Page 1

P R O C L A M A N D O L A PA L A B R A D E D I O S

EDICIÓN 2 MARZO/2014

LA LABOR DEL MINISTRO

2 parte Por John MAcArthur

CRISTIANISMO

SIN BIBLIA

1 parte, por Alberto Acevedo

O M S I R A T I R O T AU le

IA S E L IG A L E D DENTRO

EL REMEDIO DE LA VERDAD 1 Parte por Luis Rodas.

Wal 1 Parte Por Luis

cuando un

LOBO

SE ARREPIENTE 2 parte DAVID FRANCO


Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que se os ha ordenado, decid:

“Siervos

inútiles somos;

E A R R

hemos hecho sólo lo que debíamos

haber hecho.”

LUCAS 17:10

CONTENIDO 4 5

LALABORDELMINISTRO2PARTE El mundo de hoy piensa que el ministro debe de tener cualidades y un perfil muy similar al de un líder empresarial. Pero no olvidemos que los rasgos que la biblia enseña y la labor de un ministro son muy diferentes. ¿Cómo debe ser un Ministro del Evangelio? ¿Qué cualidades debe de tener?

LVSI

CuandounLoboseArrepiente2PARTE Hemos leído que Dante Gebel está “cambiando” su mensaje por el mensaje verdadero de la Cruz. ¿Será esta la prueba de que un cambio interior se está llevando a cabo? ¿Deberíamos de buscar algo más en este tipo de personas que dicen que han cambiado?

¿CRISTIANOSSINBIBLIA? ¡Es fabuloso! Hoy en día, en casi cualquier lugar, podemos entrar a una librería cristiana y encontrar diversas ediciones de la Biblia. Las hay pequeñas y grandes, de bolsillo, digitales, de colores, etc. Sin embargo –y que duro decirlo– el nuestro es un cristianismo sin Biblia.

ELREMEDIODELAVERDAD ¡Qué difícil es ser Iglesia! Y con esto me refiero a todo: ¡Qué difícil es relacionarnos con otros hermanos! ¡Qué difícil es dirigir una congregación! ¡Qué difícil es crecer saludablemente como cuerpo de Cristo!

8 9


EL AUTO RITA RISMO

DENTRO DE LA IGLESIA

E

Existe una línea muy delgada que separa la autoridad del autoritarismo. Es tan delgada y a veces tan imperceptible que muy pocos la notan, de tal manera que llegamos a acostumbrarnos a ella. ¡Sucede hasta en las mejores iglesias! Ninguna iglesia está exenta. En esta edición vamos a tratar este tema a la luz de la Escritura. Ningún pastor o líder debe ser autoritario. El llamado del Señor a la luz de la Biblia es muy distinto. ¿Cómo evitarlo? ¿Cómo poder detectarlo? ¿Somos pastores autoritarios? ¿Está usted en una iglesia con un liderazgo autoritario?

Director

Ps. Luis A. Walle Flores luis_walle@hotmail.com

Colaboradores

Ps. Luis Rodas cristianismoradical@hotmail.com

David Franco ya.levantate@hotmail.com

Alberto Acevedo betoacv@gmail.com

Ps. Ivan Llamas Romano cdopsur@gmail.com

Corrección

David Franco

Luis Walle

y colaboradores

Diseño eDITORIAL

Rafael S. Gutiérrez rafaykari13@gmail.com

CONTACTO

laverdadsiimporta@hotmail.es laverdad-si-importa.blogspot.mx

“No es un necio el que da lo que no puede guardar, para ganar lo que no puede perder” JIM ELIOT (MARTIR 1927-1956)

LVSI


[ ministerio ] Un pastor humilde es comisionado por la voluntad de Dios.

