia ejerciendo el Lenguaje de las Virtudes

Para el Río, acercarse al vacío de la catarata implica entrar en crisis. El Río emprende el salto y atraviesa la crisis. Luego, una vez pasada la crisis, las aguas nuevamente se calman. No son las mismas que antes del salto, ahora tienen un nuevo oxígeno para continuar el curso de la Vida. Año 15 Nº 83

La vida como escuela Nº 83

1


Editorial

Los límites claros: una dieta sin caprichos recomendada para todos

C

uando estamos comiendo en el almuerzo o la cena y nos vemos tentados a seguir aunque sabemos que estamos satisfechos, hay una voz interna que nos impulsa a seguir. Es la voz de nuestros deseos.

Una cosa es lo que deseo o creo que debo tener, y otra muy distinta es discernir qué necesito.

Hay alimentos que son para temporadas de calor y otros de invierno. Si sólo nos alimentamos con alimentos de invierno duCuando escuchamos desmedidamente a rante todo el año probablemente nuestro los deseos estos nos llevan por caminos de cuerpo sufra el descuido inconsciente de excesos. nuestra ignorancia. Puede ser con las comidas, la televisión, In- De esta manera puede suceder con las ternet, etc. Los deseos no tienen límites, su emociones. naturaleza es la estimulación permanente. Preguntémonos: Todo lo que tiene principio tiene final. El comienzo de un deseo desmedido puede ter- ¿Qué emociones o pensamientos observo minar muchas veces en problemáticas de que están fuera de lugar? salud muy graves. ¿Durante el día me nutro con la reflexión Vemos que los demás necesitan límites, ha- creativa de lo que acontece o me dejo lleblamos sobre lo caprichosos que son los var por lo mecánico de ver que todo es lo hijos, los padres de los amigos de nuestros mismo? hijos, el vecino, el verdulero. Pero nosotros, ¿nos hemos observado? ¿Hemos observa- ¿Cómo me siento frente a la situación de do nuestros caprichos con madurez? ponerme un límite? ¿Me enojo, me deprimo, culpo a alguien, me siento incomprenLa madurez emocional nos permite obser- dido? varnos sin criticarnos, sin juzgarnos y sin sentir culpa. Así como el niño caprichoso protesta por los límites que se le ponen con Amor y sabiduLos límites no son solo palabras, deben es- ría práctica, nuestras partes más infantiles tar acompañados por cambios concretos. protestan cuando no “les damos de comer”. Antes de aprender a poner límites claros afuera, debemos aprender a limitar los propios excesos. Lo cual requiere conocer qué necesito. 2

La vida como escuela Nº 83

Los límites son la dieta más nutritiva para el crecimiento interior… y puedes comenzar hoy sin postergar esta dieta una vez más para el lunes.


La vida como escuela

Índice Pág.4 ¿Cómo puedo ser útil a los que me rodéan?

Pág.8 La ventana del optimismo y el discernimiento.

Pág.11 Las etapas de la vida.

Pág.12 Llevar adelante un buen matrimonio.

Pág.13 Pato o águila.

Pág.14 Corazones dinámicos.

Pág.16 Niños en acción.

Pág.18 Salud integral.

Pág.20 Alimentación natural.

Pág.24 Dígame doctor, ¿qué tengo?

Semillas Vitales

¿Cargas con pesos innecesarios? Había una vez un niño de unos 6 años que jugaba a la payana sobre el suelo de tierra en el patio de su casa. Tenía 7 piedras redondas, ideales para ese juego. Llegaba a levantar hasta 6 piedras, pero siempre que estaba por pasar a la séptima no lo lograba, y las otras piedras se le caían de la mano. El abuelo del niño estaba sentado a la sombra en el patio observando. Se reía cada vez que el niño intentaba llegar a levantar la séptima piedrita, y se le caían todas. En su risa había inocencia y experiencia práctica. Luego de muchos intentos el niño ya estaba cansado y un poco enojado. Miró al abuelo y le preguntó: -¿Cómo puedo hacer para llegar a juntar todas las piedras?... siempre me falta una. El abuelo le respondió: -Abre tu mano bien, bien abierta y coloca todas las piedras en la palma de esa mano. (Como las piedras eran grandes no entraban en la mano todas juntas). -¿Ves? -le dijo el abuelo- lo que pasa es que las piedras son muy grandes. O tomas piedras más pequeñas o esperas a que te crezca la mano. El niño se quedó pensando un momento y luego le dijo al abuelo: -Me parece que es mejor que busque piedritas más chicas y listo. Estas las guardo para cuando me crezca la mano. -¡Eso es! -afirmó el abuelo- Siempre en la vida tienes que tomar las piedras que entren en tu mano. En síntesis: El juego no consiste en tomar las piedras más grandes, sino en saber elegir con las que debes jugar, y dejar de lado las que no corresponde tomar. Solemos cargarnos con pesos innecesarios y así no asumimos nuestras verdaderas responsabilidades. A veces solemos buscar hacer grandes cosas para sentirnos importantes, y descuidamos las que consideramos pequeñas, que suelen ser realmente las importantes… ¿Estarás cargando con pesos innecesarios? La vida como escuela Nº 83

3


¿Cómo puedo ser útil a los que me rodean?

¿Nos preguntamos usualmente cómo podemos hacerles la vida más fácil a los que nos rodean o siempre estamos pensando en conseguir algún beneficio de estas relaciones para que me sirvan? Es simplemente una cuestión de actitud que nos lleva a tener en cuenta las necesidades del otro y no solo las nuestras, mejorando así nuestras relaciones y haciendo nuestra vida más fructífera Conocer al que tenemos al lado

V

ivimos permanentemente interactuando con muchas personas: pareja, familia, amigos, vecinos, comerciantes, etc. En una sociedad en la que el individualismo se ha convertido en epidemia, en donde las personas se miden, cada vez más, por lo que tienen y por lo que hacen antes que por lo que son, el registro del otro se va desenfocando hasta perderse. Para poder valorar a otra persona por lo que es, se necesita tiempo. Tiempo para conocerla, para registrar sus diferencias respecto de nosotros, sus sentimientos, sus pensamientos. Un vínculo de cualquier tipo (pareja, amistad, paternidad, familiaridad, etc.) requiere tiempo y presencia. La otra persona es siempre un territorio virgen que se abre ante nosotros para ser explorado.

