Page 1

Especial Fotografiando la Naturaleza

¡¡ Visítanos !!

www.dzoom.org.es


Lo que Vas a Encontrar Aquí Si realmente te gusta la fotografía, te encantará dZoom (http://www.dzoom.org.es). En dZoom encontrarás montones de artículos sobre fotografía y retoque digital. Estos son los artículos que hemos utilizado en este pdf:        

11 Consejos Fundamentales para Hacer Fotografías de Paisajes Los 11 Mejores Consejos para Fotografiar Salidas y Puestas de Sol 8 Consejos para Fotografiar Insectos 13 Estupendos Consejos para Hacer Fotografías en Otoño 7 Consejos Básicos para Hacer Fotografías a la Luna 11 Consejos Definitivos para Fotografiar Telas de Araña 6 Grandes Consejos para Fotografiar Caballos 6 Fantásticos Consejos para Hacer Fotos en un Acuario

Todo lo que Puedes Encontrar Aquí ha Sido Publicado en dZoom. Si te ha Gustado, Tenemos Mucho Más de Interés para Ti en http://www.dzoom.org.es.

No lo Dudes Más y… ¡¡Visítanos!!

¡¡ Visítanos !!

www.dzoom.org.es


Sobre dZoom En dZoom nos apasiona la fotografía. Y hemos querido contártelo en http://www.dzoom.org.es . Visístanos y prodrás encontrar:   

Blog. Los mejores artículos sobre fotografía digital: conceptos básicos, retoque, técnicas, photoshop, los mejores programas para el fotógrafo y mucho más. Cámaras. Análisis, opiniones, comparativa y precios de las mejores cámaras digitales del momento. Un lugar excepcional para encontrar tu futura cámara digital Foro. Comparte tus experiencias con la comunidad de usuarios de dZoom. Cuenta lo que sabes y pregunta lo que no sabes. Enséñanos tus fotos y comenta la del resto de miembros de la comunidad.

¡¡ Visítanos !!

www.dzoom.org.es


11 Consejos Fundamentales para hacer Fotografias de Paisajes Una de las modalidades de fotografía más complicadas es probablemente la fotografía de paisajes. Sin embargo, también se trata de la primera línea de trabajo en la que uno se adentra en fotografía, probablemente porque es la más fácil de probar. En este artículo te queremos dar una serie de consejos para que mejores tus fotografías de paisajes. Seguro que piensas que muchos de los consejos que te damos en este artículo son bastante obvios, pero tal vez haya alguno que no lo sea tanto. Nunca está de más repasar los puntos que te damos.

1. Utiliza la mayor profundidad de campo que puedas Mientras que en otro tipo de fotos se juega con la profundidad de campo, utilizando esta faceta como un elemento compositivo más, la fotografía paisajística se caracteriza por aplicar, por regla general, la mayor profundidad de campo posible, manteniendo nítida toda la foto. Recuerda que para conseguir una gran profundidad de campo debes cerrar todo lo que puedas el diafragma del objetivo de tu cámara.

2. Utiliza un trípode Como vas a cerrar mucho el diafragma, tendras que utilizar tiempos de exposición largos. Así que, necesitarás un buen trípode si no quieres que te salgan movidas ls fotos. En caso de no disponer de uno, puedes probar a abrir algo más el diafragma o a subir la sensibilidad ISO, aunque recuerda que haciendo esto último aumentarás la relación de ruído en la imagen.

3. Identifica un centro de interés Recuerda que toda buena foto debe tener un centro de interés. Identifica uno dentro de tu paisaje. Puede ser el pico de una montaña, una roca, un árbol, una silueta, ... También acuerdate de situarlo bien dentro de la fotografía. Para ello puedes aplicar la regla de los tercios.

4. Piensa en el fondo Al contrario que en otras muchas temáticas, en paisajes el fondo importa mucho. Estará nítido y forma parte de la composición por completo. Por tanto, tendremos que analizarlo con detenimiento, viendo donde situamos los puntos de interés, si utilizamos líneas rectas o curvas para conducir la atención en la foto, ver de qué manera vamos a crear sensación de profundidad, ... No debemos olvidar tampoco manetner recto el horizonte. Recordar que podemos corregir la inclinación de la


foto si nos saliera torcida.

5. Ten en cuenta el cielo El cielo es otro de los puntos a considerar a la hora de componer nuestra foto. En la mayoría de fotografías de paisajes hay un elemento predominante: el cielo o la tierra (vale, o el mar). Si vemos que el cielo no aporta demasiado a la foto, lo suyo es dejar un solo tercio de la fotografía para el cielo, mientras que si el tipo de cielo que estamos sacando es el elemento predominante, por la forma de sus nubes, por el color en función de la hor del día, ..., lo suyo es darle dos tercios de la foto para resaltar su importancia. En algunas ocasiones no estará de más aplicar algo de procesado posterior a la foto para dar más fuerza al cielo, aplicando algún tipo de filtro para añadir color y contraste.

6. Lineas Cuando repasamos algunas técnicas para la composición fotográfica ya os hablamos de las líneas. Las líneas son un recurso compositivo que nos permite guiar la vista del espectador por la foto, marcando el recorrido que deben hacer para ver la imagen. Gracias a las líneas podemos dar a la imagen sensación de profundidad y escala de tamaño, además de poder ser, en sí mismas, el centro de interés de la fotografía.