Todos los creyentes tienen el derecho y la responsabilidad de hablar del evangelio siempre y donde puedan. Sin embargo, nadie que no haya recibido el llamado de Dios para ministrar debe sustentar el oficio de pastor (véase cap.6, «El llamado al Ministerio Pastoral»). Los que orgullosamente se exaltan a sí mismos a esa posición no tendrán la bendición de Dios. Dios dirá de ellos lo que dijo de los falsos profetas de los días de Jeremías: «No envié Yo aquellos profetas, pero ellos corrían; Yo no les hablé, mas ellos profetizaban» (Jer 23.21). Ciertamente Pablo no se exaltó a sí mismo para el ministerio. En verdad, llegar a ser un ministro del evangelio era lo último que esperaba hacer en su vida. Pero de camino a Damasco, Dios lo redimió y lo llamó al ministerio. Sin duda que dicho incidente estaba en su mente cuando escribió a los corintios: «Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no os anunciare el evangelio! Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomen-

dada» (1 Co 9.16-17). Distintamente a los falsos maestros que se obstinaban en seguir sus pasos y en distinción a sus homólogos contemporáneos, Él no se designó a sí mismo para el ministerio. En vez de ello, Pablo fue «aprobado por Dios para confiarle el evangelio» (1 Ts 2.4). El conocimiento de que no ganamos el derecho de predicar por medio de nuestros esfuerzos o habilidades debería humillarnos. Dios nos llamó al ministerio, Dios nos confió la proclamación de su Palabra, y nos escogió para dirigir a su grey. Olvidar eso es dar el primer paso para ser descalificados del ministerio.

Un pastor humilde es conducido por el conocimiento de Dios.

La omnisciencia de Dios es una clave y un motivo más para la humildad. En tanto que es posible engañar a otros con una fachada de piedad externa, Dios conoce los secretos del corazón. «Lo que un ministro es de rodillas delante del Dios poderoso en secreto», escribió John Owen, «eso es y nada más». La omnisciencia de Dios significa ser tenido responsable en el ministerio. Mantiene al hombre enfocado en agradar a Dios y no a los hombres. Dios escudriña los

deseos, motivos e intenciones del corazón, y sabe lo que se hace para agradara otros y para agradar a Él. Pablo era completamente consciente de las implicaciones del conocimiento de Dios acerca de su vida. Escribió a los tesalonicenses: «sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones. Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, ni encubrimos avaricia; Dios es testigo» (1 Ts 2.4-5).Él sabía que había sido comisionado por Dios para predicar el evangelio de Dios a los hombres, no por los hombres. En Gálatas 1.10 añade: «Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si aún agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo». El recuerdo de la omnisciencia de Dios evitó que Pablo buscara agradar a los hombres.

Un pastor humilde es consumido por la gloria de Dios.

Esta clave alcanza el epítome de la humildad, porque es imposible buscarla gloria personal y la gloria de Dios a la vez. Es el Nuevo Pacto que es

glorioso (2 Co 3.7-11), no sus ministros (2 Co 4.7). Si todo lo que hacen los creyentes normales y corrientes es para la gloria de Dios (1 Co 10.31) ¿cuánto más será la obra del ministerio? En 1 Tesalonicenses 2.6, Pablo escribió: «ni buscamos gloria de los hombres; ni de vosotros, ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo». Pablo no era Diótrefes (3 Jn 9), buscando preeminencia; Él no buscaba estima, honor o alabanza. Su preocupación era la gloria de Dios (2 Co 4.5).

¿Qué distingue a un hombre efectivo en el ministerio? Tenacidad, confía totalmente en el poder de Dios. Integridad, su vida es consistente con su doctrina. Autoridad, recibe su comisión de Dios, no de sí mismo. Responsabilidad, es consciente de manera constante de la omnisciencia de Dios. Humildad, es consumido no consigo mismo, sino con la gloria de Dios. Solo un hombre así es lo suficientemente humilde para pastorear el rebaño de Dios.

la labor del

ministro 4 LVSI

2da parte

Tomado del libro

El Ministerio pastoral Grupo Nelson, John MacArthur Página de internet: gty.org


[ ARTÍCULO ]

cuandoun

lobo se arrepiente 2 parte da

Para comenzar, Jesús dijo que los falsos profetas eran “lobos rapaces” por dentro, disfrazados de “ovejas” por fuera (Mateo 7:15). Pedro, en su segunda carta, nos explica acerca de los falsos maestros: “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina” (2 Pedro 2:1). Los lobos son aquellos falsos maestros, que se hacen pasar por cristianos verdaderos (ovejas) para enseñar doctrinas erróneas y para impedir la enseñanza de doctrinas correctas. Muchos de ellos, si acaso no todos, falsifican la Palabra de Dios para buscar una retribución material (cf. 2 Corintios 2:17).