4

La vida como escuela Nº 83

Si estamos enfocados de un modo excluyente en nuestros objetivos personales e individuales (económicos, profesionales, políticos, deportivos, sociales), no dispondremos de ese tiempo y esa presencia. Como en los locales de comida rápida, necesitaremos que el otro llegue a nosotros “listo” y que se adecue inmediatamente a nuestras necesidades. Lo empezaremos a percibir como un medio, como un fin. Y este es el corazón de la cuestión. Para ser más útiles y solidarios con los que nos rodean primero tenemos que conocerlos y percibir sus verdaderas necesidades. Principalmente con nuestras relaciones más cercanas y comprometidas, necesitamos ponernos en su lugar para poder brindarles lo mejor de nosotros, ya sea en una palabra inspirada, un silencio contenedor, un abrazo… las posibilidades de ser útiles son infinitas…


Qué nos impide ayudar Muchas veces para registrar al otro y serle útil en algo tendremos que salir de los hábitos automáticos con los que nos manejamos. Y como en todo cambio es común que nos encontremos con distintas resistencias. Pensamientos como: “pero, ¿yo que tengo que ver con lo que le pasa?”, “no tengo porque meterme en lo que no me incumbe”, “¿y qué hace el otro por mi?”, “yo vivo para los demás y nunca me tienen en cuenta”, “si yo no sirvo para nada”, “siempre me dijeron que soy un inútil”.

die que lo ayudara como no fuera por interés y egoísmo. No olvides que muchas veces los grandes cambios comienzan con actos sencillos en lo cotidiano. Las personas serviciales pueden cambiar el mundo. A partir de algo chiquito puede comenzar una cadena de alcances insospechados ya que se genera una energía positiva en donde uno sin pensarlo también es beneficiado. Porque ayudando al otro me ayudo a mí mismo, salgo de mis egoísmos y me centro en una tarea útil para el resto. Esta actitud contagia y cambia el clima de los lugares en los que nos toca estar.

Estos pensamientos sólo sirven para que me quede en el lugar en donde estoy, cómodo, y no haga ningún cambio positivo. Nuestra mente puede jugarnos una mala pasada construyendo una autoimagen negativa de nosotros mismos que nos llevará siempre al fracaso.

Todo comienza en casa

Pequeños actos hechos desde el corazón

Cuando en una familia cada integrante está pensando en cómo ayudar y contribuir al bien de todos, el resultado es un clima de paz y alegría en el hogar. Ayudando en tareas concretas se manifiesta el amor por el otro. En el momento en que pensamos o decimos que amamos a alguien, inmediatamente debemos preguntarnos qué hacemos por esa persona. ¿Ofrecemos lavar los platos? ¿Poner la mesa? ¿Sacar la basura? ¿Hacernos la cama? ¿Ayudamos a un hermanito menor, como aprender a resolver sus cuentas? ¿Cambiamos pañales? ¿Regamos una planta o damos de comer a nuestra mascota? Miremos a nuestro alrededor y encontraremos qué hacer y a quien ayudar.

Con simples actitudes podemos cambiarle el día a quienes nos rodean, una sonrisa, una comida, un regalo sencillo, preguntarle cómo esta, etc. Un pequeño gesto a veces es suficiente para alegrar al otro, sacarle una sonrisa y cambiar su estado de ánimo, todo depende desde qué lugar lo hagamos. No es tan importante lo que damos sino el amor que ponemos al dar. Si nuestro objetivo es alegrar la vida del otro, hacerle sus tareas más livianas, estaremos bien encaminados. Imagínense si todos tuviéramos esta actitud. Qué distinto sería todo. Si no nos ocupáramos de servirnos mutuamente, todo el mundo estaría librado a sus propios recursos. Si alguien estuviera en dificultades o necesitara una mano, no habría na-

La familia representa un pequeño laboratorio, en donde lo aprendido podrá llevarse luego a un nivel mayor, sirviendo no sólo a mi hermano, sino también a la comunidad a la que pertenezco.

Los niños deberían aprender desde pequeños a que el hogar no es un hotel. En un hogar estamos La vida como escuela Nº 83

5


los unos para los otros. Si alguien pide un té, se prepara con la alegría de hacer un bien a esa persona, la de colaborar en algo en su vida y no como un pesar. En un hogar todos somos socios del mismo, en el afecto y también en la labor, en la responsabilidad. Las declaraciones de amor, los regalos de cumpleaños y la tarjetita de aniversario son eminentes expresiones del sentimiento. Pero el sentimiento es interior y, para reconocerlo hay que verlo en el exterior plasmado en actos. Por tanto, un padre debería planear con sus hijos la forma de poder ayudar a mamá en la casa o cómo compartir los arreglos de la casa con ellos, transformando cada arreglo en una oportunidad para fortalecer el diálogo, la creatividad, la masculinidad y la capacidad de resolver con seguridad. Cada tarea en proporción a la edad y capacidad de los niños. Una mamá equilibrada enseñará a las hijas a cocinar sano, a hacer las cosas de la casa con alegría y practicidad. Ser una verdadera mujercita en un hogar implica mucho más que aprender a maquillarse o usar tacos altos. ¡Puede planchar una camisa, contener un llanto o coser un botón! Si la mamá lo hace con sus hijas desde pequeñas, el compartir un hogar futuro será cosa fácil y aún más importante: será optimista para abocarse a resolverlas. No podemos exigir aquello que no enseñamos… debemos sembrar antes si queremos recoger más tarde. Hay que dar el ejemplo.

Autoestima Sentirse útil mejora la autoestima, nos hace corrernos de un lugar pasivo, de queja, para volvernos proactivos y creativos. Llevar una vida generosa regala beneficios. Además de nutrir el espíritu y dejar una agradable sensación, la contrapartida de dar es siempre recibir. Ser útiles nos hace centrarnos en nuestras fortalezas y desarrollar nuestras potencialidades que, en definitiva, es lo que vinimos a hacer en esta vida: crecer. Todos tenemos algo para dar, el conocimiento y las capacidades que tenemos en cada área son para donar. No podemos decir que no tenemos nada que distribuir. Incluso si no tenemos dinero, podemos utilizar tiempo y energía para ayudar a otros. 6

La vida como escuela Nº 83

Por eso es importante conocernos a nosotros mismos también y saber qué virtudes nos caracterizan.

Recordemos… La próxima vez que nos sintamos abrumados y sin alegría, encerrados en nuestros propios problemas, hagámonos la pregunta: ¿Qué necesita el otro de mí? ¿Cómo puedo ser útil a los que me rodean? ¿Cómo contribuyo a mejorar el lugar en el que vivo? Cuando seamos agradecidos a la vida por todo lo que nos brinda sentiremos la responsabilidad y el compromiso de ser útiles. Cada uno desde su lugar puede hacer un gran cambio en los que lo rodean y de esta manera mejorar nuestro pequeño mundo. Como decía la Madre Teresa de Calcuta: “sólo podemos ver a Dios si hacemos algo por alguien”. Textos consultados: Cómo criar hijos más o menos felices. Jaime Barilko El otro no es un artefacto. Sergio Sinay Las virtudes familiares. Linda Kavelin Popov, Dan Popov y John Kavelin


La vida como escuela Nยบ 83

7


La Virtud del Optimismo y el discernimiento:

Una ventana al éxito

A

yer decidí hacer un trámite en un banco de la capital antes de ir a trabajar. Decidí tomar un colectivo. Luego de unos minutos el motor falló y se detuvo. Los pasajeros (la mayoría mujeres), en vez de pensar en cómo facilitar la solución, comenzaron a quejarse al chofer y a apremiarlo con críticas y enojos, haciéndole responsable de tal situación. El joven entonces no sólo estaba presionado por “el desperfecto” sino por la inesperada reacción de las pasajeras. Finalmente otro colectivo nos recogió y llegué a destino. Me puse en la cola del banco para pagar un impuesto y de inmediato, quien estaba delante de mío, comenzó a quejarse de lo lento que iba el cajero y de lo mal que está el país. El malestar cundió y en unos pocos minutos el ambiente parecía una caldera por estallar. Otras tantas personas sacaron a relucir su apuro, malestar, exigencia, frustración y críticas. Salí con dolor de cabeza y un poco de náuseas. Trabajo en un colegio secundario y al llegar encontré que los alumnos estaban haciendo un “piquete” porque un profesor había mandado a marzo a un compañero por no estudiar, y tal alumno era un líder estudiantil muy apreciado para el resto. Así que presionarían sobre las autoridades para que tal alumno fuese aprobado inmerecidamente…

lados, tienen un denominador común: el situarse en los pensamientos y actitudes negativas. A eso se le suma la queja, la crítica y la falta de discernimiento. ¿Qué nos está pasando?… Parecería que está de moda la queja, el exigir a los demás aquello que nosotros mismos no somos capaces o no deseamos hacer, pensar negativamente, y a su vez querer que las cosas nos salgan “de diez”. ¿Es que estamos perdiendo de vista el optimismo o la capacidad de actuar y pensar positivamente para resolver las aparentes situaciones adversas que se nos presentan? El ser joven y tener una mente rápida no es una garantía para tomar una decisión correcta… Si no cambiamos nuestras actitudes y pensamientos, girándolos hacia la visión optimista y haciendo lo mejor, simplemente nos sumamos, aportando nuestra “pesadez”, a la balanza ya desequilibrada de lo que nos falta.

La opción más elevada En el caso del colectivero, la mejor opción podría haber sido quedarse en calma, y ver si se le podía ayudar de algún otro modo o esperar. En la cola del banco hubiere sido mejor enfocarse en la oportunidad de poder pagar el impuesto allí para seguir gozando de tal servicio. En el caso del estudiante secundario: si no estudia el alumno, por más que sea el hijo del presidente, no se le ayuTodos estos acontecimientos, aparentemente ais- dará presionando a las autoridades o al profesor,

8

La vida como escuela Nº 83


sino ayudándole a estudiar para que vea el beneficio de resolver realmente la dificultad. Eso sería transformar realmente tal dificultad en una puerta a la superación y al optimismo. El desafío cotidiano consiste en tomar situaciones infelices, planes que no salen bien, accidentes, divorcios, personal desatento, etc. y transformarlas en sucesos positivos. El beneficio es inmediato a varios niveles: • Podríamos tomar una actitud agradecida a la Vida por la oportunidad de corregirnos y mejorar. • La tranquilidad aumenta. • Ocupamos un asiento en el “colectivo de la Vida”, en vez de andar detrás empujándolo. • Cuando dejamos de reaccionar con desequilibrio frente a lo inesperado nos convertimos en personas más equilibradas y estamos mejor parados para dar la cara a lo que pueda acontecer. Recuerdo cuando entré a una sala de rayos para hacerme una mamografía y le hice un chiste a la doctora que me atendía. Aliviada y sorprendida, me dijo que era la primera vez que alguien tenía esa actitud, ya que en su mayoría las mujeres entraban allí con otra actitud in mente.

Mientras nos tomemos las dificultades como algo negativo, cada pequeña probación diaria nos hará entrar, quiérase o no, en una espiral descendente. Recuerda que los acontecimientos se desarrollan de acuerdo a las expectativas. Mientras te los tomes como un desastre, se manifestarán como tal continuamente. Todo desastre o fuerte desafío no es tanto un desastre, como, una situación que nos invita a cambiar nuestra manera de pensar. Una visión renovada -Pero ¿eso también vale para mi enfermedad, mis facturas pendientes y mi (supuesta) mala suerte?preguntarás.

Respuesta: -Puedes aseverar que sí. Una famosa escritora que superó una difícil enfermedad gracias a su fortaleza, voluntad y positivismo, escribió luego: • “Somos un cien por ciento responsables de nuestras experiencias, y cada uno de nuestros pensamientos está creando nuestro futuro minuto a minuto”. Si también estuviste en cama por algún tiempo después de una enfermedad, al salir de nuevo a la calle ves: ¡Qué hermosos se ven los árboles! ¡Qué lindo el color del cielo, incluso el pastito! Y si te encuentras con viejos amigos después de muchos años, ¡qué alegría! Es como si la vida se hubiese enriquecido de repente, pero no porque el mundo haya cambiado. Es la Alegría que proviene de una visión renovada. Todo pensamiento positivo y actitud optimista se sustenta con otras virtudes, tales como la confianza en sí mismo, en otros y en la Vida. Fe en lo que esta pueda traer, en la voluntad de hacer y en la realidad de que todo esfuerzo consciente y perseverante trae a la larga o a la corta su compensación. “¿Somos pensados?” Diariamente tenemos alrededor de 50.000 pensamientos en nuestra mente. La masa humana promedio tiene tendencia a crear una mayoría de pensamientos negativos. Así se crea una tendencia, y con el correr de los años, si no revertimos esta tendencia, terminamos “siendo pensados” por ellos, ya que ellos dominarán nuestro subconsciente. Sin pretenderlo siquiera hemos estado sembrando un programa automático que sale a responder antes de pensar. Acostumbrémonos a ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío. Tengamos paciencia y practiquemos. Para todo necesitamos práctica, y así es La vida como escuela Nº 83

9


hasta para disfrutar de la vida. Alguien pesimista diría: “Pienso así porque mi vida es un desastre”. Cuando en realidad: tu vida es un desastre porque piensas de esa manera.