7. Captura el movimiento La mayoría de nosotros asociamos la idea de paisaje al sentimiento de calma, paz y tranquilidad. Lo cierto es que muy pocas veces encontramos esa calma total en la escena que estamos viendo en un momento determinado. El movimiento que se pueda producir a nuestro alrededor puede añadir a la imagen sentimiento o drama, y crear en sí mismo un centro de interés. El viento que mueve los árboles, las olas en el mar o la corriente de un río son ejemplos de movimeinto que encontramos continuamente en la naturaleza y que podemos recoger en nuestras fotos. Para capturar ese movimiento tendremos que utilizar velocidades de obturación bajas, lo que nos obligará a cerrar más el diafragma para contrarrestar la cantiadd de luz que entra a través del objetivo y puede que algún tipo de filtro para reducir la luz, salvo que esperemso a un momento del día con menos luz.

8. La climatología Una escena puede variar dramáticamente en función del clima que se dé en el momento de hacer la foto. Por lo tanto, elegir bien el momento en el que hacer la foto va a resultar determinante para obtener un buen resultado. Cuando empezamos en el mundo de la fotografía, asociamos el buen tiempo y los días soleados al mejor momento para hacer fotos. Con el tiempo nos iremos dando cuenta de la infinidad de posibilidades que ofrecen los días nublados, lluviosos, la niebla o la nieve. Los días soleados, en las horas centrales del día, generan una luz dura, con sombras muy acusadas y fuertes contrastes entre las luces y las sombras. Por el contrario, los días nublados dan una luz más suave, reduciendo ese contraste. No debemos dejar de buscar días de tormenta, niebla, viento, cielos especialmente nublados, o nieve.


Empezaremos a generar diversidad en nuestras imágenes, rompiendo la monotonía de nuestras fotos de paisajes, en lugar de estar esperando con nuestra cámara cogiendo polvo a que llegue el próximo día soleado.

9. La hora del día Aunque ciertemente tengo pocas oportunidades de hacerlo, me gusta madrugar para hacer fotos de paisajes al amanecer o esperar al atardecer para hacerlas. El amanecer y el atardecer son los dos mejores momentos para hacer fotos de este tipo. La posición del sol hace que la luz incida sobre los objetos con un ángulo específico en el que se crean texturas y patrones con las sombras. La temperatura de color varía enormemente, y los cielos se transforman completamente por este ángulo con el que llegua la luz.

10. Acuerdate del horizonte Posiblemente es la regla más básica de la fotografía. Debemos mantener en mente siempre el horizonte en dos aspectos. El primero, manteniendolo recto. Antes de disparar, asegurate de que el horizonte está bien nivelado. Recuerda que siempre puedes corregir la inclinación posteriormente en la edición de la foto, aunque te obligará a recortar la fotografía. El segundo, en cuanto a su composición. Recuerda la regla de los tercios. No pongas el horizonte partiendo la foto, salvo que esté justificado. En la inmensa mayoría de los casos es preferible ajustarl al tercio inferior o al superior.

11. Cambia el punto de vista Normalmente hacemos las fotos desde el mismo punto de vista. De pie, con la cámara a la altura de nuestros ojos. De este modo la foto resultante transmite siempre la misma sensación. Es lo que vemos habitualmente. Prueba a cambiar ese punto de vista. Tirate al suelo, agachate, subete a algún sitio elevado... Descubrirás nuevos puntos de vista, y conseguirás fotos más sorprendentes.

Y tú, ¿tienes algún consejo más? Seguro que me he dejado muchos buenos consejos para hacer fotos de paisajes, o situaciones complicadas que te has encontrado en alguna ocasión y te has visto obligado a resolver. No dudes en contarnoslo. La foto de cabecera de este artículo es obra de chusoart@yahoo.es , ha sido vista en el Grupo Flickr de dZoom y se utiliza bajo licencia Creative Commons. Si te gustaría poder ver una foto tuya en algunos de los artículos de dZoom, ¡Únete a nuestro Grupo Flickr!.

Enlaces Relacionados 9 Elementos Clave para Fotografiar Agua en Movimiento 8 Buenas Ideas para hacer Fotos en un Bosque Reglas de composición fotografica Mejora Drásticamente tus Fotografías gracias a la Composición Trípodes Corregir horizontes inclinados Regla de los tercios


Los 11 Mejores Consejos para Fotografiar Salidas y Puestas de Sol Hoy quiero volver a retomar una serie de consejos a la hora de hacer fotos. Esta vez lo haré con recomendaciones para fotografiar salidas y puestas de sol. Algo que en la mayoría de las ocasiones hacemos accidentalmente: estamos con nuestra cámara en el sitio y en el momento adecuado y tomamos nuestras fotos. Pero con un poco de planificación y preparación y siguiendo los consejos que te daré a continuación, podrás conseguir unas fotografías excelentes de amaneceres y atardeceres. ¿Te los vas a perder?

Informate sobre la hora exacta de la puesta o salida de sol Lo primero que debes hacer es enterarse sobre cuando sale o se pone el sol en la zona en la que estés pensando hacer las fotos. Existen sitios en Internet como http://www.largeformatphotography.info/sunmooncalc/ donde podrás consultar la hora exacta de la salida o la puesta de sol. Sabiendo exactamente la hora a la que sale o se pone el sol podrás planificar con antelación tu salida para terer todo el equipo preparado cuando llegue el momento.

Encuentra la mejor ubicación Llegando con tiempo suficiente al sitio que hayas elegido para fotografiar, podrás buscar el mejor lugar desde el que hacer las fotos. Haz varias pruebas de encuadre hasta dar con el sitio desde el que tomar las instantaneas.