Los problemas

1. Un lobo nunca fue una oveja.

Aunque esto es algo obvio y la Biblia dice que los lobos llegan al rebaño disfrazados de oveja, cuando uno de ellos dice que se ha arrepentido de sus enseñanzas hay dos asuntos implícitos en esa declaración (o cualquier declaración parecida):  A)Que solamente eran sus enseñanzas las que estaban equivocadas.  B)Que era oveja, una equivocada pero al fin y al cabo, oveja ¿Cuál es el posible resultado en muchos cristianos? La creencia de que todos los lobos que andan por ahí, son verdaderos cristianos, un poco equivocados en lo que enseñan, pero nada más. Así tendríamos que alguien como Joel Osteen, Benny Hinn y otros son cristianos verdaderos que enseñan algunas doctrinas poco ortodoxas pero, ¿quién no se ha equivocado en sus creencias alguna vez? Por lo que, escucharlos, atender a sus enseñanzas y relacionarse con ellos no implica ninguna violación a la voluntad de Dios. Por supuesto, esto es algo que va en contra de lo que la Palabra enseña respecto de los lobos disfrazados de ovejas (cf. Mateo 7:15, Hechos 20:29) y de los que dicen ser hermanos y continúan como pecadores practicantes habituales, como yo les llamo (cf. 1 Corintios 5:11).

2. Un lobo nunca fue un pastor. Es algo similar a lo que comenté anterior-

mente, pero en este caso, el lobo ahora se arrepiente de “algunas” enseñanzas equivocadas y “continúa” con su “pastorado”. Por principio de cuentas, si un lobo nunca fue una oveja, es imposible, literal y rotundamente, que haya sido en algún momento un verdadero pastor llamado por Dios para cuidar del redil. Es IMPOSIBLE. Así que aquí también tenemos dos implicaciones con la declaración de “me arrepiento de algunas creencias erróneas”: A)Que un lobo es un raza diferente de oveja: es una “oveja lobo”   B)Que un lobo puede recibir un llamado al pastorado y ejercerlo legítimamente de tal forma que, al arrepentirse, el estatus de lobo desaparece y su “pastorado” continúa sin mayores complicaciones ¿El resultado? Muchos cristianos pensando que cualquiera que se diga pastor, lo es por llamado divino y que sus «equivocaciones» deberán pasarse por alto una vez que haya declarado «estar arrepentido» de ellas. Esto deriva en que sus enseñanzas anteriores son correctas con «algunos matices erróneos» y que las nuevas enseñanzas son totalmente correctas, amén de admitir su pastorado pasado y presente como uno avalado por Jehová Dios. Nada más alejado de la verdad (cf. 1 Timoteo 3:1-7; Tito 1:6-9 especialmente v.9).

3. Un lobo nunca estuvo legítimamente en la tarea de ministrar a los creyentes.

Similar al segundo punto pero con la situación siguiente: todo lo realizado por un falso profeta/maestro NUNCA fue avalado por el Señor. Esto presenta una complicación de dimensiones, digamos inesperadas, para las supuestas ovejas bajo su “pastorado”. Tal vez esta sea la razón por la que muchos ignorarán los dos puntos anteriores. ¿Qué pasa con los bautismos, las ceremonias nupciales y todo lo “oficiado” por uno de estos charlatanes de la fe? ¿En qué posición deja a todos los hermanos que, bajo su “cobertura” fueron bautizados, casados y hasta ordenados? Todos ellos han sido engañados por este obrero fraudulento (cf 1 Corinitios 6:8-11; 2 Corintios 11:13). Podríamos argumentar que aquel que sigue a un falso maestro, no es realmente cristiano, pero sería ir demasiado lejos, pues Jesús y Pablo advirtieron a los creyentes que vendrían lobos rapaces a intro-

5LVSI

por David

Franco Ministerios Jesús 24x7

ducirse entre ellos, entre los creyentes. Como Paul Washer diría alguna vez respecto de los cristianos que continúan en iglesias falsas: “un verdadero creyente puede permanecer en una falsa iglesia por algún tiempo, pero tarde o temprano, el Espíritu Santo lo sacará de allí” (paráfrasis mía).