Cuando se modifica nuestra apreciación de las circunstancias, ellas se modifican. En síntesis: • querer cambiar a los demás no da buenos resultados, trabajar sobre uno mismo da resulta“Lo que pensamos produce resultados”. Si hay dos. algo en tu vida que no te gusta, deja de pensar en • El pesimista ve en cada solución un proello o hablar de ello a todas horas. Esto se mantie- blema. ne vivo gracias a la energía que le dedicas. Quí- • El optimista ve en cada problema una sotasela y desaparecerá. Inclusive no hay mejor ac- lución. titud hacia falsos comentarios hacia nosotros que ignorarlos. Y si conviertes tu vida en una campaña Hagamos el esfuerzo diario de enfocarnos en las contra las cosas, aquello que combates no dejará cosas buenas que tienen los demás y no en sus de crecer. Más vale decidamos optimistamente a defectos. No es la conducta de la otra persona lo favor de qué estamos. que determina nuestros sentimientos hacia ella: es nuestra actitud. Cambiar la manera de pensar “Si no te agrada tu empleo busca uno mejor”… En suma: son mis pensamientos los que controlan A veces cambiar un empleo es una necesidad o mi vida, no las situaciones externas. inclusive lo más oportuno, pero si no cambias tú Chequee su tendencia a cómo piensa… también, cuando vuelvas a empezar en otro, probablemente sucederá lo mismo y volverás a sen- Buscar la belleza tirte incómodo. La Felicidad no nos exige que asumamos una carga nueva, por el contrario vamos a prescindir de “Laura trabajaba en una escuela y no le gustaba, algo: esos pensamientos que nos la estorbaban… se quejaba de unos y de otros… Entonces cam- Esos que decían: esa nariz es demasiado grande, bió de escuela. Sin embargo ya se siente igual no me gusta como mira, esto no va a salir bien, allí…” Un buen terapeuta le hizo descubrir, gra- etc. (Tal comentario implica una ilusión de supecias al discernimiento, que no debía enfocarse en rioridad en ti y ese es tu peso extra). desear un cambio en sus circunstancias, sino en trabajar para lograr un cambio en sí misma. Fue Busca la belleza en lo que te rodea y también la allí cuando empezó a ver un sentido en su situa- encontrarás dentro de ti mismo. Mira la vida con ción. optimismo. Ves a las personas no como ellas son, sino como tú eres. Cuando no nos gusta lo que Cualquiera que sea nuestra situación, estamos en vemos, no sirve de nada echar la culpa al espejo. ella porque tiene algún tipo de enseñanza para Lo que nosotros vemos de feo afuera o en el otro nosotros. ¡Por eso estamos aquí! Pedir a Dios que es lo que tenemos dentro. El otro nos espeja dicambie nuestra “suerte” o nuestra “situación” no cha realidad... en realidad ese otro nos sirve para conduce a nada. ¡Mientras no hayamos cambiado ver qué nos falta cambiar para ser más libres, más nosotros, seguiremos necesitando que se repita Felices… esa misma situación! Cuando decimos: “¡Dios mío, Recuerda: No importa cuál sea tu situación, la cambia mi circunstancia y ahórrame la molestia y Vida aporta a cada uno todo lo que necesita para el esfuerzo de cambiar yo!” demostramos que no cambiar y lograr alcanzar lo que verdaderamente hemos aprendido lo suficiente aún. La petición necesita… Lo lograrás sin duda alguna si aplicas debería ser: “cámbiame a mí, ayúdame a cambiar optimismo, voluntad y discernimiento. ¡Adelante! mi manera de pensar sobre esto y ayúdame a poner en acción mi fuerza de voluntad, mi perseve- Basado en el libro “Sigue los dictados de tu Corazón” de rancia y el buen discernimiento”… Andrew Matthews. Enfocarnos en las cosas buenas 10

La vida como escuela Nº 83


LAS ETAPAS DE LA VIDA por Paulo Coelho

S

iempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insiste en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto.

do capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas o con momentos de la Vida y seguir adelante.

¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso a veces es tan importante destruir recuerCerrando círculos, o cerrando puertas, o ce- dos, regalar presentes, cambiar de casa, dorrando capítulos. Como quiera llamarlo, lo im- cumentos por tirar, libros por vender o regalar. portante es poder cerrarlos, dejar ir momentos Los cambios externos pueden simbolizar prode la vida que se van clausurando. cesos interiores de superación. ¿Terminó con su trabajo?, ¿se acabó la rela- Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nación?, ¿ya no vive más en esa casa?, ¿debe die juega con las cartas marcadas, y hay que irse de viaje?, ¿la amistad se acabó? aprender a perder y a ganar. ¡Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir con sólo Puede pasarse mucho tiempo de su presente lo que tenemos en el presente! El pasado ya “revolcándose” en los porqués y tratando de pasó. entender por qué sucedió tal o cual hecho. No espere que le devuelvan, no espere que le No podemos estar en el presente añorando el reconozcan, no espere que alguna vez se den pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. cuenta de quién es usted. Suelte el resentiLo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay miento, el prender “su televisor personal” para que desprenderse. darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amarNo podemos ser niños eternos, ni adolescen- garlo. tes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere La vida está para adelante, nunca para atrás. estar vinculado a nosotros. Porque si usted anda por la vida dejando “puertas abiertas”, por si acaso, nunca podrá El desgaste va a ser infinito porque en la vida desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacusted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, ción. todos y todas estamos abocados a ir cerran- Noviazgos o amistades que no clausuran, poLa vida como escuela Nº 83

11


sibilidades de “regresar” (¿a qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron. ¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo! Si no, déjelo ir, cierre capítulos. Dígase a usted mismo que no, que no vuelve. Pero no por orgullo ni soberbia, sino porque usted ya no encaja allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio. Usted ya no es el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver. Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo. Ni usted será el mismo, ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por usted mismo desprender lo que ya no está en su vida. Recuerde que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque: cuando usted vino a este mundo ‘llegó’ sin ese ad-

12

La vida como escuela Nº 83

hesivo, por lo tanto es “costumbre” vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir. Es un proceso de aprender a desprenderse y humanamente se puede lograr porque, le repito, ¡nada ni nadie nos es indispensable! Sólo es costumbre, apego, necesidad. Pero... cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, despréndase, sacuda, suelte. Hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escoja, le ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad. ¡Esa es la Vida!


Pato o águila…

Tú decides.

R

odrigo estaba esperando un taxi para ir al aeropuerto, cuando este se acerco, noto que estaba limpio y brillante. El chofer bien vestido salió del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera, mientras le alcanzaba un cartel que decía: “yo soy Willie, su chofer y esta es mi misión: hacer llegar a mis clientes a su destino final, de la manera más rápida, segura y económica posible, brindándoles un ambiente amigable”. Rodrigo quedo impactado cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior: Limpio sin una mancha. -¿Le gustaría un refresco?.Tengo una hielera con agua y jugo de naranja, dijo Willie sonriendo. “Tomaré un jugo”, replicó Rodrigo, casi tartamudeando. -Si desea Ud. algo para leer, también tengo diarios o revistas. Al comenzar el viaje, Willie le paso a Rodrigo otro cartel. Allí decía: “Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan”. Como si esto fuera poco, Willie dijo que tenía el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o si prefería, lo dejaría solo en sus meditaciones. Rodrigo asombrado le preguntó a Willie: ¿Siempre has atendido a tus clientes así? Willie sonrío a través del espejo retrovisor. - No. No siempre, sólo los dos últimos años. Mis primeros cinco años manejando los gasté quejándome igual que el resto, hasta que un

día un amigo me dijo: “Si te levantás a la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás. Muy rara vez no se te cumplirá. Dejá de quejarte, se diferente y no seas un pato, se un águila. Los patos solo hacen ruido y se quejan. Las águilas se elevan a lo alto para tener una observación más profunda, trascendiendo la vida común. Entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Al hacer esto pude darme cuenta de las necesidades de las personas, y cómo poder brindar lo mejor de mí. Como mis clientes respondieron bien, continúe realizando cambios. -“Se nota que le ha ido bien”… Dice Rodrigo -“La verdad que sí. Tuve más trabajo, mis clientes llaman para hacer reservas y si no puedo llamo a un amigo taxista “águila confiable” para que haga el servicio.” Willie era fenomenal, estaba haciendo el servicio de una limosina en un taxi normal. El decidió dejar de hacer ruido como los patos y volar por encima como las águilas. No importa si trabajás en una oficina, en mantenimiento, o si sos un servidor público o un profesional, ¿Cómo te comportás? ¿Te dedicás a hacer ruido y quejarte o superás tus propias limitaciones volando como un águila? Podemos hacer que cada acto de nuestra vida se transforme en algo extraordinario. ¿Por qué no imitarlo? La vida como escuela Nº 83

13


Corazones dinámicos

Puertas abiertas al Corazón

Los invitamos a conocer algunas de las actividades de La Vida Como Escuela y la Fundación Santa Margarita De Hungría. Estas actividades de voluntariado, son realizadas regularmente todas las semanas , todo el año, en distintas zonas de nuestro país. Para participar o colaborar con ellas, comuníquese por tel. al (011) 4718-3378 o a las direcciones de correo electrónico de las ONGs en la revista. Encomendarse a la tarea de asistir al otro, al que tengo al lado…no solo a un familiar directo, un hijo, un padre sino aquel que la Vida nos pone delante…es un acto de amor que alcanza más allá de los recursos materiales… Encomendarse a la tarea de asistir al prójimo es observar para conocer la necesidad real y actuar en consecuencia. Entonces no existe el mal tiempo ni la situación política y mucho menos los problemas propios por resolver… La observación profunda de la realidad invita a ocuparse de nuestras zonas postergadas a las que no tenemos acceso mientras estemos ocupados en la superficie de nuestros egos.