Utiliza un trípode para las exposiciones prolongadas Si las condiciones de luz lo requieren, y es probable que lo hagan, necesitarás un trípode. No olvides cogerlo cuando prepares todo el material fotográfico. Es preferible hacer exposiciones más largas con la cámara fijada al trípode que tener que utilizar sensibilidades ISO más altas para poder hacer las fotos sin necesidad de trípode.

Utiliza un modo creativo y la compensación de exposición Ya que te has tomado el tiempo necesario para preparar el material, buscar el sitio para hacer las fotos y estar a la hora exacta, no repares en hacer las pruebas que necesites con los parámetros de la cámara. Prueba a disparar con algún modo que te permita ajustar la velocidad de obturación o la apertura del diafragma en lugar de usar el modo automático. También es bueno que ajustes la compensación de la exposición, ya que habrá un contraste muy fuerte de luces y sombras si el sol sale directamente en la foto.


No pongas el sol en el centro de la foto Aqui ya nos vamos a recomendaciones sobre composición fotográfica. Y esta es la más básica de todas. No pongas el sol justo en el centro de la foto. En lugar de eso, aplica la Regla de los Tercios para intentar llevarte el sol a uno de las intersecciones donde el punto de interés genera más atención. En este artículo tienes información más ampliada sobre la Regla de los Tercios

Juega con la ubicación de la línea del horizonte Ya que estamos haciendo fotos de paisajes, vamos a aplicar la Regla del Horizonte. En lugar de hacer que el horizonte divida en dos partes iguales la foto, vamos a subir o bajar el horizonte para romper esa simetría. En este artículo tienes información más ampliada de la Regla del Horizonte.

Elige el mejor objetivo para la ocasión El objetivo que elijas, o más concretamente la distancia focal que utilices, determinará el tamaño que tendrá el Sol en la fotografía. Utiliza un gran angular si quieres que el sol salga pequeño. Si quieres que salga más grande, usa mejor un teleobjetivo. Si necesitas información sobre objetivos, en este artículo te lo contamos todo.

No utilices filtros si haces fotos directamente al sol Los filtros tienen un montón de posibilidades en muchos tipos de fotos, pero en fotografías donde tenemos el sol de cara el uso de filtros puede hacer aparecer molestos reflejos en la foto. Así que es mejor que prescindas del filtro del objetivo en esta ocasión. Si lo usas para proteger la lente de polvo y rayaduras, pon un poco de cuidado al manejarla esta vez. Si pensabas usar el filtro para aplicar algún efecto de color, tal vez sea mejor simumarlo en el postprocesado de la imagen.

Baja un poco la exposición En este tipo de fotos suele resultar una buena práctica bajar un pelín la exposición para conseguir unos colores más intensos y algo más de contraste. Siempre puedes hacer la prueba para ver que tal resulta.

Si estas fotografiando siluetas, mejor de perfil que de frente Ya te lo contamos en un extenso artículo dedicado a fotografiar siluetas. Como lo que va a salir en la foto es el contorno de la persona a la que fotografies, es preferible que se coloque de perfil.


El rostro muestra sus rasgos más característicos cuando se mira de lado en lugar de hacerlo de frente. Si te interesa la fotografía de siluetas no dejes de leer este artículo de referencia.

No le cortes la cabeza a tus modelos Vigila la línea del horizonte si sacas una silueta para que no pase justo a la altura del cuello. Si no lo haces, el efecto creado será algo extraño y restará fuerza al motivo.

Y a ti, ¿se te ocurre algún consejo más? Puede que al leer estas líneas te haya venido a la mente algún otro consejo que nos hayamos podido pasar por alto. Si es así, ha llegado el momento de comentarlo.

Enlaces Relacionados Foto de Portada por Chris Gin 10 Estupendos Consejos para Fotografiar Siluetas o Contornos Fotografía Nocturna: la Hora Azul Calculo de la hora de salida y puesta del Sol Todo lo que necesitas saber sobre Objetivos en Fotografía Todo lo que necesitas saber sobre Filtros en Fotografía Consejos de Fotografia de dZoom


Los 8 Consejos Determinantes para Fotografiar Insectos Una de las modalidades de fotografía más atractivas es, probablemente, la fotografía macro de insectos y otros animales. Este tipo de fotografía es, contrariamente a lo que se pueda pensar, mucho más fácil de lo que parece. En dZoom te damos una serie de consejos prácticos para que puedas hacer fotos tan estupendas como a las que acompañan al artículo. ¿quieres descubrir lo sencillo que resulta? Y es que salir a hacer fotos de insectos y otros pequeños bichos es una experiencia tan interesante como divertida en la que, al menos en sus comienzos, no necesitarás hacer grandes esfuerzos económicos. Te damos una serie de recomendaciones para que puedas empezar en este fascinante mundo con tu material más básico.

Elige Bien el Equipo Para poder hacer buenas fotos de este tipo, necesitarás un material un poco específico. Si cuentas con una cámara compacta no hay muchas opciones, ya que no podrás intercambiar el objetivo utilizado. Si, por el contrario, dispones de una cámara réflex, utiliza el mejor teleobjetivo o macro de que dispongas. La mayoría de los insectos y demás animales que quieras fotografiar no son muy dados a permitir que te acerces a ellos en exceso, ya que se suelen asustar con facilidad. Por este motivo, hacer las fotos a cierta distancia te será de gran ayuda.