4. Un lobo verdaderamente arrepentido, es un nuevo creyente y todo lo relacionado con ser un neófito, se le debe aplicar.

Esto es algo que me parece nunca veremos. Quizás el reconocimiento de esta situación, sería la primera y verdadera muestra de que un lobo ha llegado a los pies del Salvador. Esto involucra el retirar toda enseñanza impartida por cualquier medio, y reitero, TODA enseñanza. Involucraría también el bajarse del púlpito, dejar el “pastorado” y buscar la guía espiritual del Pastor de pastores al lado de verdaderos pastores, como cualquier oveja, hasta confirmar su conversión, sus dones y su ministerio, lo cual sucede con el tiempo y bajo la cobertura y discernimiento de los ancianos de la iglesia y de la congregación misma (cf. Hebreos 5:12-14; 1 Timoteo 3:1-7, especialmente v.6; Tito 1:6-9). Este punto final nos daría una cierta certeza de estar viendo la primitiva de un verdadero arrepentimiento en el corazón del falso maestro y, aun así, el tiempo sería el que evidenciaría si realmente el Señor lo ha salvado o si es tan solo un cambio de estrategia de mercadeo personal para ganar nuevos segmentos de seguidores.

Concluyendo

Un lobo no es una oveja, y un lobo arrepentido sería entonces una persona que acaba de nacer de nuevo. El tiempo, su humildad, docilidad y conformidad con lo que la Biblia dice de la vida cristiana, del nuevo creyente y en particular acerca del ministerio, confirmarán si su conversión ha sido verdadera. Si bien, Jehová Dios es quien conoce con certeza a todos los que son suyos (2 Timoteo 2:19), también es cierto que en Su Palabra podemos leer acerca de las evidencias que confirman quién es un cristiano verdadero y de los requisitos que califican a un ministro del evangelio.  Así que Hermano, no nos confundamos: 

¡No existen las «ovejas lobo»!


REFLEXIÓN

¿Qué es el autoritarismo? El diccionario de la Real Academia Española lo define así:

Autoritarismo.

(De autoritario). 1. m. Sistema fundado primariamente en el principio de autoridad. 2. m. Actitud de quien ejerce con exceso su autoridad. 3. m. Régimen autoritario.

Y la enciclopedia libre de Internet WIKIPEDIA lo define de esta manera:

Autoritarismo, en las relaciones sociales, es una modalidad del ejercicio de la autoridad  que impone la voluntad de quien ejerce el poder en ausencia de un consenso construido de forma participativa, originando un orden social opresivo y carente de libertad y autonomía. La sociedad preindustrial está marcada por la imposición de una fuerte autoridad y jerarquía en todos los órdenes (religioso, político, económico, etc.), con una indiscutida autoridad masculina y paterna dentro de la familia (patriarcado, paternalismo,  machismo), frente a los grados cada vez mayores de libertad y autonomía propios de la sociedad industrial y la sociedad postindustrial.

L

a iglesia cristiana no está exenta del autoritarismo. Esto incluye aquellas iglesias que se jactan de ser bíblicas o de una sana doctrina. En la Biblia encontramos el caso de varias personas autoritarias. En este caso veremos la vida de uno de los reyes del pueblo de Israel, que es el ejemplo perfecto de una persona autoritaria. Sus inicios, su elección al reino, su forma de gobernar, sus decisiones, etc. Esa persona es nada menos que el rey Saúl. Él es la imagen viva de todo pastor, líder o autoridad (cualquiera que esta sea) que ejerce el autoritarismo.

M S I R A T I R O T AEUNTRO DE LA IGLESIA D

6 LVSI


SUS INICIOS Y SU PERSONA 1 Samuel 9:1-5: 1 Había un hombre de Benjamín que se llamaba Cis, hijo de Abiel, hijo de Zeror, hijo de Becorat, hijo de Afía, hijo de un benjamita, un hombre poderoso e influyente. 2 Y tenía un hijo que se llamaba Saúl, joven y bien parecido. No había otro más bien parecido que él entre los hijos de Israel; de los hombros arriba sobrepasaba a cualquiera del pueblo. 3 Y las asnas de Cis, padre de Saúl, se habían perdido, por lo cual dijo Cis a su hijo Saúl: Toma ahora contigo uno de los