Así se verifica en los voluntarios de La Plata que llegaron

en esta oportunidad al Hospital General de Agudos Dr. R. Gutiérrez. Con día frío y lluvioso estos compañeros dejaron la comodidad de sus hogares para acercarse y compartir la tarea. Hay mucho por hacer, una palabra de aliento, una escucha atenta para el que lo necesita. El caramelo o la prenda en desuso pueden transformar un momento de soledad en un día soleado de primavera. El valor de la Amistad es la base de esta tarea. Saberse

guiado y acompañado por el que va delante en el camino nos hermana en la búsqueda del bien mayor.

Nunca falta una pasada por la cocina de estos establecimientos. Aquellos que tienen a cargo la alimentación del que busca la salud, reciben con aprecio la visita.

14

La vida como escuela Nº 83


Corazones dinámicos Entrega de mobiliario en la EGB N° 79 de Villa Ballester

Uno de los pilares en el que se mueven la Asociación Civil La Vida Como Escuela y la Fundación Santa Margarita de Hungría es sin duda la de oficiar de puente entre la voluntad y la necesidad.

En la EGB 79 de Villa Ballester partido de San Martín hacen falta algunas cosas como escritorios, sillas y otros mobiliarios y en la Asociación Mutual de Crédito y Consumo de Empleados y Jubilados del Banco de la Provincia de Buenos Aires estaban disponibles una serie de muebles en desuso.

Pablo Fuoco, Gabriela Astorga y Claudio Martulli, gerentes de la mutual, son conocedores de las actividades de La Vida Como Escuela y fueron los que resolvieron donar el mobiliario a través de la Asociación. El mobiliario fue entregado por voluntarios de la fundación Santa Margarita de Hungría en la escuela con la presencia de su directora Mónica Romano, docentes, alumnos y personal de la misma.

La escuela fue beneficiada con cinco bancos para comedor, once sillas para las maestras, tres sillas para computación y tres escritorios. La mutual del Banco de la Provincia de Buenos Aires donó otros muebles que están siendo reciclados en el taller de La Vida Como Escuela para luego ser derivados y entregados en hogares carenciados, otras escuelas o comedores comunitarios que lo necesiten. Cuanto podemos colaborar si estamos atentos a las necesidades de los demás. Siempre vamos a contar con recursos si existe la voluntad de donarse.

La vida como escuela Nº 83

15


Niños en acción Consigna: Buscar 9 objetos iguales en los dos dibujos

SOLUCIONES: PELOTA – FLOR – CAMPERA – PAJARITO – XILOFÓN – MARIPOSA – CARTERA- LIBRO – TIJERA.

16

La vida como escuela Nº 83


La vida como escuela Nยบ 83

17


Salud Integral ¡Gracias esta vez por tantas preguntas sobre la Hipertensión!. Nos tomamos aquí el tiempo necesario como para responderles más profundamente, dada la magnitud que reviste este tema… Veamos entonces: ¿Qué es la Hipertensión arterial? La tensión o presión arterial, es la fuerza o presión que hace llegar la sangre a todos los tejidos del cuerpo. Si la presión sube por encima del límite normal, se produce la hipertensión, que afecta casi al 50 por ciento de las personas de más de 65 años. Es un mal silencioso. Puede usted tenerla elevada y no mostrar síntomas.

biar su manera de ver la vida, simplifíquese y contrólese, evitando lo irreparable. ¿Cuáles son sus Síntomas? Muchas personas tienen la presión arterial elevada durante años sin saberlo. En algunos casos no obstante puede haber dolor de cabeza, mareos, palidez, sudoración fría, diarrea o vómitos o ningún síntoma aparente.

¿Cuáles son sus causas?

¿Cómo puedo tratarla y prevenirla?

Nuestros pensamientos ayudan a crear nuestra salud o nuestra enfermedad”. Usualmente el hipertenso acarrea viejos problemas emocionales o de crisis, que no ha podido solucionar. Asimismo el sobrepeso, la sal, el alcohol, el tabaco, la falta de ejercicio, o enfermedades (renales, endócrinas, tumorales) como también medicamentos anticonceptivos, y corticoides pueden producirla.

Depende de cada caso, consulte a su médico, pero reduzca el uso de sal, conservas y evite la obesidad. Al llegar a los 40 años debe vigilar periódicamente su tensión arterial. Haga ejercicio físico regular. Pasee, nade o ande en bicicleta. Evite las grasas animales de su dieta y hágala rica en verduras, legumbres, fruta y fibra como los cereales integrales. Siga una dieta rica en ácidos grasos poliinsaturados (aceites de primera presión en frío, nueces, almendras, etc.) y pobre en grasas saturadas (grasas de carnes, facturas, cremas, manteca, quesos de rallar, frituras, fiambres, y embutidos). Reemplace la sal por especias no irritantes: laurel, ajo, comino, orégano, nuez moscada. No fume ni tome alcohol. Evite el café. Practique yoga o taichí. La homeopatía, acupuntura, la terapia Floral de Bach, California y Sirio lo ayudarán a equilibrarse emocionalmente. El colesterol, diabetes y ácido úrico también se suman al riesgo. Y recuerde: “cada uno de nuestros pensamientos y nuestras actitudes están creando nuestro futuro”.

¿Existe entonces una raíz emocional que la genera? Si en verdad quieres curarte, debes considerar que la raíz más profunda de la hipertensión son los constantes estados emocionales alterados de rigidez, irascibilidad, auto exigencia y ansiedad. El hipertenso resiente situaciones pasadas de mucho estrés, frustración o temor, y no sabe cómo resolverlo, y en vez de dirigir sus emociones de manera positiva, fuerza al cuerpo a absorber lo no resuelto. Entonces se comienza a proteger comiendo más. Recordemos que la grasa simboliza el “yo me protejo”. Para solucionarlo encuentre la forma de cam18

La vida como escuela Nº 83

Su salud es primordial. ¡Cuídela!


Talleres de Cocina Natural

Alimentación

¡Te esperamos! Aprenderemos a cocinar con alegría los alimentos más saludables, nutritivos y ricos, para el bienestar de todos. “Con Voluntad y Amor no existen imposibles” T o d o s lo s p r im e r o s ¡Recordalo! sába

dos de c a p a r t ir d a d a m e s e a b r il .