Ten Mucha Paciencia No pienses que va a ser tarea fácil. Como es frecuente que estos animales se alejen de tí, tendrás que pasar mucho tiempo persigiuiendolos. Ten paciencia. muevete despacio y procura no hacer ruído. No te enfades si no lo consigues a la primera. Lo normal es que se muevan muy rápido cuando menos te lo esperes. Intenta acercarte a ellos cuantas veces necesites. Con un poco de práctica verás como vas mejorando en tu técnica.

Enfoca en Manual Esto solo es realmente efectivo con las cámaras réflex. Y es que estás haciendo fotos a unas distancias tan cortas que el enfoque automático puede dar problemas. En el caso de las cámaras compactas es muy complicado percibir si el enfoque se ha realizado correctamente o no a través del LCD, por lo que tendrás que fiarte de las indicaciones de tu cámara. Pero en el caso de las cámaras réflex, el visor te servirá de mucha ayuda en esta tarea, por lo que puedes ayudarte del anillo de enfoque para ajustar la nitidez del animal.

Busca Actitudes Interesantes


Muchas veces podrás sorprender a los insectos en momentos de cierto interés: comiendo, cazando, reproduciéndose, ... Estas situaciones darán un especial interés a la foto, por lo que permanece muy atento.

Conoce a Quién Tienes Enfrente Si te empiezas a interesar por este tipo de fotografía de naturaleza, es probable que comiences a realizar salidas asiduamente y te encuentres con el mismo tipo de animales. Una buena práctica es documentarse sobre ellos: sus hábitos, su forma de vida, las mejores horas para fotografiarlos, ... Conociendo mejor el entorno, conseguirás hacer más y mejores fotos cada vez con más facilidad.

No los Toques Suponiendo que el animal no revista ningún peligro, es probable que te plantees cogerlo o tocarlo para que "pose" a tu gusto. No es una buena idea. Se trata de que fotografíes lo que ves sin interferir, en la medida de lo posible, en lo que esté ocurriendo.

Prueba Distintos Ángulos La posición más natural para hacer fotos de este tipo, sobre todo si se trata de animales que están en el suelo o en algún tipo de vegetación, es hacer las fotos desde arriba. Por supuesto, puedes hacer fotos desde ese ángulo, pero no debes dejar de buscar distintas posiciones y ángulos. Aportarán una visión diferente a la imagen y generarán más interés en la foto.

El Fondo es Importante En este tipo de fotografías, es importante conseguir un fondo lo suficientemente homogeneo y desenfocado como para que no distraiga la atención de quien esté viendo la foto. Por ello, aprende a manejar tu cámara jugando con la profundidad de campo. Y a ti, ¿se te ocurre algún consejo más? Entre nuestros suscriptores y usuarios del foro tenemos unos cuantos amantes de la fotografía macro y de insectos. Seguro que muchos de vosotros aplicais vuestros propios trucos y técnicas y quereis compartirlos con el resto. No dudes en contarnos vuestra experiencia y animaos a publicar vuestras fotos en la galería macro del foro de fotografía si aún no lo estais haciendo. La fotografía que se muestra en la cabecera de este artículo es obra de empaty, ha sido sacada del grupo flickr de dZoom y se publica con licencia Creative Commons. Si te gustaría poder ver una foto tuya en alguno de los artículos de dZoom, ¡Únete a nuestro Grupo Flickr!.


Enlaces Relacionados 11 Consejos Definitivos para Fotografiar Telas de Ara単a Profundidad de Campo Tipos de Objetivos


13 Estupendos Consejos para Hacer Fotografías en Otoño En el Hemisferio Norte acaba de empezar el Otoño. Esta estación brinda unas muy buenas oportunidades para hacer estupendas fotografías de naturaleza o paisajes. en dZoom queremos darte una serie de consejos para que puedas hacer mejores fotos durante las próximas semanas cuando salgas a pasear con tu cámara por un parque o por un bosque. Y es que el Otoño es una estación preciosa para colgarte la cámara y salir a hacer buenas fotos. Este artículo se publicó originalmente en Octubre de 2007, pero he decidido rescatarlo porque acabamos de entrar de nuevo en el otoño, y no está de más recordar algunos consejos que tienen aplicación en estas fechas.

1. Haz Fotos al Amanecer o al Atardecer Las mejores horas para hacer fotos son al salir el sol y antes de que éste se ponga. A estas horas, el ángulo de incidencia de la luz solar hace que se resalten las tonalidades amarillentas y rojizas de las hojas de los árboles. Programa tus salidas en la medida de lo posible y evita las horas centrales del día cuando vayas a hacer fotos. Conseguirás mucha mejor luz al amanecer y al atardecer.

2. Combina Diferentes Colores... En función del tipo de árbol, podrás encontrar muchas variantes de tonos rojizos, amarillentos, verdes y marrones. Prueba a realizar composiciones fotográficas en las que aparezcan varias especies vegetales, consiguiendo combinaciones de diferentes tonos para mostrar la variedad de los colores del otoño.

3. ... o Juega con un Unico Color Al igual que un buen recurso es variar los colores, puedes también trabajar un único color. Dentro de un mismo árbol podrás encontrar diferencias sutiles en las tonalidades que te permitirán jugar con la riqueza de un único teórico color.

4. No Olvides la Fotografía en Modo Macro No pienses únicamente en fotografías paisajísticas con distancias focales cortas. El otoño da posibilidades muy interesantes a la hora de mostrar los detalles. Prueba, por ejemplo, a fotografiar hojas, jugando con la gradación del tono que muestren.