S

1 Samuel 10:21-27:

criados, levántate, y ve en busca de las asnas. 4 Y Saúl pasó por la región montañosa de Efraín y recorrió la tierra de Salisa, pero no las hallaron. Luego pasaron por la tierra de Saalim, mas no estaban allí. Después atravesaron la tierra de los benjamitas, pero no las encontraron. 5 Cuando llegaron a la tierra de Zuf, Saúl dijo al criado que estaba con él: Ven, regresemos, no sea que mi padre deje de preocuparse por las asnas y se angustie por nosotros.

aúl era un joven obediente y sumiso a su padre y en el pasaje de 1 Samuel 10:21-27 se nos dice que era tímido y sin ningún deseo de ser un protagonista. ¡Tuvieron que preguntarle al Señor si realmente estaba Saúl en la asamblea donde sería ungido porque no lo encontraban! ¡Y el Señor les dijo dónde estaba porque se había escondido junto al bagaje! Pero no solo eso, dice el verso veintisiete que unos hombres del pueblo lo menospreciaron y no le dieron ningún regalo, que era la forma de expresar su aprobación como nuevo rey. De hecho les pareció poca cosa. Si bien esos hombres eran unos “alborotadores”, dice otra ver-

21 Entonces hizo que se acercara la tribu de Benjamín por sus familias, y fue escogida la familia de Matri. Y Saúl, hijo de Cis, fue escogido; pero cuando lo buscaron no lo pudieron hallar. 22 Volvieron, pues, a inquirir del SEÑOR: ¿Ha llegado ya el hombre aquí? Y el SEÑOR respondió: “He aquí, está escondido junto al bagaje.” 23 Corrieron y lo trajeron de allí, y cuando estuvo en medio del pueblo, de los hombros arriba sobrepasaba a todo el pueblo. 24 Y Samuel dijo a todo el pueblo: ¿Veis al que el SEÑOR ha escogido?

sión, la actitud de Saúl fue guardar silencio. ¡Qué lejos estaba de ser aquel hombre en que se convertiría! Eso sucede con el líder autoritario. Muy pocas veces he visto que un autoritario comience siendo autoritario. La mayoría de las personas que son autoritarios siempre se sienten indignas y empie-

En verdad que no hay otro como él entre todo el pueblo. Entonces todo el pueblo gritó, y dijo: ¡Viva el rey! 25 Entonces Samuel dio al pueblo las ordenanzas del reino, y las escribió en el libro, el cual puso delante del SEÑOR. Y despidió Samuel a todo el pueblo, cada uno a su casa. 26 También Saúl se fue a su casa en Guibeá, y con él fueron los valientes cuyos corazones Dios había tocado. 27 Pero ciertos hombres indignos dijeron: ¿Cómo puede éste salvarnos? Y lo menospreciaron y no le trajeron presente alguno. Mas él guardó silencio.

zan con humildad, aun cuando las humillen o no las quieran. Sus inicios son así. El pastor que visita a la gente de la Iglesia en medio de la lluvia, el frio, la distancia, la pobreza, el rechazo, las carencias, sin medio de transporte, recorriendo largas distancias, etc., empieza con una actitud correcta. Así comenzamos todos, el problema es cuando el buen líder, humilde y sumiso comienza a probar las mieles del poder y del dinero.

Continuara… por Luis A. Walle

PASTOR

MO 7

LVSI


[ ARTÍCULO ]

por Alberto

Acevedo Rojano

¿CRISTIANOS

SIN BIBLIA? ¡Es fabuloso! Hoy en día, en casi cualquier lugar, podemos entrar a una librería cristiana y encontrar diversas ediciones de la Biblia. Las hay pequeñas y grandes, de bolsillo, digitales, de colores, con letra grande, para niños, para jóvenes, multiversiones, en lenguaje sencillo, paráfrasis, etc. Sin embargo –y que duro decirlo– el nuestro es un cristianismo sin Biblia.