Castelar Norte: Avellaneda 915. (esq. Arias). Tel: 4483-4635.Norma. Quilmes: Avenida 12 de Octubre 676. Tel.4257-1427.Silvia o 4257-6764.Graciela. Villa Pueyrredón: José León Cabezón 3038. Tel: 4571-2497.Andrea. Villa del Parque: Helguera 3378. Tel: 4503-6572 Akane. La Plata: Calle 23 e/61 y 62.Nº. 1413 y ½. Depto 4.Tel: (0221)453-3493, Marta. La Plata: Calle 33 Nº 546 e/5 y 6.Tel: (0221)423-5459, Vanesa o (0221)4214341, Analía. San Martín: Calle Mathew 3728. 1er.piso. tel. Susana: 1561948703 o Juanita: 4841-3411. Talleres sólo en Mayo/Junio/Agosto/Septiembre y Noviembre. San Isidro: Calle Acassuso 274. Informes e insripción en Tel: 4743-0455 o en 9 de julio 363 Tel: 4747-0092 Francisco. Talleres sólo en Mayo/Junio /Agosto/Septiembre / Noviembre y Diciembre.… La vida como escuela Nº 83

19


Alimentación Natural ¡Feliz primavera!

Florece en VIRTUDES... Y conocerás el perfume de la PLENITUD. Florece en el DAR desinteresado... Y conocerás la verdadera FELICIDAD. Con creatividad, toma una olla cada día y prepara allí “el equipo de la salud” que obrará de maravillas dentro de tu organismo y en el de tus seres queridos.

EL ALIMENTO El alimento, en orden de prioridades debe ser: 1º NUTRITIVO – CURATIVO 2º DEPURATIVO 3º SUTILIZADOR 4º PREVENTIVO 5º FORTALECEDOR 6º REJUVENECEDOR 7º RIQUÍSIMO Siendo el primer nivel el más importante. Quien persevera y valora el alimento a partir de una cocina nutritiva y curativa, arribara 20

La vida como escuela Nº 83

pronto y de manera correcta al conocimiento de los verdaderos y sanos sabores, además de lo verdaderamente rico, porque si es rico y sano es doblemente rico. Si en el aprendizaje se invierte el orden, dedicándose solo a elaborar comidas riquísimas sin tener en cuenta los valores más importantes, se seguirá un camino equivocado que es el del fortalecimiento de los deseos, en desmedro de la voluntad. Para curar enfermedades, depurar cuerpo y mente y evolucionar, se requiere lo contrario, es decir, fortalecer la voluntad y debilitar los deseos. Esta es la cocina para la salud, la cocina a conciencia. Es indispensable que la voluntad sea mas fuerte que el deseo, para mejorar la calidad de vida en todos los órdenes. Las recetas de comidas, aun en su parte material, deben brillar por su sencillez, pureza y


Alimentación Natural

equilibrio. Deben ser, las recetas: verdaderamente embajadoras de la salud, dispuestas a erradicar las toxinas del organismo del hombre, reemplazando esas zonas con energías saludables. Se debe depurar la sangre intoxicada, fuente de muchos males, que como un río dañino y malsano, va haciendo estragos a su paso. La misión de la sangre es regar todas las células con vida, no con muerte a corto o largo plazo. Luego, la sangre limpia y saludable se encar-

ga de barrer las toxinas estancadas y reconstruir las células enfermas. El recuperar la salud es reencontrarse con el bienestar y la alegría, es aceptar un nuevo orden en la vida, más positivo y trascendente… Y es también la necesidad de compartirlo para ayudar a otros a vivir la experiencia del reencuentro con la Vida, una Vida con Sentido y a Conciencia.

RECETAS SALADAS

Nota: Al acompañar esta ensalada con una porción de arroz yamaní, formamos la proteína completa.

Pan de arroz Ingredientes: - Arroz integral yamaní cocido, 2 tazas - Harina integral superfina, 1 taza - Sal marina, ½ cdta. - Aceite de maíz, 1 cda. - Agua tibia, ½ taza Procedimiento: Integrar todos los ingredientes con las manos para unir bien. No se amasa, pero sí se trabaja energizándolo. Se puede armar un pan o varios pancitos. Va a horno moderado 20 minutos aproximadamente. Ensalada simple de Aduki Ingredientes: - Porotos Aduki cocidos (1 taza de aduki por 2 de agua), 2 tazas - Cebolla mediana, 1 - Zanahoria, 1 - Ají rojo, ½ - Sal marina, cant. necesaria - Aceite de maíz, 2 cdas. Procedimiento: Rehogar la cebolla cortadita, el ají picado y la zanahoria cortada en cubitos, en una olla apenas pincelada con aceite. Mezclar con el aduki y condimentar.

Moldeado multicolor Ingredientes: - Mijo cocido (1 taza de mijo por 2 ½ de agua), 2 tazas - Sal marina - Salsa de soja - Hojas de acelga, 3 Para formar las diferentes capas: - Brócoli cocido al vapor y ajo picadito - Zapallo cocido y cebollita en nituke - Repollo o coliflor al vapor y ají picado Procedimiento: Distribuir el mijo cocido en tres partes y mezclar con cada una de las opciones para formar las capas de color. Condimentar cada una con un poquito de sal y salsa de soja (tener en cuenta que la Salsa de soja es salada). Preparar un molde apenas aceitado y disponer la capa de brócoli, colocar la lámina de una hoja de acelga previamente pasada por agua tibia y sobre ésta disponer la capa con coliflor. Luego, otra lámina de acelga y sobre ésta, la capa con zapallo. Este moldeado podemos llevarlo a horno durante 5 minutos y servirlo caliente o bien llevarlo a la heladera y servir frío. Decorar con aceitunas. La vida como escuela Nº 83

21


Plato exquisito de Batata Ingredientes: - Batata, 4 - Cebolla, 2 - Ají rojo, 1 - Choclo, 2 - Provenzal, 1 cdta. - Aceite de maíz, 2 cdas. - Salsa de soja, 2 cdas. - Sal marina, una pizca Procedimiento: Cortar en láminas las batatas y colocarlas en bandeja para horno apenas aceitada. Por encima colocar las cebollas cortaditas junto con el ají cortado en pequeñas tiras y el choclo desgranado. Condimentar con el provenzal, el aceite de maíz, la salsa de soja y la sal. Cubrir con papel de aluminio y llevar a horno mediano por 20 minutos aproximadamente. Nota: Propiedades de la batata: Posee compuestos con potencial para la prevención de enfermedades como cáncer, y afecciones cardíacas y cerebro vasculares. La batata contiene altas cantidades de almidón, que proporciona energía, y abundantes vitaminas, fibra (celulosa y pectinas) y minerales.