5. Prueba Diferentes Angulos Cambia constantemente de posición. No te quédes únicamente


en la cásica foto desde el punto de vista quie tienes cuando te encuentras de pie, con la cámara a la altura de los ojos, mirando hacia delante. Levántate, agáchate, gira la cámara, títare al suelo, súbete a algún alto... Cualquier variación sobre la posición natural que uses a la hora de hacer fotos generará interés el la foto resultante.

6. Prepárate para los Cambios Día a Día Los efectos de la estación otoñal se pueden apreciar día a día. No te descuides y observa el entorno que quieras fotografiar, si estás familiarizado con él, para no dejar escapar lo días en los que los árboles muestren sus mejores tonalidades, antes de que pierdan todas las hojas de sus ramas. Ten en cuenta también que en las cims de las montañas la estación avanza de otra manera, afectando a los árboles de forma diferente en función de la altura.

7. Hojas, hojas, hojas El elemento diferenciador del otoño son las hojas de los árboles. Pero no es necesario que estén en las ramas de los árboles. Centraté en un árbol, o en una rama, o en unas cuantas hojas. Busca hojas en el suelo, sobre una piedra, amontonadas en el la orilla de un río. Tarta de sacar la esencia del otoño en tus fotos.

8. Busca el Agua Los árboles junto a las distintas fuentes de agua ofrecen posibilidades muy interesantes a la hor de obtener buenas composiciones en tus fotos. Busca ríos, lagos, cascadas, saltos de agua, ... Los reflejos de los árboles en el agua aportarán una fuerza espectacular a tus fotos. Si dispones de una oportunidad de reflejar los colores en el agua, no la pierdas. Puedes trabajar también técnicas de fotografía del agua en movimiento en esta época del año. El colorido del entorno natural proporcionará un buen marco para este tipo de fotos.

9. Ajusta el Balance de Blancos Si no estás disparando en RAW porque tu cámara no lo permita (cómo, ¿que tu cámara tiene RAW y no lo usas aún? Entérate de las diferencias entre RAW y JPEG aquí), ajusta el balance de blancos de tu cámara al modo nublado para conseguir unos colores más vivos.

10. Prueba a Subexponer un Poco La medición de tu cámara puede jugarte una mala pasada si el Sol se filtra a través de las hojas amarillas con suficiente fuerza. Para conseguir unos colores bien expuestos, prueba a


subexponer un poco la foto. De todos modos, si tu cámara dispone de histograma, fíjate bien en la información que te proporciona después de cada toma, porque es la mejor referencia que tendrás de lo bien o mal que estás haciendo las fotos en lo que a exposición se refiere.

11. Si tienes un Filtro Polarizador, Usalo Los filtros polarizadores resultan muy útiles haciendo fotos en un entorno natural por dos motivos fundamentales: 1. Por un lado, eliminan reflejos sobre superficies no métalicas, como es el caso del agua. Tanto si estás haciendo fotos donde haya una fuente de agua como un río o un lago, como si no la hay pero las hojas tienen acumulada agua por la humedad, el filtro polarizador te ayudará. 2. Por otro lado, los filtros polarizadores realzan el colorido de las plantas.

12. Satura los Colores Cuando estés en casa y ajustes tus fotos, prueba a saturar un poco los canales rojo y amarillo. También puedes probar a aplicar un filtro amarillento para dar un tono más cálido a la escena, si acaso el ajuste del balance de blancos no lo ha hecho de por si.

13. Preparate para la Climatología Aunque no sea un consejo sobre fotografía en sí, creo que es crucial recordarte que, si vas a pasar varias horas fuera con tu cámara, te protejas adecuadamente tanto tí como a tu material fotográfico. El tiempo en esta época del año suele ser fresco y húmedo, y puede ser bastante cambiante. No hay nada peor a la hora de hacer fotos que no estar agusto. Sentirte frío o mojado no te ayudará a sacar lo mejor del otoño con tu cámara. Y como tu equipo se moje o se estropee, te acordarás de tu salida fotográfica por una buena temporada.

Finalmente Si te han parecido interesantes estos consejos y estás pensando en salir a hacer fotos en los próximos días, creo que no deberías dejar de leer los artículos en los que damos 8 Buenas Ideas para Hacer Fotos en un Bosque y 9 Elementos Clave para Fotografiar Agua en Movimiento. Si nos conoces, es probable que te den nuevas ideas que podrás aprovechar en tu salida fotográfica.

Enlaces Relacionados 8 Buenas Ideas para Hacer Fotos en un Bosque 9 Elementos Clave para Fotografiar Agua en Movimiento


7 Consejos Básicos Para Hacer Fotos a la Luna ¿Quién no ha querido hacer alguna vez fotos a la Luna? Seguro que has visto fotografías espectaculares de la Luna en alguna ocasión, pero puede que te hayas llevado una decepción si lo has intentado y el resultado obtenido no es el que esperabas. No te preocupes. Te aseguro que si sigues los consejos que te voy a dar en las siguientes líneas conseguirás hacer fotos a la Luna de una manera muy sencilla con unos resultados inimaginables. ?Te lo piensas perder?

1. Elige bien la hora Para hacer fotos a la Luna no se necesita una hora especial; tan solo que la Luna esté visible. Pero debes saber que en las primeras horas del atardecer / anochecer, cuando la Luna está baja, la atmósfera hace un efecto lupa que permite que la Luna se vea más grande. Este es sin duda el mejor momento para hacer nuestras fotos. Actualizado: Como bien apuntan algunos usuarios, es solo un efecto óptico el que la Luna se vea más grande; si hacéis la prueba comprobaréis que, independientemente del momento que elijáis para hacer la foto, la Luna se verá del mismo tamaño. Además, el hecho de que el cielo no salga completamente negro le da un atractivo adicional a la foto. No obstante, puedes hacer las fotos en cualquier momento. Simplemente, si la Luna está más alta se verá algo más pequeña.