N

o hace muchos años podíamos conocer hermanos que sabían de memoria casi toda la Biblia; no era extraño encontrar a muchos de nuestros hermanos que, incluso, aprendieron a leer y a escribir con la ayuda de aquel preciado libro con el borde desgastado y casi deshojándose por el uso cotidiano. Pero hoy eso es casi un cuento de no creer. Es muy triste estudiar el panorama del cristianismo latinoamericano con relación al conocimiento de las Sagradas Escrituras y descubrir que la mayor parte de la información “bíblica” que poseemos proviene del cine, la televisión, alguno que otro libro escrito por algún personaje del medio evangélico o de los pocos versos –muchas veces cercenados– que encontramos en las redes sociales. ¿Que en qué me baso para tal afirmación? Pues en que lo puedo comprobar vez tras vez. Tan solo basta preguntar en cualquier clase de escuela bíblica, por ejemplo, acerca del libro de Éxodo, y la mayor parte de los que responden lo hacen con detalles de aquella superproducción cinematográfica “Los Diez Mandamientos”, y en su mente piensan que Moisés debió parecerse mucho al actor Charlton Heston. Es más, estoy casi seguro que el lector ahora mismo tendrá en su mente la figura de aquel gran profeta de Israel con cabello grisblanco y vestido con una túnica roja a rayas blancas y negras… No creo que

8 LVSI

necesite mucho más para probar mi punto. Cuando me propuse escribir sobre este tema, en mi mente tenía un par de ideas muy específicas: 1.Presentar una respuesta concluyente al ataque moral sobre la persona de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera (de cuya labor tenemos nuestra Biblia Reina-Valera), lanzado por uno de esos modernos pseudoapóstoles. 2.Aclarar el entendimiento de mis hermanos sobre la doctrina de la Inspiración Bíblica y su incidencia sobre el tema de las Traducciones Bíblicas. Pero al ponerme a estudiar me di cuenta que es necesario hacer un movimiento más audaz aun y llamar a nuestros hermanos a un reencuentro y un compromiso formal con la Palabra Revelada de Dios, infalible y suficiente para nuestra salvación y santificación (2 Timoteo 3:15-17). Personalmente debo agradecer a Dios el haber conocido la Palabra de Dios desde muy pequeño y haber crecido al cuidado de unos padres creyentes que me impulsaron activamente a conocer y amar la Biblia. Crecí rodeado de volúmenes del Texto Sagrado, comentarios, enciclopedias, diccionarios, mapas, etc., sin embargo, estos últimos años me han servido para comprobar que no la conozco tanto como imaginaba y que pasaré el resto de mi vida conociéndola sin llegar jamás a agotar su mensaje.

A continuación quiero presentar los puntos en los que he basado este estudio y a los que procuraré dar seguimiento, sabiendo que no se trata de una lista exhaustiva y que seguramente deberá ser revisada, corregida y ampliada en su momento: • El pueblo Latinoamericano no conoce realmente las Escrituras. • El escaso conocimiento bíblico que poseemos, proviene en mayor parte de otras fuentes: pelícu las, libros, artículos en tv y medios sociales, nunca de la Biblia misma. • El desconocimiento casi total de los idiomas bíblicos por parte de pastores y líderes, deja libre la entrada a conceptos o interpretaciones deformadas de la Biblia. • La falta de compromiso con el Texto Bíblico y una mentalidad dispuesta a aceptar cualquier novedad respaldada en una vaga noción de erudición, hacen al pueblo cristiano presa fácil de engañadores. • La ubicuidad de las redes sociales, entre otras características, permite que las falsas ideas e interpretaciones en torno a la Biblia se propaguen y perpetúen en la mente de quienes leen o escuchan, sin apenas hacer uso del sentido común, mucho menos de un análisis serio del asunto. • El desconocimiento del texto Bíblico en español, está trayendo graves consecuencias en el área no solo espiritual, sino cultural. • Es necesario tomar medidas urgentes retomando la enseñanza de la historia (en cuanto a su origen, su conservación y propagación) y Doctrina Bíblica (inspiración y autoridad), así como un renovado interés en el conocimiento del texto Bíblico en español y un mayor interés en conocer la traducciones a otros idiomas, pero principalmente en los idiomas originales.

Que esto pues, sirva como introducción a una serie de artículos donde trataré de exponer la urgente necesidad de conocer, primero el texto Bíblico en español, y entonces la doctrina de la Biblia, que parece haber quedado relegada en algún rincón de nuestras aulas, o tal vez en algún cajón de nuestros pastores y maestros.