RECETAS DULCES Torta fría de limón Ingredientes para la base: - Harina integral superfina, 2 tazas - Germen de trigo, ½ taza - Bicarbonato de sodio, 1 cdta. - Aceite de maíz, 4 cdas. - Miel, 4 cdas. - Esencia de vainilla natural, 2 cdtas. - Agua tibia, poca Ingredientes para la crema de limón: - Miel, 5 cdas. - Ralladura de 1 limón - Jugo de 1 limón - Almidón de maíz, 4 y ½ cdas. - Agua, poca Procedimiento: Base: Mezclar en un bol la harina integral y el germen de trigo. Disponer en forma de corona e incorporar el bicarbonato, el aceite, la miel, la 22

La vida como escuela Nº 83

Alimentación Natural

esencia de vainilla natural y un poco de agua. Unir bien, agregando el agua tibia necesaria, hasta obtener una masa de mediana consistencia. Dejar reposar 30 minutos, aproximadamente. Estirar y forrar una tartera aceitada, cocinar en horno a temperatura moderada durante 15 minutos. Retirar y reservar. Crema de limón: Mezclar todos los ingredientes en una cacerola. Llevar al fuego, a baño maría, hasta que espese. Retirar y dejar enfriar. Verter la crema fría sobre la tarta cocida. Opciones de decorado: Frutillas cortadas, duraznos cortados, pera cortada y coco rallado. Crocante de amaranto Ingredientes: - Amaranto, 100 grs. o más - Miel, 5 cdas. Procedimiento: Tostar el amaranto en una sartén seca a fuego moderado, revolviendo con cuchara de madera y cuando empiezan a saltar y a hacer pochoclitos, bajar a mínimo y seguir revolviendo un ratito más hasta que el amaranto logre un tostado parejo. Agregar la miel, mezclar hasta unir todo y apagar el fuego. Se puede utilizar como cubierta para tortas, galletitas, budines, alfajorcitos, etc. Galletitas de quinoa Ingredientes: - Harina integral, 3 tazas - Quinoa, 1 taza - Miel, 1 cda. - Bicarbonato, 1 cdta. - Aceite de maíz, 3 cdas. - Sal marina, una pizca - Agua, ¼ litro Procedimiento: Tostar la quinua a fuego suave durante 10 min. Mezclar la harina con la quinoa tostada, el bicarbonato y la sal. Colocar el aceite en media taza de agua tibia junto con la miel. Unir bien. Incorporar a la preparación anterior, agregando el resto del agua necesaria para obtener un bollo homogéneo y tierno. Estirar la masa con palote en forma bien fina y cortar las galletitas con corta pasta. Ubicarlas en una placa aceitada y cocinar en horno fuerte por 10 minutos


Leg um bre s

los ía ícu oster t r A ep R de

DIETÉTICA Alimentos para Diabéticos y Celíacos Av. 60 nº 1596 casi 27, La Plata. Tel. 15455-3523 / 451-6575

Leg um bre s

los ía ícu oster t r A ep R de

DIETÉTICA Alimentos para Diabéticos y Celíacos Av. 60 nº 1596 casi 27, La Plata. Tel. 15455-3523 / 451-6575

Dietética

Silvestre

Horario: Lunes a Viernes de 8:30 a 13:30 y de 16 a 21 hs Sábados de 8:30 a 14:30 hs Tel: 4901-0623 Av. La Pata 507, esq Formosa. Gabigarcia@fibertel.com.ar

Dietética

Silvestre

Horario: Lunes a Viernes de 8:30 a 13:30 y de 16 a 21 hs Sábados de 8:30 a 14:30 hs Tel: 4901-0623 Av. La Pata 507, esq Formosa. Gabigarcia@fibertel.com.ar

La vida como escuela Nº 83

23


Dígame Doctor: ¿qué tengo?

C

uando un enfermo o futuro paciente no es escuchado cuidadosamente por el profesional, puede llegar a sentirse solo, confuso, temeroso y hasta acrecentar su problema de salud debido a ello. Si esto ocurre, puede llevarle a adoptar actitudes erróneas: • Pensar que, como no tiene información, seguramente el cuadro no reviste importancia y entonces no se ocupa o abandona todo posible tratamiento. • O todo lo contrario: creer que su cuadro es peligroso (por el silencio profesional), y por ende obsesionarse en la búsqueda de curas extrañas (sin conocimiento) y algunas otras opciones que, en síntesis, llevan a incrementar un desequilibrio, que en sí es el origen de toda verdadera patología. He aquí un dilema. Lamentablemente problemas como: la enorme cantidad de pacientes, que los médicos de guardia a veces deben atender, la falta de insumos, el cansancio, malos sueldos, aquellos que llevan sus problemas personales a cuestas, a su propio sitio de trabajo, y muchas otras causas que enumeraremos más abajo, hacen que este mecanismo de pacientes mal comunicados y deficientemente atendidos deambulen de aquí para allá, con su problema a cuestas en nuestra sociedad. Comencemos la historia al revés: • ¿Qué ocurriría si tal paciente fuera bien atendido y cuidadosamente escuchado?… • Si así fuere atendido por el o los profesionales que intervengan, dicho paciente podrá comenzar a desarrollar los mecanismos que lo llevarán a la posible curación o a la mejoría de su problema de salud. • Será entonces una oportunidad para fortalecer su autoestima, el optimismo, la confianza en sí mismo, la responsabilidad, así como la capacidad de elegir y par-

24

La vida como escuela Nº 83

ticipar activa y conscientemente de tal proceso. Toda persona cuenta con ciertos recursos valiosos que la pueden ayudar a sobrellevar la adversidad. A esta capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades, superarlas y salir transformado positivamente por ellas, se la llama resiliencia. Para que se pueda llevar a cabo, es fundamental cultivar la Alegría en el paciente o en su medio, pues ella estimula los centros emocionales, limpia y purifica todo el sistema emocional y expulsa las emociones negativas. Muchas veces se habla de la “lucha” o “combate” del enfermo con su enfermedad. La verdadera lucha se refiere al combate contra sus propios obstáculos, limitaciones e ignorancia, al igual que contra las situaciones o condiciones que lo están enfermando o deprimiendo. El paciente viene entonces con su posible bagaje de: Problemas de familia, divorcios, la pérdida de un empleo, la muerte de un ser querido, la soledad o actitudes ermitañas, el abandono por parte de familiares, por temor a la enfermedad o a su no deseo de verse implicado en ella (con lo cual muchos pacientes caen en depresión), rencillas, la mala alimentación y toda una sumatoria de posibles malas decisiones. Todo esto lleva, tarde o temprano, a que dicha persona deba golpear la puerta de un consultorio o se acerque a una farmacia. O sea que la enfermedad trae a cuestas un mensaje útil de algo que hay que cambiar y que no fue atendido o escuchado previamente. Veamos pues qué ocurre: La fuerza curativa de la Alegría consiste en que es capaz de erradicar el enojo, origen de todas las enferme-