2. Utiliza la medición puntual Si tu cámara lo permite, utiliza el modo de medición puntual de la luz. Las fotos de la Luna son uno de esos casos en los que viene muy bien disponer de este modo de disparo, ya que la medición matricial o promediada que suelen tener seleccionadas las cámaras por defecto engañarán a la cámara y probablemente la Luna salga quemada. Al estar el cielo muy oscuro, el medidor de la luz promedia y la luna puede salir como una masa blanca uniforme, perdiendo cualquier detalle de su superficie. Si tu cámara no permite utilizar la medición puntual, no desesperes; puedes utilizar otros modos de medición. Simplemente tendrás que realizar alguna que otra prueba hasta conseguir buenos resultados. Prueba a ajustar la exposición (baja el EV) para que la cámara subexponga. Con ello evitarás quemar la Luna. Si queres profundizar en el uso de los distintos modos de medición, no dejes de leer éste otro artículo.

3. Revisa el histograma La mejor manera de comprobar que la foto está correctamente es revisar el histograma después de disparar. Analiza el histograma y asegúrate de que las luces no quedan reventadas (la parte derecha del gráfico). Si tu cámara dispone de un modo de consulta en el que las zonas quemadas de la foto parpadean, te resultará muy útil para comprobar si alguna parte de la foto se ha quemado.


¿No sabes muy bien qué es el histograma y cómo se interpreta? En éste artículo te lo explicamos para que tus fotos tengan mucha más calidad.

4. Elige la Mayor Distancia Focal que Puedas Haz zoom al máximo con tu cámara. Cuanto mayor sea la distancia focal, más grande saldrá la luna. Bastante pequeña se ve a simple vista la Luna como para que la hagamos más pequeña aún utilizando focales cortas.

5. Enfoca al infinito La Luna está muuuy lejos. Fuerza el enfoque de la cámara para que ésta enfoque al infinito. Si la cámara lo permite, coloca el modo de enfoque en posición manual para que quede fijado al infinito. Si no tienes la opción de enfoque manual o no sabes como utilizarla, intenta enfocar con la cámara en modo automático. Es probable que al hacerlo el sistema de enfoque de la cámara se vuelva loco y no consigua enfocar. Busca entonces algo que esté lo suficientemente lejos, enfócalo, y manteniendo el punto de enfoque apunta a la Luna y dispara con tu cámara.

6. Usa una velocidad de disparo lo suficientemente rápida Como la luna está tan lejos, por mucho que lo hayamos estudiado de pequeños se nos olvida que la Luna está en movimiento. Gira lentamente alrededor de la Tierra. Pero no tan lentamente como para que la Luna no salga movida si no tenemos cuidado. Una velocidad de 1/160 debería ser suficiente como para que no salga movida. A partir de ahí, si utilizamos una focal muy larga, tendremos que utilizar una velocidad aún más rápida para que la foto no salga trepidada por nuestro propio pulso. Jotaenege nos recomienda empezar con f:8 y 1/125 para ISO100 como punto de partida para iniciar las pruebas. Permite capturar los detalles y no quemar la toma. Un punto más de diafragma da un tono más sepia y uno menos, más blanca.

7. Prueba con unos prismáticos o un telescopio Una vez un amigo me enseñó unas fotos increíbles de la Luna que había hecho con su pequeña cámara compacta y unos prismáticos. Simplemente había puesto el objetivo de su cámara en el extremo de los prismáticos, acoplando a mano una lente con la otra. Es una solución bastante casera y es probable que no funcione bien, viñetee o simplemente no se obtenga la nitidez deseada. Pero desde luego no se pierde nada por intentarlo.

Enlaces Relacionados Los Tres Elementos que Afectan a la Exposición Conoce tu Cámara Digital: los Modos de Medición El Histograma, el Mejor Amigo del Fotógrafo


11 Consejos Definitivos para Fotografiar Telas de Araña Las telas de araña son un elemento que tiene un especial interés dentro de la fotografía de naturaleza, ya que se mezcla su belleza con la facilidad de encontrar al aire libre las telarañas. Si te interesa, te damos 11 consejos fundamentales para hacer las mejores fotos a las telas de araña.

Haz las fotos al amanecer Sin duda, el mejor momento para hacer las fotos a las telas de araña es el amanecer. Tanto el amanecer como el atardecer son los mejores momentos del día para hacer fotografías en lo que a la luz se refiere, pero además el amanecer se caracteriza por producirse menos viento. Las telas de araña son muy sensibles al viento, por lo que a poco que sople puede provocar que la foto salga movida a menos que utilices una velocidad de obturación muy rápida.

Se respetuoso con la naturaleza Como siempre que vayas a hacer fotos en la naturaleza, se respetuoso con el entorno. Limitate a fotografiar la escena y dejalo todo como te lo has encontrado. Que no se note que has estado allí.

Busca un fondo oscuro Cuanto más oscuro sea el fondo, mejor se verá la tela de araña gracias al contraste obtenido. Si el fondo es demasiado claro, corres el riesgo de que no se distinga bien las figuras que forma la tela en la imagen obtenida.