EL REMEDIO DE LA

[ ARTÍCULO ] por Luis Rodas

de la serie “

¡Qué difícil es ser Iglesia!”

¡Qué difícil es ser Iglesia! Y con esto me refiero a todo:

L

a dificultad es innegable y cualquiera que tiene experiencia en la vida de Iglesia sabe a qué me refiero. Pero qué gran ayuda es la Palabra de Dios en estas innumerables dificultades. Un ejemplo de esto es Efesios 4, 5 y 6. Allí encontramos sin duda un material que puede ser un fuerte fundamento para esta experiencia de formar parte del cuerpo de Cristo. En esta pequeña serie de artículos para la revista “La Verdad Sí Importa”, vamos a buscar respuestas, consejos y mandatos con respecto a todo esto, principalmente en estos tres capítulos de Efesios. UN OBSTÁCULO ENORME Un gran obstáculo en esta vida de Iglesia se presenta con la realidad de que, por lo general, muchos hermanos que participan hoy en día en una congregación vienen de malas experiencias en otras congregaciones. Líderes abusivos, adulterio de algún pastor, insistencia abrumadora en la parte económica, falsedad de los miembros, etc. Hace unos días hablaba con alguien que me decía: “Ya la gente no confía en nadie, está muy golpeada. Si apenas les mencionas algo referente al dinero se cierran y piensan que tú eres uno más que quiere usarlos para su propio provecho”.

Con respecto a esto hay muchos puntos a tratar, pero hoy solo nos vamos a concentrar en uno. UN REMEDIO EFICAZ Un eficaz y fundamental remedio para esta situación lo encontramos en Efesios 4:25: ”Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros”. Este versículo nos insta a “desechar” una forma de comportarnos y poner en su lugar otra: ”desechando la mentira, hablad verdad”. Y esto debe ser hecho en la Iglesia de Cristo. Entre los miembros de la congregación: ”desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros”. ¡Podemos ayudar a todos esos hermanos a quienes ahora les cuesta volver a abrir sus corazones, a confiar y creer que la obra que se hace en una congregación es verdadera! ¿Cómo? Teniendo, cada miembro maduro de la congregación y en especial el liderazgo, una conducta integra, verdadera, transparente, digna de confianza. Necesitamos como iglesia asegurarnos que nuestra forma de conducirnos en todas las cosas genera confianza en otros. Que con el correr del tiempo, al conocer nuestra vida de

¡Qué difícil es relacionarnos con otros herma nos! ¡Qué difícil es dirigir u na congregación! ¡Qué difícil es tomar las decisiones correctas en todo momento como congregación! ¡Qué difícil es crecer saluda ble mente como cuerpo de Cristo! ¡Qué difícil es luchar con la incredulidad propia y ajena después de ha ber visto ta nta mentira, corrupción y carnalidad en la Iglesia!

¡Qué difícil, qué difícil, qué difícil, Qué Difícil! Iglesia en todos los aspectos, cualquier hermano que se ha visto traicionado en otro lugar, pueda confirmar que somos una congregación que “habla verdad cada uno con su prójimo”. Está claro que siempre se mezclará cizaña entre el trigo que, por un lado intente ensuciar el testimonio de la iglesia (Mateo 13:36-43), y por el otro siempre vea todo con malos ojos por más integridad y verdad que tenga la congregación (Tito 1:15). Pero con ellos no hay remedio posible. Intenta no perder el tiempo con ese tipo de personas; concéntrate en los hermanos (Mateo 7:6). Continuaremos. Nos va a tomar algunos artículos más profundizar en este precioso y eficaz remedio de “hablar verdad cada uno con su prójimo”.

Por favor, ora por esta serie para que Dios nos edifique a todos con ella.

9

LVSI


POR QUE LA VERDAD SÍ IMPORTA Y ESTA REVISTA TIENE EL PROPÓSITO DE PROCLAMARLA

NO

S A D R E I P TE

NUESTRA 4ta EDICIÓN R EV I S TA MENSUAL QUE SE PUBLI CA EL 1ER DÍ A DE CADA MES

LA VERDAD SI IMPORTA_2  

CRISTIANISMO, IGLESIA, CHRISTIAN, REFORMADA, MINISTERIO, VERDAD, JESUCRISTO, PALABRA DE DIOS, MINISTROS