Issuu on Google+

“A MI CORRIENTES PORA”

M

ientras Juan de Vera navegaba por el océano atlántico por mucho tiempo uno de los tripulantes, cansado de viajar intentando cruzar una inmensa masa de agua… Pregunta alteradamente. ­ “¡cuando llegaremos a esa tierra que lo a mandado el rey! ­ Llegaremos cuando halla que llegar. Contesto el capitán. ­ Pero al ritmo que vamos llegaremos cuando nuestros huesos estén fuera de nuestro cuerpo. Contesto el soberano con un poco de bronca en su voz. Luego de esa tranquila charla el hombre no volvió a quejarse en todo el transcurso del viaje. Cuando todos se calmaron un marinero grito. ­ ¡veo algo! ­ ¿que es lo que ves? ­ ¡dios!. Grita nuevamente ­ ¿Cómo que DIOS hombre? .Dice Vera ­ ¡NO! Digo dios de alegría al fin veo tierra señor. Respondió muy contento. Al ver que se acercaban a tierra comenzaron a gritar de felicidad, algunos nombres de santos, y agradeciendo a DIOS por a ver llegado. Al pisar estas tierras sin nombre, Vera toma la bandera de España y la clava en la tierra diciendo: “En el nombre de España yo te nombro” “Juan torres de Vera”. ­ ¡muy copiado!. Grito uno ­ ¿no tiene otro? ­ En realidad no. Contesto el adelantado ­ Porque no le pone no mejor le pone algo de la parte geográfica. Pregunto otro ­ ¡no! .dice el tercer marinero interviniendo. ­ Cuando llegamos a destino pude ver puntas de esta tierra. Dijo el tercero. ­ ¡si!. Volvió a hablar el primero - parecían 7 corrientes. Siguió hablando. ­ Entonces quedaría… “Juan torres de Vera de las 7 corrientes”. ­ Pero me parece que falta algo. Siguió hablando Juan ­ Y si también le incluye el nombre de su ciudad natal. Pregunto el que limpiaba la cubierta.


-entonces por e rey de España yo te nombro: “Juan torres de Vera y Aragón de la 7 corrientes” , y acá termina la discusión. -por cierto tengo que mandarle una carta ala rey que llegamos, que cumplimos con nuestro objetivo. -dígame… ¿Qué fecha es hoy?. -3 de abril señor… 3 de abril de 1588. Contesto un marinero y su mano derecha.

FIN


a mi corrientes pora