Ajusta la profundidad de campo Intenta utilizar la menor profundidad de campo posible. Esto te permitirá mantener el fondo desenfocado, ayudando a centrar la atención de quien esté viendo la fotografía en la tela de araña, que es el elemento que debe ser el centro de atención. De este modo evitarás que el espectador se distraiga con los detalles del fondo.

Haz las fotos de frente Puedes hacer fotos (y de hecho debes hacerlas) desde todos los ángulos, pero las fotos frontales te permitirán, con muy poca profundidad de campo, sacar toda la tela de araña nítida mientras que el fondo saldrá borroso, consiguiendo que toda la superficie de la tela de araña aparezca enfocada.

Usa el enfoque manual


Para este tipo de fotos, uno de los principales problemas que te puedes encontrar es conseguir enfocar correctamente la tela, ya que no hay demasiada superficie sólida para que el sistema de autofoco de la cámara actúe apropiadamente. En caso de utilizar una cámara réflex o una cámara compacta que permita el enfoque manual, prueba a usarlo si te ves en dificultades para enfocar de forma automática. Intenta también comprobar tras hacer la foto que se ha enfocado la zona de la imagen deseada.

Utiliza un trípode La mejor manera de garantizar que la fotografía no salga movida es utilizar un trípode. Además, si la tela de araña está en una posición incómoda para fotografiar por estar muy baja, un trípode te ayudará a hacer fotos de forma descansada, sin forzar posturas demasiado incómodas.

Aprovecha el rocío El rocío da un interés especial al objeto, ganando en volumen y dotándo a la tela de unos reflejos y volumen muy interesantes. Este es otro de los motivos de hacer las fotos al amanecer. Al amanecer encontrarás un grado de humedad en el ambiente que te permitirá recoger el rocío en tus fotos.

Encuadra la foto Este es un consejo básico de composición. Asegurate de encuadrar la tela de aaraña para que ocupe la mayor parte de la foto, y quien la esté observando tenga claro desde el principio cual es el centro de interés de la fotografía.

Experimenta con el Flash Aunque pueda haber luz suficiente, no está de más hacer alguna foto con flash. El uso de luz artificial puede dar a la foto reflejos inesperados y resaltar tanto la textura de la tela como las gotas de rocío. Haz la prueba. Solo consumirá algo más de batería. Y tú, ¿tienes algún consejo más que darnos?

Enlaces Relacionados Foto de cabecera por bitzcelt How to photograph a Spider's Web


6 Grandes Consejos para Fotografiar Caballos Hace unos días mi amigo Nacho estuvo en un concurso hípico que organizaba su empresa. Como sabía que me gusta la fotografía me preguntó por los consejos que le pudiera dar a la hora de fotografiar caballos en una competición de saltos. Estos son los que se me ocurrieron.

El mejor momento para disparar Si se trata de una competición de saltos, si el caballo salta una vertical debes vigilar las patas delanteras del caballo, disparando en el momento que las rodillas pasen justo sobre el palo del obstáculo. En caso de estar saltando un seto, nos fijaremos también en las patas delanteras y dispararemos cuando las rodillas del caballo se encuentren más o menos en el medio del obstáculo. En cualquiera de los dos casos, es preferible hacer la foto cuando el caballo está todavía subiendo en el salto en lugar de hacerlo cuando ya haya empezado a caer.

Velocidad En este tipo de eventos las fotos más interesantes se hacen en movimiento. Esto obliga a utilizar una velocidad lo suficientemente rápida para congelar el movimiento. Puedes realizar pruebas en torno a 1/500, para ver el resultado. Si no dispones de una lente muy luminosa, las fotografías a estas velocidades pueden salir demasiado oscuras. Para compensar este escaso tiempo de exposición del sensor, prueba a abrir el diafragma lo más posible. Si con esto no es suficiente, o no quieres sacrificar la profundidad de campo, recuerda que puedes jugar con la sensibilidad ISO, subiendo este valor. A mayor sensibilidad ISO, menos tiempo de exposición y apertura de diafragma necesitarás para hacer la foto.

Fondo Vigila el fondo de la imagen. Un mal fondo puede estropear una gran fotografía. Para ello, revisa bien el encuadre antes de realizar la foto, y busca una nueva posición para fotografiar si no te acaba de convencer el que tienes.

Barrido Para realizar fotografías de objetos en movimiento una de las mejores opciones que tenemos es la de utilizar la técnica del barrido. Esta técnica consiste en seguir el caballo en movimiento con nuestra cámara, disparar la cámara en movimiento mientras seguimos con la cámara el movimiento del caballo y, gracias a una velocidad de obturación lo suficientemente lenta, conseguir una imagen nítida del caballo sobre un fondo borroso. Te explicamos esta técnica en detalle en este otro artículo.

Latencia La mayoría de las cámaras digitales tienen cierta latencia de disparo. Esto


significa que desde que pulsamos el disparador hasta que se hace la foto pasan unas décimas de segundo. En este sentido, es bueno que conozcas tu cámara y que realices pruebas previamente para saber con que antelación debes apretar el botón para que la foto se haga cuando realmente quieres.

Flash Aunque este tipo de eventos se suelen realizar al aire libre y no necesitarás utilizar el flash, no está de más que te asegures de desactivarlo. El efecto de un flash directo sobre los ojos, aunque estés a cierta distancia, puede provocar en el animal una reacción inesperada que derive en algún accidente que nadie desea. Así que, ya lo sabes, prescinde del flash en esta ocasión.