dades destructivas. La capacidad de curar no se restringe sólo a una persona que posea título profesional, sino que abarca al propio paciente, a su entorno inmediato, la familia, amigos u otras personas allegadas. La escucha, las demostraciones físicas y verbales de afecto, el respeto, el interés, la sinceridad y el acompañamiento pueden ser ejercidos por cualquier persona, e influirán positivamente en la curación. ¿Por qué muchos pacientes escapan de ciertos profesionales y buscan a otros? Respuesta: Por muy diversos motivos. Los más frecuentemente enumerados son: • Que el profesional no se interese personalmente por el paciente. • Que dedique poco tiempo a la consulta. • Que sea impuntual y difícil de localizar. • Que explique poco o con términos técnicos difíciles de comprender. • Que sea antipático o malhumorado. • Que tome las enfermedades a la ligera o superficialmente. • Que sus tratamientos no sean efectivos. • Que sus instrumentos estén fríos. • Que las recetas y sus indicaciones no sean claras y confundan al enfermo. La verdadera medicina del futuro debería considerar a la persona como un todo. Desde los aspectos físico, emocional, mental y espiritual integrados, observando la relación que tienen entre sí estos niveles y sus interdependencias, tanto saludables como enfermas. Profundizar, por ejemplo, acerca del efecto que tienen las emociones sobre el cuerpo físico, ahondando en el origen y la curación de las enfermedades, dentro de las cuales las llamadas psicosomáticas son sólo una parte. A esto se debe sumar la necesidad de una mayor integración de la medicina convencional y las medicinas llamadas complementarias o alternativas, para trabajar aunadamente, según lo adecuado para cada paciente, pues cada una de ellas opera con eficacia en diferentes niveles y muchos pacientes las necesitan… y muchos otros las ignoran. Muchos de ellos no saben siquiera qué les ocurre realmente, ni de dónde viene su problema o qué lo causa. Ambos, profesional y paciente, tienen algo que modificar. Por eso en la actualidad se está profundizando y ampliando la investigación sobre la psicoinmunoneuroendocrinología, disciplina que, más allá de su nombre extenso, estudia la relación y el efecto que tienen entre sí los distintos niveles humanos, desde las emociones y procesos mentales sobre el cuerpo físico, el sistema

inmunológico o de defensas, el sistema nervioso y el sistema endócrino o glandular, prometiendo grandes avances para el futuro. Allí está la pericia, la experiencia y la incumbencia responsable del profesional que ama lo que hace, para llegar a insuflar en el paciente la confianza, la esperanza o hasta la verdadera voluntad para lograr curarse y dejarse curar. Todo paciente entrega a su médico una cuota de su Fe o su confianza, para que éste le ayude a resolver su problema. Junto con su conocimiento científico, debe transmitir “curación”, “optimismo” y ser un nexo entre lo que el paciente sabe de sí mismo y lo que ignora, llevándole a encontrar la “punta del ovillo” a tal estado. Si así es atendido, el paciente debería aportar su confianza en el profesional elegido y en el tratamiento indicado, cumplir tales indicaciones, pero sobre todo asumir y aceptar la enfermedad como una oportunidad de mejorar sus hábitos y cambiar algunas actitudes para con la Vida y el medio que le rodea. Muchos profesionales jóvenes, sumamente inteligentes y no satisfechos con lo ya existente, se suman a entrelazar sus tratamientos con las terapias psicológicas, y dejan la puerta abierta para guiar al paciente a una mayor oportunidad para que pueda informarse y complementar las terapias. Esos profesionales son necesarios para acortar las distancias y acercarse más al corazón del paciente y tomar contacto con sus verdaderas necesidades. Algo así como lo es la aparición de los “payamédicos” en los hospitales. El sugerir terapias grupales, homeopatía, terapias florales, pasear, ciertos deportes, yoga, juegos, viajes, disciplinas y hasta la terapia de la risa pueden complementar las cirugías y las necesarias medicaciones. La prevención y la promoción de la salud deberían ocupar un lugar más importante o equiparable al proceso terapéutico, desde la difusión de la alimentación natural saludable, la importancia de la salud emocional y mental como factor de protección para el cuerpo físico. En síntesis: el abanico de circunstancias que llevan de la enfermedad hasta la tan buscada “salud” trae la necesidad de ampliar la conciencia y la comprensión de quienes intervengan aquí. Una fuerte voluntad para aprender, cambiar y hacer, un compromiso del cual no debemos evadirnos… En la parte que nos toque debemos aportar lo mejor… Extendamos la mano hacia quien nos necesita así en nuestra familia y entorno. Si así lo hacemos, todos podremos cooperar para lograr “una vida más feliz y más saludable”.

La vida como escuela Nº 83

25


El camino de la Integridad Sé humilde y permanecerás integro. Inclínate y permanecerás erguido. Vacíate y seguirás pleno. Consúmete y serás renovado. El que tiene poco, recibirá. El que tiene mucho se turbará. Por eso el sabio abraza la unidad y se convierte en modelo para el mundo. No se exhibe, y por eso destaca. No se afirma a sí mismo, y por eso brilla. No se vanagloria, y por eso obtiene reconocimiento. No da importancia a su persona, y por eso otros lo realzan. Y porque no compite, nadie en el mundo puede competir con él. Esta es la vía que conduce a la plenitud. El orgullo del victorioso es el germen de su declive. Tao Te King Lao-Tse

Agradecemos a estos amigos que número tras número apoyan la publicación de éstas páginas: Dra. Elisabet S. Aldinger, Sr. Juan Carlos F., Profesores y autoridades del Inst. Megly, Comedor “Los pastorcitos” de Belgrano, Fabrica de Galletitas Kokis, Remus Argentina (www.remusargentina.com.ar)

26

La vida como escuela Nº 83


Tierra de Solidaridad

La Fundación Santa Margarita de Hungría y la Asociación Civil La Vida Como Escuela vienen desarrollando a lo largo de los años una sostenida labor de servicio en distintas áreas de nuestra comunidad. Los invitamos a conocer algunas de los comedores y centros comunitarios a los cuales se asiste y acompaña regularmente a lo largo del año.

La Plata y Alrededores:

Partido de Gral. San Martín:

“Ayúdenos a ayudar” 609 126. Estela y familia.

Comedor “Lynch Pueyrredon” Balcarce 4450 Sra. Estela tel 4738-1636. Villa Ballester.

“Juan Gabriel” 81 entre 16 y 17 Haydee. “Puente Fierro” parador 85 entre 27 y 28 Javier Tel 0221-4517007 “Puente Fierro” anexo 24 y 90 Antonio Amuchastegui Tel 0221-4257252 “Hogar Comedor Pichuca Gutierrez” 517 entre 170 y 171 Nº 3573 Tel 0221-4916785 0221-1556176750 “Un Niño Feliz” 135 entre 512 y 513 Franca Mondatti Tel 0221-4847973

“Hogar Milagro” Calle Cabildo 5847 Sra Elena tel 4769-6781 Villa Ballester Comedor “Gotitas de Amor” Tel 1556930527 Sra. María Esther Billingurst Comedor “La Buena Fe” María Valberdi Calle 5958 Tel 4739-2760. L.Hermosa. Comedor “Los Pinitos” Italia 8751 Entre Medrano y San Cayetano.

Comedor “Un Estilo de Vida” 78 entre 126 y 127 Nº 622 Karina Aloro Tel 0221-4513333 mail: un_estilodevida@hotmail.com Comedor “Francisco Vargas” 36 bis entre 136 y 137 Nº 2085 Parador “Sumando Voluntades” 6 entre 38 y 39 Nº 328 Nancy Maldonado tel 0221-155389296 mail: fundacionsumandovoluntades@yahoo.com

La vida como escuela Nº 83

27


28

La vida como escuela Nยบ 83

Revista La Vida Como Escuela Nº 83  

En este nuevo número...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you