Y a ti, ¿se te ocurre alguno más? Seguro que al leer el artículo has echado algun consejo de menos. No lo dudes ni un momento y completa el artículo. Comentanos que nos hemos olvidado.

Enlaces Relacionados Fotografía en movimiento: la Técnica del Barrido La Profundidad de Campo explicada con Ejemplos La Sensibilidad ISO: Qué Es y Cómo Funciona


6 Fantásticos Consejos para Hacer Fotos en un Acuario Hace poco tuve la oportunidad de estar en un acuario con mi cámara de fotos. Los que me conocen saben que me encanta el mar y su fauna, y siempre que puedo no pierdo la oportunidad de trabajar la fotografía submarina... aunque sea desde fuera del agua. Hoy quiero compartir contigo algunos sencillos consejos para que puedas hacer mejores fotos en acuarios y peceras cuando tengas la oportunidad de hacer una visita a uno de ellos. ¿Te los vas a perder?

Apaga el flash Debes apagar el flash por dos motivos. El primero, porque en la mayoría de los acuarios está terminantemente prohibido su uso. Cuando estás viendo a los peces, los peces también te ven a tí. Y para ellos es terriblemente molesto recibir un fogonazo en los ojos. El segundo motivo es que utilizando el flash frontalmente contra el cristal lo único que conseguirás es un bonito reflejo y una foto arruinada, algo completamente opuesto al objetivo que realñmente persigues: hacer buenas fotos.

No te peges al cristal Al igual que ocurre con el flash, suele estar prohibido tocar el cristal de la pecera. Además, como la gente no suele hacer demasiado caso a las prohibiciones, suele estar sucio. Si estás demasiado cerca del cristal, es probable que a la cámara le cueste más enfocar o directamente no lo consiga. También puede que enfoque al cristal en lugar de hacerlo dentro de la pecera, con lo que tu presa saldrá fuera de foco. Por lo tanto, es mejor que te quedes un poco separado del cristal, lo justo para no tocarlo pero evitando los molestos reflejos que puedan aparecer.

Ajusta la exposición de la cámara Para tu desgracia, los acuarios son sitios bastante oscuros, por lo que no vas a tener demasiado fácil hacer las fotos correctamente. Además, los peces tienen la fea costumbre de moverse contínuamente, por lo que te verás obligado a ajustar la velocidad de disparo a su movimiento, independientemente de tu buen pulso. Para poder aplicar una exposición correcta puedes utilizar lo siguiente: La velocidad. Ya hemos dicho que vas a tener que tener en cuenta el movimiento dentro de la pecera. Probablemente con una velocidad de 1/80 o 1/125 sea suficiente, aunque dependerá de lo agitado que esté el acuario La apertura. Independientemente de la que sería una apertura óptima en condiciones de luz suficiente, por esa escasez de luz probablemente te veas obligado a abrir lo máximo posible el diafragma. Los objetivos con aperturas de 2.8 son especialmente útiles en estas


ocasiones. La sensibilidad ISO. Es el componente que nos queda. Tendrás que irlo subiendo hasta que la exposición sea correcta.

Haz distintas pruebas En este tipo de condiciones es cuando más partido se le saca al histograma de la cámara. Si tu cámara dispone de esta opción, no dejes de probar configuraciones y revisar en el histograma la correcta exposición. Si ves que las fotos están subexpuestas, revisa los parámetros de la cámara. Si tu cámara lo permite, haz zoom en las fotos que estés haciendo para comprobar que no estén trepidadas ni movidas. Si es así, sube la velocidad de obturación.

Enfoca y ten paciencia Coger a los peces como tu quieres es más dificil de lo que pueda parecer en un principìo. No te desesperes. Prueba a buscar una posición, enfoca la cámara y espera a que tu animal preferido vuelva a aparecer. Los peces en los acuarios suelen estar en continuo movimiento pero siguen rutas circulares. Es solo cuestión de tiempo que pase por delante de ti y si estás preparado puedas hacer la foto que tanto esperas..

Prueba con el enfoque continuo Algunas cámaras disponen de un modo de enfoque continuo. Una de sus utilidades se aplica cuando enfocas a un objeto en movimiento y éste se va acercando hacia ti, el objetivo vaya enfocando de forma contínua. Esta puede ser una buena ocasión para probarlo.

Trabaja bien las fotos en el ordenador Suele ocurrir que cuando uno ve las fotos que ha tomado se lleva cierta desilusión debido a que su calidad aparente dista mucho del recuerdo que tenemos del acuario. Muchos de estos problemas se deben al tipo de luz especial con que iluminan las peceras. Con unos simples ajustes en Photoshop o tu programa de edición fotográfica favorito sobre los niveles o las curvas mejorarás notablemente el resultado. También puedes tratar de reducir algo el ruído si has tomado las fotos con ISOs muy altos. No te voy a dar una receta mágica para poder arreglar este tipo de fotos, pero como orientación, piuensa en revisar los siguientes parámetros: Temperatura del color Niveles o curvas Contraste

Y tu, ¿tienes algún consejo más? Seguro que te has enfrentado a una situación parecida alguna vez y es posible que tengas algún consejo que me haya pasado por alto. Es el momento de que me ayudes a completar la lista. No dudes en dejar un comentario.

Enlaces Relacionados 4 Razones por las que Deberías Apagar el Flash aunque sea de Noche


Los Tres Elementos que Afectan a la Exposici贸n en tus Fotos El Histograma, el Mejor Amigo del Fot贸grafo La Explicaci贸n Definitiva de lo que es la Temperatura del Color

Fotografiant la naturalesa  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you